Información

Período dinástico temprano en Egipto


El período dinástico temprano en Egipto (c. 2613 a. C.) es el comienzo de la era histórica del país durante la cual las regiones del Alto Egipto (sur) y el Bajo Egipto (norte) se unieron como un solo país bajo un gobierno centralizado.

Durante este período comenzó el gobierno divino de los reyes y se desarrolló una cultura egipcia reconocible, que incluía el desarrollo de la escritura, las artes y las ciencias. El título "faraón" no se usó durante este período; a los gobernantes se les llamaba "reyes" y se les llamaba "su majestad". El título de 'faraón' no se usó hasta el período del Reino Nuevo (c. 1570 - c. 1069 a. C.) cuando la palabra pero (además per-a-a) entró en uso para designar la residencia real y significaba 'Gran Casa' en referencia al palacio del rey.

Esta era siguió al Período Predinástico en el antiguo Egipto (c. 6000 - c. 3150 a. C.) y fue seguida por el período conocido como el Reino Antiguo (c. 2613 - 2181 a. C.). Si bien estas fechas no son arbitrarias, no deben entenderse como ningún tipo de demarcación que termina una era y comienza otra. Se utilizan para ayudar a aclarar la larga historia de Egipto al dividir su historia en secciones de desarrollo cohesivo.

La línea entre algunos períodos de la historia del antiguo Egipto parece bastante clara, mientras que, con otros (como el que existe entre los períodos predinástico y dinástico temprano), es borrosa. Las fechas deben entenderse como aproximaciones a medida que se retrocede en el tiempo que uno viaja en la historia de Egipto. Este mismo paradigma, sin embargo, también debería aplicarse a toda la historia egipcia, ya que los propios egipcios antiguos no registraron su historia de acuerdo con estos términos y demarcaciones; todos estos son constructos modernos.

Unificación de Egipto y primer rey

Según la cronología de Manetón (siglo III a. C.), el primer rey de Egipto fue Menes, un rey del Alto Egipto posiblemente de la ciudad de Thinis (o Hierkanópolis), que venció a las otras ciudades-estado a su alrededor y luego pasó a conquistar Bajo Egipto. El nombre de este rey se conoce principalmente a través de registros escritos como la cronología de Manetón y la Lista de reyes de Turín, sin embargo, no está corroborado por ninguna evidencia arqueológica extensa y los eruditos ahora creen que el primer rey pudo haber sido un hombre llamado Narmer que unió pacíficamente a la Alta y la Baja. Egipto en algún momento c. 3150 a. C.

Esta afirmación es impugnada debido a la paleta de Narmer (una losa con inscripciones antiguas) que representa a un rey, identificado positivamente como Narmer, como una figura militar que conquista una región que es claramente el Bajo Egipto. El historiador Marc Van de Mieroop comenta sobre esto:

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Que Egipto fue creado por medios militares es un concepto básico expresado en el arte de la época. Un conjunto considerable de objetos de piedra, que incluyen mazas y paletas ceremoniales, contienen escenas de guerra y luchas entre hombres, entre animales y entre hombres y animales. Mientras que en el pasado los egiptólogos leían las escenas de guerra literalmente como registros de eventos reales, hoy prefieren verlos como declaraciones estereotipadas de la realeza y la legitimidad del rey. (33)

Este nuevo método de interpretar inscripciones antiguas, por muy valioso que algunos puedan considerarlo, no significa que tales interpretaciones sean precisas. El argumento en contra de tales interpretaciones pregunta por qué, si estas inscripciones deben tomarse simbólicamente, otras de períodos posteriores, como las de Ramsés el Grande en la batalla de Kadesh, continúan siendo leídas literalmente como registro histórico. Van de Mieroop comenta además, afirmando: "Este nuevo enfoque hace que sea imposible fechar la unificación de Egipto o atribuirla a un individuo específico sobre la base de estas representaciones" (33-34) pero señala que, cualquiera que sea el caso con respecto a la primera gobernante, "el arte de la época muestra que los egipcios vinculaban la unificación con el conflicto" (34). El académico Douglas J. Brewer, por otro lado, no ve ningún problema en considerar las inscripciones simbólicamente. El nombre "Menes" significa "El que aguanta" y posiblemente podría ser un título, no un nombre personal, en cuyo caso no hay dificultad para identificar al primer rey como Narmer "que aguantó".

El nombre 'Menes' también se ha encontrado en una inscripción de marfil de Naqada asociada con Hor-Aha, lo que podría significar que el título se transmitió o que Hor-Aha fue el primer rey. Brewer señala que estas antiguas inscripciones, como la paleta de Narmer, perpetúan "un escenario culturalmente aceptado y, por lo tanto, tal vez deberían considerarse como un monumento que conmemora un estado de unidad alcanzado en lugar de representar el proceso de unificación en sí" (141). Para estudiosos como Brewer, los medios por los que se produjo la unificación no son tan importantes como el hecho de la unificación en sí. Los detalles del evento, como los de los orígenes de cualquier nación, pueden haber sido en gran parte embellecidos por escritores posteriores. Brewer escribe:

Probablemente Menes nunca existió, al menos como responsable de todas las hazañas atribuidas. Más bien, es más probable que sea una recopilación de individuos de la vida real cuyas acciones fueron registradas a través de la tradición oral e identificadas como el trabajo de una sola persona, creando así una figura de héroe central para la unificación de Egipto. Como las personalidades de la Biblia, Menes fue en parte ficción, en parte verdad, y los años han enmascarado la frontera, creando una leyenda de unificación. (142)

La unificación, afirman Brewer (y otros) fue "muy probablemente un proceso lento estimulado por el crecimiento económico" (142). El Alto Egipto parece haber sido más próspero y su riqueza les permitió absorber sistemáticamente las tierras del bajo Egipto con el tiempo, ya que descubrieron que necesitaban más recursos para su población y para el comercio. Ya sea que el rey que unió al país fuera Narmer o alguien con otro nombre, este rey sentó las bases para el surgimiento de una de las civilizaciones más grandes del mundo antiguo.

Primera dinastía de Egipto

La Primera Dinastía de Egipto (c. 2890 a. C.) fue fundada por Menes / Narmer después de la unificación del país. El gran egiptólogo Flinders Petrie (l. 1853-1942 EC) aceptó a Narmer como el primer rey de la primera dinastía, afirmando que los dos nombres designaban a un hombre. Flinders Petrie, y otros que lo siguieron, afirman que si Narmer unió Egipto por la fuerza se considera irrelevante, ya que es casi seguro que tuvo que mantener el reino por medios militares y esto explicaría su descripción en inscripciones como la Paleta de Narmer.

El faraón Narmer inició grandes proyectos de construcción y bajo su gobierno aumentó la urbanización.

Narmer (probablemente de Thinis) se casó con la princesa Neithhotep de Naqada en una alianza para fortalecer los lazos entre las dos ciudades. Dirigió expediciones militares a través del bajo Egipto para sofocar rebeliones y expandió su territorio a Canaán y Nubia. Inició grandes proyectos de construcción y bajo su gobierno aumentó la urbanización.

Las ciudades de Egipto nunca alcanzaron la magnitud de las de Mesopotamia, quizás debido al reconocimiento de los egipcios de las amenazas que planteaba tal desarrollo. Las ciudades mesopotámicas fueron abandonadas en gran parte debido al uso excesivo de la tierra y la contaminación del suministro de agua, mientras que las ciudades egipcias, como Xois (para elegir un ejemplo aleatorio), existieron durante milenios. Aunque los desarrollos posteriores en el desarrollo urbano aseguraron la continuación de las ciudades, los primeros esfuerzos de reyes como Narmer habrían proporcionado el modelo.

Es posible que Neithhotep gobernara por su cuenta después de la muerte de Narmer, pero esta afirmación está lejos de ser universalmente aceptada. Su tumba, descubierta en el siglo XIX EC, estaba a la par con la de un rey y sugería un estatus mayor que simplemente la esposa de un monarca. Otra evidencia de su gobierno es su nombre inscrito en serakhs de la época, que era una práctica reservada solo para un gobernante, no para un cónyuge. Sin embargo, su reinado está lejos de estar claramente atestiguado.

En cambio, se cree que Narmer fue sucedido por su hijo Hor-Aha c. 3100 a. C. (aunque algunos afirman que los dos son la misma persona) que continuó la expansión militar de su padre y aumentó el comercio. Estaba especialmente interesado en la religión y el concepto de la otra vida y la tumba mastaba (una casa para los difuntos) se desarrolló bajo su reinado. Hor-Aha fue sucedido por su hijo Djer en c. 3050 a. C. y continuó con las mismas políticas que sus predecesores. Su hijo, Djet (c. 3000 a. C.) se casó con la princesa Merneith y, tras su muerte, se cree que ella asumió el control del país. No está claro si reinó como regente de su joven hijo Den o gobernó como reina, pero, de cualquier manera, su reinado marca la primera vez que se certifica que una mujer gobierna en el antiguo Egipto.

Su hijo, Den (c. 2990 a. C.) es considerado el rey más grande de la Primera Dinastía y gobernó durante cincuenta años. Su reputación como rey eficaz proviene de sus mejoras en la economía del país, las conquistas militares y la estabilidad de su reinado, como lo demuestran los lujosos proyectos de construcción y las intrincadas obras de arte. Den es el primer gobernante que se representa con las coronas del Alto y el Bajo Egipto, lo que indica claramente una nación unida bajo su gobierno. A Den le siguieron otros dos reyes, Anedjib y luego Semerkhet, que vivieron reinados difíciles marcados por la insurrección. La dinastía terminó con el reinado de Qa'a, cuyos sucesores lucharon por el trono y fueron sometidos por Hotepsekhmenwy, quien fundó la Segunda Dinastía.

Segunda dinastía de Egipto

La Segunda Dinastía (c. 2890 - c. 2670 a. C.) se vio empañada por conflictos internos y una falta o confusión de registros. Ninguno de los gobernantes de la Segunda Dinastía tiene fechas verificables y muchos de los nombres de los reyes parecen ser repeticiones de gobernantes anteriores. Hotepsekhmenwy, cuyo nombre significa "dos poderosos están en paz" es un ejemplo perfecto de este problema. Tendría sentido, debido a su nombre, que llegara al poder después de someter a los príncipes que lucharon por el trono después de Qa'a, pero su nombre está inscrito en la entrada a la tumba de Qa'a, lo que significa que, 1. él era el gobernante. responsable de enterrar Qa'a y, 2. ya tenía ese nombre antes de que estallara la guerra de sucesión.

El argumento de que la guerra comenzó inmediatamente después de la muerte de Qa'a y fue aplastada rápidamente por Hotepsekhmenwy no está respaldado por la evidencia arqueológica o la cultura egipcia que no habría permitido que el cuerpo del rey estuviera al acecho para ser enterrado durante tanto tiempo. Es posible que Hotepsekhmenwy ya hubiera intentado resolver las diferencias entre los príncipes antes de la muerte de Qa'a, pero esto es solo una especulación.

Raneb (Nebra) fue el primer rey en vincular su nombre al de los dioses y así establecer la relación entre el rey y lo divino.

Aun así, a Hotepsekhmenwy se le atribuye haber traído la paz a Egipto tras su ascenso al trono; aunque esa paz duró poco. Su reinado se caracterizó por el malestar y la rebelión. Le siguió Raneb (también conocido como Nebra) que fue el primero en vincular su nombre al de los dioses y así establecer la relación entre el rey y lo divino.

Su sucesor, Nynetjer y el siguiente, Senedji, continuaron ocupándose de los problemas civiles de la nación y poco más se sabe de ellos. Senedji fue sucedido por Peribsen (también conocido como Seth-Peribsen), quien es una figura de cierta controversia entre los eruditos.

Peribsen es el primer rey en separarse del culto de Horus y abrazar el de Set. Esto es significativo porque, en la religión egipcia, Horus el Joven era el hijo del gran dios Osiris que derrotó a Set para traer armonía al mundo. Como el equilibrio armonioso era un valor importante para los antiguos egipcios, parece extraño que un rey decidiera alinearse con las fuerzas asociadas con el caos. No hay una respuesta satisfactoria de por qué Peribsen eligió hacer esto. Los primeros eruditos creían que él fue el primer monoteísta que declaró a Set como el único dios, pero esto ha sido refutado por la evidencia de la adoración de muchos dioses durante su reinado. Como su nombre solo se registra en el Alto Egipto, también existe la teoría de que eligió alinearse con Set por razones políticas; distanciarse del culto a Horus del Bajo Egipto.

Cualquiera sea la razón, se le considera un buen rey en ese oficio, la economía, la práctica religiosa y las artes florecieron bajo su reinado. La primera oración completa escrita en el antiguo Egipto se encontró en su tumba y dice: "El dorado, el de Ombos, ha unificado y entregado los dos reinos a su hijo, el rey del Bajo y Alto Egipto, Peribsen", lo que significa que Set (el de Ombos) había bendecido el gobierno de Peribsen. La oración también indica que Egipto se unificó bajo el reinado de Peribsen y la afirmación de que se alineó con Set para distanciarse del culto a Horus del Bajo Egipto es insostenible.

Peribsen fue sucedido por Khasekhemwy, posiblemente su hijo, quien continuó los proyectos de construcción de sus predecesores y se cree que volvió a poner las dos regiones de Egipto bajo el dominio central o, al menos, fortaleció la unificación. El suyo es mejor conocido por sus monumentos en Hierakonopolis y Abydos y como el padre del faraón Djoser.

Tercera dinastía de Egipto

La pirámide escalonada de Djoser en Saqqara es la primera pirámide conocida construida en Egipto. La Tercera Dinastía se ha relacionado tradicionalmente con la IV y el período conocido como Reino Antiguo debido a su asociación con las primeras pirámides. Sin embargo, estudios recientes lo han colocado al final del Período Dinástico Temprano debido a la mayor similitud en cultura y tecnología con el período anterior que con el último.

La tumba de mastaba se desarrolló durante la Primera Dinastía y la Pirámide escalonada en Saqqara es una mastaba elaborada y "apilada", no una verdadera pirámide como las que se encuentran en Giza. La pirámide de Djoser, aun así, es una obra maestra de la tecnología. Diseñada por el visir Imhotep, la pirámide fue creada como el hogar eterno del rey y las pirámides posteriores seguirían su diseño básico.

El reinado de Djoser trajo la estabilidad necesaria para grandes proyectos de construcción y el desarrollo de las artes.

Djoser (rc 2670 a. C.) construyó tantos monumentos que los eruditos han sostenido durante mucho tiempo que su reinado duró al menos 30 años, pero lo más probable es que gobernó más cerca de los 20. Inició campañas militares en el Sinaí y mantuvo la cohesión de Egipto, lo que resultó en la estabilidad necesaria para sus proyectos de construcción y el desarrollo de las artes.

Fue sucedido por Sekhemket, a quien siguió Khaba, quienes también construyeron pirámides, la pirámide enterrada y la pirámide de capas, así como otros monumentos. La Tercera Dinastía termina con el reinado de Huni (c. 2630-2613 a. C.) de quien se sabe poco. A su muerte, fue sucedido por Snefru, quien fundó la Cuarta Dinastía que comienza el período conocido como el Antiguo Reino.

Legado

El período dinástico temprano en Egipto fue una época de avances revolucionarios en la cultura. Se creó el calendario, se desarrolló la escritura, se avanzó en el conocimiento de las ciencias, las artes y la agricultura, al igual que el tipo de tecnología necesaria para construir monumentos como la pirámide escalonada. Igual de importante, la sensibilidad religiosa se desarrolló en un alto grado; un valor que informaría el resto de la historia de Egipto. El concepto de maatLa armonía, se volvió ampliamente valorada durante este tiempo y comenzó a crecer el entendimiento de que la vida en la tierra era solo una parte de un viaje eterno.

Esta comprensión, que sólo era posible para un pueblo que vivía bajo un gobierno estable y que no tenía que preocuparse por su seguridad personal o su sustento, condujo, según el historiador Bunson, "a un sentido emergente del" otro "en el mundo, al concepto de eternidad y valores espirituales. A los egipcios se les enseñó que eran verdaderamente uno con lo divino y con el cosmos "(78). La creencia egipcia en la eternidad y en la vida eterna de todo ser viviente se convertiría en la característica definitoria de su cultura e informaría cada monumento, templo y edificio que crearían; especialmente las grandes pirámides que se han convertido en sinónimo de Egipto.


CAPÍTULO XI - EL PERIODO PRINCIPAL DINÁSTICO EN EGIPTO

La tradición y un cuerpo sustancial de evidencia indirecta sugieren fuertemente que Egipto, en el período inmediatamente anterior a la fundación de la Primera Dinastía, estaba dividido en dos reinos independientes: un reino del norte, que incluía el delta del Nilo y se extendía hacia el sur quizás hasta la vecindad del pueblo moderno de Atfīh (Bajo Egipto) y un reino del sur que comprende el territorio entre Atfīh y Gebel es-Silsila (Alto Egipto). Se cree que las residencias de los reyes estaban situadas en Pe, en el Delta del noroeste, y en Nekhen (Hierakonpolis), en la orilla occidental del río cerca de Edfu, las cuales, al menos en tiempos históricos, poseían importantes santuarios del dios halcón Horus, la deidad patrona de los gobernantes. En las cercanías de Pe lay Dep, el asiento de una diosa cobra Uadjit (Edjo), los dos lugares fueron conocidos juntos en el Reino Nuevo y más tarde bajo un nombre Per-Uadjit (Casa de Edjo), traducido como Buto por los griegos. Al otro lado del río desde Nekhen estaba Nekheb (El-Kāb), donde una diosa buitre Nekhbet tenía su santuario. Ambas diosas llegaron a ser consideradas en una fecha muy temprana, tal vez mientras existían los reinos separados, como protectoras reales.

Incluso la información sobre este período que se registró en las listas de reyes se pierde en gran medida y lo que queda es difícil de interpretar. La primera línea de la fragmentaria Piedra de Palermo consta de una serie de compartimentos, siete de los cuales solo se conservan en su totalidad, cada uno de los cuales contiene un nombre y una figura de un rey que lleva la corona del Bajo Egipto, pero no se mencionan eventos históricos.

Envíe un correo electrónico a su bibliotecario o administrador para recomendarle que agregue este libro a la colección de su organización.


Egipto dinástico temprano

Período dinástico temprano: nombre de las dos primeras dinastías del antiguo Egipto (c. 3000-2675 a. C.).

El Período Dinástico Temprano cubre las dos primeras dinastías después de la unificación del Alto y el Bajo Egipto. Sigue al Período Predinástico. Continuaron varios desarrollos, como la formalización de un estilo artístico que más o menos mantendría su naturaleza estática a lo largo de todo el curso de la historia del antiguo Egipto.

De Abydos a Memphis

En el Período Dinástico Temprano, el centro de poder de Egipto se desplazó del Sur (Abydos en el Alto Egipto) al Norte (Memphis en el Bajo Egipto). Según Manetón, un rey Menes (que puede o no identificarse con Narmer) fundó esta nueva ciudad en la cúspide del Delta. Algunos egiptólogos modernos argumentan que, de hecho, fue el rey Hor-Aha quien fundó la ciudad de los "Muros Blancos" (Inbu-Hedj en egipcio antiguo). Este gobernante fue el segundo faraón de la Primera Dinastía y, por lo tanto, el hijo de Narmer y su consorte, la reina Neithhotep. (Otros creen que Hor-Aha era de hecho el Menes de Manetón).

Sea como fuere, la llanura desértica detrás de la ciudad de Memphis, Saqqara, se utilizó como necrópolis para los miembros de élite de la sociedad y la realeza. Aquí se han desenterrado impresionantes tumbas dinásticas tempranas y parece haber una tendencia a construir tumbas cada vez más grandes y ricas.

/> Rey Ninetjer, vestido para la fiesta de Sed

Las tumbas consistían en una o más cámaras funerarias subterráneas y salas de almacenamiento y estaban cubiertas con una estructura de adobe. Esta estructura se asemejaba a un sofá y, por lo tanto, se llama mastaba, Árabe para sofá. La presencia de estas tumbas en Saqqara indica una creciente organización dentro de la sociedad egipcia, que fue posible gracias a la explotación de los recursos del país (por ejemplo, cobre y piedra natural). La invención de la escritura al final del período predinástico supuestamente estimuló y facilitó la administración posterior.

Mientras tanto, Abydos perdió su significado político, aunque se mantuvo en uso como lugar de enterramiento real: en la necrópolis de Umm-el-Qaab, se han desenterrado las tumbas de los reyes de la Primera Dinastía, así como de varios reyes de la Segunda Dinastía. . En esta temprana edad, no era raro que el rey tuviera dos tumbas, una en Saqqara y otra en Abydos, aunque algunas de las supuestas "tumbas dobles" parecen ser los lugares de descanso final de los aristócratas ricos.

Aunque las tumbas reales en ambos lugares han sido saqueadas y carecen de pinturas murales detalladas, varios ajuares funerarios (a menudo con el nombre del difunto) han permanecido in situ. Estos objetos incluyen etiquetas de madera y marfil, estelas, vasijas de piedra y jarrones.

Un bien grave específico de la Primera Dinastía es la barca solar. Doce de estos barcos han sido desenterrados y excavados en Abydos, mientras que otros son conocidos de Saqqara y Helwan (una necrópolis de Memphis y un suburbio del Cairo moderno). Los antiguos egipcios creían que este era el recipiente por el cual el dios sol Ra viajaba a través del mar celestial de la diosa Nun. Cada noche, pasaba por doce puertos (uno representaba cada hora de la noche), derrotaba a la serpiente Apophis y, finalmente, se levantaba como el sol a la mañana siguiente. Los egipcios también creían que el faraón, una vez fallecido, se embarcaría en el barco del dios sol y se uniría a este viaje a través del inframundo, encontrando varios desafíos en el camino antes del pesar del corazón.

Los reyes de la primera dinastía expandieron su influencia hacia el sur, obteniendo el control de la Baja Nubia.


Edwards, I. E. S. (Iorwerth Eiddon Stephen), 1909-. El período dinástico temprano en Egipto

Información de publicación El cuerpo principal de la página de Información de publicación contiene todos los metadatos que HRAF tiene para ese documento.

Autor: Nombre del autor que figura en los registros de la Biblioteca del Congreso Edwards, I. E. S. (Iorwerth Eiddon Stephen), 1909-

Título: El período dinástico temprano en Egipto

Publicado en: si es parte o sección de un libro o monografía La historia antigua de Cambridge - v. 1, pt. 2. Historia temprana del Medio Oriente, editado por I.E.S. Edwards, C.J. Gadd y N.G. L. Hammond

Publicado por: Editorial original The Cambridge ancient history - v. 1, pt. 2. Historia temprana del Medio Oriente, editado por I.E.S. Edwards, C.J. Gadd y N.G. L. Hammond Cambridge [Inglaterra] Nueva York: Cambridge University Press. 1971. 1-70, 877-892 p. mapas

Por línea: nombre del autor que aparece en la publicación real de I. E.S. Edwards

Información de publicación de HRAF: New Haven, Connecticut: Archivos del área de relaciones humanas, 2005. Archivo de computadora

Cultura: nombre de la cultura del Esquema de las culturas del mundo (OWC) con el identificador alfanumérico de OWC entre paréntesis. Egipto dinástico temprano (MR70)

Resumen: Breve resumen escrito por antropólogos de HRAF que han realizado la indexación de temas para el documento Edwards proporciona una descripción general del Egipto dinástico temprano. Habla de los reyes antes de la unificación y la unificación del Alto y Bajo Egipto, los reyes de las dos primeras dinastías, la fundación de Menfis y los cementerios de Abydos y Saqqara. El gobierno egipcio se describe con sus reyes divinos, y también se enumeran algunos de los funcionarios del rey. Las relaciones de Egipto con otras culturas (el Levante, Libia, Sumer o la Baja Mesopotamia y Nubia) se exploran con Edwards examinando el comercio, algunas de las primeras guerras, el contacto cultural y cómo las otras culturas pueden haber influido en Egipto. Las prácticas religiosas y mortuorias se cubren junto con la arquitectura (principalmente en lo que se refiere a las mastabas) y la escultura.

Número de documento: sistema de numeración interno de HRAF derivado del orden de procesamiento de los documentos 3

ID de documento: identificador de documento único de HRAF. La primera parte es el identificador OWC y la segunda parte es el número de documento en tres dígitos. mr70-003

Tipo de documento: Puede incluir artículos de revistas, ensayos, colecciones de ensayos, monografías o capítulos / partes de monografías. Ensayo

Idioma: idioma en el que está escrito el documento en inglés

Nota: Incluye referencias bibliográficas (p. 877-892)

Fecha de campo: la fecha en que el investigador realizó el trabajo de campo o la investigación de archivo que produjo el documento sin fecha

Evaluación: En este código alfanumérico, la primera parte designa el tipo de persona que escribe el documento, p. Ej. Etnógrafo, Misionero, Arqueólogo, Folklorista, Lingüista, Indígena, etc. La segunda parte es una clasificación realizada por antropólogos de HRAF basada en la solidez del material de origen en una escala de 1 a 5, de la siguiente manera: 1 - deficiente 2 - regular 3 - buenos datos útiles, pero no uniformemente excelente 4 - excelente secundaria datos 5 - excelente arqueólogo de datos primarios-4

Analista: El antropólogo de HRAF que indexó el documento y preparó otros materiales para la colección de cultura / tradición de eHRAF. Sarah Berry 2004

Fecha de cobertura: la fecha o fechas a las que pertenece la información del documento (a menudo no es la misma que la fecha del campo). Período dinástico temprano

Lugar de cobertura: ubicación de la cultura o tradición de la investigación (a menudo una unidad más pequeña, como una banda, una comunidad o un sitio arqueológico)

LCSH: Encabezamientos de materia de la Biblioteca del Congreso Egipto - Antigüedades / Egipto - Historia - Hasta 332 a. C.

Copie y pegue una cita formateada o use uno de los enlaces a continuación para exportar la cita al administrador bibliográfico que elija.


La Tercera Dinastía de Egipto

El próximo rey Djoser (c. 2670 a. C.), es sobre todo conocido por los grandes proyectos de construcción que inició, principalmente la pirámide escalonada en Ṣaqqārah, la primera pirámide conocida en Egipto. La pirámide fue diseñada por Imhotep, y sus diseños se convertirían en ejemplos para la construcción de pirámides en períodos posteriores. Su sucesor, Sekhemkhet, planeó una pirámide aún más grande en Ṣaqqārah, la pirámide enterrada y su sucesor Khaba construyó la pirámide de capas en Zawyat al-ʿAryan, a unas pocas millas al sur de Giza. Aún se desconoce el lugar de enterramiento del último rey de la Tercera Dinastía, Huni (c. 2630-2613 a. C.). Incluso la información sobre su reinado es escasa. Después de su muerte, fue sucedido por Snefru, quien fundó la Cuarta Dinastía. El final de la Tercera Dinastía marcó el final del Período de la Dinastía Temprana de Egipto y el comienzo del Reino Antiguo.

Durante estas tres dinastías, se realizaron cambios importantes en la vida cultural, religiosa y cotidiana de Egipto. Se desarrolló la escritura y se amplió su uso, se creó un calendario, el conocimiento del arte, la ciencia y la agricultura creció a un nuevo nivel, al igual que la tecnología necesaria para construir nuevos tipos de monumentos, templos y tumbas. Estos nuevos cambios continuaron dando forma a Egipto durante los siguientes 2000 años.


Período dinástico temprano en Egipto - Historia

La última fase del período prehistórico en Egipto ahora se conoce generalmente como el período Naqada III. Sin embargo, ya hay en Naqada III muchos objetos inscritos, que muestran que la escritura estaba evolucionando y el país se estaba desarrollando hacia un estado altamente organizado. Al final del período de Naqada ya existen inscripciones jeroglíficas atestiguadas que podrían interpretarse como nombres de reyes (Iry-Hor, Crocodile, Ka). Las fuentes posteriores abren la historia de Egipto con un rey llamado Menes, e identificado explícitamente como el primer rey de Egipto. En la investigación actual no hay acuerdo sobre qué rey conocido de fuentes contemporáneas debe identificarse como el rey Menes de las listas de reyes posteriores. Por lo general, se le identifica con Narmer o Aha.

El Período Dinástico Temprano se refiere a la Primera y Segunda Dinastía. En el Período Dinástico Temprano, la cultura egipcia comenzó a desarrollarse y la civilización egipcia entró en lo que hoy se percibe de diversas maneras como su fase inicial o formativa.

El período vio avances en casi todas las tecnologías visibles (trabajo de metales, loza). Hay evidencia de arquitectura monumental a gran escala (tumbas de reyes en Abydos). La escritura y el arte se estandarizan. Se desarrolló una administración más compleja y un calendario. Las excavaciones han demostrado que Abydos debe haber sido el cementerio de los reyes de la Primera Dinastía.

Muchos de los objetos y hallazgos de la dinástica temprana en el Egipto digital provienen de Tarkhan. Tarkhan es, con unas 2000 tumbas excavadas, registradas y publicadas, uno de los principales cementerios del período. Varios hallazgos importantes del cementerio se encuentran en el Museo Petrie. Las tumbas y los objetos de este sitio ilustran ampliamente la cultura de la época.


Es durante este período que Egipto fue finalmente invadido desde el exterior. Si bien ser invadido y conquistado ya era una rutina en Mesopotamia, para Egipto fue una experiencia bastante nueva para la que hubo muy poca preparación. Como resultado, la conquista de Egipto por parte de Hykso encontró poca resistencia efectiva, ya que los egipcios conocieron la efectividad de la guerra basada en carros. Al formar la XV dinastía alrededor de 1674 a. C., gobernaron hasta alrededor de 1567 a. C. Como para confundir aún más las cosas, también había una dinastía XVI que se ejecutaba en tiempo paralelo fuera del control inmediato de los hicsos, pero aparentemente sujeta a la autoridad de los hicsos.

También compitió con la dinastía XV la dinastía XVII con sede en Tebas. Después de más de un siglo de dominación por los hicsos en el norte, los tebanos pudieron unir a los egipcios a través de un odio común hacia los hicsos todavía "extranjeros" que condujeron a una rebelión exitosa contra los hicsos y su posterior expulsión a Egipto.


Historia del mundo

Extracto de la lista de reyes en el templo de Ramsés II, Abydos , ahora en el Museo Británico


La unidad básica de la historia antigua de Egipto es la dinastía. Las historias más recientes pueden contar hasta 33 de ellas. Estas dinastías luego se agrupan en Reinos y Períodos Intermedios, precedidos y seguidos por otras dinastías y períodos innumerables. Esto divide la historia del antiguo Egipto en aproximadamente diez divisiones:

- El período dinástico temprano: dinastía 00 a dinastía 2
- El Reino Antiguo: Dinastía 3 a Dinastía 7
- Primer período intermedio: dinastía 8 a dinastía 11 (parte 1)
- Reino Medio: dinastía 11 (parte 2) a principios de la dinastía 13
- Segundo período intermedio: dinastía 13 a dinastía 17
- Nuevo Reino: Dinastía 18 a 20
- Tercer período intermedio: dinastía 21 a la dinastía 24
- Período tardío: dinastía 25 a 31
- macedonios
- Ptolomeos
- Periodo romano

La arqueología egipcia durante el período dinástico siempre ha estado ligada a la lista de reyes. Esto es importante, porque todos los artefactos en Egipto están vinculados directa o indirectamente a material fechado por asociación real. Este material también se utiliza para fechar material egipcio en contextos fuera de Egipto. La herramienta básica para establecer una cronología para el antiguo Egipto es la lista de reyes porque los propios egipcios datan de los años de reinado. Algunas otras sociedades antiguas utilizaron un sistema & # 8216era & # 8217, fechando sus calendarios de eventos específicos (los griegos fecharon el suyo desde los primeros Juegos Olímpicos alrededor del 776 a. C. según nuestros términos, mientras que los romanos comenzaron desde la fundación de la ciudad de Roma. Algunos otras sociedades, como la mesopotámica, usaban listas de epónimos, nombrando el año después de los magistrados principales.Egipto no usó ninguno de estos sistemas, de ahí la importancia de las listas de reyes para historiadores y arqueólogos.

El primer proceso de la egiptología fue establecer una lista completa de reyes. Antes del desciframiento de los jeroglíficos, no era posible hacer esto directamente desde los monumentos, y la erudición se basó en la evidencia de escritores griegos y latinos. La primera historia de Egipto fue escrita por el sacerdote egipcio Manetón en el reinado de Ptolomeo II alrededor del 280 a. C. Called Aigyptiaka (‘On things Egyptian’) it was written for the new Ptolemaic ruling dynasty, just as a near contemporary Babylonian, Berossos, wrote a history of Babylon for the new Seleukid dynasty. Each historian was setting out to prove that his country was the oldest, a matter of prestige to the new Macedonian rulers.

Manetho divided Egyptian history into 31 dynasties, each being a ruling family from a particular city. It’s most likely that Manetho based his own work on Egyptian written sources and traditions, and his dynastic framework probably has some sort of Egyptian tradition behind it. However, no complete version of Aigyptiaka survives, only abridgements, and the king lists are preserved in the writings of later authors. All ancient books were copied by hand, and with books such as this, error would inevitably creep in during the process of transmission. The most important writers to preserve Manetho’s work, are Flavios Josephos and the Christian chronographers Africanus and Eusabius.
With copying, abbreviation and corruption of texts, by AD 80 the preserved versions of Manetho were so far removed from the original that they were virtually useless. It is, perhaps, hard to see why Egyptologists put so much value on Manetho, but in reality, the first Egyptologists had little choice. The texts of Manetho were available for early European scholarship along with a great deal of other Greek and Roman literature, from the Renaissance onwards. Lacking direct access to monuments, and unable to read the hieroglyphic texts, scholars found in Manetho an outline chronology of ancient Egypt, which was then supplemented by information gleaned form Herodotus, Diodoros and many other scholars. Indeed, Jean-Francois Champollion, who is generally considered to be the founding father of modern Egyptology, increased Manetho’s authority when, in 1828, he announced that he could read the names of some of the Egyptian kings recorded by Manetho on monuments. Those kings were Achoris (Hakor), Nepherites (Nefaurud), Psammetichos (Psamtik), Osorcho (Osorkon), Sesonchis (Sheshonq), Rameses and Tuthmosis (Thutmose).

As well as using inconsistent Greek forms of Egyptian names, and occasionally repeating kings, the preserved king lists of Manetho also omit many rulers and the reign lengths rarely agree in the different versions. As his work survives, it is hopelessly garbled in places. But, despite all the problems associated with dynastic divisions, Manetho’s work is so ingrained in Egyptology that it is now impossible to get rid of it and, despite the problems, the dynastic system is still useful as a basic unit of Egyptian history. Although there are overlapping dynasties, it is safe to assume that the higher the number, the later the dynasty and remembering which important rulers – or monuments – belong to which dynasty, does help to for a broad cultural-historical framework.

In the early nineteenth century, scholars attempting to decipher hieroglyphic realized that the cartouche contained royal names and therefore began to assemble collections of all those that were visible on monuments. One of the first collections published was in the Description de l’Egypte, the result of the French scholarly expedition of 1798. it was also recognized that cartouches were usually paired one carrying the personal name of the pharaoh and the other the name that he assumed when he ascended the throne. As European activity in Egypt increased, a number of important ancient king lists were found that aided in the reconstruction of the historical framework.

The Turin Canon of Kings is preserved on papyrus (not in the Museo Egizio, Turin) and dates from the time of Ramesses II. It was reputedly virtually intact when acquired by the French consul in 1823, but by the time Champollion got hold of it, it was a mass of fragments. A German scholar by the name of Gustav Seyffarth, began to examine these fragments in 1826. By looking closely at the fibres of the papyrus he was able to reconstruct sections of it. Despite the efforts of the other scholars, the papyrus ha sstill not been completely restored to everybody’s agreement. It carries a king list divided into groups, with totals of regnal years.

A fragmentary king list cared on a wall in the temple of Ramesses II at Abydos was unearthed by the scholarly traveller William Bankes in 1818, but left there. In 1837 it was removed and later acquired by the British Musem. This list carried cartouches of 52 kings, wit the throne names of rulers beginning with Meni and ending with Ramesses II. In 1825 another, similar list, the Karnak Table of Kings, was recognized, carved on the walls of a small chamber in the temple o Thotmose II at Karnak. The walls carry images of 61 Kings wit their cartouches, of which 48 were legible. In 1843 this was moved to the Louvre in Paris.

The most important of these king lists was found carved on a corridor wall in the temple of Sety I at Abydos during the clearance of the temple of Auguste Mariette. Richard Lepsius published a copy in 1863. The whole scene shows the pharaoh Sety I and the crown prince Ramesses (to be Ramesses II), making offerings to the names of ancestral kings. This list is perfectly preserved but there are certain political omissions such as the entire Second Intermediate Period, Hatshepsut, Akhenaten and his immediate successors.

The Table of Saqqara was found in 1861 in the tomb of an official of Ramesses II named Tjuneroy. It originally had 57 cartouches, some of which were already damaged by the time of their discovery. It is significant that these lists are already Ramesside and that such lists do not survive from other periods. In addition to the King lists, some temples and tombs at Thebes depict processions of royal statues in a similar chronological arrangement.

At the festival of the god of Min, there was a procession of royal statues. This is depicted in the temples of Rameeses II (the Ramesseum) and Ramesses III (Madinet Habu). The earliest ruler shown is Meni, the founder fo the Egyptian state he is followed by Neb-hepet-ra (Mentjuhopet II) who reunited Egypt and founded the Middle Kingdom. These two pharaohs stand as shorthand for the whole of the Old and Middle Kingdoms. Neb-pehty-ra (Ahmose) reunited Egpyt, and is generally considered as the founder of the New Kingdom. He is followed by the statues of nearly all the pharaohs of the eighteenth and nineteenth dynasties to the reigning sovereign, Ramesses II or III as is usual, Hatshepsut and the immediate successors of Amenhotep III are omitted.

In addition to these new Kingdom sources, fragments of an Old Kingdom list survive. This is generally known, after the largest surviving piece, as the Palermo Stone. The original document appears to have carried a complex historical text that recorded Old Kingdom rulers with information on their reigns, such as height of inundation, the foundation of temples and military activities. One of the major early organizers of the evidence from the monuments alongside the Greek, Roman and biblical traditions was Ippolito Rosellini (1800-1843), leader, with Champollion, of the joint Franco-Tuscan Egyptian expedition of 1828-29. Following Champollion’s untimely death, Rosellini published the vast amount of material gathered by the expedition in three parts: historical, religions and social. His synthesis of the historical evidence gathered all of the known ancient sources that could be read in Greek, Latin and Hebrew, attached them to Manetho’s chronology, and, wherever possible, added the newly read hieroglyphic cartouches and the monuments where they were to be found. Although Rosellini did not get everything correct, for the first time, Egyptian monuments had been ordered chronologically.


Ancient Egyptian History , Pre-dynastic period

los ancient Egyptian history includes an era, the scholars called it the pre-dynastic period. Egypt at that time was consisting of small cities.

Gradually, all these cities have united, after that Egypt consisted of two kingdoms. The first Northern kingdom was in the west of Delta and its capital was “Poto”, its slogan was the papyrus, and its god was “Hur”.

The second was the Southern Kingdom, its capital was “Nakhn” also known as “Al- Kab”, its slogan was the Lotus, and its god was “seet”.

In prehistory era, the ancient Egyptians were trying to unite both of two kingdoms. The southern kingdom reached up to a high level of civilization.

In 4241 B.C, the ancient Egyptians have discovered the solar calendar whereas this year consisted of 365 days, so this calendar considered as the most ancient calendars in the whole world, in order that Pre-dynastic era of ancient Egyptian history considered as the most important era like another era the in ancient history of Egypt.

Now, we are going to focus on some cultures which have appeared in the history of ancient Egypt.

Marmada Bani Salama was a small village which located on the South-West of Delta and 50 Kilometers North-West of Cairo.

Archaeological discoveries have shown that the people who lived in this village introduced the farming. In addition to, they stored the grains in the silos made from Wickers and straws, as well as they were very clever in the handmade of wonderful and simple ornamental pottery.

The archaeologists have deduced that they did not know the farming, but also they were domesticating the animals and grinding the grains. In addition to, they were using the flax material to weave their clothes. As well as, they preferred wearing bracelets and rings which made from bone.

bracelets in Mermeda Bani Salama

Also, there were two types of the houses the first type was “oval shape” and they were using a big mass of muds to build their houses which were built in one row. These houses were separated by a narrow street.

They buried their dead people in tombs close to their houses.

The ancient Egyptians were living in small communities nearby the banks of the Swamps and the river. They were living under the protection of the heavy plants which were working as windbreakers.

They also found lots of oval cottages which made of a big mass of dry muds, and its substructure was below the earth level. Also, they were using wide pots to collect the rain water that leaking out from the roof which made of straws.

Al- Fayoum located on “100 km” of the South-West of Cairo on the left side of the Nile River.

Lake Moeris considered as the remains part of the old lake which was called Ta-Hint by the ancient Egyptians, also was called by Moeris by the ancient Greeks. This lake was surrounded by high hills and walls in whole directions. In addition to, this lake gathers between the features of the desert depression and the features of Al-Delta.

The archaeological researchers confirmed that the ancient Egyptian selected this site which belongs to the modern Stone Age as their settlement places.

In addition to, the ancient Egyptians have made ornamental potteries, and these potteries were very tough because they were using the dry mud.

We can make a difference between three kinds of Al-Fayoum’s potteries. The first one was red and polished, the second one was black and polished, also they were very clever in the handmade of scuttles which were made by Plant stalks, moreover They used these scuttles to underlay the grains’ stores which buried in the land.

The Excavations have shown that the ancient Egyptian used 248 holes to cook the food, furthermore there were private and public silos to store the Wheat and barley, besides that the archaeologists have found all these silos above the hills far from the houses.

They also found some ornamental tools such as bracelets, ears, and necklaces which made of stones, moreover the ancient Egyptians were using the shells as ornament tools.

They were fishing from lakes and hunting the wilds animals from jungles such as Hippopotamus and wild pigs beside the farming craft.

The civilization of Al-Badary village in the ancient history of Egypt:-

Al-Badary was a small village in the upper Egypt “Asyut Governorate” which locates on the eastern bank of the Nile River.

This culture was richer than other cultures which appeared in the Stone Age, as well as, the culture of Al-Badary have reached to a high level of development more than the culture of “Marmada Bani Salama” which belongs to the Chalcolithic era.

In this period of the ancient Egyptian history, they used copper to make their tools, also the Egyptians who lived in Al-Badary village were using the same tools which the urban people use to make Pins and drills, moreover they were very interested in agriculture, ornaments, and furniture.

The culture of Al-Badary included different fields such as agriculture, industry, ornaments, and furniture. This culture considered as the beginning of other new cultures such as” the first and second culture of Naqada”.

The farming and domesticating the animals were the most features which distinguish this culture.

The ancient Egyptians were famous for all types of the handmade potteries, moreover these types of the potteries whether red or black which belong to the culture of Al-Badary considered as the best types of potteries in the ancient Egypt.

Both women and men were like the Ornaments very much. They were wearing rings, ears, bracelets, necklace, hair accessories, wooden combs and embroidered cloth.

The culture of Al-Badary was distinguished by the Visual arts in hence that the ancient Egyptian left lots of handmade statues which made of muds and bone.

In addition to, their houses were distinguished by special wooden beds and some furniture

They were burying their dead in tombs far from their house and their tombs were about sand holes, as well as, they were not only putting pillow which made of flax clothes or straw and some potteries with their dead, but also they were burying animals and some states such as cats, dogs, birds, or women and a lot of pottery, consequently the ancient Egyptians were believing in the Resurrection and immortality.

History of ancient Egyptians

Ancient Egyptian history: Tasian culture

“Deir Tasa” is a small village which located on the eastern bank of the Nile River in Asyut Governorate. This culture has been established in 4800 B.C. the ancient Egyptian was rolling their dead in animals’ leathers. This culture was famous for the black potteries.

Although This culture had appeared before the culture of Al- Badary, but some of the ancient Egyptians united them in one culture because the Geographical sites for both villages were very close to each other.

Nonetheless, the culture of Deir Tasa was belonging to the stone age, but the culture of Al-Badary was belonging to the Chalcolithic era.

The culture of Naqada considered as the most important eras in that period of the ancient history.

These three cultures of Naqada were belonging to one of the cities in Qena governorate.

The Egyptologists have found a lot of monuments which belonged to this culture in a lot of sites such as middle Egypt and the first cataract.

They also found some pins and other tools which made from copper in Naqada’s tombs, in addition to, their houses were very simple whereas the ancient Egyptian were using the tree branches which covered by muds to build their houses.

In another side, their tombs were little a bit deep and Elliptical holes, in addition to, they were burying their dead in squatting position, as well as they were rolled by goats’ leathers.

This culture was more famous than other cultures in the ancient Egyptian history. The archaeologists have found a lot of monuments which belong to this culture in the south of Egypt in Nubia and in the North of Egypt in “Tarkhan”.

This culture was famous for establishing the basis of the farming culture, also this culture reached up to a high level of the stones and metal industry. In addition to, they used copper metal in some manufacturers of tools.

Their houses were evolved in comparison with other houses of the culture of Naqada I, these houses were Rectangular shape and was built by muds, but the tombs were evolved more than other tombs, as well as, the ancient Egyptian covered their tombs by muds, Inches, and mat, the tombs were not only a burial room, but there were small rooms in the tombs, and they used it to store the potteries and burial furniture.

I would like to finish the previous part and start a new part of the ancient Egyptian history especially “the Predynastic era” but I found a lot of information about the unknown period of the ancient history of Egypt. As long as I searched for this period, I found more opaque information.

The French archaeologist “Arslan“ came to Egypt in 1868 A.C, and he confirmed that there was a prehistoric era in the ancient history of Egypt.

During his visit to Egypt, he makes some researchers, and collected more information about the pyramids, in addition to some Machines which made of Al-Zaran stones.

Also, he found a big factory of Al-Zaran stones which located above the hills that overlooked the Valley of the Kings in Luxor. By the way, this factory was belonging to the old stone era” Al-Balioliti” The pre historic era divided into three periods whereas the first dynasty was in 3200B.C.

Some archaeologists did some researches about that, but some archaeologists denied the first era of the ancient history of Egypt.

The first era is also known as the old stone era ”Al-Yolite”, and they used Al-Zaran stones as they found them in nature. The second era also known as the old stone era “Al- Balyutle”, they also used the refining stones.

The new era ”Al-Nulity” they were using the metals also they used stones, copper, and iron manufacture the machines. It was impossible to know the exact dates of these periods, but some archaeologists such as” Flinders” put dates for these eras.

During the studies, they have found tombs which date back to the period of using the metals, in addition to they arranged the different types of potteries which it has been found by the archaeologists.


The 1st Intermediate Period

Time period : C. 2150 BC - c. 1975 BC

Dynasties : 7th Dynasty - 11th Dynasty

During this period, the Egyptian empire collapsed, and the land came under the control of regional rulers. Archaeologists believe that this collapse could have been caused by mass famine as well as some of the weaker pharaohs of ancient Egypt.

Slowly, the two lands of Upper and Lower Egypt were each consolidated by different dynasties. The dynasty of Lower Egypt based in Heracleopolis, and the dynasty of Upper Egypt based in Thebes, each attempted to reunite Egypt under their rule.