Información

¿Era Majunik una antigua Liliput iraní?


En agosto de 2005, se encontró un diminuto cuerpo momificado en la antigua aldea persa de Makhunik en lo que hoy es Irán. El descubrimiento causó sensación internacional cuando los investigadores informaron que los restos pertenecían a un enano adolescente y que las excavaciones del antiguo pueblo revelaron una arquitectura que sugería que era una ciudad de gente pequeña. Ahora la ciudad, a veces conocida como una Liliput iraní, vuelve a aparecer en los titulares porque el país se esfuerza por atraer turistas a su sitio único.

Esfuerzos para poner a Makhunik en el mapa turístico

Albawaba informa que actualmente existe la creencia de que "la arquitectura única del pueblo y su trasfondo histórico son todavía un potencial sin explotar para el turismo". Recientemente se han realizado trabajos para hacer que el sitio sea más atractivo, con aproximadamente $ 17,000 infundidos solo en el trabajo de restauración del año pasado y en un estudio integral.

El gobernador de Sarbisheh, Mohammad Mohammadi sugirió recientemente los cambios necesarios para hacer realidad ese objetivo. Él dijo :

“Debemos hacer todo lo posible por desarrollar las capacidades de los maravillosos pueblos de Chensht y Makhunik para impulsar el turismo y atraer turistas extranjeros. Dichos objetivos no se lograrán a menos que [proporcionemos] la infraestructura necesaria para los pasajeros y creemos espacios residenciales en forma de ecoalbergues en pueblos que tengan atractivos culturales y turísticos ”.

  • El explorador se apresura a regresar para recoger el premio pigmeo después de la carta dorada del niño faraón
  • Los científicos entienden por qué hay indonesios de baja estatura en la actualidad, pero ¿pueden explicar la altura del hobbit?
  • La ciudad abandonada de ladrillos de barro de Kharanaq, Irán, de 4.000 años de antigüedad: una mirada fotográfica

Pueblo neolítico de Makhunik, Khorasan, Irán. ( sghiaseddin / Adobe Stock)

El descubrimiento "diminuto" en 2005

En cuanto al descubrimiento distintivo en 2005, The Circle of Ancient Iranian Studies informó que el descubrimiento de la pequeña momia siguió a dos meses de excavaciones ilegales en la histórica fortaleza de Gudiz en la provincia de Kerman, cerca de la ciudad de Shahdad, que se remonta a la época del Imperio Sasánida. (224 a 651 d.C.), el último imperio iraní antes del surgimiento del Islam. La momia fue incautada después de que los contrabandistas intentaran venderla por más de 3 millones de dólares estadounidenses en Alemania.

La momia de 25 cm (9,84 pulgadas) de largo estaba bien conservada y cubierta por una fina capa, que inicialmente se creía que eran materiales utilizados para la momificación, pero luego se confirmó que era la piel del individuo. Los análisis iniciales realizados por un equipo forense estimaron que la persona tenía entre 16 y 17 años en el momento de su muerte.

La pequeña momia encontrada en 2005. ( PressTV)

El descubrimiento rápidamente añadió combustible a los rumores que ya existían sobre una ciudad enana en la provincia de Kerman, y se trazaron paralelismos con la "Ciudad Lilliput" descrita en la famosa novela de Jonathan Swift, "Los viajes de Gulliver". Los informes comenzaron a filtrarse a través de casas y edificios excavados en el antiguo pueblo con paredes de solo 80 cm (31,50 pulgadas) de alto.

Reclamaciones y refutaciones contra la "ciudad de los enanos"

Iran Daily se sumó a la sensación al afirmar que la antigua aldea en la que se encontró la momia no databa de la era sasánida, sino que en realidad era una "Ciudad de los enanos" de 5.000 años de antigüedad.

“Un aspecto significativo de Shahdad es la extraña arquitectura de las casas, callejones y equipos descubiertos. Las paredes, el techo, los hornos, los estantes y todo el equipo solo podían ser utilizados por enanos ”, informó Iran Daily. "Después de un lapso de 5.000 años desde la salida de los enanos de la ciudad, una gran parte de esta región prehistórica yace enterrada en el suelo y la migración de los enanos de Shahdad sigue siendo un misterio".

Se descubrió que los edificios tenían paredes bajas, solo aptas para enanos, según Irán Daily .

Pero los arqueólogos se apresuraron a desacreditar los rumores de la existencia de tal ciudad en la provincia: “Las excavaciones arqueológicas de 38 años en la ciudad de Shahdad niegan cualquier ciudad enana en la región. Las casas restantes [con] paredes tienen 80 centímetros de altura [pero] originalmente eran de 190 centímetros. Algunas de las paredes restantes tienen 5 centímetros de alto, por lo tanto, ¿deberíamos afirmar que las personas que viven [d] en estas casas tenían 5 centímetros de alto? " dijo Mirabedin Kaboli, jefe de excavaciones arqueológicas en la ciudad de Shahdad.

Otros expertos descartaron la posibilidad de que la momia pruebe que Makhunik era una ciudad de enanos, pero no lograron disipar la leyenda local de una ciudad así: “Incluso si se demuestra que el cadáver pertenece a un enano, no podemos decirlo con certeza. que la región de su descubrimiento en la provincia de Kerman era la ciudad de los enanos ”, dijo Javadi, arqueólogo de la Organización de Turismo y Patrimonio Cultural de la provincia de Kerman.

Pueblo de Makhunik, Khorasan, Irán. ( sghiaseddin / Adobe Stock)

Varios meses después del descubrimiento, Payvand Iran News informó que los estudios antropológicos revelaron que la pequeña momia en realidad tenía 400 años y no pertenecía en absoluto a un enano sino a un bebé prematuro que había sido momificado a través de procesos naturales.

"El esqueleto pertenece a un bebé prematuro que, debido a las condiciones regionales y su método de enterramiento, ha sido momificado mediante procesos naturales", dijo Farzad Forouzanfar, antropólogo de la Organización de Turismo y Patrimonio Cultural de Irán.

Entonces, ¿qué podemos concluir sobre Makhunik y la pequeña momia? Parece que gran parte de la información de los medios sobre el caso ha sido estimulada por rumores y tergiversada a través del sensacionalismo. Parece más probable que la momia sean los restos conservados de forma natural de un bebé, como revelaron los estudios antropológicos. Sin embargo, es curioso que las leyendas de “gente pequeña” no solo existan en Irán sino que se puedan encontrar en muchas culturas alrededor del mundo.

  • Los templos de Ġgantija de Gozo: un misterioso complejo megalítico de gigantes y enanos malteses
  • La antigua ciudad subterránea de Nushabad: ¿Por qué vivía la gente bajo tierra?
  • Jardín Bagh-e Fin: belleza natural, simbolismo sagrado y una historia espantosa

A Long Historia de la gente pequeña

Según la Dra. Susan Martinez, autora de " La historia de la gente pequeña: sus civilizaciones espiritualmente avanzadas en todo el mundo " , una antigua raza de personas que eran de pequeña estatura una vez habitó la Tierra. Se refiere a leyendas e historias de muchas culturas, como los dioses enanos de México y Perú, los Menehune de Hawai, los Nunnehi de los Cherokee, así como los pigmeos africanos y los Semang de Malasia; y se basa en los descubrimientos de pequeñas redes de túneles, pequeños ataúdes, puertas bajas en montículos y chozas del tamaño de un pigmeo, como evidencia de esta antigua raza.

Si bien el trabajo del Dr. Martínez ha atraído una gran cantidad de críticas y escepticismo, otros han estado más abiertos a la idea:

“Los cuentos y leyendas de la gente pequeña, o gente pequeña, son numerosos en todo el mundo. A veces, según los informes, son entrometidos, pero siempre muy misteriosos. A través de su extensa investigación sobre el tema, Susan Martinez, Ph.D., establece a la gente pequeña como el progenitor de la civilización y uno de los antepasados ​​de la gente de hoy ”, dijo el investigador y autor Jack Churchward.

Escultura de "Korrigan", un pequeño elfo de los bosques celtas. ( CC BY 2.0 )


¿Era Majunik una antigua Liliput iraní? - Historia

TEHERÁN - En la región más oriental del suelo iraní, cerca de la frontera con Afganistán, se encuentra Makhunik, un misterioso pueblo conocido comúnmente como "Lilliput" del país.

El pueblo estuvo habitado por personas de muy baja estatura hasta hace aproximadamente un siglo. Actualmente, alberga aproximadamente 200 viviendas de adobe, muchas de ellas de altura excepcionalmente baja.

Es por eso que a veces se lo llama nostálgico "Lilliput", un país imaginario habitado por personas de unos 15 cm de altura como se describe en "Los viajes de Gulliver" del autor irlandés Jonathan Swift.

Ubicada a 143 km de Birjand, la capital de la provincia de Khorasan del Sur, su arquitectura doméstica se caracteriza predominantemente por casas excepcionalmente bajas con puertas estrechas, la mayoría de las cuales no se puede ingresar sin agacharse.

Makhunik solía sufrir un aislamiento y un terreno árido que hacía que la arquitectura y la cría de animales fueran un desafío para los portadores.

Una vista de las viviendas de adobe esparcidas por la aldea de Makhunik, en el este de Irán

Buscando la razón detrás, algunos culpan a la desnutrición y la mala alimentación, incluida el agua potable mezclada con mercurio, agregando que el aislamiento estimuló los matrimonios familiares que finalmente causaron genes defectuosos que probablemente llevaron al enanismo.

En 2005, Makhunik apareció en las noticias cuando se desenterró un cuerpo momificado que medía 25 cm de largo. Fomentó ampliamente la creencia de que esta remota región alguna vez fue el hogar de antiguos enanos. Sin embargo, estudios posteriores concluyeron que la momia era en realidad un bebé prematuro que murió hace unos 400 años.

Un niño se encuentra junto a una pequeña casa en Makhunik

Hoy en día sus habitantes tienen una estatura promedio ya que el nivel de vida mejoró en la región a partir de mediados del siglo XX cuando la construcción de carreteras y el creciente número de vehículos han disminuido su aislamiento.

La arquitectura única del pueblo y su trasfondo histórico son todavía un potencial sin explotar para el turismo.


El antiguo pueblo de gente pequeña de Irán

BBC | Shervin Abdolhamidi: En la primera parte del libro de Jonathan Swift Los viajes de Gulliver, Lemuel Gulliver llega a la costa de la isla de Lilliput, donde se encuentra con los liliputienses, que apenas superan los 15 cm.

Si bien Lilliput de Swift es simplemente una fantasía, existe una aldea comparable en los extremos orientales de Irán. Hasta hace aproximadamente un siglo, algunos de los residentes de Makhunik, una aldea de 1.500 años de antigüedad aproximadamente a 75 km al oeste de la frontera afgana, medían apenas un metro de altura, aproximadamente 50 cm menos que la altura promedio en ese momento.

Hasta hace unos 100 años, algunos residentes de Makhunik medían apenas un metro de altura (Crédito: Mohammad M. Rashed)

En 2005, se encontró en la región un cuerpo momificado de 25 cm de longitud. El descubrimiento alimentó la creencia de que este remoto rincón de Irán, que consta de 13 aldeas, incluida Makhunik, fue una vez el hogar de una antigua "Ciudad de los enanos". Aunque los expertos han determinado que la momia era en realidad un bebé prematuro que murió hace aproximadamente 400 años, afirman que las generaciones anteriores de residentes de Makhunik eran de hecho más bajas de lo habitual.

La desnutrición contribuyó significativamente a la deficiencia de estatura de los residentes de Makhunik. La cría de animales era difícil en esta región seca y desolada, y los nabos, el grano, la cebada y una fruta parecida a una dátil llamada azufaifa constituían la única agricultura. Los residentes de Makhunik subsistían con platos vegetarianos simples como kashk-beneh(elaborado con suero de leche y un tipo de pistacho que se cultiva en la montaña), y pokhteek (una mezcla de suero seco y nabo).

Algunos creen que Makhunik fue una vez el hogar de una antigua "Ciudad de los enanos" (Crédito Mohammad M. Rashed)

Podría decirse que la anomalía dietética más asombrosa fue el desdén por el té, uno de los sellos distintivos de la cocina y la hospitalidad iraníes.

“Cuando era niño nadie bebía té. Si alguien bebía té, bromeaba y decía que era un adicto ”, recordó Ahmad Rahnama, refiriéndose al estereotipo de que los adictos al opio beben mucho té. El residente de Makhunik, de 61 años, dirige un museo dedicado a la arquitectura histórica y el estilo de vida tradicional de Makhunik.

A mediados del siglo XX, la construcción de carreteras y la proliferación de vehículos permitieron a los residentes de Makhunik acceder a ingredientes que se encuentran en otras partes de Irán, como arroz y pollo.

“Cuando llegaron los vehículos, la gente podía traer comida de los pueblos cercanos, por lo que había más para comer que solo kashk-beneh y pan”, dijo Rahnam.

De las aproximadamente 200 casas en Makhunik, 70 u 80 miden solo de 1,5 a 2 m de altura (Crédito Mohammad M. Rashed)

Aunque la mayoría de los 700 residentes de Makhunik tienen ahora una estatura media, aún persisten los recordatorios de la estatura más baja de sus antepasados. De las aproximadamente 200 casas de piedra y arcilla que componen el antiguo pueblo, 70 u 80 son excepcionalmente bajas, oscilando entre 1,5 y 2 m, con techos de hasta 1,4 m.

Agachándome, seguí a Rahnama al interior de una de las casas "liliputienses" de Makhunik, agachándome por la puerta de madera que estaba ubicada en el lado sur de la casa para dejar entrar más luz y proteger la habitación individual de la casa de los fuertes vientos del norte. Me encontré en una pequeña vivienda conocida como la "sala de estar", acertadamente llamada porque me vi obligado a sentarme debido al techo bajo. Este espacio de aproximadamente 10 a 14 metros cuadrados consistía en kandik (lugar para almacenar granos y trigo), un karshak (una estufa de barro para cocinar) y un espacio para dormir.

Construir estas pequeñas casas no fue tarea fácil, dijo Rahnama, y ​​la baja estatura de los residentes no fue la única razón para construir casas más pequeñas. Los animales domésticos lo suficientemente grandes como para tirar de vagones eran escasos y las carreteras adecuadas eran limitadas, lo que significaba que los lugareños tenían que llevar los suministros de construcción a mano durante kilómetros a la vez. Las casas más pequeñas requerían menos materiales y, por lo tanto, menos esfuerzo. Además, aunque eran estrechas, las casas más pequeñas eran más fáciles de calentar y enfriar que las más grandes, y se mezclaban más fácilmente con el paisaje, lo que las hacía más difíciles de detectar para los posibles invasores.

Los residentes esperan que las casas "liliputienses" de Makhunik atraigan turistas (Crédito Mohammad M. Rashed)

La vida en el pueblo todavía no es fácil, la poca agricultura que existía ha disminuido en los últimos años debido a la sequía, lo que ha obligado a los residentes más jóvenes a buscar trabajo en otro lugar.

“Hoy en día, los jóvenes van a las ciudades cercanas por trabajo y traen dinero y comida. Las mujeres tejen, pero aparte de eso no hay trabajo ”, dijo Rahnama. Mientras tanto, los residentes mayores han tenido que depender en gran medida de los subsidios gubernamentales.

A pesar de las difíciles circunstancias, Rahnama espera que el interés por la arquitectura única del pueblo atraiga a los visitantes y que el turismo cree más puestos de trabajo y negocios. Por ahora, sin embargo, “es lo que es”, me dijo con una sonrisa de resignación.

“Pero”, agregó, riendo, “las cosas están mejor ahora de lo que solían ser antes. Antes la gente era baja y fornida, y ahora es alta y delgada ".


¿Era Majunik una antigua Liliput iraní? - Historia

TEHERÁN - Recientemente se completó la cuarta temporada de trabajos de restauración en el misterioso pueblo de Makhunik, que se conoce comúnmente como "Lilliput" del país.

En esta temporada, el enlucido de las paredes, el fortalecimiento de las paredes, la reparación de los techos y la aplicación de fachadas de paja se completaron con un crédito de 1.500 millones de riales (unos 36.000 dólares a la tasa oficial de 42.000 riales), dijo el martes el jefe de turismo de Makhunik, Hadi Haqpanah.

Continuó diciendo que el trabajo de restauración comenzó hace cuatro años y que hasta ahora se han gastado unos 4 mil millones de riales (alrededor de $ 95,000) en este sentido, informó IRNA.

Muchos expertos dicen que la arquitectura única del pueblo y su trasfondo histórico son todavía potenciales sin explotar para el turismo.

Durante los últimos dos años, un promedio de 1.000 ciudadanos extranjeros visitaron la aldea anualmente, señaló Haqpanah.

Situada en un punto más oriental del suelo iraní, en el condado de Sarbisheh, cerca de la frontera con Afganistán, Makhunik estuvo habitada por personas de muy baja estatura hasta hace aproximadamente un siglo. Actualmente, alberga aproximadamente 200 viviendas de adobe, muchas de ellas de altura excepcionalmente baja.

Es por eso que a veces se lo llama nostálgico "Lilliput", un país imaginario habitado por personas de unos 15 cm de altura como se describe en "Los viajes de Gulliver" del autor irlandés Jonathan Swift.

La arquitectura de Makhunik se caracteriza predominantemente por casas de altura excepcionalmente baja con puertas estrechas a la mayoría de las cuales no se puede entrar sin agacharse. La aldea de adobe solía sufrir de aislamiento y terreno árido, lo que hacía que la arquitectura y la cría de animales fueran un desafío para los portadores.

En 2005, Makhunik apareció en las noticias cuando se desenterró un cuerpo momificado que medía 25 cm de largo. Fomentó ampliamente la creencia de que esta remota región alguna vez fue el hogar de antiguos enanos. Sin embargo, estudios posteriores concluyeron que la momia era un bebé prematuro que murió hace unos 400 años.

Hoy en día, los habitantes de Makhunik tienen una estatura media, ya que los niveles de vida mejoraron en la región desde mediados del siglo XX, cuando la construcción de carreteras y el creciente número de vehículos redujeron su aislamiento.


Los secretos y las historias

La parte más atractiva de esta aldea es su gente, y las historias que la rodean son personas que tienen una nacionalidad afgana y emigraron a la zona hace varios cientos de años. En general, es evidente que los pobladores son de baja estatura y en consecuencia las casas son pequeñas y cortas.
Hace unos 400 años, un individuo llamado Ahmad Khan, junto con su familia, abandonaron Afganistán y llegaron a Irán. Buscaron refugio en la zona de Makhunik en busca de un lugar para vivir y se establecieron en esta tierra. Ahmad Khan y su familia comenzaron a utilizar materiales de la zona para construir casas cuya arquitectura se convierte más tarde en una de las características del pueblo y permanece en su forma original durante varios cientos de años.
A continuación, daremos una descripción completa de la arquitectura de las casas. La población de la zona crece paulatinamente y al cabo de un tiempo se convierte en aldea.
Es una zona no agrícola con vegetación pobre y rangos bajos. Varias personas en el pueblo tenían ganado en ese momento, pero debido a la falta de alimentos adecuados, perdieron los animales, por lo que la gente no podía usar la carne para sus comidas diarias durante todo el año. Las únicas personas que tenían acceso a alimentos eran las que tenían azufaifa, nabos, trigo, cebada y pistacho de montaña. La comida que se cocinaba con pistacho o una mezcla de lo que tenían y comían lo mismo la comida todos los días. Por otro lado, el acceso a los pueblos aledaños era muy difícil y no había forma de atravesar las montañas. Esa es la razón por la que la aldea permaneció desconocida para el mundo exterior hasta hace unos cien años, pocos lo sabrían y la gente no podía viajar fácilmente a las ciudades y otras aldeas para comprar comida. A lo largo de los años los lugareños no han podido crecer como personas normales, debido a la mala alimentación, y por eso tenían baja estatura. Alcanzaban medio metro y la mayoría de las personas medían 130 cm de altura.
se dice que la baja estatura solo estaba relacionada con uno de los clanes que vivían en la aldea, la tribu de Ghulam Mohammad Reza, y el resto de la gente tenía una estatura normal. Con el tiempo, la altura de estas personas se transformó a través de la alimentación y los matrimonios mixtos.
Hace unos cien años la gente se enteró de la existencia de este pueblo y hace unos 70 años se estableció la conexión. Los vehículos se abrieron paso hacia el área, junto con alimentos y otras comodidades.
Ahmed Rahnama, un residente de Makhunik dice que cuando los autos llegaron a la aldea, la gente pudo llegar a las ciudades cercanas y comer algo más que solo Kashk.
Los lugareños trabajaban en las ciudades cercanas y eso los hizo más civilizados. Al mismo tiempo, esta interacción cambió la forma en que viven, haciendo que la gente sea más similar a la de otras partes de Irán. En estos días, los alimentos como Kashsk, Chorba, Curgi y Kaymak constituyen los alimentos más populares. Entre los cuales Karachi es la comida más importante para los lugareños. Hoy en día, la mayoría de los lugareños tienen una altura y un peso comunes, y su vida es más fácil que antes. Sin embargo, hay una serie de cosas que deben desarrollarse en esta aldea en particular.

La baja estatura de los aldeanos

En 2005, se descubrió un cuerpo momificado de 25 cm. Los expertos especularon que la momia pertenecía a un niño que murió hace unos 400 años. La momia mostró que los habitantes de este pueblo en particular en ese momento eran más bajos que el ser humano promedio.

La arquitectura de las casas

Además, algunas de las casas del pueblo tienen un diseño y una arquitectura peculiar. Cuando camines por los callejones del pueblo, las casas con puertas y paredes muy pequeñas te sorprenderán y te harán preguntarte por las condiciones de ese entonces.
Para darle una mejor idea de la situación, describa primero la arquitectura de estas casas.
Hoy en día hay alrededor de 200 casas en la antigua textura del pueblo, de las cuales entre el 70 y el 80 por ciento son sorprendentemente más pequeñas de lo habitual. El largo y ancho de estas casas es de 1,5 a 3 metros a 3 por 5 metros, y la altura de los techos es de 1,5 metros como máximo. Las casas están construidas en las laderas de las colinas y son muy compactas. El piso de cada casa baja un metro del suelo y cada casa tiene una sola ventana pequeña. Las puertas de entrada de cada una de estas casas también son muy pequeñas y muchas ni siquiera pueden pasar por ellas. Hay dos escalones en la puerta principal. Una casa muy sencilla hecha de piedra, madera y mazorca. Cada casa tiene solo un pequeño espacio para almacenar cebada y trigo, llamado "Kendig" & # 8211 y una pequeña estufa de leña para cocinar & # 8211 llamada "Korshak" & # 8211 y algunas habitaciones muy pequeñas para mantener animales y otros accesorios. También hay sala de estar, dormitorio, cocina, taller de tejido, etc. En ese entonces, una familia de ocho vivía en una de estas pequeñas casas y no tenía problemas con las condiciones de vida.
También había casas en las que la gente solía quedarse durante la primavera y el verano. La diferencia entre estas casas y las casas de invierno era que el techo no era de mazorca y estaba cubierto con hojas de varias plantas.
Las pequeñas casas crearon la ilusión de que en ese entonces vivía gente de Liliput en este pueblo, pero la verdad es otra cosa.
La primera razón es el clima frío. Dado que apenas se encontraba leña en los alrededores, la gente apenas podía calentar sus hogares. Por la misma razón, tuvieron que hacer casitas que pudieran calentarlas con una pequeña cantidad de leña. Por otro lado, la presencia de una sola ventana hacía que el calor se quedara en la casa y el frío fuera.
En principio, las ventanas se usaban solo para saber si era de día o de noche. La mayoría de las puertas también se construyeron hacia el sur para evitar la entrada de los vientos del norte a la casa.
Sumado a esto, la falta de animales como burros, vacas y caballos en la zona no permitió a las personas viajar lejos para traer piedras y materiales para construir las casas, por lo que la gente utilizó el menor material disponible para construir las casas.
Hoy en día, sin embargo, la construcción de casas ordinarias está en desarrollo y ya no viven en esas casas pequeñas.

La historia del pueblo

Algunas fuentes dicen que el pueblo se remonta a hace miles de años y que el pueblo tiene una historia antigua. El relieve rocoso descubierto cerca del Makhunik Qanat y la representación en él es una de las pruebas de tales afirmaciones. Por supuesto, este relieve rocoso se ha deteriorado durante muchos años debido a diversas razones, como la interferencia humana, la lluvia y otros fenómenos naturales, y no queda mucho. Aparte de esto, no hay ningún otro registro escrito sobre la historia de este pueblo. Durante el período de Naser al-Din Shah Qajar, el coronel Charles Edward Debit en el libro titulado “Diario de viaje de Khorasan y Sistan” habla de esta aldea.
Parece que hace mucho tiempo, los habitantes de este pueblo eran agricultores y vivían una vida nómada, y con el tiempo optaron por establecerse en un pueblo. Otras estructuras como la Torre del pueblo, la Torre Anjir, la Casa Sargarduni, Dead Nader. La torre del pueblo es más famosa entre las otras vistas del campo y está ubicada en un plano más alto que las demás, por lo que podría usarse como una torre de observación.

Hospital móvil

Tres kilómetros fuera del pueblo hay un hospital móvil al que los lugareños llaman & # 8220quarantine & # 8221. En ese entonces, los aldeanos no tenían forma de comunicarse con otras partes del país, por lo que los infectados con viruela y otras enfermedades fueron llevados a este hospital móvil. Los que sobrevivieron a la viruela cuidaron a otros pacientes. La viruela se debió principalmente a que la gente se fue a Afganistán y luego regresó con la enfermedad.
Hospital móvil
Tres kilómetros fuera del pueblo hay un hospital móvil al que los lugareños llaman & # 8220quarantine & # 8221. En ese entonces, los aldeanos no tenían forma de comunicarse con otras partes del país, por lo que los infectados con viruela y otras enfermedades fueron llevados a este hospital móvil. Los que sobrevivieron a la viruela cuidaron a otros pacientes. La viruela se debió principalmente a que la gente se fue a Afganistán y luego regresó con la enfermedad.

Cultura y gente

Como otros pueblos, la gente tiene sus propias costumbres y tradiciones, de las que hablaremos en esta sección, pero es mejor obtener algo de información sobre los lugareños antes de estudiar la cultura.

Los locales

La gente de la aldea de Makhunik es musulmana o sunita. Según el último censo realizado en el año 2016, hay 787 sunitas viviendo en este pueblo. Como dijimos anteriormente, los lugareños descienden de Afganistán y tienen su propio dialecto particular. El trabajo principal de los lugareños es la cría de ganado, junto con la agricultura. La mayoría de los productos agrícolas incluyen trigo, ajo, cebada, nabo, remolacha, zanahoria, tomate, cebolla y también azafrán. La horticultura no es muy popular en esta área, y solo se plantan algunos árboles de azufaifo, bayas, higos, granadas, manzanas, uvas y almendras cerca de las cuevas de agua y canales del pueblo.

Varias personas también están empleadas en las minas cercanas a la aldea, y otras van a trabajar a ciudades cercanas debido a la sequía y el desempleo en la zona. El único trabajo para las mujeres locales es el tejido de alfombras.

Costumbres y tradiciones

En el pueblo se llevan a cabo diferentes eventos y ceremonias. Ceremonias como bodas, Ramadán, Eid al-Fitr y Ghorban, y también una oración por las ceremonias de lluvia que, desafortunadamente, no tenemos mucha información sobre cómo se llevaban a cabo en el pasado, pero lo más probable es que se practicara al igual que los miembros de las tribus sunitas en Afganistán.
“Naf-Bori” es el nombre de una tradición que prevalecía entre los lugareños hace muchos años. Con base en esta tradición, cada vez que nacía una niña en el pueblo, los residentes iban a la casa del recién nacido para ver al niño. Al mismo tiempo, eligieron a un niño para casarse con la niña cuando ambos cumplieron la mayoría de edad. El término “Naf-Bori” significa que el cordón umbilical del bebé está cortado a nombre de ese niño y que la niña no puede casarse con nadie más. Por supuesto, esta costumbre ya no es un lugar común y se ha olvidado hace mucho tiempo.
Lo interesante es que nadie fuma en este pueblo. Los lugareños consideran que fumar y el uso de otros tipos de sustancias recreativas son tabú y peligroso para la comunidad.

Rumores sobre la gente local.

Algunos dicen que los lugareños no bebían té hasta hace 50 años, o no comían carne ni arroz porque estaba prohibido. Eso simplemente no es cierto en absoluto.
Los lugareños no podían comprar té, carne o arroz debido a la pobreza extrema. La carne y el arroz se consideraban medicamentos y consumían este tipo de alimentos solo como cura para enfermedades graves. La gente podía comer carne solo dos veces al año, y también la carne era una donación de las personas adineradas del pueblo. Los ricos que vivían en el pueblo también comían carne solo dos veces al año. Hoy la gente consume carne a diario.
Otro rumor sobre la gente de esta aldea de Makhunik se trata de ver televisión. Se dice que hace unos años los lugareños no permitían televisores en el pueblo y los consideraban un indicio del diablo, por lo que no permitían que los niños vieran la televisión. Aunque las investigaciones locales muestran que esto no es cierto en absoluto.

Pueblo de Makhunik Ropa tradicional

Antes de que se abrieran las carreteras y la gente pudiera comprar ropa en las ciudades cercanas, los lugareños usaban y tejían trajes hechos a mano. Las mujeres dicen que sus madres les enseñaron a hacer su propia ropa y sus propios zapatos. En aquel entonces, la ropa estaba hecha principalmente de tejidos de lana gruesa. Hoy en día, la mayoría de la gente va de compras a la ciudad y pocas personas todavía visten ropa tradicional.

La mejor temporada para viajar

Debes tener en cuenta que las noches aquí son muy frías, así que asegúrate de traer ropa abrigada.
Primavera: una de las mejores estaciones para viajar a la aldea de Makhunik.
Verano: Hace bastante calor y no es un buen momento para visitar el pueblo.
Otoño: el clima es templado y el aire fresco te hace sentir extasiado, por lo que, en general, es tan buena como cualquier otra temporada.
Invierno: hace bastante frío y traicionero por lo que es mejor posponer el viaje para otro momento.

El nombre del pueblo

Hay tres narraciones sobre el nombre del pueblo. Algunos dicen que se llama "Makhunik" debido al clima fresco que tiene.
Por otro lado, algunas personas creen que el nombre proviene de un hueco en la montaña cerca del pueblo. Otros creen que Makhunik se compone de dos palabras, a saber, "Luna" y "Dekhunik" (idioma Pahlavi), que en consecuencia significa la tierra de la luna.


Irán intenta poner "Lilliput" en el mapa turístico

El sur de Khorasan es algo conocido por sus antiguos molinos de viento, sin embargo, las autoridades de turismo de la provincia oriental están haciendo esfuerzos para poner uno de sus misteriosos pueblos, comúnmente conocido como "Lilliput" de Irán, en el mapa turístico de la región.

El pueblo se llama Makhunik y está situado en un punto más al este del suelo iraní, cerca de la frontera con Afganistán. Fue habitado por personas de muy baja estatura hasta hace aproximadamente un siglo. Actualmente, alberga aproximadamente 200 viviendas de adobe, muchas de ellas de altura excepcionalmente baja.

Es por eso que a veces se lo llama nostálgico "Lilliput", un país imaginario habitado por personas de unos 15 cm de altura como se describe en "Los viajes de Gulliver" del autor irlandés Jonathan Swift.

En una visita reciente a la aldea, Mohammad Mohammadi, el gobernador de Sarbisheh, quien estuvo acompañado por varios funcionarios locales, expresó su satisfacción por las recientes rondas de restauración llevadas a cabo en la textura histórica de la aldea.

“Deberíamos hacer [nuestro mejor esfuerzo] para desarrollar las capacidades de las maravillosas aldeas de Chensht y Makhunik para impulsar el turismo y atraer turistas extranjeros”, dijo Mohammadi, informó CHTN el martes.

"Tal objetivo no se logrará a menos que [proporcionemos] la infraestructura necesaria para los pasajeros y creemos espacios residenciales en forma de eco-albergues en pueblos que tengan atracciones culturales y turísticas".

Este año, se completó la tercera fase de restauración de la textura histórica de Makhunik con el crédito de 700 millones de riales (alrededor de $ 17,000). Además, finalizó un estudio exhaustivo sobre el pueblo.

Situada a 143 km de Birjand, la capital de la provincia de Khorasan del Sur, la arquitectura de Makhunik se caracteriza predominantemente por casas excepcionalmente bajas con puertas estrechas a la mayoría de las cuales no se puede entrar sin agacharse.

El pueblo de adobe solía sufrir un aislamiento y un terreno árido que hacía que la arquitectura y la cría de animales fueran un desafío para los portadores.

Searching the reason behind, some put the blame on malnutrition and poor diet including potable water laced with mercury, adding the isolation spurred family marriages that ultimately caused defective genes which probably led to dwarfism.

In 2005, Makhunik appeared in the news as a mummified body measuring 25cm in length was unearthed. It widely fostered a belief that this remote region was once home to ancient dwarfs. Subsequent studies, however, concluded that the mummy was actually a premature baby who died some 400 years ago.

Nowadays, people of Makhunik are of average height as life standards improved in the region from the mid-20th century when construction of roads and growing numbers of vehicles have lessened their isolation.

Many experts say that the unique architecture of the village and its historical background are still an untapped potential for tourism.

Reverting to the vertical-axis windmills, which are locally known as Asbads, it’s noteworthy to mention that Iran eyes to have them registered on the UNESCO World Heritage list. Clusters of these mills can be found in Sistan-Baluchestan, South Khorasan and Khorasan Razavi provinces.

“Asbad is a smart technique to grind grains, a technique which goes back to ancient times when the people living in the eastern parts of Iran, in an attempt to adapt themselves with the nature and transform environmental obstacles into opportunities, managed to invent it,” according to UNESCO’s website.

“The earliest-known references to windmills are to a Persian millwright in 644 CE and to windmills in Seistan [Sistan], Iran, in 915 CE,” the Encyclopedia Britannica says.

Currently, they are on the itinerary of avid travelers and researchers to the region, who want to feel such subtle yet simple mechanism in person as several windmills have been restored and brought back to life.


What they also discovered remain one of the worlds biggest unexplained mysteries!

Shahdad’s ancient region is spread over 60 kilometers in the heart of Lut Desert. The city includes workshops, residential districts and cemeteries. Archeological studies in the residential district in depth and revealed the presence of sub-districts in which jewelers, craftsmen and farmers lived.

Over 800 ancient graves have been excavated during the first excavation phases. Every grave has contained the evidence of little people, including the mummified remains of a dwarf.

A significant aspect about the city is the strange architecture of the houses, alleys and advanced equipment discovered.


Tamin village

The village lies in Sistan and Baluchistan province. The Haftad Molla Ancient Cemetery or Seventy Mullahs, located on the sandstone rocks of the Taftan volcanic mountain is the main highlight. Inside a big hole, several rectangular graves were formed next to each other. Some say that when Islam arrived, the Zoroastrian priests sought refuge and died here. According to another version, the graves are in such height to avoid floods.

How to go to Tamin village ?

You have to go from Zahedan to Mirjaveh and then, Tamin village. There is an easy, asphalted road to Tamin village. But take local transport to get to the cemetery.

Importante: Do not travel to Sistan and Baluchistan province alone, but go on a tour instead. It is near the border with Pakistan with high crime rates. Guides often need to coordinate with the police and security forces during the trip. They are always careful when the tour continues from Kerman toward Sistan and Baluchistan and the Pakistan border along the drug transfer highway.


Was Makhunik an Ancient Iranian Lilliput? - Historia

With 120 families and a population of about 600, inhabitants of Makhunik village are almost completely isolated from modern civilization, the Persian service of IRNA reported on Friday.

Unusual architecture has been employed, and there are no square or rectangular-shaped houses in the village.

The dwellings are built next to each other. The houses are less than two meters in height and each covers an area of 15 square meters. The doors of the houses are less than one meter in height.

The mosque plays a central role in village life, and all the streets lead to the house of worship, which is located in the center of Makhunik.

The residential units are called "Khoneh Neshast" or "Khoneh Adami" and have bedrooms, a kitchen, a sitting room, a workshop, and a barn.

Everything needed for a simple life, like quilts, mattresses, cooking ware, small and large baskets, and clothes, as well as onions, potatoes, turnips, and other vegetables, are arranged around the room, with some things hung on nails driven into the walls.

The remarkable characteristics of the village have made it one of the country’s most amazing places.

The inhabitants of Makhunik gradually left their dwellings dug into the mountains and started building huts on the mountain slopes in recent years.

The village has specific regulations for construction, with the most important one being the affinity principle, which requires clans to stay together. For instance, no one is allowed to build a house in a neighborhood who is not a member of that district’s clan.

There are regulations for areas used for agriculture and stockbreeding and for barren land.

The agricultural regulations are formulated by the oldest or wisest person in the village, who is called Sarzendeh.

People are involved in various occupations such as trade, farming, stockbreeding, mining, and carpet weaving, but most people are farmers. Those who own more land and have greater access to water enjoy a higher social status.

However, due to the current shortage of water and arable land, many villagers have begun working in the surrounding granite mines.

Mostly women weave the carpets, but men do it in their spare time.

Makhunik's earthenware is unique in terms of style, form, structure, and color.

The village is truly a living museum of cultural anthropology.

Outsiders visiting Makhunik believe they have passed through a time warp to an era one thousand years ago.

The craft of pottery making was forgotten long ago, but some of the villagers’ handmade earthenware has survived.

An outstanding example of earthenware found exclusively in Makhunik is “palishan”, which is a container with a handle and tube used for transferring yogurt into a goatskin, where it is stored.

An inscription bearing images of a goat and a cedar tree found near the village indicates that the area was inhabited almost 3000 years ago.

Unfortunately, there are no old buildings which experts could use to estimate the antiquity of the village except a tower, which is said to be 300 years old.

Makhunik resident Ahmad Makhuniki said that he is 77 years old and lives in a house he inherited from his ancestors.

In the past, a piece of eucalyptus wood was used as a door, with no nails or door handles, he explained.

The village headman still has the final say. The village council established after the Islamic Revolution only plays an advisory role.

There are written regulations for the agricultural, stockbreeding, and housing sectors. People who violate the rules are banished.

Villagers store their agricultural products in a place called a “kanik” or “kandu”.

The kanik is dug into the heart of the surrounding mountains and covered by mud and stones.

A variety of products, including beets, turnips, wheat, barley, and walnuts, as well as dishes and important documents like marriage certificates, are stored in the kaniks, which are divided among the heirs when a resident dies.

There is also a “baneh” (shelter) near the houses where beets and turnips are dried.

The chickens are kept under the baneh in summer.

Despite their extreme poverty, Makhunik’s inhabitants still try to become educated. Most of the villagers have attended traditional schools where they learned to read the Holy Quran.

The village’s seminary was built in 1986. The primary school was established a year later and afterwards a middle school was built. A high school is currently being constructed.

Makhunik’s inhabitants are all Sunni.

None of them have moved to other parts of the country because they love their hometown so much.

The anecdotes about the small height of Makhunik’s inhabitants make the village an interesting destination for travelers.

The villagers are often called Lilliputians.

The old people are very short, but health officials have recently tried to increase the average height of the villagers by prescribing iron pills for pregnant women and iron drops for babies.

This is certainly good news but will inevitably cause the architectural symbol of the village, the short adobe ceilings and walls, to be replaced by high iron walls and ceilings.


Ver el vídeo: Las Aventura De Un Enano PELICULA COMPLETA EN ESPAÑOL (Noviembre 2021).