Información

La casa de los ciervos en Herculano



Visitando Herculano: Pompeya y el vecino ignorado # 8217

HerculanoErcolano en italiano) es decididamente menos famosa que la cercana Pompeya, aunque es una visita igualmente interesante (algunos dirían incluso más interesante) desde la perspectiva turística. Esta ciudad romana, significativamente más pequeña que Pompeya, fue una vez un balneario y una ciudad portuaria comercial con habitantes bastante ricos.

& gt & gt Para obtener una imagen histórica más completa, asegúrese de leer este Historia de Herculano

Lo que hace que sea posiblemente más interesante visitarlo hoy es su tamaño más pequeño (más fácil de ver todo en unas pocas horas), y sus ruinas increíblemente bien conservadas (la ciudad y la destrucción # 8217s fue causada por diferentes escombros volcánicos que Pompeya y Herculano estaba mejor conservada). De hecho, Herculano permanece menos excavado que Pompeya. Pompeya era un sitio más fácil de trabajar para los arqueólogos cuando los sitios fueron descubiertos a principios del siglo XVIII, por lo que gran parte de Herculano todavía se está descubriendo en la actualidad.

Uno de los tesoros de Herculano es su biblioteca en la Villa de los Papiros, que, debido a la forma en que las cenizas y el barro del Monte Vesubio golpean la ciudad, es la única biblioteca de la época que sobrevive. Los pergaminos que una vez llenaron la biblioteca y los estantes # 8217 ahora se almacenan en la Biblioteca Nacional de Nápoles. La gran mayoría de ellos están, lamentablemente, bastante dañados & # 8211, pero algunos se han desenrollado y escaneado.

Qué ver en Herculano

En Herculano, siga el camino hacia el quiosco de audioguías y gire a la izquierda en un largo túnel que lo lleva a lo que una vez fue la playa de la ciudad, teniendo en cuenta que Herculano fue enterrado bajo casi 60 pies de barro hirviendo. Desde este mirador se puede apreciar claramente hasta qué punto fue aniquilada la ciudad.

En la década de 1980, se descubrieron cientos de cuerpos entre los arcos escondidos en las murallas de la ciudad (áreas de almacenamiento de botes) y la pared de piedra volcánica a través de la cual se entierra el túnel de entrada. Se cree que las personas que huían de la ciudad se apiñaban aquí con la esperanza de que los arcos brindaran protección contra el volcán.

No se pierda los baños romanos. Debajo de los escalones que tomó para descender a los baños, observe la madera original carbonizada durante el desastre.

La casa de los ciervos (Casa dei Cervi) lleva el nombre de las estatuas de ciervos atacados por perros en el patio. Las estatuas originales se encuentran ahora en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Consejos adicionales sobre Herculano

Se recomienda encarecidamente llevar zapatos para caminar o con tacones bajos. Además, en un clima más cálido, es posible que desee traer su propia botella de agua. Para aquellos con niños mucho más pequeños, recomiendo un portabebés estilo mochila si su cochecito no es resistente y está a la altura de las antiguas calzadas romanas. Permita 2-3 horas para recorrer el sitio.

Eventos especiales

Información para visitantes de Herculano

Horas
De noviembre a marzo, todos los días de 8.30 a 17.00 horas. (última admisión 15.30 h)
Abril-octubre, todos los días de 8.30 a 19.30 h. (última admisión a las 6 p.m.)
& gt & gt Herculano está cerrado: 1 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre

Entradas
Billete sencillo: & euro11, válido por 1 día
Acceso a 5 sitios (Herculano, Pompeya, Oplontis, Stabiae, Boscoreale): & euro20, válido por 3 días
& gt & gt Los titulares de ArteCard ingresan gratis o con un 50% de descuento, según el tipo de tarjeta comprada. Visite el sitio web de ArteCard para obtener más detalles.

Cómo llegar a Herculano

En tren:
Circumvesuviana Napoli-Sorrento o Napoli-Poggiomarino o Napoli-Torre Annunziata (parada Ercolano)

En coche:
Autostrada A3 Napoli-Salerno (salida Ercolano)


La villa es reconocida hoy como uno de los edificios más importantes conservados por la erupción volcánica.

Los tesoros de la extraordinaria Villa dei Papiri o Villa de los papiros ahora se exhiben en la Getty Villa en Malibu, Los Ángeles. Encargado por el multimillonario petrolero J Paul Getty a principios de la década de 1970, el museo se inspiró en el plano de la antigua villa. Por lo tanto, por primera vez es posible visualizar el contenido de la casa en un entorno inspirado en su entorno original.

La Villa de los Papiros, que se cree que fue construida entre los años 40 y 20 a.C., ocupaba más de 20.000 metros cuadrados (220.000 pies cuadrados) y tenía vistas al mar. Tenía una gran piscina, jardines y un extenso "peristilo" o pasarela cubierta llena de esculturas, incluidos dos exquisitos atletas de bronce capturados como si estuvieran en la línea de salida de una carrera. Lo más intrigante de todo fue la biblioteca que, aunque modesta en comparación con las otras salas, contenía más de 1000 rollos de papiro.

Una reconstrucción digital de la Villa dei Papiri (Crédito: Museo Archeologico Virtuale di Ercolano)

Si bien la villa es reconocida hoy como uno de los edificios más importantes que se han conservado por la erupción volcánica, sus primeros excavadores, algunos de los cuales eran convictos reclutados para la tarea, no siempre fueron conscientes del significado de lo que estaban viendo. Los rollos habían sido carbonizados por los flujos piroclásticos hasta tal punto que parecían corteza de árbol. Estaban tan ennegrecidos, de hecho, que varios se usaron como combustible con la creencia errónea de que eran carbón o leños. Fue solo cuando alguien dejó caer uno para exponer la escritura en su interior que se dieron cuenta de lo que habían encontrado.

Si bien se han recuperado muchos esqueletos de las tiendas de botes de Herculano, no se ha encontrado ni un solo cuerpo en la Villa de los Papiros, que todavía está parcialmente sin excavar. Quizás sus residentes escaparon a tiempo. Aunque se desconoce la identidad de su propietario final, se cree que la villa perteneció al suegro de Julio César, Lucius Calpurnius Piso Caesoninus, en el siglo anterior a la erupción.

Viviendo la buena vida

Pisón, un senador exitoso, había tenido la desgracia de caer en desgracia con Cicerón, a quien no pudo proteger para que no lo enviaran al exilio. En consecuencia, pasó a la historia como el borracho ineludible y autocomplaciente de "mejillas erizadas" y "dientes podridos" que Cicerón caricaturizó. Piso sirvió como cónsul o magistrado superior de Roma, y ​​también como gobernador de Macedonia pero, según Cicerón, era tan codicioso que "no dejó ni una sola imagen, cuadro o adorno en ningún lugar público o religioso".

Se cree que la villa perteneció al suegro de Julio César, Lucius Calpurnius Piso Caesoninus (Crédito: Museo Getty)

La casa de Piso, que podría haber pasado a su hijo, y quizás luego a un nieto, con muchas de sus posesiones aún en su lugar, era ciertamente rica en obras de arte. Entre las decenas de bronces y mármoles descubiertos en la Villa de los Papiros se encuentran algunas de las piezas más célebres del mundo romano. En la terraza inferior había un hermoso busto retrato de una amazona, y en el peristilo (porche), entre muchas otras esculturas, estaban el Sátiro Borracho y una representación del dios selvático Pan teniendo sexo con una cabra. El último de estos se consideró tan atrevido en el siglo XVIII que había que presentar una solicitud para verlo en privado.

Piso tenía un interés particular en la filosofía epicúrea griega. En su villa se exhibía una escultura de bronce de un cerdo saltarín en referencia al hecho de que los no epicúreos llamaban "cerdos" a los epicúreos. Cientos de años antes, Epicuro había enseñado a sus seguidores a aspirar a vivir una vida cómoda, libre de dolor y miedo. El poeta Horacio se pronunció con orgullo como “un cerdo radiante bien alimentado y educado de la pocilga de Epicuro”. Los habitantes de la Villa de los Papiros parecen igualmente haber vivido una buena vida.

Piso era el patrón de un filósofo y poeta epicúreo llamado Philodemo, que originalmente venía de Gadara, en la Jordania moderna. La mayoría de los rollos encontrados en la biblioteca de la Villa de los Papiros estaban escritos en griego y contenían obras de filosofía epicúrea, muchas de ellas del propio Filodemo.

La casa de Piso era rica en obras de arte, incluida una escultura de un sátiro borracho y una representación del dios Pan teniendo sexo con una cabra (Crédito: Museo Getty)

"Esta parece haber sido la biblioteca profesional de Philodemus", le dice a BBC Culture Kenneth Lapatin, curador del Departamento de Antigüedades de Getty Villa. "Es una biblioteca filosófica muy especializada".

“Nos da una idea de las opiniones de los romanos sobre sus predecesores griegos. Es fascinante que los primeros escalones del poder romano estuvieran interesados ​​en lo que hoy nos parece oscuro ”.

Otros textos encontrados en la biblioteca de la villa incluyen varios libros de Sobre la naturaleza de Epicuro, los escritos de un filósofo estoico llamado Crisipo y partes de De Rerum Natura, un poema epicúreo del escritor latino Lucrecio. Sin embargo, alrededor de la mitad de los pergaminos encontrados todavía están sellados. Dado que Filodemo conocía tanto a Horacio como a Virgilio, es posible que aún haya más obras literarias a la espera de ser desentrañadas. El desafío es cómo hacerlo sin destruirlos en el proceso.


Sitios romanos menos conocidos para visitar en Roma

Las ruinas subterráneas del Palazzo Valentini del siglo XVI

Si sigue los pasos que conducen hacia abajo del Palazzo Valentini, una estructura renacentista que alberga oficinas gubernamentales que está justo al norte del Foro, llegará a una serie de cámaras subterráneas.

De pie sobre los pisos de vidrio en cada habitación, miras hacia los restos excavados de la casa de un aristócrata romano. Solo se descubrió en 2005 cuando se estaba construyendo un estacionamiento, las habitaciones de la casa se han reconstruido virtualmente con sonido e iluminación.

Entras en cada habitación sucesivamente como un comentario de audio en inglés. Al principio, estás en la oscuridad, incapaz de ver tu entorno. Luego, a medida que la audioguía explica qué contenía o se usó originalmente la sala, las proyecciones de luz iluminan diferentes características.

Los mosaicos a medio arruinar se "rematan" mediante proyecciones, por lo que puede ver de inmediato cuán ricamente estaba decorada esta casa. En otra sala se reaniman las ruinas de un pozo y un sistema de riego con una proyección de agua corriente.

Las salas de exposición laterales muestran todos los objetos encontrados en el sitio, como cerámica y cascos, pero muchos artículos se han dejado en las habitaciones donde se encontraron.

En general, es una forma peculiar, bien ejecutada y vívida de explorar un sitio romano doméstico más íntimo.

Vea un templo romano secreto en la basílica de San Clemente

La basílica de San Clemente del siglo XII, Roma

Esta iglesia demuestra brillantemente cómo la Roma moderna se ha construido gradualmente sobre cimientos romanos. La Basílica de San Clemente, ubicada a pocas calles del Coliseo, data del siglo XII y se superpone a una iglesia anterior del siglo IV. Caminar por la sacristía conduce a los restos aún más antiguos de un templo de la época romana a Mitra.

Es una habitación de piedra austera y de techo bajo. Escuche con atención, y es posible que pueda escuchar el sonido del agua corriente de un acueducto construido por los romanos cercano. En el medio de la habitación, hay un altar simple tallado con un relieve del dios de origen persa Mitra matando a un toro.

La sala en sí no era tanto un templo como un lugar para banquetes rituales. El mitraísmo era un culto misterioso solo para hombres que hacía uso de ritos de iniciación y tenía seguidores clandestinos en el mundo romano. Hoy, poco se sabe al respecto. Los fieles normalmente se reunían en cuevas o cámaras subterráneas, fuera de la vista del público. De alguna manera es apropiado, entonces, que incluso en los tiempos modernos este templo permanezca oculto a la vista.

Visita las antiguas termas romanas de Caracalla en un tour en Vespa

Las Termas de Caracalla del siglo II, las segundas más grandes de Roma

Un extenso complejo de torres y arcos de ladrillo rojo en ruinas en el suroeste de Roma, necesitará usar su imaginación para tener una idea de cómo eran originalmente estas termas (baños públicos). Un buen guía podrá explicar todos los diferentes elementos utilizados en el ritual del baño romano, desde el calidarium circular y húmedo (sala de vapor caliente) hasta la natatio (piscina al aire libre).

El tamaño de los baños realmente me llamó la atención: el sitio eclipsa algunos de los edificios del Foro. También contenía una biblioteca pública y un gimnasio (además de & mdash curiosamente & mdash otro templo escondido de Mitra).

Los baños se encuentran un poco alejados del centro de Roma, y ​​una excelente manera de verlos es en un tour en Vespa. En el camino, su conductor lo llevará por muchos otros sitios romanos, desde el Circo Máximo, donde se llevaron a cabo carreras de carros, hasta los vestigios empedrados de la Via Appia, una de las calzadas romanas de mayor importancia estratégica.


Diapositivas de los años 60 de Herculano

Al limpiar la casa de mis abuelos hace un par de años, encontré siete paquetes de estas diapositivas turísticas de los años 60 de varios lugares del Mediterráneo. Los he estado escaneando y restaurando. Primero, estos de Herculano.

Herculano es una ciudad costera más pequeña cerca de Pompeya que también fue destruida por el volcán. No es tan conocido, pero hay algunas villas magníficas en un parque arqueológico similar pero más pequeño al que puedes visitar en Pompeya. Parte del sitio también está cubierto por la ciudad moderna de Ercolano, a diferencia de Pompeya. (Un subproducto extraño de estudiar Clásicos es que terminas sabiendo mucho sobre las pequeñas ciudades de Campania).

Desde la era de las cámaras de teléfonos inteligentes de buena calidad, la gente no se da cuenta de cuántos cálculos y ayuda técnica se están realizando en segundo plano para brindarles mejores imágenes. En los 60 tenías que saber qué hacías con las exposiciones, los lentes y la película para sacar buenas fotos, por eso había un gran mercado en estos paquetes de diapositivas para turistas. ¿Por qué tomar sus propias fotos incompetentes cuando podría comprar un paquete de fotos profesionales?

Sin embargo, en esa época no habían logrado exactamente la fórmula de las películas en color para el consumidor, por lo que a lo largo de los años los azules y los verdes se desvanecen, dejando todo rosa y naranja. A veces, las diapositivas se ven realmente surrealistas y geniales en esos colores, pero en su mayoría se ven turbias, por lo que las he corregido en Photoshop. Consideré solo seleccionar algunas, pero hay solo 36 imágenes en el paquete, así que las publicaré todas con la información de las diapositivas sobre lo que son. Muchas de las casas han recibido nombres de arqueólogos basados ​​en la decoración del interior.

Resultado de escaneo sin procesar: sin embargo, una de las imágenes que me gustan en rosa

Después de que los colores se restauren al original, el salón central (atrio) de una casa más rica. Las paredes originalmente habrían tenido yeso y murales.

La palaestra & # 8211 el área exterior del gimnasio público para la práctica de deportes como el boxeo y la lucha libre. Este fue uno de los toboganes en peores condiciones.

Restos de murales en un santuario dedicado al emperador Augusto. En el momento de la explosión, Titus acababa de convertirse en Emperador después de que su padre Vespasiano muriera de diarrea. El propio Titus muere dos años después de una enfermedad para ser reemplazado por su hermano Domiciano, profundamente impopular. Tan impopular que fue el último miembro de su dinastía.

Estatuas de la & # 8220Casa de los ciervos & # 8221

Murales descoloridos del comedor de la Casa del Venado. Esta gente tenía dinero. Los romanos pobres vivían en pisos y comían en comida para llevar y pubs. Se habrían dispuesto tres o más sofás con cojines alrededor de mesas bajas centrales (por lo tanto triclinio para comedor en latín). Para el entretenimiento, la comida se serviría como canapés al estilo de los dedos, se comería relajándose en los sofás. Comer sentado en una mesa era una señal de que tenías prisa y nadie importante.

Mosaicos del comedor en & # 8220House of Neptune & # 8221. Los romanos priorizaron el presupuesto de decoración en el comedor porque allí es donde los invitados pasan la mayor parte de su tiempo.

Vista de calle. Las casas romanas fueron diseñadas para parecer deliberadamente aburridas por fuera, para disuadir a los ladrones y mantener el calor fuera. La luz entró por el patio central. Todavía puedes ver muchas casas con el mismo diseño en Marruecos.

Estatuas más caras en la Casa de los Ciervos. He limpiado todas las otras manchas de tinte verde de las diapositivas, pero dejé esta porque me hizo reír.

Patio de la Casa del Friso de Telephus

De nuevo el comedor de la Casa de Neptuno.

Terraza en la Casa del Venado

Entrada al gimnasio público

Tablinum- una oficina en casa. A menudo decorado con esculturas o pinturas de miembros de la familia. Aquí es donde se llevó a los visitantes de negocios a las reuniones.

Otro elegante jardín de peristilo. En algunas de las casas de Pompeya, probaron el suelo y replantaron las mismas plantas que habrían estado creciendo en el 79 d. C. en el jardín.

Vestuarios de mujeres en los baños. Podrías pagarle a alguien para que vigile tus cosas en esos estantes. En Bath, existía la tradición de escribir maldiciones en trozos de plomo y arrojarlos al manantial sagrado para que se hicieran realidad. Los arqueólogos han sacado muchas maldiciones a las personas que les robaron la ropa de los vestuarios.

Otro gran patio. El techo estaba abierto en el centro y la piscina se llenaría de agua de lluvia. Algunas casas tenían una fuente aquí. Ese nicho tendría un santuario para los espíritus domésticos y los antepasados.

Fotomurales en los baños. La mayoría de los romanos libres iban todos los días & # 8211 era barato y, a menudo, los políticos intentaban comprar votos patrocinando días de entrada gratuita. Por lo general, había natación, baños de vapor, jacuzzis, sauna y masajes disponibles (junto con er, otros servicios).

Gran jardín de peristilo en la Casa de Argus & # 8211 una de las villas más grandes de la ciudad. Cuando los restos se descubrieron originalmente en la década de 1820, el balcón del piso de arriba todavía estaba en su lugar, pero desde entonces se cayó.

Otra vista a la calle, con un piso superior reconstruido en una de las casas. La mayoría de estas casas habrían tenido un portero, probablemente con un perro.

Zona de pérgola en el jardín de la Casa del Venado

Salón de la casa del Friso de Telephus & # 8211 originalmente esto habría tenido un techo (con una abertura para dejar entrar el agua y la luz).

Estatua de sátiro de la Casa de los Ciervos. Mire su capa de piel de leopardo y su bolsa de vino de piel de cabra. Él & # 8217 está listo para la fiesta.

Otro pasillo en ruinas: puedes ver el tamaño de la casa desde afuera. Este fue probablemente el tobogán más dañado.

los caldarium & # 8211 la habitación caliente en los baños. El orden habitual era relajarse en la habitación cálida, luego cubrirse con aceite de oliva y sudar bien en la habitación caliente, y raspar el aceite sucio y quitarse la suciedad de la piel antes de darse un refrescante chapuzón en la piscina fría o un baño. nadar en la piscina. (Repite como quieras)

Patio central de una casa con más del nivel superior sobreviviendo. Dormitorios romanos (cubículo) eran generalmente pequeñas y escasamente decoradas. Se ahorró el presupuesto de decoración para las salas públicas de la planta baja.

Mujeres & # 8217s habitación caliente en los baños. Estos baños tenían instalaciones separadas para hombres y mujeres, pero después del siglo I d.C., muchos estaban mezclados.

Calle de grandes villas. Una vez más, todo está en el interior.

Fuente de la calle y restos de algunas tiendas y talleres. Había pozos públicos y fuentes que se alimentaban de los acueductos para que todos los usaran, y las personas más ricas tenían plomería en sus casas. Desafortunadamente, muchas de las tuberías estaban hechas de plomo.

Vista del patio de la Casa de los Ciervos & # 8211 este es uno de mis toboganes favoritos.

Escultura de serpiente en el gimnasio.

A termopolio & # 8211 una comida para llevar romana & # 8211 aquí es donde la gente común comía. Los agujeros son frascos de almacenamiento. Mucho vino caliente, platos de lentejas y garbanzos, quesos horneados y un plato similar a la pizza en el menú. Con un montón de garum& # 8211 salsa de pescado para rociar todo (es bastante idéntica a la salsa de pescado tailandesa moderna). Sin tomate, sin pimientos, sin cítricos o patatas, sin embargo, esos estaban por llegar. La gente pobre no comía mucha carne, era cara. Una buena fuente eran los sacrificios en los templos si podían conseguirlo. Convenientemente, lo que a los dioses les gustaba de los animales sacrificados era el cartílago y los huesos, dejando a la congregación libre para comer el resto.


La casa de los ciervos en Herculano - Historia

Casa de los ciervos: Herculano - Noticias de www.guide-campania.it

POMPEYA
& raquo Anfiteatro
& raquo Basílica
& raquo Casa de la caza antigua
& raquo Casa de Casca Longus
& raquo Casa Caecilius Jucundus
& raquo Casa del jabalí
& raquo Casa de Epidius Rufus
& raquo Casa del Fauno
& raquo Casa de la Fuente Grande
& raquo Casa de la Fuente Pequeña
& raquo Casa de Julia Felix
& raquo Casa de Julio Polibio
& raquo Casa del Laberinto
& raquo Casa de Loreius Tiburtinus
& raquo Casa de Lucretius Fronto
& raquo Casa de Menandro
& raquo Casa de Paquius Proculus
& raquo Casa del poeta trágico
& raquo Casa de Salustio
& raquo Casa de Trebius Valens
& raquo Casa de Venus
& raquo Cuartel de gladiadores
& raquo Foro
& raquo Foro triangular
& raquo Palaestra grande
& raquo Lupanar (burdel)
& raquo Schola Armaturarum
& raquo Gran teatro
& raquo Odeion
& raquo Templo de apolo
& raquo Templo de isis
& raquo Baños del Foro
& raquo Villa de los misterios
HERCULANO
& raquo Casa de Argus
& raquo Casa del Albergo
& raquo Casa del Atrio de Mosaico
& raquo Casa del Opus Craticium
& raquo Baños termales
& raquo Salón de Augustals
& raquo Basílica
& raquo Foro
& raquo Casa del Bicentenario
& raquo Casa del hermoso patio
& raquo Casa de Neptuno y Anfitrite
& raquo Casa de los ciervos
& raquo Baños suburbanos
& raquo Palestra
& raquo Villa de los Papiros

COSTA DE AMALFI
& raquo Positano
& raquo Praiano
& raquo Furor
& raquo Conca de Marini
& raquo Amalfi
& raquo Ravello
& raquo Atrani
& raquo Minori
& raquo Maiori
& raquo Erchie

NÁPOLES
& raquo Iglesia de Santa Chiara
& raquo Iglesia S. Domenico M.
& raquo Catedral de Nápoles
& raquo Spaccanapoli
& raquo Museo Arqueológico
& raquo Galería Capodimonte
& raquo Certosa de San Martino

ISLA DE CAPRI
& raquo Capri
& raquo Anacapri
& raquo Gruta Azul

CAMPOS PHLEGRAEAN

& raquo Pozzuoli
& raquo Solfatara
& raquo Cuma

¡Ayúdanos a encontrar otros viajeros gay en tu crucero para un gran tour gay compartido solo para ti!

Casa de los ciervos
Ruinas de Herculano

El nombre de las estatuas de mármol encontradas en su jardín de peristilo, fue remodelado ampliamente antes de la erupción del Vesubio en el 79 d.C. Su distribución fue diseñada para hacer de sus espectaculares vistas al mar una característica de la casa tanto como su arquitectura. La casa de los ciervos fue excavada por Maiuri entre 1929-1932. Su último propietario fue identificado como Q Granius Verus por el sello en una barra de pan que se conserva en la casa. Los Granii eran una familia de comerciantes exitosos.

Maiuri identificó una gran villa de élite. La casa parece haber sido construida por primera vez durante el reinado del emperador Augusto o Claudio. Fue completamente remodelado poco antes de la erupción del Vesubio en el 79 d.C. La única parte original de la casa que quedó fue el atrio. El resto de la casa fue completamente rediseñado para vincular una serie de habitaciones y espacios interconectados con las espectaculares vistas al mar que disfrutaba la villa.

Reserve nuestro Excursiones en tierra para Pompeya, Capri, Nápoles, Costa de Amalfi y Verá y hará más que las excursiones en tierra en autobuses grandes que ofrecen las líneas de cruceros, además de disfrutar de una experiencia más íntima de las vistas y lugares visitados. Y PAGARÁ MENOS que el precio de las excursiones en tierra en autobuses grandes que ofrecen las líneas de cruceros.

Nuestras excursiones en tierra privadas se pueden personalizar para satisfacer sus necesidades particulares.

Precios con descuento ofrecidos al reservar dos o más excursiones en tierra en cruceros. Ofrecemos excursiones en tierra desde los puertos de Civitavecchia, Livorno, Sorrento y Nápoles que salen directamente de su crucero.

¡Crea con nosotros tus vacaciones perfectas! Cualesquiera que sean sus requisitos individuales, puede estar seguro de que somos expertos en diseñar un itinerario personal en Italia, hecho a la medida específicamente para sus necesidades. Su itinerario se adaptará al tiempo que tiene disponible para viajar, sus preferencias de turismo, cuántas comidas le gustaría incluir y, lo más importante, su presupuesto. Permítanos evitarle la molestia de planificar sus vacaciones al asesorarlo sobre las rutas más pintorescas con las conexiones más rápidas para ahorrarle tiempo. Lo que es más, puedes retocar nuestras propuestas iniciales, haciendo todos los ajustes que necesites, para que realmente sean unas vacaciones de ensueño perfectas diseñadas exclusivamente para ti.


Cuentos de Telephus

En la mitología griega, Telephus (también Telephos - que significa "resplandeciente") era el hijo de Auge, una sacerdotisa de Atenea que fue violada por Heracles. Cuando su padre, el rey Aleus de Tegea, se enteró de su violación, intentó deshacerse de la madre y el niño. Pero terminaron en Asia Menor en la corte de Teuthras, rey de Misia, donde Telephus fue adoptado como heredero del rey sin hijos.

La forma en que madre e hijo terminaron en Asia Menor se explica en una variedad de versiones. En el relato más antiguo existente de un fragmento del Catálogo de mujeres de Hesíodo, siglo VI a. C., Auge va a Misia, es criada como una hija por Teuthras, violada por Heracles cuando llega en busca de los caballos de Laomedon, y Telephus nace allí. En algunos relatos, Telephus llega a Misia cuando era un niño con su madre, donde Teuthras se casa con Auge y adopta a Telephus. En otra historia, mientras Auge (de varias maneras) es entregada a la corte de Mysian, donde nuevamente se convierte en esposa del rey. En cambio, Telephus se queda atrás en Arcadia, después de haber sido abandonada en el monte Partenión, ya sea por Aleus o por Auge cuando dio a luz mientras Nauplius la llevaba al mar para ahogarse. Sin embargo, Telephus es amamantado por un ciervo encontrado y criado por King. Corythus, o sus pastores, buscando el conocimiento de su madre, Telephus consultó el oráculo de Delfos que lo dirigió a Mysia, donde se reunió con Auge y fue adoptado por Teuthras.

Es esta última versión la que encontró el favor de los romanos en Herculano, donde un fresco que representa a Heracles encontrando a Telephus amamantado por un ciervo, con Arkadia, Pan y un Virgo alado mirando fue recuperado del Augusteum y ahora se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles.

Varias obras se centraron en el nacimiento de Telephus, incluida una tragedia de Sófocles titulada "Aleadae" (Hijos de Aleus) y una obra de Euripedes llamada "Auge", de las cuales solo sobreviven fragmentos. En la obra de Sófocles narrada por el orador del siglo IV a. C., Alcidamas, el padre de Auge, Aleus, había sido advertido por el oráculo de Delfos que si Auge tenía un hijo, entonces este nieto mataría a los hijos de Aleus, por lo que Aleus convirtió a Auge en sacerdotisa de Atenea, diciéndole ella debe permanecer virgen, bajo pena de muerte. Pero Heracles al pasar por Tegea, siendo entretenido por Aleus en el templo de Atenea, se enamoró de Auge y mientras estaba borracho tuvo relaciones sexuales con ella. Aleus descubrió que Auge estaba embarazada y se la dio a Nauplius para que la ahogara. Pero, en el camino hacia el mar, Auge dio a luz a Telephus en el monte Partenión, y según Alcidamas, Nauplius, ignorando sus órdenes, vendió madre e hijo al rey misio sin hijos Teuthras, quien se casó con Auge y adoptó a Telephus, y "más tarde se lo dio a Príamo para que lo educara en Troya ". Sin embargo, la versión de Alcidamas de la historia debe haber diferido de Sófocles al menos en este último aspecto. Porque, en lugar de que el infante Telephus sea vendido a Teuthras, como en Alcidamas, un fragmento de Aleadae parece inferir que en la obra de Sófocles, el recién nacido Telephus fue abandonado (¿en el monte Partenión?), Donde es amamantado por un ciervo. .

Es Sófocles que incluye la conexión con Troya, donde, finalmente, Telephus, supuestamente fue herido por el héroe griego Aquiles durante la primera ofensiva de los griegos contra Troya.

"El oráculo de Delfos le dijo a Telephos que sólo podía curarse con el arma ofensiva. En un intento por conseguir la ayuda de Aquiles, buscó a Orestes, el joven hijo de Agamenón, y amenazó con matarlo. Aquiles finalmente escuchó las súplicas de Telephos y proporcionó raspaduras de su lanza que curaron la herida supurante. - Museo Metropolitano de Arte

Las representaciones de varios eventos del mito de Telephus se han representado en cerámica de figuras rojas desde 510 a. C. y gemas grabadas en el jónico oriental de aproximadamente 480 a. C. Como en Herculano, las escenas que mostraban a Telephus amamantado por un ciervo o reteniendo a Orestes como rehén fueron particularmente populares. Las representaciones romanas de Telephus amamantado por un ciervo fueron populares hasta el siglo III d.C.

Otras escenas incluyen su herida o su curación por Aquiles. En la Casa del Alivio de Telephus, también de Herculano, vemos a un Telephus sentado siendo curado por Aquiles que raspa el óxido de su lanza en la herida infectada.

El relato individual más completo de la vida de Telephus está representado en el friso Telephus del siglo I a. C., un relieve decorativo del Altar de Pérgamo producido entre 180 y 156 a. C. ahora reconstruido en el Museo de Pérgamo en Berlín.


Herculano ahora

La mejor vista de la ciudad sería desde la cima, obtendría una vista panorámica de toda la ciudad. Herculano fue el más cercano a monte Vesubio alrededor 6 kilómetros pero se salvó de la destrucción directa porque la dirección del viento era hacia Pompeya que estaba alrededor 10 kilómetros lejos. Lo que causó daños catastróficos pero ayudó indirectamente a preservar la ciudad fue el gran flujo piroclástico que cubrió Herculano bajo 20 metros de escombros. Algunas de las estructuras que todavía se pueden ver en Herculano son las siguientes:

Entrada al sitio de Herculano: los mostradores de boletos están más adentro Siga este camino elevado que en realidad lo lleva al sitio antiguo Taquilla Vista del sitio de Herculano desde arriba Vista del sitio de Herculano desde arriba Rianna observando el sitio de Herculano desde arriba Vista del sitio de Herculano desde arriba Vista del sitio de Herculano desde arriba Vista del sitio de Herculano desde arriba

Pintura de naturaleza muerta romana antigua

Naturaleza muerta con melocotones y jarra de agua (izquierda), Bodegón con bandeja de plata con ciruelas, higos secos, dátiles y copa de vino (centro) y Bodegón con rama de melocotones, Pintura mural del cuarto estilo de Herculano, Italia, c. 62-69 E.C., fresco, 14 x 13 1/2 pulgadas (Museo Arqueológico, Nápoles)

Por la Dra. Lea K. Cline / 22/04/2017
Profesor adjunto de Historia del Arte
Universidad Estatal de Illinois

Regalos para anfitrionas

Cuando era niño, mi madre (propiamente dicha, sureña) siempre insistía en que trajera un regalo de anfitriona (un regalo de anfitriona es un regalo que los invitados dan al anfitrión o anfitriona de un evento) a los padres de mi amigo cuando pasaba la noche en su casa. Una adolescente típica, pensé que estaba molestamente pasada de moda. Esta pintura, Bodegón con melocotones y agua Jar, prueba que ella estaba pasada de moda ... realmente pasada de moda. Resulta que la práctica de presentar obsequios a la anfitriona se remonta a los antiguos griegos en la antigüedad, sin embargo, era el anfitrión, no el invitado, quien presentaba los obsequios. Este pequeño fresco es un ejemplo de cómo los romanos jugaron el juego de la anfitriona y cómo esta generosidad fue capturada por los antiguos artistas romanos.

Casa de los ciervos, Herculano

Los arqueólogos descubrieron Bodegón con duraznos y tarro de agua en la Casa de los Ciervos en Herculano, una vez una rica ciudad costera en la Bahía de Nápoles, a pocas millas al norte de Pompeya. Al igual que Pompeya, Herculano fue destruida por la erupción del cercano monte Vesubio el 24 de agosto de 79 d.C. La Casa de los Ciervos, que lleva el nombre de dos esculturas de ciervos (o ciervos machos) encontradas en su peristilo (un peristilo es una fila de columnas que rodean el perímetro del edificio o un patio) jardín, era una de las casas más elegantes de la ciudad, orientada para aprovechar al máximo la vista panorámica al mar de Herculano. Archaeologists believe that the house was owned by the wealthy merchant Q. Granius Verus since his stamp was discovered on a loaf of bread, amazingly preserved by the volcanic ash, unearthed in the house. (Stamping bread was a common practice because Roman houses, unlike most modern houses, did not have private ovens. Ovens were dangerous and hot so most Romans took their bread out for baking after preparing the dough at home. You stamped your loaf so it would not get mixed up in the ovens or claimed by someone else.)

House of the Stags, Herculanum (photo: Cornell University)

We cannot be sure whether the family of the Granii were the original builders of the house (likely during the reign of the emperor Claudius, from 41-54 C.E.) but they seem likely to have undertaken a major renovation not long before Mt. Vesuvius erupted. In the years immediately preceding the destruction of Herculaneum, all 25 rooms in the House of the Stags were repaired and redecorated in the newest style of painting—the Fourth Style only the old atrium, with its historic frescoes, remained untouched as a sign of the house’s historic importance. So, although the house survives today only as a ruin, when the Granii family woke up on that fateful morning in 79 C.E., they would have experienced a home resplendent with freshly painted walls and colorful mosaic floors, terrace fountains filling the spaces with the sound of trickling water, and gardens filling the house with wafts of sweet fragrance carried in by the sea air. It is too bad the day did not end as nicely.

Still Life with Peaches and Water Jar, detail of a Fourth Style wall painting from Herculaneum, Italy, c. 62-69 C.E., fresco, 14 x 13 1/2 inches (Archaeological Museum, Naples)

Still Life with Peaches and Water Jar was one small part of this house’s decorative scheme, not meant to be seen in isolation. It was part of a series of at least ten roughly-square still-life compositions, painted together in a row, sharing decorative borders. This series of paintings presents a variety of fruits, crustaceans, fish, fowl, meats, vegetables, and drinking vessels set against a neutral brown background, sometimes with a step, shelf or wall niche on which the artist arranged the display.

Still Life with Peaches and Water Jar features five unripe peaches (one only barely formed), their branch cascading off a shelf, and a glass jar of water in the foreground. One of the peaches has been pulled from the branch and bitten open, revealing a reddish pit and white flesh that contrast sharply against its yellow-green skin. The glass jar shows the artist’s ability to register two types of transparency at once: the clear glass vessel and the clear liquid that it contains. While the patron may have wanted the glass, among the most expensive luxuries in Roman Italy, included as a display of their wealth, the artist turned it into an opportunity to demonstrate his skill at depicting these visually complex attributes in perspective.

Xenia (hospitality)

Still Life with Peaches and Water Jar, like the small scenes that accompanied it, belongs to a category of still life paintings known as xenia, drawing on the Greek word for “guest-friendship” or hospitality. Xenia (hospitality) was shown to guests who were far from home by accommodating them and by presenting them with the means to be comfortable (a bed, food, a bath, etc.). This was not just a matter of being polite, but was considered a religious obligation for the Greeks—an idea preserved in both Homeric epic and mythology. The Greeks believed that Zeus Xenios, Zeus’s role as protector of guests, wandered in disguise with travelers, testing the capacity of hosts to be generous and tolerant. Although the devotion with which the Greeks pursued the quality of xenia was not matched by the Romans, the Romans nevertheless took pride in their ability to provide hospitality to guests, especially those whose social favor they wanted to earn (those who were more wealthy and socially important). Xenia, for the Romans, was more about the display of hospitality for appearance’s sake than it was a religious devotion.

Still Life with Hen (left), Still Life with Two Cuttlefish, a Silver Jug, Bird, Shells, Snails and Lobster (center), and Still-life with a Hare and Grapes (right), Fourth Style wall painting from Herculaneum, Italy, c. 62-69 C.E., fresco, 14 x 13 1/2 inches (Archaeological Museum, Naples)

The small xenia paintings at the House of the Stags are not unusual many rich houses, especially houses and villas located along the coast where visitors from Rome might want to travel to escape the summer heat (or political turmoil), were outfitted with special guest quarters. Xenia paintings are frequently found in these rooms, announcing to these guests that they would be lavished with the finest foods and service wear while in the house. The ancient Roman architect Vitruvius suggested that the xenia include, in particular, “poultry, eggs, vegetables, and other country produce” as a way to highlight the experience of getting out of the city and into the countryside (de Architectura VI.7.4). los xenia at the House of the Stags, as Vitruvius might have liked, present fruits and fish (known as area specialties) along with the standard fare.

Still-Life with Chicken and Hare (left), Still Life with Partridge, Pomegranate and Apple (second from let), Still Life with Thrushes and Mushrooms (third from left), Still-Life with Partridges and Eels (far right), Fourth Style wall painting from Herculaneum, Italy, c. 62-69 C.E., fresco, 14 x 13 1/2 inches (Archaeological Museum, Naples)

Xenia paintings or mosaics also appear in more public areas of houses where clients (people who depend on the homeowner’s business) and less-wealthy visitors might see them. In these cases, the xenia spoke to the wealth of the family, and the level of generosity that they could afford to show to those lucky enough to be invited (even if the viewers did not belong to that chosen group). I suspect that my mother had a different idea when sending me with hostess gifts: more an apology for whatever trouble I might get in than a display of wealth and social importance. Still, her insistence that I present myself with hostess gift in hand demonstrates that showing our best and accommodating guests with grace has never gone out of style.

Recursos adicionales

Joanne Berry, The Complete Pompeii (London: Thames & Hudson, 2013).

Roger Ling, Roman Painting (Cambridge: Cambridge University Press, 1991).

Donatella Mazzoleni and Umberto Pappalardo, Domus: Wall Painting in the Roman House (Los Angeles: Getty Trust Publications, 2005).

Umberto Pappalardo, The Splendor of Roman Wall Painting (Los Angeles: Getty Trust Publications, 2009).


The House of the Deer in Herculaneum - History

Thomas Drayton and his wife Ann arrived from Barbados to the new English colony of Charles Towne and established Magnolia Plantation along the Ashley River in 1676. Thomas and Ann were the first in a direct line of Magnolia family ownership that has lasted more than 300 years and continues to this day.

Magnolia Plantation saw immense wealth and growth through the cultivation of rice during the Colonial era. Later, British and American troops would occupy its grounds during the American Revolution, while the Drayton sons would become both statesmen and soldiers fighting against British rule.

The establishment of the early gardens at Magnolia Plantation in the late 17th century would see an explosion of beauty and expansion throughout the 18th century, but it was not until the early 19th century did the gardens at Magnolia truly begin to expand on a grand scale.

Upon his death in 1825, Thomas Drayton, the great grandson of Magnolia's first Drayton, willed the estate successively to his daughter's sons, Thomas and John Grimké. As he had no male heirs to leave it to, he made the condition in the will that they assume their mother's maiden name of Drayton. Some time later, while in England preparing for the ministry, young John Grimké Drayton received word that his older brother Thomas had died on the steps of the plantation house of a gunshot wound received while riding down the oak avenue during a deer hunt. Thus, having expected to inherit little or nothing as a second son, young John found himself a wealthy plantation owner at the age of 22.

Despite the prestige and wealth inherent in ownership of Magnolia and other plantations, he resolved still to pursue his ministerial career and in 1838 he entered the Episcopal seminary in New York. While there, he fell in love with, and married, Julia Ewing, daughter of a prominent Philadelphia attorney. Returning to Charleston with his bride, he strove to complete his clerical studies while bearing the burden of managing his large estate. The pressure took its toll, and his fatigue resulted in tuberculosis. His own cure for the illness was working outside in the gardens he loved. He also wanted to create a series of romantic gardens for his wife to make her feel more at home in the South Carolina Lowcountry. A few years later, as though by a miracle, his health returned, allowing him to enter the ministry as rector of nearby Saint Andrews Church, which had served plantation owners since 1706 and still stands just two miles down the highway towards Charleston. But until his death a half-century later, along with his ministry, Rev. Drayton continued to devote himself to the enhancement of the plantation garden, expressing his desire to a fellow minister in Philadelphia, ". to create an earthly paradise in which my dear Julia may forever forget Philadelphia and her desire to return there."

In tune with the changes he had seen taking place in English gardening away from the very formal design earlier borrowed from the French, John Grimké Drayton moved towards greater emphasis on embellishing the soft natural beauty of the site. More than anyone else he can be credited with the internationally acclaimed informal beauty of the garden today. He introduced the first azaleas to America, and he was among the first to utilize Camellia Japonica in an outdoor setting. A great deal of Magnolia's horticultural fame today is based on the large and varied collection of varieties of these two species–not the abundant and lovely Southern Magnolia for which the plantation just happened to have been named.

The outbreak of the American Civil War would threaten the welfare of the family, the house, and the gardens themselves. But the plantation would recover from the war to see additional growth of the gardens as they became the focus of the plantation over agriculture when the gardens opened to the public for the first time in 1870 and saved the plantation from ruin. Since that time, the plantation and gardens have evolved and grown into one of the greatest public gardens in America with a rich history. To explore that history in-depth and hear the stories of those who lived and worked there over the centuries, visit Magnolia Plantation & Gardens today.


Ver el vídeo: Entrada de todas las Celebridades en la Premier de LA CASA DE LOS FAMOSOS (Noviembre 2021).