Información

¿Qué personajes bíblicos son históricos?


>

Una explicación de la historicidad (o falta de ella) de figuras importantes de la Biblia. CRÉDITOS:
Guión / Narración: Matt Baker https://usefulcharts.com/
Animación: Syawish Rehman y Jack Rackam
Música de introducción: "Lord of the Land" de Kevin MacLeod y con licencia Creative Commons Attribution License 4.0. Disponible en http://incompetech.com


Libros históricos

  • La biblia
  • Orígenes del cristianismo
  • El nuevo Testamento
  • El antiguo Testamento
  • Herramientas prácticas para cristianos
  • Vida cristiana para adolescentes
  • Oraciones cristianas
  • Bodas
  • Devociones inspiradoras de la Biblia
  • Denominaciones del cristianismo
  • Funerales y servicios conmemorativos
  • Fiestas cristianas
  • Entretenimiento cristiano
  • Términos clave del cristianismo
  • catolicismo
  • Santos de los Últimos Días

Los Libros Históricos registran los eventos de la historia de Israel, comenzando con el libro de Josué y la entrada de la nación a la Tierra Prometida hasta el momento de su regreso del exilio unos 1.000 años después.

Después de Josué, los libros de historia nos llevan a través de los altibajos de Israel bajo los jueces, su transición a la realeza, la división de la nación y su vida como dos reinos rivales (Israel y Judá), el declive moral y el exilio de ambos reinos, el período del cautiverio y, finalmente, el regreso de la nación del exilio. Los libros históricos cubren casi un milenio entero de la historia de Israel.

Mientras leemos estas páginas de la Biblia, revivimos historias increíbles y conocemos a líderes, profetas, héroes y villanos fascinantes. A través de sus aventuras en la vida real, algunas de fracasos y algunas de victorias, nos identificamos personalmente con estos personajes y aprendemos valiosas lecciones de sus vidas.


Adán, el primer hombre

Como primer hombre y primer padre humano, Adán no tuvo ningún ejemplo a seguir excepto el de Dios. Lamentablemente, se desvió del ejemplo de Dios y terminó hundiendo al mundo en el pecado. Al final, tuvo que lidiar con la tragedia de que su hijo Caín asesinara a su otro hijo, Abel. Adán tiene mucho que enseñar a los padres de hoy sobre las consecuencias de nuestras acciones y la absoluta necesidad de obedecer a Dios.

Lecciones para aprender de Adán

  • Dios está buscando padres que elijan libremente obedecerlo y someterse a su amor.
  • Los padres íntegros viven sabiendo que nada está oculto a los ojos de Dios.
  • En lugar de culpar a otros, los padres piadosos asumen la responsabilidad de sus propios fracasos y deficiencias.

La Biblia no es la historia que crees que es

Algunas historias de la Biblia estaban destinadas a ser historia, otras ficción. Pero la modernidad ha oscurecido la distinción original entre los dos tipos de escritura bíblica, privando a los lectores de la profundidad del texto.

Quizás sorprendentemente, esta confusión se encuentra en el corazón de la miniserie del History Channel "La Biblia", que continúa el patrón de desdibujar la historia y la ficción, y por lo tanto tergiversar la naturaleza de la Biblia a sus espectadores.

Una forma de entender la diferencia entre historia y ficción en la Biblia es a través de la división natural del Antiguo Testamento en tres partes:

  1. El mundo y su naturaleza (de Adán a Taré).
  2. Los israelitas y su propósito (de Abraham a Moisés).
  3. El Reino de Israel y la vida en Jerusalén (aproximadamente desde el Rey David en adelante).

Incluso una mirada superficial revela un patrón claro y significativo.

En la primera sección, los personajes viven muchos cientos de años, y en la segunda, hasta bien entrado el segundo siglo. Solo en la tercera sección las figuras bíblicas tienden a vivir vidas biológicamente razonables.

Por ejemplo, Adán, en la primera sección, vive hasta la edad simbólica de 930 años, y Noé vive incluso veinte años más que eso. Abraham, de la segunda sección, vive hasta los 175 años, su hijo Isaac hasta los 180, y Jacob "muere joven" a la edad de 147. Pero la esperanza de vida desde el rey David en adelante, en la tercera sección, está en línea con los principios humanos generalmente aceptados. biología.

Además, la mayoría de los historiadores están de acuerdo en que solo la tercera sección representa la historia real.

Las edades razonables en la tercera sección de la Biblia, y, en particular, las edades tremendamente exageradas en la primera, sugieren que los autores del Antiguo Testamento sólo consideraron la tercera parte como historia. Subrayando esta diferencia crucial, algunas de las expectativas de vida en las dos primeras secciones son tan absurdas que desafían la interpretación literal. Estas edades enormemente avanzadas son pistas centrales sobre el sentido de las historias.

El Antiguo Testamento contiene una amplia gama de textos además de historias: leyes, oraciones, códigos morales y más. Pero incluso las historias vienen en más de una variedad. Noé y el Gran Diluvio no están en la misma categoría que Moisés y los Diez Mandamientos, y ambos son diferentes al Rey David y al Primer Templo.

La historia y la ficción se mezclan a lo largo del Antiguo Testamento, por lo que estas divisiones son solo guías aproximadas. La descripción histórica de Jeremías del asedio a Jerusalén no es la misma que la visión no histórica de Ezequiel de los huesos secos, así como hay elementos históricos (como la invención de ladrillos endurecidos al fuego) incluso en el relato no histórico de la Torre de Babel.

El punto interesante aquí no es que algunas de estas historias sucedieron y otras no (aunque es casi seguro que eso sea cierto). El punto es que la Biblia misma los describe de manera diferente, solo presenta algunos de ellos como sucedidos. En otras palabras, a veces "creer en la Biblia" significa creer que una historia en ella no sucedió.

La situación no es diferente a la de un periódico moderno, que combina noticias con opinión, rompecabezas, historietas, etc. Las noticias pueden ser precisas incluso si las historietas no lo son. Lo mismo es cierto para las diferentes partes de la Biblia.

De manera similar, el Nuevo Testamento ofrece más que solo historias y, al igual que con el Antiguo Testamento, solo algunas de las historias en el Nuevo Testamento se entendieron como historia. Otros tenían la intención de transmitir cosas como teología y moralidad. El relato de la vida de Jesús en los Evangelios no es el mismo que el de la bestia en Apocalipsis o la vida de Adán en Génesis. (El tema de las diferentes categorías para Jesús y Adán es un tema de feroz debate moderno debido a su potencial significado teológico y su interacción con la teoría de la evolución).

Todo esto es importante para las personas que quieren creer, por ejemplo, que un hombre llamado Jesús fue crucificado en la antigua Jerusalén (como se describe en los Evangelios) incluso si no creen que un burro habló en voz alta (Números) o que los judíos Vivió en Jerusalén durante el primer milenio antes de Cristo (Reyes, por ejemplo) incluso si no salieron de Egipto 600.000 fuertes (Éxodo).

De manera más general, este reconocimiento de que las historias bíblicas no son todas iguales es parte de la comprensión de la esencia de la Biblia, y es crucial para las personas que creen que la Biblia sigue siendo relevante incluso si algunas partes de ella no son ciertas.

Como combinar las noticias de un periódico con sus cómics, pintar la Biblia con un solo pincel oscurece su naturaleza original. Desafortunadamente, al usar el mismo estilo para dramatizar todas las historias bíblicas, "La Biblia" del History Channel, independientemente de sus otras cualidades, distorsiona el espíritu original de la Biblia y hace un flaco favor tanto a la historia como a la Biblia.


Personajes de la Biblia & # 8211 Historia

¿Quién era conocido como el dulce cantante de canciones? Compiló el libro de los Salmos, aunque no los escribió todos.

Los cananeos son las personas que vivían en la tierra de Canaán antes de la llegada de los israelitas. El origen del nombre es incierto, pero proviene de un término que significa "ser bajo, humilde, subyugado".

¿Sabes cuáles son las diferencias entre varias traducciones de la Biblia?

El emperador Domitan era un hombre inmoral que se pensaba divino y promovía la adoración de los dioses romanos.

Enuma Elish es un fascinante y detallado mito de la creación babilónica.

Los esenios eran un grupo religioso devoto (similar a una orden de monjes) que enfatizaba la purificación espiritual y la oración frecuente.

Se han encontrado muchas partes del Nuevo Testamento en pergamino. ¿De qué está hecho y cómo está hecho?

Nerón fue un emperador brutal que incluso ordenó la muerte de su propia madre, así como de cualquiera que estuviera en desacuerdo con él.

El Sanedrín era la corte suprema judía que aseguraba que todas las actividades, especialmente los servicios religiosos, se realizaran de acuerdo con la Ley.

Después de que el templo de Jerusalén fuera destruido en el año 70 d.C., muchos eruditos judíos huyeron a Jamnia, donde encontraron una escuela y el Sanedrín (corte suprema judía). Podrían haber celebrado un concilio allí para decidir qué libros se incluirían en el Antiguo Testamento.

Descubra qué celebran los judíos durante Hanukkah, el Festival de las Luces.


15 pruebas históricas de la Biblia

La Biblia es esencialmente una historia religiosa. Incluso aquellos que escribieron la Biblia dejaron en claro que no era una historia secular, aunque se hace referencia a eventos seculares. Es un libro sobre Dios y su relación con el hombre. Eso no se puede probar o refutar lógicamente. Es un asunto espiritual.

Sin embargo, las personas y los eventos mencionados en la Biblia se pueden encontrar en los escritos históricos de otros países cercanos. Además, los registros históricos de las naciones israelitas además de la Biblia prueban que la historia de la Biblia es correcta.


Los primeros registros de los israelitas se escribieron en papiro, en lugar de tablas de arcilla que usaban otras culturas en ese momento. Muchos de esos papiros han sido destruidos. Y, sin embargo, existen pruebas de los eventos bíblicos.

1. Se informa que el Departamento de Antropología del Smithsonian dijo esto acerca de la Biblia (refiriéndose a la historia, no a las enseñanzas espirituales).

“Gran parte de la Biblia, en particular los libros históricos del Antiguo Testamento, son documentos históricos tan precisos como los que tenemos de la antigüedad y, de hecho, son más precisos que muchas de las historias egipcias, mesopotámicas o griegas. Estos registros bíblicos pueden usarse y se usan como otros documentos antiguos en trabajos arqueológicos. En su mayor parte, los hechos históricos descritos tuvieron lugar y los pueblos citados realmente existieron. Esto no quiere decir que los nombres de todos los pueblos y lugares mencionados puedan identificarse hoy en día, o que cada evento, según se informa en los libros históricos, sucedió exactamente como se indica ”. (http://www.csnradio.com/tema/links/SmithsonianLetter.pdf.)

Aquí hay parte de una carta de National Geographic

Envié sus preguntas a nuestro arqueólogo de personal, el Dr. George Stuart. Dijo que los arqueólogos sí encuentran en la Biblia una valiosa herramienta de referencia y la usan muchas veces para las relaciones geográficas, los nombres antiguos y las cronologías relativas. En la lista adjunta, encontrará muchos artículos relacionados con descubrimientos que verifican eventos discutidos en la Biblia.

Sociedad Geográfica Nacional, Washington D.C.

Acontecimientos históricos desde Abraham hasta Salomón.

2. En 1990, Frank Yurco, egiptólogo del Museo Field de Historia Natural de Chicago, utilizó pistas jeroglíficas de un monolito conocido como la estela de Merneptah para identificar figuras en un relieve de la pared de Luxor como antiguos israelitas. La estela en sí, fechada en 1207 a. C. celebra una victoria militar del faraón Merneptah. "Israel está devastado", se lee. Esto nos permite saber que los israelitas eran un pueblo separado hace más de 3000 años. (para más información sobre el steleh)

3. Algunos historiadores insisten en que los cananeos eran una cultura moribunda cuando los israelitas se trasladaron gradualmente y se apoderaron de sus tierras. Esto en realidad apoya la Biblia que tiene a Dios diciéndoles a los israelitas

Y enviaré avispas [desesperación] delante de ti, que echarán al heveo, al cananeo y al hitita de delante de ti. No los echaré de delante de ti en un año, no sea que la tierra quede desolada, y el Las bestias del campo se multiplican contra ti. Poco a poco las expulsaré de delante de ti hasta que seas multiplicado y heredes la tierra ". Éxodo 23: 28-30 King James autorizado

Los detractores de la Biblia afirman que hay pocas pruebas del uso de esclavos en Egipto o del Éxodo, de la conquista de los cananeos por los israelitas o (antes de 1993) del reinado del rey David. Pero la ausencia de prueba no es prueba de ausencia. Solo se necesita un hallazgo para cambiar esa imagen.

4. Por ejemplo, hasta 1993 no hubo pruebas de la existencia del rey David o incluso de Israel como nación anterior a Salomón. Luego, en 1993, los arqueólogos encontraron pruebas de la existencia del rey David fuera de la Biblia. En un antiguo montículo llamado Tel Dan, en el norte de Israel, las palabras grabadas en un trozo de basalto se tradujeron como "Casa de David" y "Rey de Israel". Esto demostró que David era más que una leyenda.

5. En 2005, la arqueóloga israelí Eilat Mazar descubrió que el palacio del rey David confiaba en la Biblia como una de sus muchas herramientas. Ella dice:

“Lo asombroso de la Biblia es que muy a menudo vemos que es muy precisa y, a veces, asombrosamente precisa”. (de Usar la Biblia como guía)

Cuarta era: eventos históricos desde Salomón hasta el final del Antiguo Testamento

6. RD Wilson, quien escribió “Una investigación científica del Antiguo Testamento”, señaló que los nombres de 29 reyes de diez naciones (Egipto, Asiria, Babilonia y más) se mencionan no solo en la Biblia, sino que también se encuentran en monumentos de sus países. propio tiempo. Cada nombre se transcribe en el Antiguo Testamento exactamente como aparece en el artefacto arqueológico: sílaba por sílaba, consonante por consonante. El orden cronológico de los reyes es correcto..

7. John M. Lundquist escribe

“Un ejemplo significativo de la contribución que las inscripciones antiguas han hecho a nuestra comprensión del Antiguo Testamento es la Piedra Moabita, también conocida como la Inscripción Mesha.

Cuenta bíblica

Mesa, rey de los moabitas, esos primos lejanos de los israelitas que vivían en el lado este del Mar Muerto, se introduce en la Biblia en el tercer capítulo de 2 Reyes [2 Rey. 3] como vasallo del rey de Israel, alrededor del 849 a. C. Con la muerte de Acab, Mesa se rebeló contra esta relación. Esto llevó al hijo de Acab, Joram, a comprometerse con la alianza de Josafat, el rey de Judá, y el rey de Edom, en una campaña militar contra Mesa. Con la ayuda del consejo profético de Eliseo, la alianza logró una victoria sobre los moabitas. Mesa se retiró detrás de los muros de su ciudadela, Kir-hareset, y fue allí, sobre uno de estos muros, donde sacrificó a su hijo primogénito como ofrenda quemada para invocar la ira de su dios, Quemos, contra el hijo de Joram. Ejército. La Biblia nos dice que los israelitas estaban tan horrorizados por este acto que regresaron a casa. (Ver 2 Reyes 3:27.)

Esto termina el relato bíblico de Mesa, y si no fuera por el descubrimiento de la Piedra Moabita en 1868 por un misionero alemán, la historia habría terminado allí.

Registro moabita que confirma el relato bíblico

La Piedra Moabita es una inscripción en el idioma Moabita, un idioma semítico estrechamente relacionado con el hebreo bíblico. La inscripción, de unas treinta y cinco líneas, estaba cincelada en un trozo de basalto negro que medía aproximadamente un metro de alto por uno y medio de ancho. Esa inscripción, fechada aproximadamente en el 830 a. C., fue colocada por el rey Mesa en un templo en Dhiban para conmemorar su "victoria" sobre los israelitas. La Piedra Moabita, de hecho, da el lado de la historia del rey Mesa. Como tal, proporciona una visión poco común de una fuente genuinamente antigua pero no bíblica de un incidente en la historia bíblica.

El tema principal de la inscripción es muy familiar: que la deidad, en este caso Chemosh, guió a Mesa en sus pruebas y finalmente le dio la victoria. La inscripción dice que Quemos había permitido que el rey Omri de Israel oprimiera a Moab durante muchos años debido a los pecados de los moabitas. (Véase Textos religiosos del Cercano Oriente relacionados con el Antiguo Testamento, ed. Walter Beyerlin, Filadelfia: Westminster Press, 1978, págs. 237-40.) Durante este tiempo, Omri y sus seguidores habían tomado mucha tierra en Moab y la habían fortificado. (La Biblia en sí no menciona estas campañas de los reyes del norte, con la excepción del relato ya citado de 2 Reyes 3). En ese momento, Chemosh vuelve su favor hacia Mesa y le instruye a derrotar a los israelitas. Mesa sigue las instrucciones, derrota a los israelitas y luego usa a los prisioneros israelitas para hacer reparaciones en el templo de Quemos en Dhiban.

Desde el punto de vista de un historiador, el relato de Mesha sobre su rebelión exitosa contra la dominación israelita probablemente pueda recibir credibilidad. Como ya hemos visto, la coalición israelita-judía-edomita contra él en 849 a. C. fue rechazado con éxito por el sacrificio humano que Mesa ofreció a Chemosh en el muro de su ciudadela. (Ver 2 Reyes 3). Además, si la fecha de 830 a. C. Dado que la instalación de este monumento es precisa, entonces la declaración de Mesa sobre el destino de la casa de Omri también sería precisa, ya que sabemos que Jehú aniquiló el linaje real de Omri alrededor del año 842 a. C. (Ver 2 Reyes 9.) Por lo tanto, Mesa sin duda se vio a sí mismo ya su dios, Quemos, reivindicados por los acontecimientos.

El hecho de que los vecinos de Israel veían a sus dioses de la misma manera que Israel veía al Señor, y el hecho de que ciertas costumbres bíblicas también deberían encontrarse entre algunos de estos vecinos, no debería molestar a nadie de ninguna manera. Quizás los moabitas y otros tomaron prestadas estas costumbres de los israelitas, o, más probablemente, dado que los moabitas son descendientes del sobrino de Abraham, Lot, a través de la hija de este último (ver Génesis 19:37), habría mucho en el camino de la religión y la cultura. que compartirían en común. Uno de los hechos aleccionadores que aprendemos de un estudio de la Biblia durante el período de las monarquías unidas y divididas es que a veces la adoración de ídolos como Quemos parece haber sido más popular entre los israelitas que la adoración del Señor mismo. (Véase 1 Reyes 11: 7 1 Reyes 19:18 2 Reyes 17 2 Reyes 21 1 Ne. 1: 19-20.) La Piedra Moabita nos da una imagen de un ídolo como lo haría uno de sus seguidores nativos. lo he visto.

Hechos 8-11: Antiguas inscripciones que confirman el asedio de Jerusalén por los reyes asirios y la conquista de Nabucodonosor

Hay una serie de otras inscripciones antiguas que han proporcionado información valiosa sobre la historia bíblica desde una perspectiva no bíblica. Entre estos se encuentran el Calendario de Gezar, el Samaria Ostraca, la Inscripción de Siloé, las Letras de Laquis y numerosas inscripciones fenicias y arameas. (Estos pueden examinarse en la traducción, con referencia a los originales, en Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament, ed. James B. Pritchard, 2nd ed., Princeton: Princeton University, 1955, pp. 320-24 3rd ed. ., 1969, págs. 653-62.) Entre las más importantes se encuentran las inscripciones reales de los reyes asirios y babilónicos. Tenemos inscripciones de los reyes asirios Sargón II y Senaquerib que describen sus asedios a Samaria en 721 y Jerusalén en 701, respectivamente, así como inscripciones que relatan las conquistas de Jerusalén por parte del rey babilónico Nabucodonosor en los últimos años de la existencia de Judá antes del exilio. (Véase Pritchard, 2da ed., Págs. 284-88, 3ra ed., Págs. 563-64.)

¿Qué valor han agregado tales inscripciones a nuestro entendimiento de la Biblia? Además de proporcionar una nueva perspectiva, "señalan eventos y proporcionan una visión más amplia del pasado bíblico, descubriendo fenómenos en el antiguo Israel que no se conservan en su literatura". (Ver Gaalyahu Cornfeld, Arqueología de la Biblia) "

De: Lundquist, John (agosto de 1983) El valor de las nuevas fuentes textuales para la Biblia King James.

La siguiente información proviene de un sitio dedicado a los descubrimientos realizados por arqueólogos que trabajan en la Jerusalén actual y sus alrededores.

12. Ostraca (tiestos con inscripciones) En la ciudadela de Arad se encontraron más de 100 ostraca inscritos en hebreo bíblico (en escritura paleohebrea). Esta es la colección más grande y rica de inscripciones del período bíblico jamás descubierta en Israel. Las letras son de todos los períodos de la existencia de la ciudadela, pero la mayoría datan de las últimas décadas del reino de Judá. Se mencionan fechas y varios nombres de lugares en el Negev, incluida Be'er Sheva.

13. Entre los nombres personales se encuentran los de las familias sacerdotales Pashur y Meremoth, ambos mencionados en la Biblia. (Jeremías 20: 1 Esdras 8:33) Algunas de las cartas estaban dirigidas al comandante de la ciudadela de Arad, Eliashiv ben Ashiyahu, y tratan de la distribución de pan (harina), vino y aceite a los soldados que sirven en las fortalezas. del Negev. También se encontraron sellos con la inscripción "Eliashiv ben Ashiyahu".

Algunas de las cartas del comandante (probablemente copias de "archivo") estaban dirigidas a su superior y tratan del deterioro de la situación de seguridad en el Negev. En uno de ellos avisa de una emergencia y solicita que se envíen refuerzos a otra ciudadela de la región para repeler una invasión edomita. Además, en una de las cartas, se menciona la "casa de YHWH". Para obtener más información, haga clic aquí.

Quinta Era: Cristo

¿Qué evidencia tenemos de que existió?

14. El historiador romano Tácito que escribió entre 115-117 d.C. dijo lo siguiente:

"Recibieron su nombre de Cristo, que fue ejecutado por sentencia del procurador Poncio Pilato en el reinado de Tiberio. Eso detuvo la perniciosa superstición por un corto tiempo, pero estalló de nuevo, no solo en Judea, donde surgió la plaga por primera vez. , sino en la propia Roma, donde todas las cosas horribles y vergonzosas del mundo se acumulan y encuentran un hogar ". De sus Anales, xv. 44.

Aquí hay un historiador pagano, hostil al cristianismo, que tuvo acceso a registros sobre lo que le sucedió a Jesucristo.

15. La mención de Jesús también se puede encontrar en los escritos rabínicos judíos de lo que se conoce como el período Tannaítico, entre 70-200 d.C. En el Sanedrín 43a dice:

Jesús fue colgado en la víspera de la Pascua. Cuarenta días antes, el heraldo había gritado: 'Lo llevan a apedrear, porque ha practicado la hechicería y ha descarriado a Israel y lo ha inducido a la apostasía. Quien tenga algo que decir en su defensa, que que venga y lo declare. Como no se presentó nada en su defensa, fue ahorcado en la víspera de Pascua ".

Que haya alguna mención de Jesús es inusitado. Para el mundo romano, Jesús era un don nadie que vivía en una provincia insignificante, condenado a muerte por un procurador menor.

Para concluir, hay muchas pruebas históricas de que la Biblia es históricamente precisa, muchas más de las que se pueden contener en este artículo.


¿Cómo se verían realmente los personajes de la Biblia? Aquí está la idea de un fotógrafo

Muchas películas han intentado dar vida a las historias bíblicas, desde "Los Diez Mandamientos" y "Jesucristo: Superestrella" hasta "El Hijo de Dios" y "Noé" de este año. Pero a pesar de los diferentes géneros y tonos de esas películas, todas estas películas tienden a compartir una similitud: tienen elencos blancos, a pesar de que los personajes de la Biblia habrían sido de partes de África o del Medio Oriente. Fotógrafo James C. Lewis de Noire3000 | N3K Photo Studios ha decidido rectificar presentando estas figuras icónicas bajo una nueva luz.

La serie de fotografías "Iconos de la Biblia" de Lewis muestra a algunos de los personajes más famosos del Antiguo y Nuevo Testamento exclusivamente como personas de color, incluidos Simón Pedro, Elías, el rey Salomón y el arcángel Gabriel. La serie, que se lanzará por completo en octubre, cuenta con 70 modelos que se identifican como asiáticos, nativos americanos, hispanos, africanos, del Medio Oriente, afroamericanos y antillanos.

"Creo que es muy importante verse a uno mismo en las Escrituras para que se vuelva real a sus ojos", dijo Lewis a The Huffington Post. "El blanqueo de la Biblia siempre me ha molestado. Sin embargo, estoy feliz de tener ahora la oportunidad de dar un punto de vista diferente".

Si bien la serie de Lewis no apunta a una precisión perfecta al representar todas las supuestas nacionalidades de las figuras bíblicas, es de esperar que provoque una discusión sobre la naturaleza de las imágenes religiosas, así como la inclusión de personas de color en el mundo del modelaje. Dijo Lewis: "Deseo exhibir un toque de color en las páginas bíblicas de la historia con mis adornos creativos. Al hacerlo, espero abrir las mentes y los ojos de los ignorantes y crear conversaciones abiertas sobre cómo podemos aprender a ver el mundo. a través de lentes de colores. Después de todo, el Evangelio de Jesucristo está destinado a todos ".

Para aquellos que quieran ver la colección completa, "Iconos de la Biblia" estará en exhibición desde noviembre de 2014 hasta febrero de 2015 en Atlanta, GA. Vea solo algunas de las imágenes a continuación.

CORRECCIÓN: Una leyenda anterior de una de las imágenes identificaba erróneamente la representación de Samuel como Simón Pedro.


"Empecé a odiarte cuando, después de asesinar a madre y mujer, te convertiste en jockey, charlatán e incendiario" (Tacitus ann. 15:67). Las fuentes principales para el estudio del emperador Nerón son: Tácito, Dio Casio, Suetonio, Tradición cristiana y judía y Arqueología. El quinto emperador (Princeps) de Roma (54-68 d.C.) El Imperio Romano más allá de Italia se dividió en aproximadamente 40 provincias (territorios), y cada provincia tenía su propio gobernador que mantenía el orden y recaudaba impuestos para Roma. Fue designado por el emperador o nombrado por el Senado. Durante el siglo I d.C., el Imperio Romano estaba cerca de su apogeo con una población de 50 a 60 millones. Esto era más de 1/5 de la población mundial en ese momento. Jesús vivió y murió durante el período conocido en la historia romana como la Pax Romana o la "Paz de Roma". Fue un momento asombroso en la historia cuando Jesús resucitado dio poder a Su iglesia para ir por todo el mundo a predicar las buenas nuevas del evangelio de Jesucristo. De hecho, los apóstoles viajaron por todo el mundo mediterráneo que formaba parte del Imperio Romano. Viajaron por ciudades romanas por vías romanas y en todos los lugares por los que viajaron entraron en contacto con Roma. Julio César tuvo un sueño para Roma, pero fue asesinado antes de que pudiera verlo cumplido. El gran problema era quién se convertiría en el próximo emperador después de su asesinato. Muy pocos habían esperado que el joven Octavio (Augusto) se convirtiera en el principal heredero y nuevo emperador después de Julio César, pero fue Augusto quien resultó ser el emperador más importante de toda la historia romana. Augusto era muy consciente de lo que había sucedido con Julio César y deseaba evitar los mismos problemas con el Senado romano. Quería que su hijastro Tiberio fuera emperador después de su muerte y para asegurarse de que esto sucediera, comenzó a compartir su poder con Tiberio. Cuando Augusto murió en el año 14 d.C., Tiberio fue fácilmente aceptado como emperador. De hecho, esta se convirtió en la nueva forma en que se elegirían emperadores. Cada emperador elegiría un sucesor de entre su familia o adoptaría a alguien que pensara que sería apto para gobernar después de él. Durante los 200 años posteriores a la muerte de Augusto, cuatro dinastías (líneas familiares) gobernaron el Imperio Romano. Algunos de los emperadores de cada dinastía eran emperadores algo morales y otros eran horriblemente crueles. Cada una de las cuatro dinastías terminó con un violento derrocamiento de un emperador no apto. La línea familiar de Augusto terminó en desgracia en el 68 d. C. con el emperador Nerón, quien llegó al poder cuando él era un niño a la edad de 17 años. Nerón Claudio César nació en diciembre del 37 d. C. en Antium y reinó como el quinto emperador ( Princeps) de Roma, desde el 54-68 d.C. bajo el sistema político creado por Augusto después de que la Guerra Civil finalmente pusiera fin a la República Romana. Durante los primeros años de su gobierno, Nerón fue dirigido por sus tutores (incluido el famoso escritor Séneca) y hubo paz en todo el Imperio. Al emperador Nerón le encantaba actuar en el teatro, las carreras y los juegos. No fue respetado por los senadores ni por el ejército. Fue criticado por la gente de Roma por estar más interesado en entretenerse que en gobernar el imperio. Sin embargo, cuando sus principales asesores se retiraron o murieron, Nero reveló su verdadero carácter. La gente no tardó en darse cuenta de que Nerón era un tirano. En el 59 d.C. Nerón ejecutó a su madre, su esposa, el hijo de Claudio, Britannicus, y varios de sus consejeros y cualquiera que se opusiera a él fue ejecutado. En el 64 d.C. un devastador incendio arrasó Roma destruyendo todo a su paso. Todos pensaron que Nero había iniciado el incendio para poder reconstruir una ciudad más hermosa, incluida su Casa Dorada. Según el historiador romano Suetonio, Nerón cantaba y tocaba la lira mientras Roma ardía. Cuando Nerón sintió que el rumor había puesto a todos en su contra, encontró algunos chivos expiatorios a los que echar la culpa del incendio, los cristianos. Los castigó severamente y muchos de ellos fueron quemados vivos o despedazados por bestias salvajes. Se cree que los apóstoles Pablo y Pedro fueron martirizados durante esta persecución. Hubo muchos que buscaron la muerte de Nerón y en el 68 d.C. su propio ejército se rebeló contra él y varios comandantes militares intentaron apoderarse del trono. El emperador Nerón se vio obligado a huir de Roma y poco después se suicidó. Fue el último emperador que fue de la dinastía de Augusto (dinastía Julio-Claudio). Las principales personas involucradas en la vida de Nero fueron: - Nero mismo - Lucius Domitius Ahenobarbus ¿Qué personajes bíblicos son históricos? Historia

Juan 1:14 - Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, la gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Juan 20:31 - Pero esto está escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

Juan en el Nuevo Testamento: una breve descripción


Pintura de San Juan Evangelista de Reni - 1620

Introducción a El evangelio de Juan

La palabra Evangelio. El cuarto libro del Nuevo Testamento es el Evangelio de Juan. Juan es el cuarto de los cuatro escritos del evangelio, sin embargo, solo hay un evangelio sobre Jesucristo y hay cuatro escritores diferentes: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. La palabra & quotEvangelio& quot significa & quotbuenas noticias& quot, y la buena noticia es acerca de Jesucristo muriendo en la cruz y luego 3 días después venciendo la muerte y resucitando de entre los muertos, ofreciendo salvación a toda la humanidad, este es el Evangelio.

Resumen del libro de Juan

Breve resumen. Jesús era Jehová Dios, el Verbo eterno hecho carne. Vino a Su hogar, Israel, y fue rechazado. Él vino a este mundo, y el mundo lo rechazó, pero cualquiera que creyera y lo recibiera viviría en Su nombre y se le otorgaría autoridad para llamarse a sí mismo un "hijo de Dios".

Objetivo. Juan aclara una cosa en Juan 20:30, 31: `` estas (cosas) están escritas para que creáis que Jesús es el Cristo y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre ''. Juan trató de llevar a los hombres a la vida eterna primero convenciéndolos de Su deidad, los milagros fueron registrados realmente como & cotizaciones & quot para confirmar Su deidad, que Él era Jehová Dios, el Verbo encarnado hecho carne. Juan llamó a Jesús el pan de vida, la luz del mundo, el buen pastor, el camino la verdad y la vida, la vid verdadera, todo apuntando claramente a la deidad de Jesús. De hecho, Juan señala todo en su vida y enseñanzas como una señal de que Jesús de Nazaret era verdaderamente el Verbo Eterno de Dios que "se hizo carne y habitó entre nosotros, lleno de gracia y de verdad" (Juan 1:14).

Juan comparado con los otros relatos de los evangelios. Los "Evangelios sinópticos": Mateo, Marcos y Lucas tienen su perspectiva única de la vida de Jesucristo, así como el enfoque de Juan. Juan siempre enfatiza la deidad de Jesús así como también sus milagros divinos. Juan también nos da un poco más de información sobre el ministerio de Jesús en Jerusalén, donde Mateo, Marcos y Lucas se enfocan más en Su ministerio en Galilea. También hay una diferencia con respecto a la cronología de la última semana (Semana de la Pasión) de la vida de Cristo. Es importante señalar que los relatos de los Evangelios no necesariamente se centran en la cronología y la biografía ordenada del ministerio de Jesús con nombres, lugares y fechas, sino más bien en una perspectiva completa de su representación única de Jesucristo.

Paternidad literaria. El autor del Evangelio de Juan se identifica en Juan 21:20 como "El discípulo a quien Jesús amaba" que se apoyaba en el pecho de Jesús. Está claro que Juan era ese discípulo y no deseaba usar su propio nombre directamente como autor, posiblemente por razones de humildad. Los escritos históricos de la iglesia primitiva de principios del siglo II d.C. reconocen el Evangelio de Juan como un libro sagrado. Teófilo de Antioquía (170 d. C.) fue el primero en escribir el nombre de Juan como autor. Poco después de esto, Ireneo identificó a Juan como el discípulo que se había apoyado en el pecho de Jesús. Esto es especialmente importante porque Ireneo era discípulo de Policarpo, quien había conocido personalmente al hombre Juan. Clemente de Alejandría menciona a Juan por haber compuesto un & citar evangelio espiritual. & Quot

Críticos de John como autor. Hay una declaración que hizo Papías de que en realidad había dos hombres llamados Juan en Éfeso al mismo tiempo, y al Juan el Apóstol se lo llamaba "Juan el Viejo". Muchos oponentes a la autoría del apóstol Juan dan crédito al otro Juan como el escritor del cuarto Evangelio. Aunque la respuesta no puede ser determinada positivamente por la historia, la tradición y la evidencia interna definitivamente apuntan a Juan el apóstol como el autor.

Fecha. Vale la pena considerar las palabras del arqueólogo más famoso de todos los tiempos de que, según la evidencia arqueológica, `` ya no existe una base sólida para fechar ningún libro del Nuevo Testamento después del 80 d.C. ''. La mayoría de los estudiosos concluyen que el libro de Juan fue escrito alrededor del 85 o 90 d.C. probablemente antes del exilio a Patmos. También es importante considerar Juan 5: 2 cuando menciona "Ahora hay en Jerusalén junto a las ovejas [mercado] un estanque, que en hebreo se llama Bethesda, que tiene cinco pórticos". Este versículo indicaría que esto existía en el tiempo actual en que se escribió el Evangelio de Juan. Esto colocaría la obra escrita antes de la destrucción de Jerusalén en el 70 d.C. Tampoco hay evidencia de si Juan escribió el Evangelio antes o después de su regreso a Éfeso desde la isla de Patmos.

El hombre John. El libro de Juan atribuye la obra al "discípulo a quien Jesús amaba". Esto dice mucho sobre el hombre Juan, y el hecho de que Jesús dejó a su madre María al cuidado de Juan, habiendo dicho las palabras de la cruz, es muy significativo. Otro indicador del carácter de Juan se encuentra en el libro de 1 Juan, él habla continuamente sobre el amor, amarse unos a otros, y que Dios es amor, etc. También es seguro decir que Juan era judío, esto puede verse claramente por su precisión sobre las costumbres judías, la forma de pensar judía y sus citas del Antiguo Testamento hebreo. Conocía bastante bien la topografía de la tierra de Israel desde una perspectiva judía. Es fácil ver en sus escritos que fue un discípulo cercano de Jesús, un testigo ocular de los eventos que rodearon el ministerio de Jesús. Se puede determinar mediante el proceso de eliminación que el autor no es un Juan cualquiera, sino el apóstol Juan, el hijo de Zebedeo, a quien se menciona de manera prominente en los relatos de los evangelios.

Juan y la historia de la Iglesia. La tradición de la iglesia registra que Juan llegó a Éfeso después de que la obra de Pablo se terminó allí. Más tarde, durante el reinado del emperador Domiciano, fue desterrado a la isla de Patmos donde escribió el libro de Apocalipsis. Poco tiempo después, fue puesto en libertad y regresó a la ciudad de Éfeso.

Arqueología. El fragmento de papiro de Rylands fue descubierto en 1920 en Egipto y contiene algunos versículos de Juan 18 que datan de aproximadamente 120-135 d.C.

Bosquejo del libro de Juan

La Palabra de Dios - Capítulo 1: 1-51
Su Ministerio Público - Capítulos 2: 1-12: 50
Su ministerio privado - Capítulos 13: 1-17: 26
Su muerte y resurrección - Capítulos 18: 1-20: 31
Conclusión de Juan - Capítulo 21: 1-25


El nombre de Jesús en texto hebreo antiguo
& quot; Yeshua & quot; en texto hebreo del primer siglo. Así es como se habría escrito el nombre "Jesús" en los documentos hebreos antiguos. Las cuatro letras o consonantes de derecha a izquierda son Yod, Shin, Vav, Ayin (Y, SH, OO, A). Jesus is the Greek name for the Hebrew name Joshua or Y'shua which means "The LORD or Yahweh is Salvation".

Copyright Information
© Bible History Online

Many Thanks to The British Museum, The Louvre, The Oriental Institute, Dr. Amihai Mazar, Dr. Dan Bahat, Dr. Craig Johnson, Yaacov Kuc, Chuck Smith, Jim Darden, Ron Haaland, The Translators of the KJV, and many others including Jesus, the Word of God.


Which Bible Characters are Historical - History

Let me give you two examples to sharpen the question even further, then propose another interpretation of some New Testament passages that mention these people.

1. Jude repeatedly draws on material that is finally rejected from the canon of Scripture: 1 Enoch in 14-15, and the Assumption of Moses in 9. To quote from Raymond E. Brown's Introduction to the New Testament, "the writer accepts and feels free to cite a wide collection of Israelite and Christian traditions, and is not confined to a collection of written books ever deemed canonical by any group that we know." Most strikingly, he quotes from 1 Enoch as if its words were direct quotes from Enoch. Now, this section of 1 Enoch dates from about 170 B.C., and is an apocalyptic work, using the conventions of apocalyptic literature. Of course, Enoch's character in Genesis is just a passing figure in Gen. 5, only mentioned as the father of Methuselah. But the following comment, "he walked with God and he was not for Good took him" (Gen. 5:24) gave rise to all sorts of legends about him, for instance that he never died but ascended into heaven. Literature that claims to come from "Enoch" and repeat his prophecies keeps being written until at least the 3rd century AD.

Could Enoch have said all that Jude says he said? Por supuesto. For all we know, Enoch wrote the Pledge of Allegiance. But no reasonable historian thinks of anything in 1 Enoch as truly the words of Methuselah's father. They are legendary, and this does not trouble the writer of Jude in the least, for he repeats them alongside other legends that were current in his day, whether or not they were "scripture" in the later sense.

2. But Jude is just an oddity on the fringes of the New Testament. Let's move to the center. Jesus quotes David as the literal author of Ps. 110 (Matt. 22:43). Peter does the same in Acts 2. And these are extremadamente important texts to proving Jesus' divinity!

Now the ascription of Ps. 110's authorship to David, which is contained entirely in the psalm title, comes later than the psalm itself, as do all the psalm titles. The titles were probably added as the psalms were collected and used in worship at the Jerusalem Temple. (How much later? There's no way to tell, except that they are certainly older than the 2nd-3rd centuries, when the OT was being translated into Greek and the translaters no longer understood quite how to translate their technical terms.) Thus it is a later tradition that ties Ps. 110 somehow to David, along with 72 other psalms. By the New Testament era, this is understood as authorship. It's not entirely clear from the Hebrew that authorship is what "a psalm of David" originally meant, but it certainly is what is meant by "a psalm of Asaph" and most of the other ascriptions in the psalter.

By the time the Hebrew text is canonized by Israel, these titles are considered inspirado y authoritative but it is important to realize that they didn't start out that way, that they aren't contemporary with the texts, and that they probably date from an era when people would be associating psalms with the now-legendary David, rather as we now collect and pass along (and sometimes make up) the sayings of Yogi Berra. There would be no way of confirming that David really wrote all the stuff that comes to be related to him. Indeed, it's hard to believe, given some of the language (Ps. 139's northern dialect is ill-fitting since David is southern) and historical allusion (Ps. 5:7 refers to the temple, which didn't yet exist).

Of course, there's no way to be sure that David did or didn't write any particular psalm. His worship of God certainly made an impression on later Israel (2 Sam. 6), and he might well have contributed at least of some of them, at least in earlier forms. But to appeal that algunos of the psalm titles may not be historically accurate is to give up the argument, because they are canonical in both the Hebrew and Greek Scriptures by Jesus' day.

Jesus and Peter take as decisive the idea that David, inspired by the Spirit, hizo write the exact lines of Ps. 110. They have taken the psalm titles as authoritative. Because this is used as such a strong argument in Matthew and Acts, this must be true of Jews in general in the first century (otherwise the response in 22:46 would not be silence!). So here Jesus and Peter are simply typical first-century Jews, believing what all Jews believed about the psalter. Jesus is quoting and interpreting Ps. 110 in a normal first-century way.

What I'm claiming, regardless of the actual authorship of Ps. 110 or 139 or 5, is that the way Jesus quotes Ps. 110 todavía doesn't depend on David actually having written it! All that matters is that God's Word attributes PD. 110 to David in a way that makes it clear that David has a lord who is someone different from los Lord. That is enough to reduce Matthew's authorities to silence and Acts' crowds to repentance. God says it, they believe it, and that settles it.

Why can't we get away with this today? Well, we do, all the time. Think about how I might make a sermon illustration: "As Harry Callahan said to a criminal as he trained his gun on him, 'Go ahead . make my day.'" I might even describe Callahan as a middle-aged, frustrated Californian who grimaces whenever he sees injustice being done. I don't need to tell anyone that (Dirty) Harry is actually a fictional character, because you all know that. But in fifty years, people reading my sermon might not get the allusion unless they were historians or old-movie buffs. Would that have meant that my sermon was false or inaccurate, or that I was misleading my congregation, or even mistaken myself? No. Are they misled? Not really, because they didn't belong to the world I shared with my original audience.

Yes, but Dirty Harry really es fictional, you say. Jesus and Peter would have been ridiculed for appealing to a fictional character in Matt. 22 and Acts 2! How can Dirty Harry compare to Moses or David, who no reasonable historian believes is fictional? Well then, let me ask you to imagine that I'm quoting Oliver Stone's JFK en lugar de. And I say, "As JFK said, '. '" (I haven't seen the movie, so I can't quote any actual lines.) I might mention the dates of JFK's birth and death. Now you might be a historian of JFK, and you might know how much Oliver Stone likes to put words in the mouths of his characters in his docudramas, and so you might tell me politely after the sermon that those weren't JFK's real words. No matter, I'd probably reply the line still makes my point. Both the movie character and the real guy are named John F. Kennedy. I haven't made it clear which one I'm quoting.

In both my fictional and docudrama examples, someone who hadn't seen these movies (or who thought they were nonfictional in the modern sense) would agree that "the genre of this literature . in no ways seems figurative." That's right — but I'm no being figurative either when I quote Dirty Harry or Oliver Stone's JFK. I'm quoting a literal character in a story. Dirty Harry and JFK aren't allegorical symbols for something else, but speakers of lines that illustrate the point I'm making.

Now this may sound a little weird, but I want you to imagine for an instant that Jesus and Paul and the writers of both testaments are doing the same thing. When they quote David and Moses, they aren't quoting a flesh-and-blood man with whom they've had a personal conversation. They're quoting a character in a text. They may or may not believe that the real David and Moses said everything attributed to them in the Old Testament. (My hunch is that they believe David and Moses hizo say all attributed to them. They are in no position to think otherwise, because there are no 'actual' words preserved anywhere else than in the scriptures that they're quoting. How are they supposed to know without German source critics to 'help' them?)

But then how can we say Peter (or Luke reporting on Peter) is inspired, if David didn't say everything Peter says he said? Well, let me phrase the question more helpfully: "How lo hace biblical inspiration work if it allows Peter to claim that David said things he probably didn't really say, or Jude to claim that Enoch said things he almost certainly didn't say?" Or, in the language of your question: Rather than assuming that the New Testament is illegitimate if it takes over Old Testament material on Abraham, David, and Jonah (historical people in my opinion, by the way) that falls short of moderno standards of historical accuracy, we should ask how the New Testament as God's Word is using the Old Testament as God's Word, and let the actual evidence shape our understanding of inspiration, rather than letting our preconceptions about inspiration drive the way we 'allow' the New Testament to use the Old Testament.

But Peter is just a human being. What about Jesus? Surely he knew whether David really wrote the psalm? Well, I'm not happy letting Peter or Luke off the hook this way, since we're now distinguishing between inspirado scripture and scripture spoken by Jesus, as if there are two classes of inspiration. I don't think that's a tenable distinction for Christians to make (though some Christians do make them). The more interesting side of this question concerns what Jesus knows in his humanity. Lo hace he know whether David really wrote the psalm? It's an open question whether he does (or did). Está not heretical, y not incompatible with an affirmation of Jesus' full divinity, to deny that Jesus knew whether Moses really said that stuff. The question goes to how in the flesh the Son would have learned, and understood, and "grown in wisdom" (Luke 2:52).

Does Rom. 5's validity depend on Adam not being a figurative character? No and yes. Paul's argument works whether or not "Adam" refers to a real, flesh-and-blood human being (though who Adam's historical referent is may affect the way we understand sin to be transmitted, especially if we want to follow Augustine's reading of Rom. 5:12). What seems to me to be necessary is the affirmation that sin begins in some concrete way after the beginning of human history, and that the concrete death of Jesus reverses its effects.

Abraham is indeed a literal figure in many of the New Testament texts that mention him. I have a hard time believing he's entirely fictional. But then Jesus himself says that God can make children of Abraham out of stones. So he's as much a symbolic as a literal figure.

Can the Christian faith still work if these are entirely fictional characters? You have to decide on a case-by-case basis. I think the Old Testament is really unimaginable if Moses or David is entirely fictional. Besides, his literature is usually "history-like" rather than "mythological," to use a distinction common to biblical critics, so it presupposes some strong historical basis. Fabricating Moses would be as tall an order as fabricating George Washington! I think I would be guilty of misreading Scripture, and would perhaps place the integrity of our Christian witness in jeopardy, to deny that Moses or David was real. At the very least, I would be radically revising the traditional Christian theology of history.

We also know that Israel has a strong sense of the redemptive nature of history, and so Israel becomes very, very careful to remember faithfully the historical events through which God delivered them from slavery. It also becomes very, very careful with the exact words of its scriptures. These are not people who played fast and loose with the facts! Likewise, Christians died for affirming nothing more than that a verdadero event — Jesus' death and resurrection — had De Verdad happened. It wasn't a legend or a mere story they were repeating, but a past event they knew had changed the fundamental course of universal history. The most sacred traditions Paul repeats to his congregations concern real events passed down to him, sometimes from the apostles themselves (1 Cor. 15:3-7, Phil. 2:5-11, 1 Tim. 3:16). Jesus' blood is real, his risen body is real, and that's why our salvation is real. And all these things are strong reasons to trust Scripture not only as the Word of God, but also (!) as a historically trustworthy document, as long as the nature of its premodern historiography is kept in mind.

Nevertheless, just because George Washington is a real figure in the past doesn't mean that unhistorical legends can't grow up around his life — such as the story of his chopping down the cherry tree and admitting to it. That story even contains a direct quote: "I cannot tell a lie." As far as I know there's no historical basis for believing it actually happened. Nevertheless, it is a concise illustration of the moral character of America's first president, and is essentially true regardless of its historical status. You aren't lying if you repeat that story, or if you use it to describe the real George Washington. Nor would Scripture fail to be inspired or legitimate if it used this episode — say, in exhorting children to tell the truth. I'm using this illustration to claim that while Moses or David must be a real figure from Israel's past, not every story about them has to be literally true in order for Scripture to be infallibly true and God-breathed. Like the John F. Kennedy of Oliver Stone's JFK, Moses and David are characters as well as flesh-and-blood human beings. They are larger than life.

What about Jonah? Well, there are lots of indicators in the text that Jonah is more of a fable than a historical narrative. My personal favorite among these indicators isn't the big fish, but the plant that grows and dies to bring insult to his injury (chapter 4). Jonah is also a marginal figure in Israel's history. The fact that Jesus uses his story as a symbol of his resurrection and how Jews and Gentiles will respond to it (Matt. 12:38-41) serves his rhetorical purpose whether or not a real Jonah really went to Ninevah, or whether a real Ninevah will rise to condemn unbelievers in Jesus' day. The point is not to affirm the literal historicity of his words, but to heed their warning.


Ver el vídeo: Τι δεν σου είπαν στο σχολείο για τον επαγγελματικό προσανατολισμό. Spyros Michaloulis. TEDxAUEB (Diciembre 2021).