Información

West Ham United: caza de Fergus


Nació: Masborough (1875)

Firmado: 1900 (Arsenal de Woolwich)

Posición: Extremo derecho

Apariciones: 48

Metas: 10

Izquierda: 1902 (enterrar)

Gorras internacionales:

Murió:

Fergus Hunt comenzó su carrera en Mexborough antes de jugar para Middlesbrough Ironopolis y Darwin, donde anotó 27 goles en 57 partidos de liga. En 1897, Hunt se unió al Woolwich Arsenal y fue el máximo goleador del club durante las dos temporadas siguientes. En 1900, Arnold Hills decidió traer algunos jugadores experimentados a su nuevo equipo del West Ham. El club hizo varios fichajes nuevos ese año, incluidos Fergus Hunt, Hugh Monteith (Bristol City) Freddie Fenton (Gainsborough), George Radcliffe (Grimsby Town), James Reid (Port Vale), Albert Kaye (Chatham) y Billy Grassam (Port Vale). . Sin embargo, Hunt solo logró anotar 3 goles en 27 partidos de liga en esa temporada. En la temporada 1901-1902 su forma fue levemente mejor y aunque solo jugó en 15 partidos marcó seis goles. Hunt regresó al Woolwich Arsenal en 1902, pero no pudo recuperar sus actuaciones anteriores. Fergus Hunt también jugó para Fulham y Burton United al final de su carrera.


Más reciente Opinión

En 2004, los lectores de KUMB.com votaron por sus mejores momentos en el West Ham.

Habiendo pasado varios años desde entonces, durante los cuales hemos sido testigos de una serie de ocasiones, partidos y goles memorables, decidimos revisar la lista por segunda vez (la primera en 2011) para incluir algunos eventos más recientes. .

Debido al gran tamaño, dividiremos nuestra cuenta regresiva en diez partes. A continuación, sigue la parte nueve, que son las entradas 20 a 11. Tenga en cuenta que el número entre paréntesis representa la posición anterior de la entrada en nuestra lista.

Habían pasado 83 años desde que West Ham perdió una final de la Copa FA. Desde que perdió 2-0 ante el Bolton en 1923, los Hammers habían vencido a Blackburn, Preston, Fulham y Arsenal para levantar la Copa a la sombra de las Torres Gemelas. Sin embargo, todos esos juegos habían tenido lugar en Wembley, a diferencia de la final de 2006 entre West Ham y Liverpool, que se estaba celebrando en el Millennium Stadium de Cardiff, ya que el antiguo Empire Stadium se había reducido a escombros para ser reemplazado por un nuevo y moderno -el lugar de arte.

West Ham, que solo ascendió del Campeonato a través de los play-offs la temporada anterior, venció a Norwich, Blackburn, Bolton, Manchester City y Middlesbrough en su camino a Cardiff, donde jugarían por tercera temporada consecutiva.

Desvalidos masivos en el día, el equipo de Alan Pardew se encontró 2-0 arriba en media hora. Un gol en propia puerta de Jamie Carragher y otro de Dean Ashton después de que Reina un balón suelto había puesto al equipo de Alan Pardew en el mando total. Sin embargo, el colchón de dos goles iba a durar solo cuatro minutos, ya que Djibril Cisse recortó uno para el Liverpool, que es cómo se mantuvo hasta el descanso.

Cuando Steven Gerrard empató para los favoritos en el minuto 54, la mayoría de los fieles de Hammers estuvieron de acuerdo en que habíamos desperdiciado nuestra oportunidad, eso fue hasta que un centro de Paul Konchesky pasó por encima de la cabeza de un sorprendido Pepe Reina en el fondo de la red para poner al United de nuevo al frente. con 64 minutos en el reloj.

El West Ham estaba a menos de un minuto de ganar la Copa cuando Gerrard disparó a casa su segundo disparo desde unos 30 metros, muchos todavía culpan a Lionel Scaloni por su mal despeje que condujo al gol. Así se mantuvo durante la prórroga: el lesionado Marlon Harewood podría haberlo ganado para los Hammers si hubiera podido encontrar el centro de Yossi Benayoun, y el Liverpool aceleró la tanda de penales que siguió. El juego es ampliamente considerado como una de las mejores finales de la Copa FA en la historia de la competencia.

Ha habido algunas actuaciones de arbitraje notoriamente horribles en los partidos del West Ham a lo largo de los años, pero ninguna igualará los esfuerzos ineptos de un tal Keith Hackett, quien fue encargado de supervisar la semifinal de la Copa FA de 1991 del United de la segunda división contra el Nottingham Forest de la primera división.

A mitad de la primera mitad, Gale, quien recibió solo siete tarjetas amarillas en toda su carrera profesional de 21 años, hizo tropezar a Gary Crosby de Forest en algún lugar alrededor de la línea media cuando el extremo intentó ir más allá de la línea defensiva de West Ham, una falta razonablemente inocua en el campo. gran esquema de las cosas.

Sin embargo, para sorpresa y asombro de Gale y de todos los demás dentro de un Villa Park a rebosar, Hackett hurgó en su bolsillo antes de sacar una tarjeta roja. Las protestas que siguieron fueron ignoradas y en vano, y los Hammers se quedaron para jugar con solo diez hombres durante el resto del partido.

El hecho de que el equipo de Billy Bonds mantuviera el juego sin goles hasta el descanso fue testimonio de su coraje y esfuerzo, aunque su suerte duró solo cuatro minutos después de que los equipos regresaron para el segundo período. Crosby anotó el primero de los cuatro goles de la segunda mitad mientras Forest se volvía loco, como era de esperar, dado que su oposición era de una división inferior y se fue con una desventaja numérica, aunque la verdadera historia del día fue emerger bien lejos del área de juego.

Después de que Stuart Pearce había hecho el 3-0 ante Forest con 20 minutos para el final, una interpretación no inusual de "Billy Bonds 'claret and blue army" comenzó a resonar desde el extremo del West Ham mientras los fanáticos de los Irons, resignaban a la inevitable derrota que iba a seguir, comenzó a rendir homenaje a sus héroes. Sin embargo, lo único fue que este estallido particular de canto duraría el resto del partido, lo que dejó tanto a los comentaristas como a los periódicos de los días siguientes elogiando a los fanáticos de los Hammers por su apoyo incansable y ruidoso, algo que nunca ha sido igualado en el Reino Unido el las terrazas hasta el día de hoy.

Pocas personas vivas hoy habrán tenido el placer de ver a Charlie Bicknell jugar en el West Ham United. Pero su nombre siempre estará asociado con el folklore del club, ya que fue el primer Hammer en levantar una Copa en Wembley cuando West Ham venció al Blackburn Rovers en la FA War Cup de 1940.

Con la FA Cup y el programa regular de la Football League suspendidos debido a la Segunda Guerra Mundial en curso, la Football Association reemplazó la competencia eliminatoria con la War Cup. El camino del West Ham a Wembley había incluido derrotas de Chelsea, Leicester City, Huddersfield Town, Birmingham City y Fulham y se alinearon contra los desvalidos Rovers frente a poco más de 42,000 espectadores (para un inicio de las 6:30 pm), muchos de los cuales eran soldados. recuperándose de las heridas infligidas por el conflicto.

El único gol del partido vino del constructor de ambulancias Sam Small, quien se abalanzó sobre el disparo de George Foreman que había sido desviado por el arquero Jim Barron a los 34 minutos. Al final de una lucha reñida, Bicknall subió los famosos treinta y nueve escalones para reclamar el trofeo, y pasarían otros 24 años antes de que Bobby Moore emulara al zaguero cuando el equipo de Ron Greenwood venció a Preston.

Por segunda vez en 11 años, los Hammers, esta vez bajo la dirección de John Lyall, habían luchado y luchado para llegar a la final de la Recopa de Campeones. Pero mientras que en 1965 West Ham había disfrutado de la ventaja de local con el partido disputado en Wembley, esta vez fue el rival Anderlecht quien tomó la delantera, ya que la final se llevó a cabo en el estadio Heysel de Bélgica, que luego se convirtió en el lugar donde 39 aficionados de la Juventus perdieron sus partidos. vidas.

Frente a una multitud en su mayoría partidaria de 58.000, que no obstante incluía a varios miles de Hammers que habían hecho el corto viaje en ferry a través del Canal de la Mancha, el United tomó la delantera a través de Patsy Holland. Tras caer 2-1 atrás, Keith Robson empató al West Ham antes de que el hombre del partido, Robbie Rensenbrink, hiciera el 3-2 desde el punto de penalti.

Frankie van der Elst, que iba a fichar por los Hammers seis años después, terminó el partido como un partido con un cuarto gol a cinco minutos del final. Aún así, la mayoría estuvo de acuerdo en que había sido una aventura fantástica después de los viajes a Finlandia, la antigua URSS, los Países Bajos y Alemania, aunque el viaje finalmente terminó con una nota amarga.

West Ham había estado languideciendo en la antigua Segunda División desde que fue relegado en 1932. En ese momento, había pocos indicios de que los Hammers merecieran estar en cualquier otro lugar después de haber pasado solo ocho años de su existencia jugando en la máxima categoría de la nación durante el torneo. 1920 y principios de los 30, aunque todo eso estaba a punto de cambiar.

El gerente Ted Fenton, en el cargo desde 1950 después de haber reemplazado a Charlie Paynter, estaba comenzando a ver que los frutos de su trabajo se materializaban después de que instigó lo que equivalía a la primera Academia juvenil exitosa del club. Aunque los jóvenes de Fenton estaban comenzando a causar una impresión en 1957, una aparición en la final de la FA Youth Cup, una segunda victoria consecutiva en la Southern Junior Floodlit Cup y las sólidas actuaciones en las competiciones continentales contribuyeron a su creciente reputación, fue en un par de importaciones que Fenton confió en llevar a su lado a un ascenso inesperado en 1958.

John Dick y Vic Keeble se mudaron de Glasgow y Colchester (vía Newcastle) respectivamente, pero entre ellos anotaron 40 goles para ayudar al West Ham hacia la División 1 en 1957/58, con la ayuda capaz de Billy Dare de 30 años (14 goles) y Joven local de 18 años, John Smith (11 goles).

El 26 de abril de 1958, los Hammers de Fenton viajaron a Middlesbrough sabiendo que la victoria garantizaría el regreso a la máxima categoría, aunque Blackburn, Charlton y Liverpool les pisaron los talones. Frente a una multitud de 30.000 personas, Keeble y Dick atacaron, al igual que Malcolm Musgrove (un ex escuadrón duro de Northumberland), para darle al West Ham una victoria por 3-1 que no solo garantizó el fútbol de la Primera División del club por primera vez. desde la Segunda Guerra Mundial, pero también el primer trofeo de la Liga de Fútbol del club como Campeón de la División Dos.

El fallecimiento del capitán más grande de la historia de Inglaterra, Bobby Moore, a la edad de 51 años, víctima de cáncer de intestino, conmocionó a toda la nación. Cuando se anunció su muerte criminalmente temprana a finales de febrero de 1993, miles de aficionados al fútbol de todo el país hicieron la peregrinación a Upton Park para depositar coronas, camisetas de fútbol, ​​poemas y versos o cualquier tipo de parafernalia asociada con Moore, Inglaterra o West Ham a las puertas del Boleyn Ground.

Era el tipo de escena que es común en estos días, donde el duelo público es mucho más aceptable socialmente. Pero a principios de la década de 1990, antes de la muerte masiva de la princesa Diana, la respuesta al fallecimiento de Moore fue un hecho extraordinario y único.

Green Street se convirtió en un santuario para West Ham y el número seis de Inglaterra, cuya participación en la victoria de la nación en la Copa del Mundo de 1966 había asegurado que permaneciera en el corazón de todos los fanáticos del fútbol inglés. El primer juego después de su muerte, contra los Wolves, fue precedido por la colocación de una enorme corona en el círculo central por los compañeros de equipo de los Hammers ganadores de la Copa del Mundo de Bobby, Geoff Hurst y Martin Peters. La camiseta número seis más conocida de Moore (a menudo vestía el número cinco durante sus primeros años) finalmente se retiró para go od en 2008 después de una campaña de seguidores.

Fue el comienzo de una nueva era. Un West Ham United recién profesional había resucitado de las cenizas del disuelto Thames Ironworks FC, el club de fútbol de fábrica establecido por Old Harrovian Arnold Hills cinco años antes en 1895.

El primer partido del United en la campaña 1900/01 de la Primera División de la Southern League fue contra el Gravesend, un partido jugado frente a 2.000 aficionados en el Plaistow's Memorial Ground, uno de los varios lugares que el club llamó hogar antes de instalarse finalmente en el Boleyn Ground en 1904. donde permanecería el club durante los próximos 112 años.

El día, el 1 de septiembre de 1900, perteneció a William Grassam, que marcó cuatro de los siete goles del West Ham y, al hacerlo, se convirtió en el primer jugador del club en lograr un hat-trick. También participaron James Reid (con dos goles), un escocés como Grassam que también llegó al United a través de Burslem Port V ale, y Fergus Hunt, nacido en Yorkshire. La victoria por 7-0 fue la mayor victoria del club de la temporada, y una que rara vez se ha mejorado desde entonces.

Apenas cuatro días antes de que el equipo de Alan Pardew se enfrentara al Middlesbrough en una semifinal de la Copa FA en Villa Park el 23 de abril de 2006, el West Ham United recibió la noticia de que el legendario entrenador John Lyall había muerto tras un infarto.

El efervescente Lyall, que tenía solo 66 años, había dirigido al West Ham durante 15 años entre 1974 y 1989, y se unió al club cuando jugaba juvenil en 1955. Su récord, posiblemente el más exitoso de cualquier entrenador de los Hammers en la historia, incluía dos FA Victorias de la Copa, una aparición en la final de la Recopa de la Recopa y un tercer puesto en la División Uno, durante la temporada 1985/86, el mejor resultado en la máxima categoría de la historia del club. Su muerte fue un doble golpe para el club que había perdido al mentor de Lyall, Ron Greenwood, apenas dos meses antes.

Por lo tanto, el día prometía ser un asunto cargado de emociones para West Ham y sus seguidores incluso antes de que se decidiera que el partido sería precedido por un minuto de silencio en honor a Lyall. Pardew, que nunca se pierde un truco, ya había declarado que su equipo "rendiría homenaje a la memoria de John de manera adecuada" cuando se enfrente a 'Boro, y agregó que la afición haría lo mismo. Que es exactamente lo que sucedió, aunque nadie podría haber imaginado la forma en que sucedió.

Mientras los dos equipos se alineaban alrededor del perímetro del círculo central antes del silencio planeado, se levantó un silencio mortal alrededor del suelo. El árbitro Mike Riley hizo sonar su silbato para anunciar el comienzo del tributo, pero después de solo unos segundos, el silencio fue roto por una voz solitaria desde el West Ham end. Valiente, estúpido o no, una interpretación lenta y triste de "El ejército azul y clarete de Johnny Lyall" fue el estribillo del individuo, y en segundos, casi todos los fanáticos del West Ham presentes se unieron para saludar a su ex manager.

El banquillo del West Ham se miró sin saber muy bien cómo responder y los 'hinchas del Boro, sin entender lo que estaba pasando, empezaron a abuchear. En consecuencia, Riley hizo sonar su silbato unos 20 segundos antes. Sin embargo, eso no restó mérito al que fue el homenaje más espontáneo y sentido a Lyall que la afición del club podría haber evocado.

Uno sospecha que el amable Lyall se habría regalado una sonrisa irónica ante lo que fue un tributo más único y espectacular. No hay duda de que habría estado encantado cuando Marlon Harewood anotó el único gol del juego que envió al West Ham a la final por primera vez desde que el equipo de Lyall venció al Arsenal en una de las mayores sorpresas de la competencia 26 años antes.

Siete meses antes de la final de la Copa de la Liga de 1981, los ganadores de la Copa FA de John Lyall habían sido derrotados por 1-0 por los campeones de la liga Liverpool en el Charity Shield, aunque la derrota había sido mucho más completa de lo que sugería el marcador. Por lo tanto, se esperaba un resultado similar cuando West Ham, que volaba alto en la cima de la División 2, se enfrentó a los futuros ganadores de la Copa de Europa en un día soleado en Wembley a mediados de marzo.

Después de 90 minutos profundamente decepcionantes en los que ambos equipos se cancelaron entre sí, el juego finalmente cobró vida con solo tres minutos de tiempo extra para el final. El disparo de Alan Kennedy superó a Phil Parkes, pero a pesar de que un fuera de juego de Sammy Lee obstruyendo claramente la vista del portero, el árbitro Clive Thomas permitió que la portería se mantuviera (para gran furia de John Lyall, quien, bastante fuera de lugar, fue sancionado más tarde por un arrebato posterior al partido. en el que criticaba al controvertido funcionario galés).

La mayoría dentro de Wembley pensó que el juego había terminado, pero West Ham tenía otras ideas. Con segundos para el final, el cabezazo de Alvin Martin produjo la salvada de la temporada de Terry McDermott. Desafortunadamente para Liverpool, McDermott era un jugador de campo, por lo que Thomas no tuvo más remedio que señalar el lugar.

Wembley contuvo la respiración cuando Ray Stewart, de 21 años, se dirigió hacia el lugar, antes de colocar su patada en el lugar a la derecha de Ray Clemence y ganar a los Second Civision Hammers de Lyall una repetición inesperada en Villa Park. Lamentablemente, el segundo empate resultó demasiado para West Ham, que cayó 2-1 en la noche a pesar de haber tomado una ventaja temprana a través de Paul Goddard.

Una ardiente semifinal de la Copa FA de 1980 que vio al Everton terminar el juego con solo diez hombres después de que Brian Kidd vio rojo por enfrentarse a Ray Stewart terminó en un punto muerto después de que Stuart anuló la penalización de Kidd en la primera mitad, concedida por Alan Devonshire. Ecualizador tardío de Pearson en Villa Park.

Eso, combinado con el ataque tardío de Bryan Hamilton que fue anulado por Clive Thomas, significó que los dos equipos se reunieran nuevamente en Elland Road cuatro días después para la repetición, con el Kidd suspendido reemplazado por Imre Varadi. Como solía ser el caso en ese momento, el equipo de segunda división de John Lyall era el perdedor, y muchos comentaristas opinaban que los Irons habían desperdiciado su mejor oportunidad de enfrentarse al Arsenal en la final al no haber podido deshacerse de los Merseysiders en el primer partido. .

Sin embargo, con 90 minutos jugados, durante los cuales Billy Bonds había emergido como una especie de coloso defensivo que había mantenido a los Hammers en la eliminatoria casi sin ayuda con una exhibición maravillosa, todavía no había nada entre los dos equipos cuando la repetición entró en la prórroga.

Con ambos lados visiblemente abatidos después de su segundo encuentro muy cargado en 96 horas, los errores eran inevitables y cuatro minutos después del reinicio, Alan Devonshire aprovechó una defensa laxa de la oposición para poner al West Ham por delante en la noche y por primera vez. tiempo en seis años.

Un centro profundo de Trevor Brooking al área de penalti fue devuelto al centro por David Cross, quien iba a desempeñar un papel fundamental en Wembley un mes después. De la nada, el lateral derecho Frank Lampard, que se había quedado despierto después de un ataque momentos antes, se lanzó hacia adelante para dirigirse hacia la portería. El portero de Toffee, Martin Hodge, pareció tenerlo cubierto, pero el cabezazo de Lampard tuvo un solo rebote antes de que la pelota, casi en cámara lenta, rebotara sobre la línea antes de acurrucarse en la esquina de la red.

Sin duda, el más importante de los 22 goles que anotó durante su carrera de 674 partidos, Lampard corrió hacia la bandera de la esquina lejana antes de dar la vuelta a la bandera de una esquina alegre e improvisada. La celebración generó un famoso canto en la terraza, cantado con la melodía de 'White Christmas' de Bing Crosby, y Frank aseguró su lugar en el folclore de West Ham como resultado.

* ¿Le gustaría compartir sus pensamientos sobre este artículo? Visite el Foro de KUMB para dejar un comentario.


Contenido

West Ham United asumió la tenencia del Boleyn Ground del club local Boleyn Castle en 1904, después de que los dos clubes se fusionaran. [3] West Ham alquiló Green Street House y terrenos en East Ham a la Iglesia Católica Romana alrededor de 1912. [ cita necesaria ] Green Street House era conocida localmente como Boleyn Castle debido a su naturaleza imponente y su asociación con Anne Boleyn, que se había quedado o, como algunos creen, era propietaria de la casa. De ahí que el terreno se conociera como el Boleyn Ground. El terreno también se conocía a menudo como Upton Park, en honor al Upton Park, área de Londres donde se encuentra.

En agosto de 1944, una bomba voladora V-1 cayó en la esquina suroeste del campo. Esto obligó al West Ham a jugar sus partidos en otros terrenos mientras se realizaban las reparaciones, pero no afectó el rendimiento ya que West Ham logró nueve victorias consecutivas. A su regreso a la tierra en diciembre de 1944, perdieron 1-0 ante Tottenham Hotspur.

En 1990, se requirió que West Ham convirtiera Upton Park en un estadio con asientos para la temporada 1994-95 a fin de cumplir con los requisitos del Informe Taylor. La primera etapa de la remodelación se produjo en 1993, cuando el South Bank fue reemplazado por un stand de dos niveles con 9.000 asientos, nombrado en honor al ex capitán Bobby Moore, que había muerto a principios de ese año. El stand incorporó palcos ejecutivos y un reloj digital. El North Bank fue demolido en 1994 y al año siguiente se abrió un nuevo stand de dos niveles para 6.000 asientos llamado "Centenary Stand", que luego pasó a llamarse "Sir Trevor Brooking Stand". El East Stand Lower también se convirtió en un stand para todos los asientos.

El cambio final se produjo en 2000, cuando el West Stand fue reemplazado por un stand de dos niveles de 15.000 asientos llamado "Dr. Martens Stand". El stand incorporó palcos ejecutivos en dos niveles, así como el West Ham United Hotel. Esto le dio al estadio una capacidad para 35.000 asientos.

Había planes para aumentar la capacidad a aproximadamente 40.500 a través de la construcción de una nueva tribuna este más grande, que habría utilizado el espacio libre creado cuando la tribuna Doctor Martens se construyó más al oeste que la antigua tribuna oeste. Sin embargo, estos planes nunca se materializaron.

Decisión de demoler Editar

Durante 2006, se habló mucho de que West Ham se mudaría al Estadio Olímpico después de los Juegos Olímpicos de Verano de 2012, y la especulación aumentó después de que el nuevo presidente del club, Eggert Magnusson, confirmó que estaba interesado en mudarse allí. [4] Sin embargo, las conversaciones se interrumpieron entre el club y el Comité Olímpico después de que se anunció que el estadio se reduciría a un total de 25.000 asientos después de los Juegos Olímpicos, que era 10.000 menos que la capacidad del Boleyn Ground, y el estadio se reduciría Mantener su pista de atletismo, alejar a la afición del terreno de juego y afectar el ambiente dentro del estadio. Los rumores sugirieron que West Ham podría mudarse a un nuevo estadio en el depósito de Parcelforce cerca de la estación de metro / línea principal de West Ham. De hecho, el 7 de noviembre de 2007, el alcalde de Londres, Ken Livingstone, anunció que se había identificado un nuevo sitio para el nuevo estadio del West Ham. [5]

Sin embargo, en 2009, el director ejecutivo del club, Scott Duxbury, anunció que West Ham había obtenido el permiso de planificación para ampliar el East Stand, lo que habría elevado la capacidad del estadio a más de 40.000 espectadores. [6]

Luego, en 2010, los nuevos propietarios de clubes, David Gold y David Sullivan, anunciaron que West Ham se mudaría al Estadio Olímpico después de los Juegos Olímpicos de 2012. [7] El 23 de marzo de 2010, el club anunció que estaba trabajando en una oferta conjunta con Newham London Borough Council para mudarse al Estadio Olímpico. [8] El 30 de septiembre de 2010, el club presentó formalmente su candidatura para el Estadio Olímpico con una presentación en el número 10 de Downing Street, [9] y la compañía de entretenimiento en vivo más grande del mundo, Live Nation, aprobó los planes para el Estadio Olímpico del club el 8 de octubre de 2010. [ 10] Tres días después del respaldo de Live Nation, UK Athletics confirmó su apoyo formal al West Ham United y al Newham Council en su intento conjunto de hacerse cargo del Estadio Olímpico en modo heredado. [11] En noviembre de 2010, West Ham comenzó una búsqueda de posibles desarrolladores para "discusiones informales" sobre lo que sucedería con el terreno si se hiciera cargo del Estadio Olímpico después de los Juegos de 2012. [12]

El 11 de febrero de 2011, el Comité del Legado del Parque Olímpico seleccionó al West Ham como el club preferido para ingresar al Estadio Olímpico después de los Juegos de 2012. La decisión, a favor de la oferta del West Ham, fue unánime. [13] El 3 de marzo de 2011, el traslado propuesto por el West Ham United al Estadio Olímpico fue aprobado por el gobierno británico y el alcalde de Londres, Boris Johnson, pero debido a los continuos desafíos legales al acuerdo de Tottenham Hotspur y Leyton Orient, el acuerdo para vender el Olympic El estadio del West Ham se derrumbó el 11 de octubre de 2011, [14] West Ham anunció planes para convertirse en inquilinos del estadio [15] y el 22 de marzo de 2013, después de meses de votaciones y negociaciones, West Ham ganó la licitación del Estadio Olímpico. A West Ham se le ofreció un contrato de arrendamiento de 99 años y esperaba mudarse allí a tiempo para la temporada 2016-17. [dieciséis]

En febrero de 2014, West Ham anunció la venta del Boleyn Ground a la empresa de desarrollo Galliard Group, que se efectuaría una vez que se completara el traslado al Estadio Olímpico.

El juego final Editar

Cuando se prepararon los partidos de la Premier League al comienzo de la temporada 2015-16 de la Premier League, se planeó que Swansea City fuera el último oponente del West Ham en el Boleyn Ground, el 7 de mayo de 2016. [17] Sin embargo, debido al Manchester United participación en la FA Cup el 23 de abril, cuando debían jugar contra el West Ham, el partido se reorganizó para el 10 de mayo de 2016. [18] El partido fue precedido por violencia en Green Street cuando el entrenador que transportaba a los jugadores y al personal del Manchester United fue arrojado con misiles resultando en ventanas rotas. Con el entrenador retrasado, los jugadores llegaron tarde al campo y el saque inicial programado para las 19:45 se trasladó a las 20:15. [19]

En el 2398º partido disputado en el campo, [20] con ambos equipos buscando clasificarse para el fútbol europeo en la temporada 2016-17, frente a una multitud de 34,907, West Ham tomó la delantera en el décimo minuto a través de Diafra Sakho. sólo para el Manchester United para hacer el marcador 1-2 con dos goles de Anthony Martial. Sin embargo, Michail Antonio empató para West Ham y Winston Reid anotó un tercero en el minuto 80 para poner el 3-2, el marcador final. [21] [22] Fue el partido 384º de la Premier League del West Ham en el campo, la victoria significó 601 puntos en la Premier League ganados allí. [22] Mark Noble fue nombrado Hombre del Partido. [22] El partido fue seguido por una exhibición de 45 minutos en el campo para celebrar la historia del campo. [22] Al día siguiente, el club condenó la violencia dirigida contra el entrenador del Manchester United y prometió prohibir de por vida a cualquier condenado. [19] Tres personas fueron arrestadas la noche del juego, dos por incursión en el campo y una por arrojar una botella a la policía. Al día siguiente, la Policía Metropolitana emitió fotografías de cuatro hombres que esperaban identificar en relación con el ataque al autocar. [23]

Cierre, demolición y remodelación Editar

La venta del terreno se completó el 15 de julio de 2016, a un precio de venta de £ 40.000.000. [24] Los planes del desarrollador incluyen 838 casas nuevas, tiendas minoristas e instalaciones de ocio que estarán disponibles en 2018. También se ha revelado la posibilidad de una estatua de Bobby Moore y un jardín paisajístico que lleva su nombre. Los planes causaron controversia por incluir solo 51 viviendas "asequibles" y ninguna vivienda social. [25] [26] En marzo de 2016, se aprobaron planes para la construcción de 800 viviendas en el sitio, el 25% de las cuales serían viviendas asequibles. [27] El 14 de marzo de 2016, el desmantelamiento del terreno comenzó con la remoción de las puertas John Lyall para su transferencia y reinstalación en el Estadio Olímpico. [28] En julio de 2016, los asientos se habían quitado del suelo y se tapiaba y se entregaba a los desarrolladores para su demolición y remodelación. [29] En agosto de 2016, la propiedad del sitio se transfirió a Barratt London. [30] En septiembre de 2016, el suelo se utilizó como escenario de rodaje de la película. Puntuación final [31] y el 27 de septiembre de 2016 organizó un partido benéfico poco antes de que comenzara la demolición. [32] Jonjo Heuerman salvó 1.000 de los 1.400 ladrillos conmemorativos cuando se derribó la pared en la que se encontraban, y están disponibles para ser reclamados por los fanáticos que pagaron por ellos. Las inscripciones se han reproducido en un camino en el nuevo terreno. [33]


DESTACAR

Alisson Becker se convirtió en el primer portero en la historia del Liverpool Football Club en marcar un gol en un partido competitivo, ya que su impresionante cabezazo ayudó a los hombres de Jurgen Klopp a vencer 2-1 al West Ham United en un encuentro crucial de la Premier League.

Becker anotó una esquina de Trent Alexander Arnold en el quinto minuto del tiempo de descuento cuando el Liverpool remontó un gol en contra para sellar 3 puntos cruciales mientras la carrera por los 4 primeros puestos de la Premier League se encamina hacia un final emocionante '.

El Liverpool está en el quinto lugar con 63 puntos, 1 menos que el Chelsea, que ocupa el cuarto lugar, después de 36 partidos en la temporada. Tottenham Hotspur, que derrotó a Wolverhampton Wanderers 2-0 al comienzo del día, ahora están 4 puntos detrás del Liverpool en el sexto lugar.

1 - En toda la historia del Liverpool desde su fundación en 1892, Alisson es el primer portero en marcar un gol competitivo para el club. Absurdo. pic.twitter.com/hpvwGB8fuJ

- OptaJoe (@OptaJoe) 16 de mayo de 2021

El delantero Hal Robson-Kanu había marcado en su primera apertura en la Premier League en tres años y medio para darle al West Brom la ventaja, pero Mohamed Salah empató para que los visitantes se igualaron con el delantero del Tottenham Hotspur, Harry Kane, con 22 goles en la Premier League. para la temporada.

Ambas partes desaprovecharon oportunidades para aumentar su puntuación, pero fue la increíble victoria tardía de Alisson la que aseguró una preciosa victoria para los visitantes.


Un informe fascinante revela la historia interna del despido de Frank Lampard y # x27 en Chelsea

Antonio Rudiger y Mateo Kovacic & # x27 fueron directamente al tablero & # x27 para hablar de Frank Lampard

El niño maravilla de la FIFA, Anders Vejrgang, ha llevado su récord de invicto en los Campeones de FUT a 450-0

Interesado en: Tottenham Hotspur

Fanático de los Spurs con una larga historia de vernos embotellar grandes oportunidades. Si un jugador es tocado en el área, siempre debe bajar.


Loan Watch: victorias para Olatunji Akinola y Xande Silva


Cuatro prestatarios del West Ham United se presentaron para sus lados adoptados durante el fin de semana, con dos: Olatunji Akinola y Xande Silva - asegurando importantes victorias para su equipo.

En representación de Leyton Orient, el defensa de 22 años Akinola jugó una vez más un papel importante en mantener la portería a cero para los O's cuando derrotaron a Barrow 2-0 en el Breyer Group Stadium.

La blanqueada fue la 15ª de Akinola en 29 apariciones en la Liga Dos esta temporada, con el versátil defensor volviendo a ser lateral derecho para el revitalizado equipo de Jobi McAnuff.

Desde el flanco, Akinola ganó tres duelos aéreos y contribuyó con dos tacleadas exitosas, un despeje, una intercepción y un disparo bloqueado, según el respetado sitio web de análisis WhoScored.com.

Dan Kemp, graduado de la Academia de Fútbol, ​​participó en los dos goles de Leyton Orient en la segunda mitad, jugando el centro que finalmente llevó a Dan Happe a anotar al inicio de la segunda mitad, antes de disparar un tiro raso desde el borde del área.

La victoria mantiene a Leyton Orient en la búsqueda de un lugar en los play-offs, solo un punto detrás del condado de Newport en el importante séptimo lugar, aunque después de haber jugado un juego más.

También compiten en los escalones superiores de la tabla de cuarto nivel. Oladapo Afolayan y Bolton Wanderers, quienes sufrieron un revés en sus esperanzas de ascenso automático con una derrota por 2-1 en Grimsby Town el sábado por la tarde.

Después de ver a su equipo quedarse atrás ante el gol de Jay Matete en el primer minuto, Afolayan no pudo convertir un par de medias oportunidades que se le presentaron antes de ser reemplazado con 20 minutos para el final.

Los Trotters se quedaron dos atrás en los minutos finales cuando Ira Jackson Jr asestó un gol a quemarropa, antes de que Shaun Miller lanzara un gol de consolación en el sexto minuto del tiempo de descuento.

Aún en tercer lugar, Bolton tendrá la oportunidad de recuperarse inmediatamente cuando reciba a Carlisle United en el estadio de la Universidad de Bolton el martes.

En la Super League de Grecia, Xande Silva fue un suplente tardío del Aris Thessaloniki FC, que consiguió tres puntos valiosos ante el Panathinaikos de diez hombres.

El extremo de 24 años entró en la contienda con su equipo, que sufrió una derrota dañina ante el AEK Atenas el fin de semana anterior, tras haber remontado un déficit de la primera parte ante un Panathinaikos que había marcado con su único disparo del partido.

Dimitris Manos and Mateo Garcia had scored quickfire second-half goals to overturn that lead, with Silva coming on in the 86th minute to help his adopted team see out a win which restores them to second place in the Super League Greece table, with just six games left to play.

Elsewhere, Alfie Lewis added to his League of Ireland debut last week with another appearance off the bench for St Patrick’s Athletic, who drew 1-1 at Dundalk on Saturday.

The 21-year-old midfielder, who is set to stay with the Pats until the end of June, featured for the final five minutes, helping to see out a spell of heavy pressure to secure a point which keeps his side joint-top of the early-season table after five matches.

And in League Two, Aji Alese was an unused substitute for Cambridge United as the U’s maintained their top-of-the-table standing with a 1-0 win at Newport County’s Rodney Parade.

Fellow defender Gonçalo Cardoso also remained on the bench for FC Basel in their 5-0 Swiss Super League victory over Servette, a result which lifts the Portuguese’s adopted team into second place in their hunt for European qualification.


Más reciente Opinión

Back in 2004, readers of KUMB.com voted for their greatest West Ham moments. With seven years having passed since - during which we've witnessed a number of memorable occasions, matches and goals - we decided to revisit the list in order to include some of these more recent events.

We'll be bringing you the full top 100 over the course of the next few weeks for now here's part three of our countdown - entries 80 to 71.

On a chilly November day in 1970 West Ham were entertaining Wolves in a Division One fixture. With the game barely minutes old a Bobby Moore headed clearance - described elsewhere as 'thunderous' - caught Welsh referee Gerrard Lewis squarely on the side of the noggin, knocking the unfortunate official out cold.

As the game continued around him, Moore noticed that Lewis was struggling to respond and immediately ran to the referee before calmly picking up his whistle and blowing it to bring the game to a halt, allowing medical assistants from both clubs to attend to the stricken Lewis. Having deployed the smelling salts, Moore checked with Lewis to see how we was before handing the official's whistle back to him upon which the game continued.

The two sides went on to play out an entertaining 3-3 draw referee Lewis - whose unfortunate accident was chuckled at by millions on Match of the Day that night - continued to officiate at the highest level for many years after - however it is for the Moore incident that he remains remembered today.

West Ham, struggling to recreate the form of the previous season went into this Today League Division One fixture with Watford just four places above the relegation zone and with just ten games of the season remaining. With game against Arsenal, Everton and Man Utd to follow a win was essential in order to give themselves a little breathing space. However with the game entering the last minute - and with neither side yet to score - a point appeared the likely outcome.

Left-back George Parris had been moved into midfield by John Lyall to allow for the debut of Scottish full-back Tommy McQueen. As the ball goes out of play Parris asks referee Ian Borrett (who famously responded to a complaint by former Crystal Palace manager Alan Smith with 'I'm having a crap game and nothing you say will change it') how long is left, to which the official replies 'a minute'. Fuelled by his newly-acquired knowledge, Parris picked up the ball 30 yards from goal, took aim and fired - sending the ball into Tony Coton's top corner to win the game - West Ham's first win since New Year's Day and one that inspired them to a 3-1 victory over Arsenal 10 days later.

Liam Brady was quite simply a footballing genius. Whether at Arsenal, Juventus, Inter or, clearly the pinnacle of his career, at West Ham, he was a Messi of his day a European Maradona. The affable Irishman arrived in east London in 1987, aged 31, following a season with Italian side Ascoli and immediately became a crowd favourite - despite being part of the squad relegated in 1989. Having featured 89 times for the Irons he made his farewell appearance on a sunny May day in West Ham's final game of the 1989/90 campaign against Wolves.

With West Ham already three-nil to the good through goals from Keen, Morley and Robson, Brady delighted the home fans with an 88th minute trademark finish to secure a 4-0 win. A spontaneous pitch invasion ensued and referee Allison, having deemed the final two minutes of the game unnecessary, blew for time as Brady was raised aloft by jubilant fans.

Not for the last time in this list we turn our attention to international matters. In June 1984 an under-pressure England, fresh from a surprise 2-1 defeat in Switzerland travelled to Hungary for a World Cup qualifier in a tight group also also involving Romania and minnows Norway - who England are famously humbled by in Oslo in their next game. However on this occasion the Three Lions secure a 3-1 victory - a win best remembered for Trevor Brooking's second half strike.

Brooking had given England an encouraging lead after 16 minutes when he finished from a similar position to his goal at Wembley in the FA Cup Final a year earlier. However Ron Greenwood's side are pegged back just before the break. On the hour mark a slick move on the left flank saw the ball find Brooking, poised just outside the penalty box. The Hammers' midfielder struck the ball instantly, firing into the top left stanchion where the ball remained for all to see. It remains an iconic moment a wonderful example of the almost telepathic communication Brooking shared with Kevin Keegan - and his most famous international goal.

It was the dawn of a new era. A newly-professional West Ham United had risen from the ashes of the disbanded Thames Ironworks FC, the works football club established by Old Harrovian Arnold Hills five years earlier in 1895. United's first fixture in the 1900/01 Southern League First Division campaign was against Gravesend, a game played in front of 2,000 supporters at Plaistow's Memorial Ground - one of a number of venues the club called home before finally settling at the Boleyn Ground in 1904.

The day - 1st September 1900 - belonged to William Grassam, who scored four of West Ham's seven goals and in doing so, became the club's first player to record a hat-trick. Also getting in on the act were James Reid (2) - a Scot like Grassam who also arrived at United via Burslem Port Vale - and Yorkshire-born Fergus Hunt. The 7-0 win was the club's biggest win of the season - and one that has rarely been beaten in the 111 years since.

April 2003: West Ham had been rocked by the news that manager Glenn Roeder was in a critical condition having collapsed after the narrow 1-0 home win against Middlesbrough that kept United's faint hopes of avoiding relegation alive. The club needed someone who could galvanise the players and the fans for the final three games of the season - at which point the much-maligned Terry Brown made one of the smartest decisions of his tenure.

Club legend Trevor Brooking, then in an advisory role at the club was installed as temporary manager to the delight of supporters. A tough trip to Manchester City was the first test for Brooking and his new charges, but carried along on a wave of newly-found hope and optimism his team snatched a vital three points thanks to Freddie Kanoute's 81st minute winner - a goal scored directly in front of the delirious travelling West Ham fans. The great escape was on.

When West Ham faced Wolves at the Boleyn on 6th March 1993 it was more than a week since West Ham's favourite son had passed away. The previous weekend had seen a minute's silence observed across the country - yet none more impeccably than at Roker Park, where West Ham played out a half-hearted 0-0 draw with Sunderland. But it was the following weekend that gave the club and its supporters the first chance to join together in grief at Moore's passing.

Both Green Street and the Boleyn Ground itself were awash with wreaths, memorials, replica kits and all sorts of other pieces of memorabilia depicting the great man left by football fans from around the world. It truly was a sight to behold. The game was preceeded by Moore's fellow World Cup-winning Hammers Martin Peters and Geoff Hurst laying a huge wreath, with a number 6 at it's centre-point, on the centre circle. Goals from Morley (who wore a number 12 shirt instead of 6), Dicks and Holmes cement a fitting result.

Tipped for the drop by many and having dipped in and out of the relegation zone for much of the season it was a therefore a pleasant surprise when Harry Redknapp's side went into the final game of the 1994/95 campaign safe in 14th spot. But whilst Redknapp's team - minus injured talisman Julian Dicks - may have had little but pride to play for, opponents Manchester United needed a win - and for Blackburn to lose at Liverpool - to secure the Premiership title.

Michael Hughes threw a huge spanner in the works by giving West Ham a 31st minute lead much to the delight of the majority in the 24,783 crowd - an advantage Redknapp's side carried into the half time break. But with danger man Mark Hughes thrown into the mix at the interval the Mancunians were a different prospect - and it was no surprise when they pulled level through Brian McClair just seven minutes after the restart.

With news that Blackburn were behind at Anfield, Ferguson's side sniffed victory and a Championship - but Ludo Miklosko had other ideas. Time after time the big Czech 'keeper denied Man U even still, a second goal seemed inevitable due to the visitors' total domination of the game. When Andy Cole was presented with a gilt-edged opportunity with moments to go it looked like West Ham's staunch resistance had all been for nothing - until Miklosko pulled off a stunning close-range save that sent the title to Ewood Park, despite Rovers having been beaten By Man Utd's arch rivals.

Since being promoted from the old DIvision Two in 1959, West Ham had enjoyed a 19-year run in the top flight - a period which represented the club's golden era and included two FA Cup wins and two European finals. But having flirted with relegation for a number of years, the club's presence in the top flight was under serious threat as the Hammers went into the final game of the 1977/78 campaign still in the relegation zone.

In truth, John Lyall's side should have been relegated long before but a run of six wins in eight games had suddenly made the impossible tantalisingly possible. Division One runners up - and champions of Europe - Liverpool stood in their way, just to make a difficult task even more so. A good start from the home side offered a glimmer of hope but once Terry McDermott had given the visitors the lead - and David Fairclough had added a second 23 minutes from time - the game was all but up.

As the final whistle blew it was too much for Billy Bonds, West Ham's colossus, who wept openly as he trudged slowly, sadly, back to the changing rooms. Wolves' win against Aston Villa a few days later finally condemned West Ham to Division Two for the first time since the 1950s.

With West Ham bottom of League Division One and heading for relegation the 1988/89 FA Cup was a chance for brief respite from a punishing league campaign. But United's third round pairing with eventual league champions Arsenal looked too big an ask for John Lyall's men, who at least had home advantage to draw comfort from.

The first tie, broadcast live by ITV ended in a 2-2 draw. West Ham had held a two goal advantage before capitulating (sound familiar?) and in the end, were forced to hang on for a replay. Given the difference in quality during the second half of the first tie, few gave Lyall's men a chance in the Highbury replay - but as history has proved time after time, it is in these situations that West Ham are at their most dangerous and having held Arsenal's previously free-scoring strikers at bay for 77 minutes, Leroy Rosenior bagged one with his head to send the Irons into the fourth round.

* Like to share your thoughts on this article? Please visit the KUMB Forum to leave a comment.


FERGUSON Genealogy

WikiTree es una comunidad de genealogistas que están desarrollando un árbol genealógico colaborativo cada vez más preciso que es 100% gratuito para todos para siempre. Por favor únete a nosotros.

Please join us in collaborating on FERGUSON family trees. Necesitamos la ayuda de buenos genealogistas para desarrollar un completamente libre árbol genealógico compartido para conectarnos a todos.

AVISO IMPORTANTE DE PRIVACIDAD Y EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: USTED TIENE LA RESPONSABILIDAD DE TENER PRECAUCIÓN AL DISTRIBUIR INFORMACIÓN PRIVADA. WIKITREE PROTEGE LA INFORMACIÓN MÁS SENSIBLE PERO SÓLO EN LA MEDIDA INDICADA EN EL TÉRMINOS DE SERVICIO Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD.


COMMENTS

Leer siguiente:

Download our app

Top Features:

  • 5x faster loading of articles
  • In-flight/offline reading
  • Swipe between articles & photos
  • Live-scores from rugby and football matches

Sobre nosotros

Síguenos

Correcciones

Policies

TheJournal.ie supports the work of the Press Council of Ireland and the Office of the Press Ombudsman, and our staff operate within the Code of Practice. You can obtain a copy of the Code, or contact the Council, at www.presscouncil.ie, PH: (01) 6489130, Lo-Call 1890 208 080 or email: [email protected]

Please note that TheJournal.ie uses cookies to improve your experience and to provide services and advertising. For more information on cookies please refer to our cookies policy.

News images provided by Press Association and Photocall Ireland unless otherwise stated. Irish sport images provided by Inpho Photography unless otherwise stated. Wire service provided by Associated Press.

Journal Media does not control and is not responsible for user created content, posts, comments, submissions or preferences. Users are reminded that they are fully responsible for their own created content and their own posts, comments and submissions and fully and effectively warrant and indemnify Journal Media in relation to such content and their ability to make such content, posts, comments and submissions available. Journal Media does not control and is not responsible for the content of external websites.


West Ham fans sound right up for Celtic pre-season clash

Celtic v West Ham United might be entirely low-stakes, but try telling each club’s supporters.

Against the likes of Liverpool, Manchester United and Manchester City, Celtic have enjoyed some fantastic nights. While a pre-season friendly may hold far less allure, it’s still a mouth-watering clash. The Frank McAvennie Derby, the David Moyes Invitational, the Albian Ajeti Rivalry, call it what you will.

And the excitement doesn’t just extend to supporters. Celtic’s own Jodie Bartle has claimed she’ll be there with bells on, having grown up as a Hammer supporter.

Subscribe to 67 Hail Hail TV now

Obviously, we’re not quite sure of how many supporters will be let in. Certainly, there’ll be fewer than when Celtic took on the Hammers for Bobby Moore’s testimonial in 1970 [WHUFC]. Billy McNeill, our greatest ever captain, took on the one man who could say the same for West Ham, in a truly iconic England v Scotland clash.

According to West Ham United’s official recollection of the testimonial [WHUFC]:

“Seven of the legendary Lisbon Lions were in Jock Stein’s side at the Boleyn Ground, including goalscorer Tommy Gemmell, captain Billy McNeill and the winger Jimmy ‘Jinky’ Johnstone.

Want to join the discussion?

Join the 67 Hail Hail Forum now and have your say

“On the other side, Ron Greenwood blended Hammers heroes like Moore, Geoff Hurst, Frank Lampard and Clyde Best with newer faces in full-back John McDowell, Moore’s new central defensive partner Tommy Taylor and 17-year-old winger Johnny Ayris.”

Frank McAvennie will be signing ballads at half-time. / (Photo by Jack Taylor/Getty Images)

West Ham United supporters seem very keen on Celtic meeting

Having been officially announced by West Ham earlier today, the response was rapid. Supporters of both sides were excited by the prospect.

Absolutely brilliant taking the Boss home for a friendly! Great history between the two clubs we have shared some outstanding players in the past. This will be a terrific day ⚒

— Mary (@ZaynafamilyMary) May 25, 2021

Looking forward to this match

— Erion Stringa⚒ (@ErionStringa) May 25, 2021

At least we chose the biggest club in Scotland to play against

— Callum (@Copysnot526th) May 25, 2021


Ver el vídeo: West Ham United fans at Liverpool Street station (Enero 2022).