Información

El Congreso emite una "Declaración sobre las causas y la necesidad de tomar las armas"


El 6 de julio de 1775, un día después de reafirmar su fidelidad al rey Jorge III y desearle "un reinado largo y próspero" en la Petición de la Rama de Olivo, el Congreso expone "las causas y la necesidad de que tomen las armas" contra la autoridad británica en las colonias americanas. La declaración también proclamó su preferencia "por morir hombres libres en lugar de vivir como esclavos".

Como en la Petición de la Rama de Olivo, el Congreso nunca impugnó los motivos del rey británico. En cambio, protestaron: "Los grandes avances dados últimamente por la legislatura de Gran Bretaña para establecer sobre estas colonias su dominio absoluto ..." El Congreso proporcionó una historia de relaciones coloniales en las que el rey sirvió como la única conexión gubernamental entre la madre patria y colonias, hasta que, a sus ojos, la victoria contra Francia en la Guerra de los Siete Años hizo que el "nuevo ministerio de Gran Bretaña encontrando a todos los enemigos de Gran Bretaña sometidos" cayera sobre "la desafortunada idea de someter también a sus amigos". Según la declaración, el papel del rey se mantuvo constante, pero "el parlamento asumió por primera vez un poder de legislación ilimitada sobre las colonias de América", lo que resultó en el derramamiento de sangre en Lexington y Concord en abril de 1775.

En este punto, el Congreso asumió que si el rey pudiera simplemente entender lo que el Parlamento y sus ministros habían hecho, rectificaría la situación y devolvería a los colonos al lugar que les corresponde como miembros plenamente iguales del imperio británico. Sin embargo, cuando el rey se puso del lado del Parlamento, el Congreso pasó de una Declaración de Armas a una Declaración de Independencia.

LEER MÁS: Revolución estadounidense: causas y cronología


El Congreso emite una “Declaración sobre las causas y la necesidad de tomar las armas” - HISTORIA

Conflicto y Revolución
1775 al 1776

14 de abril de 1775 - Los británicos ordenan secretamente al gobernador de Massachusetts, Gage, que haga cumplir las Leyes Coercitivas y reprima la rebelión abierta entre los colonos utilizando toda la fuerza necesaria.

18 de abril de 1775: el general Gage ordena a 700 soldados británicos que vayan a Concord para destruir el depósito de armas de los colonos.

Esa noche, Paul Revere y William Dawes son enviados desde Boston para advertir a los colonos. Revere llega a Lexington alrededor de la medianoche y advierte a Sam Adams y John Hancock que se esconden allí.

Al amanecer del 19 de abril, unos 70 milicianos armados de Massachusetts se encuentran cara a cara en Lexington Green con la vanguardia británica. Un "disparo escuchado en todo el mundo" desordenado da comienzo a la Revolución Americana. Una descarga de mosquetes británicos seguida de una carga con bayonetas deja ocho estadounidenses muertos y diez heridos. Los británicos se reagrupan y se dirigen al depósito en Concord, destruyendo las armas y los suministros de los colonos. En el Puente Norte de Concord, un pelotón británico es atacado por milicianos, con 14 bajas.

Las fuerzas británicas luego comienzan una larga retirada desde Lexington de regreso a Boston y son hostigadas y disparadas por granjeros y rebeldes en todo el camino y sufren más de 250 bajas. Las noticias de los eventos en Lexington y Concord se extienden como la pólvora por las Colonias.

23 de abril de 1775: el Congreso Provincial de Massachusetts ordena la movilización de 13.600 soldados estadounidenses. Voluntarios coloniales de toda Nueva Inglaterra se reúnen y se dirigen a Boston, luego establecen campamentos alrededor de la ciudad y comienzan un asedio de un año de Boston controlado por los británicos.

10 de mayo de 1775: las fuerzas estadounidenses lideradas por Ethan Allen y Benedict Arnold capturan Fort Ticonderoga en Nueva York. El fuerte contiene un suministro muy necesario de equipo militar, incluidos cañones que luego son transportados a Boston por equipos de bueyes.

10 de mayo de 1775 - El Segundo Congreso Continental se reúne en Filadelfia, con John Hancock elegido como su presidente. El 15 de mayo, el Congreso coloca a las colonias en estado de defensa. El 15 de junio, el Congreso vota por unanimidad para nombrar a George Washington general y comandante en jefe del nuevo Ejército Continental.

17 de junio de 1775 - La primera gran pelea entre las tropas británicas y estadounidenses ocurre en Boston en la Batalla de Bunker Hill. Las tropas estadounidenses están atrincheradas a lo largo del terreno elevado de Breed's Hill (la ubicación real) y son atacadas por un asalto frontal de más de 2000 soldados británicos que asaltan la colina. A los estadounidenses se les ordena no disparar hasta que puedan ver "el blanco de sus ojos". Cuando los británicos se acercan a 15 pasos, los estadounidenses lanzaron una mortífera andanada de fuego de mosquete y detuvieron el avance británico. Los británicos luego se reagrupan y atacan 30 minutos después con el mismo resultado. Un tercer ataque, sin embargo, tiene éxito cuando los estadounidenses se quedan sin municiones y solo les quedan bayonetas y piedras para defenderse. Los británicos lograron tomar la colina, pero perdieron la mitad de sus fuerzas, más de mil bajas, y los estadounidenses perdieron alrededor de 400, incluido el importante líder colonial, el general Joseph Warren.

3 de julio de 1775: en Cambridge, Massachusetts, George Washington toma el mando del Ejército Continental, que ahora cuenta con unos 17.000 hombres.

Ver también: Galería de imágenes de George Washington

5 de julio de 1775 - El Congreso Continental adopta la Petición de la Rama de Olivo que expresa la esperanza de una reconciliación con Gran Bretaña, apelando directamente al Rey en busca de ayuda para lograrlo. En agosto, el rey Jorge III se niega incluso a mirar la petición y, en cambio, emite una proclama declarando que los estadounidenses se encuentran en un estado de rebelión abierta.

6 de julio de 1775: el Congreso Continental emite una Declaración sobre las causas y la necesidad de tomar las armas que detalla las razones de los colonos para luchar contra los británicos y declara que los estadounidenses están `` resueltos a morir hombres libres en lugar de vivir como esclavos ''.

26 de julio de 1775: se establece una oficina de correos estadounidense con Ben Franklin como director general de correos.

28 de noviembre de 1775 - El Congreso establece la Marina estadounidense. Al día siguiente, el Congreso nombra un comité secreto para buscar ayuda de las naciones europeas.

23 de diciembre de 1775 - El rey Jorge III emite una proclamación real que cierra las colonias americanas a todo comercio y comercio, que entrará en vigor en marzo de 1776. También en diciembre, se informa al Congreso que Francia puede ofrecer apoyo en la guerra contra Gran Bretaña.

5 de enero de 1776: la asamblea de New Hampshire adopta la primera constitución estatal estadounidense.

9 de enero de 1776 - Se publica en Filadelfia & quotCommon Sense & quot de Thomas Paine. El panfleto de 50 páginas es muy crítico con el rey Jorge III y ataca la lealtad a la monarquía en principio al tiempo que proporciona sólidos argumentos a favor de la independencia estadounidense. Se convierte en un éxito de ventas instantáneo en Estados Unidos. “Tenemos en nuestro poder comenzar el mundo de nuevo. American se defenderá, no solo por ella misma, sino por el mundo '', afirma Paine.

4 al 17 de marzo de 1776: las fuerzas estadounidenses capturan Dorchester Heights, que domina el puerto de Boston. La artillería británica capturada de Fort Ticonderoga se coloca en las alturas para hacer cumplir el asedio contra los británicos en Boston. Los británicos evacuan Boston y zarpan hacia Halifax. George Washington luego se apresura a ir a Nueva York para establecer defensas, anticipándose al plan británico de invadir la ciudad de Nueva York.

6 de abril de 1776: el Congreso Continental declara que los puertos marítimos coloniales están abiertos a todo el tráfico, excepto a los británicos. El Congreso ya había autorizado incursiones de corsarios en barcos británicos y también aconsejó desarmar a todos los estadounidenses leales a Inglaterra.

12 de abril de 1776 - La asamblea de Carolina del Norte es la primera en autorizar a sus delegados en el Congreso Continental a votar por la independencia de Gran Bretaña.

2 de mayo de 1776: los revolucionarios estadounidenses obtienen el apoyo extranjero que tanto habían estado esperando. El rey Luis XVI de Francia compromete un millón de dólares en armas y municiones. España también promete apoyo.

10 de mayo de 1776: el Congreso Continental autoriza a cada una de las 13 colonias a formar gobiernos locales (provinciales).

28 de junio de 1776: en Carolina del Sur, las fuerzas estadounidenses en Fort Moultrie defienden con éxito Charleston contra un ataque naval británico e infligen graves daños a la flota.

Junio-julio de 1776 - Una enorme flota de guerra británica llega al puerto de Nueva York que consta de 30 acorazados con 1200 cañones, 30,000 soldados, 10,000 marineros y 300 barcos de suministro, bajo el mando del general William Howe y su hermano, el almirante Lord Richard Howe.

Junio-julio de 1776 - El 7 de junio, Richard Henry Lee, un delegado de Virginia al Congreso Continental, presenta una resolución formal en la que pide a Estados Unidos que declare su independencia de Gran Bretaña. El Congreso decide posponer su decisión al respecto hasta julio. El 11 de junio, el Congreso nombra un comité para redactar una declaración de independencia. Los miembros del comité son Thomas Jefferson, Benjamin Franklin, John Adams, Roger Livingston y Roger Sherman. Jefferson es elegido por el comité para preparar el primer borrador de la declaración, que completa en un día. Solo diecisiete días después, el 28 de junio, la Declaración de Independencia de Jefferson está lista y se presenta al Congreso, con los cambios realizados por Adams y Franklin. El 2 de julio, doce de las trece delegaciones coloniales (Nueva York se abstiene) votan a favor de la resolución de Lee para la independencia. El 4 de julio, el Congreso respalda formalmente la Declaración de Jefferson y se enviarán copias a todas las colonias. La firma real del documento ocurre el 2 de agosto, cuando la mayoría de los 55 miembros del Congreso colocan sus nombres en la copia en pergamino.

4 de julio de 1776 - Declaración de Independencia de los Estados Unidos

12 de julio de 1776 - Como demostración de fuerza, dos fragatas británicas navegan por el río Hudson disparando sus armas. Luego, los sentimientos de paz se extienden a los estadounidenses. A petición de los británicos, el general Washington se reúne con los representantes de Howe en Nueva York y escucha vagas ofertas de clemencia para los rebeldes estadounidenses. Washington declina cortésmente, luego se va.

27-29 de agosto de 1776: el general Howe lidera a 15.000 soldados contra el ejército de Washington en la batalla de Long Island. Washington, superado en número por dos a uno, sufre una severa derrota cuando su ejército es flanqueado y se dispersa. Los estadounidenses se retiran a Brooklyn Heights, enfrentando una posible captura por parte de los británicos o incluso una rendición total.

Pero por la noche, los estadounidenses cruzan el East River en pequeñas embarcaciones y escapan a Manhattan, luego evacuan la ciudad de Nueva York y se retiran a través de la isla de Manhattan hacia Harlem Heights. Washington ahora cambia de táctica, evitando batallas a gran escala con los británicos mediante una serie de retiradas.

11 de septiembre de 1776: se lleva a cabo una conferencia de paz en Staten Island con el almirante británico Lord Richard Howe, reuniéndose con representantes estadounidenses, incluidos John Adams y Benjamin Franklin. La conferencia fracasa cuando Howe exige que los colonos revoquen la Declaración de Independencia.

16 de septiembre de 1776: después de evacuar la ciudad de Nueva York, el ejército de Washington rechaza un ataque británico durante la batalla de Harlem Heights en el alto Manhattan. Varios días después, el fuego envuelve la ciudad de Nueva York y destruye más de 300 edificios.

22 de septiembre de 1776: después de ser sorprendido espiando a las tropas británicas en Long Island, Nathan Hale es ejecutado sin juicio, sus últimas palabras: "Solo lamento tener una vida que perder por mi país".

26 de septiembre de 1776: el Congreso nombra a Jefferson, Franklin y Silas Deane para negociar tratados con los gobiernos europeos. Franklin y Deane luego viajan a Francia en busca de ayuda financiera y militar.

9 de octubre de 1776: los misioneros españoles establecen San Francisco en la costa de California.

11 de octubre de 1776: una gran derrota para la inexperta armada estadounidense en el lago Champlain a manos de una flota británica de 87 cañoneras. En la Batalla de Valcour Bay de 7 horas, la mayor parte de la flotilla estadounidense de 83 cañoneras queda paralizada y los barcos restantes se destruyen en un segundo enfrentamiento dos días después.

28 de octubre de 1776 - Después de evacuar sus fuerzas principales de Manhattan, el ejército de Washington sufre numerosas bajas en la Batalla de White Plains de las fuerzas del general Howe. Washington luego se retira hacia el oeste.

Noviembre de 1776 - Más victorias para los británicos como Fort Washington en Manhattan y sus preciosas reservas de más de 100 cañones, miles de mosquetes y cartuchos es capturado por el general Howe. Los estadounidenses también pierden Fort Lee en Nueva Jersey ante el general Cornwallis. El ejército de Washington sufre 3000 bajas en las dos derrotas. El general Washington abandona el área de Nueva York y mueve sus fuerzas más hacia el oeste, hacia el río Delaware. Cornwallis ahora lo persigue.

6 de diciembre de 1776: los británicos capturan la base naval de Newport, Rhode Island.

11 de diciembre de 1776: Washington lleva a sus tropas a través del río Delaware hacia Pensilvania. Al día siguiente, ante la preocupación de un posible ataque británico, el Congreso Continental abandona Filadelfia por Baltimore.

Entre las tropas de Washington se encuentra Thomas Paine, autor de Common Sense, que ahora escribe & quot. Estos son los tiempos que prueban las almas de los hombres: el soldado de verano y el patriota del sol, en esta crisis, se alejarán del servicio de su país: pero el que lo soporta AHORA merece el amor y el agradecimiento de un hombre y una mujer. La tiranía, como el infierno, no se conquista fácilmente. Sin embargo, tenemos este consuelo con nosotros, que cuanto más duro es el conflicto, más glorioso es el triunfo ''.

25-26 de diciembre de 1776 - En Navidad, George Washington toma 2400 de sus hombres y vuelve a cruzar el río Delaware.

Washington luego lleva a cabo una incursión sorpresa contra 1500 británicos-hessianos (mercenarios alemanes) en Trenton, Nueva Jersey.

Los hessianos se rinden después de una hora con casi 1000 prisioneros de Washington que sufre solo seis heridos (incluido el futuro presidente, el teniente James Monroe). Washington vuelve a ocupar Trenton. La victoria proporciona un impulso muy necesario a la moral de todos los patriotas estadounidenses.

Copyright & copy 1998 The History Place & # 153 Todos los derechos reservados

Condiciones de uso: Solo se permite la reutilización de texto, gráficos, fotos, clips de audio, otros archivos electrónicos o materiales de The History Place en el hogar / escuela privada, no comercial, sin Internet.


La diversidad racial y étnica aumenta una vez más con el 117 ° Congreso

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, jura a los nuevos miembros del Congreso durante la primera sesión del 117 ° Congreso el 3 de enero de 2021 (Tasos Katopodis / Getty Images).

Aproximadamente una cuarta parte de los miembros con derecho a voto (23%) de la Cámara de Representantes y el Senado de EE. UU. Son minorías raciales o étnicas, lo que convierte al 117 ° Congreso en el más diverso desde el punto de vista racial y étnico de la historia. Ha habido una tendencia de larga data hacia un mayor número de legisladores no blancos en Capitol Hill: este es el sexto Congreso en romper el récord establecido por el anterior.

En total, 124 legisladores se identifican hoy como negros, hispanos, asiáticos / isleños del Pacífico o nativos americanos, según un análisis del Pew Research Center de datos del Congressional Research Service. Esto representa un aumento del 97% con respecto al 107º Congreso de 2001-03, que tenía 63 miembros minoritarios.

Entre los senadores y representantes de hoy, la inmensa mayoría de los miembros de minorías raciales y étnicas son demócratas (83%), mientras que el 17% son republicanos. Esto representa un cambio con respecto al último Congreso, cuando solo el 10% de los legisladores no blancos eran republicanos. Nuestro análisis refleja los 532 miembros votantes del Congreso sentados al 26 de enero de 2021.

Este análisis se basa en trabajos anteriores del Pew Research Center para analizar la composición racial y étnica del Congreso de los EE. UU. Para determinar el número de legisladores de minorías raciales y étnicas en el 117º Congreso, utilizamos datos del Servicio de Investigación del Congreso. Los datos de población de EE. UU. Provienen de la Oficina del Censo de EE. UU. Los datos históricos se obtuvieron de CQ Roll Call, CRS y Brookings Institution. Todos los grupos raciales se refieren a no hispanos de una sola raza. Los hispanos son de cualquier raza. El representante nativo hawaiano Kai Kahele (D-Hawaii) se cuenta con los legisladores nativos americanos.

Nuestro análisis refleja los 532 miembros votantes del Congreso que estaban sentados al 26 de enero de 2021. En la Cámara, todavía no se ha convocado una carrera en Nueva York y un escaño de Luisiana está vacío porque el congresista electo murió antes de que pudiera prestar juramento. No incluimos al ex representante de Luisiana Cedric Richmond, quien renunció en enero para unirse a la administración de Biden. El número actual de miembros votantes de la Cámara es 432. Los nominados de la administración de Biden que aún no fueron confirmados al momento de escribir este artículo se incluyen en nuestro recuento. Los miembros independientes del Congreso se cuentan con el partido con el que forman parte del caucus.

Aunque los congresos recientes han seguido estableciendo nuevos máximos para la diversidad racial y étnica, todavía han sido desproporcionadamente blancos en comparación con la población general de los EE. UU. Los estadounidenses blancos no hispanos representan el 77% de los miembros con derecho a voto en el nuevo Congreso, considerablemente más grande que el 60% de la población estadounidense en general. Esta brecha no se ha reducido con el tiempo: en 1981, el 94% de los miembros del Congreso eran blancos, en comparación con el 80% de la población de EE. UU.

En la Cámara de Representantes, sin embargo, la representación de algunos grupos raciales y étnicos está ahora a la par con su proporción de la población total. Por ejemplo, el 13% de los miembros de la Cámara son negros, aproximadamente igual a la proporción de estadounidenses negros. Y los nativos americanos ahora representan aproximadamente el 1% tanto de la Cámara como de la población estadounidense.

Otros grupos raciales y étnicos de la Cámara están algo menos representados en relación con su parte de la población. La proporción de hispanos en la población de EE. UU. (19%) es aproximadamente el doble que en la Cámara (9%). Los asiáticoamericanos y los isleños del Pacífico juntos representan el 6% de la población nacional y el 3% de los miembros de la Cámara.

Este análisis incluye cuatro representantes que se cuentan con más de una identidad racial o étnica: el representante Robert Scott, demócrata de Virginia, se cuenta como negro y asiático. Los representantes Antonio Delgado y Ritchie Torres, ambos demócratas de Nueva York, figuran como negros e hispanos. La representante Marilyn Strickland, demócrata de Washington, es la primera legisladora negra en representar al estado y una de las primeras mujeres coreano-americanas en ser elegidas para el Congreso. El representante nativo hawaiano Kai Kahele (D-Hawaii) se cuenta con los legisladores nativos americanos. Los miembros portugueses americanos no están incluidos en el recuento hispano.

En la Cámara, los republicanos representan una mayor proporción de representantes minoritarios recién elegidos que en el pasado. De los 16 representantes de primer año que no son blancos, nueve son republicanos, en comparación con solo uno de los 22 nuevos representantes en el 116º Congreso. Esta cohorte de estudiantes de primer año incluye a los únicos dos republicanos negros en la cámara: Burgess Owens de Utah y Byron Donalds de Florida.

Once senadores son una minoría racial o étnica, frente a nueve en el 116º Congreso. Seis senadores son hispanos, dos asiáticos y tres negros.El estudiante de primer año Raphael Warnock es el primer senador negro que representa a Georgia, y otro estudiante de primer año, Alex Padilla, es el primer senador hispano en representar a California. Padilla reemplazó a la vicepresidenta y exsenadora Kamala Harris, quien fue una de las cuatro mujeres de color (y la única mujer negra) que prestó servicios en el Senado.

Solo tres de los 11 senadores no blancos son republicanos: Tim Scott de Carolina del Sur es negro y Marco Rubio de Florida y Ted Cruz de Texas son ambos hispanos.


7 DE JULIO DE 1777: BATALLA DE HUBBARDTON

En este día de 1777, las fuerzas británicas y patriotas en la campaña de Saratoga participan en la única batalla librada en el territorio de Vermont durante la Guerra de Independencia, en Hubbardton, cerca de Ticonderoga. Arpilleras y británicos bajo el mando del general alemán Friedrich Adolph Riedesel, Freiherr zu Eisenbach y el general de brigada británico Simon Fraser sorprendieron a los estadounidenses, desde el mando del general de división Arthur St. Clair & # 8217, en retirada de Fort Ticonderoga, en Nueva York. St. Clair había dejado atrás al coronel Seth Warner & # 8217s Green Mountain Boys, el coronel Ebenezer Francis & # 8217 11 ° Regimiento de Massachusetts y el coronel Nathan Hale & # 8217s 2 ° Regimiento de New Hampshire en Hubbardton para cubrir el resto de su ejército & # 8217s retirada hacia el sureste. En la mañana del 7 de julio, los británicos lanzaron un ataque sorpresa contra la retaguardia patriota en Hubbardton dirigido por Simon Fraser & # 8217s Advance Corps. Los Patriots lograron mantener su posición en la cercana Monument Hill durante más de una hora hasta que el barón Riedesel condujo a los granaderos de Brunswick, que cantaban himnos, a la refriega. La disciplinada fuerza alemana ganó el campo y el coronel Francis perdió la vida a causa de las heridas infligidas durante el conflicto.

No obstante, la retaguardia logró su objetivo de cubrir la retirada de St. Clair y # 8217 a Castleton, Vermont, y se unió con éxito a la retirada, a pesar de las grandes pérdidas: 41 muertos, 96 heridos y 234 capturados. Simon Fraser murió exactamente tres meses después en la batalla de Bemis Heights, donde la esposa de Riedesel y # 8217 cuidó sus heridas. Después de la rendición formal del general británico John Burgoyne en Saratoga el 17 de octubre de 1777, los Patriots capturaron a ambos Riedesels. Más tarde, las memorias de Luise Charlotte Riedesel sobre sus experiencias durante la Guerra de Independencia se publicaron en alemán e inglés.

Historiador general
Hijos de la Sociedad Nacional de la Revolución Americana

`` Si los hombres por miedo, fraude o error, en términos renunciaran y renunciaran a cualquier derecho natural esencial, la ley eterna de la razón y el gran fin de la sociedad, dejarían absolutamente sin efecto tal renuncia al derecho a la libertad que es un don de Dios Todopoderoso, no está en el poder del hombre enajenar este don y convertirse voluntariamente en un esclavo ''.


Asuntos federales

La Asociación Estadounidense de Enfermeras (ANA) trabaja para promover la profesión de enfermería y mejorar la salud y la atención médica para todos. Una de las principales formas en que logramos esto es abogando en nombre de las enfermeras registradas en los niveles superiores del gobierno a medida que se conciben, debaten e implementan las políticas.

ANA amplifica las voces de las enfermeras al presionar al Congreso y a las agencias ejecutivas, y al ofrecer información y herramientas que empoderan a las enfermeras para compartir su perspectiva y experiencia directamente con los legisladores.

En el congreso

Todos los días, ANA aboga en su nombre, educando y forjando relaciones con miembros del Congreso y personal del Congreso en ambos lados del pasillo, y presionando para promover la agenda política de ANA & rsquos en apoyo de enfermeras y pacientes.

Agencias y asuntos regulatorios de amplificadores

Cuando el Congreso aprueba leyes, rara vez contienen suficiente lenguaje específico para guiar su implementación por completo. Es responsabilidad de las agencias administrativas federales completar los detalles de las leyes nuevas o enmendadas con reglas y regulaciones y es importante que se escuche la voz de las enfermeras estadounidenses durante este proceso. ANA supervisa a las agencias federales a medida que emiten regulaciones y la implementación de las leyes federales.

Involucrarse

Visite la página de inicio en línea de nuestro programa de defensa federal en RNAction, dirigido por el Departamento de Asuntos Gubernamentales de ANA (GOVA). A través de este centro digital, descubrirá exactamente qué está haciendo ANA para ayudar a promover la causa de la enfermería a nivel nacional y cómo puede participar en el impulso de una atención médica de calidad para todos.


Reseñas de la comunidad

John Dickinson vivió una de las vidas políticas más extraordinarias de todos los padres fundadores. Quizás sea solo por su firme oposición a la independencia estadounidense que no es celebrado con gente como Washington, Jefferson y Franklin.

Nació en una familia moderadamente rica en Maryland. Su padre fue el primer juez del Tribunal de Primera Instancia de Delaware. Estudió derecho en el T John Dickinson vivió una de las vidas políticas más extraordinarias de todos los padres fundadores. Quizás sea solo por su firme oposición a la independencia estadounidense que no es celebrado con gente como Washington, Jefferson y Franklin.

Nació en una familia moderadamente rica en Maryland. Su padre fue el primer juez del Tribunal de Primera Instancia de Delaware. Estudió derecho en el Temple de Londres, la educación más prestigiosa que un joven podía esperar. Dickinson se unió a la política como miembro de la asamblea de Pensilvania en 1764, procedió con el Congreso de la Ley del Sello en 1765, donde redactó las Resoluciones del Congreso de la Ley del Sello. También fue durante este período que escribió una importante serie de ensayos, Letters of a Pennsylvania Farmer, sobre los acuerdos de no importación y no exportación contra el Gr. Bretaña. Estos ensayos fueron publicados en Londres en 1768 por Benjamin Franklin, y luego traducidos al francés y publicados en París. En 1774 asistió al primer Congreso Continental y escribió un discurso a los habitantes de la provincia de Quebec. Allí también, en 1775, y en combinación con Jefferson, escribió una Declaración de las causas y la necesidad de tomar las armas. Dickinson se opuso a una separación del Gr. Gran Bretaña y trabajó muy duro para moderar el lenguaje y la acción del Congreso, en un esfuerzo por mantener la posibilidad de reconciliación. Por eso se abstuvo de votar y firmar la Declaración de Independencia. En lo que pudo haber sido una broma bastante cruel, Thomas M'Kean (uno de los firmantes de la Declaración), entonces presidente de Delaware, nombró a Dickinson General de Brigada en el Ejército Continental. Se dice que su carrera militar fue breve.

Dickinson fue elegido nuevamente para el Congreso Continental en 1779, luego para la Asamblea de Delaware en 1780. Fue elegido gobernador de Pennsylvania en 1782 y sirvió allí hasta octubre de 1785. Se unió a la Convención Constitucional en Filadelfia en 1787 y luego se unió al coro de escritores que promueven la nueva constitución, en una serie de nueve ensayos, utilizando el seudónimo de Fabius. En 1792 ayudó a formar una nueva constitución para Delaware. Escribió otra serie de artículos en 1797. Poco después se retiró de la vida pública a su casa en Wilmington, donde murió el 14 de febrero de 1808. Dickinson College, en Carlisle Pennsylvania, es un monumento a su memoria. . más


Congreso de Sindicatos Sudafricanos (COSATU)

El Congreso de Sindicatos Sudafricanos (Cosatu) se inauguró el 1 de diciembre de 1985, en el punto álgido de la lucha contra el apartheid. Como federación, reunió a muchos de los sindicatos formados después de la ola de huelgas a principios de 1973 que marcó una renovación de la actividad sindical después de una pausa de una década.

Antecedentes del movimiento sindical

Aunque los sindicatos tuvieron presencia a lo largo de la historia moderna de Sudáfrica, los sindicatos negros nunca lograron establecer una presencia permanente hasta la aparición de los sindicatos a finales de los años setenta y ochenta. El Sindicato Industrial Comercial (UCI), formado por Cements Kadalie en 1919, fue el primer florecimiento real de la actividad sindical entre los trabajadores negros en el país. Aunque podría reclamar una membresía de 100,000 en su punto máximo en 1927, la UCI estaba moribunda en 1930.

Otros intentos de sindicalizar a los trabajadores negros tuvieron lugar a lo largo del período posterior a 1930, incluida la Federación Africana de Sindicatos inspirada en la CPSA, el Comité Conjunto Trotskista de Trabajadores Africanos y el Sindicato de Trabajadores de Ferrocarriles y Puertos de SA en la década de 1930. En 1940 se estableció el Comité de Coordinación de Sindicatos Africanos y al año siguiente se formó el Sindicato de Trabajadores de la Alimentación y Conservas, uno de los más duraderos en la historia del sindicalismo sudafricano.

La década de 1940 también vio el establecimiento del Sindicato de Mineros Africanos y el Consejo de Sindicatos No Europeos (CNETU).

Con la llegada del apartheid, leyes como la Ley de Supresión del Comunismo afectaron duramente a los sindicatos. Los trabajadores negros dejaron el Trades & amp Labor Council para unirse al Trade Union Council of South Africa (Tucsa), que tenía una relación ambivalente con los sindicatos negros, a menudo excluyéndolos o manteniéndolos bajo control a favor de sus miembros blancos.

En 1955, los miembros más progresistas de Tucsa formaron una alianza con CNETU para establecer el Congreso Sudafricano de Sindicatos (Sactu), que celebró su primer congreso anual en 1956. Sactu se unió a la Alianza del Congreso liderada por el ANC y participó en muchos de las campañas de resistencia de la década de 1950.

El estado, sintiendo la amenaza que un movimiento sindical negro organizado representaba para el apartheid, introdujo la Ley de Enmienda de Conciliación Industrial en 1956 para prohibir a los africanos afiliarse a sindicatos registrados.

Sin embargo, las campañas Pound-a-Day de Sactu tuvieron un éxito espectacular en 1957, pero en 1958 la campaña obtuvo una respuesta limitada, y el ANC, que inicialmente apoyó la huelga de 1958, pidió el fin de la huelga después del primer día, lo que provocó tensiones entre las dos organizaciones.

Después de la masacre de Sharpeville en 1960, el ANC y el SACP formaron conjuntamente uMkhonto we Sizwe (MK) en 1961, y la mayoría de los líderes de Sactu, que también eran miembros del ANC, se unieron a la organización militar clandestina.

En 1959, Sactu tenía una membresía de 46.000 en 35 afiliados. Pero la represión estatal vio a muchos líderes y miembros de Sactu arrestados a principios de la década de 1960, y en 1965 Sactu fue diezmado, lo que llevó a debates frenéticos sobre la relación entre los sindicatos y los movimientos de liberación.

El período posterior a 1965 vio poca actividad sindical negra, aunque algunos sindicatos surgieron a principios de la década de 1970, en particular el sindicato de trabajadores del transporte y afines, el sindicato de trabajadores dulces, alimentarios y afines, el sindicato de trabajadores del papel, la madera y afines, y el Sindicato de Trabajadores de la Edificación, Construcción y Afines.

1973: Renovación del sindicalismo

Fue la ola espontánea de huelgas, iniciada por los trabajadores portuarios en Durban en 1973, lo que llevó a la reanudación de la actividad sindical en el país. El estado no pudo detener esta renovación y, de hecho, reconoció que los sindicatos negros estaban aquí para quedarse cuando implementó las recomendaciones de la Comisión Wiehahn, lo que permitió que los sindicatos negros se registraran por primera vez desde 1956.

Los años de 1973 a 1985 vieron una oleada de sindicalismo sin precedentes en la historia de Sudáfrica. El lanzamiento del Sindicato de Trabajadores del Metal y Afines (Mawu) en 1973 fue seguido en 1974 por el del Sindicato Industrial de Trabajadores Químicos (CWIU) y el Sindicato de Trabajadores del Transporte y General (TGWU).

La formación de la Federación de Sindicatos Sudafricanos (Fosatu) en 1979 aportó otra dimensión al movimiento sindical: si bien los sindicatos siempre habían sido parte del proyecto político para lograr los derechos políticos de los negros, las cuestiones sobre la relación entre los sindicatos y los movimientos de liberación Abundó desde la desaparición de Sactu, y Fosatu vio su misión como el desarrollo de un movimiento sindical independiente que sería más estratégico en el compromiso político.

Fosatu pudo fortalecer la capacidad de producción de todos sus sindicatos, hasta el punto que el movimiento sindical pudo paralizar al país en momentos cruciales. Pero a principios y mediados de la década de 1980, los sindicatos comenzaron a cuestionar la relación de Fosatu con la política.

Había grandes diferencias entre los diversos bloques en competencia en el movimiento sindical, y las divisiones se basaban en una serie de cuestiones: si los sindicatos deberían ser sindicatos generales o sindicatos industriales más centrados si deberían registrarse si deberían incluir trabajadores blancos si deberían participar en política comunitaria y si deben tener vínculos directos con las organizaciones de liberación como el Frente Democrático Unido (UDF), la Organización del Pueblo Azaniano (AZAPO) y otras.

El panorama sindical estaba poblado por una variedad de bloques: estaba Fosatu, estaba Cusa, la federación alineada con la Conciencia Negra y había sindicatos de color que tenían relaciones intermitentes con Tucsa, entre otros. Pero se reconoció claramente que los sindicatos serían más efectivos si estaban unidos, y las conversaciones de unidad comenzaron en 1979 y se aceleraron de 1981 a 1985.

Las primeras deliberaciones serias tuvieron lugar en la Cumbre de Langa en agosto de 1981, donde 100 representantes de 29 sindicatos se reunieron para discutir una respuesta unida a los intentos del estado de dividir a los sindicatos y domesticarlos. También discutieron la cuestión del registro, un tema que fue motivo de profundas divisiones, especialmente entre los sindicatos alineados con el Congreso que rechazaron el registro, y los sindicatos alineados con Fosatu- y Cusa que estaban ansiosos por utilizar el espacio abierto por el registro.

La muerte de Neil Agget en febrero de 1982 vio a 100.000 trabajadores observar un paro laboral durante 30 minutos el 1 de febrero de 1982. Su muerte precipitó una nueva urgencia en las conversaciones sobre la unidad sindical.

Abril de 1982 vio otra cumbre sindical sobre la unidad, esta vez en Wilgespruit. La cumbre resolvió trabajar hacia una nueva federación laboral inclusiva. Una tercera cumbre, celebrada en julio de 1982 en Port Elizabeth, vio amargas divisiones sobre una serie de cuestiones y no logró avanzar hacia un acuerdo para la base de una federación amplia. En una cuarta cumbre en Athlone en abril de 1983, los sindicatos estuvieron de acuerdo en que la federación propuesta podría abarcar sindicatos con políticas diferentes, y se creó un comité de viabilidad para examinar los problemas.

Desarrollos políticos

Mientras tanto, siete sindicatos, conocidos como los Siete Magníficos, se unieron al Frente Democrático Unido, y la UDF se estaba preparando para montar protestas contra las próximas elecciones para el Parlamento Tricameral en agosto y septiembre de 1984. El 3 de septiembre, estallaron disturbios en el Triángulo de Vaal, en lo que se convirtió en el desafío más sostenido a la gobernanza del apartheid en la historia del país.

Cusa, alineada con las organizaciones Black Consciousness, se mostró ambivalente sobre lo que se consideró una protesta liderada por el Congreso. El sindicato más grande de Cusa, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros (NUM), fue el sindicato de más rápido crecimiento y su membresía superó a la de todos los demás juntos. NUM comenzó a desprenderse de Cusa y decidió unirse a la federación propuesta.

Los estudiantes también estaban organizando protestas y pidieron a los trabajadores que los apoyaran. El Comité Regional de Transvaal Stayaway pidió una estadía de dos días los días 4 y 5 de noviembre, convocatoria rechazada por Azapo.

Si bien muchos sindicalistas se unieron a las protestas, Fosatu permaneció relativamente aislado, aunque sus miembros se unieron a las protestas. En el Transvaal, la base se estaba convenciendo de que sus líderes sindicales eran hostiles a la acción de masas. Para corregir esta percepción, Fosatu envió al destacado sindicalista Moses Mayekiso a unirse al comité de permanencia.

La respuesta a la llamada de permanencia fue masiva y unos 800.000 trabajadores atendieron la llamada en el Transvaal.

Reanudación de las conversaciones de unidad

Sactu convenció a los sindicatos alineados con la UDF para que reanudaran las conversaciones de unidad, y dentro de Fosatu algunos argumentaban que estos sindicatos deberían ser acomodados, y Fosatu propuso la reapertura de las conversaciones.

Los días 8 y 9 de junio de 1985, se celebró una cumbre final en Ipeleng en Soweto, donde una amplia gama de sindicatos llevaron a sus comités ejecutivos nacionales para deliberar sobre el camino a seguir. Los sindicatos alineados con la UDF, Black Consciousness, y que representan varias posiciones sobre la naturaleza de la federación, estuvieron representados por 400 delegados.

La reunión, presidida por Cyril Ramaphosa de NUM, propuso una federación estrecha y estableció cinco principios: no racismo, 'un sindicato, una industria', control de los trabajadores, representación sobre la base de la membresía remunerada y cooperación a nivel nacional. .

Los sindicatos Black Consciousness Azactu no estaban de acuerdo con el principio de no racismo y los sindicatos de Cusa estaban en desacuerdo con la constitución, que había circulado antes de la cumbre, alegando que no habían visto el documento. Al final, los sindicatos Azactu y Cusa rechazaron la federación, con la importante excepción de NUM, que se adhirió.

Los sindicatos alineados con la UDF, aunque sospechaban del comité de viabilidad, fueron persuadidos por el ANC y Sactu para que se unieran, lo que hicieron. El comité de viabilidad se amplió para incluir a los sindicatos de la UDF y se dispuso a prepararse para el lanzamiento de la nueva federación. Los delegados consideraron varios nombres y se decidieron por el Congreso de Sindicatos de Sudáfrica (COSATU), lo que refleja el vínculo histórico con el ANC y Sactu.

Se lanza Cosatu

El 30 de noviembre de 1985, más de 760 delegados de 33 sindicatos acudieron al polideportivo de la Universidad de Natal, en Durban, para inaugurar la nueva federación sindical. Después de su éxito anterior como convocante en Ipeleng, Ramaphosa presidió el lanzamiento.

El congreso comenzó a redactar una constitución, haciendo enmiendas a un proyecto que se había circulado anteriormente, siendo la más significativa la creación del cargo de secretario general adjunto. La constitución determinaba que los trabajadores dominarían todas las estructuras de la federación, que se celebraría un congreso nacional cada dos años y sería el órgano de toma de decisiones más alto que un comité ejecutivo central se reuniría cada tres meses y que un comité ejecutivo se reuniría todos los meses.

El congreso expuso varias resoluciones:

  • Establecer un sindicato para cada industria en un plazo de seis meses.
  • Centrarse en la explotación de las trabajadoras.
  • Pedir el levantamiento del estado de emergencia, el retiro de las tropas de los municipios y la liberación de todos los presos políticos.
  • Continuar el llamado a la presión internacional, incluida la desinversión.
  • Exigir el derecho de huelga y piquete.
  • Determinar un salario mínimo nacional.
  • Ampliar la lucha por los derechos sindicales en los países de origen.

La federación también eligió a los titulares de sus cargos en el congreso.

Portadores de cargos electos en el congreso
presidente Elijah Barayi
Vicepresidente Chris Dlamini
Segundo vicepresidente Makhulu Ledwaba
Tesorero Maxwell Xulu
Secretario general Jay Naidoo
Secretario General Adjunto Sydney Mufamadi

El primer año: 1986

El gobierno y la derecha Inkatha respondieron al establecimiento de la federación diciendo que Cosatu no era más que un frente para el ANC, su lanzamiento parte del plan del ANC para hacer al país ingobernable. Jay Naidoo rechazó la acusación y afirmó que Cosatu era ante todo una organización de trabajadores.

Entre los empleadores, la reacción fue más mixta, las corporaciones más grandes aparentemente no se inmutaron por el desarrollo, mientras que las empresas más pequeñas a veces presionaron a los sindicatos para que se cambiaran al Sindicato de Trabajadores Unidos de Sudáfrica (Uwusa), organizado por Inkatha, y retuvieron el reconocimiento si los sindicatos seguían siendo afiliados de Cosatu.

Las organizaciones anti-apartheid dieron la bienvenida al lanzamiento de la federación: la UDF expresó su apoyo entusiasta en un panfleto Sactu declaró que no veía ninguna razón para el antagonismo entre ella y la nueva federación y el ANC hizo un llamamiento a la federación de Conciencia Negra, Azactu y Cusa, para trabajar. junto con Cosatu, y elogiaron el lanzamiento de la federación en su declaración anual del 8 de enero.

Jay Naidoo viajó a Harare en Zimbabwe para asistir a una conferencia organizada por el Consejo Mundial de Iglesias y se reunió con funcionarios del ANC y Sactu para charlas informales. Debido a estas conversaciones, la federación fue atacada por el gobierno e Inkatha, quienes reiteraron la acusación de que Cosatu era un frente para el ANC. Esta acusación se produjo a pesar del hecho de que personas de una amplia gama de organizaciones se habían estado reuniendo con el ANC en Lusaka y Harare desde 1984, incluidos destacados empresarios blancos y negros y políticos blancos.

Mientras tanto, los trabajadores se embarcaron en lo que más tarde se llamaría "acción de masas rodante", y solo en enero se perdieron 185.000 días-hombre a causa de la huelga. A finales de marzo, la cifra se elevó a 550.000, un gran aumento con respecto al total de 450.000 de 1984.

Las huelgas tuvieron lugar en Impala Platinum en Bophuthatswana, el Bank Colliery de Anglo American, en varias minas en el área de Witbank / Middleburg, en Pretoria (Pick n Pay), en Namaqualand (De Beers), Blyvooruitzicht en Carletonville y en el East Rand (Hagie Rand).

Muchos mineros fueron asesinados por la policía y los ejércitos privados de las empresas mineras, que buscaban evitar que los mineros celebraran reuniones. Estos asesinatos a menudo dieron lugar a huelgas. Las huelgas se llevaron a cabo en muchos sectores, incluido el sector manufacturero y de servicios. Los trabajadores acudieron en masa para unirse a Cosatu, y la membresía de la federación aumentó en los pocos meses posteriores a su lanzamiento.

El Comité Ejecutivo Central (CEC) de Cosatu se reunió por primera vez en el Centro Ipeleng en Soweto del 7 al 9 de febrero para considerar cuatro propuestas, todas ellas relacionadas con la relación de la federación con las luchas políticas. La federación buscó tomar un camino intermedio entre el populismo y el obrero.

Cosatu resolvió ser políticamente activo y formar alianzas con organizaciones políticas, pero manteniendo su independencia. La CCA acordó que Cosatu se reuniría con la UDF y ambos se reunieron el 18 de febrero.

Primero de Mayo de 1986

El 1 de mayo de 1986 marcó el centenario del Día Internacional del Trabajo, comúnmente conocido como Primero de Mayo. Si bien los sindicatos habían pospuesto la fecha como una de las demandas clave a principios de la década de 1980, los empleadores rara vez habían concedido el Primero de Mayo como feriado pagado. El recién formado Cosatu ahora exigió que el Primero de Mayo sea reconocido como un día festivo y pidió una estadía. Fue apoyado por varias organizaciones, significativamente por el Comité Nacional de Crisis de Educación (NEEC) y la UDF, así como por muchas organizaciones tradicionalmente conservadoras, como la Asociación de Maestros Africanos, la Cámara de Comercio Nacional Africana y la Acero e Ingeniería Industrias Federación de Sudáfrica (Seifsa), la organización de empleadores de la industria del metal.

El Primero de Mayo de 1986, más de 1,5 millones de trabajadores observaron la llamada, a los que se unieron muchos miles que incluían alumnos de escuelas, estudiantes, taxistas, vendedores ambulantes, comerciantes, trabajadores domésticos, autónomos y desempleados. Si bien la llamada tuvo menos éxito en algunas regiones, en el área de PWV, el corazón de la industria, la respuesta fue masiva. Se llevaron a cabo concentraciones en todas las ciudades principales, aunque muchas de ellas fueron prohibidas por adelantado por el estado.

Los medios de comunicación reconocieron que la mayoría de los trabajadores de Sudáfrica habían declarado unilateralmente el día festivo y Premier Foods se convirtió en el primer gran empleador en declarar el 1 de mayo y el 16 de junio como días festivos pagados. Después de esto, muchas otras empresas se inclinaron ante lo inevitable.

Reacción de la derecha

El Inkatha Freedom Party percibió el lanzamiento de Cosatu como una amenaza, y el partido lanzó su propia federación sindical, Uwusa, en el Kings Park Stadium de Durban. Cerca de 60.000 personas, muchas de ellas no trabajadoras, asistieron al lanzamiento, transportadas por el IFP de todo el país.

Los funcionarios y oficinas de Cosatu fueron atacados por el IFP y las fuerzas gubernamentales. Las oficinas fueron invadidas en Madadeni y Newcastle, la casa del funcionario de Cosatu, Mathews Olifant, fue bombardeada con gasolina, mientras que otros funcionarios fueron secuestrados o arrestados y los trabajadores fueron atacados.

El estado, por su parte, declaró un segundo estado de emergencia y montó una feroz campaña de detenciones y represión. Muchos sindicalistas fueron arrestados o acosados, incluido Jay Naidoo, cuya casa fue allanada por policías de seguridad vestidos de civil la primera noche de la emergencia, el 12 de junio de 1986.

En las primeras seis semanas de la emergencia fueron detenidos 2700 sindicalistas, la mayoría de Cosatu. La sede de Cosatu, Cosatu House en Johannesburgo, fue atrincherada por la SADF, que supervisó todos los movimientos dentro y fuera del edificio.

Pero los trabajadores también tomaron represalias. Cientos de personas se declararon en huelga para protestar contra las detenciones. Cuando cinco líderes regionales de NUM fueron arrestados en Kimberly, 2000 trabajadores de cuatro minas se declararon en huelga, uno de los muchos incidentes de este tipo.

El presidente de Cosatu, Elijah Barayi, quien también era el vicepresidente del NUM, también fue detenido, y el sindicato inició un boicot nacional de consumidores de licorerías, bares y tiendas de concesión, y más mineros en varias minas se declararon en huelga y desaceleración.

A Cosatu se le prohibió reunirse al aire libre, y otras restricciones interrumpieron los procesos sindicales normales, con el resultado de que incluso las empresas comenzaron a quejarse al gobierno de que con los líderes sindicales en prisión se vieron obligados a negociar con "turbas".

Cosatu celebró una reunión especial de su Comité Ejecutivo Central (CEC) el 1 de julio. La mayoría de los delegados querían pedir una suspensión, a pesar de los temores de despidos y la insuficiente capacidad de movilización. El "Día de Acción" se fijó para el 14 de julio, pero la respuesta fue decepcionante. La UDF y otras organizaciones no estaban preparadas para el llamado y no apoyaron la huelga.

Desastre en Kinross

El 16 de septiembre se produjo un incendio en el interior de una mina en Kinross y unos 180 mineros perdieron la vida. Gencor, el dueño de la mina, trató de restar importancia a la verdadera naturaleza del desastre, publicando las noticias del incidente tarde y no reportando fatalidades. También impidieron el acceso a los medios de comunicación y a los dirigentes sindicales. En una declaración oficial posterior, los mineros blancos que murieron fueron nombrados, mientras que las muertes de mineros negros se anunciaron así: “Sotho 45, Shangaan (Mozambique) 21, Pondo 20, Hlubi (Transkei) 6, Swazi 8, Venda 1, Xhosa 29, Tswana 12, Malaui 15, Pedi 1. "

Los salarios y la seguridad siempre habían sido las mayores preocupaciones de los trabajadores mineros, y el desastre provocó una profunda ira. NUM pidió un paro laboral el 1 de octubre, y 325.000 mineros atendieron la llamada. Una gran cantidad de trabajadores industriales apoyó la convocatoria, hasta 275.000, según estimaciones de Cosatu.

El Stayaway y la bomba

En mayo de 1987, Cosatu lanzó su Campaña de salario digno, comenzando el Primero de Mayo, un viernes. Para evitar una "victoria" sindical, el gobierno declaró el día festivo.

Cosatu se unió a la UDF y la NECC en la convocatoria de una estadía de dos días del 5 al 6 de mayo de 1987, dos días reservados por el estado para las elecciones generales blancas. Más de 2,5 millones de personas respondieron a la llamada. En el Cabo Oriental, la huelga fue 100% exitosa.

El día después de la huelga, en las primeras horas del 7 de mayo, la Casa Cosatu fue sacudida por dos explosiones de bombas. Las bombas se colocaron cerca de columnas de apoyo en el sótano y el daño fue tan extenso que el edificio fue declarado inseguro. Cosatu, NUM, Pwawu, TGWU, Sarwhu y Mawu perdieron sus oficinas centrales.

Posteriormente, con la SABC lanzando una campaña de difamación que se atrevió a presentar las explosiones como obra del propio Cosatu, la federación lanzó una campaña "Manos fuera de Cosatu".

Fusiones: una industria, una unión

Como parte de una de sus políticas fundacionales, Cosatu trató de reunir a todos los trabajadores organizados en cada industria en un solo sindicato, y se esperaba que los afiliados que tenían miembros en varios sectores aceptaran el proceso de racionalización de la membresía de la federación. Esto resultó ser fácil en algunos casos, pero una pesadilla logística y diplomática en otros casos. El sector alimentario (Fawu) había tenido bastante éxito en las fusiones a principios de 1987, al igual que los trabajadores domésticos y los trabajadores del transporte (TGWU).

Los trabajadores de la construcción se reunieron en Cawu, los trabajadores químicos en CWIU y Nehawu reunió a los trabajadores del hospital y de la educación.

Los sindicatos de trabajadores del metal se fusionaron el 23 y 4 de mayo de 1987 en el segundo sindicato más grande dentro de Cosatu, más pequeño que NUM. Numsa nació con la fusión de Mawu, Naawu, Ummawosa, Gawu, TGWU y Macwusa. Micwu, que no es un afiliado de Cosatu, también se unió. Numsa comenzó con 130.000 miembros pagados, eligiendo como secretario general a Moses Mayekiso, quien cumpliría 33 meses de detención antes de asumir el cargo.

Ccawusa, TGWU y NUTW atravesaron intentos más difíciles para formar sindicatos industriales únicos.

La Carta de la Libertad

Cosatu celebró su segundo congreso nacional del 14 al 18 de julio de 1987. El tema más significativo de la agenda fue la propuesta de la NUM de que Cosatu, como habían hecho los mineros, adoptara la Carta de la Libertad. A pesar de una moción contraria de Numsa, que exigía que solo se aceptaran como aliados a las grandes organizaciones de orientación socialista de masas, se adoptó la resolución NUM, aunque la federación estaba profundamente dividida por la medida, muchas de las cuales tenían una relación más crítica con la Carta. y fuerzas políticas chartistas.

Los mineros en huelga

La huelga más grande de la historia de Sudáfrica vio a unos 3,5 millones de mineros interrumpir la producción en agosto de 1987. Los mineros estaban cansados ​​de los bajos salarios, las tareas degradantes y la opresiva estructura del apartheid en el lugar de trabajo y fuera de él. En el congreso anual de la NUM en febrero de 1987 se adoptó el lema "El año en que los mineros toman el control".

Representando a los mineros peor pagados del mundo, NUM estaba decidido a evitar errores anteriores, como ofertas divididas que otorgaban diferentes aumentos a diferentes grados de trabajadores, y presionar por un acuerdo en toda la industria. Las negociaciones comenzaron en mayo de 1987 y llegaron a un punto muerto poco después, y dos juntas de conciliación no produjeron resultados. La Cámara de Minas, que ofrecía entre el 17% y el 23%, mientras que el NUM exigía el 30%, se mantuvo intransigente. En julio, los miembros de NUM votaron abrumadoramente a favor de una huelga, y el sindicato anunció el 3 de agosto que una huelga en toda la industria comenzaría el 9 de agosto.

En la noche del 9 de agosto, 75.000 trabajadores no se presentaron a trabajar en el turno de noche y al día siguiente otros 300.000 observaron la convocatoria de huelga. Las minas de Anglo American se vieron más afectadas que cualquier otra. Después de alcanzar un pico de 340.000 en el segundo día, el número se mantuvo estable en 300.000 durante las próximas dos semanas.

Estallaron batallas en torno al control de los albergues y el suministro de alimentos, y los trabajadores fueron atacados de numerosas formas: se cortó la electricidad a los albergues, se llamó a la policía y abrió fuego con munición real y de goma, los trabajadores fueron sometidos a gases lacrimógenos y obligados a permanecer bajo tierra, y muchos fueron detenido.

El Banco de la Reserva retuvo las donaciones hechas a NUM de partidarios internacionales, y otros bancos impidieron que los trabajadores retiraran dinero de sus cuentas.

La huelga fue particularmente exitosa en las minas de carbón en el área de Witbank, pero los mineros de toda la industria resistieron mientras duraba. A fines de agosto, se amenazó a los mineros con el despido.

La cámara hizo una oferta final el 26 de agosto, el día 18 de la huelga, pero NUM se negó a aceptar. Anglo envió su seguridad de la mina en "hipopótamos" - camiones blindados - y los trabajadores fueron atacados y muchos obligados a permanecer bajo tierra en los niveles profundos occidentales. Al día siguiente, Anglo despidió a 10.000 trabajadores y muchos fueron trasladados en autobús de regreso a sus países de origen. En total 50.000 trabajadores fueron despedidos.

Temeroso de una derrota similar a la desastrosa huelga de mineros de 1946, NUM anunció el 29 de agosto que aceptaba la oferta hecha el 26 de agosto.

Consolidación y turbulencia

Después de la gran huelga de mineros, Cosatu evaluó los efectos de la huelga y consideró por qué no había organizado huelgas de apoyo. Se propuso fortalecer sus estructuras: se estableció y debatió un código de liderazgo, se celebró una conferencia de educación en octubre de 1987 y se designaron funcionarios de educación, se evaluó las fortalezas y debilidades de la federación y se identificaron como debilidades el liderazgo y las estructuras locales. La Campaña del salario digno se identificó como el programa más importante de Cosatu, con un gran potencial, pero la campaña no se había desarrollado adecuadamente y se hicieron planes para llevar adelante el programa.

Pero Cosatu se vio acosado por otros problemas: la violencia en Natal se intensificaba y obligaba a la federación a centrar su atención en la provincia en lugar de continuar con otros trabajos.

Mientras tanto, se estaban proponiendo enmiendas a la Ley de Relaciones Laborales (LRA) que buscaba restringir la actividad de huelga y revertir los avances logrados en materia de seguridad laboral. Los empleadores, en particular, estaban presionando al gobierno para que redujera los poderes sindicales, y Cosatu se vio obligado a pasar los próximos años oponiéndose a estos ataques contra su efectividad. CWIU, Ppwawu y Numsa en particular lideraron los intentos de oponerse a las enmiendas, pero los sindicalistas se dieron cuenta de que estaban librando una batalla perdida. El estado, los empleadores e incluso el Partido Laborista de color estaban decididos a impulsar las enmiendas. Sin embargo, Cosatu presentó una queja formal ante la Organización Internacional del Trabajo.

En medio de toda la confusión, el 24 de febrero de 1988, Cosatu se vio sometido a fuertes restricciones cuando el gobierno prohibió 17 organizaciones, incluidas la UDF, el Congreso Sudafricano de la Juventud (Sayco), Sansco, NEEC y Azapo. Aunque Cosatu no estaba prohibido, se le prohibió participar en actividades políticas.

El Congreso Especial y más huelgas

Para evaluar los efectos de las prohibiciones y el Proyecto de Ley de Reforma de las Relaciones Laborales, Cosatu celebró un congreso especial el 14 de mayo de 1988. Además de los 1324 delegados de la federación, asistieron a la reunión líderes de la UDF, iglesias y otras organizaciones de la sociedad civil, que se llevó a cabo en la Universidad de Witwatersrand.

Los delegados analizaron la situación actual en toda su complejidad: los aspectos políticos, económicos y sociales de fines de la década de 1980, y concluyeron que el apartheid estaba en crisis y se consideró que el régimen era incapaz de contener las demandas de democracia.

Las propuestas relativas a la construcción de un frente único se debatieron de manera acalorada, la mayoría de las cuales se referían a las relaciones entre organizaciones Charteristas y no Charteristas. Finalmente se adoptó una resolución de compromiso, en la que se establecería un comité para examinar ideas para la acción conjunta, y los delegados reconocieron que los no-Charteristas tendrían que ser incluidos en cualquier decisión que se tomara.

Los delegados también votaron para pedir tres días de acción, del 6 al 8 de junio de 1988, para oponerse a las prohibiciones, restricciones y las medidas utilizadas por el estado para aplastar la oposición contra el apartheid. Fue anunciado como tres días de "protesta nacional pacífica".

El 6 de junio, entre 2,5 y 3 millones de personas observaron la llamada y se quedaron en casa. El nivel de la estancia descendió en algunas áreas en los dos días siguientes, pero en Witwatersrand y Natal fue constante, como fue el caso en el Transvaal oriental.

Cosatu estaba desconcertado por el nivel de apoyo al paro, pero había preocupación por sectores que no habían atendido el llamado. Sin embargo, la masiva muestra de apoyo no logró detener los ominosos acontecimientos. A pesar de las negociaciones entre Cosatu, Nactu (la federación sindical Black Consciousness), el Comité Consultivo de Asuntos Laborales de Sudáfrica (Saccola) y el Departamento de Mano de Obra, la Ley de Enmienda de las Relaciones Laborales se convirtió en ley el 1 de septiembre de 1988. La campaña contra el LRA había fracasó efectivamente, y los líderes de Cosatu participaron en un proceso de evaluación e introspección para determinar el camino a seguir.

Mientras tanto, Cosatu se dispuso a organizar la Conferencia Anti-Apartheid (AAC). Se iba a celebrar en la Universidad de Ciudad del Cabo los días 24 y 25 de septiembre, y los delegados de todo el país viajarían al lugar. Sin embargo, los grupos Black Consciousness y New Unity Movement se retiraron en el último minuto. Para empeorar las cosas, el gobierno prohibió la conferencia y la idea tuvo que ser abandonada.

La Cumbre de los Trabajadores

Cuando Nactu, la federación sindical Black Consciousness, sugirió celebrar una cumbre de trabajadores para discutir la oposición a la LRAA recientemente promulgada, Cosatu estuvo de acuerdo, a pesar de que había algo de desacuerdo entre sus filas. A pesar de los acuerdos sobre la fecha de la conferencia (4 y 5 de marzo de 1989), Nactu se retiró a fines de febrero. Pero con los arreglos en marcha, Cosatu decidió continuar con el evento. Posteriormente, algunos sindicatos de Nactu rompieron filas y decidieron asistir a la cumbre, que tuvo lugar en las fechas señaladas.

La cumbre se celebró en la Universidad de Witwatersrand y asistieron a la reunión unos 700 delegados. Los sindicatos no afiliados también asistieron a la cumbre.

La cumbre resolvió proponer una alternativa al LRA para cubrir a todos los trabajadores y presentar a Saccola una lista de seis demandas, mientras buscaba formas de evitar el tribunal laboral e identificaba y apuntaba a los empleadores que usaban el LRA contra los sindicatos.

El Tercer Congreso

El 12 de julio de 1989 Cosatu celebró su tercer congreso en la sala Nasrec en las afueras de Soweto. Los delegados exhibieron abiertamente los símbolos del ANC, Umkhonto we Sizwe y el Partido Comunista de Sudáfrica. Sydney Mufamadi leyó un discurso de Harry Gwala del ANC, que no pudo asistir. Valli Moosa, de la UDF, argumentó que el régimen estaba siendo empujado a negociar un futuro democrático, y Frank Chikane reforzó el punto.

El tema principal fueron las negociaciones, y los delegados establecieron las condiciones mínimas antes de que el Movimiento Democrático de Masas (MDM) entablara conversaciones con el gobierno del apartheid, ahora dirigido por FW de Klerk (después de que PW Botha enfermara y renunciara a la presidencia).

El tercer congreso, a diferencia de los dos anteriores, estuvo marcado por una federación más unida, pero una vez más se debatió la naturaleza de las alianzas. Se hicieron planes para la elaboración de un estatuto del trabajador y la organización de una campaña para impulsar el proceso. Las cuestiones de la mujer pasaron a primer plano y se propusieron y aceptaron varias resoluciones, por ejemplo, una demanda de los derechos de maternidad.

Las pajitas finales

Una vez más, Cosatu pidió una suspensión el 5 y 6 de septiembre de 1989 y, a pesar de cierta confusión el primer día, los trabajadores en general atendieron la llamada, aunque no en números tan grandes como la suspensión de junio. También se pidió un boicot de los consumidores, que también tuvo éxito en diversos grados en las diferentes regiones.

La reunificación de Ccawusa, que se había dividido en dos facciones, fue un gran logro para Cosatu.

Anteriormente, el 26 de julio, el MDM, Cosatu y la UDF convocaron una Campaña de Desafío Nacional y la respuesta fue abrumadora en todo el país. Las instalaciones de los blancos fueron invadidas y las organizaciones prohibidas se declararon "no prohibidas", iniciando un período de desafío abierto y masivo a las leyes del apartheid. A mediados de septiembre, se llevaron a cabo marchas masivas en Ciudad del Cabo, Johannesburgo y Pretoria, con manifestantes enarbolando abiertamente la bandera del ANC. En Uitenhage, en el Cabo Oriental, una gran marcha pareció empequeñecer a las de los centros más grandes.

Era evidente que el gobierno de FW de Klerk estaba introduciendo un nuevo enfoque a los problemas del país y, en octubre, todos los procesistas de Rivonia fueron liberados de la prisión, excepto Nelson Mandela, que fue liberado el 11 de febrero de 1990.

Los trabajadores de Numsa en la planta de Mercedes Benz en East London, trabajando en su propio tiempo y patrocinando el proyecto, construyeron un automóvil especial para Mandela, un sedán de lujo Mercedes Benz a prueba de balas, que armaron en cuatro días. El automóvil fue presentado a Mandela poco después de su liberación, lo que marcó el comienzo de una nueva era posterior al apartheid en Sudáfrica.

Pero las marchas y protestas no terminaron: se llevaron a cabo más de 50 marchas en las diez semanas posteriores a la liberación de Mandela, y los niveles de huelga se acercaron a los de 1987 cuando los trabajadores previamente cautelosos celebraron su nuevo poder, especialmente los trabajadores domésticos.

Cosatu en la era posterior al apartheid

El período previo a la democracia y la llegada de la nueva administración presentó nuevos desafíos para la federación sindical. Ya no necesariamente un oponente del estado, la federación pasaría por varias transformaciones para hacer frente a nuevas realidades.

Al darse cuenta de que pronto verían la disolución de las leyes de las que habían dependido para extraer mano de obra barata de una mano de obra desprotegida, los empleadores también tuvieron que adaptarse a un nuevo régimen. Cosatu se reunió con el ANC y el SACP y la relación del trío se formalizó en la Alianza Tripartita.

El período posterior al apartheid ha visto a Cosatu participar en numerosas campañas, económicas, sociales y políticas, especialmente en la destitución del segundo presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, y la federación continúa ejerciendo un enorme poder para decidir el destino del país.


POLITICO

Solo hay dos jefes de personal negros en el Senado y solo cuatro latinos. La cámara tiene dos directores de comunicaciones negros.

Los empleados del Congreso comen junto a la piscina reflectante durante la 36a fiesta anual de helados de Capitol Hill el 6 de junio de 2018 en Washington, DC | Aaron P. Bernstein / Getty Images

Actualizado: 23/02/2021 02:20 PM EST

El mes pasado, cuando Michael J. Brewer se convirtió en uno de los 10 directores de comunicaciones de color de aproximadamente 100 en el Senado de los Estados Unidos, lo tomó como una pequeña señal de progreso.

Brewer, quien dirige las comunicaciones para el demócrata Raphael Warnock, el primer senador negro de Georgia, sabe que la mayor parte de su trabajo para el legislador de primer año se hará detrás de la cortina. Aún así, es muy consciente de la importancia de su presencia: actualmente es uno de los dos directores de comunicaciones negros en el Senado, y el único hombre negro que ocupa el cargo.

"Hemos subido", dijo, recordando ciclos pasados ​​del Senado en los que era fácil ser uno de los únicos rostros negros o morenos en una oficina de 50 personas. "Pero no lo suficiente".

El 117º Congreso es el más diverso de la historia, con la mayor representación de grupos raciales y étnicos en la historia, un aumento del 97 por ciento en los últimos 10 Congresos, según el Centro de Investigación Pew. Pero entre los empleados de Hill como Brewer, las personas que realmente dirigen el Congreso a nivel de trabajo, hay una escasez de diversidad.

A pesar de los esfuerzos por diversificar Hill en los últimos años, la composición racial del personal de la Cámara y el Senado no se alinea con sus distritos y bases de votación. Entre los empleados de alto nivel, la falta de diversidad es más sorprendente: solo hay dos jefes de personal negros en el Senado y solo cuatro latinos. El jefe de gabinete de Warnock, por ejemplo, es blanco.

El personal del Congreso tiene la tarea de redactar políticas, planificar lanzamientos legislativos, monitorear las tarifas de pago del personal y programar audiencias del comité. Pero muy pocas personas de color se encuentran en los primeros puestos que toman esas decisiones.

La composición del personal afecta la forma y la dirección de la legislación, y la falta de diversidad cruza las líneas partidistas. Si los miembros del personal no representan a las comunidades a las que están destinados a servir, dicen los defensores, socava los intentos de los legisladores de resolver los problemas exclusivos de esas comunidades.

Los analistas argumentan que esto se reduce a la formulación de políticas efectivas. En un momento de crecientes llamamientos para una mayor representación en el gobierno para abordar las crisis que afectan de manera desproporcionada a las personas de color (la pandemia, las desigualdades raciales y la agitación económica), los encargados de hacerlo podrían perderse el momento.

Envío POLITICO: 23 de febrero

Este Congreso tiene un número récord de mujeres y personas de color. Pero cuando se trata del personal que trabaja entre bastidores, la diversidad sigue siendo un gran problema.

“Las comunidades de color no son solo peones para movilizar el día de las elecciones. Tienen problemas reales que deben tenerse en cuenta en la política ”, dijo LaShonda Brenson, investigadora principal del Centro Conjunto de Estudios Políticos y Económicos y autora de un informe de 2020 sobre la falta de diversidad en el Senado.

El Centro Conjunto encontró que alrededor del 11 por ciento de los jefes de personal, jefes de políticas y directores de comunicaciones del Senado son personas de color, frente al 3 por ciento en 2016. En la Cámara, esa cifra aumenta al 19 por ciento en comparación con el 14 por ciento en 2018, según el Centro conjunto.

La falta de representación en las oficinas de Hill contrasta marcadamente con la demografía sobre el terreno. En Delaware, Maryland y Virginia, tres estados donde los votantes negros representan el 25 por ciento del electorado y eran casi el 40 por ciento de la base demócrata de 2016, solo hay un miembro del personal negro en una posición superior en el Senado: el senador Mark Warner (D-Va .) contrató a un director legislativo negro en enero. Entre los 10 estados donde las comunidades latinas son un tercio de la población, menos del 14 por ciento de su personal más alto en el Senado son latinos, según el Joint Center.

Los miembros del Congreso deben contratar "personal de color que realmente pueda hablar con los diferentes distritos electorales que puedan tener, solo para que sus intereses estén representados", dijo Brenson.

La disparidad en la representación existe tanto en las cámaras como en los partidos, a pesar de los esfuerzos de los líderes de la Cámara para cambiar la composición del cuerpo de personal de Hill.

Los demócratas tienden a contratar personal más diverso que los republicanos (y se les critica con más frecuencia por no hacerlo, dada su base más multirracial). Pero al igual que sus colegas republicanos, tienen dificultades para retener y promover al personal de color. Los empleados blancos están sobrerrepresentados en las oficinas tanto demócratas como republicanas, mientras que los empleados negros, latinos y asiáticos están subrepresentados en comparación con la composición racial de su base. Entre los republicanos, aquellos que representan regiones del sur con grandes poblaciones negras y latinas mantienen personal de nivel medio y superior casi totalmente blanco.

“Cuando llegamos a un punto en el que no tenemos que contar con una mano cuántos afroamericanos trabajan para el líder de la mayoría, o cuántos afroamericanos trabajan para el orador, es entonces cuando sabremos que realmente habremos llegado ”, Dijo un ex asistente de alto nivel a varios miembros negros.

Llegar a ese punto es difícil. Los obstáculos al Congreso para las personas de color son tanto estructurales como culturales. Unirse al personal del Congreso a menudo comienza a nivel de campaña, donde los bajos salarios, las largas horas y los plazos inciertos crean una alta barrera de entrada para los jóvenes negros y morenos, que a menudo carecen de la red de seguridad necesaria para prosperar en esos roles. Lo mismo es especialmente cierto en Washington, una ciudad con un alto costo de vida donde muchos trabajos de nivel de entrada en Hill son mal pagados y la red de uno es su mejor moneda para asegurar cualquier puesto, desde pasante hasta director legislativo.

Ese precedente también perjudica los esfuerzos de retención del personal. Las personas de color que logran abrirse camino dentro de las oficinas del Congreso a menudo cambian hacia trabajos corporativos mejor remunerados en el exterior o se trasladan a la rama ejecutiva, lo que crea una fuga de cerebros en materia de políticas en ambos lados del pasillo. Recientemente, un puñado de altos funcionarios negros y latinos fueron seleccionados para servir en la rama ejecutiva bajo la presidencia de Joe Biden.

"No hay forma de entrar realmente en ese sistema, porque no conoces a nadie con poder o influencia", dijo Chuck Rocha, estratega demócrata y ex asesor principal de Bernie Sanders. "Así es como se otorgan la mayoría de estos trabajos en Hill, a través de alguien que conoce a alguien".

'Vas a ver muchos Smiths'

Aún así, hay miembros con personal de oficina diverso, incluso en los niveles más altos. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, anunció en enero el nombramiento de Sonceria Berry como secretaria del Senado, convirtiéndola en la primera mujer negra en ocupar el cargo. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha dado prioridad a la diversidad en la contratación de personal y ha impulsado a sus colegas de la Cámara a hacer lo mismo.

El último aumento en la diversidad se debe en gran parte a los representantes de primer año del 117º Congreso que han contratado personal más alineado demográficamente con sus distritos. Las representantes Cori Bush (D-Mo.) Y Nikema Williams (D-Ga.), Por ejemplo, llenaron todos sus puestos principales de personal con personas de color, la mayoría de las cuales son mujeres. Los principales empleados del senador Alex Padilla (D-Calif.) Son todos personas de color. Dos tercios de los principales empleados de Warnock son negros.

Sin embargo, para algunos ayudantes, estos cambios no son suficientes. La falta de diversidad más generalizada en los roles principales, dicen, disminuye el puñado de ganancias en algunas oficinas, especialmente cuando el problema existe entre los legisladores de color.

“Esperaríamos que contrataran o tuvieran jefes latinos o negros o directores legislativos latinos o negros”, dijo un asistente de color de alto rango de la Cámara que habló bajo condición de anonimato. "Pero si vas a la lista de miembros del personal del Congreso, para los demócratas y para los miembros de color, verás muchos Smiths, muchos apellidos de personas blancas".

Y el impacto en la política es palpable en medio de la pandemia. Brenson citó la distribución de préstamos del Programa de Protección de Cheques de Pago como un ejemplo. Semanas después de que se desembolsaron los préstamos, las empresas propiedad de negros y latinos estuvieron entre las últimas en recibir fondos. Una mayor proporción de empresas propiedad de minorías se han visto obligadas a cerrar sus puertas como resultado de la pandemia que las empresas de propiedad blanca.

El personal político de color, argumenta Brenson, habría considerado las necesidades de las empresas propiedad de minorías que es más probable que utilicen bancos comunitarios y uniones de crédito en lugar de los grandes bancos. La segunda ronda de solicitudes de préstamos APP, que se abrió en enero, dio acceso primero a los bancos comunitarios.

“Miren al personal del Capitolio, que se quedó para limpiar después del desastre del 6 de enero, es un personal muy diverso”, dijo un ex asistente de alto nivel. “Pero es diverso porque hay personas de color en todas partes, que están en ese equipo. Así es como deben verse los equipos de formulación de políticas de Capitol Hill ".

En entrevistas, miembros del personal de color, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que sus experiencias a menudo son frustrantes y, en ocasiones, degradantes. Un miembro del personal latino del Senado dijo que los colegas bilingües de color, ya mal pagados en comparación con sus contrapartes blancos, generalmente no reciben compensación por las asignaciones de traducción, que pueden ser extensas en las oficinas que representan distritos multilingües.

Un miembro del personal asiático-estadounidense dijo que los asistentes asiático-estadounidenses y de las islas del Pacífico quieren promover el sesgo de batalla de los legisladores. A menudo, dijo el miembro del personal, los que buscaban promociones importantes fueron ignorados en las etapas finales de las entrevistas debido a la percepción de mansedumbre entre los asiático-americanos, algo que el miembro del personal dijo que se les dijo indirectamente.

Esto se corresponde con los hallazgos del Joint Center: mientras que la presencia de altos funcionarios negros y latinos aumentó en 8 puntos porcentuales en el Senado durante los últimos cinco años, disminuyó en 1 punto porcentual entre los empleados asiático-americanos, de 3.7 a 2.7 por ciento.

Representante Democracia, una coalición de organizaciones de investigación y defensa que se enfoca en la diversidad de Hill, comenzó a rastrear las preocupaciones del personal luego de los disturbios del 6 de enero. Los empleados de color, que a menudo son `` uno de los pocos '' en sus oficinas, encontraron, se sentían particularmente alienados tanto por los motivos racistas de los insurrectos como por la respuesta comparativamente menos hostil de la Policía del Capitolio de los Estados Unidos hacia ellos que las protestas de Black Lives Matter del verano pasado.

La organización describió la insurrección como "inquietante para muchos miembros del personal, en particular para aquellos que habían sido disuadidos de llevar temas de justicia social relacionados con el movimiento BLM para el debate legislativo en ese mismo piso sagrado".

Las asociaciones de personal dirigidas por personal afroamericano, latino y asiático-americano están tratando de rectificar el déficit de diversidad abogando en nombre de sus miembros. La Asociación de Personal Hispano del Congreso, compuesta por más de 300 empleados latinos de la Cámara y el Senado, mantiene un banco de currículum vitae para que sus miembros senior lo saquen cuando se abran puestos en sus oficinas.

La Asociación de Personal Estadounidense de Asia Pacífico del Congreso organiza regularmente sesiones de habilidades para que los miembros perfeccionen sus habilidades de entrevista y desarrollo profesional. Y Congressional Black Associates organiza eventos similares en Washington y en los distritos de origen de los miembros para reclutar estudiantes negros.

"Esperamos, número uno, arrojar luz sobre este problema de diversidad que todavía tenemos, y también exponerlos a esta información, a este mundo, que está abierto a ellos si se posicionan", dijo Herline Mathieu, presidenta. del CBA.

'No estamos haciendo estas preguntas solos'

Algunos líderes del Congreso también están tomando medidas. Los caucus del Congreso de Afroamericanos, Hispanos y Asiáticos Americanos llevan a cabo programas anualmente que ayudan a pagar y albergar a los jóvenes de color mientras trabajan en Hill. A sus esfuerzos se les atribuye el aumento del número de empleados de color en Hill.

Y los legisladores de color históricamente han encabezado la iniciativa de diversificar su personal. De los principales demócratas de la Cámara, el líder mayoritario Jim Clyburn de South Carlina cuenta con una de las plantillas más diversas. Las personas de color representan el 64 por ciento de sus puestos principales, incluido su jefe de personal y directores de políticas y legislativos. Otros miembros han tenido como objetivo codificar los esfuerzos de diversidad, como Grace Meng de Nueva York, una demócrata que agregó una Regla de Diversidad a las reglas del 117 ° Caucus Demócrata para garantizar que los candidatos de color sean considerados para cada puesto vacante en una oficina de la Cámara.

Además, los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado han elaborado programas y oficinas destinados a reclutar, capacitar y promover al personal que no es de raza blanca. Entre las más destacadas se encuentra la Oficina de Diversidad e Inclusión de la Cámara, dirigida por un director negro y un diputado latino, que tiene como objetivo contratar y promover a más personas de color en las oficinas de la Cámara.

Su sitio web tiene pestañas para ofertas de trabajo, r & eacutesum & eacute banks para oficinas demócratas y republicanas, y una opción para enviar un r & eacutesum & eacute para referencias a otras funciones. Pero actualmente, no hay trabajos listados en el sitio. Los representantes de la oficina se negaron a comentar para esta historia.

'Ahora los necesitamos a todos para cumplir'

Sanford Bishop (D-Ga.), Un miembro senior a quien varios veteranos de Hill señalaron como un ejemplo de cómo mantener un personal diverso, dijo que su enfoque para la contratación se basa en la formulación de políticas efectivas. Representa a un distrito de mayoría-minoría y tanto su jefe de personal como su director de distrito son negros. Sus empleados de nivel medio y básico son en partes iguales blancos y no blancos, según un miembro del personal de alto nivel.

“Me rodeo de gente de todos los puntos de vista. No quiero estar rodeado de gente que quiere sellar mi opinión, simplemente porque puede que tenga mi nombre en la puerta ”, dijo Bishop, quien es Black.

"Me gustaría escuchar y animo las opiniones contrarias en mi oficina, y creo que tener un personal diverso se presta a esa oportunidad".

Aunque el 117º Congreso es históricamente diverso, no está exento de problemas. No hay senadoras negras, por ejemplo. Ninguno ocupa puestos de liderazgo en el equipo de liderazgo de la Cámara. Pero hay personas de color en el liderazgo de la Cámara Demócrata, con Clyburn como líder de la mayoría y el Representante Hakeem Jeffries de Nueva York como jefe del Caucus Demócrata.

Quentin James, presidente del PAC Colectivo, que apoya a los candidatos negros para cargos públicos, dijo que ha hablado con los líderes de la Cámara y el Senado sobre sus esfuerzos de diversidad, y dónde se están quedando cortos. Aplaudió iniciativas como la Oficina de Diversidad e Inclusión de la Cámara de Representantes, pero agregó que necesitaban "acelerar" para reclutar, capacitar y promover con éxito a las personas de color.

Le gustaría que los funcionarios del partido aborden el problema desde todos los ángulos, incluidas las campañas, la recaudación de fondos y la planificación de los medios. Es una gran pregunta, dijo. Pero ahora, después de las elecciones de 2020, él, al igual que el creciente número de defensores de la diversidad en la política, sabe que tiene influencia.

“No estamos haciendo estas preguntas solos. Literalmente tenemos el poder del voto negro para respaldarnos ”, dijo James. “Les dimos a todos la mayoría, ahora los necesitamos a todos para cumplir. Eso no es solo en la política, sino también en el posicionamiento ".


El Congreso emite una “Declaración sobre las causas y la necesidad de tomar las armas” - HISTORIA

Pugilistas del Congreso, 1798, grabado
- Biblioteca del Congreso, División de Grabados y Fotografías

El 15 de febrero de 1798, Roger Griswold, un representante de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de Connecticut, atacó a Matthew Lyon en el piso de la Cámara de Representantes. Griswold, un federalista, se acercó al escritorio de Lyon y lo golpeó en la cabeza y los hombros con su bastón de nogal. Lyon, un republicano de Vermont, respondió agarrando un par de tenazas para la chimenea y golpeando a Griswold. Se produjo una pelea y los hombres lanzaron puños antes de que los miembros del Congreso los separaran.

El ataque de Griswold no fue una sorpresa. Siguió a semanas de agitación amarga en la sala del Congreso por un enfrentamiento anterior entre los dos hombres. El 30 de enero, Lyon, un acérrimo antifederalista, acusó a los representantes de Connecticut de ignorar los intereses de sus electores en su propio beneficio. Griswold tomó esto como un insulto personal a su carácter y tomó represalias cuestionando el historial de guerra de Lyon durante la Revolución, llamándolo cobarde (Lyon había sido temporalmente dado de baja del Ejército Continental de manera deshonrosa). La respuesta de Lyon fue escupir jugo de tabaco en el ojo de Griswold. Los federalistas se movilizaron para expulsar a Lyon de la Cámara por "indecencia grave" y pasaron dos semanas debatiendo el tema. Cuando los votos volvieron por líneas partidistas el 14 de febrero, los federalistas no habían recibido la mayoría de dos tercios necesaria. Al día siguiente, Griswold defendió su honor con su bastón. Si bien la pelea resultó de ataques personales de carácter, la causa subyacente del conflicto fue el apoyo de Griswold a los preparativos militares del presidente John Adams en caso de hostilidades con Francia: la política de línea dura de Adams sobre las pérdidas de barcos estadounidenses a la marina francesa había galvanizado los partidos recién formados.

El conflicto se satirizó rápidamente en la prensa y las caricaturas de la pelea llamaron la atención nacional sobre la división del Congreso en líneas partidistas.

Kim Sheridan es una investigadora y curadora digital que tiene una Maestría en Bibliotecología de la Universidad Estatal del Sur de Connecticut.


Paso 1: Se redacta el proyecto de ley

Cualquier miembro del Congreso, ya sea del Senado o de la Cámara de Representantes, que tenga una idea para una ley, puede redactar un proyecto de ley. Estas ideas provienen de los propios miembros del Congreso o de ciudadanos comunes y grupos de defensa. El miembro principal del Congreso que apoya el proyecto de ley se llama "patrocinador". Los otros miembros que apoyan el proyecto de ley se denominan "copatrocinadores".

Paso 2: se presenta el proyecto de ley

Una vez redactado el proyecto de ley, se debe presentar. Si un Representante es el patrocinador, el proyecto de ley se presenta en la Cámara. Si un senador es el patrocinador, el proyecto de ley se presenta al Senado. Una vez que se presenta un proyecto de ley, se puede encontrar en Congress.gov, que es el sitio web oficial del gobierno que rastrea la legislación federal.

Paso 3: el proyecto de ley pasa al comité

Tan pronto como se presenta un proyecto de ley, se envía a un comité. Tanto la Cámara como el Senado tienen varias comisiones compuestas por grupos de miembros del Congreso que están particularmente interesados ​​en diferentes temas como la salud o los asuntos internacionales. Cuando un proyecto de ley está en manos del comité, se examina cuidadosamente y se determinan sus posibilidades de aprobación por todo el Congreso. El comité puede incluso optar por celebrar audiencias para comprender mejor las implicaciones del proyecto de ley. Las audiencias permiten dejar constancia de las opiniones del poder ejecutivo, expertos, otros funcionarios públicos y partidarios y opositores de la legislación. Si el comité no actúa sobre un proyecto de ley, el proyecto de ley se considera "muerto".

Paso 4: revisión del proyecto de ley por parte del subcomité

Los subcomités están organizados en comités y tienen una mayor especialización en un tema determinado. A menudo, los comités remiten los proyectos de ley a un subcomité para su estudio y sus propias audiencias. El subcomité puede hacer cambios al proyecto de ley y debe votar para remitir un proyecto de ley al comité en pleno.

Paso 5: Recargo del proyecto de ley por parte del comité

Cuando se completen las audiencias y la revisión del subcomité, el comité se reunirá para "marcar" el proyecto de ley. Ellos hacen cambios y enmiendas antes de recomendar el proyecto de ley al "piso". Si un comité vota para no informar sobre la legislación al pleno de la cámara del Congreso, el proyecto de ley muere. Si el comité vota a favor del proyecto de ley, se informa al público. Este procedimiento se denomina "solicitar un informe de factura".

Paso 6: votación de la cámara en pleno sobre el proyecto de ley

Una vez que el proyecto de ley llega a la sala, hay un debate adicional y los miembros del pleno de la cámara votan para aprobar las enmiendas. El proyecto de ley es luego aprobado o rechazado por los miembros que votan.

Paso 7: remisión del proyecto de ley a la otra cámara

Cuando la Cámara o el Senado aprueban un proyecto de ley, se remite a la otra cámara, donde suele seguir la misma ruta a través de las comisiones y finalmente a la sala. Esta cámara puede aprobar el proyecto de ley como recibido, rechazarlo, ignorarlo o modificarlo. El Congreso puede formar un comité de conferencia para resolver o reconciliar las diferencias entre las versiones de la Cámara y el Senado de un proyecto de ley. Si el comité de la conferencia no puede llegar a un acuerdo, el proyecto de ley muere. Si se llega a un acuerdo, los miembros del comité preparan un informe de la conferencia con recomendaciones para el proyecto de ley final. Tanto la Cámara como el Senado deben votar para aprobar el informe de la conferencia.

Paso 8: el proyecto de ley va al presidente

Una vez que tanto la Cámara como el Senado han aprobado un proyecto de ley en forma idéntica, el proyecto de ley se envía al presidente. Si el presidente aprueba la legislación, se firma y se convierte en ley. Si el presidente no toma ninguna medida durante diez días mientras el Congreso está en sesión, el proyecto de ley se convierte automáticamente en ley. Si el presidente se opone al proyecto de ley, pueden vetarlo. Además, si no se toman medidas durante 10 días y el Congreso ya ha suspendido la sesión, existe un "veto de bolsillo".

Paso 9: anulación de un veto

Si el presidente veta un proyecto de ley, el Congreso puede intentar anular el veto. Si tanto el Senado como la Cámara aprueban el proyecto de ley por mayoría de dos tercios, se anula el veto del presidente y el proyecto de ley se convierte en ley.