Información

Hermann Langbein


Hermann Langbein nació en Austria el 18 de mayo de 1912. Después de dejar la universidad trabajó como actor en el Deutsches Volkstheater hasta 1933. Ese año se unió al Partido Comunista de Austria (KPÖ), que fue prohibido al año siguiente.

Cuando Adolf Hitler anunció la unión (Anschluss) de Austria y Alemania, huyó a Francia. En abril de 1938 se incorporó a las Brigadas Internacionales y luchó contra el Ejército Nacionalista en la Guerra Civil Española. Tras la victoria del general Francisco Franco Langbein huyó a Francia. Sin embargo, fue internado y tras la invasión del país por parte del ejército alemán en mayo de 1940, fue enviado a la Alemania nazi.

Langbein llegó a Dachau el 1 de mayo de 1941. Más tarde escribió en Contra toda esperanza (1992): "El 1 de mayo de 1941, llegué a Dachau junto con muchos otros veteranos austríacos de la Guerra Civil española. Durante más de dos años, habíamos estado internados en campamentos en el sur de Francia, y solo internados que vivían juntos día y noche. la noche podemos conocernos tan bien como nosotros ... Las expresiones generales de apoyo de los antiguos presos políticos que nos saludaron, el primer gran grupo de veteranos de la Guerra Civil española en llegar a Dachau, nos hicieron bien moralmente y en algunos casos también nos ayudó concretamente ".

Langbein estaba conmocionado por las condiciones en el campo. "Tuvimos que marchar al amanecer al patio de armas para pasar lista por la mañana temprano. Siempre fue una ceremonia militar terrible. Todos tenían que pararse en filas y erguirse. La orden felicitaciones tenía que hacerse con total precisión. Si hubo algún error u otro, entonces hubo ejercicios de castigo. Luego, las SS pasaron lista, para verificar si los números eran correctos. Eso fue siempre lo más importante en todos los campos de concentración: los números tenían que ser correctos en cada pase de lista. No se permitió que nadie estuviera ausente. No importaba si alguien hubiera muerto durante la noche: el cuerpo se colocaría e incluiría en la lista. Y luego, cuando terminó el pase de lista, tuvimos que formar nuestros grupos de trabajo. Y cada grupo de trabajo tenía su propia zona de reunión, que había que conocer para formar una fila. Y luego las partes partieron hacia el trabajo, dependiendo de si uno estaba trabajando dentro del campamento o fuera. Los grupos externos fueron escoltados por hombres de las SS. La jornada laboral estaba determinada por la época del año. El trabajo estaba determinado por las horas de luz del día, no por el reloj. Las partes solo podían salir del campamento cuando ya había media luz, para que la gente no pudiera escapar al amparo de la oscuridad ".

Langbein pudo sobrevivir a la experiencia consiguiendo un trabajo en el hospital del campo: "Un comunista alemán que había estado internado durante muchos años - me presentó a su jefe de las SS, que tenía una solicitud para un empleado del hospital de la prisión ... El hombre de Asignaciones de Trabajo le dijo que no había otros reclusos disponibles que tuvieran las calificaciones adecuadas: la capacidad de escribir correctamente, usar una máquina de escribir y taquigrafía. Él me había preparado de antemano para responder las preguntas de las SS de tal manera que hice una pregunta. impresión positiva. Con sorprendente rapidez, me colocaron en un destacamento con condiciones de trabajo excepcionalmente buenas. Debido a que también dormíamos en la enfermería, no estábamos sujetos a los controles de acoso en los bloques. No tuvimos que presentarnos por la mañana y pase de lista por la noche, y teníamos un techo sobre nuestras cabezas ya que hacíamos nuestro trabajo físicamente poco exigente ".

En agosto de 1942, Langbein fue enviado a Auschwitz para ayudar a combatir un brote de tifus. Se convirtió en empleado y se dedicó a escribir avisos de defunción. Más tarde se convirtió en empleado del médico jefe de Auschwitz, el Dr. Eduard Wirtz. Andrew Mollo, autor de To The Death's Head: La historia de las SS (1982): "Langbein nos recordó que los médicos del campo eran los únicos académicos del personal del campo, y aunque algunos de ellos, como los doctores Mengele y Entress, eran antisemitas y trabajaban voluntariamente en el sistema de asesinatos, había otros como Wirtz que trató siempre que fue posible de aliviar el sufrimiento que los rodeaba. Mediante el uso juicioso de su encanto vienés e insistiendo en dirigirse a Wirtz como 'Herr Doktor' en lugar de usar su rango SS, Langbein siente que fue capaz de ejercer un pequeño pero muy importante poder civilizador. influencia sobre él ".

Langbein logró escapar de un transporte de evacuación en abril de 1945. En Hannover, escribió su primer relato de Auschwitz, que entregó a las fuerzas aliadas. En 1947 comenzó a escribir un libro, Los más fuertes: un informe de Auschwitz y otros campos de concentración, que fue publicado por la editorial del Partido Comunista en 1949. En 1951 entró en conflicto con la dirección del Partido Comunista de Austria, no fue reelegido para el Comité Central y fue "transferido por razones disciplinarias", junto con su esposa, Loisi y su pequeña hija, a Budapest en 1953. Allí trabajó para programas en alemán del servicio de radiodifusión húngaro.

En 1954, se unió a otros ex presos para fundar el Comité Internacional de Auschwitz (IAC) y se convirtió en su secretario general. Luchó por los pagos de compensación de las empresas industriales, incluida I.G. Farben, que se había beneficiado del trabajo forzoso de los prisioneros de Auschwitz; participó, con cierto éxito, en el procesamiento legal de miembros de las SS en Alemania Occidental y Austria; y trató de llevar los crímenes de los nacionalsocialistas, particularmente en Auschwitz, a la vista del público.

En 1958, después de su protesta pública contra la ejecución de Imre Nagy, el ex primer ministro de Hungría, fue expulsado del partido. Como el IAC estaba bajo el control del Partido Comunista de Austria, ahora era visto como un "enemigo" y en 1960 perdió su puesto de secretario general y luego, en 1961, fue excluido de la dirección.

En 1962, Hermann Langbein, junto con H. G. Adler y Ella Lingens, publicó la antología Auschwitz: Testimonies and Reports, y al año siguiente vio la aparición de su libro En nombre del pueblo alemán: balance provisional para los juicios de los crímenes nacionalsocialistas. En 1965, su documentación en dos volúmenes, El juicio de Auschwitz, fue publicado. Esto fue seguido por Inglés como pueblo en Auschwitz (1972) y Contra toda esperanza (1992).

Hermann Langbein murió en Viena el 24 de octubre de 1995.

En agosto de 1942, Langbein se unió a un grupo de presos alemanes que fueron enviados a Auschwitz para ayudar a combatir un brote de tifus que se había producido sin discriminar entre las SS y los presos. Langbein se convirtió en empleado y pasó día y noche escribiendo avisos de defunción. Langbein nos recordó que los médicos del campo eran los únicos académicos del personal del campo, y aunque algunos de ellos, como los doctores Mengele y Entress, eran antisemitas y trabajaban voluntariamente en el sistema de asesinatos, había otros como Wirtz que intentaban siempre que fuera posible aliviar el sufrimiento que les rodea. Mediante el uso juicioso de su encanto vienés e insistiendo en dirigirse a Wirtz como 'Herr Doktor' en lugar de usar su rango SS, Langbein siente que fue capaz de ejercer una pequeña pero muy importante influencia civilizadora sobre él.

Si bien Langbein está amargamente en contra de cualquier tendencia que romantice o glorifique los logros de las Waffen-SS, y considera que la afirmación de las Waffen-SS de no haber tenido nada que ver con los campos de concentración es una mentira absoluta, es igualmente inflexible en que solo se puede juzgar a un ex SS sobre la base de su conducta personal.

Tuvimos que marchar al amanecer al patio de armas para pasar lista temprano en la mañana. La orden de "quitarme el sombrero" tenía que hacerse con total precisión. Luego, el S S pasó lista, para verificar si los números estaban marcados. Las partes solo podían salir del campamento cuando ya había media luz, para que la gente no pudiera escapar al amparo de la oscuridad. El trabajo duró hasta el mediodía. Al mediodía formamos y almorzamos. Había algunos grupos de trabajo que tenían su comida fuera del campo. Era una especie de sopa, que tenía algunos pedazos flotando; era difícil identificar qué exactamente. Y luego seguimos trabajando hasta el pase de lista de la tarde. Por la noche, los grupos de trabajo volvieron a formarse en el patio de armas. La misma ceremonia militar, que se describe aquí mucho más rápido que el tiempo que realmente tomó. Nos contaron de nuevo, y si las cifras eran correctas, si el
- el pase de lista estaba en orden, se nos permitió marchar hacia los bloques - a nuestras propias viviendas - y tuvimos que cantar mientras íbamos; y ¡ay de quien no cantara!

Las condiciones de vida en los campos de concentración cambiaron materialmente a lo largo de los años, al igual que las condiciones para la actividad de resistencia. Por supuesto, estas actividades también se vieron influidas decisivamente por los acontecimientos en el frente. No es necesario discutir aquí el curso de la guerra. Los cambios en los campos se discutirán en la medida en que fueron significativos para la actividad de resistencia, pero primero debo cubrir brevemente el período de 1933 a 1938.

A diferencia de algunas instituciones de otros países que dieron nombre a los campos de concentración nazis, estos últimos no fueron concomitantes de la guerra. Desde el principio constituyeron un componente importante del terrorismo en el que se basó el nacionalsocialismo. En otras áreas, el nazismo continuó con ciertas tradiciones, pero en el campo especial del terrorismo, fue inventivo y tomó nuevas direcciones.

En una etapa temprana, varios campos de internamiento para oponentes políticos, establecidos espontáneamente después del nombramiento de Hitler como canciller del Reich, fueron puestos bajo la administración central de las SS. Esto sentó las bases para el estado SS. El primer campo de concentración fue Dachau, y la administración central siempre lo consideró como un campo modelo cuyas instituciones fueron copiadas por los otros campos. Al comienzo del período en discusión aquí, antes del 2 de abril de 1938, también estaban en funcionamiento Buchenwald y Sachsenhausen.


Los judíos obligados a ayudar a dirigir Auschwitz

Les & # x142aw Dyrcz se inclinó sobre un montón de escombros y tierra, completamente inconsciente de que estaba a punto de hacer un descubrimiento que arrojaría luz sobre uno de los momentos más oscuros de la historia. Era 1980, y el estudiante de silvicultura estaba trabajando para ayudar a restaurar el bosque original alrededor de lo que alguna vez fue Auschwitz-Birkenau, uno de los campos de exterminio nazis y # x2019 más notorios. Dyrcz estuvo allí para ayudar a mitigar los efectos que décadas de contaminación del aire tuvieron en el bosque, intentando que sus pinos originales crecieran una vez más. Pero el estudiante estaba a punto de cambiar la historia.

Mientras cavaba, Dyrcz descubrió un maletín de cuero enterrado en el suelo. Lo abrió y encontró un termo. Dentro del contenedor había páginas de papel escrito a mano. Aunque Dyrcz no podía leer el texto & # x2014 estaba escrito en griego & # x2014, acababa de descubrir uno de los testimonios más importantes del Holocausto: relatos de testigos presenciales de los crímenes nazis, escritos por Marcel Nadjary, un judío de Grecia que había sido esclavizado. con unas 2.000 personas más y se vieron obligados a ayudar a los nazis mientras operaban sus máquinas de matar terriblemente eficientes.

Nadjary había formado parte del grupo de hombres Sonderkommando & # x2014a, la mayoría de ellos judíos, encargados de sacar a las víctimas de los nazis & # x2019 de las cámaras de gas y deshacerse de los cuerpos. En el apogeo de las operaciones de Auschwitz, los nazis gaseaban hasta 6.000 judíos al día. Entonces, comenzó la impensable tarea de Sonderkommando & # x2019s.

Los hombres del Sonderkommando hicieron más que ayudar a deshacerse de los nazis & # x2019 víctimas: también proporcionaron documentación crítica de sus captores & # x2019 crímenes. Aunque los historiadores sabían sobre el Sonderkommando, el secreto de su trabajo y el hecho de que muchos no sobrevivieron al Holocausto, hicieron que testimonios como los de Nadjary fueran aún más valiosos.

Incluso en el apogeo del Holocausto, el trabajo del Sonderkommando estuvo envuelto en misterio y se realizó bajo amenaza de muerte. Dado que todas las personas llevadas a las cámaras de gas fueron asesinadas, los Sonderkommando fueron los únicos testigos que sobrevivieron. Y como conocían los secretos de los nazis & # x2019 de primera mano, sus vidas en Auschwitz estuvieron marcadas por el miedo y el aislamiento.

La llegada de judíos húngaros a Auschwitz-Birkenau, en la Polonia ocupada por los alemanes, junio de 1944. (Crédito: Galerie Bilderwelt / Getty Images)

La palabra Sonderkommando significa & # x201Cspecial unit & # x201D en alemán, y desde el principio, los hombres encargados de ayudar a los nazis vivieron vidas diferentes a las de otros prisioneros en Auschwitz. Los prisioneros jóvenes & # x2014todos los hombres sanos & # x2014 fueron seleccionados para la unidad cuando llegaron al campo y fueron obligados a servir sin que se les informara sobre cuáles serían sus tareas. Dado que los hombres debían levantar cadáveres, se les daban mejores raciones que a otros prisioneros. También se mantuvieron aislados, la mayoría de los cuales nunca interactuaron con otros prisioneros en el campo, aparte de otros miembros de la unidad y los que estaban a punto de ser asesinados.

Los deberes de Sonderkommando variaban, pero todos implicaban ayudar a los nazis a avanzar en el exterminio de judíos. Los nazis cometieron la matanza real, arrojando perdigones de Zyklon B en cámaras de gas, pero los Sonderkommando se vieron obligados a hacer casi todo lo demás. Ayudaron a mantener el orden entre los prisioneros que estaban a punto de ser asesinados, mintiendo y diciéndoles que necesitaban ducharse antes de reunirse con sus familias. Sacaron los cuerpos desnudos de la cámara de gas, los recogieron en busca de dientes de oro y objetos de valor ocultos, y les cortaron el pelo para venderlos a empresas alemanas para que los utilizaran en telas, embalajes de municiones y otros fines. Clasificaron la ropa y los efectos personales que habían dejado. Llevaron los cuerpos a los crematorios y los metieron en los hornos. Luego trituraron los huesos restantes y llevaron las cenizas a varios vertederos para ocultar las pruebas.


Obtener una copia


HERMANN LANGBEIN MENSCHEN EN AUSCHWITZ PDF

Hermann Langbein (18 de mayo - 24 de octubre) fue un austriaco que luchó en Langbein, fue cofundador del Comité Internacional de Auschwitz (IAC) y se convirtió en su primer secretario general. Desde principios del s. Compre Menschen in Auschwitz de Hermann Langbein (ISBN:) en Amazon & # 8217s Book Store. Precios bajos todos los días y entrega gratuita en los elegibles. Resultados 1 & # 8211 20 de 20 MENSCHEN IN AUSCHWITZ por Hermann Langbein y una gran selección de libros, arte y coleccionables relacionados disponibles ahora en.

Autor: Nikojas Migrel
País: Burkina Faso
Idioma: Ingles Español)
Género: Fotos
Publicado (último): 24 de febrero de 2006
Paginas: 384
Tamaño del archivo PDF: 17,36 Mb
Tamaño del archivo ePub: 20,19 Mb
ISBN: 145-7-70097-925-8
Descargas: 61804
Precio: Gratis* [* Se requiere inscripción gratuita]
Cargador: Bataur

Topografía de un campo de exterminio. Después de los conflictos con el partido, Langbein se mudó a Budapest, donde editó transmisiones de radio en alemán en transmisión húngara.

Análisis accionable de Alexa para la Web. Marcas de moda de diseñador Shopbop. Vistas Leer Editar Ver historial. El contenido de esta edición está traducido del artículo existente de Wikipedia en alemán en [[: Amazon Rapids Fun stories for kids on the go.

Además, Langbein perteneció al Consejo de Museos de Auschwitz-Birkenau y trabajó en el rediseño de la exposición. El autor y escritor Kurt Langbein es su hijo. En estas funciones, Langbein dio a conocer públicamente los crímenes del campo de concentración y luchó por una indemnización para las ex víctimas del campo de concentración. La traducción automática como Deepl o Google Translate es un punto de partida útil para las traducciones, pero los traductores deben revisar los errores según sea necesario y confirmar que la traducción es precisa, en lugar de simplemente copiar y pegar el texto traducido automáticamente a la Wikipedia en inglés.

Debe proporcionar atribución de derechos de autor en el resumen de la edición proporcionando un enlace entre idiomas a la fuente de su traducción. Si usted es un vendedor de este producto, ¿le gustaría a auschwiyz sugerir actualizaciones a través del soporte al vendedor? ¿No tienes un Kindle?

Resultados por Hermann-Langbein | Depositario de libros

Marzo Haga clic en [mostrar] para obtener instrucciones de traducción importantes. Vea una versión traducida automáticamente del artículo en alemán. Recursos educativos digitales de Amazon Inspire. Escribió varios libros sobre sus experiencias en los campamentos. Comunistas austríacos Pueblo austríaco de la Guerra Civil española Expatriados austríacos en España Justos austríacos de las Naciones Supervivientes del campo de concentración nazi Supervivientes del campo de concentración de Dachau Supervivientes del campo de concentración de Auschwitz Personas de Viena nacimientos muertes Personal de las Brigadas Internacionales.

Un resumen de edición de atribución modelo usando alemán: Estaba entre los líderes de los grupos de Resistencia Internacional en los campos en los que estuvo retenido. Nombre exacto del artículo alemán]] ver su historial para la atribución. Comparte tus ideas con otros clientes. Amazon Advertising Encuentre, atraiga e interactúe con los clientes.

De Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado de & # 8221 https: Amazon Renewed Productos reacondicionados con garantía. Obtenga más información sobre Amazon Prime. AmazonGlobal envía pedidos a nivel internacional. ¿Le gustaría informarnos sobre un precio más bajo? Obtenga envío rápido y gratuito con Amazon Prime. Al utilizar este sitio, acepta los Términos de uso y la Política de privacidad. No traduzca texto que parezca poco confiable o de baja calidad. Amazon Music Transmite millones de canciones. Si es posible, verifique el texto con las referencias proporcionadas en el artículo en idioma extranjero.

ComiXology Miles de cómics digitales. Hay & # 8217s un problema al cargar este menú en este momento. Explore la Guía de regalos para el hogar. El más importante e influyente es :. East Dane Designer Men & # 8217s Moda. Conocernos.

Withoutabox Enviar a festivales de cine. Para obtener más orientación, consulte Wikipedia: regresó a Austria con su esposa e hija.


HERMANN LANGBEIN MENSCHEN EN AUSCHWITZ PDF

Hermann Langbein (18 de mayo - 24 de octubre) fue un austríaco que luchó en Langbein, fue cofundador del Comité Internacional de Auschwitz (IAC) y se convirtió en su primer secretario general. Desde principios del s. Compre Menschen in Auschwitz de Hermann Langbein (ISBN:) en Amazon & # 8217s Book Store. Precios bajos todos los días y entrega gratuita en los elegibles. Results 1 & # 8211 20 of 20 MENSCHEN IN AUSCHWITZ por Hermann Langbein y una gran selección de libros, arte y coleccionables relacionados disponibles ahora en.

Autor: Gardaktilar Faerisar
País: Ucrania
Idioma: Ingles Español)
Género: Tecnología
Publicado (último): 6 de junio de 2008
Paginas: 285
Tamaño del archivo PDF: 6,57 Mb
Tamaño del archivo ePub: 16,68 Mb
ISBN: 387-2-65362-719-9
Descargas: 61792
Precio: Gratis* [* Se requiere inscripción gratuita]
Cargador: Gugami

Un resumen de edición de atribución de modelo en alemán: AmazonGlobal Ship Orders Internationally. El contenido de esta edición está traducido del artículo existente de Wikipedia en alemán en [[: Para obtener más orientación, consulte Wikipedia: Topografía de un campo de exterminio. Amazon Second Chance Pásalo, canjéalo, dale una segunda vida. Inglés Elija un idioma para ir de compras. Recursos educativos digitales de Amazon Inspire.

Menschen in Auschwitz (edición alemana): Hermann Langbein:: Libros

La traducción automática como Deepl o Google Translate es un punto de partida útil para las traducciones, pero los traductores deben revisar los errores según sea necesario y confirmar que la traducción es precisa, en lugar de simplemente copiar y pegar el texto traducido automáticamente a la Wikipedia en inglés. Vea una versión traducida automáticamente del artículo en alemán. Comparte tus ideas con otros clientes. Amazon Rapids Historias divertidas para niños en movimiento.

Pruebe la edición Kindle y experimente estas fantásticas funciones de lectura: Nombre exacto del artículo alemán]] consulte su historial para obtener atribuciones. Comunistas austríacos Pueblo austríaco de la Guerra Civil española Expatriados austríacos en España Justos austríacos de las Naciones Supervivientes del campo de concentración nazi Supervivientes del campo de concentración de Dachau Supervivientes del campo de concentración de Auschwitz Personas de Viena nacimientos muertes Personal de las Brigadas Internacionales. Amazon Advertising Encuentre, atraiga e interactúe con los clientes.

Después de conflictos con el partido, Langbein se mudó a Budapest, donde editó transmisiones de radio en alemán en transmisión húngara. Obtenga envío rápido y gratuito con Amazon Prime.

Debe proporcionar la atribución de derechos de autor en el resumen de la edición proporcionando un enlace entre idiomas a la fuente de su traducción. Withoutabox Enviar a festivales de cine. Si es posible, verifique el texto con las referencias proporcionadas en el artículo en idioma extranjero. ¿Le gustaría informarnos sobre un precio más bajo? Escribió varios libros sobre sus experiencias en los campamentos. Amazon Restaurants Entrega de comida de restaurantes locales. Conocernos.

Esta página se editó por última vez el 29 de octubre. Obtenido de & # 8221 https: Explore the Home Gift Guide.

Si usted es un vendedor de este producto, ¿le gustaría auschwitzz actualizaciones a través del vendedor auschwiitz Don & # 8217t tiene un Kindle? Al utilizar este sitio, acepta los Términos de uso y la Política de privacidad. Estaba entre los líderes de los grupos de Resistencia Internacional en los campos en los que estuvo retenido.

Además, Langbein perteneció al Consejo de Museos de Auschwitz-Birkenau y trabajó en el rediseño de la exposición. Amazon Renewed Productos reacondicionados con garantía. Marcas de moda de diseñador Shopbop. Obtenga más información sobre Amazon Prime.

El más importante e influyente es :. Regresó a Austria con su esposa e hija. En estas funciones, Langbein dio a conocer públicamente los crímenes del campo de concentración y luchó por una indemnización para las ex víctimas del campo de concentración. El autor y escritor Kurt Langbein es su hijo. Participó en la construcción de escuelas del partido y publicó sus experiencias en campos de Auschwitz y otros campos bajo el título The Fittest in de su propia editorial.

Sea el primero en opinar sobre este artículo Clasificación de los más vendidos de Amazon: No traduzca texto que parezca poco confiable o de baja calidad. Durante los años siguientes fue encarcelado en varios campos diferentes de DachauAuschwitz y otros.


Genocidio olvidado: cómo una cuarta parte de los romaníes de Europa fueron asesinados por los nazis y luego borrados de la historia

Los documentos que han aparecido en una exposición en Londres muestran cómo el mundo dio la espalda a medio millón de víctimas romaníes del Holocausto de Hitler.

Nico Hines

LONDRES: Es imposible comprender la magnitud de la depravación. Un relato de un testigo ocular de un sobreviviente del Holocausto, desenterrado para una nueva exposición en Londres, describe las condiciones en la sección "gitana" de Auschwitz como incluso más inhumanas que el resto de la espantosa instalación.

“Las condiciones eran peores que en los otros campos”, escribió el testigo Hermann Langbein en 1945. “La ruta entre las chozas estaba llena de barro y tierra hasta los tobillos. Los gitanos todavía llevaban la ropa que les habían entregado al llegar… faltaba calzado… Las letrinas estaban construidas de tal manera que eran prácticamente inservibles para los niños gitanos. La enfermería era un espectáculo patético ".

El informe de Langbein, también superviviente de la Guerra Civil española, es solo uno de los repugnantes relatos contemporáneos destacados en la exposición. Víctimas olvidadas: el genocidio nazi de los romaníes y sinti en la Biblioteca del Holocausto Wiener de Londres (hasta el 11 de marzo de 2020).

Más del 90 por ciento de los romaníes detenidos en Auschwitz no sobrevivieron a la guerra.

En total, se estima que hasta medio millón de romaníes y sinti, el nombre que toman los nómadas radicados en Alemania, murieron durante el Holocausto. Es imposible realizar estimaciones precisas, pero es posible que se trate de una cuarta parte de la población romaní y sinti de Europa.

La difícil situación de estas personas, comúnmente conocidas como gitanas en ese momento, se vio ensombrecida por la escala del genocidio perpetrado contra la comunidad judía de Europa, pero el sufrimiento de los romaníes no se eclipsó simplemente, sino que se borró sistemáticamente en el período de posguerra.

Los sobrevivientes romaníes no reunían los requisitos para la restitución. El asesinato en masa de romaníes fue ignorado en gran medida en los juicios de Nuremberg. Alemania no reconoció formalmente que había habido un genocidio romaní hasta 1982.

Al igual que las personas sin hogar y las víctimas homosexuales del Holocausto, los romaníes y los sinti fueron clasificados principalmente por la máquina de matar nazi como criminales o "asociales". Para la pequeña minoría que sobrevivió, esto significó que lucharon para solicitar una compensación por su tratamiento de la misma manera que los sobrevivientes judíos.

A pesar de que las autoridades alemanas no reconocieron esto como otra vertiente del genocidio, había muchas pruebas de que los nazis estaban aplicando una pseudociencia retorcida similar para retratar a los romaníes y judíos como personas de menor categoría.

La exposición destaca el trabajo de un hombre llamado Dr. Robert Ritter, quien fue responsable de dirigir la Unidad de Investigación de Higiene Racial y Biología Demográfica desde 1936. En 1941, fue ascendido y también se convirtió en jefe de la Unidad de Biología Criminal. Gran parte de su trabajo se centró en tratar de demostrar que el pueblo romaní era racialmente inferior utilizando una amplia gama de métodos sin sentido y poco científicos.

Apoyó la esterilización de las mujeres romaníes y expresó su preocupación por prevenir los matrimonios mixtos con otros alemanes. También fue personalmente responsable de identificar a las comunidades romaníes y sinti en Alemania y Austria, que luego fueron atacadas por unidades nazis que transportaron a miles a los campamentos.

Ritter nunca fue llevado a juicio.

Sin embargo, su proyecto racista obviamente había influido entre los altos funcionarios nazis. En 1938, el jefe de las SS Heinrich Himmler escribió: “La experiencia adquirida en la lucha contra la molestia gitana, y el conocimiento derivado de la investigación biológica racial, han demostrado que el método adecuado para atacar el problema gitano parece ser tratarlo como un asunto de raza ".

Es absolutamente extraordinario que el gobierno alemán tardó hasta la década de 1980 en aceptar oficialmente la palabra de Himmler: la ejecución masiva de los romaníes y sinti fue un genocidio por motivos raciales.

No fue solo dentro de Alemania que los romaníes y sinti quedaron en gran parte fuera de escena cuando el mundo se unió para condenar los horrores del Holocausto.

“No hubo ajuste de cuentas, no hubo reconocimiento”, dijo Barbara Warnock, curadora de la Biblioteca del Holocausto de Wiener. “En los juicios por crímenes de guerra de Nuremberg, los crímenes contra los romaníes no formaron parte de las acusaciones. Hay algunos documentos que se ingresaron en Nuremberg que tienen que ver con la persecución contra los judíos que también mencionan la persecución contra los romaníes, pero no era algo en lo que se estuviera particularmente enfocado o investigado a pesar de que la gente lo sabía. Nunca ha habido ese gran momento de reconocimiento ".

Warnock le dijo a The Daily Beast que ha habido una marginación histórica y continua de las comunidades romaníes en Europa. "El hecho de no reconocer el alcance de la persecución y el sufrimiento probablemente no ha sido útil", dijo.

Los documentos que cuentan la historia típicamente deprimente de Hans Brann, un sobreviviente romaní de Auschwitz, han sido localizados por la Biblioteca del Holocausto de Wiener. Fue uno de los pocos miles de romaníes que entraron en Auschwitz y se fueron con vida.

Según una carta de la policía, la respuesta a su reclamo de restitución fue ordenar a un inspector de policía que investigara su reclamo y demostrara que era un criminal, no una víctima racial.

No toda la documentación sobrevive, pero debe haber sido rechazado porque seis años después, Brann hizo el mismo reclamo de restitución. Había esperado más de una década por algún reconocimiento del tormento que había sufrido.

Para los romaníes de Europa, la espera continúa. Los últimos años han sido testigos de la represión de comunidades en Italia, Francia y Hungría.

“Reflexione sobre la situación en Europa hoy”, dijo Warnock. “Continúa una enorme cantidad de prejuicios y discriminación”.


Furgonetas de gas: testigos del uso de furgonetas de gas

Los negadores del Holocausto afirman:

El testimonio de testigos presenciales sobre el uso de camionetas de gas, ya sea en Chelmno o por unidades de Einsatzgruppen, no es más que un "conglomerado salvaje de reclamos en conflicto" y no tiene "valor probatorio". Por lo tanto, las camionetas de gas nunca existieron. [1]

Los hechos son:

Hubo muchos testigos presenciales del diseño, la construcción y el uso de las camionetas de gas. Estos testigos incluyeron a los conductores de las camionetas de gas, los jefes de las unidades de Einsatzgruppen que emplearon las camionetas de gas y, finalmente, los transeúntes y sobrevivientes en el este y en el campo de exterminio de Chelmno. Mientras hay leve variaciones en su testimonio, que suele ser el caso de los testigos presenciales, cada uno de los testimonios coincide en los puntos principales. Además, los documentos primarios corroboran los testimonios.

¿Quién describió las camionetas de gas y su uso?

Los testigos presenciales incluyen conductores de camionetas de gasolina, jefes de las unidades de Einsatzgruppen, sobrevivientes y transeúntes.

Testimonio de testigos presenciales sobre la existencia de camionetas de gas:

Los testigos están de acuerdo en sus descripciones generales de una camioneta de gasolina. Desde el exterior, una camioneta de gasolina parecía una camioneta de reparto normal de color gris oscuro o gris verdoso. Las puertas del área de carga en la parte trasera de la camioneta estaban selladas herméticamente con un revestimiento de goma alrededor de los bordes. El interior del área de carga estaba revestido con hierro galvanizado y el piso estaba cubierto por una rejilla o rejilla de madera que se podía levantar para limpiar. Debajo de la rejilla o rejilla de madera había una abertura que conectaba con el motor y alimentaba los gases de escape al compartimento. Las camionetas más pequeñas tenían entre 30 y 50 personas y las camionetas más grandes entre 50 y 70 personas.

¿Cuándo y dónde nos enteramos por primera vez de las camionetas de gas?

La evidencia sobre el uso de camionetas de gas apareció por primera vez en 1942. Shlomo Winer (también conocido como Jacob Grojanowski) era miembro del Sonderkommando en el campo de exterminio de Chelmno. [2] Se escapó a principios de 1942 y se dirigió al gueto de Varsovia, donde le dio a Hersh Wasser de Oneg Shabat un relato detallado de lo que había visto. [3] En su informe, Grojanowski dijo: “No tuvimos que esperar mucho antes de que llegara el próximo camión con nuevas víctimas. Fue construido especialmente. Parecía un camión grande normal, pintado de gris, con dos puertas traseras cerradas herméticamente. Las paredes interiores eran de acero metálico. No había asientos. El suelo estaba cubierto por una rejilla de madera, como en los baños públicos, con esteras de paja encima. Entre la cabina del conductor y la parte trasera había dos mirillas. Con una antorcha se podía observar a través de estas mirillas si las víctimas ya estaban muertas. Debajo de la rejilla de madera había dos tubos de unos 15 cms. [centímetros, o aproximadamente 6 pulgadas] de espesor que salió de la cabina. Los tubos tenían pequeñas aberturas por las que salía gas. . . Había dos camionetas de ese tipo ".[4] Grojanowski huyó del gueto de Varsovia hacia el gueto de Zamosc. Al parecer, fue deportado por segunda vez de Zamosc a Belzec, donde fue asesinado.

Evidencia de la existencia de camionetas de gas en Oriente:

El uso de camionetas de gas se registró en juicios soviéticos en 1943 y por la Comisión Extraordinaria Soviética para la Investigación de Crímenes de Guerra en 1944. Por ejemplo, Mendel Vulfovich, un judío de Riga, testificó el 9 de diciembre de 1944 ante la Comisión Extraordinaria Soviética de la investigación de crímenes de guerra: “En febrero de 1942, vi con mis propios ojos a 2.000 judíos ancianos de Alemania, hombres y mujeres, que eran cargados en camionetas especiales de gas. Estas furgonetas estaban pintadas de verde grisáceo y tenían un gran compartimento de carga cerrado con puertas herméticamente selladas. Todos los que estaban adentro murieron a causa del gas ".[5]

Un hombre llamado Kotov sobrevivió a una operación de camioneta de gas en el Cáucaso (una región que limita con Rusia y Turquía). “Cuando entré al patio vi un camión grande con un cuerpo gris oscuro. " Kotov was seized and pushed into the truck, where he struggled to breathe through a wet shirt. He eventually passed out and woke up in a ditch with several dozen corpses. He crawled away and survived the war.[6] (Krasnodar/Kharkov trials in the Soviet Union, 1943)

By Jacques Lahitte (Own work) [CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

Gas vans and German trials after the war:

Throughout the 1950’s and 1960’s, postwar trials discussed the use of gas vans at the death camp of Chelmno and along the Eastern Front. The postwar trials took place in numerous German cities, including Düsseldorf, Hamburg, Darmstadt, Hanover, Munich, Koblenz, Essen, Karlsrühe, Wuppertal, Cologne, Giessen, and other cities in West Germany. From these numerous trials, evidence for the existence of gas vans is overwhelming.

Willi Friedrich, a guard at a prison in Kharkov in the occupied Soviet territories, testified: “From February to May 1942 I was responsible . . . for the cordoning measures necessary for the gas-van operations . . . I don’t know where the van was stationed. But I remember having seen it several times . . . The gas van looked like a large moving van.” [7] (Trial in Darmstadt, West Germany, 1967)

Wilhelm Findeisen worked for Einsatzgruppe C as a gas van driver in Kiev, Ukraine. Findeisen stated, “My job was just to drive the vehicle . . . About forty people were loaded inside. There were men, women, and children . . . The van door was then bolted shut, and the hose was attached . . . I drove through the town to the antitank ditches. There the doors of the vehicle were opened . . . The bodies were thrown into the antitank ditches.”[8] (Trial in Darmstadt, West Germany, 1967)

Robert Mohr, the head of Einsatzkommando 6, testified about his activities in Stalino, Ukraine (today: Donetsk): “I saw only the outside of the Sonderkommando’s gas van . . . it was a large gray vehicle that looked like a moving van. It had no windows.”[9] (Trial in Wuppertal, West Germany, 1962)

Boris Dobin, a Jew from the Minsk Ghetto (Belarus), testified to the use of gas vans in Minsk: “They [the victims] were loaded onto vehicles equipped to kill by means of exhaust fumes. These vehicles had all-metal cargo compartments. The prisoners from the ghetto called these vehicles ‘gas vans.’”[10] (Trial in Essen, West Germany, 1964)

Hedwig Schönfein, a Swiss woman who had married a Jewish doctor, was interned with her husband and daughter in the Semlin camp in Belgrade, Yugoslavia. On May 8 or 9, 1942 Hedwig’s husband was taken away in a gas van. She was spared because she was not Jewish. She later testified to a Yugoslavian court that “the convoys were taken in a large hermetically sealed van painted dark gray. It could hold a hundred people standing up. There were no seats.” [11] (Trial in Cologne, West Germany, 1952)

Thus, perpetrators, survivors, and bystanders in Kharkov (Soviet Union), Kiev (Crimea), Stalino (Ukraine), Chelmno (Poland), Poltava (southern Ukraine), Baranovichi (Belarus), Minsk (Belarus), the Caucasus (Soviet Union), Belgrade (Yugoslavia), and Riga (Latvia) described similar vehicles, varying only in minor details.

Conclusion:

Perpetrator, survivor, and bystander eyewitness testimonies corroborate each other on all major points. The gas vans existed the Nazis and their collaborators used these vans to murder Jews and others in the death camp at Chelmno and in the East.

NOTAS

[1] Ingrid Weckert, “The Gas Vans: A Critical Assessment of the Evidence” (“4.1. Russian ‘Murder vans’”) and (“4.2.2. Description of the ‘Gas vans’”) at http://www.vho.org/GB/Books/dth/fndwagon.html.

[2] Jacob Grojanowski was a pseudonym. As several men escaped from Chelmno, there has long been speculation about Grojanowski’s real identity. Some say it his real name was Szlamek Bajler. (See “Szlamek Bajler, also known as Yakov Grojanowski: Notes on the Chelmno Waldlager, January 1942” p. 2/8 at http://www.deathcamps.org/occupation/bajler.html.) Others believe that the identity of Grojanowski has been clarified beyond reasonable to be Shlomo (or ‘Szlamek’) Winer. (See discussion in Jonathan Harrison, Robert Muehlenkamp, Jason Myers, Sergey Romanov and Nicholas Terry, Belzec, Sobibor, Treblinka: Holocaust Denial and Operation Reinhard. A Critique of the Falsehoods of Mattogno, Graf and Kues, pp. 46-47 at http://holocaustcontroversies.blogspot.com/2011/12/belzec-sobibor-treblinka-holocaust.html citing Przemyslaw Nowicki in ‘Zanim “przybył z zaświatów,” nazywał się Winer. Krag rodzinny i konspiracyjny Szlamka, uciekiniera z ośrodka zagłady w Chełmnie nad Nerem, Zagłada Zydow, 2009, pp.162-192.)

[3] Oneg Shabbat (Hebrew) or Oyneg Shabbes (Yiddish) was the code name of a group led by Jewish historian Dr. Emanuel Ringelblum in the Warsaw ghetto. The group included historians, writers, rabbis and social workers. It was dedicated to chronicling life in the ghetto. They collected documents and testimonies, essays, diaries, drawings, posters and other materials describing life in the ghetto. The collection was started in September 1939 and ended in January 1943. Before the ghetto was liquidated the material was buried in three milk cans and ten metal boxes in three separate locations in the ghetto. Two of the milk cans were found in 1946 and the ten boxes in 1950. The third cache has yet to be uncovered. As of the two discoveries, the collection contains about 6,000 documents and is archived at the Jewish Historical Institute in Warsaw.

[4] Martin Gilbert, The Holocaust: A History of the Jews of Europe during the Second World War (Holt, Rinehart and Winston, 1985), p. 255. You can read the entire report at pages 252-279.

[5] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas (Yale University Press, 1993), p. 57.

[6] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas, pag. 67.

[7] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas, pp. 61-62.

[8] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas, pag. 62.

[9] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas, pag. 63.

[10] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas, pp. 59-60. Also, see: p. 77.

[11] Eugen Kogon, Hermann Langbein, and Adalbert Rückerl, editors, Nazi Mass Murder: A Documentary History of the Use of Poison Gas, pag. 71. Also see: pp. 61-62.


The Auschwitz Trials: Testimonies of Auschwitz SS-Men

From the statement of Hans Stark, registrar of new arrivals, Auschwitz.
Quoted in "'The Good Old Days'" - E. Klee, W. Dressen, V. Riess, The Free Press, NY, 1988, p. 255:

At another, later gassing--also in autumn 1941--Grabner* ordered me to pour Zyklon B into the opening because only one medical orderly had shown up. During a gassing Zyklon B had to be poured through both openings of the gas-chamber room at the same time. This gassing was also a transport of 200-250 Jews, once again men, women and children. As the Zyklon B--as already mentioned--was in granular form, it trickled down over the people as it was being poured in. They then started to cry out terribly for they now knew what was happening to them. I did not look through the opening because it had to be closed as soon as the Zyklon B had been poured in. After a few minutes there was silence. After some time had passed, it may have been ten to fifteen minutes, the gas chamber was opened. The dead lay higgledy-piggedly all over the place. It was a dreadful sight.

* Maximillian Grabner, Head of Political Department, Auschwitz

Testimony of SS private Hoeblinger.
Extracted from "Der Auschwitz Prozess", by Hermann Langbein, Vol. I, quoted in "Auschwitz: Technique and operation of the gas chambers - J.C Pressac, the Beate Klarsfeld Foundation, NY, 1989, p. 174:

I was detailed to the transport service and I drove the Sanka [abbreviation for Sanitatskraftwagon/medical truck] which was to carry the prisoners.

Then we drove to the gas chambers. The medical orderlies climbed a ladder, they had gas masks up there, and emptied the cans. I was able to observe the prisoners while they were undressing. It always proceeded quitely and without them suspecting anything. It happened very quickly.

Q: were you present at a gassing operation one day?

A: Yes, it was one evening. I accompanied the driver Hoeblinger. A transport had arrived from Holland and the prisoners had to jump from the wagons. They were well-off Jews. There were women with Persian furs. They arrived by express train. The trucks were already there, with wooden steps before them, and the people climbed aboard. Then they all started off. In the place Birkenau once stood, there was only a long farmhouse (Bunker 2) and beside it four or five big huts. Inside, the people were standing on clothes which were building up on the floor. The block leader and the sergeant, carrying a cane, were there. Hoeblinger said to me 'lets go over there now'. There was a sign 'to disinfection'. He said 'you see, they are bringing children now'. They opened the door, threw the children in and closed the door. There was a terrible cry. A member of the SS climbed on the roof. The people went on crying for about ten minutes. Then the prisoners opened the doors. Everything was in disorder and contorted. Heat was given off. The bodies were loaded on a rough wagon and taken to a ditch. The next batch were already undressing in the huts. After that I didn't look at my wife for four weeks.

Testimony of SS-Unterscharfuehrer Pery Broad, describing gassing in Krema I in Auschwitz.
Quoted in "KL Auschwitz as Seen by the SS", p. 176:

. The "disinfectors" were at work. One of them was SS-Unterscharführer Teuer, decorated with the Cross of War Merit. With a chisel and a hammer they opened a few innocuously looking tins which bore the inscription "Cyclon, to be used against vermin. Attention, poison! to be opened by trained personnel only!". The tins were filled to the brim with blue granules the size of peas. Immediately after opening the tins, their contents was thrown into the holes which were then quickly covered. Meanwhile Grabner gave a sign to the driver of a lorry, which had stopped close to the crematorium. The driver started the motor and its deafening noise was louder than the death cries of the hundreds of people inside, being gassed to death.

Fuentes: Shamash:. The comments inside the square [ . . . ] brackets were written by Daniel Keren for the Shamash archives.

Download our mobile app for on-the-go access to the Jewish Virtual Library


Hermann Langbein, 83, Aided Holocaust Victims

Hermann Langbein, who saw the horrors of Auschwitz from inside a camp doctor's office and later lectured and wrote about it, died Oct. 25 in Vienna. He was 83.

A native of Vienna, Mr. Langbein started out as an actor, then became politically involved in efforts to stem rising Austrian fascism.

Mr. Langbein volunteered in 1937 for the International Brigades, which fought in the Spanish Civil War against Franco's troops. After the defeat of the Spanish Republic, he and his comrades were interned in France after the French surrender to Germany in 1940, the Nazis sent him to the concentration camps.

During his time in Dachau, Auschwitz and finally Neuengamme, he helped organize prisoners in resistance groups. Designated an "Aryan political" in Auschwitz, he was assigned as a clerk for the camp's SS doctor, Eduard Wirths.

In that relatively privileged position, he did what he could to relieve some of the suffering around him. "I can honestly say that I exploited Dr. Wirths," he said this year in an interview with the Austria Press Agency on the 50th anniversary of the liberation of Auschwitz.

He is listed in the Yad Vashem memorial in Israel as one of the "righteous among the nations."

After the war, Mr. Langbein turned to writing. He made his camp experiences the subject of several books, including "The Auschwitz Trial in Frankfurt" and "Not Like Sheep to Slaughter." One book, "Against All Hope: Resistance in the Nazi Concentration Camps, 1938-1945," was published in New York by Paragon House in 1993.


Follow the Author

March Click [show] for important translation instructions. Machine translation like Deepl or Google Translate is a useful starting point for translations, but translators must revise errors as necessary and confirm that the translation is accurate, rather than simply copy-pasting machine-translated text into the English Wikipedia.

Content in this edit is translated langgbein the existing German Wikipedia article at [[: You must provide copyright attribution in the edit summary by providing an interlanguage link to the source of your translation.

He was among the leadership of the International Resistance groups in the langbeln he was held in.

Topography of an extermination camp. East Dane Designer Men’s Fashion. Be the first to review this item Amazon Best Sellers Rank: Try the Kindle edition and experience these great reading features: Do not translate text that appears unreliable or low-quality. Retrieved from ” https: Don’t have a Kindle? This page was last edited on 29 Octoberat The most important and influential is:. English Choose a language for shopping.

AmazonGlobal Ship Orders Internationally. Un a customer review. There’s a problem loading this menu right now. Amazon Drive Cloud storage from Amazon. Withoutabox Submit to Film Festivals. From to he organized langbbein with Johannes Schwantner the seminar “ideology and reality of National Socialism” for Educators. He returned to Austria in with his wife and daughter. Share your thoughts with other customers. Amazon Renewed Refurbished products with a warranty.

Over the next few years he was imprisoned in several different camps DachauAuschwitz and others. Amazon Rapids Fun stories for kids on the go. In the early s Langbein failed to be re-elected to the Central Committee. In these functions, Langbein brought the concentration camp crimes to public notice and fought for compensation for former concentration camp victims. Alienated from KPO, Langbein was relieved of his post as general secretary of the IAC and excluded the following year also from its management.

View a machine-translated version of the German article. He was involved in the construction of party schools and published his written-down camp experiences from Auschwitz and other camps under the title The Fittest in from his own publishing house.


Ver el vídeo: Ceija Stojka: Eindrücke von der Ankunft in Auschwitz (Diciembre 2021).