Información

Gladius (espada corta romana)



Pocas armas en la historia mundial han tenido tanta importancia táctica como el gladius romano. Para comprender la importancia que tuvo esta espada corta en los campos de batalla de la antigüedad, es mejor comenzar con el historiador romano Livio. Al describir la guerra entre romanos y macedonios en el 200 a. C., Livio escribió sobre el devastador impacto práctico y psicológico que tuvo el gladius en las fuerzas militares del rey Felipe V de Macedonia, que estaban acostumbrados a luchar con lanzas, jabalinas y flechas. “Cuando vieron cuerpos despedazados por el gladius Hispaniensis, brazos arrancados, hombros y todo, o cabezas separadas de los cuerpos, con el cuello completamente cortado, o los órganos vitales abiertos, y otras heridas espantosas, realizadas en un pánico generalizado con qué armas y con qué hombres tenían que luchar ”, escribió Livio en la Historia de Roma.

Los macedonios se enfrentaron por primera vez a la maquinaria militar romana y su asombrosa tecnología militar. La formación táctica primaria de los ejércitos griegos y macedonios era la falange, mientras que los romanos estaban organizados en legiones divididas en unidades llamadas siglos. A diferencia de los macedonios, los romanos no usaban lanzas largas, como la sarissa macedonia. Los romanos, bajos y robustos, preferían luchar cuerpo a cuerpo para maximizar el efecto de su superioridad general en entrenamiento y armamento. La legión romana era una gran formación de infantería pesada. Cada uno de sus componentes estaba equipado con un equipo defensivo extremadamente eficiente pero flexible, que incluía un casco, una lorica hamata (coraza de malla) y un scutum (escudo grande), sin embargo, la verdadera fuerza del ejército romano radicaba en las armas ofensivas utilizadas por sus soldados. . Estas armas eran el pilum, el gladius y el pugio (daga).

Un legionario apuñalando con su gladius.

La primera arma que usaron los romanos en una batalla fue el pilum, una jabalina diseñada específicamente para matar enemigos desde largas distancias o para limitar el uso de sus escudos. El pilum era extremadamente difícil de quitar después de golpear la parte externa de un escudo o de una coraza. Una vez que las filas enemigas fueron destrozadas por la lluvia inicial de jabalinas, los legionarios desenvainaron sus espadas cortas y cargaron contra sus oponentes. Según la doctrina táctica romana, el énfasis estaba en usar el scutum para proporcionar la máxima cobertura del cuerpo, mientras que el gladius se usaba para atacar con devastadoras estocadas y atajos. Usando estas tácticas, los romanos pudieron derrotar a diferentes tipos de infantería enemiga. Los soldados romanos se volvieron eficientes con sus armas mediante un entrenamiento intensivo y continuo.

El método romano de lucha limitó el número de bajas sufridas por sus tropas. Usando sus espadas para empujar en los pocos espacios creados entre los escudos de sus formaciones cercanas, los legionarios rara vez estaban expuestos a las armas ofensivas de sus enemigos, que tenían pocas oportunidades de maniobrar. El pugio también era un arma corta y cortante. Se usaba como brazo secundario durante intensas luchas cuerpo a cuerpo, especialmente cuando el espacio para el movimiento se volvía extremadamente limitado o cuando el gladius no podía usarse por alguna razón.

Las heridas punzantes producidas por el gladius casi siempre eran fatales, sobre todo cuando el enemigo recibía un golpe en el abdomen, principal objetivo de las estocadas. Pero el gladius también demostró ser efectivo cuando se usa para cortar o cortar. Cada soldado de infantería romano fue entrenado para adaptarse a cualquier situación de combate que pudiera desarrollarse. Cada una de sus armas podía usarse de diferentes formas, y tenía que estar preparado para explotar al máximo cualquier error enemigo o cualquier impulso favorable. Por ejemplo, los legionarios romanos que avanzaban en formación cerrada fueron entrenados para cortar las rótulas debajo de la pared del escudo o para cortar la garganta de los enemigos mientras cargaban en la formación testudo (tortuga). Los legionarios llevaban el gladius en una vaina montada en un cinturón o en una correa para el hombro. Se usaba en el lado izquierdo del cuerpo del soldado, y el legionario tuvo que estirar su cuerpo para atravesarlo. Los centuriones, para diferenciarse de sus soldados, llevaban el gladius en el lado derecho del cuerpo.

La mayoría de las armas utilizadas por los romanos no se originaron en ellos. La superioridad romana en el campo de batalla se derivaba de su capacidad para adoptar tecnologías militares extranjeras y emplearlas de la manera más eficaz. El pilum y la lorica hamata fueron inventados y empleados por primera vez por pueblos guerreros como los celtas y los etruscos, que habían luchado contra los romanos. Después de derrotar a sus enemigos, los romanos adoptaron los mejores elementos de los sistemas de armas de sus enemigos.

El gladius de Mainz del siglo I d.C. es representativo de las espadas del período imperial temprano.

El gladius, que en algunos aspectos es el arma más emblemática e importante del ejército romano, no era romano en absoluto. El origen del gladius es mucho más claro si lo llamamos por su nombre completo y propio, que era el gladius Hispaniensis. El gladius se originó en Iberia, en los territorios de la España moderna y Portugal.

La Souda, una enciclopedia bizantina del siglo X, ofrece una visión interesante de los orígenes geográficos e históricos de la espada corta romana. El Souda confirma la visión tradicional de los romanos sobre la historia de su arma favorita. El gladius fue inventado por los celtíberos, uno de los muchos pueblos guerreros que habitaron Iberia durante la Edad del Hierro, según los Souda. A diferencia de otras tribus ibéricas, los celtíberos eran de ascendencia mixta. Fueron producto de las migraciones celtas por la Península Ibérica. Debido a su herencia celta, los celtíberos tenían una gama de armas completamente diferente de las tribus vecinas y construían armas con técnicas innovadoras. Sus espadas eran cortas y tenían puntas extremadamente afiladas. Además, podían realizar potentes golpes descendentes con ambas manos.

Los romanos abandonaron sus espadas tradicionales al estilo griego después de la Segunda Guerra Púnica como resultado de sus numerosos encuentros en el campo de batalla con los aliados celtibéricos de Hannibal. Esta reconstrucción cronológica está confirmada por la evidencia arqueológica y por el historiador griego Polibio. Se estima que las legiones romanas adoptaron el gladius como arma principal alrededor del 200 a. C. Los romanos adoptaron esta arma rápidamente. Hasta la aparición del gladius Hispaniensis, los romanos habían estado equipados con el xiphos griego, una hoja de doble filo y de una sola mano empleada por los hoplitas. Esta arma era arcaica en comparación con el gladius, pero tenía muchas características básicas en común con la nueva espada corta. Lo mismo podría decirse del seax, un arma empleada por las tribus germánicas del norte de Europa. Pero ninguna de estas armas similares se empleó con el mismo grado de eficacia que la espada corta romana. Después de algunos años de uso, los romanos se dieron cuenta del potencial superior de su arma. Lo asimilaron a su arsenal y establecieron una nueva doctrina táctica diseñada para explotar al máximo el gladius Hispaniensis.

Un romano apuñala mientras usa su scutum.

En la época de la República Romana, el mundo clásico conocía bien el acero y el proceso de fabricación del acero. La tecnología de las armas se había desarrollado hasta el punto de que era un buen entorno tecnológico para el rápido desarrollo de un arma de acero innovadora como el gladius. Estudios metalúrgicos recientes realizados sobre espadas cortas romanas supervivientes revelan que el gladius podría forjarse a partir de una sola pieza de acero o como una hoja compuesta. Las espadas producidas con el primer proceso se crearon a partir de una sola floración de 1.237 grados centígrados, mientras que las creadas a partir del segundo proceso requirieron cinco floraciones cada una a 1.163 grados centígrados. Se crearon cinco tiras de contenido de carbono variable. El núcleo central de la espada contenía la mayor concentración de carbono, que oscilaba entre el 0,15 y el 0,25 por ciento. En sus bordes se colocaron cuatro tiras de acero con bajo contenido de carbono con una concentración de 0.05 a 0.07 por ciento. En ese momento, las tiras se soldaron mediante golpes de martillo. Cada golpe aumentaba la temperatura lo suficiente como para crear una soldadura por fricción en ese punto.

La operación de forjado, la parte más importante del proceso, continuó hasta que el acero estuvo frío. Cuando se producía soldando diferentes tiras juntas, el gladius tenía un canal en el centro de la hoja, y cuando se producía a partir de una sola pieza de acero, la hoja tenía una sección transversal romboidal. Las hojas del gladius, como anticipaba la descripción de sus usos tácticos, eran de doble filo para cortar y tenían puntas cónicas para apuñalar durante el empuje.

Los artesanos le dieron al gladius un agarre sólido al agregar una empuñadura de madera con nudos a la hoja, que generalmente venía con crestas para los dedos del usuario. A pesar de su naturaleza como arma estandarizada, el gladius podría decorarse según el gusto personal del propietario. La empuñadura, conocida como capulus, se podría adornar de muchas formas diferentes. Por ejemplo, las espadas de los altos oficiales y los guardias pretorianos generalmente tenían empuñaduras esculpidas para parecerse a la cabeza de un águila. Esta forma también era popular porque creaba un agarre adicional al usar el arma. De hecho, la hoja podría incluso tener grabado o perforado el nombre del propietario.

Los romanos produjeron varios diseños diferentes. Según la categorización tradicional utilizada por historiadores militares y arqueólogos, los diversos tipos de gladii se pueden agrupar en tres tipos principales. En orden cronológico, estos tipos fueron Mainz, Fulham y Pompeya. Derivan sus respectivos nombres de donde se encontró el prototipo canónico de cada grupo.

Las diferencias entre las tres categorías y el gladius Hispaniensis original no son significativas desde un punto de vista práctico, pero son bastante importantes para comprender la evolución de esta arma a lo largo de muchas décadas de uso en combate. La espada ibérica original, utilizada desde aproximadamente el 200 a. C. hasta el 20 a. C., tenía una ligera curvatura de cintura de avispa o hoja de hoja. Esto lo hizo destacar de los modelos posteriores. Fue el modelo de gladius más grande y pesado jamás producido, con una longitud de hoja de 60 a 68 centímetros y una longitud de espada de 75 a 85 centímetros. La hoja tenía cinco centímetros de ancho y el peso total del arma era de 900 gramos. Esta primera forma de espada corta, todavía fuertemente influenciada por el arma ibérica original, se usó durante un largo período de tiempo en comparación con sus sucesoras.

La ciudad romana de Mainz fue fundada como un campamento militar permanente llamado Moguntiacum aproximadamente en el año 13 a. C. El campamento militar original pronto se convirtió en un centro importante para la producción de espadas y otros equipos militares. Con la transformación del campamento en una ciudad propiamente dicha, la fabricación de espadas se volvió aún más significativa, lo que llevó a la creación de un nuevo tipo de gladius, comúnmente conocido como Mainz gladius. El gladius de Mainz conservó la curvatura del modelo anterior pero acortó y ensanchó la hoja. Además, modificó el punto original en uno triangular diseñado específicamente para empujar.

La difusión geográfica del modelo de Mainz se limitó a las guarniciones fronterizas que servían en las fronteras del norte en contraste con la versión menos efectiva de Pompeya que entró en uso en otras áreas del imperio. Las espadas cortas producidas en Mainz durante el período imperial temprano fueron empleadas por legiones que servían en el norte. Un gran número de estas armas se exportaron y vendieron ampliamente fuera de los límites del Imperio Romano. Varios ex legionarios que habían servido en la frontera utilizaron su bono de baja para establecer negocios como fabricantes y comerciantes de armas. La variedad Mainz del gladius se caracterizaba por una ligera cintura que se extendía a lo largo de la hoja. El gladius promedio de Mainz tenía una longitud de hoja de 50 a 55 centímetros y una longitud de espada de 65 a 70 centímetros. La hoja tenía siete centímetros de ancho, con un peso total de 800 gramos.

El gladius Fulham deriva su nombre de un gladius que fue dragado del río Támesis alrededor de Fulham. El modelo se remonta a los años posteriores a la invasión romana de Gran Bretaña. Los expertos en historia romana tienen opiniones diversas sobre la eficacia del modelo Fulham. Algunos lo consideran como el punto de conjunción entre los modelos Mainz y Pompeii, mientras que otros lo consideran un tipo posterior que evolucionó del Mainz gladius y se exportó a Gran Bretaña. El Fulham gladius generalmente tiene una hoja ligeramente más estrecha que la variedad Mainz, pero la principal distinción de este tipo es su punta triangular. El Fulham gladius tenía una longitud de hoja de 50 a 55 centímetros y una longitud de espada de 65 a 70 centímetros. La hoja tenía seis centímetros de ancho, con un peso total de 700 gramos.

Un guardia pretoriano usa sus claros.

El gladius de Pompeya fue el más popular entre los tres tipos que los romanos comenzaron a producir después del Hispaniensis. Tenía bordes cortantes paralelos y una punta triangular. Desde el punto de vista estructural, el modelo Pompeya, que fue el modelo más corto utilizado por los romanos, eliminó la curvatura, alargó la hoja y disminuyó la punta. Los romanos acortaron el gladius basándose en su experiencia en las guerras civiles romanas de la República Tardía. Debido a que los romanos lucharon entre sí durante este período, la superioridad militar romana tradicional había perdido su ventaja. Teniendo que luchar contra enemigos equipados exactamente como ellos, con corazas y escudos pesados, los romanos tuvieron que desarrollar una versión más ligera y corta de su espada. Necesitaban uno diseñado para empujar con la punta y en espacios muy estrictos. El gladius medio de Pompeya tenía una longitud de hoja de 45 a 50 centímetros y una longitud de espada de 60 a 65 centímetros. La hoja tenía cinco centímetros de ancho, con un peso total de 700 gramos.

Al final de las guerras civiles romanas, los romanos introdujeron un modelo más largo del gladius de Pompeya, que se conocía como semispatha. Los romanos usaron el término spatha para indicar un tipo de arma completamente diferente. Los romanos esencialmente diseñaron una espada larga para su uso por parte de su caballería. El spatha tomó gradualmente el lugar del gladius como el arma estándar de la infantería pesada, continuando así la tendencia general hacia el aumento de las dimensiones del gladius.

Además de los legionarios, los gladiadores también usaban el gladius romano en la arena. Los gladiadores usaban muchos conjuntos de armas diferentes. El emparejamiento de gladiadores para los duelos era importante para los romanos, que deseaban que los combates de gladiadores se llevaran a cabo con reglas precisas y una confrontación equilibrada entre oponentes. Un par de gladiadores a juego consistía típicamente en un luchador con armadura pesada y el otro con poca o ninguna armadura. Por ejemplo, el primero podría tener una armadura pesada y un escudo grande, lo que obstaculizó su libertad de movimiento. Su oponente, que carecía de armadura pesada, tenía mayor movilidad, aunque si su oponente con armadura más pesada daba un golpe, podría resultar fatal.

Los romanos establecieron aproximadamente 30 tipos diferentes de gladiadores. Cada tipo tenía un tipo diferente de arma, armadura y escudo ofensivo. En términos generales, el gladius se entregó como arma principal a los gladiadores fuertemente armados, que portaban escudos similares a los de los legionarios.

Entre finales del siglo II d.C. y principios del siglo III, el gladius desapareció gradualmente del armamento del soldado de infantería romano. Las tácticas romanas estaban cambiando lentamente como resultado de las nuevas amenazas militares a las que se enfrentaban. Hacia el final del imperio, el ejército romano se transformó gradualmente en una fuerza de caballería de élite compuesta por jinetes fuertemente armados y arqueros montados. La caballería fuertemente blindada fue copiada de los sármatas de las estepas, y los arqueros montados fueron el producto de las guerras contra los partos y sasánidas en el Medio Oriente.

Como resultado del predominio de la nueva caballería en el campo de batalla, los romanos abandonaron las formaciones de infantería que luchaban cuerpo a cuerpo y comenzaron a usar las espadas largas y cortantes de la caballería. Esto marcó el final del invencible legionario romano y su mortal gladius.


Finanzas antiguas

Re-enactor legionario romano vistiendo una armadura de cota de malla, llevando un scutum, sosteniendo un gladius oculto al estilo de Pompeya listo. Imagen cortesía de Adobe Stock.

El gladius es una espada corta, de unos 2 pies de largo, utilizada por los soldados del ejército romano. En manos de legionarios entrenados, el gladius era un potente arma ofensiva.

Los soldados romanos avanzaban uno al lado del otro con su escudo, llamado scutum, sostenido en su mano izquierda y un gladius en su mano derecha. En esta posición, la punta afilada del gladius se usaba mejor como arma de empuje para apuñalar al enemigo, apuntando al torso. En la antigüedad, una herida en el abdomen solía ser fatal.

Con una longitud de dos pies y bordes dobles afilados, el gladius también podría usarse para cortar o cortar. Por los comentarios que he leído, el uso principal fue para empujar.

Si bien el uso principal era empujar, preferible para el abdomen, los legionarios estaban entrenados para aprovechar las oportunidades, digamos una rodilla expuesta al alcance por debajo del escudo del oponente. En la otra dirección, si se baja un escudo, un corte en el brazo o el cuello también podría terminar la pelea en un momento.

(Nota: Esta publicación se ha actualizado y ampliado varias veces. Para facilitar la lectura, las revisiones no se identificarán como tales).

Wikipedia describe los distintos tamaños de gladii (plural de gladius & # 8211 sí, tuve que buscarlo):

  • peso & # 8211 varió de 1,5 a 2,2 libras
  • longitud de la hoja & # 8211 de 18 a 27 pulgadas
  • longitud total & # 8211 entre 24 y 33 pulgadas
  • ancho de la hoja & # 8211 de 2 a 2,8 pulgadas.

Los romanos eran expertos en trabajar con acero, por lo que un gladius estaba hecho de acero fuerte, aunque las impurezas socavarían la fuerza de la hoja.

Wikipedia informa que se conocen cuatro variaciones de gladii. Son:

  • Gladius Hispaniesnisis
  • Maguncia gladius
  • Fulham gladius
  • Pompeya gladius

Wikipedia dice que Mainz y Pompeya fueron las categorías principales.

Las siguientes son las ilustraciones más cercanas que pude encontrar para coincidir con las descripciones:

Gladius Hispaniesnisis

Gladius Hispaniensis. Imagen cortesía de Adobe Stock.

Manual de operaciones del soldado romano: Vida diaria * Tácticas de combate * Armas * Equipo * Kit por Simon Forty dice que estos eran de 24 & # 8243 a 32 & # 8243 de largo, alrededor de 2 & # 8243 de ancho, y pesaban alrededor de 35 onzas. El diseño fue tomado de mercenarios celtoibéricos o de los celtas. Producido alrededor del 216 a. C. hasta el 20 a. C.

Maguncia gladius

Gladius Mainz. Imagen cortesía de Adobe Stock.

Manual de operaciones mencionado anteriormente sugiere que estos eran de 19 & # 8243 a 27 & # 8243 de largo, alrededor de 3 & # 8243 de ancho, con un peso de alrededor de 28 onzas. La producción comenzó en algún lugar de los cien años posteriores al año 100 a. C.

Fulham gladius

Gladius Fulham con vaina. Imagen cortesía de Adobe Stock.

Manual de operaciones mencionado anteriormente sugiere que estos eran del mismo tamaño que Gladius Mainz en 19 & # 8243 a 27 & # 8243 de largo, pero más estrechos en 2.5 & # 8243 de ancho, con un peso ligeramente más ligero de 25 onzas. Producido probablemente al mismo tiempo que el Mainz. El libro dice que tanto Mainz como Fulham podrían tender a romperse debido a la cintura estrecha de la hoja, lo que probablemente la hizo más débil que la Pompeii gladius.

Pompeya gladius

Reenactor sosteniendo Gladius Pompeii. Imagen cortesía de Adobe Stock.

Manual de operaciones del soldado romano dice que el modelo de Pompeya osciló entre 18? a 24 ?, ancho alrededor de 2 ?, peso alrededor de 25 onzas. con sus bordes rectos habría tenido más poder de corte y corte. La producción comenzó en algún momento del siglo I d.C. El punto más corto lo habría hecho más fuerte, por lo que es menos probable que se rompa. Al ser un diseño más simple, probablemente fue más barato de producir.

Legionario: Manual (no oficial) del soldado romano por Philip Matyszak hace un recorrido por el ejército romano desde la perspectiva ficticia de un soldado que planea alistarse como legionario. Después de explicar los términos del alistamiento y el entrenamiento, el libro proporciona una descripción de la vida en el ejército, tanto en el campamento como en la campaña. Un capítulo describe el legado de muchas legiones. Se describen varios elementos del equipo de un soldado.

El libro describe el factor más importante para una espada es el equilibrio. Un soldado puede conocer instintivamente el "sentido de la punta" de una espada equilibrada y, por lo tanto, puede saber dónde está la punta y moverla en consecuencia sin siquiera ver la espada. Eso sería útil en una batalla donde fracciones de segundo determinan quién regresa a casa y quién es enterrado ese día. Además, cuando está bien equilibrado, un gladius es más fácil de manejar.

Ilustración de Gladius Maintz con vaina. Fíjate en el túnel. Imagen cortesía de Adobe Stock.

Las espadas romanas generalmente no contenían canales de sangre. Basta decir que después de apuñalar a tu oponente, deberías girar bruscamente la espada para retirarla, de modo que esté disponible para el próximo enemigo que acaba de ponerse en línea.

Legionario explica que el mejor agarre es el hueso, que es mejor que el cuero crudo, que es mejor que la madera.

Antes de comprar una espada, el libro recomienda asegurarse de que la parte de la hoja que va hacia el mango, o la espiga, esté bien sujeta al pomo, que es la parte redonda en la parte posterior de la espada. El pomo es grande para ayudar a equilibrar la espada y redondear para facilitar el agarre al extraer la espada.

El libro también dice que la vaina debe construirse específicamente para que la espada encaje mejor. Un ajuste demasiado holgado puede hacer ruido cuando quieres estar en silencio y demasiado apretado significa que puede ser difícil desenvainar la espada.

La mayoría de los comentarios que he leído dicen que la espada se llevaba en el lado derecho para facilitar el desenvainado al sostener un scutum (escudo) frente al cuerpo. Sería difícil despejar el brazo y el escudo en un empate cruzado. Los centuriones (comandantes de un siglo, o compañía de hombres) no llevaban escudo, por lo que llevaban el gladius en el lado izquierdo.

Un cinturón largo que colgaba del hombro izquierdo sostenía la vaina. Sólo algunos de los comentarios que he leído sugieren que se habría puesto en un cinturón.

Cerca del final del siglo II, el ejército romano comenzó a hacer la transición a una espada larga, llamada spatha.

Recreador de la época romana sosteniendo una réplica tardorromana spatha por MatthiasKabel tiene licencia CC BY-SA 3.0

Las hojas tenían entre 2 y 2,5 pies de largo (24 & # 8243 a 30 & # 8243) según Wikipedia. Manual de operaciones del soldado romano: Vida diaria * Tácticas de combate * Armas * Equipo * Kit por Simon Forty dice que el spatha tenía entre 2.5 y 3.25 pies de largo (30 & # 8243 a 39 & # 8243).

Ya sea de 24, 30 o 39 pulgadas de largo, la spatha tenía un alcance más largo que la espada de Pompeya de 45 a 60 centímetros. Eso le daría a un legionario la capacidad de acercarse y tocar a alguien a 10 o 15 pulgadas más de distancia.

La hoja era recta con una empuñadura (mango) más larga.

Para visualizar el spatha más largo, compare la vaina de esta ilustración con la foto anterior. Tenga en cuenta la diferencia 4 & # 8243 o 6 & # 8243 en el lugar donde se lleva la funda. Imagen cortesía de Adobe Stock.

los Manual de operaciones El libro dice que se necesitaba una transición a una espada larga porque la infantería pesada no era siempre el factor determinante en el campo de batalla. Como resultado, se necesitaba una estrategia de batalla más flexible. De ahí la espada más larga.

Tanto el artículo de Wikipedia como Manual de operaciones del soldado romano dicen que el spatha evolucionó hasta convertirse en la espada larga de la fama de los caballeros medievales.

Pero primero, Wikipedia dice que el spatha se trasladó al Imperio bizantino y fue utilizado por los varigianos. Esos fueron los vikingos escandinavos que sirvieron como mercenarios en el Imperio.

Uno de los varingianos más famosos fue Harald Hardrada. Después de dejar el servicio del Emperador con el alto rango de capitán en 1042 d.C., tomó su sabiduría y habilidad, la enorme riqueza que había acumulado y sus seguidores. Regresó a Noruega para reclamar la realeza, lo que hizo alrededor de 1046. Invadió Inglaterra (nuevamente) pero fue derrotado y asesinado en la batalla de Stamford Bridge en 1066.

Entonces, los vikingos y todos los demás europeos hicieron un uso extensivo de los derivados del spatha.

Así podemos conectar una línea desde la legión romana usando el gladius, luego el spatha, al Imperio Bizantino, a los Vikingos, al final de la Era Vikinga. Ahora puedes saltar a las 60 publicaciones de mi blog en las que se habla de los vikingos.

largo largo ancho peso (oz)
Gladius Hispaniesnisis 24 & # 8243 a 32″ 2.0″ 35
Gladiu Mainz 19 & # 8243 a 27″ 3.0″ 28
Gladius Fulham 19 & # 8243 a 27″ 2.5″ 25
Gladius Pompeya 18 & # 8243 a 24″ 2.0″ 25
Spatha (Wikipedia) 24 & # 8243 a 30″
Spatha (Manual de operaciones) 30 & # 8243 a 39″

Pugio romano (daga) con monedas. Imagen cortesía de Adobe Stock.

En el lado opuesto del cuerpo del gladius, un soldado llevaría una daga, llamada puglio. pugio. (Sí, sí, lo escribí mal. Tres veces. Actualización de la actualización: el libro Legionario: El soldado romano & # 8217s (no oficial) Manual usos puglio.) Eso se usaría en muchas actividades diarias siempre que se necesitara una cuchilla de corte.

Un escritor dijo que se han encontrado muchos cuchillos utilitarios en las excavaciones de los campamentos romanos. Por lo tanto, el pugio puede haber sido lo suficientemente caro como para que se usaran otros cuchillos para las tareas del día a día con el pugio como último arma de defensa, decoración o si el cuchillo diario no estaba disponible de otra manera.

Elija sus historias.

Imagen de un centurión romano con una armadura de Lorica Squamata y un pugio (daga). Observe que el gladius se usa en el lado izquierdo ya que los centuriones no llevaban un escudo. Imagen cortesía de Adobe Stock.

El ejército romano, la mayor máquina de guerra del mundo antiguo editado por Chris McNab proporciona una línea de tiempo de cuándo se introdujeron los diferentes estilos de gladii (sí, sí, tuve que buscar la forma plural de gladius de nuevo para asegurarse de que sea correcto):

  • Gladius Hispaniesnisis se utilizó hasta alrededor del 20 a. C. Ése es uno más largo, más ancho hacia la punta y más estrecho hacia la espiga (agarre manual).
  • Mainz / Fulham gladius se adoptó rápidamente alrededor del año 20 a. C. Estos variaron de 16 & # 8243 a 22 & # 8243 en longitud. Los ejemplos descubiertos pesan entre 2,6 # y 3,5 #.
  • Pompeya gladius se introdujo en algún momento a mediados del siglo I. Este diseño tenía bordes rectos y una punta triangular corta. Book dice que estos iban desde 18 & # 8243 hasta 22 & # 8243 y pesaban alrededor de 2.2 libras.

Si desea superponer esto con los tiempos bíblicos, los diseños de Mainz y Fulham habrían sido el arma común durante la época de los Evangelios, cuando Jesús residía en la tierra. El diseño de Pompeya se habría vuelto de uso común durante los primeros eventos descritos en Hechos de los Apóstoles. Para la época de la mayoría de los escritos de Pablo, como Efesios, el diseño de Pompeya habría sido de uso generalizado. Solo puedo adivinar si sería más común para entonces. Las espadas duran mucho tiempo y probablemente se usarían hasta que se rompan.


¿Por qué los griegos y los romanos favorecían las espadas cortas?

¿Por qué los antiguos ejércitos grecorromanos utilizarían espadas cortas en la medida en que lo hacían cuando siglos más tarde la mayoría de los ejércitos medievales empleaban espadas largas? ¿Hubo razones metalúrgicas? ¿Social (es decir, tenías que ser X cantidad de ricos y estar lo suficientemente entrenados para empuñar una espada más grande)? Esto siempre me ha desconcertado, ¿alguien lo sabe?

Las lanzas eran el arma principal "preferida", o armas de asta. Entonces, cuando entras en combate cuerpo a cuerpo, de escudo a escudo, una espada corta es mucho más útil. Las espadas largas son más un arma de caballería, o una que entró en adopción con la caballería.

Las espadas largas son más un arma de caballería, o una que entró en adopción con la caballería.

Y los jinetes griegos y romanos usaban espadas más largas. Por ejemplo, en Sobre la equitación, Jenofonte analiza las ventajas de una hoja cortante más larga (kopis) sobre la espada corta de infantería más común (xiphos).

Pero nuestra imagen de un & quot; soldado grecorromano clásico & quot; es generalmente un soldado de infantería, así que no pensamos en eso.

Spear es también una palabra corta con S

La respuesta a estas preguntas es algo compleja.

Para los griegos, la lanza fue siempre el arma principal. En realidad, una lanza era más útil que una espada, ya que podía mantener al enemigo a distancia y podía usarse en formaciones cercanas, proporcionando protección contra la caballería y la infantería combinadas.

Los romanos usaron lanzas ya que originalmente lucharon como hoplitas de una manera idéntica a la de los griegos, pero cambiaron su estilo de lucha (algunos académicos consideran que la causa son sus guerras con los samnitas) a una formación más flexible que podría luchar en terrenos más accidentados y podría responder más rápido al flujo de la batalla. Incluso entonces no cambiaron a espadas de inmediato, ya que todavía se refieren a Hastati y Princeps (las dos primeras líneas de la legión de tres líneas) usando lanzas al principio, y los Triarii (la tercera y última línea) nunca abandonaron las lanzas. en absoluto.

Por último, es un error considerar espadas griegas y romanas & quotshort & quot. Tengo varias réplicas Gladii y puedo decirles que no tienen nada de corto. Pueden tener hasta 70-80 cm de longitud, que es casi tan larga como una espada medieval. Lo mismo ocurre con el griego Xiphos. También son comparativamente pesados ​​y tienen un gran impacto.


Cómo se usó el Gladius

El Gladius romano fue más eficaz utilizado en formación detrás de la protección de un muro de escudos romanos. Los soldados entrelazarían sus escudos (scutum) dando a sus oponentes prácticamente ningún objetivo para atacar. Empujarían al lado o sobre los escudos cortando a sus enemigos mientras la formación avanzaba. Fueron entrenados para aprovechar cada oportunidad y atacar a todos los objetivos expuestos, incluso si eso significaba cortar las piernas de sus oponentes desde debajo de sus propios escudos.

El Gladius romano era conocido por su poderoso empuje, pero también tenía un filo excepcional y también se usaba para cortar y cortar.

También puede disfrutar

Wasteland Gladius

Al igual que los soldados romanos de la antigüedad que exploraban los confines desconocidos, es posible que f. más

Entrenando Gladius

Los mejores luchadores con espada del mundo han sabido una verdad simple durante siglos. si . más


La historia de Espadas Romanas Gladius

El ejército romano no tuvo reparos en adoptar armas y técnicas que encontraron útiles, incluso de sus enemigos. Se pensaba que la famosa espada de gladiador provenía de la península Ibérica, que hoy es España y Portugal. La espada fue luego utilizada por la legión romana y los gladiadores en la antigua Roma desde alrededor del siglo III a. C. hasta el siglo III d. C. El nombre completo de la espada, gladius hispaniensis (Latín para "espada hispana") apunta a este origen. Antes de la adopción de la espada de gladiador, la Legión romana utilizó un diseño de espada basado en las antiguas hojas griegas Xiphos. Estas hojas eran largas y torpes cuando se usaban en el estilo de combate cuerpo a cuerpo que favorecía el ejército romano. Se cree que Roman fue introducido a este estilo de armas de hoja corta y robusta durante la Segunda Guerra Púnica cuando los soldados romanos lucharon contra los celtíberos que se habían aliado con Cartago, vinieron contra ellos Un oficial con el nombre de Scipio Africanus observó el poder destructivo de estas espadas en la batalla de Cannas y reconoció la eficacia de la espada. Después de la eventual conquista de Cartago, Africanus contrató a cientos de fabricantes de espadas para reproducir esta arma. La República Romana adoptó rápidamente el uso de las espadas gladius superiores y abandonó sus hojas de bronce, e incluso llegó a rediseñar por completo su ofensiva táctica para utilizar todo el potencial de esta nueva arma de hoja de hierro. This led to Rome becoming the first documented army that was sword centered in combat, not spear centered.

The Gladius sword is thought to have originally developed among the Celtiberian tribes that formed when the Celts from northern Europe migrated to the Iberian peninsula. The mixed ethnic tribes that they created brought with them a completely different set of weapons and forging techniques that were previously unknown to this region. The gladius blade was traditionally forged from iron, with a double edge for slashing and a tapered point for stabbing. The hilt was crafted with wood into a knobbed pommel with finger ridges etched into the handle for optimum grip and balance during combat.

As it spread throughout the empire and each soldier got his hands on the new gladius sword, the hilt could become more personalized by decorating it in bronze sheeting or silver plating if the soldier desired so. The gladius sword was normally hung from a waist belt by some soldiers, with others preferring to hang it from a shoulder belt instead. Centurions wore their gladius sword belt on the opposite side of the regular soldier to denote their rank in battle. Customization was common, so although it was a standard weapon each soldier often had designs denoting rank and title sculpted onto the scabbard or etched onto the blade itself. Some officers with higher rank and more experience could even get a custom sculpted pommel. This said there was great variance in specific styles of blades and gladius sword hilting, as every individual soldier was in charge of the maintenance of care of his weapons and there was no time for the army to inspect every sword, and ensure all such swords were perfectly uniform and identical.

The design of the gladius swords did differ depending on the location and era it was created in. While the use and function of the sword remained the same through all of its incarnations the difference in blade styles shows the gradual evolution of the weapon over the lifespan of the Roman Republic and Empire. The traditional blade style, the Hispaniensis sword, was used from 200 BC until 20 BC. It featured a slight wasp waist curvature to the blade, giving the sword an almost leaf-like shape in appearance. It was also the heaviest and the longest of all the Roman gladius swords. Later evolution of the blade style sword can be grouped into 3 distinct designs The Pompeii sword, the Mainz sword, and the Fulham sword. Each has been named from the locality the sword was unearthed in by modern researchers and believed to be centrally used in.

The Pompeii sword type was one of the most popular versions of the Gladius sword and widely found around the whole of the empire in the republics later years. This design all but eliminated the curvature of the blade and prioritized a straight and short sword with a triangular tip ideal for thrusting. The shape change was due in part to the era it was made in. Gone were the days of the legion fighting epic battles in other countries, now in the late republic era most fighting was done in local civil wars. The larger Hispaniensis swords had no place in the tight combat and warfare primarily conducted in cities and towns. There was no longer a tactical or military advantage because everyone was trained the same and had the same gear. It is believed that the gladius swords needed to become smaller and lighter, with an increased ability to stab and mortally wound your opponent in a very narrow areas such as streets.

The Mainz sword style is named for the city of Mainz. Mainz was originally a military camp called Moguntiacum and it became important in the making and distributing of gladius swords and other military equipment to the northern border garrisons. This is also where a lot of gladius swords were exported from outside of Roman territories This is thought to be the reasoning for the Fulham blade discovery in Northern Europe and Britain, as this would have been the most likely export locations for such a weapon. As the original military camp turned into the city of Mainz, sword making increased as more sword craftsmen flocked to the city in search of acquiring wealth from their trade. The Mainz blade design kept the curvature of the original blade, only making it shorter and wider, with a long pointed tip better for a piercing when used to thrust or stab.

Example of Mainz style gladius sword blades (fuente)

The Fulham blade style is believed to date back to the era following Rome’s invasion of Britain. It is so named for the area of the river Thames this style of blade was discovered in, close to Fulham. It is thought that these gladius swords are a bridge between the Pompeii style and the Mainz style blades, but other researchers believe it could be an evolution of the Mainz blade due to how widely distributed this type of sword was based on archaeological dig recoveries of these types. The Fulham blade style was slightly more narrow than the Mainz, and it had a triangular tip on the end that the Mainz did not have.


The Gladius (Sword) | Tools of War | The Roman Military

For hand to hand combat, the weapon of choice was the gladius hispaniensis, a short stabbing sword. As the name suggest, the sword originally came from Spain. It is suggested that it was introduced by Spanish mercenaries fighting for Carthage in the first Punic war. They had a short, 50 cm two-edged blade, with a long point. The blade was slightly waisted. It had a scabbard made of wood, leather and tin, that hung from the right side.

Later swords used by the Empire were still referred to as the gladius, but only superficially resembled them. These new swords had parallel sides and a shorter point. It probably weighed around a kilogram. They had a wooden handle, and were very well weighted. While the swords were designed for use as a stabbing weapon, they could still dismember opponents with their sharp sides. However, in training the stabbing approach was stressed, as a slashing blow had much less chance of fatally wounding an opponent, since he had bone and armor to protect him, but a stabbing thrust could punch through armor and kill.


What were the shortcomings in the production of offensive weapons?

In the blacksmithing of the Roman Empire was absentsystematic. This is because the masters did not possess the necessary knowledge and were guided mainly by empirical observations. The forging process at the beginning of our era did not include elements of engineering.

And yet, despite the large numberrejected goods, blacksmiths of ancient Rome made very high-quality sword patterns. After the fall of the empire, the technology used to create the Roman sword was borrowed by other nations and used for a long time.


Design, Fit and Finish

La hoja

At 22.25 inches, the blade is slightly longer than the normal 20-21 inches for a Pompeii Gladius. However, it is very well balanced and combines both a bit of blade presence with good point control in the thrust. The tip seems to be kind of a hybrid between a true Pompeii type and the more pointy and tapered Maintz type. I would say it falls just about halfway between the two types.

This makes it a very attractive blade in my opinion. I have never been a fan of the true late Pompeii type, considering that the tip was not tapered to a graceful point. This sword is more to my liking as far as the tip goes. The blade is of flattened diamond cross section which makes for a very rigid thrusting sword.

The polish on the blade was very slightly uneven near the hilt, but was nice. And it was not the usual mirror polish I have seen on most other Generation 2 swords. The finish is polished, just not so brightly as my previous swords from Gen2. And I like this finish much better.

The edge was plenty sharp. I would rate it at almost paper cutting sharp, and a few places would actually cut paper. In my opinion, this is the edge that should come on most swords. A good working edge.

La empuñadura

The grip is where I have a little trouble with this sword. The profile is true to form for a Gladius. But the handle is completely round and seems to have been made by turning a grooved profile into a stain-grade dowel rod. It is completely round and predictably caused some significant problems when cutting anything more than very light targets.

Otherwise, the grip is very attractive and reasonably comfortable. The finish is nice and the color contrasts well with the otherwise black hilt finish. If the sword is used primarily as a thrusting short sword, this grip works very well. And it is certainly quite attractive.

El pomo

The pommel is correctly made of hardwood and nicely fitted and stained. However, it is made in a flattened semi-egg shape that looks a bit different than the ball shape of a historic Gladius. While this makes it less historically accurate, it is very comfortable and somehow seems quite appealing to me. Historical purists will probably rate the sword down significantly because of this inconsistency. But the more I use it the more I like it.

The Guard

The guard is constructed of hardwood and a steel face plate in the typical fashion of the Roman short sword. This is probably the most historically accurate part of the sword.

”With the exception of the "G2" stamped into the front of the guard plate, this guard would be at home on any high-end reproduction of the form. "

The Scabbard

All the newer Generation 2 swords seem to be sold with the same type of scabbard. While it doesn't look historically accurate for a Roman sword, it is still a good quality wood core scabbard, covered in pigskin, dyed black and fitted with a polished steel chape at the mouth and a nice looking finial on the tip end.


Photos: Ancient Roman Cavalry Sword Still Cuts

Jamesan Stuckey, director of the Thomaston-Upson Archives, examines the Roman short sword relic. (Lewis Hales image)

A rare Roman cavalry short sword made before the time of Christ that has been preserved in its entirety and still cuts is one of several recent highlights of the Celtic Collection Program in Milner, Georgia.

The ancient short sword is from the La Tène III (circa 2nd to the 1st century B.C.) timeline. It was in the H. Liebert private collection, Cologne, Germany, and was acquired during the 1960s and ’70s.

The iron sword is completely intact and is 20.5 inches long. Over time it has become permanently attached to its iron scabbard, and the buckle remains from where it once hung from a belt. Its thin hilt, which terminates in a small pommel, would have once been encased in wood.

According to a spokesperson, the sword has a double-edged blade still sharp enough to cut.
Though the ancient sword is believed to be from Gaul (modern France), Peter Connolly reports comparable swords in his book, Greece and Rome at War.

Similar swords reportedly have been recovered from Switzerland, France, the Thames in London, and Embleton, England.

Best Buys for Blade Readers:

Affordable Automatics from $29.99 smkw.com Knife Sharpeners from $2.99 smkw.com

Disclosure: These links are affiliate links. Caribou Media Group earns a commission from qualifying purchases. ¡Gracias!

The sword belonged to either a male or female warrior specializing in close combat tactics, a spokesperson stated.

Jamesan Stuckey, director of the Thomaston-Upson Archives, examines the Roman short sword relic. (Lewis
Hales image) The sword’s thin hilt, which terminates in a small pommel, would have once been encased in wood. Part of the sword’s edge, which has remained sharp all these centuries, is exposed above the guard. (Lewis Hale image) The buckle remains from where it once hung from a belt. (Lewis Hales image) The sword relic as contained in the Prehistoric European Collection at the Thomaston-Upson
Archives. (Lewis Hales image)

Learn More About Knife History

BLADE gathered 14 years of Knives annual books into a single collection. Consiguelo aqui.


Ver el vídeo: Псс, пацан, есть чё по грешникам? 1 Прохождение Dantes Inferno Ад Данте (Noviembre 2021).