Información

30 de marzo de 1944


30 de marzo de 1944

Marzo de 1944

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
> Abril

Guerra en el mar

Submarino alemán U-223 hundido frente a Palermo

Frente Oriental

Las tropas soviéticas están a 16 millas de la frontera con Rutenia.

Guerra en el aire

El Comando de Bombarderos de la RAF pierde 95 bombarderos durante una redada en Nuremberg



Los pasajeros del tren se asfixian

El 1 de marzo de 1944, un tren se detiene en un túnel cerca de Salerno, Italia, y más de 500 personas a bordo se asfixian y mueren. Ocurriendo en medio de la Segunda Guerra Mundial, los detalles de este incidente no se revelaron en ese momento y siguen siendo algo turbios.

El tren número 8017 salió de Salerno en dirección a la zona rural al sur de la ciudad a través de los Apeninos. Aunque era un tren de carga que se suponía no debía transportar pasajeros, era común en ese momento que tanto los soldados como los civiles hicieran autostop en cualquier tren conveniente. Al pasar por las ciudades de Eboli, Persano y Romagnano, el 8017 había recogido aproximadamente 650 pasajeros cuando llegó a Balvano.

Balvano era una pequeña ciudad entre dos largos túneles en los Apeninos. Estaba lloviendo cuando el 8017 comenzó a ascender por el paso & # xA0Galleria delle Armi & # xA0tunnel en las afueras de Balvano. Casi de inmediato, se vio obligado a detenerse. Hubo informes contradictorios sobre por qué sucedió esto: o el tren no pudo tirar de los vagones de carga sobrecargados por la pendiente o el tren se detuvo para esperar a que un tren descendiera en la dirección opuesta. En cualquier caso, el tren permaneció inactivo en el túnel durante más de 30 minutos. Si bien esto podría no haber representado un peligro severo en algunas circunstancias, las locomotoras del tren y # x2019 estaban quemando sustitutos de carbón de baja calidad porque el carbón de alta calidad era difícil de obtener durante la guerra y los sustitutos del carbón producían un exceso de monóxido de carbono tóxico e inodoro. .

Aproximadamente 520 de los pasajeros del tren fueron asfixiados por el monóxido de carbono mientras estaban sentados en el tren. El gobierno, en medio de un intenso esfuerzo de guerra, mantuvo en secreto la historia & # x2014 apenas se informó en ese momento, aunque fue uno de los peores y más inusuales desastres ferroviarios del siglo y se produjo menos de dos meses después. Un choque de trenes en el túnel de Torro en España mató a 500 personas.


Ordnance Depot O_677 se alojó en Wantage Berkshire el 30 de marzo de 1944

El depósito de artillería O_677 es una de las unidades de la lista de estaciones del Reino Unido elaborada por el Sr. Grinton. Este y otros registros de Regreso a Normandía se compilaron a partir de la Sede, el Teatro de Operaciones Europeo, la Lista de Estaciones del Reino y la fecha del 7 de septiembre de 1944.
(-) el signo menos detrás del nombre de una unidad indica que parte de la unidad estaba en otro lugar.
Los condados se mencionan como los llamados condados británicos anteriores a 1974. Las coordenadas del mapa se realizan automáticamente con Google Maps. Si tiene una ubicación, fotos, historias o enlaces más precisos, envíe su información a Back to Normandy. La unidad también es conocida como miembro del Ejército de los EE. UU., Fuerza Aérea del Ejército. En este período, alrededor de esta fecha del 30 de marzo de 1944, el depósito de artillería O_677 estaba aquí en Wantage, Berkshire.

La lista de estaciones original se obtuvo de la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA) en College Park, Maryland. La NARA lo describe como HQ / ETO Station List, 4/30/44 y referencia Box 15, 270/48/32/2. En el teatro de operaciones europeo y mediterráneo, el ejército estadounidense tenía allí 3,5 millones de soldados. Aproximadamente 1,7 millones eran tropas de combate y alrededor de 700.000 eran tropas de servicio junto con 592.000 tropas de la fuerza aérea del ejército y el resto eran reemplazos, pacientes, gastos generales y personal. El recuento correcto de tropas de apoyo y de línea en este contexto es difícil.


30a División de Infantería - Old Hickory

Este mapa de campaña muestra la ruta de la 30.a División de Infantería en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Esta tabla está disponible para su compra en HistoryShots.com.

CRÓNICA DE DIVISIÓN

La 30ª División de Infantería llegó a Inglaterra el 22 de febrero de 1944 y se entrenó hasta junio. Aterrizó en la playa de Omaha, Normandía, el 10 de junio de 1944, aseguró el canal Vire-et-Taute, cruzó el río Vire el 7 de julio y, a partir del 25 de julio, encabezó el avance de St. Lo. El día después de que la División relevó a la 1ª División de Infantería cerca de Mortain el 6 de agosto, comenzó el avance alemán hacia Avranches. Luchando en el lugar con todo el personal disponible, la 30ª frustró los planes enemigos y rompió la punta de lanza enemiga en una semana de lucha violenta, del 7 al 12 de agosto.

La División se dirigió hacia el este a través de Bélgica, cruzando el río Mosa en Vise y Lieja, el 10 de septiembre. Los elementos entraron en Holanda el día 12 y Maastricht cayó al día siguiente. Tomando posiciones a lo largo del río Wurm, el 30 lanzó su ataque contra la Línea Siegfried, el 2 de octubre de 1944, y logró contactar con la 1ra División el 16 de octubre y rodear Aquisgrán.

Después de un período de descanso, la División eliminó un saliente enemigo al noreste de Aquisgrán el 16 de noviembre, lo empujó hacia el río Inde en Altdorf el 28 de noviembre y luego se trasladó a las áreas de descanso. El 17 de diciembre, la División se apresuró hacia el sur, hacia el área de Malmedy-Stavelot, para ayudar a bloquear el poderoso avance enemigo en la Batalla de las Ardenas. Lanzó una contraofensiva el 13 de enero de 1945 y llegó a un punto a 2 millas al sur de St. Vith, el 26 de enero, antes de abandonar la Batalla de las Ardenas y trasladarse a un área de reunión cerca de Lierneux, el 27 de enero, y a otra cerca de Aquisgrán para prepararse para la ofensiva de Roer. Se cruzó el río Roer, el 23 de febrero de 1945, cerca de Julich. El 30 retrocedió para entrenamiento y rehabilitación, el 6 de marzo, y el 24 de marzo realizó su asalto cruzando el Rin. Persiguió al enemigo a través de Alemania, barriendo los focos de resistencia enemigos, tomó Hamelín, el 7 de abril, Braunschweig el 12 y ayudó a reducir Magdeburgo el 17. Los rusos fueron contactados en Grunewald en el río Elba. Después de un corto período de ocupación, el 30 comenzó a mudarse a casa, llegando el 19 de agosto de 1945.


Más fotos

P-47 del 325th Fighter Group 345th Fighter Squadron, 350th Fighter Group, 12th Air Force. El coronel J.L. Laughlin, del 362nd Fighter Group, fuma un cigarro con su mascota perro & # 8220Prince & # 8221 dentro de la cabina de su P-47D serie 44-33287 & # 8220 Five By Five & # 8221 (codificado B8-A) Un P-47 Thunderbolt de dos asientos apodado & # 8220Astra & # 8221 del 365th Fighter Group. Thunderbolts en Francia, 1945 P47 43-2773 & # 8216 Bird A ** Bird II & # 8217 del 406th Fighter Group volado por Howard Park. P-47 Thunderbolts, incluido (2N-U, número de serie 42-25904) apodado & # 8220Lethal Liz II & # 8221, del 50th Fighter Group, con vacas en Carentan Airfield (A-10), Francia, verano de 1944 62d Fighter Squadron P-47 Thunderbolts en una misión de escolta, 1943 El equipo de tierra que da servicio al Republic P-47 Thunderbolt pilotado por el Capitán Johnson. El sargento George Baltimore está trabajando en el tanque de gasolina, el cabo Jack Kazanjac en la parte superior del motor, el sargento Howard Buckner en la cabina y el soldado Albert Asplint en el ala. Los mecánicos de la Novena Fuerza Aérea rellenan los compartimentos para las 4 ametralladoras 12.7 en el lado izquierdo de un Republic P-47 Thunderbolt. Cletrac frente a un P-47 Thunderbolt del 406th Fighter Group. Una línea del 82º Escuadrón de Cazas, 78º Grupo de Cazas P-47 Thunderbolts en la base aérea de Duxford. El capitán Harold E. Stump y el segundo teniente George J. Hays del 78th Fighter Group con un P-47 Thunderbolt apodado & # 8220Bad Medicine & # 8221, 15 de octubre de 1943 F-80 y F-47 de las alas de combate 36 y 86 sobre Alemania. Republic F-47N-5-RE Thunderbolt 44-88566 junto con un entrenador F-86A Sabre y T-33 Shooting Star, 1954 P-47 disparando sus ametralladoras M2 durante la artillería nocturna

1940 & # 8217s República P-47N Thunderbolt. Thunderbolt vuela en su primera misión de combate un barrido sobre el Pacífico. Utilizado como caza de escolta a gran altitud y como cazabombardero de bajo nivel, el P-47 ganó rápidamente una reputación por su robustez. Su robusta construcción y su motor radial refrigerado por aire permitieron al Thunderbolt absorber severos daños de batalla y seguir volando. (Foto de la Fuerza Aérea de EE. UU.) Los Thunderbolts P-47 de la USAAF Republic recién llegados se alinearon en un área de mantenimiento en el aeródromo de Agana, Guam, Islas Marianas el 28 de marzo de 1945. Configuración USAAF P-47D & # 8220Razorback & # 8221. RAF Thunderbolt Mk.II preparándose para una salida sobre Birmania. Enero de 1945 P-47D Thunderbolt mexicano sobre Filipinas. P-47D del 48th Fighter Group en un campo de aterrizaje avanzado en Francia. Dos tripulantes de tierra añaden los toques finales al arte de la nariz de un 352nd Fighter Group P-47 Thunderbolt apodado & # 8220Dallas Blonde & # 8221. Escrito a mano en la carcasa de la diapositiva: & # 8216P-47, 352nd F.G. & # 8217 Un tripulante de tierra trabaja en un P-47 Thunderbolt al lado de P-51 Mustangs, (5Q-O, número de serie 42-106886) apodado & # 8220Swede & # 8221 y (6N-O, número de serie 44-14776) apodado & # 8220Arrow Head & # 8221, del 339th Fighter Group en Mount Farm. Un P-47D Thunderbolt de la 8a República de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ataca una torre en un aeródromo alemán en la Francia ocupada, en 1944. Cuando un escuadrón de P-47 Thunderbolts atacó un depósito de almacenamiento de pólvora, la explosión resultante destruyó uno de sus aviones. La tumba del piloto fue hecha por una pareja francesa de refugiados, con munición de .50cal para una frontera. El portaaviones de escolta de la Armada de los Estados Unidos USS Barnes (ACV-20) en marcha en el Océano Pacífico el 1 de julio de 1943, transportando aviones Lockheed P-38 Lightning y Republic P-47 Thunderbolt de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Una carga en cubierta de cazas Thunderbolt P-47N de la República de la Fuerza Aérea del Ejército de los EE. UU. En la cubierta de vuelo del portaaviones de escolta USS Casablanca (CVE-55) el 16 de julio de 1945. Los aviones se cargaron en la Estación Aérea Naval de Alameda, California (EE. UU.) Y se dirigieron para Guam.

P-47 destruidos en el aeródromo Y-34 Metz-Frescaty. Dibujo técnico del P-47N


El internamiento de japoneses-estadounidenses en imágenes, 1942-1944

Un oficial de la policía militar publica la Orden de Exclusión Civil No. 1, que requiere la evacuación de los japoneses que viven en Bainbridge Island, Washington.

El 19 de febrero de 1942, Roosevelt firmó la Orden Ejecutiva 9066, que obligaba a todos los japoneses-estadounidenses, independientemente de su lealtad o ciudadanía, a evacuar la costa oeste. Ningún orden comparable se aplicó a Hawái, un tercio de cuya población era estadounidense de origen japonés, ni a los estadounidenses de ascendencia alemana e italiana. Se establecieron diez campos de internamiento en California, Idaho, Utah, Arizona, Wyoming, Colorado y Arkansas, que eventualmente albergaron a 120.000 personas. Muchos se vieron obligados a vender sus propiedades con graves pérdidas antes de partir.

Un niño mira a un soldado mientras se reúne para la evacuación con su familia.

Los problemas sociales acosan a los internados: los issei (inmigrantes) mayores se vieron privados de su respeto tradicional cuando a sus hijos, los nisei (nacidos en Estados Unidos), solo se les permitía puestos de autoridad dentro de los campos. 5.589 Nisei renunciaron a su ciudadanía estadounidense, aunque un juez federal dictaminó más tarde que las renuncias hechas detrás de alambre de púas eran nulas. Unos 3.600 japoneses-estadounidenses ingresaron a las fuerzas armadas desde los campamentos, al igual que otros 22.000 que vivían en Hawai o fuera de la zona de reubicación. El famoso equipo de combate del 442º Regimiento de Japón ganó numerosas condecoraciones por sus hazañas en Italia y Alemania.

En enero de 1944, un fallo de la Corte Suprema detuvo la detención de ciudadanos estadounidenses sin causa, y la orden de exclusión fue rescindida, y los japoneses estadounidenses comenzaron a abandonar los campos, la mayoría regresando a casa para reconstruir sus vidas anteriores. El último campo cerró en 1946.

Esta tienda propiedad de un hombre de ascendencia japonesa está cerrada por orden de evacuación en Oakland, California, en abril de 1942. Después del ataque a Pearl Harbor, el propietario había colocado el letrero & # 8220 Soy estadounidense & # 8221 en el escaparate de la tienda.

En una pared de ladrillos junto a un cartel de un refugio antiaéreo, se colocaron órdenes de exclusión en las calles First y Front en San Francisco, California, ordenando la expulsión de personas de ascendencia japonesa de la primera parte de San Francisco que se verían afectadas por la evacuación. La orden fue emitida el 1 de abril de 1942 por el teniente general J.L. DeWitt, y ordenó la evacuación de esta sección antes del mediodía del 7 de abril de 1942.

En 1980, bajo la creciente presión de la Liga de Ciudadanos Japoneses Estadounidenses y las organizaciones de reparación, el presidente Jimmy Carter abrió una investigación para determinar si el gobierno había justificado la decisión de poner a los japoneses estadounidenses en campos de internamiento. Nombró a la Comisión de Reubicación e Internamiento de Civiles en Tiempo de Guerra (CWRIC) para investigar los campamentos. El informe de la Comisión, titulado Justicia personal denegada, encontró poca evidencia de deslealtad japonesa en ese momento y concluyó que el encarcelamiento había sido producto del racismo. Recomendó que el gobierno pagara reparaciones a los sobrevivientes.

En 1988, el presidente Ronald Reagan promulgó la Ley de Libertades Civiles de 1988, que se disculpó por el internamiento en nombre del gobierno de los Estados Unidos y autorizó un pago de $ 20,000 (equivalente a $ 41,000 en 2016) a cada sobreviviente del campamento. La legislación admitió que las acciones del gobierno se basaron en & # 8220prejuicio racial, histeria de guerra y un fracaso del liderazgo político & # 8221. El gobierno de EE. UU. Finalmente desembolsó más de $ 1,6 mil millones (equivalente a $ 3,240,000,000 en 2016) en reparaciones a 82,219 japoneses estadounidenses que habían sido internados y sus herederos.

De 127.000 estadounidenses de origen japonés que vivían en los Estados Unidos continentales en el momento del ataque a Pearl Harbor, 112.000 residían en la costa oeste. Aproximadamente 80.000 eran nisei (traducción literal: & # 8220segunda generación & # 8221 japoneses nacidos en Estados Unidos con ciudadanía estadounidense) y sansei (& # 8220 tercera generación & # 8221 los hijos de Nisei). El resto eran inmigrantes issei (& # 8220 primera generación & # 8221) nacidos en Japón que no eran elegibles para la ciudadanía estadounidense según la ley estadounidense.

Los alumnos de primer grado de una escuela pública de San Francisco juran lealtad a la bandera antes de que se ordenen las evacuaciones.

Tom C. Clark, coordinador del programa Alien Enemy Control del Western Defense Command.

Los japoneses-estadounidenses en San Francisco hacen fila para registrarse para la evacuación y la vivienda.

Dos hombres vestidos de civil, a la izquierda, observan cómo los extraterrestres japoneses son sacados de sus hogares en Terminal Island, un vital centro naval y de construcción naval en Los Ángeles, California, el 3 de febrero de 1942. Unos 400 extranjeros japoneses varones & # 8212 residentes de Terminal Island & # 8212 fueron detenidos el 2 de febrero por 180 funcionarios federales, municipales y del condado.

Los jefes de familia japoneses y las personas que viven solas forman una fila frente a la Estación de Control Civil ubicada en el Auditorio de la Liga de Ciudadanos Japoneses Americanos en San Francisco, California, para presentarse al & # 8220processing & # 8221 en respuesta a la Orden de Exclusión Civil Número 20, el 25 de abril. 1942.

Personas de ascendencia japonesa de San Pedro, California, llegan al centro de asambleas de Santa Anita en Arcadia, California, en 1942. Los evacuados vivían en este centro en el hipódromo de Santa Anita antes de ser trasladados tierra adentro a otros centros de reubicación.

Una multitud de espectadores en Seattle pasea por encima de su cabeza para presenciar la evacuación masiva de japoneses de la isla de Bainbridge, Washington, el 30 de marzo de 1942. Algo desconcertados, pero sin protestar, unos 225 hombres, mujeres y niños japoneses fueron llevados en ferry, autobús y entrenar a los campos de internamiento de California. La evacuación fue realizada por el Ejército de Estados Unidos.

Un hombre en Pasadena empaca su auto con sus pertenencias antes de dirigirse al Campamento de Reubicación de Guerra de Manzanar.

Los soldados escoltan a una pareja de ancianos japoneses-estadounidenses desde su casa en Bainbridge Island, Washington.

Los japoneses-estadounidenses escoltados por soldados cruzan un puente mientras son evacuados de la isla de Bainbridge para ser llevados a un campamento de reubicación.

Los japoneses-estadounidenses se reúnen en San Francisco para ser transportados a un centro de reunión y luego a varios centros de reubicación. La fotógrafa Dorothea Lange se ve por encima de la multitud.

Una madre y una hija se reúnen para la reubicación en una estación de tren de Los Ángeles.

La familia Mochida de Hayward, California, espera la reubicación.

Un niño se sienta en sus pertenencias mientras espera la reubicación de San Francisco.

Los evacuados y el equipaje # 8217 se apilan para su transporte en un centro de reunión en Salinas, California.

Los evacuados se reúnen en una estación de ferrocarril de Los Ángeles.

Los evacuados en Los Ángeles ven cómo los trenes llevan a sus amigos y parientes al Valle de Owens.

Familias japonesas que esperan ser reubicadas.

Los barcos de pesca de propiedad de japoneses-estadounidenses permanecen inactivos en el puerto de Los Ángeles.

Los últimos residentes japoneses-estadounidenses de Redondo Beach parten para su reubicación en camión.

Un técnico se despide de su esposa al partir hacia Manzanar.

John W. Abbott, a la izquierda, investigador del Comité de Defensa de Migración del Congreso de Tolan, habla con un joven agricultor de apio que acaba de completar los arreglos para arrendar su granja durante la evacuación.

Una empresa de propiedad japonesa-estadounidense en Los Ángeles.

Una familia espera un ferry a Seattle y luego a un campamento de reubicación.

Los chicos de San Francisco, uno de ellos con un sombrero & # 8220Recuerde Pearl Harbor & # 8221, se despiden mientras esperan los autobuses de reubicación.

Niños japoneses que esperan ser reubicados.

Una niña japonesa con su muñeca.

Los japoneses-estadounidenses viajan en un tren a un centro de reunión.

Los evacuados se despiden de amigos y familiares con destino a Owens Valley.

El hipódromo de Santa Anita Park se convierte en un campo de internamiento para los estadounidenses de origen japonés evacuados que ocuparán los cuarteles erigidos al fondo en Arcadia, California. Foto tomada el 3 de abril de 1942.

Los estadounidenses de nacionalidad nacional sacados de sus hogares de Los Ángeles se alinearon en el Centro de Reubicación Manzanar, en California, el 23 de marzo de 1942, para su primera comida después de su llegada al campamento. En el menú se incluyeron arroz, frijoles, ciruelas pasas y pan.

Una amplia vista del Centro de Reubicación de Tule Lake, en Newell, California. Foto tomada en 1942 o 1943.

Cuatro jóvenes evacuados de Sacramento, California, leyeron cómics en el quiosco de periódicos del Tule Lake Relocation Center, en Newell, California, el 1 de julio de 1942.

Los evacuados japoneses estadounidenses fabrican redes de camuflaje para el Departamento de Guerra en el Centro de Reubicación de Manzanar, en California, el 1 de julio de 1942.

Una escena callejera en el Centro de Reubicación de Manzanar, invierno de 1943.

Un árbitro con vestimenta tradicional vigila un combate de lucha de sumo frente a japoneses-estadounidenses internados en Santa Anita, California.

Después de que se anularon las órdenes de reubicar y detener a personas de ascendencia japonesa, los evacuados comenzaron a regresar a sus hogares y los campamentos comenzaron a cerrar. Aquí, Shuichi Yamamoto, el último evacuado que dejó el Granada Relocation Center, en Amache, Colorado, dice & # 8220 Adiós & # 8221 al Director del Proyecto James G. Lindley, ya que el campamento de War Relocation Authority está oficialmente cerrado el 15 de octubre de 1945. El Sr. Yamamoto, de 65 años, regresaba a su antiguo hogar en Marysville, California.

Entrando rugiendo a Sacramento el lunes 30 de julio de 1945 por la mañana, un tren especial de siete vagones trajo a unos 450 japoneses estadounidenses residentes de California de regreso a sus hogares después de permanecer más de tres años en el Centro Rohwer de la Autoridad de Reubicación de Guerra, en McGehee, Arkansas.

Una multitud de estadounidenses de origen japonés está detrás de una cerca de alambre de púas saludando a los amigos que parten en el tren que sale de Santa Anita, California.

Una familia japonesa que regresaba a casa desde un campamento del centro de reubicación en Hunt, Idaho, encontró su casa y garaje destrozados con grafitis antijaponeses y ventanas rotas en Seattle, Washington, el 10 de mayo de 1945.


Más historias

Guerra de George Daily - Parte 3

La 6.ª Guardia Negra, la 4.ª División del Ejército Británico ahora rodeó Monte Cassino para cortar la fuga alemana.

La historia de Strathallan-Parte 8: Alf Blackett RAF Parte dos

Charlie Allen y Alf Blackett con sus escuadrones los siguieron desde el norte de África, pero George, con su unidad.

El día que estalló la guerra - Hechos y cifras Pt2

Durante todo el tiempo desde esta fecha hasta la salida de la zona el 4 de abril el Regimiento estuvo bajo el Comando 2º.

Memories of a Sapper, Royal Engineers Part Three - From Bone, Argelia como refuerzo para la 56a Black Cat, London Division a

Memories of a Sapper, Royal Engineers Part Three - From Bone, Argelia como refuerzo para la 56ª.

La guerra de Jack Conde

La situación alrededor de Cassino empeoró y el regimiento de Jack relevó al Regimiento Mediano de Caballo Escocés.

La historia de un joven recluta de Grimsby

Esta fue una nueva experiencia para mí, a veces transportábamos suministros con un jeep y un remolque por la noche.

HK Dimoline y la batalla de Cassino

Tuker, también un personaje fuerte, abogó por evitar Monte Cassino alrededor de las montañas adyacentes y.

Cassino

Encontré una cadena de remolque en el vehículo blindado, la até a la parte trasera del primer jeep, ordenó al conductor Oliver.

De Chodel en Polonia a Monte Cassino PARTE 2

Después de intensos combates el 17 de mayo de 1944, los soldados polacos conquistaron las fuerzas alemanas y levantaron a los polacos.

El infierno de Monte Cassino

Los alemanes habían pensado que nadie podría pasar, el terreno era tan montañoso, pero los indios sí.

La batalla de Cassino 1943-44

Me asignaron a la 56ª División, los "Gatos Negros", como oficial de interrogatorio, a mitad de camino.

Regreso a Cassino

Poco después de llegar a la estación de Cassino, había negociado con un taxista local para que nos llevara primero al.

Asedio a Cassino

Estuve en el 2.º Batallón de Fusileros de Lancashire en Italia y estuvimos involucrados en el sitio de Monte.

Artillero Burnard y el brigadier

Busqué los detalles del sitio del entierro de Geoff en el sitio web de CWGC y lo descubrí por primera vez.

La mayor parte del contenido de este sitio es creado por nuestros usuarios, que son miembros del público. Las opiniones expresadas son de ellos y, a menos que se indique específicamente, no son las de la BBC. La BBC no es responsable del contenido de los sitios externos a los que se hace referencia.


Facebook

# OnThisDayInHist ory En este día 30 de agosto de 1945, el general Douglas MacArthur aterriza en Japón para supervisar la ceremonia formal de rendición y organizar el gobierno japonés de posguerra.

La carrera de Douglas MacArthur se compone de un logro sorprendente tras otro. Cuando se graduó de West Point, el desempeño de MacArthur, en términos de premios y promedio, solo había sido superado en la historia de la institución por otra persona: Robert E. Lee.

Su actuación en la Primera Guerra Mundial, durante el combate en Francia, le valió más condecoraciones por su valor y resultó en que se convirtiera en el general más joven del Ejército en ese momento.

Se retiró del ejército en 1934, solo para ser nombrado jefe del ejército filipino por su presidente (Filipinas tenía el estatus de Commonwealth de los EE. UU. En ese momento).

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, MacArthur fue llamado nuevamente al servicio activo, como comandante general del Ejército de los Estados Unidos en el Lejano Oriente. Debido a la época de MacArthur en el Lejano Oriente y al gran respeto que inspiraba en Filipinas, su juicio se había distorsionado un poco y su visión de la estrategia militar estadounidense en su conjunto era miope. Estaba convencido de que podría derrotar a Japón si invadía Filipinas. A largo plazo, tenía razón. Pero a corto plazo, Estados Unidos sufrió derrotas desastrosas en Bataan y Corregidor. Para cuando las fuerzas estadounidenses se vieron obligadas a rendirse, ya se había embarcado, por orden del presidente Roosevelt. Cuando se fue, pronunció su línea inmortal: "Volveré".

Negándose a admitir la derrota, MacArthur tomó el mando supremo en el suroeste del Pacífico, capturando Nueva Guinea de manos de los japoneses con una innovadora estrategia de "salto de rana". MacArthur, fiel a su palabra, regresó a Filipinas en octubre de 1944, y una vez más empleó una estrategia inusual de sorpresa y movimiento constante que todavía tiene a los historiadores desconcertados en cuanto a su verdadera eficacia hasta el día de hoy. Incluso lideró la invasión inicial vadeando a tierra desde una lancha de desembarco capturada para el mundo en imágenes de noticiarios.

Con la ayuda de la Armada de los Estados Unidos, que logró destruir la flota japonesa, dejando a las guarniciones japonesas en las islas sin refuerzos, el Ejército derrotó a la resistencia japonesa adamantina. El 3 de marzo de 1945, MacArthur devolvió el control de la capital filipina a su presidente. El 30 de agosto de 1945, MacArthur aterrizó en el aeropuerto de Atsugi en Japón y se dirigió a Yokohama. En el camino, decenas de miles de soldados japoneses se alinearon en las carreteras, con las bayonetas clavadas en él. Un último acto de desafío, pero todo en balde. MacArthur sería el hombre que reformaría la sociedad japonesa y la encaminaría hacia el éxito económico.

Planifique una visita al Museo Nacional de Infantería y la galería # 039s World at War: 1920-1947 cuando reabremos. Contiene la colección más grande de artefactos que se exhiben en el museo.


___ Historia de Filipinas

Historia temprana: El archipiélago filipino se estableció hace al menos 30.000 años, cuando se cree que ocurrieron migraciones desde el archipiélago indonesio y otros lugares. Se produjeron migraciones adicionales durante los siguientes milenios. Con el tiempo, la organización social y política se desarrolló y evolucionó en las islas muy dispersas. La unidad básica de asentamiento fue el barangay (una palabra malaya para barco que llegó a usarse para denotar un asentamiento comunal). Los grupos de parentesco estaban dirigidos por un datu (jefe), y dentro del barangay había amplias divisiones sociales que consistían en nobles, hombres libres y trabajadores agrícolas y esclavos dependientes y sin tierra. A lo largo de los siglos, los comerciantes chinos se unieron a los inmigrantes indo-malayos. Un acontecimiento importante en el período inicial fue la introducción del Islam en Filipinas por parte de comerciantes y proselitistas de las islas indonesias. Para el año 1500 d.C., el Islam se había establecido en el archipiélago de Sulu y desde allí se extendió a Mindanao y llegó al área de Manila en 1565. En medio de la introducción del Islam, se produjo la introducción del cristianismo, con la llegada de los españoles.

Control español: Fernando de Magallanes fue el primer europeo registrado en desembarcar en Filipinas *. Llegó en marzo de 1521 durante su circunnavegación del globo. Reclamó tierras para el rey de España, pero fue asesinado por un jefe local. Después de varias expediciones españolas más, el primer asentamiento permanente se estableció en Cebú en 1565. Después de derrotar a un gobernante musulmán local, los españoles establecieron su capital en Manila en 1571, y nombraron su nueva colonia en honor al rey Felipe II de España. Al hacerlo, los españoles buscaron adquirir una participación en el lucrativo comercio de especias, desarrollar mejores contactos con China y Japón y ganar conversos al cristianismo. Solo el tercer objetivo finalmente se cumplió. Al igual que con otras colonias españolas, la iglesia y el estado se vincularon inseparablemente para llevar a cabo los objetivos españoles. A varias órdenes religiosas católicas romanas se les asignó la responsabilidad de cristianizar a la población local. La administración civil se basó en la organización tradicional del pueblo y utilizó líderes locales tradicionales para gobernar indirectamente a favor de España. A través de estos esfuerzos, se desarrolló una nueva comunidad cultural, pero los musulmanes (conocidos como moros por los españoles) y los pueblos tribales de las tierras altas permanecieron separados y alienados.

Comercio en Filipinas centrado en los “galeones de Manila”, que zarparon desde Acapulco en la costa oeste de México (Nueva España) con cargamentos de lingotes de plata y monedas acuñadas que se canjeaban por cargamentos de devolución de productos chinos, principalmente textiles de seda y porcelana. No hubo comercio directo con España y poca explotación de los recursos naturales autóctonos. La mayor parte de las inversiones se realizaron en el comercio de galeones. Pero, a medida que este comercio prosperaba, se introdujo otro elemento no deseado: los empresarios y proveedores de servicios chinos residentes.

Durante la Guerra de los Siete Años (1756-1763), las fuerzas de la Compañía Británica de las Indias Orientales capturaron Manila. Aunque Filipinas fue devuelta a España al final de la guerra, la ocupación británica marcó el comienzo del fin del antiguo orden. Las rebeliones estallaron en el norte, y mientras los españoles estaban ocupados luchando contra los británicos, los moros atacaron desde el sur. La comunidad china, resentida por la discriminación española, apoyó a los británicos con obreros y hombres armados. La restauración del dominio español trajo consigo reformas destinadas a promover el desarrollo económico de las islas y hacerlas independientes de los subsidios de la Nueva España. El comercio de galeones cesó en 1815 y, a partir de esa fecha, la Compañía Real de Filipinas, que se había constituido en 1785, promovió el comercio directo y libre de aranceles entre las islas y España. Los cultivos comerciales se cultivaron para el comercio con Europa y América Latina, pero las ganancias disminuyeron después de que las colonias latinoamericanas de España se independizaron en las décadas de 1810 y 1820. En 1834 se abolió la Compañía Real de Filipinas y se reconoció formalmente el libre comercio. Con su excelente puerto, Manila se convirtió en un puerto abierto para los comerciantes asiáticos, europeos y norteamericanos. En 1873 se abrieron nuevos puertos al comercio exterior y, a fines del siglo XIX, tres cultivos —tabaco, abacá y azúcar— dominaban las exportaciones filipinas.

Aumento del nacionalismo: también a fines del siglo XIX, la inmigración china, ahora con aprobación oficial, aumentó, y los mestizos chinos se convirtieron en una característica de la vida social y económica filipina. También lo hizo la creciente clase de ilustrados (literalmente ilustrados) de la élite nativa filipina, que se volvió cada vez más receptiva a las ideas liberales y democráticas. Sin embargo, los frailes católicos conservadores continuaron dominando el establecimiento español. Se resistieron a la inclusión del clero nativo y estaban económicamente seguros, con sus grandes posesiones de tierras y el control de iglesias, escuelas y otros establecimientos. A pesar del prejuicio contra los sacerdotes, hermanos y monjas nativos, algunos miembros de órdenes religiosas filipinas se hicieron prominentes hasta el punto de liderar movimientos religiosos locales e incluso insurrecciones contra el establecimiento. Además, los ilustrados que regresaban de la educación y el exilio en el extranjero trajeron nuevas ideas que se fusionaron con la religión popular para estimular una resistencia nacional.

Uno de los primeros líderes nacionalistas fue José Rizal, médico, científico, erudito y escritor. Sus escritos como miembro del Movimiento de Propaganda (reformadores filipinos de clase alta intelectualmente activos) tuvieron un impacto considerable en el despertar de la conciencia nacional filipina. Sus libros fueron prohibidos y vivió en un exilio autoimpuesto. Rizal regresó del extranjero en 1892 para fundar la Liga Filipina (Liga Filipina), una organización política nacional no violenta, pero fue arrestado y exiliado y la liga se disolvió. Uno de los resultados fue la división del movimiento nacionalista entre los ilustrados de mentalidad reformista y una circunscripción plebeya más revolucionaria e independiente. Muchos de estos últimos se unieron a Katipunan, una sociedad secreta fundada por Andrés Bonifacio en 1892 y comprometida con la conquista de la independencia nacional. En 1896, el año en que Katipunan se rebeló contra España, tenía 30.000 miembros. Aunque Rizal, que había regresado nuevamente a Filipinas, no era miembro del Katipunan, fue arrestado y ejecutado el 30 de diciembre de 1896 por su presunto papel en la rebelión. Con el martirio de Rizal, los rebeldes, encabezados por Emilio Aguinaldo como presidente, se llenaron de nueva determinación. Las tropas españolas derrotaron a los insurgentes, sin embargo, y Aguinaldo y su gobierno se exiliaron en Hong Kong en diciembre de 1897.

Cuando estalló la guerra hispanoamericana en abril de 1898, la flota española fue fácilmente derrotada en Manila. Aguinaldo regresó y sus 12.000 soldados mantuvieron a las fuerzas españolas reprimidas en Manila hasta que desembarcaron las tropas estadounidenses. La causa española estaba condenada al fracaso, pero los estadounidenses no hicieron nada para acomodar la inclusión de Aguinaldo en la sucesión. La lucha entre las tropas estadounidenses y filipinas estalló casi tan pronto como los españoles fueron derrotados. Aguinaldo issued a declaration of independence on June 12, 1898. However, the Treaty of Paris, signed on December 10, 1898, by the United States and Spain, ceded the Philippines, Guam, and Puerto Rico to the United States, recognized Cuban independence, and gave US$20 million to Spain. A revolutionary congress convened at Malolos, north of Manila, promulgated a constitution on January 21, 1899, and inaugurated Aguinaldo as president of the new republic two days later. Hostilities broke out in February 1899, and by March 1901 Aguinaldo had been captured and his forces defeated. Despite Aguinaldo’s call to his compatriots to lay down their arms, insurgent resistance continued until 1903. The Moros, suspicious of both the Christian Filipino insurgents and the Americans, remained largely neutral, but eventually their own armed resistance had to be subjugated, and Moro territory was placed under U.S. military rule until 1914.

United States Rule: U.S. rule over the Philippines had two phases. The first phase was from 1898 to 1935, during which time Washington defined its colonial mission as one of tutelage and preparing the Philippines for eventual independence. Political organizations developed quickly, and the popularly elected Philippine Assembly (lower house) and the U.S.-appointed Philippine Commission (upper house) served as a bicameral legislature. The ilustrados formed the Federalista Party, but their statehood platform had limited appeal. In 1905 the party was renamed the National Progressive Party and took up a platform of independence. The Nacionalista Party was formed in 1907 and dominated Filipino politics until after World War II. Its leaders were not ilustrados. Despite their “immediate independence” platform, the party leaders participated in a collaborative leadership with the United States. A major development emerging in the post-World War I period was resistance to elite control of the land by tenant farmers, who were supported by the Socialist Party and the Communist Party of the Philippines. Tenant strikes and occasional violence occurred as the Great Depression wore on and cash-crop prices collapsed.

The second period of United States rule—from 1936 to 1946—was characterized by the establishment of the Commonwealth of the Philippines and occupation by Japan during World War II. Legislation passed by the U.S. Congress in 1934 provided for a 10-year period of transition to independence. The country’s first constitution was framed in 1934 and overwhelmingly approved by plebiscite in 1935, and Manuel Quezon was elected president of the commonwealth. Quezon later died in exile in 1944 and was succeeded by Vice President Sergio Osme a. Japan attacked the Philippines on December 8, 1941, and occupied Manila on January 2, 1942. Tokyo set up an ostensibly independent republic, which was opposed by underground and guerrilla activity that eventually reached large-scale proportions. A major element of the resistance in the Central Luzon area was furnished by the Huks (short for Hukbalahap, or People’s Anti-Japanese Army). Allied forces invaded the Philippines in October 1944, and the Japanese surrendered on September 2, 1945.

Early Independence Period: World War II had been demoralizing for the Philippines, and the islands suffered from rampant inflation and shortages of food and other goods. Various trade and security issues with the United States also remained to be settled before Independence Day. The Allied leaders wanted to purge officials who collaborated with the Japanese during the war and to deny them the right to vote in the first postwar elections. Commonwealth President Osme a, however, countered that each case should be tried on its own merits. The successful Liberal Party presidential candidate, Manual Roxas, was among those collaborationists. Independence from the United States came on July 4, 1946, and Roxas was sworn in as the first president. The economy remained highly dependent on U.S. markets, and the United States also continued to maintain control of 23 military installations. A bilateral treaty was signed in March 1947 by which the United States continued to provide military aid, training, and matériel. Such aid was timely, as the Huk guerrillas rose again, this time against the new government. They changed their name to the People’s Liberation Army (Hukbong Mapagpalaya ng Bayan) and demanded political participation, disbandment of the military police, and a general amnesty. Negotiations failed, and a rebellion began in 1950 with communist support. The aim was to overthrow the government. The Huk movement dissipated into criminal activities by 1951, as the better-trained and -equipped Philippine armed forces and conciliatory government moves toward the peasants offset the effectiveness of the Huks.

Populist Ramón Magsaysay of the Nacionalista Party was elected president in 1953 and embarked on widespread reforms that benefited tenant farmers in the Christian north while exacerbating hostilities with the Muslim south. The remaining Huk leaders were captured or killed, and by 1954 the movement had waned. After Magsaysay’s death in an airplane crash in 1957, he was succeeded by Vice President Carlos P. Garcia. Garcia was elected in his own right the same year, and he advanced the nationalist theme of “Filipinos First,” reaching agreement with the United States to relinquish large areas of land no longer needed for military operations. In 1961 the Liberal Party candidate, Diosdado Macapagal, was elected president. Subsequent negotiations with the United States over base rights led to considerable anti-American feelings and demonstrations. Macapagal sought closer relations with his Southeast Asian neighbors and convened a summit with the leaders of Indonesia and Malaysia in the hope of developing a spirit of consensus, which did not emerge.

The Marcos Era: Nacionalista Party leader Ferdinand Marcos came to dominate the political scene for the next two decades, beginning with his election to the presidency in 1965. During his first term, Marcos initiated ambitious public works projects that improved the general quality of life while providing generous pork-barrel benefits for his friends. Marcos perceived that his promised land reform program would alienate the politically all-powerful landowner elite, and thus it was never forcefully implemented. He lobbied strenuously for economic and military aid from the United States while resisting significant involvement in the Second Indochina War (1954–75). In 1967 the Philippines became a founding member of the Association of Southeast Asian Nations (ASEAN). Marcos became the first president to be reelected (in 1969), but early in his second term economic growth slowed, optimism faded, and the crime rate increased. In addition, a new communist insurgency, this time—starting in 1968—led by the new Communist Party of the Philippines-Marxist-Leninist and its military arm, the New People’s Army, was on the rise. In 1969 the Moro National Liberation Front was founded and conducted an insurgency in Muslim areas. Political violence blamed on leftists, but probably initiated by government agents provocateurs, led Marcos to suspend habeas corpus as a prelude to martial law.

Marcos declared martial law on September 21, 1972, and did not lift it until January 17, 1981. During this time, he called for self-sacrifice and an end to the old society. However, in the “New Society” Marcos’s cronies and his wife, former movie actress Imelda Romualdez-Marcos, wilfully engaged in rampant corruption. With her husband’s support, Imelda Marcos built her own power base. She became governor of Metropolitan Manila and minister of human settlements. The previously nonpolitical armed forces became highly politicized, with high-ranking positions being given to Marcos loyalists. In 1979 the United States reaffirmed Philippine sovereignty over U.S. military bases and continued to provide military and economic aid to the Marcos regime. When martial law was lifted in 1981 and a “New Republic” proclaimed, little had actually changed, and Marcos easily won reelection.

The beginning of the end of the Marcos era occurred when his chief political rival, Liberal Party leader Benigno “Ninoy” Aquino, who had been jailed by Marcos for eight years, was assassinated as he disembarked from an airplane at the Manila International Airport on August 21, 1983, following medical treatment in the United States. Marcos cronies were charged with this crime but were acquitted. Aquino, however, became a martyr and his murder the focus of popular indignation against a corrupt regime. The Catholic Church, a coalition of old political opposition groups, the business elite, the left wing, and even factions of the armed forces all began to exert pressure on the regime. There also was foreign pressure and, feeling confident with the support given by the Reagan White House, Marcos called a “snap” presidential election for February 7, 1986. When the Marcos-dominated National Assembly proclaimed Marcos the winner, Cardinal Jaime Sin and key military leaders (including Minister of Defense Juan Ponce Enrile and acting Chief of Staff of the Armed Forces Lieutenant General Fidel V. Ramos) rallied around the apparent majority vote winner, Aquino’s widow, Corazon Cojuango Aquino. The People Power Movement—a popular uprising of priests, nuns, ordinary citizens, and children, supported by defecting military units—ousted Marcos on the day of his inauguration (February 25, 1986) and brought Aquino to power in an almost bloodless revolution.

The Aquino Years and Beyond: Corazon Aquino had wide popular support but no political organization. Her vice president, Salvador H. “Doy” Laurel, had an organization but little popular support. Enrile and Ramos also had large stakes in what they saw as a coalition government. The coalition unraveled quickly, and there were several attempts, including unsuccessful military coups, to oust Aquino. She survived her fractious term, however, and was succeeded in the 1992 election by Ramos, who had served loyally as chief of staff of the armed forces and secretary of national defense under Aquino.

President Ramos worked at coalition building and overcoming the divisiveness of the Aquino years. Mutinous right-wing soldiers, communist insurgents, and Muslim separatists were convinced to cease their armed activities against the government and were granted amnesty. In an act of reconciliation, Ramos allowed the remains of Ferdinand Marcos—he had died in exile in the United States in 1989—to be returned to the Philippines for burial in 1993. Efforts by supporters of Ramos to gain passage of an amendment that would allow him to run for a second term were met with large-scale protests supported by Cardinal Sin and Corazon Aquino, leading Ramos to declare he would not run again.

Joseph Estrada, who had served as Ramos’s vice president and enjoyed widespread popularity, was elected president in 1998. Within a year, however, Estrada’s popularity declined sharply amid allegations of cronyism and corruption and failure to remedy the problems of poverty. Once again, street rallies supported by Cardinal Sin and Corazon Aquino took place. Then, in 2000 Senate investigators accused Estrada of having accepted bribes from illegal gambling businesses. Following an abortive Senate impeachment trial, growing street protests, and the withdrawal of support by the armed forces, Estrada was forced out of office on January 20, 2001.

Vice President Gloria Macapagal-Arroyo (the daughter of the late President Diosdado Macapagal) was sworn in as Estrada’s successor on the day of his departure. Her accession to power was further legitimated by the mid-term congressional and local elections, when her coalition later won an overwhelming victory, but the elections were fraught with allegations of coercion, fraud, and vote buying. Macapagal-Arroyo’s initial term in office was marked by fractious coalition politics as well as a military mutiny in Manila in July 2003 that led her to declare a month-long nationwide state of rebellion, as a result of which charges were filed against more than 1,000 individuals. Macapagal-Arroyo had declared in December 2002 that she would not contest the May 2004 presidential election, but she reversed herself in October 2003 and decided to run. She was reelected and sworn in for her own six-year term as president on June 30, 2004. With this new mandate, she was able to move with greater assurance on the political and economic reform agenda that had stalled during her first term in office.

Source: Library of Congress

* Note: From books published in western Europe before Ferdinand Magellan landed in the southern Philippines in 1521, it is quite clear that the members of Magellan's 1521 expedition were not the first Europeans in the Philippines.


Laguna Copperplate Inscription (900 CE) is the first written document found in a Philippine language.


Ferdinand Magellan arrived in March 1521 in the Philippines during his circumnavigation of the globe.


History of Terezin

TEREZIN was a concentration camp 30 miles north of Prague in the Czech Republic during the World War II. It was originally a holiday resort reserved for Czech nobility. Terezín is contained within the walls of the famed fortress Theresienstadt, which was created by Emperor Joseph II of Austria in the late 18th century and named in honor of his mother, Empress Maria Theresa.

By 1940 Nazi Germany had assigned the Gestapo to turn Terezín into a Jewish ghetto and concentration camp. It held primarily Jews from Czechoslovakia, as well as tens of thousands of Jews deported chiefly from Germany and Austria, as well as hundreds from the Netherlands and Denmark. More than 150,000 Jews were sent there, including 15,000 children, and held there for months or years, before being sent by rail transports to their deaths at Treblinka and Auschwitz extermination camps in occupied Poland, as well as to smaller camps elsewhere. Less than 150 children survived.

Entrance at the inner camp of Terezin. "Arbeit macht frei" means "Works frees."

Although Terezin was not an extermination camp, about 33,000 died in the ghetto. This was mostly due to the appalling conditions arising out of extreme population density, malnutrition and disease. About 88,000 inhabitants were deported to Auschwitz and other extermination camps. At the end of World War II, there were 17,247 survivors of Terezin (including some who had survived the death camps).

Terezin barracks, where Jewish prisoners lived and slept.

Many educated Jews were inmates of Terezin. Unlike other camps, Terezin’s detainees included scholars, philosophers, scientists, visual artists, and musicians of all types, some of whom had achieved international renown, and many of these contributed to the camp's cultural life. The Nazis kept a tight rein on the world’s perception of activities within Terezin. In a propaganda effort designed to fool the Western allies, the Nazis publicized the camp for its rich cultural life.

The Czech composer Rafael Schächter was among those held at the Terezin camp. In 1943, he conducted an adult chorus of 150 Jews which engaged in 16 performances of the massive and complex Requiem by Giuseppe Verdi — learned by rote from a single vocal score and accompanied by a legless upright piano —before audiences of other prisoners, SS officers, and German army staff members. Their purpose: to sing to their captors words that could not be spoken.

In late 1943 an inspection of Terezin was demanded by Christian X, king of Denmark, to determine the condition of 466 Danish Jews sent there in October of that year. The review panel was to include two Swiss delegates from the International Red Cross and two representatives of the government of Denmark. The Nazis permitted these representatives to visit Terezin in order to dispel rumors about the extermination camps.

The Germans immediately engaged in an infamous beautification program – “Operation Embellishment,” a ruse intended to mollify the king’s concerns. Weeks of preparation preceded the visit. The area was cleaned up, and the Nazis deported many Jews to Auschwitz to minimize the appearance of overcrowding in Terezin. Also deported in these actions were most of the Czechoslovak workers assigned to "Operation Embellishment". The Nazis directed the building of fake shops and cafés to imply that the Jews lived in relative comfort.

The inspection was held on June 23, 1944, when the four officials were hosted by Adolf Eichmann, who was himself joined by numerous officers from Nazi headquarters in Prague and the high command in Berlin.

A photograph of Jewish children in Terezín taken during the inspection by the International Red Cross

The Danish Jews whom the Red Cross visited lived in freshly painted rooms, not more than three in a room. The Red Cross representatives were conducted on a tour following a predetermined path. The representatives apparently did not attempt to divert from the tour route on which they were led by the Germans, who posed questions to the Jewish residents along the way. If the representatives asked residents questions directly, they were ignored, in accordance with the Germans' instructions to the residents prior to the tour. Despite this, the Red Cross apparently formed a positive impression of the town.

As part of the charade the Nazis compelled Schächter to give a performance of the Requiem. According to the United States Holocaust Memorial Museum, the Red Cross issued “a bland report about the visit, indicating that the representatives were taken in by the elaborate fiction.” Eichmann was later quoted as having said, “Those crazy Jews—singing their own requiem.” Rafael Schächter was deported to Auschwitz on October 16, 1944, and died the following day in the gas chamber.

Prisoners of the Terezin concentration camp outside Prague rehearse Verdi's Requiem for an upcoming performance for the Red Cross inspection in 1944

Following the successful use of Terezin as a supposed model internment camp during the Red Cross visit, the Nazis decided to make a propaganda film there. It was directed by Jewish prisoner Kurt Gerron, an experienced director and actor. Shooting took eleven days, starting September 1, 1944. After the film was completed, most of the cast and the director were deported to Auschwitz. Gerron was murdered by gas chamber on October 28, 1944.

The film was intended to show how well the Jews were living under the purportedly benevolent protection of the Third Reich. Often called “The Führer Gives a Village to the Jews,” the correct name of the film is “Theresienstadt. Ein Dokumentarfilm aus dem jüdischen Siedlungsgebiet “("Terezin: A Documentary Film of the Jewish Resettlement"). As the film was not completed until near the end of the war, it was never distributed as intended, although a few screenings were held. Most of the film was destroyed, but some footage has survived.

Anna Smulowitz ‘s play Terezin: Children of the Holocaust takes place during the Red Cross’s inspection of Terezin in 1944. Click aquí to read about Terezin cast members meeting a Holocaust survivor.

Drawing by Helga Hošková-Weissová of life in Terezin

Helga Hošková-Weissová is a survivor of Terezin and Auschwitz. Born in the same year as Anne Frank (1929) and raised in Prague. On December 4th, 1941 she and her parents were interned at Terezin. In October 1944, aged 15, she and her mother were moved to Auschwitz. She survived Ausschwitz by persuading the Nazis that she was older than she really was. After ten days she was transferred from Auschwitz to Freiberg near Dresden, an auxiliary camp of Flossenbürg labor camp, where she escaped death again when she was forced to join a 16-day "death march" to the camp at Mauthausen. She remained there through the camp's liberation on 5 May 1945 by the US Army.

Drawing by Helga Hošková-Weissová of arrival in Terezin

Using her gift for painting and drawing, Helga wrote a diary, including images from her life in the camps, which survived the war. Her drawings and paintings have become well know and document life in the camps. Her account of her experiences, "Helga's Diary: A Young Girl's Account of Life in a Concentration Camp", was published by W. W. Norton & Company on April 22, 2013.


Ver el vídeo: Η μάχη του Στάλινγκραντ 1942-1943 (Enero 2022).