Información

Impresionante pintura "perdida" de Da Vinci se vende por un récord de $ 450 millones


Una pintura que se vendió por $ 60 en 1958 se vendió por un récord de $ 450 millones en una subasta de Christie en noviembre de 2017, el precio más alto jamás pagado por una pintura. Eso es porque la pieza, conocida como Salvator Mundi, o "Salvador del mundo", fue identificado como una obra de Leonardo da Vinci en 2011. Pintado aproximadamente al mismo tiempo que el Mona Lisa, es una de las menos de 20 pinturas conocidas del maestro del Renacimiento.

¿Por qué los historiadores del arte tardaron tanto en darse cuenta de que la obra luminosa de principios del siglo XVI fue de Da Vinci? Bueno, desde el siglo XV en adelante, muchos artistas crearon Salvator Mundi imaginería, generalmente mostrando a Cristo levantando su mano derecha y acunando el mundo en su izquierda. Los historiadores del arte del siglo XX sabían que da Vinci había creado su propia versión de Salvator Mundi, y había identificado más de 20 copias que otros artistas habían hecho de su versión. Pero durante mucho tiempo nadie supo dónde estaba el original.

No fue hasta 2011 que los expertos revelaron que una de las supuestas "copias", específicamente, la que una vez se vendió por $ 60 (alrededor de $ 510 en la actualidad), se había identificado erróneamente y en realidad era el trabajo original de Da Vinci.

Debido a que encontrar un da Vinci es tan importante, nunca faltan las afirmaciones sobre posibles obras suyas "perdidas": desde 2015, los científicos del Louvre han dicho que podrían haber encontrado la "Mona Lisa desnuda"; un médico francés ha afirmado que tiene uno de los dibujos perdidos del artista; y algunos han cuestionado si una pintura de Da Vinci “redescubierta” recientemente es en realidad una falsificación o una copia.

Los historiadores del arte y los conservadores utilizan una variedad de criterios para evaluar los posibles da Vincis cuando surgen, incluida la tecnología a la que los expertos en arte anteriores no tenían acceso. Esto les da a los investigadores modernos una gran ventaja sobre sus predecesores, dice Rita Albertson, conservadora en jefe del Museo de Arte de Worcester en Massachusetts, quien también ha estado investigando otro posible da Vinci, llamado Milagro de San Donato, durante al menos una década.

La pintura es un pequeño panel de escena de un retablo mayor que fue creado por el taller del artista Andrea del Verrocchio a finales del siglo XV, según su documento de encargo. En ese momento, Leonardo da Vinci trabajaba en ese taller, donde él y otros artistas colaboraron en los encargos. Usando tecnología avanzada para examinar el dibujo subyacente de la pintura, Albertson dice que su equipo ha encontrado múltiples estilos de dibujo en funcionamiento y que creen que uno de ellos podría ser el de da Vinci.

Las "diferentes manos en el dibujo subyacente", dice, tecnológicamente "no se podrían haber detectado hasta ahora". Pero los investigadores también han recopilado otras pistas que una computadora no necesariamente puede detectar, como las habilidades de observación científicas de da Vinci. Estos signos incluyen la forma única de da Vinci de observar cómo cae la luz y su capacidad para hacer que los objetos bidimensionales parezcan tridimensionales.

“Tenía un hambre voraz por entender cómo funcionaban las cosas y cómo crecían las cosas”, dice Albertson. Por ejemplo, en Milagro de San Donato, dice que los árboles parecen estar “creciendo desde el suelo. Tienen un aspecto muy orgánico en comparación con una especie de árboles cortadores de galletas que se ven en otros trabajos de este taller ".

Albertson explica que identificar el trabajo anterior de da Vinci es diferente de identificar su trabajo posterior porque hay menos ejemplos para comparar. Además, Albertson cree que los investigadores no deberían asumir que las primeras piezas de da Vinci serán tan maduras como aquellas por las que lo conocemos.

"Buscamos signos de brillantez", dice. "No buscamos la perfección".

A veces puede tomar medio milenio para que se identifique la verdadera brillantez, como en el caso de la obra maestra redescubierta deSalvator Mundi.


La pintura de Leonardo da Vinci se vende por 450 millones de dólares en una subasta, rompiendo récords

Salvator Mundi, la pintura perdida de Leonardo da Vinci de Jesucristo encargada por el rey Luis XII de Francia hace más de 500 años, se vendió en Christie's en Nueva York por 450,3 millones de dólares, incluida la prima de la casa de subastas, rompiendo el récord mundial de cualquier obra. de arte vendido en una subasta.

La venta generó 20 minutos sostenidos de tensas ofertas telefónicas mientras el subastador Jussi Pylkkänen hacía malabares con los pretendientes rivales ante una multitud de espectadores emocionados en la sala de ventas. En un momento dado, Pylkkänen comentó: "Momento histórico, esperaremos" mientras las ofertas iban y venían, deteniéndose en poco más de 200 millones de dólares a medida que se elevaba para romper el récord de la subasta.

En un momento, un postor telefónico intervino, empujando el precio de $ 332 millones a $ 350 millones. Luego se reanudó la licitación: 353 millones de dólares, 355 millones de dólares. Un salto a $ 370. Un salto a 400 millones de dólares.

Las 10 obras de arte más caras vendidas en una subasta

Salvator Mundi de Leonardo da Vinci se vendió por 400 millones de dólares en Christie's (450,3 millones de dólares, incluida la prima de la casa de subastas)

Una de las cuatro versiones de The Scream creadas por Munch y la única que es de propiedad privada. La pintura se vendió por $ 119,922,500

Desnudo, hojas verdes y busto de Picasso (1932) se vendió en Christie's en Nueva York por 106.482.500 dólares

L'homme qui Marche I (1961) de Alberto Giacometti se vendió por 65.001.250 libras esterlinas (105.182.398 dólares) en Sotheby's de Londres.

Boy With a Pipe (1905) de Picasso se vendió en Sotheby's en Nueva York por $ 104,168,000

El retrato de Adele Bloch-Bauer II de Gustav Klimt (1912) fue subastado en Christie’s Nueva York y se vendió por 87.936.000 dólares.

Tríptico de Francis Bacon (1976) vendido por 85,9 millones de dólares al oligarca Roman Abramovich

Un jarrón chino de porcelana de la dinastía Qianlong del siglo XVIII se vendió por £ 53,100,000 ($ 85,921,461) en la casa de subastas Bainbridges en Londres

Dora Maar au Chat (1941) de Pablo Picasso se vendió por £ 51,560,080 ($ 83,429,503) en Sotheby's en Londres.

Retrato del Dr. Paul Gachet (1890) de Vincent van Gogh vendido por $ 82,500,000 (£ 50,985,692) en Christie's en Nueva York

“Gracias a todos por su oferta”, dijo Pylkkänen. "Cuatrocientos millones vendiendo aquí en Christie's. La pieza está vendida ”.

La sala de ventas estalló en vítores y aplausos.

La casa de subastas no reveló la identidad del comprador ni la región de la que procedía.

El director ejecutivo de Christie, Guillaume Cerutti, dijo que no sabía si el comprador se revelaría. "No puedo decir si él o ella querrán ser públicos".

En el punto álgido de la subasta, había seis postores en juego. Los abruptos aumentos de precio de $ 20 millones y $ 30 millones fueron realmente inusuales, confirmó Cerutti.

“Reflejaron la importancia de la pintura y que algunos de los postores estaban conscientes de que el precio subiría por encima de sus ofertas. Probablemente, sabían que había espacio antes del final de la competencia ".

"Querían hacer el trabajo más rápido, pero aún así les llevó mucho tiempo".

La venta coloca a Salvator Mundi como la obra de mayor precio vendida en forma privada o en una subasta, incluyendo Mujeres de Argel de 1955 (Versión O) de Pablo Picasso, vendida por $ 179,4 millones, y Reclining Nude de Amedeo Modigliani de 1917-18, vendida por $ 170,4 millones. Se cree que las ventas privadas récord incluyen 250 millones de dólares por un cuadro de Paul Cézanne y 300 millones de dólares por un Paul Gauguin.

Después de la venta, Pylkkänen dijo que la venta había sido su “máximo privilegio.

“Es el cenit de mi carrera como subastador. Nunca habrá otro cuadro que venda por más que este cuadro esta noche ".

Al ver el lote el mes pasado, Christie's describió la pintura de Cristo sosteniendo un orbe de cristal en su mano izquierda y levantando la derecha en bendición como "el mayor descubrimiento del siglo XXI".

La pintura fue entregada a Christie's por Dmitry Rybolovlev, de 50 años, un oligarca ruso de fertilizantes que ha estado en el centro de un escándalo en el mundo del arte que involucra afirmaciones de que un comerciante con sede en París, Yves Bouvier, estafó al coleccionista con hasta mil millones de dólares. sobre la venta de 38 obras de arte, incluido el Leonardo.

La venta de Salvator Mundi, que se pintó alrededor de 1500 y se presume que se perdió hasta principios de este siglo, fue la más grande de Rybolovlev hasta la fecha. El coleccionista se lo compró a Bouvier por 127 millones de dólares, quien a su vez lo adquirió de Sotheby's en una venta privada en 2013 por unos 50 millones menos.

El margen de Bouvier llevó a la denuncia penal de Rybolovlev en un tribunal de Monégasque, alegando un plan para cobrarle de más. El caso provocó la dimisión del entonces ministro de Justicia de Mónaco, Philippe Narmino. El portavoz de Rybolovlev, Brian Cattell, dijo al Wall Street Journal que la familia esperaba que la venta "finalmente ponga fin a un capítulo muy doloroso".

Antes de Rybolovlev, Salvator Mundi había sido propiedad de un consorcio de comerciantes que incluía a Alexander Parish, que lo había comprado por $ 10,000 en una venta de propiedades en los EE. UU. En 2005, y lo había restaurado y autenticado. Se presentó por primera vez al público en la National Gallery de Londres en 2011.

Cuando se le preguntó si la participación de Salvator Mundi en el caso Rybolovlev-Bouvier podría eclipsar su venta, el presidente contemporáneo y de posguerra de Christie, Loïc Gouzer, quien aseguró el trabajo con una garantía de $ 100 millones, dijo: “No podemos comentar sobre los vendedores, pero tiene todos los pasaportes , todas las visas ".

Alan Wintermute, un especialista senior en pinturas de viejos maestros en Christie's en Londres, lo llamó el "santo grial" de los viejos maestros.

En Nueva York anoche, dijo que nunca había dudado que la pieza batiría récords. "Es la última pintura de Leonardo, el más grande de todos los artistas del Renacimiento, y atrajo a coleccionistas de todas partes del mundo".

"Todos los grandes estudiosos de la obra de Leonardo aceptan la imagen y lo han hecho durante la última década", dijo, respondiendo preguntas sobre la autenticidad y el estado de la pintura, y agregó: "No está en perfectas condiciones, tiene 500 años y absolutamente tiene la presencia y condición de un verdadero Leonardo ".

A pesar del entusiasmo por la venta del único Leonardo en manos privadas (se habían formado colas de personas alrededor del Rockefeller Center en Nueva York para ver el lienzo), muchos en el mundo del arte se habían preguntado si la pieza encontraría un comprador.

En los días previos a la venta, Christie's produjo un video de celebridades viendo la obra, entre ellas Leonardo DiCaprio y Patti Smith. En total, dijo Christie's, 27.000 personas habían visto el trabajo en una gira de preventa con paradas en Hong Kong, Londres y San Francisco.


Por qué una pintura de 450 millones de dólares atribuida a Leonardo Da Vinci preocupa a los historiadores del arte

Antes de la subasta récord del miércoles en Christie's, durante la cual una pintura atribuida a Leonardo da Vinci se vendió por 450 millones de dólares, el crítico de arte Jerry Saltz expresó algunas dudas.

Saltz, en un ensayo para la revista New York, calificó el retrato de Cristo como "muerto" e "inerte", sugiriendo que la obra de arte, que se había pronosticado que alcanzaría solo $ 100 millones, es "una farsa". No es "Leonardo", escribió. Saltz, que no era ni historiador ni experto en obras maestras antiguas, continuó sugiriendo que la venta de Christie terminaría mal. "Ningún museo en la Tierra puede permitirse una imagen dudosa como esta a estos precios".

Y luego "Salvator Mundi (Salvador del mundo)", un retrato de Cristo de hace 500 años que se cree que era una copia cuando fue sacado de una venta de propiedades por $ 10,000 en 2005, vendido por casi 500 millones de dólares a un comprador privado no revelado. De repente, la controversia en torno a la autenticidad de la pintura, su paradero durante estos últimos siglos y si múltiples restauraciones habían alterado indeleblemente su superficie, se convirtió en ruido blanco. Christie's había logrado superar los puntos de referencia de subastas anteriores, negociando una suma histórica para el vendedor, el fideicomiso de la familia del multimillonario ruso Dmitry E. Rybolovlev.

Quizás un museo carecía de fondos para asegurar la cuestionable imagen, pero un miembro anónimo del 1 por ciento seguramente poseía bolsillos lo suficientemente profundos.

Para la mayoría de la gente, 450 millones de dólares es una suma inimaginable. Como señaló Hrag Vartanian de Hyperallergic, eso es más dinero que el costo total estimado del nuevo Museo Whitney de Arte Americano en la ciudad de Nueva York: $ 422 millones. (También se informa que es más dinero del que los hermanos Koch esperan gastar en el ciclo electoral de 2018: entre 300 y 400 millones de dólares).

"Este es un paso muy pequeño para la humanidad, pero un gran paso para el mercado del arte", dijo al HuffPost Frank Zöllner, historiador del arte alemán y profesor de la Universität Leipzig, quien escribió un libro sobre Leonardo, en un comunicado por correo electrónico. "Una pintura de Leonardo muy dañada, que fue creada con la participación sustancial de su taller después de 1507 o incluso después, alcanzó un precio récord, que es significativamente más alto que las sumas que se piden a los maestros modernos".

"Por supuesto, ['Salvator'] es el símbolo de una distribución de la riqueza muy desigual, incluso obscena, en el mundo", agregó Zöllner.

Los expertos en arte expresaron su preocupación por el precio de 450 millones de dólares, muy por encima del récord anterior de una pintura vendida en una subasta: 179 millones de dólares para "Les Femmes d’Alger" de Picasso, establecido en 2015.

“Estoy profundamente conmocionado por” el precio, explicó Stephen Campbell, profesor de historia del arte en la Universidad Johns Hopkins que se enfoca en el arte del Renacimiento. “Como me dijo un colega hoy, el 1 por ciento, que posee la mitad de la riqueza del planeta, está buscando los últimos lugares para depositar su riqueza. Este es un sector muy limitado y sobrevalorado del mercado del arte. . El precio podría controlarse de tal manera que una institución pública pudiera permitírselo. Este no es un momento de celebración ".

La inquietud de Campbell proviene, en parte, de la turbia historia de la pintura, un punto de presión para una parte de la comunidad académica. Campbell vio a “Salvator Mundi” en persona hace seis años. En ese momento, quedó impresionado por la alineación de expertos dispuestos a responder por el trabajo, así como por el escrupuloso informe de estado que publicó Christie para aclarar toda la historia de conservación de la pintura. El informe señala que los rayos X y la reflectografía infrarroja revelaron los pentimenti característicos, o cambios visibles, que ayudaron a confirmar la atribución de la pintura.

“Dicho esto”, continuó Campbell, “hay muy poco Leonardo visible en la pintura que se vio ayer”.

Campbell estimó que solo el 20 por ciento de la superficie de la pintura se realizó en el taller italiano de Leonardo del siglo XVI. El resto fue cuidadosamente reconstruido por conservadores, incluida Dianne Dwyer Modestini. E incluso ese escaso 20 por ciento está en duda, existe la posibilidad de que haya sido ejecutado por los asistentes de Leonardo, meticulosamente entrenados para imitar su estilo, y no por el viejo maestro. La verdadera mano del artista, dijo Campbell, es imposible de discernir definitivamente.

“La mayoría de las pinturas [de Leonardo] posteriores a 1500 son híbridas”, dijo Campbell. Como resultado, "cuando los historiadores del arte dicen Leonardo, están hablando de una categoría", explicó. "Es un 'efecto Leonardo'".

Campbell no es el único historiador con sospechas. El asesor de arte Todd Levin y el especialista internacional senior de Sotheby's, Philip Hook, también han expresado dudas mesuradas sobre el trabajo y su procedencia. La pintura que una vez colgó en la colección de Carlos I de Inglaterra ahora parece agrietada y gastada, pintada y ligeramente reimaginada. Se desconoce su paradero desde 1763 hasta 1900. Resurgió, solo para venderse en 1958 por £ 45 y desaparecer una vez más, hasta que apareció en 2005, cortesía del comerciante de arte Alexander Parish. Entre 2013 y 2017, la pintura entonces autenticada por el consorcio se vendió una vez por más de $ 75 millones y nuevamente por $ 127,5 millones.

"La atribución de esta pintura es objeto de un acalorado debate entre los estudiosos de Leonardo y los historiadores del arte del Renacimiento, como siempre sucede con el descubrimiento de nuevas obras de un artista importante", Francesca Fiorani, decana asociada de artes y humanidades y profesora de historia del arte en la Universidad. de Virginia, dijo al HuffPost. “El tiempo dirá si la atribución de este panel a Leonardo se mantendrá o si en unos años la pintura se verá muy diferente”.

En una declaración al HuffPost, un representante de Christie's citó a Luke Syson, curador de pinturas italianas antes de 1500 y jefe de investigación en la Galería Nacional de Londres Keith Christiansen, presidente de pintura europea en el Museo Metropolitano de Arte Vincent Delieuvin, curador del siglo XVI. pintura italiana del siglo XXI en el Musée du Louvre y Martin Kemp, profesor emérito de historia del arte en la Universidad de Oxford, entre otros, como expertos dispuestos a avalar la obra como Leonardo. Kemp reiteró su apoyo a la atribución durante una llamada telefónica con HuffPost el jueves.

“Hubo algunos publicistas egoístas, periodistas, que intentaron denigrar la pintura, que era tan cara, que era tan valorada. Pero no fueron objeciones serias ”, dijo Kemp. Como evidencia de la obra de Leonardo, Kemp se centró en varios aspectos de la obra, incluido el misterioso orbe que aparece en la mano de Cristo.

"No era como una esfera ordinaria", recordó Kemp de su tiempo mirando la pintura en persona. “Parecía cristal de roca. . No es la esfera "Mundi" normal. Esta es la esfera de las estrellas fijas, del cosmos. Entonces Leonardo lo transmutó de ser un salvador del mundo a ser un salvador del cosmos. Ese es el tipo de genio del que era capaz ".

En cuanto a la suma pagada para asegurar el "Salvator", Kemp estuvo de acuerdo en que es "asombroso". Pero la pintura, que describió como el "equivalente espiritual de 'Mona Lisa'", dijo, "vale lo que alguien está dispuesto a pagar por ella".

“Las personas que están pagando estas sumas de dinero sin duda habrían realizado la debida investigación”, agregó. “Es en gran parte una restauración, y es una imagen dañada, pero también lo son muchas obras maestras antiguas. No es el mejor que he visto en mi vida, y no es el peor ".

Al final del día, Campbell concluyó que la duda que rodea al supuesto Leonardo no importa, porque, a todos los efectos prácticos, la atribución de la obra de arte fue confirmada por la venta de Christie.

“Como dijo un colega mío, 'Nada hace a un Leonardo más de un precio de cien millones de dólares'”, dijo Campbell. "La valoración funciona a la inversa para justificar la atribución". Al final, Campbell dijo que podía aceptar la pintura como un Leonardo, pero no podía reconciliarse con su precio. “Se ha convertido en un trofeo, un fetiche del mercado. Se está quitando el interés de los académicos ”, dijo.

Lynn Catterson, profesora a tiempo parcial en la Universidad de Columbia que se especializa en el Renacimiento, el mercado del arte histórico y la Florencia del siglo XIX, describió de manera similar el valor de la pintura como `` ridículo y endémico de un planeta cuyas disparidades económicas son peores que graves. Y eso es dejar de lado las cuestiones de autenticidad y procedencia ”.

Como escribió Tim Schneider para Artnet News, la estructura de tarifas revisada de Christie coloca a los compradores capaces de comprar obras de más de $ 4 millones con una prima del 12.5 por ciento, lo que finalmente llevó la oferta final de $ 400 millones por "Salvator" a un pago total más cercano a los 500 millones. Marcos. Para las instituciones culturales con presupuestos limitados, la prima permite a los compradores privados superarlos en las subastas, dejando piedras de toque culturales en manos de los ultrarricos.

El Informe de Riqueza Global de este año, publicado el martes, confirmó que el 1 por ciento de la población mundial posee la mitad de la riqueza total de los hogares del mundo. Así como el dinero tiene el poder de moldear la democracia, también amenaza con reescribir la historia del arte. Si un precio sísmico se convierte en un indicador más poderoso de obras maestras que el consenso académico, la procedencia y la autenticación, la venta sienta un precedente aterrador para, como dijo Saltz, #FakeArtNews.

"La mayoría de la gente no parece darse cuenta de que una atribución es una opinión y, como tal, legalmente no es vinculante", dijo Maurizio Seracini, un diagnosticador de arte que ha trabajado extensamente con el trabajo de Leonardo. “¡Sin embargo, los inversores están comprando arte a precios increíbles basándose solo en opiniones! ¡No es de extrañar por qué la producción de falsificaciones está en auge a nivel internacional! "

Una valoración de 450 millones de dólares es entonces, según la mayoría de las cuentas, increíble. Sin embargo, si algún artista pudiera hacerlo póstumamente, Leonardo podría ser el candidato más probable.

"En un nivel, una figura asombrosa en el mercado del arte me recuerda la disparidad financiera global", dijo Bronwen Wilson, profesor de Renacimiento y arte moderno temprano en UCLA. “Pero también me encuentro rumiando sobre Dan Brown, los videojuegos y las alineaciones para ver las obras de Leonardo, para la 'Mona Lisa', 'La última cena' y exposiciones, lo que quiere decir que también hay algo sobre la compra particular de Leonardo en la imaginación cultural que juega un papel en este caso ".

El culto a Leonardo se extiende por todas partes. Se ha convertido en la manifestación mítica del genio interdisciplinario, una amalgama sobrehumana de talento artístico, perspicacia científica y curiosidad desenfrenada. Y todavía hay otra obra de Leonardo en manos privadas: "La Virgen del devanador".

Como mencionó Campbell, será interesante ver qué sucede cuando esta obra maestra final llegue a la subasta. Quizás "Madonna" no igualará el alto precio de "Salvator", lo que sugiere que los altos precios de las subastas han alcanzado su punto de inflexión. Sin embargo, si los valores continúan inflándose, la burbuja del acero del mercado del arte continuará sirviendo como una alcancía glorificada para el 1 por ciento.

Esta publicación se ha actualizado para aclarar el efecto de la prima del comprador de Christie.


Cuadro perdido de Leonardo da Vinci: ¿extraordinario o 'pedazo de basura inventado'?

El crítico Jerry Saltz ha formulado la misma acusación.

“La pintura está absolutamente muerta. Su superficie es inerte, barnizada, escabrosa, restregada y repintada tantas veces que parece a la vez nueva y vieja ”, escribió en un artículo para Vulture a principios de esta semana.

Christie's, que puede ganar hasta 50,3 millones de dólares con la venta de discos, no está de acuerdo e incluso produjo un video de gente mirando la pintura con la boca abierta aproximadamente una semana antes de su venta.

"La experiencia de poner los ojos en una obra descrita como la 'Divina Mona Lisa', una de las menos de 20 pinturas reconocidas como de la mano del maestro del Renacimiento, es una que ha conmovido a la gente de muchas maneras diferentes", escribió la casa de subastas en un artículo que acompaña al video.

Pero es humo y espejos, según Levin, quien dijo que las imágenes solo demuestran que Christie's es buena en marketing, no que la pintura sea legítima.

"Fue este triunfo de la marca y el deseo sobre el conocimiento y la realidad", bromeó.

Christie's ha dicho que los críticos están verdes de envidia y que las casas de subastas en competencia están avivando la disidencia en la comunidad artística.

"Creo que los que odian van a odiar; honestamente, son chismes casi completamente ignorantes", dijo anteriormente el vicepresidente de Christie, Alan Wintermute, a The Post.


El cuadro más caro del mundo no es un da Vinci completo, dicen los funcionarios

Robert Simon se encontró con una pintura de Leonardo da Vinci y se emocionó. "Lloré", le dijo a The Post al ver la obra colgada en Christie’s Nueva York, expuesta antes de una subasta de 2017. Gracias a Dios, la habitación estaba a oscuras. La pintura había pasado por lo que yo había pasado. Esto fue personal ".

Como se relata en un nuevo documental, "The Lost Leonardo", Simon, un respetado comerciante de arte e historiador de Nueva York, pasó años averiguando si esta pintura, Salvator Mundi, era real o no. Soportó las críticas de los detractores: el crítico de arte de la revista New York Jerry Saltz exclama en la película: "No es más real que cualquiera de las otras estafas y esquemas soñados ..." después de llamar a la obra "una basura inventada". ”- y tenía sus partidarios. "Es absolutamente un Leonardo", dijo a The Post Martin Kemp, autor de "Leonardo By Leonardo" y profesor emérito de historia del arte en el Trinity College de la Universidad de Oxford. "Que algo así venga de la nada es extraordinario".

Una vez propiedad de Simon y dos socios, el Mundi comenzó su existencia actualmente anunciada como un llamado "durmiente", comprado por Simon y su colega Alex Parish en 2005 por la asombrosa suma de $ 1,150 a través de una subasta discreta en Nueva Orleans. Nadie sabía de qué se trataba, y mucho menos de lo que podía valer. Simon y Parish tenían un historial de encontrar durmientes - “Por lo general, compras uno por $ 1,150 y lo vendes por $ 5,000”, dijo Simon - pero esta pieza resultó diferente.

Sin embargo, las expectativas iniciales eran bajas. “Me complació que fuera una pintura real”, dijo Simon, que no la vio en persona antes de pujar. "Pero me asombró el repintado", sobre el trabajo original, "y la alta calidad del original que pude ver".

Robert Simon ha estado tratando de llegar al fondo del cuadro de Da Vinci. Stefano Giovannini

El mejor escenario probable en ese momento: era una copia hecha por los alumnos del maestro o las manos del estudio, lo que aún lo convertiría en un hallazgo importante. Pero Dianne Modestini, la estimada restauradora de arte que fue contratada para reparar la pintura, que prácticamente se estaba cayendo a pedazos después de 600 años de tratamiento descuidado, le pidió a Simon que pasara por su estudio.

Ella le mostró detalles del labio del sujeto. "Era tan similar al de la Mona Lisa", se maravilló Simon, refiriéndose a la obra más famosa de da Vinci. "Intentamos encontrar una explicación". Pero, entre esta característica y otras, agregó, “La única conclusión fue que tenía que ser de Leonardo”.

Ver también

Los & # 8216eyes & # 8217 más buscados del mundo del arte

Sin embargo, admitió Simon, "me referí a él como un Leonardo pero, inicialmente, nunca lo creí".

Después de ocho años de mucho estrés de restauración, que incluyeron la pintura hecha jirones que terminó en "cinco a siete" piezas antes de ser ensambladas meticulosamente, Simon y sus socios recibieron su respuesta. En 2008, cinco expertos de Leonardo se reunieron en Londres, acusados ​​de opinar sobre si era legítimo o no. Un libro titulado "El último Leonardo" dijo que los resultados parecían ser dos "sí", un "no" y dos "no comentarios".

& # 8220Eso & # 8217 está mal, & # 8221 dijo Simon. & # 8220Antes de una exposición de 2011 en Londres, escribí a los estudiosos y todos confirmaron la atribución a Leonardo. & # 8221

Esa muestra de la Galería Nacional le dio a la obra un sello de aprobación de facto. Los amantes del arte se alinearon y se produjo un paseo en montaña rusa. Para empezar, en 2012, el Museo de Arte de Dallas expresó interés en poseer la codiciada obra. “Estuvo allí durante nueve meses”, dijo Simon, y agregó que la financiación nunca se fusionó. "Ese fue un momento difícil".

La pintura volvió a sus dueños. En 2013, Sotheby's se acercó e Yves Bouvier, un comerciante y propietario de puertos francos (las instalaciones donde el arte se puede almacenar de manera discreta y segura), ofreció $ 80 millones. Simon y sus socios mordieron. "Definitivamente consiguió un trato", dijo Simon, que se describió a sí mismo como "golpeado" y listo para vender. “Al día siguiente lo vendió [por 127,5 millones de dólares]. Nada mal para un día de trabajo ".

El comprador fue el oligarca ruso Dmitry Rybolovlev. El precio de venta de Sotheby & # 8217s se hizo público y este trabajo se convirtió en parte de una demanda: Rybolovlev afirmó que Bouvier trabajaba para él como consultor (tomando el 1 por ciento de las piezas dirigidas a su manera) en lugar de un comerciante. Bouvier no estuvo de acuerdo. En cualquier caso, un Rybolovlev despreciado puso la pintura a la venta en Christie & # 8217s. Fue entonces cuando Simon disfrutó de un momento con lo que alguna vez fue su da Vinci.

Robert Simon había comprado la pintura en 2005 como & # 8220sleeper & # 8221 por menos de $ 2,000. VCG Wilson / Corbis a través de Getty Images

El trabajo luego se vendió por un récord de $ 450 millones al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman. Los intentos de exhibir la pintura bajo su propiedad se estancaron y no se conoce con exactitud su paradero. La película señala que colgó durante un tiempo en su yate. "Eso es una locura", dijo el director Andreas Koefoed a The Post. “La humedad en un yate siempre es alta. No es un buen lugar para pintar ”.

Simon dijo que no le molesta el fuerte retorno de Rybolovlev y que se alegra de que la gente reconozca el valor histórico de Salvator Mundi.

"Cuando se vendió por eso, me sentí reivindicado", dijo, y agregó que anticipó que costaría 280 millones de dólares. “Al final, gané más dinero del que jamás hubiera soñado. La pintura cambió mi vida. Estoy feliz por eso ".


¿Leonardo Davinci era rico?

El precio récord actual es de aproximadamente 450 millones de dólares pagados Leonardo da VinciSalvator Mundi en noviembre de 2017.

Asimismo, ¿Leonardo Davinci era religioso? Leonardo: Religión y su arte Le dieron un funeral católico y lo enterraron en tierra consagrada. El historiador de arte Luke Syson ha argumentado que Leonardo tenía un conocimiento sólido de religioso simbolismo y enseñanzas católicas contemporáneas, que combinó con un enfoque humanista de los temas de su arte.

También hay que saber, ¿cómo ganó dinero Leonardo da Vinci?

Leonardo ganó su dinero principalmente como ingeniero, arquitecto y asesor de los príncipes italianos, principalmente para los Medici en Florencia y los Sforza en Milán. Por ejemplo Leonardo asumió cuestiones de gestión del agua como la construcción de pozos y la canalización para Florencia. Fueron proyectos ambiciosos.

¿Leonardo Davinci estaba ciego?

Leonardo da Vinci era ciego cuando el murió. Al final de su vida, Leonardo da Vinci sufrió parálisis parcial en la mano izquierda, pero no sufrió de ceguera.


El Salvator Mundi de Leonardo Da Vinci se vendió por más de $ 450 millones, rompiendo un récord mundial

Considerado como el último cuadro atribuido a Leonardo Da Vinci aún en manos privadas, Salvator Mundi (Salvador del mundo) alcanzó el precio astronómico de $ 450,312,500 (incluida la prima del comprador) el miércoles por la noche en Nueva York, convirtiéndose en la obra de arte más cara jamás vendida en subasta.

Christie's vendió a Salvator Mundi, con un precio inicial de 100 millones de dólares y un nivel de exageración épica, como "una audiencia absorta de casi 1.000 coleccionistas de arte, marchantes, asesores, periodistas y espectadores abarrotados en la sala de subastas principal del Rockefeller Center, con muchos miles más sintonizando a través de una transmisión en vivo ", informó Christie's en su sitio web.

"Jussi Pylkkänen, el presidente global de Christie, derribó el lote 9 después de una batalla de ofertas extraordinaria que duró poco menos de 20 minutos. El concurso se redujo a dos postores, con incrementos saltando en un punto de $ 332 millones a $ 350 millones en uno oferta y luego, en apenas 18 minutos, de $ 370 millones a $ 400 millones. Se escucharon gritos ahogados en la sala de ventas, que dieron paso a aplausos cuando el copresidente de Christie, Alex Rotter, hizo la oferta ganadora para un cliente por teléfono ".

La posibilidad de que un museo pudiera permitirse comprar la inquietante pintura de Jesucristo de 500 años de antigüedad, conocida en el mundo del arte como la "Mona Lisa masculina" debido a su expresión ilegible, las manos colocadas con delicadeza y la complejidad de los rizos. of his hair, all characteristic of Da Vinci's style, was for months the subject of international speculation.

Still now the attribution of the work to Leonardo is not universally accepted in the art world. “One critic has described the surface of the painting to be ‘inert, varnished, lurid, scrubbed over and repainted so many times that it looks simultaneously new and old,’ reported the BBC.

For the New York Times critic Jason Farago, it was “a proficient but not especially distinguished religious picture from turn-of-the-16th-century Lombardy, put through a wringer of restorations.”

Christie's, has insisted that the painting is authentic and presented it as ‘the greatest artistic rediscovery of the 20th century.’

A staffer poses with Salvator Mundi before the New York auction Photo: Carl Court/Getty Images

The masterpiece was long lost and then rediscovered in a story “as fascinating as any best-selling thriller,” according to Christie's . It's one of only 20 surviving paintings accepted as originating from the artist’s own hand, and was auctioned as the star of Christie's Post-War and Contemporary Evening Sale, “a testament to the enduring relevance of this picture."

The previous holder of the record price for an Old Master painting was Masacre de los inocentes by Peter Paul Rubens, which sold for $76.7 million (£49.5 million) in 2002. The previous auction record for Leonardo da Vinci was set at Christie’s in 2001 when Horse and Rider , a work on paper, sold for $11,481,865. The previous record for the most expensive work of art at auction was set in the same Christie’s saleroom, when Picasso’s Les Femmes d'Alger (Version ‘O’) achieved $179,364,992.

The New York sale Wednesday evening “of the most iconic figure in the world by the most important artist of all times,” offered the world's richest collectors a once-in-a-lifetime opportunity, given that all other surviving paintings by Da Vinci, who died in 1519, are owned by museums.

It was sold by the family trust of Russian billionaire Dmitry Rybolovlev, who owns the French football club AS Monaco and who had bought it in 2013 for $127.5 million from Swiss art dealer Yves Bouvier.

Christie's unveiled Salvator Mundi along with Andy Warhol's Sixty Last Suppers Photo: Ilya S. . [+] Savenok/Getty Images for Christie's Auction House

Salvator Mundi was originally commissioned by Louis XII of France around 1505 and later sold to Charles I of England, where it's recorded in the inventory of the Royal Collection.

It changed hands a number of times among English aristocrats, first disappearing from 1763 to 1900, when it apparently was purchased as a work by Leonardo’s follower, Bernardino Luini, for the Cook Collection, Doughty House, Richmond. Its attribution to Leonardo, as well as its origins and illustrious history had by then been forgotten.

"By this time, Christ’s face and hair were extensively repainted. A photograph taken in 1912 records the work’s altered appearance," Christie's reports.

"After the dispersal of the Cook Collection, the work was ultimately consigned to auction in 1958, where it fetched £45." After that it disappeared once again for nearly 50 years."

Jesus’s portrait reappeared again in 2005, when art experts bought it at a regional auction in Louisiana, hidden under heavy amateur retouches including a crude beard and gnawed by worms to the point of being unrecognizable.

“Not much is known about how Salvator Mundi, which depicts Jesus holding a clear orb and raising his right hand in blessing, came to be in Louisiana. At the time it was thought to have been painted by a member of Leonardo’s school,” writes El abogado de Nueva Orleans.

Identification of Salvator Mundi, the first of Leonardo’s painting to be discovered since 1909 and hailed as the most important artistic find of the last 50 years, was possible after a lengthy restoration revealed traces of Da Vinci’s trademark techniques.[/tweet_quote]

It was unveiled to the world in 2011 at London’s National Gallery’s exhibition Leonardo da Vinci: Painter at the Court of Milan. Two years later it was sold to Yves Bouvier for $80 million. He then sold it a short time later to Rybolovlev for $127.5 million.

That transaction sparked a well-publicized legal battle between the two men that involved Sotheby’s and the previous sellers, who claimed to have been cheated.

"Its inclusion in the National Gallery’s landmark exhibition of 2011-12 — the most complete display of Leonardo’s rare surviving paintings ever held — came after more than six years of painstaking research and inquiry to document the painting’s authenticity," Christie's writes in the presentation of the portrait.

‘It is every auctioneer’s ambition to sell a Leonardo and likely the only chance I will ever have,’ said Pylkkänen after the record sale. ‘It’s the pinnacle of my career so far. It is also wonderful for an Old Master to be at the centre of such attention. The excitement from the public for this work of art has been overwhelming and hugely heartening.’


Why Critics Are Skeptical about the Record-Smashing $450 Million da Vinci

"Salvator Mundi," a 500-year-old painting of Christ believed to be the work of Leonardo da Vinci, sold for $450.3 million at an auction in New York on Wednesday night. As Edward Helmore of the guardián reports, the painting’s hefty price tag makes it the most expensive work of art ever sold—either privately or at auction.

Contenido relacionado

Bidding for the piece started at $100 million, and after a tense 20 minutes, it sold for $400 million at Christie’s in New York. Fees bring the grand total of the piece up to $450.3 million.  Christie’s has not identified the anonymous buyer, or even said where he or she resides.

According to a Christie’s press release, the previous record for a work by an Old Master belonged to "Massacre of the Innocents" by Peter Paul Rubens, which sold for $76.7 million in 2002. The sale of "Salvator Mundi" (or “Savior of the World”) also surpasses the $300 million paid for a Paul Gauguin in a private sale. Intriguingly, Christie’s sold the da Vinci piece during its Post-War and Contemporary Art Evening Sale, grouping it with a Basquiat and Warhol—probably, writes Will Gomptez of the BBC, because “big money comes into the room nowadays when Pollocks and Twomblys are on the block, and promptly leaves when the Reynolds and Winterhalters arrive.”

The record-smashing work depicts Christ with curling locks, clutching a crystal orb in his left hand and raising a hand in benediction. "Salvator Mundi" is believed to be one of about 20 da Vinci oil paintings that have survived to the present-day, and the last one that is held by a private collector.

According to Christie’s, the piece was painted in approximately 1500, possibly for King Louis XII of France. By 1625, it had landed in the collection of King Charles I of England. In the late 17th century the work vanished, only to resurface in 1900, when it was acquired by Sir Charles Robinson. At that time, "Salvator Mundi" was labeled as the work of da Vinci’s follower, Bernardino Luini. And in 1958, it disappeared once again.

The painting was rediscovered nearly 50 years later at a regional auction in the United States. “[I]ts new owners move forward with care and deliberation in cleaning and restoring the painting, researching and thoroughly documenting it, and cautiously vetting its authenticity with the world’s leading authorities,” Christie’s writes. Since then, "Salvator Mundi" has been passed between a roster of art dealers. Prior to the auction, it was owned by the Russian billionaire Dmitry E. Rybolovlev.

While the sale of "Salvator Mundi" has generated a considerable amount of excitement—people flocked to Christie’s exhibition space in Rockefeller Center when the work was temporarily displayed there—there are doubts about its authenticity. In a salty piece for Buitre, art critic Jerry Saltz opines that the painting looks like “a dreamed-up version of a missing da Vinci” and is “absolutely dead.”

“Its surface is inert, varnished, lurid, scrubbed over, and repainted so many times that it looks simultaneously new and old,” Saltz writes.

It is true that the work has been extensively painted over throughout the years—and that some attempts to revive it were “crude and distorting,” as a Christie’s report puts it. But there may be other reasons to question "Salvator Mundi"'s origins. “Experts estimate that there are only 15 to 20 existing da Vinci paintings,” Saltz writes. “Not a single one of them pictures a person straight on like this one. There is also not a single painting picturing an individual Jesus either. All of his paintings, even single portraits, depict figures in far more complex poses.”

Other experts disagree. Phillip Hook, Sotheby’s senior international specialist in Impressionist and modern art, tells Eileen Kinsella of Noticias artnet, that experts generally accept that there is “quite a lot of painting by Leonardo, but, over time, it has had to be restored, and now quite a lot of it is later restorers’ paint.” Still, he notes, “There are passages of it by Leonardo enough passages for it to be sold como a Leonardo.”

And that, it seems, was enough for one art lover with very, very deep pockets.


Leonardo da Vinci’s ‘Salvator Mundi,’ which sold for $450.3 million, is bound for the Louvre Abu Dhabi

When Leonardo da Vinci’s long-lost painting, “Salvator Mundi” (“Savior of the World”) shattered records by selling for $450.3 million at auction in mid-November, its fate remained as mysterious as its unknown buyer. But both were revealed on Wednesday.

Museumgoers will be able to view the painting at the Louvre Abu Dhabi, a United Arab Emirates franchise of the Paris museum, Christie’s Auction House told Bloomberg. The museum appeared to confirm this, tweeting on Wednesday that, “Da Vinci’s Salvator Mundi is coming to #LouvreAbuDhabi.” It is unclear at this time when the painting will be displayed.

According to the New York Times, the painting’s buyer was not the museum but an outside party: one Prince Bader bin Abdullah bin Mohammed bin Farhan al-Saud, a “little-known” Saudi Arabian prince with no history as an art collector.

The Louvre Abu Dhabi, which opened on Nov. 11, has been one of the “most aggressive buyers on the global art market over the last decade,” according to Bloomberg.

These acquisitions, including that of “Salvator Mundi,” are probably part of a dedicated effort to raise the global cultural profile of the UAE.

Prince Bader’s purchase of the painting is surprising for a number of reasons, as the New York Times noted.

First, the painting portrays Jesus, whom many Muslims believe to be a prophet. Most who practice Islam — the state region of Saudi Arabia — shun visual portrayals of its prophets.

When he placed the required $100 million to participate in the Christie’s auction, lawyers from the auction house asked how he acquired the money, according to documents obtained by the Times.

He reportedly responded that it came from real estate and that he was one of 5,000 princes, saying nothing more.

Finally, the splashy purchase came just as Saudi Arabia’s 32-year-old crown prince, Mohammed bin Salman, was leading a “sweeping crackdown against corruption and self-enrichment” among the country’s elite, as the Times noted.

“Salvator Mundi,” which depicts Jesus holding a crystal orb in his left hand and raising his right in blessing, is one of some 16 known surviving works painted by da Vinci. While most are scattered around the world, the Louvre Abu Dhabi will now have two of these paintings. It displays “La Belle Ferronnière,” which is on loan from the Louvre in Paris, according to Bloomberg.


Lost Leonardo painting had tangled path to $450 million sale

NEW YORK (AP) - Just a dozen years ago, a worn, touched-up, old painting of Christ went for less than $10,000 (8,450 euros) at an estate sale. On Wednesday, it was auctioned for a record-breaking $450 million (380 million euros) as a long-lost Leonardo da Vinci dubbed “the Last da Vinci” or the “male Mona Lisa.” Years of painstaking cleaning and study led scholars to authenticate it as Leonardo’s roughly 500-year-old “Salvator Mundi,” Latin for “Savior of the World.” But some experts are stunned at the jaw-dropping price for a painting with a patchy history and heavy restoration.

A look at the painting and its complicated, colorful past:

Leonardo made “Salvator Mundi” around 1500, according to Christie’s auction house, which conducted Wednesday’s sale. The painting depicts a blue-robed Jesus holding a crystal orb and gazing directly at the viewer.

The archetypal Renaissance man created some of the world’s most famous paintings, including the “Mona Lisa” and “The Last Supper,” but fewer than 20 of his paintings are known to exist.

“Salvator Mundi” is the only one in private hands - since 2013, those of Russian billionaire Dmitry Rybolovlev. Thousands of people lined up to see it before the auction.

The high price, easily a record for a work of art at auction or in a private sale, surprised even experts. But Old Master paintings expert Nicholas Hall said Thursday it’s understandable that the painting commanded intense interest from bidders and the public.

Leonardo is “completely in a class of his own as a mind, as a myth, as an artist,” said Hall, a former Christie’s official who now runs a New York gallery. “There was and is this huge, genuine interest in this artist, and the story behind this painting - and the painting.”

ITS TRAVELS SPAN CENTURIES AND CONTINENTS

The painting, possibly commissioned by France’s King Louis XII, made its way to royalty in England, where prints and inventories record it in the mid-1600s, according to Christie’s. Then the painting’s trail went cold until an English collector acquired it in 1900. By then, many parts had been repainted, and it was attributed to Leonardo students, not the artist himself. It was auctioned in 1958 for 45 pounds - about 1,000 pounds, $1,300 or 1,100 euros today - and slipped from the art world’s view again until two New York art dealers bought it at the 2005 estate sale in the U.S.

“I recognized that there was tremendous quality to it,” said one of the dealers, Robert Simon. But at first, “I didn’t dare think it could be by Leonardo.”

A PRIZED PAINTING IS REDISCOVERED

Because of the centuries of inexpert touch-ups, the dealers enlisted a conservator to clean and restore the painting. After a year and a half of work and research came “an extraordinary moment,” Simon said: “We started to think that this painting, which was just an interesting picture, might actually be by this great master.”

Further study, analysis and examination, involving at least a dozen experts, led to “a broad consensus” that the painting was an original Leonardo, according to Christie’s. Among the factors: infrared imaging revealed that the artist had changed the composition slightly while working, indicating that the painting wasn’t simply a copy. Known Leonardo sketches correspond to the folds of the Christ figure’s robes, Christie’s noted, and the detailed curls and hands adhere to the artist’s style.

The prestigious National Gallery in London included the painting in a 2011 Leonardo exhibition. Two years later, the owners, by then a consortium, sold it for $75 million to $80 million (63 million to 68 million euros) to a Swiss art dealer. The dealer soon sold it to Rybolovlev, for $127.5 million (108 million euros). The deal is a subject of a legal fight between the two.

Christie’s isn’t identifying the new buyer.

Some scholars think the painting should be attributed to Leonardo’s studio, not to him personally.

“It’s a good studio work with some participation from Leonardo,” perhaps 15 percent, said Jacques Franck, a Paris-based art historian who has published scholarly articles on the artist.

Among his arguments: that the figure’s hand doesn’t reflect Leonardo’s mastery of anatomy.

To some others in the art world, the price is dumbfounding given the painting’s condition and the gaps in its provenance.

“It’s got a mystique? That’s enough to drop half a billion dollars?” asked Todd Levin, a New York-based art adviser who consults clients on purchases. “It’s a triumph of branding and desire over connoisseurship or expertise and reality.”

Not so, said Simon, the former co-owner.

“There’s always room for subjectivity of opinion,” he said, but “the evidence is overwhelming that this is a Leonardo.”

And beyond that, he said, “this is an extremely compelling picture that has a great spiritual effect on many people.”


Ver el vídeo: Italys largest ever collection of Leonardo da Vincis work (Enero 2022).