Información

Abadía de Beaulieu


Ubicado en el pintoresco Parque Nacional de New Forest, las ruinas de la Abadía de Beaulieu representan lo que queda de un complejo monástico de principios del siglo XIII parcialmente destruido durante el reinado de Enrique VIII durante la disolución de los monasterios.

Historia de la abadía de Beaulieu

La abadía de Beaulieu fue fundada por el rey Juan a principios del siglo XIII y recibió el nombre de Bellus Locus Regis, que significa "Hermoso lugar del rey".

Cuenta la leyenda que el rey fundó la Abadía y se la dio a la Orden Cisterciense después de una violenta pesadilla en la que fue brutalmente golpeado por un grupo de monjes, aunque fuera cierto o no, estando en los buenos libros de las órdenes religiosas de la época medieval. Inglaterra ciertamente tenía sus méritos. En primer lugar, ¡su nombre aparecería en sus oraciones en todo el país!

Durante los siguientes 300 años, Beaulieu prosperó gracias a la producción de lana y otros productos agrícolas, que se vendieron debidamente a los comerciantes de toda Europa. Un refugio para los monjes cistercienses que venían del continente, Beaulieu también se convirtió en un centro de expertos herbolarios, con sus monjes cultivando una variedad de plantas curativas en su jardín.

Sin embargo, al igual que con muchas abadías en Inglaterra, Beaulieu finalmente se arruinó en el siglo XVI durante la disolución de los monasterios por parte de Enrique VIII. La iglesia de la abadía, el claustro y la sala capitular fueron destruidos y la finca se vendió en 1538 al conde de Southampton. Sin embargo, se permitió que sobrevivieran el refectorio, la Domus y dos puertas de entrada, siempre que se convirtieran para uso secular.

Abadía de Beaulieu hoy

Hoy en día, los visitantes pueden explorar los restos atmosféricos de la abadía de Beaulieu y los terrenos circundantes, que brindan una mirada fascinante a la vida religiosa medieval en Inglaterra.

La imponente estructura del Claustro permanece en gran parte intacta, mientras que el jardín de hierbas utilizado durante muchos años por los monjes de Beaulieu permite a los visitantes experimentar tanto las vistas como los olores de la época. En la Domus, la exposición Vida monástica detalla la vida cotidiana de los monjes cistercienses, mientras que en el piso de arriba, una exquisita colección de tapices representa la historia de la Abadía, diseñada por Belinda, Lady Montagu.

En el sitio también se encuentra la casa medieval Beaulieu Palace y los jardines, que una vez formaron parte del complejo de la abadía antes de ser comprada por el conde de Southampton y convertida en una mansión. Ahora hogar de la familia Montagu que ha residido allí desde 1538, la casa presenta muchas adiciones victorianas agregadas durante períodos posteriores de renovación.

Llegar a la abadía de Beaulieu

Beaulieu Abbey se encuentra en New Forest en Hampshire, y se puede acceder a ella tomando la salida 2 de la M27 y siguiendo las señales turísticas marrones y blancas. Hay aparcamiento gratuito disponible en el sitio.

Los martes y jueves, el servicio de autobús más para en la entrada del Museo o en el pueblo de Beaulieu, a unos 7 minutos a pie. La estación de tren más cercana está a 11 km en Brockenhurst, desde donde se puede tomar un taxi de 15 minutos hasta el sitio o, alternativamente, se puede recorrer una ruta a través de New Forest.


Historia de Beaulieu - una introducción

La historia registrada de Beaulieu comienza con la creación de la Abadía de Beaulieu, ya que fue alrededor de la Abadía donde se agrupó el pueblo. Fundada en 1204 en un terreno cedido por el rey Juan, la abadía de Beaulieu fue construida para los monjes cistercienses cuya orden se originó en Francia en 1098.

Pero para los monjes, la vida de la abadía de Beaulieu llegaría a un abrupto final en 1538 cuando Enrique VIII convirtió las principales casas religiosas en propiedad privada.

La Gran Gatehouse interior, sin embargo, fue convertida, ampliada y reconstruida para convertirse en la Casa del Palacio, mientras que el Refectorio de los Monjes del Coro se convirtió en la iglesia parroquial de Beaulieu que todavía está en uso hasta el día de hoy.


Sobre nosotros

Beaulieu es una atracción para visitantes familiar galardonada en el corazón del Parque Nacional New Forest operado por Beaulieu Enterprises Ltd.

Hay más de 800 años de patrimonio que se pueden ver en Beaulieu Estate, que ha sido propiedad de la familia Montagu durante más de cuatro siglos.

La historia de la finca

La tierra en la que ahora se encuentra Beaulieu fue una vez un pabellón de caza real y propiedad de la Corona. En 1204, el rey Juan regaló la tierra a los monjes de la orden cisterciense. La Abadía floreció, creciendo en tamaño y estatus hasta la década de 1530, cuando Enrique VIII lanzó la disolución de los monasterios como parte de su cisma con la Iglesia Romana.

Beaulieu Abbey, con un valor de £ 326, 12s 2d, fue entregada a la Corona el 2 de abril de 1538. Como muchas otras tierras de la iglesia confiscadas, Beaulieu Estate se vendió a uno de los amigos y partidarios de Henry y el gobierno emitió instrucciones para que los religiosos los edificios deben destruirse más allá de la posibilidad de restauración.

Thomas Wriothesley, primer conde de Southampton, tomó posesión de la propiedad de 8.000 acres en 1538, pagando al rey 1.340 libras esterlinas 6 chelines 8 peniques. Un antepasado directo de los propietarios actuales, convirtió la antigua Great Gatehouse en una modesta casa señorial. Si bien rara vez es una residencia principal para sus propietarios, la finca fue desarrollada por propietarios sucesivos, incluido John, segundo duque de Montagu, quien en la década de 1720 fundó la aldea de construcción naval de Buckler's Hard en la finca.

En 1867, Beaulieu recibió a su primer propietario residente cuando su padre, el quinto duque de Buccleuch, le dio la propiedad a Lord Henry Scott como regalo de bodas. Lord Henry, el actual bisabuelo de Lord Montagu, estuvo detrás de la transformación de Palace House en la casa familiar que se puede ver hoy.

La atracción

Los visitantes han estado explorando las ruinas de la abadía de Beaulieu desde 1912. En 1952, Edward, Lord Montagu abrió Palace House and Gardens al público por primera vez, haciendo de Beaulieu una de las primeras 'casas señoriales' en admitir visitantes. Para la gran inauguración, exhibió cinco autos veteranos en el vestíbulo de la casa como un tributo a su difunto padre, John Douglas-Scott-Montagu, quien fue un defensor y pionero del automovilismo a principios del siglo pasado.

A partir de estos humildes comienzos, alentado por un nuevo interés público en el patrimonio automovilístico, se desarrollaría el Montagu Motor Museum. Con el apoyo de la industria automotriz británica y los entusiastas, el museo continuó su expansión, convirtiéndose en el Museo Nacional del Motor en 1972.

Desde 1972, el National Motor Museum ha sido gobernado por The National Motor Museum Trust, una organización benéfica independiente. Cuenta con una colección de vehículos de fama mundial y archivos relacionados con el motor.

Hoy en día, Beaulieu es una de las principales atracciones para visitantes en el Reino Unido, miembro de Visit England, Tourism South East, Atracciones principales de Hampshire, Treasure Houses of England y la Asociación de Casas Históricas.

Beaulieu Enterprises Ltd también es el custodio operativo de la atracción hermana de Beaulieu, Buckler's Hard. El río Beaulieu, en el que se asienta Buckler's Hard, es ahora un refugio natural y protegido para yates que ofrece amarres y amarres permanentes y de corta duración en su puerto deportivo.

“Siempre he creído que las grandes casas y jardines de Gran Bretaña, originalmente creados para el placer de unos pocos, ahora deberían ser disfrutados por muchos. También me dedico a asegurar que la historia de la herencia automovilística británica sea apreciada por la mayor audiencia posible ".


7. LA ABADÍA DE BEAULIEU

Parece que en 1203 el rey Juan concedió a la casa de Santa María de Citeaux, como cabeza de la orden cisterciense, la mansión de Faringdon en Berkshire, donde algunos monjes de esta orden se habían establecido, con la condición de que un monasterio debería construirse allí. (nota 1) Al año siguiente, el rey fundó en New Forest el monasterio de Santa María de Beaulieu de la misma orden con provisión para treinta monjes. (Nota 2) El acta de fundación está fechada el 25 de enero de 1204-5. (Nota 3) Por esta carta los límites de los recintos están definidos con precisión, y los monjes fueron dotados con las mansiones de Great y Little Faringdon, Great y Little Coxwell, Shilton e Inglesham, y las iglesias de Shilton e Inglesham y la capilla. de Coxwell, y todo lo que el rey tenía en Langford. Habiendo así fundado Beaulieu, los monjes de Faringdon fueron trasladados a ella, y Faringdon se convirtió en una celda para Beaulieu.

La pequeña cartilla de 179 folios, en la colección Cotton, (nota 4) se abre con una transcripción de la carta del rey Juan, fechada el 2 de noviembre de 1203. A ésta le siguen tres cartas de Enrique III. y una carta de confirmación elaborada de Eduardo III., fechada el 23 de febrero de 1328. Los detalles con respecto a las diferentes vicarajes, y más especialmente en cuanto a las costumbres de las numerosas mansiones (Shilton, Great y Little Faringdon, Great y Little Coxwell, Langford , Inglesham y Westbrook), que se dan con gran detalle, son de considerable interés pero pertenecen a la historia de Berkshire.

Entre los Harley MSS. es una transcripción de un registro o cartilla de Beaulieu, copiada de uno que estaba en posesión del duque de Portland, en 1739, y cotejado con el original en 1836 por Sir F. Madden. (nota 5) Se abre con la carta fundacional larga de John, relativa a la celda importante de Faringdon. Esto es seguido por la carta de Enrique III., Con respecto a New Forest, y confirmando las concesiones del obispo Peter y William Briwer. La tercera carta es la del mismo rey que confirma 239 acres de tierra en New Forest, otorgada en la dedicación de la iglesia, cuando el rey y la reina Leonor y el príncipe Eduardo estaban presentes. Las cartas que se refieren a las posesiones de la abadía en Berkshire son numerosas, también hay muchas pertenecientes a Soberton, Bucks Blacheford, Hants, la ciudad de Southampton y la iglesia de St. Keverne, Cornwall.

En 1204, Juan dio a los monjes cien marcos para la construcción de la abadía, un cáliz de oro y cien vacas y diez toros para su lechería en 1205 obtuvieron los obsequios reales de veinte vacas y dos toros adicionales, más dinero y un gran donación de maíz en 1206 vino el primer regalo de un tonel de vino para uso de la iglesia de parte de los oficiales de la prisión del rey en Southampton y en 1207 grandes donaciones adicionales de bueyes y maíz. (Nota 6) El 16 de agosto de 1205, el rey envió cartas a todos los abades cistercienses pidiendo su ayuda en la construcción de la nueva abadía. (nota 7)

En marzo de 1208 se produjo el famoso interdicto de Inocencio III. sobre toda Inglaterra, que duró hasta la sumisión del rey en mayo de 1213, momento en el que Hugo, el primer abad de Beaulieu, actuó como intermediario entre el rey y el papa. El 4 de abril de 1208, el abad obtuvo el pasaporte real para el transporte de él, sus sirvientes y cinco caballos a través del Canal de la Mancha en Dover, evidentemente en una misión a Roma relacionada con este asunto. (Nota 8) En el mes siguiente, el Papa emitió una advertencia al rey Juan para que cumpliera su promesa al abad de Beaulieu de recibir al cardenal arzobispo de Canterbury y hacer la debida restitución, y nuevamente en agosto siguiente instruyó a los obispos de Londres, Ely y Worcester para advertir e inducir al rey a cumplir de inmediato sus diversas promesas hechas al abad de Beaulieu. (nota 9) Mientras tanto, el rey, mientras se encontraba en Waverley, la primera de las fundaciones cistercienses inglesas, en los confines inmediatos del condado, emitió una orden por la cual devolvía a los monjes todas las tierras que habían sido confiscadas con motivo de el interdicto. El abad Hugh regresó a Inglaterra en noviembre y recibió del rey 30 marcos para él, 30 marcos para honorarios y velo, y 40s. para comprarse un palafrén.

Cuando terminó el problema del interdicto, se reanudó inmediatamente el edificio de Beaulieu. En 1213, el rey hizo pedidos por 400 marcos para el edificio en Michaelmas, y 500 marcos en Michaelmas del año siguiente, y en 1214 £ 200 adicionales. (Nota 10) En 1214 se eligió un prior, Anastasio por su nombre se dirigió a la segunda donación de £ 100 de ese año, cuando el abad probablemente estaba ausente. (Nota 11) El 9 de abril de 1215, Juan hizo su última donación, 50 marcos, a los monjes de Beaulieu. (nota 12)

El abad de Beaulieu fue el cuarto de los enviados enviados por Juan al Papa Inocencio en septiembre de 1215 y en esa capacidad, como uno de los procuradores del rey, exhibió artículos contra el Arzobispo de Canterbury en el cuarto Concilio de Letrán. (nota 13)

El 24 de febrero de 1219, el abad Hugh fue consagrado obispo de Carlisle en York Minster. (Nota 14) Murió en 1223. Su sucesor, Azo de Gisors, estaba muy comprometido con la diplomacia, y el rey lo envió a Francia el año de su nombramiento.

Enrique III. continuó con vigor el trabajo de su padre en Beaulieu. El 15 de marzo de 1217, ordenó al cuidador de su manada de caballos en New Forest que entregara todas las ganancias a los monjes de Beaulieu hasta noviembre de 1220. (nota 15) En 1220 el rey dio 50 marcos, en 1221 , 17½ ​​marcos, y en 1222, £ 100 para el edificio. (nota 16)

Los anales de Waverley, que difícilmente pueden estar equivocados en un asunto así, describen a los monjes de Beaulieu entrando con gran alegría en su nueva iglesia en la vigilia de la Asunción de 1227 (nota 17). con la declaración definitiva de los mismos anales y de Matthew Paris veinte años después. El término ecclesia sin embargo, a veces se usa para aplicar a la totalidad de una casa religiosa, y la explicación parece ser que la gran iglesia conventual se inauguró en 1227, pero que el claustro y los edificios conventuales en su conjunto no estuvieron listos para ser ocupados hasta 1246.

La generosidad del rey hacia los cistercienses de Beaulieu continuó año tras año; sería tedioso reiterar los beneficios específicos. Por fin se terminó todo el gran tejido, los monjes abandonaron su edificio temporal (sin duda de madera), y el 17 de junio de 1246, los edificios conventuales fueron dedicados por el obispo de Winchester en presencia del rey y la reina, la Conde de Cornualles y una gran concurrencia de prelados y magnates del reino. En la fiesta de la dedicación, el abad hizo una ofrenda de 500 marcos. El joven príncipe Eduardo también estuvo presente en la dedicación, pero se enfermó y la reina se quedó en la abadía tres semanas para cuidarlo, en contradicción, como dice el analista, con la regla cisterciense. Como prueba de la estricta observancia de su regla, se registra que en la próxima visita tanto el prior como el cillerero fueron depuestos de sus cargos, porque habían suministrado carne a los seglares con motivo de la fiesta de la dedicación. (nota 18)

El Papa Gregorio IX., En 1231, concedió una licencia, a petición de Enrique III., A la abadía de Beaulieu para apropiarse de las iglesias de Shilton e Inglesham, con la capilla de Coxwell, en las diócesis de Salisbury y Lincoln. (nota 19) El mismo papa, en 1235, autorizó, a petición del rey y su hermano, el conde de Cornualles, la apropiación por parte de la abadía de la iglesia de St. Keverne, Cornwall, cuyo patrocinio, en conjunto con diez marcos de alquiler en Helston, el conde ya había concedido la salud de su alma y la de su padre, el rey Juan, y se había previsto la posibilidad de un vicario. (Nota 20) Esta apropiación dio lugar en 1236 a una disputa entre el rector y el convento sobre el derecho de presentación. El convento envió a un procurador a Roma, afirmando que el conde de Cornualles les había dado el patrocinio y alegando que necesitaban dinero para la hospitalidad, pero ocultaron el hecho de que tenían un alquiler anual de 1.000 libras esterlinas y que estaban en un lugar desértico. poca o ninguna hospitalidad para hacer ejercicio. Se dijo en nombre del rector que el convento de Beaulieu se deleitaba con sus bienes, que podían mantener a muchos más monjes, y que habían convertido la iglesia de St. Keverne en una granja y apenas habían admitido a un solo invitado. (nota 21)

En primera instancia, Gregory parece haber estado dispuesto a escuchar cualquier ataque a los monjes de Beaulieu, y en su mandato original al legado Otho (dado en su totalidad en el estatuto) los denuncia, escribiendo de ellos como debachantes en su monasterio. Naturalmente, tanto el abad como el conde de Cornualles protestaron. El resultado anunciado en nombre del Papa por Otho en febrero de 1237 fue que Beaulieu retuvo la asignación y que el rector recibiría de los monjes una pensión de 20 marcos hasta que obtuviera un beneficio competente. (nota 22)

Isabel de Gloucester, esposa de Ricardo, conde de Cornualles, murió el 17 de enero de 1239 y fue enterrada ante el altar mayor de la nueva iglesia de Beaulieu, su corazón fue enviado a Tewkesbury. (nota 23) El conde de Cornualles, entre sus diversas obras de piedad, fundó el monasterio de Hales, para cuyo establecimiento en 1246 veinte monjes y treinta hermanos legos fueron enviados desde Beaulieu. (nota 24) Casi al mismo tiempo, otro grupo de monjes abandonó Beaulieu para colonizar el monasterio recién fundado de Newenham en Devonshire. El monasterio de Netley ya había sido colonizado de Beaulieu en 1239. (nota 25)

Al final de la carta propiamente dicha, ya mencionada (nota 26), aparecen ciertos memorandos, entre los que se encuentra uno en el sentido de que en 1274, en el Concilio general de Lyon, cuando se impuso una subvención para una cruzada de seis años , el Papa concedió a los cistercienses que el abad de Citeaux debería ser responsable de las contribuciones de toda su orden. El abad, con el consejo del capítulo general, gravó cada casa individual de la orden, según su voluntad, durante los seis años. Beaulieu, con sus tres hijas de Netley, Hales y Newenham, durante el primer y segundo año pagarían £ 26, a saber, Beaulieu, £ 13 Hales, £ 5 6s. Netley, £ 4 14s. y Newenham, £ 3. En 1276, cuando las casas cistercienses inglesas pagaron 1.000 libras esterlinas a Eduardo I., dos tercios de las cuales correspondían a la provincia de Canterbury, la parte de Beaulieu ascendió a 23 libras esterlinas 6s. 8D. Netley, £ 12 Hales, £ 14 13s. y Newenham, £ 5. La participación de Beaulieu era más alta que la de cualquier otra de las cuarenta y nueve casas cistercienses de la provincia, la siguiente en la lista era Warden, valorada en £ 22 13s. 4D.

En enero de 1275, a los tomadores de los vinos del rey en Southampton se les ordenó que sirvieran al abad tres toneles de vino a un costo de 60s. para su uso en su iglesia, durante los primeros tres años del reinado del rey, de acuerdo con el reclamo hecho en virtud de una carta de Enrique III, se emitió una orden anualmente para este tun de vino hasta 1279, cuando se cumplió un mandato sobre Mateo de Columbariis, el tomador del vino del rey en Southampton y sus sucesores para entregar el tun anualmente sin tener que obtener una carta especial u otro mandato. (Nota 27) En febrero de 1275, la abadía recibió una segunda tina de vino de Southampton, en lugar de la tina que el mayordomo del rey recibió del alcaide en Beaulieu para el uso de la casa real con motivo de la última visita del rey. (nota 28)

Edward I. residió con frecuencia en Beaulieu estuvo allí en 1275 y 1276, y nuevamente en 1285. Parece algo inconsistente con las visitas reales posteriores encontrar que en julio de 1276, se otorgó protección mediante cartas patentes para la abadía de Beaulieu, de acuerdo con con las ordenanzas aprobadas en el primer parlamento de Eduardo I., cuando se ordenó que nadie debería alojarse en una casa de religión, ni llevar víveres ni transporte en ella, ni en ninguna de sus mansiones. (nota 29)

Aproximadamente en este período, los abades de Beaulieu se encontraban con frecuencia en el extranjero en los asuntos de su casa y orden. En marzo de 1274, el abad (probablemente Dennis), que tenía la licencia del rey para cruzar los mares, nombró a dos de sus hermanos monjes para que actuaran como sus abogados hasta la siguiente fiesta de Todos los Santos. En mayo de 1276, nombró a otros dos monjes como sus abogados, por una razón similar, hasta Navidad, a menos que regresara en el intervalo, y en abril de 1279 se hizo un arreglo similar. (nota 30) El abad también obtuvo permiso para cruzar los mares del 8 de septiembre al solsticio de verano de 1282, del 7 de septiembre a la Navidad de 1285 y de abril a Todos los Santos de 1286. (nota 31) Estas ausencias serían principalmente para asistir a la Capítulo general que se celebra cada año en Citeaux, inaugurado el 14 de septiembre. Todo abad estaba obligado a asistir, bajo pena de una severa penitencia, a menos que hubiera una excusa legítima, en cuyo caso debía conocer a algún abad vecino y enviar cartas. De este deber de asistencia anual, de vez en cuando se hicieron exenciones en el puntaje de la pobreza de la casa o su distancia, especialmente en los capítulos generales de 1260, 1263 y 1270. (nota 32).

Se arroja algo de luz sobre la historia del monasterio como comunidad comercial mediante la concesión de una protección y salvoconducto a la abadía en 1281 por llevar un barco cargado de maíz y otros bienes de vez en cuando a Gascuña y otros lugares dentro de la casa del rey. poder, y de allí traer vino y otros bienes. (nota 33)

A partir de la lista de impuestos de 1291, encontramos que las temporalidades de Beaulieu en el archidiácono se valuaron entonces en producir un ingreso anual de £ 100, de los cuales los alrededores inmediatos de la abadía suministraron £ 66 13.s. 4D. Las temporalidades en el arcediano de Berks produjeron un ingreso de £ 91 1s. 8D. los del arcediano de Oxford £ 32 1s. 10D. También hubo £ 11 11s. 8D. desde St. Keverne en Cornwall, y £ 6 13s. 4D. de casas y pesquerías en Little Yarmouth. En espiritualidades estaba la rectoría de Shilton con un ingreso de £ 7 6s. 8D., e Inglesham con un ingreso de £ 4 6s. 8D.

En 1312 se obtuvo una licencia de enajenación in mortmain, a favor de Beaulieu, para los mensajes y las tierras en Upton y Holebury, mediante el pago de una multa de 30s. (nota 34) En 1316 la abadía obtuvo una valiosa subvención de un meso, molino, 60 acres de tierra, 10 acres de pradera y 6 acres de madera en Hipley, (nota 35) y en marzo del año siguiente la confirmación Se entregó a seis pequeñas subvenciones a la abadía. (nota 36)

El advowson de la iglesia de Ringwood fue concedido a la abadía en febrero de 1329 por Edward III. en cumplimiento de un deseo del difunto rey y con la condición de que cuatro monjes se mantuvieran más allá de los treinta y dos entonces en Beaulieu, para celebrar la misa diaria por las almas de él, su madre y sus herederos. (Nota 37) En 1332 se revocó esta concesión de Ringwood otorgada por la contratación de Roger de Mortimer. (Nota 38) Con la devolución de los honorarios de los caballeros de 1346, encontramos que el abad de Beaulieu tenía un honorario en Over Burgate como limosna perpetua. (Nota 39) En el regreso de Berkshire por la ayuda feudal de 1316, ocupó los cien vill de Faringdon con Coxwell, Inglesham y Little Faringdon, y él y otros ocuparon Langford, Shilton y 'Bernynton'. (nota 40)

El abad de Beaulieu, cuyos predecesores se habían sentado en el Parlamento desde 1260, con una multa de diez marcos, obtuvo en 1341 la sanción del rey para ser liberado, para él y sus sucesores, de la asistencia al Parlamento, ya que todas las tierras de la abadía se encontraban en limosna gratis, y no por baronía o de otra manera del rey en jefe. (nota 41)

El abad Herring presidió durante veinte años y, a su muerte, la custodia de la abadía fue asignada, el 6 de enero de 1392, a Thomas, conde de Kent, y Tideman de Winchecombe, uno de los monjes. (Nota 42) Después de algún retraso, Tideman de Winchecombe fue elegido abad, pero solo gobernó durante un período muy breve, ya que en agosto de 1393 fue elegido obispo de Llandaff, a instancias del Papa.

Una subvención de Eduardo III. en 1468 dio a los monjes de Beaulieu un mercado semanal de los jueves dentro del recinto y confirmó sus derechos de pastoreo en los bosques de Bere y Porchester, con otros privilegios anteriores. (nota 43)

El 15 de diciembre de 1483, el abad de Beaulieu fue convocado, junto con dos de su comunidad, por Ricardo III. comparecer en Westminster, y traer consigo todos los munimentos y escritos por los cuales reclamaba derechos especiales de santuario, dentro de los seis días posteriores a la recepción del mandato. (Nota 44) Se ha conjeturado, con mucha probabilidad, que esta convocatoria surgió de la abadía habiendo dado cobijo a los enemigos de la facción yorkista. Cada iglesia y cementerio tenía ciertos derechos de santuario temporal que les pertenecían, pero en algunos casos, de los cuales Beaulieu fue el ejemplo inglés más célebre en el sur, estos derechos se extendieron por un período indefinido y en un área mucho más amplia que el sitio consagrado real. . En Beaulieu Innocent III. había concedido estos derechos especiales de santuario a la totalidad de la concesión original de tierra a los monjes hecha por Juan, cuyos límites estaban claramente definidos en la carta. Entre los notables que se valieron de este santuario se puede mencionar a Perkin Warbeck, Lady Warwick, después del campo de Barnet en 1471, y según algunos escritores, Margaret de Anjou.

El abad Thomas Skevington fue consagrado obispo de Bangor en Lambeth el 17 de junio de 1509, pero continuó ocupando la abadía. en commendam hasta su muerte en 1533.

La parte de la abadía para los 'gastos personales del rey en Francia para recuperar la Corona', en 1522, fue la gran suma de £ 66 13.s. 4D. (nota 45)

En una cuenta de butlerage de aduanas pagadas por el vino de varios barcos en Southampton y Portsmouth, en 1526, que arrojó una suma de £ 15 10s. en 155 tinas, se afirma que el precio total del vino era de quince tinas, de las cuales cinco tinas (una tina cada una) se entregaron a los monasterios de Beaulieu, Tichfield, Netley, Waverley y St. Denis. (nota 46)

El abad de Beaulieu fue convocado a la convocatoria en 1529, pero no estuvo presente. (nota 47)

En una lista de 'multas impuestas a diversas personas por mandato del rey' de 1531 aparece el nombre del 'obispo de Bangor, también llamado abad de Beaulieu', por la pesada suma de £ 333 6s. 8D., por sus delitos contra los estatutos de provisiones y præmunire. (Nota 48) Al año siguiente, sin embargo, encontramos que el abad-obispo fue puesto en la comisión de paz para Hampshire. (nota 49)

El 17 de agosto de 1533 murió el abad Skevington, y al día siguiente Harry Huttoft escribió a Cromwell pidiéndole que se le diera el puesto 'a uno de la misma religión, un buen hombre, el abad de Waverley', y agregó: cumple con su deber en todos los sentidos, y si supieras de su manera de vivir, serías su buen amo seguro. El 20 de agosto, Sir William Fitzwilliam escribió desde Windsor a Cromwell sobre la muerte del abad, y afirmó que estaba disgustado con el rey por las ofensas contra el juego real. `` Tuve la casualidad, en comunicación con el rey, de mencionar a uno que era un hombre virtuoso y un buen esposo (hombre), y que siempre había sido bueno en su juego, aunque los bosques de Wolmer y Windsor y otros lugares están cerca de su casa, y yo pensó que sería un buen abad de Beauley. Cuando me preguntó quién era, respondí, el abad de Waverley. Dijo que era verdad, y quiso que le escribiera para recordarle su venida a Londres, para que pudiera ordenar lo mismo. Le aseguro que la sugerencia vino de mí solo, y no de ninguna solicitud del abad.

El mismo día, lord Audeley escribió al duque de Suffolk sobre la vacante en Beaulieu, para la que se estaban haciendo muchos juicios. No hizo ninguna sugerencia específica, pero instó a que quienquiera que fuera nombrado abad debería ser 'un hombre de gran seriedad y circunspección, y no bastardo ni débil de corazón cuando la necesidad lo requiera, el lugar está tan salvajemente y es un gran santuario, y rebota sobre un gran bosque y sobre la costa del mar, donde los hombres del santuario pueden disgustar mucho si no se les mira muy bien y sustancialmente. ' (nota 50) De acuerdo con el deseo del rey, John Browning, abad de Waverley, el conservador del juego del rey, fue rápidamente nombrado abad de Beaulieu. En septiembre, Huttoft escribió una carta de agradecimiento por el nombramiento de Cromwell.

los Valor de 1535, tomada cuando Browning era abad, dio el valor bruto anual de Beaulieu como £ 428 6s. 8¼D., y el valor neto £ 326 13s. 2¾D.

En virtud de la Ley de 1536, que disolvió los monasterios menores, se suprimieron más de dos tercios de las abadías cistercienses. Sus reclusos fueron, por regla general, trasladados a las casas más grandes de la orden. En marzo de 1536 murió el abad Browning y Thomas Stevens o Stephens, abad de Netley, fue nombrado su sucesor. En el mes de febrero siguiente, Netley fue reprimida y todos los monjes fueron a su casa madre en Beaulieu. (nota 51)

Lord Lisle estaba sumamente ansioso por obtener el excelente botín de Beaulieu, y escribió tanto en febrero como en junio de 1536 a los sirvientes de Cromwell para que se esforzaran por asegurarlos. En la primera ocasión se le dijo que no había probabilidad de que se suprimiera Beaulieu y en la segunda solicitud se le aseguró que sería una pérdida de tiempo para demandarlo, y se le recomendó que lo intentara en St. Mary's, Winchester o para ' Waverley, que es una cosa bonita. (nota 52)

Poco después del nombramiento de Stevens como abad, lo encontramos ansioso por ganarse el favor de Wriothesley. Al enterarse a través de un sirviente de que quería un caballo ... —Mi señor de Beaulieu dijo que no tenía nada, pero que debería estar bajo sus órdenes, y envió a sus hombres para que le llevaran su propio caballo de montar, que recibirá adjunto. Su único defecto es que es demasiado pequeño para ti, aunque es el más grande de todo su parque. (nota 53)

Con respecto al antiguo derecho de santuario en Beaulieu, no es sorprendente encontrar que ni Cromwell ni su maestro real tuvieran ningún escrúpulo en cuanto a su violación. En septiembre de 1537, el abad recibió una carta de Cromwell exigiendo la entrega a los portadores del cuerpo de James Manzy, un florentino. Él respondió que lo habría hecho, pero que Manzy había salido del santuario el domingo anterior cuando estaba ausente de casa. Al escuchar más del Lord Privy Seal, el abad escribió para decir que, junto con el Maestro Huttoft, había reunido a todos los transportistas de James Manzy, y los había usado tanto que pensó que `` amarían lo peor en el futuro para robar hombres del santuario ''. de Beaulieu. Manzy se escondió día y noche en bosques, arbustos y viejos graneros, y el abad repudió indignado la sugerencia de que había conspirado en su fuga. Al mismo tiempo, Huttoft escribió a Cromwell como efecto. `` He buscado con mi señor de Beaulieu estos dos días, tanto a bordo del barco como en todo el bosque, y esta noche (28 de septiembre) encontré a dicho James en un pajar en una granja junto a Hampton. Estaba oculto a la mitad del segado de profundidad, y cuando lo descubrieron parecía más muerto que vivo. Al cabo de un rato se echó a llorar, diciendo que sus insultos se debían únicamente al temor de su señoría, y que sus guardianes lo amenazaban para que lo llevaran como prisionero. Le ruego que se apiade de él porque ha sido tratado con severidad. El portador Parpoynt ha dicho muchas palabras más de las necesarias. Mi señor de Beaulieu ha utilizado muy buena diligencia en este asunto y también está muy desanimado por los informes que se hacen sobre él. (nota 54)

El 2 de abril de 1538, el servil abad firmó la rendición de este gran monasterio de fundación real a los notorios comisionados Layton, Petre y Freeman, e indujo a veinte de los monjes a hacer lo mismo. (nota 55) El sitio fue cedido inmediatamente a Thomas Wriothesley (luego conde de Southampton). Crayford, uno de los subcomisionados para la supresión de los monasterios, le escribió el 17 de abril, diciéndole que el abad Stevens, inmediatamente antes de su rendición, dejó salir el molino, la casa pastoral, etc., de Beaulieu, y la logia de St. Leonard's Grange a su hermana. (fn. 56) On 26 April, the ex-abbot wrote to Wriothesley, protesting against the detraction of his ' lewd monks, which now, I thank God, I am rid of.' (fn. 57)

At the time of the dissolution the monastery held in Hampshire the manors of Colbury, Hilton, Upton, 'Ippeley,' Holbury, and the manor of Frerencourte in Fordingbridge, the rectories of Beaulieu, and lands, rents, etc., in Southampton, Lymington, ' Esthamlode' in the Isle of Wight,' Gooreley,' ' Blayshford, Bremmer' and Avon, and Newchurch in the Isle of Wight in Berkshire the manors of Great Faringdon, Little Faringdon, Inglesham, Shilton and Wyke, and rents in Westbroke and Langford in Cornwall the manor of St. Kirian, a mill at Tregonon, and rent in Helston and a messuage in Southwark in Surrey. (fn. 58)

Stevens obtained a pension of 100 marks, but in February, 1540, was instituted to the rectory of Bentworth near Alton. In 1548 he was collated to the treasurership of Salisbury Cathedral, and died in 1550 seized of both these preferments. Seventeen of the monks also obtained small pensions.

With the suppression came the end of the historic sanctuary rights throughout what was termed ' the Great Close of Beaulieu.' On the day of the surrender the commissioners wrote to Cromwell stating that there were thirty-two sanctuary men there for debt, felony and murder, who had their houses and grounds where they lived with their wives and children. They declared that if sent to other sanctuaries they would be undone, and desired to remain there for their lives, provided no more were admitted. The commissioners wished to know the king's pleasure. The ex-abbot also wrote to Wriothesley, begging him to be a good master to the Beaulieu sanctuary men who were there for debt. He said they had been very honest while he was their governor, and it would be no profit to the town if they were to leave, for the houses would yield no rent. Crayford also wrote to Wriothesley about the same time, asking for the king's protection for the ' miserable debtors,' stating that all the inhabitants of Beaulieu were sanctuary men, and urging the immediate departure of the murderers and felons as ' hopeless men.' In the end the debtors were allowed to tarry for their lives, under protection, at Beaulieu and one, Thomas Jeynes, who had slain a man at Christchurch, was granted a pardon. (fn. 59)

The circular elaborate fifteenth century seal, of which an illustration is given, represents the crowned Virgin seated in a canopied niche with the Holy Child on left knee on each side, in canopied niches, are five kneeling monks. In base is a crown enfiled with a crozier. Legend : Sigillum : Commune : Monasterii : Belli : Loci : Regis.

Abbots of Beaulieu

Hugh, (fn. 60) about 1208-19
Azo of Gisors, 1238
Dennis, (fn. 61) about 1274-80
William de Gisors, cellarer, (fn. 62) 1281
Robert de Boclonde, died in 1302
Peter de Chichester (fn. 63)
William de Hameldon (fn. 64)
John Peres
Walter Herring, (fn. 65) 1372-92
Tideman de Winchecombe, about 1392-3
Richard de Middleton, (fn. 66) 1394-7
John Gloucester, (fn. 67) 1397-1400
Richard de Middleton, (fn. 68) 1400
Richard Bartelmelo, (fn. 69) 1415
William Salbury, (fn. 70) 1425-9
William Woburn, 1429
Humphrey, 1490
Thomas Skevington, (fn. 71) 1509, 1533
John Browning, abbot of Waverley, 1533-6
Thomas Stevens, abbot of Netley, 1536-8


Churches

The monastery at Beaulieu was founded in 1204 by King John, and its Abbey Church dedicated to St. Mary in 1246. Most of the Abbey fell into ruins after the dissolution of the monasteries by King Henry VIII, but domus, cloisters and refectory remain.

The refectory of the original abbey became the parish church of Beaulieu, and so it has remained ever since. Once inside the church, especially if the sun is shining, you may realise that the church is not oriented - that is, it does not run west to east. Instead, because of its position on the south side of the original abbey cloisters, the church lies north to south and the altar is at the south end.

Since 1538 several changes have been made: formation of a chancel and sanctuary, construction of a gallery chapel and vestries, importation of oak pews, and installation of a Walker pipe organ which is a delight to play.

One of the most interesting architectural features is the prominent stone lectern, from which one chosen monk would read improving books to the other monks as they sat silently eating their meals. The lectern is now used as a pulpit, from which the preacher gives his sermon, or address, during services. The pulpit is approached by a stone stairway cut into the width of the west wall, an unusual feature found only here and in Chester Cathedral.

The gallery at the North end of the church has been used down the centuries for varying purposes. Old prints of the church show that in the 18th century a wall across the nave separated the gallery from the rest of the building, and for a time it served as the village school. In 1965 a new staircase was built, and the Chapel was restored and refurbished. It was consecrated on the Eve of All Saints, 1965, by the Bishop of Winchester, and dedicated in honour of St. John the Evangelist.

Near the pulpit is the Tubby Clayton Memorial, a finely carved slate roundel in memory of the co-founder of Toc H, who lived in Beaulieu as a boy and returned regularly to preach throughout his lifetime. The plaque, with the Toc H lamp and cross in gold at the top, was dedicated by his Grace Dr Robert Runcie Lord Archbishop of Canterbury in June 1984. Toc H members from all over the world attended the special service and today many especially ask to be shown this memorial.

The Standard of 84 Squadron RAF is laid up in the Abbey Church to commemorate the founding of the Squadron as part of the Royal Flying Corps on Beaulieu Airfield during the First World War in 1917, since when they have never been based in the British Isles.

Either a 'Parish Communion (Common Worship)' or an 'All Age Family Service' are normally held in the Abbey Church on Sundays, starting at 9.30 am. On a few Sundays throughout the year, the 9.30 service is held elsewhere in the Benefice. Everyone is most welcome. [Click 'Services' to be transferred to the Church Services part of the Benefice Calendar]


2 A free translation of ‘Cedimus… filiae nostrae Emenanae quam Deo ad sanctimonialium habitum tradimus pro tremore et amore Dei ut animae quae militant Christo per nostram intermissionem remedium queant recipere peccatorum suorum… Facta cessio ista in mense novembrio anno x regnante Ludovico domno nostro serenissimo Augusto’. (The phrase per nostrum intermissionem is unexpected, but the entire sentence is rather obscure in its meaning): Cartulaire de l’abbaye de Beaulieu (en Limousin), ed. M. Deloche (Paris, 1859) (hereafter Beaulieu) no CLXXXV. The MS cartulary—only used by Deloche at a late stage of his edition—is now Paris, BN, MS. nouv.acq.lat 493: problems of daring and of variant readings will be discussed elsewhere, in the study already mentioned.

3 Gennep , A Van , Les rites du passage, étude systématique des rites ( Paris , 1909 ), pp. 13 ’ 15 Google Scholar and, for brief references to the differing significance attached by earlier anthropologists to ceremonies of’veiling’, pp. 237–41 cf., M. Gluckman, ‘Les rites du passage’, in Gluckman, ed., Essays on the Ritual of Social Relations (Manchester, 1962), pp. 11-14,19. For ceremonies of veiling in early Christian times, R. Metz, ‘Les vierges chrétiennes en Gaule au IVe siècle’, in Saint Martin et son temps, Mémorial du XVIe centenaire des débuts du monachisme en Gaule, 361-1961 (Rome, 1961), pp. 118–19 Wemple , S. , Women in Frankish Society, Marriage and the Cloister, 100 to 900 ( Philadelphia , 1981 ), pp. 166 ’ 7 Google Scholar . The dress to be worn by sanctimoniales is also discussed by E. Magnou-Nortier, ‘Formes féminines de vie consacrée dans les pays du Midi jusqu’au début du Xlle siècle’, in La femme dans la vie religieuse du Languedoc (XJII-XIVe s.), CAF, 23, (1988), p. 201, nn. 29-34.

4 In general, Lawrence , C. H. , Medieval Monasticism , 2nd edn. ( London , 1989 ), pp. 216 ’ 17 Google Scholar Magnou-Nortier, ‘Formes féminines’, pp. 203-5 (citing the case of this Immena) and Lasociété laïque et l’Église dans la province ecclésiastique de Narbonne (zone cispyrénéenne), de la fin du Ville à la fin du Xle siècle (Toulouse, 1974), pp. 411-13 (citing later examples). All aristocratic activity and attitudes were influenced by ‘structures familiales’ according to R. Hennebicque, ‘Structures familiales et politiques au IXe siècle: en groupe familial de l’aristocratie franque’, RH, 265 (1981), pp. 289-333 of. J. Wollasch, ‘Eine adlige Familie des früheren Mittelalters, Ihre Selbstverständnis und ihre Wirklichkeit’, AKuG, 39 (1957), pp. 150-1.

5 Beaulieu-sur-Dordogne, present Département de la Corrèze. Ver DHGE, 7, cols 154-5 for a brief—but not entirely accurate—notice on the abbey of Beaulieu. An important analysis of property transactions in this region does not include the documents of this house, Herlihy , D. , ‘ Land, Family and Women in Continental Europe, 701-1200 ’, in The Social History of Italy and Western Europe ( London , 1978 ), pp. 114 ’ 20 Google Scholar [first published, Traditio, 18(1962)].

6 Hennebicque, ‘Structures familiales’, p. 293:’Il faut se garder des généralisations abstraites…’.


Beaulieu Abbey - History

TBC - Please check before visiting

TBC - Please check before visiting

eaulieu is a Cistercian Abbey found in tne New Forest near Southampton on the south coast of England. The abbey was founded by King John in 1203 or 1204 and became an important mother house sending monks to found daughter abbeys at Hailes, Newenham and Netley. It was itself populated with monks from Citeaux. The building work took until 1249 in the reign of John's son Henry III, who continued to support the monks with donations and grants of land. At the dissolution, ordered by King Henry VIII, parts of the abbey were destroyed and the remains were granted to the Earl of Southampton. Later, in the reign of William III, the abbey became the property of the Lord and Duke of Montague. Much of the original building remains but has been converted for different uses. The monks referctory or dining room, for instance, has been converted into the Beaulieu parish church. The abbey was the home of Anne Beauchamp, the wfe of Richard Neville, the Kingmaker, After Richard's death in 1471 at the Battle of Barnet. Anne fled to the abbey for safety. Another person who sought safety at the abbey was Perkin Warbeck who tried to claim the English throne saying he was one of the Princes in the Tower who mysteriously disappeared.

Palace House: one of the first public historic houses

Palace House is well known as one of the most charming historic houses in Hampshire. But fewer people know that it was one of the first stately homes to open to visitors and that Edward, Lord Montagu played an important role in opening up historic houses for the public to enjoy and appreciate.

The New Forest and surrounding areas are rich in history and home to a number of country houses and gardens open to the public. Visitors to the area are spoilt for choice when it comes to looking for a historic day out, but no visit would be complete without a trip to see the historic home of the Montagu family, whose owner played a pivotal role in the preservation of England’s historic houses.

The Beginning: From Abbey Gatehouse to Country House

Overlooking the picturesque Beaulieu River mill pond, Palace House was once the gatehouse of the medieval Beaulieu Abbey. When Thomas Wriothesley, a direct descendent of the current owners, bought the estate in 1538, he converted the gatehouse into a modest manor house. In the early days, the house was rarely used as a primary residence, but successive owners developed it and a significant remodel and extension process in the 1800s transformed it into the Victorian country house it is today.

The west side of Palace House before the alterations of the 1870s.

“A White Elephant”: Inheriting a Stately Home

When Edward, Lord Montagu inherited the Beaulieu Estate in 1951, it rapidly became clear that the costs of running the historic property, with its substantial maintenance and heating bills, would be prohibitive.

“to any sensible, rational being the house was a white elephant. The wise solution was to get rid of it. For me, however – neither sensible nor rational - that was unthinkable. Beaulieu was my ancestral family home and I therefore not only loved it but felt a sense of trust, duty and obligation towards it.”

He considered turning the house into a school or old clergymen’s home, but a more innovative solution became increasingly attractive – that of opening the house up to the paying public.

Opening Your Historic House to the Public

Displaying your stately home to the public was not a new idea at this time and curious visitors had already been peering into England’s grand houses for a couple of centuries. But the idea of creating a professional business venture was unheard of until 1949 when the Marquess of Bath opened Longleat.

Edward, Lord Montagu with visitors on the Beaulieu Abbey steps in 1951.

The Beaulieu Abbey ruins had already been open to the public since the 1890s, so the Montagu family had some experience of catering to tourists, but opening their home to strangers would be a far more significant step. As Edward, Lord Montagu said, ‘sacrificing one’s privacy was the price I was prepared to pay to keep a roof on the house’.

In preparation for the opening, Lord Montagu assembled portraits of his ancestors, created exhibitions of coronation robes, and gathered together family heirlooms. But he readily admitted that Palace House was not as large and grand as other stately homes such as Longleat. What he needed was an extra ingredient…

And so it was that in 1952 when Palace House and gardens were opened to the public for the first time, visitors were greeted by five veteran cars in the entrance hall. Installed as a tribute to his late father, who was a motoring advocate and pioneer, this simple beginning proved to be a great success and would later develop into the National Motor Museum, which has since grown beyond the entrance hall and is now based in its own purpose-built building in the Palace House grounds.

Veteran cars in the entrance hall of Palace House.

. and the National Motor Museum today.

Edward, Lord Montagu & The Historic Houses Association

Thanks to the innovative character of Edward, Lord Montagu, Palace House was one of the first historic houses to open, providing the public with a fascinating insight into local history and a beautiful house and gardens to visit. But his influence on the preservation and promotion of historic houses didn’t stop there…

Even before Palace House opened in 1952, he organised a small gathering of historic house owners to discuss the possibility of a ‘union’ to champion their cause to the government, share knowledge and run a joint advertising scheme. Some of the old guard opposed the idea, particularly when a membership fee was suggested, but fifty owners went on to join the British Travel Association and eventually formed a sub-committee, the BTA’s ‘Historic Houses Committee’, to champion the contribution of historic houses to the UK tourism industry.

In later years, he argued strongly for the creation of a completely independent association, and on 5 December 1973 the Historic Houses Association was born with Edward Montagu as its first chairman.

Some of the early houses to be members of the HHA included Longleat, Knebworth and Woburn Abbey, all opened to the public for the first time in the 1950s and 60s. Since these beginnings, the Historic Houses Association have developed a portfolio of over 1,600 significant historic houses and gardens, open to be explored and discovered. The organisation ensures these country houses stay alive and accessible for generations to come, a vision shared by Edward, Lord Montagu.

Beaulieu & The Treasure Houses of England

In the 1960s, before the HHA was formed, there were plenty of stories in the press about the rivalry between the different historic houses and their owners. But whilst there was plenty of healthy competition going on, Edward, Lord Montagu was keen to work together with his ‘competitors’ for the benefit of the historic house industry as a whole.

To the surprise of the press, Edward, Lord Montagu, the Duke of Bedford and the Marquess of Bath announced that they would give out vouchers for discounted entry to each other’s houses (Beaulieu, Woburn and Longleat respectively). The idea proved popular and the number of historic houses involved soon grew from three to seven, with the suitably catchy name “The Magnificent Seven”.

Eventually, the collective expanded to a group of ten historic houses, with the entry requirement that each house much attract at least 100,000 visitors. This group still exists today and has since been renamed the ‘Treasure Houses of England’. It has become known as a unique collection of the finest historic houses, palaces and English castles.

The Magnificent Seven! Marquess of Tavistock (Woburn), George Howard (Castle Howard), Marquess of Bath (Longleat), Duke of Marlborough (Blenheim), Earl of Harewood (Harewood) Lord Montagu (Beaulieu) and Lord Brooke (Warwick Castle).

Each house has its own unique charm, with stunning architecture surrounded by beautiful parklands and open gardens. Most historic houses are still homes to the great families who have owned them for generations and many keep their heritage alive by recreating scenes and events that have shaped the history of England.

Together the houses display some of the most important art collections in the world, showcasing exquisite examples of fine furniture, porcelain, china and portraiture. To explore the other stately homes please visit the Treasure Houses of England website.

Edward, Lord Montagu & English Heritage

In 1983, in recognition of his innovative approach and commercial success, the government invited Edward, Lord Montagu to chair its new Historic Buildings and Monuments Commission, which he soon renamed English Heritage.

Edward, Lord Montagu

At this time, there were still those who feared that making historic sites more accessible to the public would result in over-commercialisation and historical vandalism. Lord Montagu proved them wrong, but did encourage the sites to become more visitor-friendly, with improved interpretation and facilities. When the government decided to abolish the Greater London Council, the then Prime Minister Margaret Thatcher was said to have endorsed the transfer of its historic buildings to English Heritage because “Edward Montagu will know what to do with them.”

The Importance of Education: Keeping Heritage Alive

Edward, Lord Montagu was a strong supporter of the preservation of historic houses and soon after the opening of Palace House, he embarked on a lecture tour of America to publicise both his stately home and Britain’s other historic houses. As part of the British Tourism Association he also ran a series of Historic Property Management courses at Beaulieu to help other owners run their houses effectively and attract visitors.

In 1970 he took his pioneering education one step further and began offering knowledge to the public as well as other house owners. He introduced a pilot scheme which produced educational packs for schools, which was successful enough that Beaulieu became the first historic house to appoint a full-time education officer.

Beaulieu’s award-winning educational programme is still running today, informing and inspiring the next generation and keeping heritage accessible for all.

Children are invited to dress in Victorian clothing for educational visits in Palace House.

Visiting Palace House Today

Today Palace House is thriving and continues to welcome visitors from around the world. As they step through the front door, they are greeted by guides in Victorian costume, keen to share their knowledge of this unique and historically significant house.

In addition to the visitor-facing staff, many people ‘behind the scenes’ ensure that the house and its contents are properly preserved for the benefit of future generations. You can find out how they care for the items in their collection in the Palace House Blog.

As well as Palace House and gardens, visitors to the Beaulieu visitor attraction can visit the National Motor Museum and explore the Beaulieu Abbey ruins. Plus, they can also discover Beaulieu’s connection with the Special Operations Executive in the Secret Army Exhibition and see iconic cars from memorable TV challenges in World of Top Gear.

“I have always believed that Britain’s great houses and gardens, originally created for the pleasure of a few, should now be enjoyed by the many. Sharing my home and welcoming visitors to Beaulieu since has been a source of great pleasure to me. Doing so has ensured that Palace House, Beaulieu Abbey and the other historic buildings in my care are in a better state of repair now than they have been for decades. I hope that they will survive for many years to come, for future generations to enjoy. ’’ - EDWARD, LORD MONTAGU OF BEAULIEU (1926 -2015)


Beaulieu Abbey - History


Download 7000 KB JPEG of the image.Historyfish pages, content, and design copyright (c) Richenda Fairhurst, 2008
Reservados todos los derechos. No commercial permissions are granted.

The Historyfish site, as a particular and so unique "expression," is copyright. However, some (most) source material is part of the public domain, and so free of copyright restrictions. Where those sections are not clearly marked, please contact me so I can assist in identifying and separating that material from the Historyfish site as a whole.

When using material from this site, please keep author, source, and copyright permissions with this article.

Historyfish intends to generate discussion through shared information and does not claim to provide, in any way, formal, legal, or factual advice or information. These pages are opinion only. Opinions shared on historyfish are not necessarily the opinions of historyfish editors, staff, owners or administrators. Always consult proper authorities with questions pertaining to copyrights, property rights, and intellectual property rights.


It is my intent to follow copyright law (however impossibly convoluted that may be). Please contact me should any material included here be copyright protected and posted in error. I will remove it from the site. Gracias.


Ruin and Renovation

The abbey’s problems continued into the 15th century. On 16 December 1402, thieves broke into the church and stole riches worth 1,000 marks (over £660) from the shrine of the Holy Blood. The abbey was also being poorly administered. In 1397, Henry Alcestre was elected as abbot but seems to have been rapidly deposed. In 1412 he was blamed for letting the buildings of the abbey fall to ruin and running up debts of over £600. The income of the abbey had been reduced to just £100 per year, insufficient to support the 22 monks.

In view of the abbey’s difficulties, the anti-pope John XXIII (whose claim to the papacy was recognised by the English crown) gave special spiritual privilege to pilgrims who visited Hailes and made gifts to the abbey.

Further privileges were obtained in 1431 when pilgrims visiting the Holy Blood and contributing to the upkeep of the church were granted generous remission from penances. Indulgences benefiting pilgrims to the monastery were also issued by Pope Callistus III in 1458 and a decade later by Pope Paul II. These explicitly state that the gifts from pilgrims were to fund building work at the abbey, including the repair of the church and its bell tower.

Work also started on the renovation of the cloister, and the former accommodation of the lay brothers (who had ceased to be part of the community in the 14th century) was converted into a house for the abbot. Complete with halls, chambers and a private chapel, it projected the religious and secular importance of the abbots of Hailes, who were important patrons in their own right.


Ver el vídeo: BEAULIEU ABBEY u0026 THE PALACE HOUSE NEW FOREST NATIONAL PARK (Noviembre 2021).