Información

¿Por qué los emperadores abandonaron Roma?


Cuando leo más sobre el Imperio Romano tardío, la mayor parte del tiempo leo que los emperadores romanos residían en Rávena en lugar de la propia Roma.

¿Hubo alguna razón por la que los emperadores del Imperio Romano tardío dejaron Roma o no residieron allí?


Cuando la presión sobre las fronteras se hizo fuerte, el Emperador tuvo que pasar cada vez más tiempo fuera de Roma en las fronteras. Incluso en los embriagadores días de Marco Aurelio y Trajano, el emperador tuvo que estar en primera línea durante períodos cada vez mayores. Otros emperadores hicieron largas giras para conocer y administrar las provincias (Adriano, Caracalla).

Las cosas empeoraron aún más cuando la presión se apoderó de varios frentes a la vez en la crisis del siglo III. Entonces, era necesario que más de un emperador liderara ejércitos de respuesta rápida para repeler las invasiones. Roma estaba demasiado distante, por lo que comenzaron a crecer centros administrativos en funcionamiento en los Balcanes, en el Rin y en Siria.

Esto se formalizó aún más bajo Diocleciano, cuando 4 emperadores manejaban las fronteras a la vez. Después de Constantino y sus hijos, era raro que no hubiera 2 emperadores a la vez, con base en ciudades como Milán, Mainz o Antioquía.

Con este requisito, visitar Roma se convirtió en un lujo muchas veces inasequible. Con los emperadores convirtiéndose en soldados duros en lugar de aristócratas de élite, las visitas que sucedieron se volvieron más incómodas para ambos lados.

El traslado a Rávena ocurrió muy tarde, cuando los emperadores se habían convertido más o menos en títeres de los generales. Estilicón trasladó al emperador de Milán a Rávena cuando la invasión de Gots bajo Alarico y Radagaisus lo amenazó alrededor del 405 d. C. Un peligro que esto agregó fue que la corte ahora se sentía segura y estaba menos motivada para defender al resto del país propiamente dicho, lo que llevó al saqueo de Roma en el 410 d.C.


Wikipedia tiene la respuesta superficial

La transferencia se realizó en parte con fines defensivos: Rávena estaba rodeada de pantanos y marismas, y se percibía como fácilmente defendible (aunque de hecho la ciudad cayó ante fuerzas opuestas en numerosas ocasiones a lo largo de su historia); También es probable que el traslado a Rávena se deba al puerto de la ciudad y las buenas conexiones marítimas con el Imperio Romano de Oriente.

Una respuesta completa tendría que abordar algunos problemas más.

  • Roma era irrelevante. El Senado romano siguió comportándose como si tuviera alguna función en el gobierno del Imperio, pero los emperadores eran cada vez más autócratas.

  • Durante el Año de los Cinco Emperadores y la Crisis del Siglo III, la legitimidad del Emperador cambió efectivamente del consentimiento del Senado al respaldo de las Legiones. Algunos emperadores continuaron pasando por las formas de solicitar la aprobación del Senado, pero no fue necesaria.

  • Diocleciano se sintió insultado por la falta de respeto que se le mostró en Roma (creo que esto se acepta, pero no se prueba del todo). Él y sus sucesores no vieron ninguna razón para volver a una ciudad que no se dio cuenta de que la visita del Emperador era un privilegio concedido a Roma, y ​​no al revés.

  • @FelixGoldberg tiene razón al señalar que el Emperador residió con frecuencia en otros lugares durante todo su reinado; vota su comentario


Cronología romana del siglo V d.C.

Las Doce Tablas son el primer intento de hacer un código legal, y fue el único intento durante casi mil años.

Por lo general, las prisiones romanas no se usaban para castigar a los criminales, sino que solo servían para mantener a las personas en espera de juicio o ejecución.

La Tribuna de la Plebe (tribunus plebis) fue una magistratura establecida en 494 a. C. Fue creado para dotar al pueblo de un magistrado representativo directo.

Una copia de los actos del Deificado Augusto por los que puso al mundo entero bajo la soberanía del pueblo romano.

Este libro revela cómo un imperio que se extendía desde Glasgow hasta Asuán en Egipto podía gobernarse desde una sola ciudad y aún sobrevivir más de mil años.

Esta segunda edición incluye una nueva introducción que explora las consecuencias para el gobierno y las clases gobernantes del reemplazo de la República por el gobierno de los emperadores.

Durante el período, el gobierno del imperio romano se enfrentó a la crisis más prolongada de su historia y sobrevivió. Este texto es un intento temprano de un estudio inclusivo de los orígenes y evoluciones de esta transformación en el mundo antiguo.

Espadas contra el Senado describe las primeras tres décadas de la guerra civil de un siglo de Roma que la transformó de una república a una autocracia imperial, de la Roma de los líderes ciudadanos a la Roma de los emperadores matones decadentes.

El primer emperador de Roma, Augusto, hijo adoptivo de Julio César, probablemente ha tenido el efecto más duradero en la historia de todos los gobernantes del mundo clásico. Este libro se centra en su ascenso al poder y en las formas en que mantuvo la autoridad durante su reinado.


¿Cuál fue el impacto del emperador Nerón en el Imperio Romano?

La historia romana se destacó por tener muchos emperadores "malos". Uno de los más notorios fue Nero. Fue el último de la dinastía juliano-claudiana y se hizo famoso por sus pretensiones artísticas, hedonismo y gran crueldad. Hay muchos mitos sobre Nerón, y esto a menudo oscurece la realidad de su reinado.

Nerón fue una figura crucial en la historia de Roma. Fue el último de su dinastía y su muerte marcó el comienzo de un período de inestabilidad. Su muerte desembocó en un período de guerra civil que fue el primero en casi cien años. Nerón fue el primero en perseguir a los cristianos y sentó un precedente para la persecución de esa religión que continuaría intermitentemente durante casi tres siglos.

Fondo

Augusto había traído la paz al Imperio Romano y, durante su reinado, acumuló una serie de poderes. En efecto, se convirtió en el primer emperador. [1] Los romanos temían la inestabilidad después de su muerte y aceptaron a su hijastro, Tiberio, como su sucesor. [2] Esto estableció el principio hereditario para la sucesión imperial, y los juliano-claudianos se convirtieron en la casa real de facto del Imperio. Tiberio, que a menudo es retratado como un anciano depravado y sanguinario, era un líder competente. Reformó el sistema de gobierno y recaudación de impuestos, y su gobierno fue suave.

En el momento de su muerte, se estableció el principio hereditario y su sobrino Cayo (Calígula) se convirtió en Emperador. [3] Los cuatro años de Calígula en el poder fueron extraños y sangrientos. Después de su asesinato, Claudio lo sucedió. Aunque a menudo se le presenta como un tonto, a veces demostró que era un líder capaz. Ordenó la conquista de Gran Bretaña y también anexó gran parte del Marruecos moderno para su imperio. [4]

En el siglo I d.C., el Imperio estaba en su cenit. Había habido paz durante varias décadas y las fronteras eran relativamente seguras. La mayoría de los provinciales eran leales al Imperio y cada vez se romanizaban más. La economía del Imperio fue en general buena. También hubo un gran florecimiento cultural, y poetas como Ovidio y escritores como Petronio produjeron obras maestras de la literatura latina que aún se leen. Este fue el Imperio que heredó Nerón. [5]

La vida y el reinado de Nerón

Es importante tener en cuenta que no existen registros contemporáneos de Nero, y es muy posible que muchos de los relatos restantes estén sesgados. Nerón nació en el 37 d.C. Sus padres fueron Cneo Domicio Ahenobarbo, miembro de una de las familias romanas más poderosas, y Agripina la Joven, hermana del emperador Calígula. Era sobrino subvencionado de Augusto y, por tanto, miembro de la familia juliano-claudiana. Nerón no fue visto como un futuro emperador en el momento de su nacimiento. [6]

Durante el reinado de su tío Calígula, su madre cayó en desgracia y su familia fue perseguida. Su padre murió (por causas naturales) y su madre fue exiliada. La suerte de Nerón cambió con el asesinato de su tío Calígula. Claudio se convirtió en emperador y, tras un matrimonio desastroso, se casó con Agripina la Joven, su sobrina. [7]

Ella convenció a Claudio de que convirtiera a su hijo Nerón en su heredero y se casó con la hija de Claudio de su primer matrimonio. Se cree ampliamente que Agrippina, probablemente con la ayuda de Nerón, envenenó a Claudio. Nerón se convirtió en emperador en el 54 d.C. a la edad de diecisiete años. [8] Su madre era una mujer dominante y se cree que manipuló a su hijo pequeño para promover sus propios intereses.

Los primeros cinco años del reinado de Nerón se consideraron positivos en general. El gobierno estaba en manos de dos ministros experimentados, uno de los cuales era el escritor Séneca el Joven y el Burro. [9] Agripina el Joven compitió por el control del imperio con Séneca y su colega, pero mantuvieron el control. En el 55 a. C., Nerón quería controlar el Imperio, e hizo despedir a Séneca y Burro. Más tarde, mató a su madre cuando se cansó de sus constantes esfuerzos por dominarlo y controlar el Imperio. [10] Nerón cambió después de que asesinó a sus fuentes antiguas. Se transformó en un tirano grotesco.

Nerón asesinó a cualquier senador que se le opusiera. Su vida personal era extraña y se casó con uno de sus esclavos varones. Nero era un apasionado de los juegos y participó personalmente en los Juegos Olímpicos de Grecia. [11] El Emperador también se consideraba ante todo un artista. Al principio realizó su trabajo en privado, pero luego lo hizo públicamente en Grecia. Nero también actuó en el escenario. Esto escandalizó a la élite romana, que consideraba que los actores eran un poco mejores que las prostitutas. La visión de Nero actuando les resultaba espantoso.

Nero también estaba paranoico con los complots, y mató a cualquiera que sospechara que era una amenaza. Si bien Nerón era muy impopular entre las élites, era popular entre los pobres. Reformó el sistema judicial y fiscal y lo hizo más justo. Nerón también construyó gimnasios y baños en Roma que estaban abiertos a los romanos comunes. La población de Roma y otras partes del Imperio veneraban al Emperador y lo veían como su protector. Según Suetonio, el emperador "se dejó llevar por una locura de popularidad, y estaba celoso de todos los que de alguna manera agitaran el sentimiento de la multitud". [12] El filósofo Epicteto argumentó que Nerón era un inseguro, inmaduro y hombre infeliz y necesitaba aclamación. [13]

Nerón también fue un constructor lujoso, y algunas fuentes dicen que dejó la tesorería en quiebra. Por el contrario, otros argumentaron que su gasto era parte de una política económica para reactivar una economía estancada. En el 66 d.C., un gran incendio destruyó gran parte de Roma. [14] Se desconoce la causa del incendio. Pudo haber sido accidental o provocado. Las élites culparon a Nero por el incendio, y fue acusado de limpiar Roma para sus proyectos de construcción.

Para el 68 d.C., Nerón había comenzado a aumentar los impuestos y hubo muchos informes de un creciente descontento entre la élite. Mientras que en el este, una gran revuelta judía y los romanos fueron expulsados ​​de gran parte de Judea. En el 68 d. C., Vindex en la Galia se rebeló, pero luego fue reprimido por las legiones romanas. [15] Finalmente, el ejército romano se cansó de Nerón a pesar de que era miembro de la Casa de Julio César y Augusto. [dieciséis]

En España, Galba y las legiones españolas se rebelaron. Esta rebelión fue bien recibida por las élites de Roma. [17] Galba zarpó hacia Roma y Nerón intentó reunir sus fuerzas. Sin embargo, había enajenado a la élite y fue rápidamente abandonado. Nerón se vio obligado a huir con algunos de los esclavos, pero luego se suicidó. Ordenó a uno de sus esclavos que le cortaran el cuello. [18] Nerón siguió siendo popular entre los pobres, y después de su muerte, Roma se volvió increíblemente inestable debido a tres pretendientes separados que afirmaban ser el Emperador Romano.

El año de los cuatro emperadores y el fin de la dinastía juliano-claudiana

El reinado de Nerón y su muerte desestabilizaron el Imperio. Su política de bajos impuestos, combinada con su generoso gasto, había llevado a una recesión económica. También había enajenado a las élites en Roma y en otros lugares. Tampoco había logrado proporcionar un gobierno fuerte, como es evidente en la revuelta de Vindex en la Galia y la Revuelta judía. Después de su muerte, a diferencia de la de su inestable tío Calígula, no hubo ningún miembro masculino vivo de la línea juliano-claudiana. [19]

La familia juliano-claudiana había matado a muchos de sus parientes y, tras la muerte de Nerón, que no tenía hijos, no había ningún reclamante legítimo al trono. Esto dejó al ejército como el intermediario del poder, y en el año posterior a la muerte de Nero, las legiones lucharon entre sí por el control del Imperio. [20] El año 69 d.C. a menudo se conoce como el año de los "Cuatro Emperadores". En ese año, cuatro hombres, Galba, Otón, Vitelio y Vespasiano, se declararon emperadores. Vespasiano emergió como el vencedor y estableció la dinastía Flavia. [21]

Nerón puso fin a la dinastía juliano-claudiana. Su muerte dejó un vacío de poder que desestabilizó al Imperio y llevó a generales a competir para librar una serie de guerras civiles. El reinado de Nerón forzó el resurgimiento del ejército romano en la política estatal por primera vez en un siglo. El año 69 d.C. fue importante, ya que mostró que el ejército podía hacer y deshacer un emperador. [22]

Nerón y los cristianos

Nerón fue el primer emperador romano en perseguir activamente a la pequeña secta de cristianos. Habían crecido mucho desde la crucifixión de Jesús. Se habían establecido en Roma y atrajeron a muchos adeptos. No eran populares entre otros grupos y sus creencias fueron tratadas con sospecha. Después de todos los seguidores confesos de Jesús, fueron ejecutados legalmente por el gobernador romano de Judea. [23] En el 69 d. C., un gran incendio arrasó Roma y provocó disturbios generales en la ciudad. Nerón acusó a los cristianos de iniciar el fuego para quitarse la culpa a sí mismo. [24]

Según Tácito, estaba muy ansioso por sofocar los rumores de que él era el responsable del incendio 'en consecuencia, para deshacerse del informe, Nerón fijó la culpa e infligió las torturas más exquisitas a una clase odiada por sus abominaciones, llamados "cristianos". por el populacho. '[25] Nerón estableció un precedente por el cual un Emperador podía declarar a los cristianos como enemigos públicos. Las persecuciones de Nerón y posteriores iban a moldear la naturaleza del cristianismo, pero no detuvo su propagación. Los muchos mártires creados por las persecuciones solo fortalecieron la fe, y finalmente se convirtió en la religión estatal del Imperio a finales del siglo IV d.C.

Políticas de Nero en Oriente

Artículos relacionados

Nerón fue un Emperador mucho más activo de lo que muchos le atribuían en ese momento y desde entonces. Estaba particularmente interesado en Oriente. Aún así, su récord fue mixto. Nerón intentó anexar permanentemente el Reino Bosphoran en Crimea, pero sus sucesores revirtieron esto y se contentaron con tenerlo como un reino cliente. Nerón peleó una guerra con Partia. Nombró a un plebeyo para dirigir los ejércitos romanos y logró infligir varias derrotas a los partos. [26]

Nerón convirtió el estratégico reino de Armenia en un reino cliente, lo que le permitió asegurar las fronteras con Partia. También obligó a los partos a entregar una legión de "águilas" o estandartes que habían sido capturados. El éxito de Nerón contra los partos significó que la frontera oriental estuvo en paz durante varias décadas. [27]

Sin embargo, durante su reinado, la administración de Judea fue pobre y contribuyó a la gran revuelta judía (66-71 d.C.). Los judíos creían que Nerón era un "tirano". [28] Quizás su legado más duradero fue su política generalmente pro-griega en la mitad oriental del Imperio. Otorgó "libertades" a muchas ciudades griegas en la parte oriental de su imperio. Esto los llevó a ser económicamente exitosos y culturalmente vibrantes. [29] Esto explica en parte por qué, a diferencia de Occidente, el este no sucumbió a la romanización, sino que siguió estando muy influenciado por la cultura helénica. Emperadores posteriores como Adriano imitaron las políticas de Nerón hacia las ciudades griegas.

Conclusión

Nerón es considerado un emperador loco o completamente malvado. Indudablemente fue cruel y cometió muchos crímenes. Sin embargo, también fue una figura importante en la historia de Roma. Nerón fue el primer emperador en perseguir a los cristianos, y muchos otros emperadores seguirían su ejemplo. También tuvo algunos éxitos en el este, especialmente contra los partos, e hizo mucho para promover la cultura helénica en las provincias orientales.

Fue el último de la dinastía juliano-claudiana, y su muerte provocó una serie de sangrientas guerras civiles. Este período de inestabilidad llevó al ejército a determinar quién debía ser emperador. Este fue uno de los legados más importantes de Nerón, el resurgimiento de las legiones como fuerza política, algo que Augusto y sus herederos habían impedido durante varias décadas.


9 Trató de reemplazar la cabeza de la estatua de Zeus con la suya propia

Calígula no estaba satisfecho con ser simplemente un emperador. Quería ser un dios y montó su propio culto para asegurarse de que sucediera.

El emperador de Roma hizo construir templos donde la gente pudiera adorarlo. En el interior, había estatuas de tamaño natural de él, hechas de oro puro, que se animaba a la gente de Roma a postrarse y adorar. Y no se detuvo allí. Calígula tenía planes de cortar la cabeza de la estatua de Zeus en Olimpia y el teléfono de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y reemplazarlo por una imagen de su propia cabeza.

Incluso contrató a su propio equipo de sacerdotes con sus propios rituales extravagantes. Para mostrar devoción a Calígula, un toro sacrificado no sería suficiente. Se esperaba que sus adoradores sacrificaran flamencos y pavos reales en su honor.

Su obsesión por declararse un dios estuvo a punto de provocar una revuelta. En un momento dado, frustrado porque los judíos no lo adoraban lo suficiente, Calígula ordenó a Petronio, el gobernador de Siria, que construyera una enorme estatua de él dentro del Templo de Jerusalén. [2]

Los judíos estaban dispuestos a rebelarse, y probablemente se habría convertido en una rebelión total si Petronio no hubiera convencido a Calígula de que no lo hiciera. Al final, sin embargo, Calígula hizo que le cortaran la cabeza a Petronio y rsquos como castigo por hacer que Calígula cambiara de opinión.


Lucius & # 039 € ™ Romanos

La pregunta de por qué los padres pueden exponer a un niño recién nacido ha dejado perplejos a las personas que vivían en los siglos XX y XXI. Parece tan extraño que una civilización tan compleja como Roma pueda contener también tal aspecto. La evidencia está lejos de ser sencilla (como verá en los enlaces), pero podemos reconstruir algunos de los razonamientos de las personas hace 2000 años. En este blog, presentamos la evidencia para usted, para que pueda considerar cómo los romanos pudieron haber pensado sobre esta práctica. Lea el blog y considere las opciones que enfrentan los padres romanos y lo que esta práctica indica sobre la cultura romana.

Exponer al recién nacido

Cuando se tomó la decisión de no criar a un bebé, el niño sería dejado en un lugar para esperar su destino. Los lugares dentro de la ciudad se hicieron conocidos como sitios para la exposición de niños no deseados. Juvenal identifica algunos para nosotros como el lactoria columna o la spurci lacus (VI.603). Abandonar a un bebé en uno de estos lugares aumentó sus posibilidades de supervivencia porque cualquiera que quisiera "adoptar" o criar a un niño habría buscado niños recién nacidos en estos lugares. Por el contrario, el bebé abandonado en un lugar más aislado fuera de la ciudad se dejó morir en lugar de ser encontrado.

Retrato del emperador Claudio, que hizo expulsar desnuda a la hija de su esposa Urgulanilla. Museo Británico. De archivo: Paula Lock.

Los bebés expuestos se dejaron vestidos, pero no siempre fue así. Suetonio menciona que el emperador Claudio insistió en que la hija de su esposa Urgulanilla de un esclavo liberado fuera "expulsada desnuda" (Suet., Claud. 27) reduciendo sus posibilidades de supervivencia. Este caso muestra la intención de matar al infante, en contraste con el abandono de los niños con la esperanza de que otros los cuiden.

Sabemos que a veces los padres dejaron fichas con su bebé con la esperanza de que estos elementos puedan ser reconocidos en el futuro para identificar al niño abandonado como un miembro de la familia. Estos pueden incluir elementos como sonajeros y crepundia (definición aquí). Esta es una característica de la novela. Daphnis y Chloe, escrito en la época del Imperio Romano por el novelista griego Longus. Puedes leer la historia aquí.

Ejercicio: ¿por qué la exposición de un bebé no puede resultar en su muerte?

¿Cómo podrían sus padres reconocer a un niño expuesto o abandonado en el futuro?

Altar que muestra a Rómulo y Remo, quizás dos de los expósitos más famosos, siendo amamantados por la loba. Palazzo Massimo alle Terme, Roma. Imagen: Paula Lock

Ejercicio: examine cada una de las siguientes 5 razones para la exposición que se dan a continuación y considere cómo los romanos explicaron esa decisión. Si viviera en Roma: ¿había una razón éticamente correcta para exponer a un niño?

Razón 1: económica
Quizás la razón más común encontrada para explicar la exposición de los niños sea económica. Para una familia pobre, la llegada de una boca extra para alimentar sólo resultaría en una disminución de la participación de todos y en mayores dificultades. Sin embargo, según el estoico filósofo Musonius Rufus, incluso los ricos expondrían a sus hijos. Lea acerca de los pensamientos de Musonius sobre la exposición aquí.

Razón 2: defectos de nacimiento
Casi 1 de cada 30 de los nacimientos modernos resultan en niños con algún tipo de defecto congénito. La medicina moderna se ha convertido en un contraataque eficaz para muchos de estos. Sin embargo, sin él, criar a un niño con un problema médico importante (como hidrocefalia) hubiera sido un desafío para padres e hijos. Soranus da una lista extensa de criterios para juzgar si un bebé está lo suficientemente sano para criar (II.10). Por ejemplo, el bebé debe llorar vigorosamente, sus miembros y órganos deben estar sanos, sus orificios deben estar todos abiertos y el movimiento de cada parte del cuerpo no debe ser lento ni débil.

Razón 3: ilegitimidad
La paternidad cuestionable es otro factor que podría conducir al abandono. Como se señaló anteriormente, Claudio ordenó la exposición de un hijo ilegítimo y, según Suetonio, Augusto también prohibió la crianza de un hijo ilegítimo nacido de Julia, su nieta (ago. sesenta y cinco). El poeta romano Ovidio escribe sobre la exposición de un bebé nacido en Canace. Canace cometió incesto con su hermano y su padre indignado ordenó que arrojaran al niño a los perros y pájaros. Puedes leer el pasaje aquí.

Razón 4: Malos presagios
Según Suetonio, otro motivo de exposición fueron los malos augurios. Por ejemplo, afirma que la gran aflicción por la muerte del emperador germánico en el 19 d.C. resultó en que los padres expongan a sus hijos recién nacidos (Suet., California. 5). También apedrearon los templos, derribaron altares y arrojaron a los dioses domésticos a la calle. Esto parece una ocurrencia bastante rara.

Razón 5: Género
A menudo se sugiere que estuvieron expuestas más niñas que niños. Esto se ilustra en una carta de un esposo a su esposa, diciéndole que si ella da a luz a un niño que lo deje vivir, si es una niña, que lo exponga (ver el enlace aquí). El mismo escenario se puede ver en el drama, por ejemplo, en la obra de Terence Heautontimorumenos. Sostrata recibe órdenes estrictas de su esposo Crémes de que no debe criar a su hijo si es una niña (Haut. 626). Puedes leer la obra aquí. No tenemos idea de cuántas personas se enfrentaron a esta elección o utilizaron esta lógica para decidir si deberían criar a un hijo.

Una habitación en el lupanar (burdel) de Pompeya. Imagen: Paula Lock

¿Qué fue de los bebés expuestos que fueron encontrados y llevados?

De los expósitos que sobrevivieron a su primera infancia, muchos se habrían convertido en esclavos. De hecho, esta fue probablemente una de las razones por las que se aceptó la práctica de la exposición: impulsó la oferta de mano de obra gratuita. Los romanos también temían que la exposición de un niño pudiera llevar a un padre a tener relaciones sexuales con su propia hija. El apologista cristiano Justino explica la naturaleza de este peligro, si el niño fue educado para convertirse en prostituta (Capítulo 27. La culpa de exponer a los niños).

Ejercicio: ¿Cuán diferentes eran las opciones a las que se enfrentaban los padres romanos de las de los padres en el siglo XXI?

Otras lecturas

Dixon, Suzanne. La familia romana. Sociedad e Historia Antiguas. Baltimore, Londres: Johns Hopkins University Press, 1992.

Harris, W. V. Child-Exposure in the Roman Empire, La Revista de Estudios Romanos, Vol. 84 (1994), págs. 1-22 Publicado por: Sociedad para la Promoción de los Estudios Romanos.

Rawson, Beryl. Los niños y la infancia en la Italia romana. Oxford: Oxford University Press, 2003.


Los cinco buenos emperadores

Mucha gente tiene una visión muy negativa de los emperadores romanos, porque creen que fueron tiranos. Si bien muchos de los emperadores abusaron de su poder, algunos hicieron todo lo posible por ser buenos líderes y hacer lo que creían que era correcto para la gente. Un grupo importante de estos líderes benevolentes, que demostraron moderación y justicia en sus acciones, fueron los llamados "cinco buenos emperadores". Los cinco buenos emperadores eran una serie de gobernantes sucesivos que eran extraordinariamente justos y que elegían sucesores que creían que seguirían su ejemplo.

Después de Julio César, el título de Emperador pasó de persona a persona tanto por herencia como por rebelión. Muchos de los primeros emperadores eligieron a un pariente favorito y declararon que asumirían el cargo cuando el emperador muriera. Esta práctica condujo a un gobierno estable durante varias décadas, pero después del asesinato de Nerón, hubo caos mientras varios líderes militares competían por el poder. Finalmente, una última línea familiar tomó el poder: Vespasiano, seguido de sus hijos Tito y Domiciano, gobernó Roma durante 27 años. Después del asesinato de Domiciano, el primero de los cinco buenos emperadores tomó el poder.

Nerva

Nerva fue el primer emperador en ser elegido por el Senado, y comenzó su gobierno en 96 EC. Se le recuerda principalmente por ayudar a restaurar un poco la normalidad después del asesinato de Domiciano, y su gobierno solo duró un año. En el momento en que fue nombrado Emperador, Nerva era muy mayor y no tenía hijos propios. Esto lo convirtió en un candidato ideal para el título, ya que tendría que elegir a su sucesor en función del mérito y no simplemente nombrar a un miembro de la familia.

Poco después de que comenzara su reinado, Nerva tuvo una disputa prolongada con la Guardia Pretoriana, los protectores oficiales del Emperador que típicamente estaban involucrados en intentos de asesinato. Creían que Nerva no había hecho lo suficiente para cimentar su gobierno y asegurar la continuación del Imperio. En particular, querían que nombrara a un sucesor con antecedentes militares, y casi lo obligaron a nombrar a Trajano. Nerva murió unos meses después, pero encaminó al imperio hacia casi un siglo de gobierno justo.

Trajano

Trajano era un líder militar fuerte y un líder civil poderoso. Militarmente, amplió las fronteras de Roma hasta su punto máximo: el área bajo su mando cuando murió era la Roma más grande jamás ocupada. A nivel nacional, construyó varios edificios públicos y compartió la prosperidad de sus conquistas militares con el pueblo romano.

A diferencia de los emperadores anteriores, Trajano comenzó su gobierno en 98 E.C. al declarar que compartiría las responsabilidades de liderazgo con el Senado. Esto, combinado con su trabajo para deshacer las incautaciones de propiedad y poder por parte de emperadores anteriores, es lo que llevó al Senado de su época y a los historiadores posteriores a declarar a Trajano entre los emperadores más justos de la historia romana. Como líder civil, Trajano devolvió la tierra que los emperadores anteriores habían robado a sus enemigos políticos y se centró en garantizar la estabilidad financiera del imperio. Al mismo tiempo, pudo acometer una enorme cantidad de proyectos de obras públicas, construyendo puentes, canales, edificios públicos y monumentos duraderos que beneficiaron a todos.

Como ex soldado, Trajano también fue un líder militar enormemente eficaz. El Imperio Romano siempre estuvo bajo el ataque de los reinos al este, y Trajano estuvo muy cerca de eliminar esta amenaza para siempre. Luchó dos guerras exitosas contra el reino de Dacia, un reino que había derrotado al emperador Domiciano en la batalla y plagado al Imperio durante años. Después de conquistar a Dacian, dirigió su atención a otro reino del Este, Partia. Antes de su muerte en 117 E.C., Trajano conquistó cantidades sustanciales de Partia, en lo que ahora es Irak, Siria e Israel.

Adriano

Si bien Trajano había conquistado más territorio que cualquier emperador antes o después, Adriano tenía la tarea de administrarlo. Conocido por viajar extensamente por el Imperio, hasta el punto que el Senado y los romanos de la época pensaron que era indecoroso, Adriano ayudó a convertir las conquistas militares de Trajano en una verdadera unidad política que se podía gestionar.

Los británicos conocen mejor a Adriano por su famoso muro. El muro de Adriano era parte de un proyecto más grande de Adriano para garantizar que el Imperio recién expandido estuviera a salvo de amenazas. Aparte del muro en Bretaña, Adriano construyó muros similares a lo largo del río Danubio al norte de Italia, y destacó la importancia de un ejército fuerte y disciplinado para contrarrestar las nuevas amenazas. Adriano también se vio obligado a ceder un territorio conquistado por Trajano que resultó difícil de defender, reduciendo las fronteras del Imperio para asegurar mejor el resto.

Desafortunadamente, no sobrevive mucho registro histórico para relatar el gobierno de Adriano. Era conocido por ser un partidario de las artes y él mismo escribió algo de poesía. Esto es coherente con los otros buenos emperadores: muestra que era un erudito y se preocupaba por llevar una buena vida, en lugar de aferrarse al poder. Antes de su muerte en 138 E.C., nombró a Antoninus Pius como su sucesor, pero exigió que Pious nombrara a Marco Aurelius como su propio sucesor a su vez.

Antonino Pío

El más pacífico de todos los emperadores, el gobierno de Antonino Pío estuvo marcado por un enfoque doméstico. Fue un hábil administrador civil y durante su reinado llevó a cabo reformas legales y económicas. Su enfoque particular en hacer que la ley sea más equitativa y justa le valió la reputación de ser un hombre sumamente justo.

La reforma legal más famosa de Antoninus fue introducir el concepto de que un acusado es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad, un principio que se mantiene hasta el día de hoy. Antonino también amplió enormemente los derechos legales de los esclavos y facilitó la liberación de los esclavos. Junto con sus cambios en el sistema legal, también reclutó a varios asesores legales para que escribieran sobre la ley, creando una cultura de reforma legal imparcial en todo el imperio.

Marco Aurelio

Marco Aurelio fue el filosófico más famoso de los cinco buenos emperadores y uno de los filósofos-gobernantes más conocidos de la historia. Tomó el título de Emperador en 161 E.C., al principio con la ayuda de Lucius Verus, pero luego por su cuenta después de la muerte de Verus. Un hábil comandante militar y un gobernante doméstico justo, Aurelius fue la última y mejor encarnación del espíritu de los buenos emperadores.

Debido a que ya había tenido una larga carrera política antes de convertirse en Emperador, Aurelius era un hábil funcionario. Sus respuestas a importantes acontecimientos domésticos de la época se consideraron sumamente justas. Durante las inundaciones y los terremotos, se interesó personalmente en supervisar la respuesta y la reconstrucción, y asegurarse de que las ciudades dentro del Imperio fueran atendidas. Siguiendo el ejemplo iniciado por Trajano, incluyó al Senado en su toma de decisiones y tenía la reputación de intentar no expandir el poder del Emperador.

A diferencia de su predecesor, Aurelius luchó en guerras tanto con los partos como con las tribus germánicas al norte de Italia. In the Parthian war, his co-ruler Lucius Verus commanded the troops, and secured another victory against the Parthians that would subdue them for a while. Aurelius himself led troops in the Marcomannic wars, a series of battles against the assorted Germanic tribes caused by the tribes’ invasion of Roman territory. Although Aurelius won a victory in against the tribes, the wars were simply the first wave in a centuries-long dispute with the Germanic northerners that would eventually contribute to the Empire’s downfall.

Aurelius is best known for his book The Meditations, written during the Germanic war. In it, he outlines his Stoic philosophy, and describes how he had striven to lead a good life no matter his station, as a citizen or as the Emperor. The book was a fitting symbol for the last of the good Emperors: a passionate attempt to persuade readers to do what is right, not just what is best for them. Unfortunately for the people of the Roman Empire, few of the later Emperors would follow Aurelius’ advice.


Why did the Emperors leave Rome? - Historia

In Matthew 24, Jesus refers to pagan Rome&rsquos persecution of God&rsquos people and destruction of literal Jerusalem. He was speaking of a type of which papal Rome is the antitype . Papal Rome, like pagan Rome, is an abominable system, a false religion that persecutes spiritual Jerusalem, God&rsquos worldwide people. Like the emperors of old, the Pope possesses religious and secular powers. Pagan Rome&rsquos pantheon of gods is replaced by Mary and the saints.

When the power of pagan Rome declined (351-476 AD), the power of papal Rome increased as the Church accumulated more power and influence. When the emperor Constantine (306-337 AD) blended paganism and Christianity into one around 321 AD, Rome became the religious capital of the world.

The transfer of the emperor&rsquos residence to Constantinople was a sad blow to the prestige of Rome, and at the time one might have predicted her speedy decline. But the development of the Church, and the growing authority of the Bishop of Rome, or the Pope, gave her a new lease on life, and made her again the capital&mdashthis time the religious capital&mdashof the world. I

When Constantine moved his capital to Constantinople (330 AD), the Pope inherited the power, prestige, and even titles of the Roman emperors. The most significant of such titles is Pontifex Maximus, a pagan title that means &ldquoBridge builder between heaven and Earth.&rdquo

After Constantine, his son Constantius came into power. In an effort to unite the various factions of the Church, he forced anti-Nicene doctrines on the Church, saying "Whatever I will shall be regarded as canon." ii Constantius also tried to eliminate some pagan practices from his empire. In 356 AD, he decreed the closure of all pagan temples however, the decree did not stop the rituals from continuing in Rome.

Constantius' cousin Julian became the next emperor. A pagan, he tried to revert the empire to its pre-Christian pagan practices and the worship of Helios and Mithra. Following the reign of Julian was an era of emperors who practiced some form of Christianity&mdashbut remained mostly tolerant to the heresies and twisted doctrine that prevailed in their empire.

In 538 AD, the emperor Justinian issued a decree, proclaiming the Pope to be supreme in religious matters. Since then, the Pope has assumed the garb of representative of Jesus Christ on Earth.

Throughout the mid-first millennium, elements of Pagan Rome were further incorporated into Papal Rome through symbols, rituals, and ceremonies. For example, the Roman clergy wear the same vestments of the priests of Dagon, the fish-god. The fish-head mitre , worn by bishops and popes is also the same as the ancient mitre used by the priesthood of Babylon.

The keys of the pagan god figures have also become a symbol of the Papacy, Christianized into &ldquothe keys of Peter.&rdquo The Pope&rsquos staff is the symbol of the snake, and was carried by ancient emperors since Babylonian times. However, this pagan artifact was also Christianized, and became a shepherd&rsquos staff.

The papacy is but the ghost of the Roman Empire, sitting crowned upon the grave thereof. ii

I. Abbot's Historia romana: 236, as quoted in Charlene R. Fortsch, Daniel: Understanding the Dreams and Visions (British Columbia: Prophecy Song, 2006): 105.

ii. J. Gaskin (ed.), Thomas Hobbes, Leviatán (Oxford University Press, 1998):463.

Disclaimer: The contents of this article and website are not intended to accuse individuals. There are many priests and faithful believers in Roman Catholicism who serve God to the best of their ability and are seen by God as His children. The information contained herein is directed only towards the Roman Catholic religio-political system that has reigned in varying degrees of power for nearly two millennia. Under the influence of its successive popes, bishops, and cardinals, this system has established an increasing number of doctrines and statements that clearly go against Scripture.

It is our sincere desire to lay the clear Word of God before you, the truth-seeking reader, so you may decide for yourself what is truth and what is error. If you find herein anything contrary to the Word of God, you need not accept it. But if you desire to seek for Truth as for hidden treasure, and find herein something of that quality, we encourage you to make all haste to accept that Truth which is revealed to you by the Holy Spirit.


Causes of the Fall of Rome

  1. Goths
    Goths Origins?
    Michael Kulikowsky explains why Jordanes, our main source on the Goths, who is himself considered a Goth, should not be trusted.
  2. Attila
    Profile of Attila, who is known as the Scourge of God.
  3. Los hunos
    In the revised edition of Los hunos, E. A. Thompson raises questions about the military genius of Attila the Hun.
  4. Illyria
    Descendants of the early settlers of the Balkans came into conflict with the Roman Empire.
  5. Jordanes
    Jordanes, himself a Goth, abridged a lost history of the Goths by Cassiodorus.
  6. Odoacer
    The barbarian who deposed the emperor of Rome.
  7. Sons of Nubel
    Sons of Nubel and the Gildonic War
    If the sons of Nubel hadn't been so eager to do away with one another, Africa might have become independent of Rome.
  8. Stilicho
    Because of personal ambition, Praetorian Prefect Rufinus prevented Stilicho from destroying Alaric and the Goths when they had a chance.
  9. Alaric
    Alaric Timeline
    Alaric didn't want to sack Rome, but he did want a place for his Goths to stay and a suitable title within the Roman Empire. Although he didn't live to see it, the Goths received the first autonomous kingdom within the Roman Empire.

Sack of Rome 410 CE

In August of 410 CE Alaric the Gothic king accomplished something that had not been done in over eight centuries: he and his army entered the gates of imperial Rome and sacked the city. Although the city and, for a time, the Roman Empire would survive, the plundering left an indelible mark that could not be erased. Alaric and his army marched through the Salarian Gates and pillaged a city that had earlier suffered famine and starvation. Although they left churches such as St. Peter and St. Paul untouched, the army destroyed pagan temples, burned the old Senate House, and even kidnapped Emperor Honorius' sister Galla Placidia.

The Goths

Since the early days of the Empire, Rome had continually struggled with the protection of its frontier borders. So, when the Gothic tribes - the Tervingi and Greuthungi - sought refuge from the marauding Huns, the Romans contemplated the options and eventually allowed them to settle on the Balkan frontier, of course, at a cost. Alliances were made and alliances were broken. Many in Rome remained unhappy with the decision and viewed the Goths as nothing more than barbarians although most of them were, in fact, Christian. Unreasonable demands were made of the new settlers, and they suffered at the hands of unscrupulous commanders. Facing starvation due to inadequate provisions and a lengthy famine, the Goths rose up against the Romans and began a long series of raids and pillaging of the countryside.

Anuncio publicitario

The differences between the two culminated in the Battle of Adrianople in 378 CE. Emperor Valens (r. 364-378 CE) who had only sought only personal glory was soundly defeated. It was a defeat that not only cost the lives of many veteran soldiers but also revealed the military weaknesses of the west. Theodosius I (r. 379-395 CE) replaced Valens as emperor and another alliance in 382 CE was signed. This new alliance offered land for the Gothic setters in exchange for their providing soldiers for the Roman army. With the defeat of Emperor Magnus Maximus (r. 383-388 CE) in Gaul, Theodosius reunited (for the last time) both the east and west and immediately banned all forms of pagan worship. It appeared that Rome and the Gothic tribes might be, for a time, finally at peace.

Shadow Emperors in the West

With the Theodosius' death in 395 CE, his two young sons Arcadius (r. 395-408 CE) and Honorius (r. 395-423 CE) were named as his successors - Arcadius in the east and Honorius in the west. Since Honorius was only ten at the time, Flavius Stilicho, the magister militum or commander-in-chief, was named as regent. The half-Vandal half-Roman Stilicho's attempt to assume regency over the east failed. It was something that would plague him for years to come.

Anuncio publicitario

Unfortunately for the west, the emperors from Valens to Romulus Augustus (r. 475-476 CE) proved to be highly incompetent, isolating themselves from forming policy and becoming increasingly dominated by the military. They were sometimes referred to as the “shadow emperors.” Honorius did not even live in Rome but had a palace at Ravenna. The east and west began to gradually drift apart as the west became more and more susceptible to attack. The weakness of the west became evident when in 406 CE Vandals, Alans, and Suevi crossed the frozen Rhine into Gaul, eventually marching further south into Spain. The Roman troops who normally defended Gaul had been withdrawn to face a usurper from Britain, the soon-to-be Constantine III. With a government in crisis, the time had finally come for the Gothic tribes to rise up against the Romans.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Stilicho

The Goths had never completely trusted the Romans holding to their promises of 382 CE and hoped to rewrite the old alliance made with Theodosius. The Goths especially disliked the clause making them provide soldiers to the Roman army. It was a condition they believed would severely weaken their own defences. The disparity between Rome and the Goths grew, forcing them to return to the practice of ransacking the Balkan countryside. Although long desired by Rome, this was an area that was technically part of the empire that belonged to the east. Still hoping to rewrite the alliance, the Goths changed their strategy and planned to forge a new deal with Arcadius a plan that would ultimately fail.

Alaric, who had fought at the Battle of the River Frigidus and even allied himself with Stilicho, turned his attentions to the west and Emperor Honorius, eventually leading to the invasion of Italy in 402 CE. His demands for peace were simple: he wanted to be named a magister militum - a title that would give him prestige and help the Gothic status in the empire, - food subsidies, and a percentage of the crops raised in the region. Stilicho, speaking on the behalf of Honorius, said no to all of the demands. With no hope for a new alliance, the two sides clashed twice with no clear winner, both sides suffering heavy losses. Alaric was forced to retreat having been cut off from his supplies.

Anuncio publicitario

Despite their differences, Stilicho hoped to appease Alaric with a new alliance: rights in exchange for securing the frontier border against future invasions. In the new proposal Alaric and Stilicho would work together to secure the Balkans for the west. Stilicho had had his eye on the Balkans since being named Honorius' regent. He believed the Balkans would provide additional (and much needed) troops for the Roman forces in the west. Alaric moved eastward and waited for his new ally to arrive. Unfortunately, Stilicho would never arrive. He was detained the Gothic king Radagaisus crossed the Danube and invaded Italy only to be defeated and executed, the Vandals and their allies crossed the Rhine into Gaul, and Constantine III, the usurper from Britain, was declared emperor by his army and soon had Gaul and Spain under his control. Stilicho was overwhelmed and desperately needed money to wage war against the invaders. Alaric, still waiting in the east, also demanded money. His new ally, Stilicho, appealed to the Roman Senate to approve a possible peace with Alaric. Unfortunately, the hawkish Roman senator Olympius disagreed and wanted only war.

Sack of Rome

All the problems appeared to be the fault of Stilicho. Accusations were also aimed at Stilicho, questioning his intent in the east. Honorius, now listening more to Olympus than Stilicho, agreed, and his former regent was arrested and executed. The only real chance for peace with Alaric was gradually disappearing. Alaric took the death of Stilicho to be a sign of things to come and turned his attention to Italy towns such as Concordia, Cremona, and Aviminum soon fell to his army. Instead of obviously seizing the Ravenna home of Honorius, he turned his attention to Rome, believing it would be a more suitable hostage. He surrounded all 13 gates. Supplies in the city soon ran low: food was rationed, corpses littered the streets, a stench filled the air, but Honorius refused to help. The Tiber was cut off from access to the port of Ostia and supplies of grain from North Africa. Rome became a “ghost town.”

With the arrival of Alaric's brother Athaulf with additional forces of Goths and Huns, Rome, who had vowed to fight to the bitter end, realized a truce must be reached. Alaric agreed to lift the siege in exchange for 12 tons of gold, 13 tons of silver, 4,000 silk tunics, 3,000 fleeces, and 3,000 pounds of pepper. The Roman Senate was desperate: statues had to be melted and the treasury was completely emptied, but the siege was over and supplies began arriving.

Anuncio publicitario

Although Alaric and his brother had riches, they still hoped to negotiate a new alliance with Honorius. The Senate agreed and the reluctant emperor appeared willing to talk. Representatives from the Senate were sent to Ravenna. In reality, however, the talks were only a delaying tactic until Roman troops arrived from the east. Alaric would soon learn of the treachery behind the emperor and his commander Olympius. Although Honorius agreed in principle to much of an alliance, he agreed with Olympius that any land grant would spell disaster for Rome. Land grants would mean no revenue for the empire, no revenue meant no army, and no army meant no empire. While there still appeared to be some hope, Alaric and his army withdrew from the city.

Honorius used the Gothic army's departure to dispatch 6,000 soldiers to Rome. Alaric spotted the Romans, pursued them, and wiped out all 6,000 troops. About the same time, Athaulf and his Gothic force were attacked by the Romans under the leadership of Olympius. Losing over 1,000 men, Athaulf reorganized and attacked the Roman forces, causing Olympius to retreat to Ravenna. Honorius was desperate and quickly dismissed Olympius who fled to Dalmatia.

Anuncio publicitario

Honorius turned to his commander-in-chief Jovius who invited Alaric and Athaulf to Ariminium to negotiate a new alliance. Jovius had been instrumental in forging the alliance between Stilicho and Alaric. The Romans had no alternative. If they fought Goths they faced the possibility of diminishing the Roman forces and thereby opening the door for an invasion from Constantine. Although he had little trust in the emperor's promises, Alaric still hoped for a settlement. Alaric's terms were simple: an annual payment of gold, an annual supply of grain, and land for the Goths in the provinces of Venetia, Noricum, and Dalmatia. In addition he wanted a generalship in the Roman army. The reply was yes to the grain supply but no to the land and generalship. Alaric left the meeting, threatening to sack and burn Rome. After a few days to regain composure, Alaric wanted an end to war and said he would be willing to settle for land in Noricum. Honorius completely refused, leaving the enraged Goth with little alternative but to march on Rome.

A surprise attack by the Roman commander Sarus left little hope for any truce. With a little help from inside the city, the Salarian gate was opened, and Alaric and his army of 40,000 marched into the city. While leaving the Christian churches untouched and those seeking refuge inside alone, the Goths raided the pagan temples and the homes of the rich, demanding gold and silver. Many houses of the rich and some, not all, public buildings were burned. Historian Peter Heather in his book The Fall of the Roman Empire claims that Alaric did not want to the sack the city. He had been outside the city for months and could have sacked it at any time. His only goal was, as it always had been, to negotiate a new alliance, rewriting the one forged in 382 CE. Others, however, saw the sacking of the city in a different light. Heather wrote that many non-Christians believed that fall of the city was due to the abandonment of the imperial religion while Saint Augustine, speaking on behalf of the Church, saw it as an indication of the empire's centuries-old desire to dominate.

Secuelas

The next two decades would bring drastic changes to the west. The Goths would leave Rome and eventually find a permanent home in Gaul. Shortly after leaving the city, Alaric would die of illness - his gravesite is unknown - leaving his brother to lead the Goths. Leadership of the west would also change: Honorius would die in 423 CE while the usurper Constantine III would be defeated by Constantinus. Athaulf would not lead the Goths very long. After marrying Galla Placidia, he would die (possibly murdered) in 415 CE. Galla would return to her brother's forgiving arms. She would be forced to marry Constantinus. Their son would be Valentinian III (425-455 CE), the future emperor in the west. She would serve as her son's regent. In 476 CE the barbarian Odoacer and his army would ride into Italy and depose the young emperor Romulus Augustus. Oddly, the conqueror would not assume the title of emperor. Although arbitrary, the year 476 CE is recognized by most historians to indicate the fall of the west, but the sack of the city in 410 CE had brought the city to its knees, and it never recovered. The Byzantine Empire in the east would, however, survive until falling to the Ottoman Turks in 1453 CE.


Make it rain

Take, for instance, Emperor Vitellius. He was assassinated in A.D. 69, a year of low rainfall on the Roman frontier, where the troops were stationed. "Vitellius was an acclaimed emperor by his troops," Christian said. "Unfortunately, low rainfall hit that year, and he was completely flabbergasted. His troops revolted, and eventually he was assassinated in Rome."

But, as is often the case, many factors can lead to an assassination. For example, Emperor Commodus was assassinated in A.D. 192 because, in part, the military got fed up when he began acting above the law, including making gladiators purposely lose to him in the Colosseum.

There wasn't a drought leading up to Commodus' assassination, "but usually there is a drought preceding the assassination of the emperor," Christian said. "We're not trying to claim that rainfall is the only explanation for all these things. It's just one of many potential forcing variables that can cause this to happen."

The study is part of a burgeoning field that examines how climate affected ancient societies, said Joseph Manning, a professor of classics and history at Yale University who wasn't involved with the new research. Last fall, Manning and his colleagues published a study in the journal Nature on how volcanic activity may have led to the drier conditions that doomed the Ptolemaic dynasty in Egypt, Live Science previously reported.

However, while the new study lays a "good groundwork" for the rainfall-assassination hypothesis, the researchers have a long way to go to support this idea, Manning said. For starters, it's relatively simple to find a correlation between two things using statistics, he said. "They do some pretty good statistical work, but how do you know you've got the right mechanism?" [Photos: Gladiators of the Roman Empire]

In other words, correlation does not equal causation, Manning said. But, given the promise of this preliminary research, it's worth the effort to dig into this hypothesis to determine whether climate data actually jibes with assassination dates, from the empire's start in 27 B.C. to its end in A.D. 476, Manning said.

The hypothesis "sounds plausible," said Jonathan Conant, an associate professor of history at Brown University who wasn't involved with the study. But while rain may have played a role, so did other factors, Conant said. For instance, most of Rome's assassinations happened in the third century A.D. At this time, the Roman Empire had massive inflation, disease outbreaks and external wars, all of which took a toll on the empire's stability, Conant said.

"For me, [the rainfall-assassination hypothesis] adds another layer of complexity and nuance to our understanding of the political history of the Roman Empire, especially in the third century," Conant told Live Science.

The study is published in the October issue of the journal Economics Letters.


Ver el vídeo: Los 7 emperadores romanos mas terribles de la historia (Diciembre 2021).