Información

Buscando información sobre una misión de las Fuerzas Especiales Británicas (épicamente) fallida


Hace un par de años leí un artículo de Wikipedia sobre una misión de las fuerzas especiales del Reino Unido. Después de una serie de malas decisiones, la mayoría de la tripulación murió. Me gustaría poder dar estos eventos como ejemplo de errores tácticos graves. Sin embargo, no recuerdo los detalles de la misión real.

Creo recordar que la misión fue algo así:

  1. Inserción de helicópteros.
  2. Resulta que la radio no funciona, ya que nadie revisó el equipo antes de la salida.
  3. Primera mala decisión: no tomar vehículos de motor, sino proceder a pie, a pesar del equipo muy pesado (~ 100 kg por persona).
  4. Encuentro con un pastor. Reacción exagerada.
  5. Encuentro con una topadora. Reacción exagerada.

Después del último incidente son avistados y comienzan a huir del país. Sin embargo, el grupo se separa en dos grupos separados, y creo que solo sobreviven dos hombres. Creo que también hay un libro que fue escrito por uno de los supervivientes.

¿Alguien sabe dónde puedo encontrar información sobre esta misión o quizás el nombre de los supervivientes y el libro que se escribió como resultado?


http://en.wikipedia.org/wiki/Bravo_Two_Zero

Una misión británica de SAS durante la Primera Guerra del Golfo e involucró:

  • Inserción en helicóptero
  • Radios que funcionan mal
  • Descubrimiento por un pastor
  • Encuentro con una excavadora
  • Todos menos uno de los miembros asesinados o capturados por el enemigo.

La página wiki enumera bastantes detalles sobre la misión y también brinda detalles sobre varios libros escritos sobre el tema.


Fuerzas especiales y activo estratégico # 8211

Las Fuerzas Especiales son activos estratégicos vitales que realizan funciones que otros no pueden. Todas las unidades militares son especialistas en su propia función específica, que requieren personal con aptitudes particulares diferentes de las requeridas en otras unidades, y organización, entrenamiento y equipo especializados. Las Fuerzas Especiales no son una excepción, ya que son activos militares diseñados y entrenados para llevar a cabo acciones tácticas que brindan resultados estratégicos desproporcionados con su tamaño y que, si los llevan a cabo unidades convencionales, pueden tener un impacto negativo desproporcionado en la política. Por lo tanto, el objetivo de las Fuerzas Especiales es brindar alta precisión a menores riesgos y costos de lo que podrían ser los posibles especialistas que son, pero & lsquoelite & rsquo, no.

A pesar de su importancia potencial para los responsables de la formulación de políticas, la academia en gran medida pasa por alto las Fuerzas Especiales. Esto puede deberse en parte a problemas de imagen que surgen de su popularidad en los medios sensacionalistas y como tema de películas y videojuegos populares. [I] Además, las Fuerzas Especiales no tienen un Gurú ni un "Gran Teórico" para hacer avanzar su caso, como lo hizo la insurgencia con Lawrence. , Mao y Che & mdash esto normalmente proporciona el punto de partida para la discusión académica de cualquier forma de guerra. Para complicar esto, ese otro elemento básico de los artículos académicos, & lsquodoctrine & rsquo, es difícil de obtener debido en parte al secreto oficial, pero más probablemente porque las plantillas codificadas para la acción son un riesgo para este tipo de fuerza. Si bien ciertamente tienen doctrina para el mando, el control y la planificación, con métodos operativos y tácticos, los operativos de las Fuerzas Especiales tienden a hacerse eco de Clausewitz instintivamente, argumentando que la teoría es la herramienta del sabio y el maestro del tonto, y que los desafíos a menudo importantes que enfrentan se resuelven. más eficazmente por la originalidad del pensamiento y la flexibilidad de acción que las metodologías codificadas. [ii] Por ejemplo, las tácticas, técnicas y procedimientos del 22 ° Regimiento de Servicio Aéreo Especial del Ejército Británico y rsquos (22 SAS) han evolucionado orgánicamente, impulsadas a nivel táctico en gran parte por los suboficiales superiores que comandan los pequeños equipos que son los bloques tácticos principales del SAS y por encima de esto por parte de los oficiales superiores de las Fuerzas Especiales del Reino Unido y la interpretación de la situación estratégica en el momento y lugar de operación. [iii] El proceso es de abajo hacia arriba, no de arriba hacia abajo, lo que crea un enfoque en el que las tácticas se pueden combinar directamente con los requisitos de la política.

Otra posible razón de la escasez de literatura académica útil es que las Fuerzas Especiales son supuestamente controvertidas, como ya se mencionó. [Iv] Esto comenzó ya en 1941, cuando los comandantes de formación del Octavo Ejército se quejaron de que la plétora de ejércitos británicos y "privados" en el norte de África. estaban retirando a los oficiales y suboficiales más ingeniosos y agresivos en detrimento de las unidades de padres. Su disposición no pudo ser ayudada por el resultado cuestionable de ciertas operaciones: en junio de 1941, los comandos 7 y Oriente Medio lucharon en Creta, con un 70% de bajas, mientras que 11 incursiones de comandos y rsquos en la costa de la Siria controlada por Vichy produjeron un 25% de bajas 11 La operación más conocida de Commando & rsquos, el intento de asesinar al mariscal de campo Rommel, del 17 al 18 de noviembre de 1941, fracasó desastrosamente, lo que provocó la destrucción de casi toda la fuerza. [V] Un tema recurrente en las historias y memorias de las Fuerzas Especiales ha sido la necesidad para convencer a los oficiales superiores conservadores de su valía, evitando al mismo tiempo la mala dirección de mano de obra, fondos y equipo por parte de comandantes y responsables políticos mal informados.

Las acusaciones de "caza furtiva" y "no rentable" ahora pueden parecer anticuadas, incluso "históricas" y, de hecho, ahora se tiende a escucharlas más de los historiadores que de los soldados. Al menos desde la década de 1990, las Fuerzas Especiales han sido reconocidas por muchos profesionales estratégicos de alto nivel como un activo mucho más barato que otros. Por ejemplo, un pequeño número de Fuerzas Especiales británicas, australianas y estadounidenses se desplegaron en lugar de formaciones más grandes en partes de Afganistán en 2001 e Irak en 2003, y entregaron el resultado estratégico previsto, mejorando la efectividad de combate de las fuerzas amigas locales donde podían. derrotar al enemigo común. [vi] Y, debido a la creciente percepción de ellos como "balas de plata", las Fuerzas Especiales han llegado a gozar del patrocinio al más alto nivel, como el del exsecretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld. Esto no es del todo nuevo, ya que coincide con el apoyo de John F. Kennedy & rsquos a las Fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército de los EE. UU. Y el entusiasmo de Margaret Thatcher & rsquos por el SAS. Sin embargo, han surgido nuevos problemas: patrocinadores entusiastas pero sin educación han comprometido a las Fuerzas Especiales en tareas inapropiadas y luego las han sometido a niveles desastrosos de microgestión, como ha sucedido con varias operaciones de las Fuerzas Especiales estadounidenses desde la década de 1960. También los han visto como un sustituto políticamente aceptable de otras opciones, posiblemente más efectivas, como en Afganistán en 2001 o en el norte de Irak en 2003, donde, a pesar de los espectaculares éxitos a corto plazo de las Fuerzas Especiales de EE. UU., El despliegue de formaciones más grandes puede haber sido más prudente en el largo plazo. Además, estos entusiastas pueden dirigir a las Fuerzas Especiales a iniciativas imprudentes, como la asignación de la Fuerza Delta del Ejército de los EE. UU. Para rescatar a los diplomáticos estadounidenses detenidos en Teherán en 1980, o 22 SAS para ocuparse de los prisioneros en disturbios en la cárcel de Peterhead en 1987. , después de lo cual un diputado conservador sugirió públicamente que deberían desplegarse contra los alborotadores en el interior de las ciudades de Gran Bretaña y rsquos. [vii] Para agravar esto, su popularidad actual significa que las Fuerzas Especiales corren el riesgo de atraer a profesionales militares ansiosos por mejorar sus currículums. Los comandantes de las Fuerzas Especiales también han sido culpables de buscar tareas para cosechar buena publicidad y obtener apoyo político. En 1982, el entonces Comandante en Jefe, 22 SAS, encarnó muchas de las críticas dirigidas a las Fuerzas Especiales. Aún disfrutando de la gloria del asedio a la embajada iraní de dos años antes y de la influencia política que le dio, se invitó a sí mismo y a su regimiento a la Guerra de las Malvinas, donde libró su propia guerra privada contra los argentinos de cuestionable relevancia para lo que el resto de la Fuerza de Tarea estaba intentando y apoyó una propuesta para un ataque a aeródromos en la Argentina continental, que afortunadamente fue abandonado ya que casi con certeza habría resultado en una escalada de la guerra, así como la pérdida completa del escuadrón SAS cometido. [viii] Todo esto funcionó, ya que ascendió al rango de general en el ejército británico y alto mando de las Naciones Unidas.

A pesar de casos como estos, el balance de la evidencia indica que las Fuerzas Especiales pueden ser un activo estratégico crítico, siempre que se utilicen adecuadamente. En cuanto a lo que significa & lsquoused correctamente & rsquo, hay tres roles designados de las Fuerzas Especiales del Reino Unido en el momento de escribir este artículo: vigilancia y reconocimiento, apoyo e influencia, y acción ofensiva contra objetivos importantes. Estos tipos de misiones son evidentes en la historia de la mayoría de las Fuerzas Especiales, del Reino Unido y otros países. [Ix] La función de vigilancia y reconocimiento afecta con frecuencia más a nivel operativo que estratégico, y generalmente involucra a las Fuerzas Especiales que trabajan en beneficio de otras fuerzas en el teatro. . Por ejemplo, el Long Range Desert Group & rsquos (LRDG) que informa sobre los movimientos de las reservas del Eje en las profundidades de sus líneas en el norte de África, o la recopilación de inteligencia de las Fuerzas Especiales del Reino Unido, vestidos de civil y vehículos sin distintivos, en Adén y en las zonas del norte controladas por los republicanos. Irlanda. [X] Sin embargo, las Fuerzas Especiales están informando cada vez más la toma de decisiones a nivel gubernamental. Lo hacen a través de la inserción encubierta u oculta en puntos problemáticos globales desde donde pueden informar sobre la situación y lsquo en tiempo real y rsquo de formas en que los satélites y los aviones espías no pueden. Son capaces de lograr esto con más flexibilidad y menos de la "esquofricción" que surge de los agentes de las agencias de inteligencia con capacidad de trabajo. También tienen la capacidad de ser reasignados a otras tareas, como supervisar y proteger la evacuación de civiles, como se informó que 22 SAS hicieron en Libia en febrero de 2011. [xi]

La acción ofensiva se puede dividir en dos formas generales: golpes de Estado & # 8211 incautación de instalaciones clave o personas como parte de operaciones más amplias dentro de un teatro & # 8211 o redadas de golpe y fuga destinadas específicamente a neutralizar tales objetivos. Si bien las unidades convencionales como la infantería ligera o incluso los blindados podrían ejecutar razonablemente tales acciones, lo que diferencia a las Fuerzas Especiales es la precisión con la que pueden realizarlas, y poder realizarlas en un tiempo y espacio no accesibles por las unidades convencionales. Los ejemplos incluyen el rescate de Otto Skorzeny & rsquos de Mussolini del cautiverio aliado en septiembre de 1943 y su secuestro de Nicholas Horthy, hijo del regente de Hungría, en octubre de 1944, como herramienta de negociación Ejecutiva de operaciones especiales y rsquos (SOE) asesinato de Obergruppenführer Reinhard Heydrich, el gobernador nazi de Checoslovaquia en junio de 1942 operaciones de las Fuerzas Especiales Aliadas y rsquo contra Saddam Hussein y rsquos Scuds durante la Guerra del Golfo de 1991, dirigidas parcialmente a proteger las áreas de retaguardia en Arabia Saudita, parcialmente a mantener a Israel fuera de la guerra. [xii] Todas estas operaciones fueron efectivas a nivel estratégico. , y cada uno involucró la acción cinética de no más de unos pocos cientos de personas ligeramente armadas, incluso menos en la mayoría de ellos.

La rentabilidad se vuelve aún más evidente con la influencia y el apoyo, lo que implica, entre otras cosas, librar la guerra en áreas controladas por el enemigo en cooperación con las fuerzas locales, en muchos casos como un sustituto encubierto de la acción de la fuerza principal. Un buen ejemplo del impacto político-estratégico potencial de esto es el uso de dos escuadrones de 22 SAS para asaltar el principal bastión rebelde en Djebel Akhdar en Omán en 1959, como un sustituto discreto y plausiblemente negable de un importante despliegue británico. inmediatamente después de la vergüenza de Suez, y que logró salvar al régimen del Sultán de Omán, un aliado británico cercano en una región de importancia mundial. [xiii] Una variación más abierta se produjo en 2001, las SOF estadounidenses operando junto a las fuerzas de la Alianza del Norte en Afganistán, proporcionando apoyo técnico y de potencia de fuego, convocando ataques aéreos de los EE. UU. y las Fuerzas Aéreas aliadas y, en general, asegurando que los a menudo impredecibles señores de la guerra afganos cumplieran los objetivos estratégicos de EE. UU. [xiv] En ambos casos, nuevamente, se desplegaron menos de 100 pares de botas en Afganistán. el terreno.

Bajo estos términos, tiene sentido que los arreglos de mando de las Fuerzas Especiales reflejen su papel estratégico: trabajan como compañías, pelotones, secciones o, a veces, incluso en parejas, pero son asignados por el cuartel general varios escalones más altos, en el teatro o incluso en los niveles de mando del gabinete. Por ejemplo, el LRDG, que operaba en Patrullas de 32 hombres, estaba controlado directamente desde el Cuartel General del Ejército Británico (GHQ) Oriente Medio, mientras que los Comandos del Ejército y de la Marina Real, que luchaban como compañías o batallones, estaban dirigidos por el Comando de Operaciones Combinadas, cuyo Jefe se sentó en el Comité de Jefes de Estado Mayor y mantuvo el mismo estatus que los otros tres jefes de servicio. Es una tradición que continúa hoy el Director de las Fuerzas Especiales del Reino Unido, un general importante que reporta directamente al Jefe del Estado Mayor de Defensa y, cuando es necesario, a través de él al Gabinete. Por lo tanto, las Fuerzas Especiales son separables de otras fuerzas de invasión o incursiones de infantería ligera especializadas, como el Ejército Británico y el Regimiento de Paracaidistas de los rsquos, los Marines Reales y de EE. UU., Los Regimientos de Asalto Aéreo de EE. formaciones y recibir tareas y órdenes de la misma manera que otras unidades convencionales.

La capacidad de realizar operaciones en lugares inaccesibles para otras unidades es otro aspecto distintivo de las Fuerzas Especiales. Esto está relacionado con el requisito que exige una Fuerza Especial en primer lugar: las LRDG se crearon porque el ejército británico estaba operando en un desierto, el Royal Marines Special Boat Squadron (SBS) y las unidades Sea-Air Land (SEAL) de la Marina de los EE. UU. porque las potencias marítimas necesitaban atacar objetivos marítimos y litorales inaccesibles para las fuerzas convencionales. En su forma más simple, esto puede significar simplemente eludir a las fuerzas principales enemigas alrededor de un flanco abierto, por ejemplo, el LRDG y SAS en el norte de África en 1940-42, o infiltrarse o explotar brechas o puntos débiles en la línea del frente creados por una fuerza principal amiga o de sobreestiramiento. acción. Un segundo medio es aerotransportado o aerotransportado & ndash el flanco vertical & # 8211 y una tercera técnica es la aproximación por agua, como era de esperar favorecida por potencias marítimas como Gran Bretaña y los Estados Unidos. Si bien estas técnicas también son utilizadas por otros, las Fuerzas Especiales se distinguen nuevamente por la capacidad y el entrenamiento para hacerlo a mayor alcance y con una firma mucho más baja, como el despliegue desde submarinos sumergidos o la caída libre desde aviones que viajan a altitudes normalmente utilizadas por aviones comerciales.

Tales operaciones requieren mano de obra particularmente motivada, apta e inteligente, y una forma adicional e informal de evaluar cualquier Fuerza Especial es observar su tamaño y los procedimientos de selección y capacitación. La fuerza de 22 SAS generalmente se estima en alrededor de 300-350 hombres: los candidatos para el Regimiento deben servir un número mínimo de años en las fuerzas británicas antes de postularse y luego sobrevivir a un proceso de selección de casi un año en el que la tasa de aprobación nunca es más. del 15% (10% para los oficiales), esto en un ejército ya pequeño y altamente profesional. [xv] Existen requisitos similares para Delta Force, SEAL Team Six y las Fuerzas Especiales & ldquoTier-One & rdquo de otros países de la OTAN. También vale la pena señalar que la mayor parte de los candidatos para 22 SAS provienen del Regimiento de Paracaidistas, mientras que Delta Force atrae a muchos de los Rangers del Ejército de los EE. UU., Lo que significa que los posibles participantes ya han pasado arduos procedimientos de selección para ingresar a sus unidades originales.

Por lo tanto, se puede afirmar que las Fuerzas Especiales llevan a cabo acciones contra objetivos estratégicamente significativos que otras fuerzas no pueden alcanzar y logran resultados desproporcionados a su tamaño, tal vez durante períodos de confrontación internacional, así como durante la guerra & lsquoopen & rsquo, proporcionando así un medio flexible de apoyar a los aliados, reunir inteligencia e influir en la situación estratégica en la dirección que elijan sus amos. Esto, sin embargo, corre el riesgo de pasar por alto el papel principal de las Fuerzas Especiales, después de 1945, que ha estado en la contrainsurgencia. A veces, esto puede ser extremadamente evidente, por ejemplo, las redadas de las Fuerzas Especiales israelíes en instalaciones en países utilizados por insurgentes terroristas o gobiernos simpatizantes, una piedra angular de la estrategia antiterrorista de Israel y Rusia desde la década de 1950. Sin embargo, las Fuerzas Especiales se despliegan más a menudo dentro de su propio gobierno y territorio soberano o el de sus aliados, su entrenamiento y organización les permite utilizar los insurgentes y sus propios métodos operativos y tácticos & # 8211 emboscada, asesinato, ataques a suministros, soborno a la población local & # 8211 contra ellos. Alternativamente, pueden tomar medidas precisas contra los insurgentes donde puede haber consecuencias de métodos alternativos & # 8211 el papel más glamoroso de las Fuerzas Especiales de todos es el rescate de rehenes civiles retenidos por insurgentes terroristas, como con la Operación Jonathan, la incursión israelí en Entebbe en Julio de 1976, o Nimrod, 22 SAS y rsquo asalto de la Embajada de Irán en Londres en mayo de 1980.

Quizás el primero en comprender la utilidad de tales fuerzas en la contrainsurgencia fue el brigadier Michael Calvert, el refundador de la SAS en la posguerra, quien comentó sobre Malaya en 1951 que el ejército británico necesitaba una fuerza que viviera, se moviera y estuviera en la jungla. , al igual que las guerrillas [sic] & # 8230suministradas y apoyadas por aire & rsquo, su función es & lsquoto operar en áreas de selva profunda no controladas por otras fuerzas de seguridad, con el objeto de destruir las fuerzas guerrilleras [sic], sus campamentos y fuentes de suministro & rsquo. [xvi ] Como tal, las Fuerzas Especiales pueden formar la columna vertebral de toda una filosofía contrainsurgente, basada en difuminar sus tres roles principales en tiempos de guerra. El Coronel del Ejército de los EE. UU. Charlie Beckwith sirvió como comandante de tropa con 22 SAS en 1962-1963, y no ocultó su creación, Delta Force, copiando la organización y la ética de 22 SAS, adaptada a los más orientados a los manuales. enfoque del Ejército de los Estados Unidos. Esto se filtró a través de la experiencia obtenida con el Proyecto DELTA del 5º Grupo de Fuerzas Especiales en Vietnam en 1965-66, encargado del reconocimiento de las áreas controladas por el Vietcong antes de las operaciones importantes y autorizado para emboscar a cualquier guerrilla que se encontrara.El general Sir Frank Kitson, que organizó y comandó & lsquo-pandillas contrarias & rsquo en la insurgencia de Kenia Mau-Mau de la década de 1950, llevó el papel & lsquocovert & rsquo más lejos, abogando por el despliegue de oficiales con experiencia en regiones geográficas particulares para recopilar y evaluar información, con el apoyo de equipos de representantes locales. milicias e insurgentes "volteados", entrenados y comandados por personal militar regular, para llevar a cabo acciones ofensivas cuando fuera necesario. [xvii] 22 SAS formaron tales unidades, llamadas Firquat o "empresas" en la región de Dhofar de Omán durante la insurgencia de 1965-1975, tropas del SAS haciéndose pasar por & lsquotraining equipos & rsquo en otro ejemplo de cómo las Fuerzas Especiales pueden actuar como un sustituto rentable y de baja visibilidad para un despliegue más abierto. [xix] Esto tiene el beneficio adicional de permitir que las agencias de inteligencia, con las que las Fuerzas Especiales colaboran muy de cerca, identificar y capacitar a los agentes locales potenciales entre esas fuerzas. En 2007-2008, las Fuerzas Especiales de Estados Unidos formaron varias de esas unidades en Irak. Después de lo cual fue aclamado como una forma & lsquonew en la guerra & rsquo en la literatura, como suele ser el caso cuando los medios de comunicación y la comunidad académica se topan con conceptos conocidos por los profesionales durante generaciones, habiendo hecho esto las Fuerzas Especiales de EE. UU. Previamente, con éxito y en gran parte desapercibidas, en Vietnam. La acción ofensiva abierta puede tomar la forma de "quospectaculares" de la variedad Entebbe, Mogadishu (1977) o Nimrod, pero más a menudo implica detener o neutralizar a insurgentes sospechosos o conocidos que se espera que resistan con fuerza letal. Por ejemplo, en Gibraltar en 1988, cuando el personal del SAS emboscó y mató a tiros a un equipo del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que tenía la intención de realizar una campaña de bombardeo en la colonia, o la ofensiva de las Fuerzas Especiales británicas y estadounidenses contra las redes logísticas y de liderazgo de los insurgentes en las ciudades de Iraq desde 2003. [xx]

Ahora surgen controversias. La reacción pública al episodio de Gibraltar nos recuerda que en ninguna parte el uso de las Fuerzas Especiales es más polémico que en la contrainsurgencia. El uso de fuerza letal por parte del ejército o la policía contra elementos de su propia población siempre será controvertido en las democracias liberales, dado su énfasis en el estado de derecho y el debido proceso legal, y una moral cultural centrada en la libertad ilimitada de expresión política. La reciente afirmación de Mark Urban & rsquos de que, como liberal, encuentra que la idea de que las insurgencias pueden ser derrotadas únicamente por medios militares y es perturbadora & rsquo, dice mucho del contexto cultural en el que operan actualmente las Fuerzas Especiales, uno en el que la contrainsurgencia tradicional está dando paso a la & lsquestabilización & rsquo y uniformada. trabajo social, y en el que el público votante puede ver "cinética" en los insurgentes como un signo de fracaso. [xxi] Colin Gray ha presentado una "escalera de aceptabilidad" político-cultural para el uso de las Fuerzas Especiales contra los insurgentes, basada en el "cinismo brutal o sofisticado". apreciación de las necesidades de la Realpolitik & rsquo, el uso agresivo de tales fuerzas en & lsquopeacetime & rsquo es más aceptable en algunas sociedades (Israel, Rusia, algunos países árabes y asiáticos) que en otras (Europa y EE. UU.) Gran Bretaña está en la mitad de la lista de Gray & rsquos, pero señaló el clamor interno en el Reino Unido, & lsquocoured sustancialmente en la ética rms y rsquo, tras el incidente de Gibraltar. [xxii]

Esta controversia se ve agravada por varios factores. El uso de & lsquobogeyman & rsquo puede ser contraproducente en el sentido de que su enfoque necesariamente robusto podría (y por lo general lo hace) crear simpatía en los medios y el público por los insurgentes y también puede proporcionar un & lsquobogeyman & rsquo conveniente para la propaganda & # 8211. fuerzas insurgentes, desde Black and Tans hasta 22 SAS, como "el brazo fuerte del imperialismo británico". Esto se puede redoblar si una fuerza desarrolla & # 8211 o incluso cultiva & # 8211 una reputación de ferocidad en acción, como con 22 SAS, el Spetznaz soviético / ruso o el IDF & rsquos & ldquoUnit 101 & rdquo. Sin embargo, tal reputación podría convertirse en un multiplicador de fuerza cuando se propague a través de la cultura pop y la pornografía lsquomilitary rsquo que el profesor Gray considera que socava la respetabilidad académica de las Fuerzas Especiales. Las operaciones contrainsurgentes producen con frecuencia situaciones como la de Gibraltar, SAS en Irlanda del Norte o las Fuerzas Especiales israelíes o rusas desde principios de la década de 1990, de no tener más opción que abrir fuego en circunstancias ambiguas y frente a testigos, y luego enfrentar lo que el General Sir Peter de la Billi & egravere (ex CO 22 SAS y director de las Fuerzas Especiales del Reino Unido) considera & lsquot el tipo de basura que [la gente] produce cuando tiene tiempo para pensar en un evento académicamente y rsquo. [Xxiv]

La historia indica que, por más "controversiales" que puedan parecer las Fuerzas Especiales, su utilidad para los responsables políticos y su eficacia general asegura que, según cualquier descripción, las Fuerzas Especiales están especial.

[i] Para un buen resumen de la visión académica sobre Operaciones Especiales, vea Colin S Gray, 'Handfuls of Heroes on Desperate Ventures: When do Special Operations Succeed?', Parameters, Spring 1999, pp.2-24, que puede ser consultado en http://www.carlisle.army.mil/usawc/Parameters/Articles/99spring/gray.htm y consultado por última vez por el autor el 4 de febrero de 2011. Cuando el autor preguntó recientemente a un grupo de sus estudiantes universitarios qué respuestas término 'Fuerzas Especiales' conjurado para ellos, uno respondió de inmediato, 'Call of Duty'
[ii] Véase Gray, 'Handfuls of Heroes', donde argumenta que las Fuerzas Especiales 'no deben ser doctrinarias' y Carl von Clausewitz, On War traducido por Michael Howard y Peter Paret (London: Everyman's 1994) pp.153-174 para Las opiniones de Clausewitz sobre la teoría del papel en la guerra, que son más ilustradas que las de muchos de sus discípulos.
[iii] Para opiniones diferentes sobre el papel de los suboficiales superiores en el SAS y la tradición del 'Parlamento chino', véase Ken Connor, Ghost Force: The Secret History of the SAS (Londres: Cassell 1998), págs. 11-113 Tony Geraghty , Who Dares Wins: The Special Air Service, 1950 to the Gulf War (Londres: Warner 1992), pp.11-14 Peter Ratcliffe DCM, Eye of the Storm: Veinticinco años en acción con el SAS (Londres: Michael O 'Mara 2000) págs. 297-299. 'Billy' Ratcliffe, un ex sargento mayor de regimiento, 22 SAS, se mostró escéptico sobre los 'parlamentos chinos' y sus memorias relatan que durante la Operación Tormenta del Desierto, el CO de 22 SAS despidió a uno de los comandantes de este escuadrón en el campo por estar demasiado influenciado. por un suboficial senior en particular.
[iv] Para el crítico de fuerzas especiales más citado e influyente, véase el mariscal de campo Sir William Slim, Defeat into Victory (Londres: Cassell 1956), págs. 546-549. Irónicamente, el hijo del mariscal de campo, el coronel John Slim, fue más tarde CO 22 SAS.
[v] Fuerzas especiales en la guerra del desierto (Londres: Archivos Nacionales 2001), págs. 276, 281-282, 416-418
[vi] Richard A Clarke, Against all Enemies: Inside America's War on Terror (Londres: Free Press 2003), págs.274-277 George Friedman, America's Secret War (Londres: Little, Brown 2004), págs.151-155, 160-165, 171, 178-182 Bob Woodward, Bush at War (Londres: Pocket Books 2003), págs. 251-254, 260, 267, 275, 282
[vii] Geraghty, Who Dares Wins, páginas 474-480, un ex oficial del 22 SAS conocido del autor comentó que los ojos de los políticos y los altos mandos pueden estar "llenos de polvo de hadas" cuando se trata del Regimiento.
[viii] Y estuvo a punto de causar un motín en el Regimiento al hacerlo - para dos relatos personales contrastantes, ver Connor, Ghost Force, pp.374-378 y General Sir Peter de la Billière, Looking for Trouble: SAS to Gulf Command (Londres: HarperCollins 1994), págs. 346-347.
[ix] Correspondencia privada personal con el autor
[x] Por ejemplo, véase Special Forces in the Desert War, págs. 130-132 Geraghty, Who Dares Wins, págs. 381-408 Mark Urban, Big Boy's Rules: The Secret Struggle against the IRA (Londres: Faber y Faber 1992 ), especialmente las páginas 38, 45, 180, 181
[xi] http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/africaandindianocean/libya/8346608/Libya-SAS-drafted-in-to-rescue-hundreds-of-Britons.html
[xii] Para descripciones detalladas del papel estratégico de las SAS en el Golfo en 1991, ver Connor, Ghost Force, págs. 456-501 Geraghty, Who Dares Wins, págs. 23-79.
[xiii] De la Billière, Looking for Trouble, pp.131-151 Geraghty, Who Dares Wins, pp.166-178 JE Peterson, Oman’s Insurgencies: The Sultanate’s Struggle for Supremacy (Londres: Saqi 2007), pp.116-141
[xiv] Ver nota 5 arriba
[xv] Para obtener más información, consulte Geraghty, Who Dares Wins, págs. 500 a 532 y cualquier número de relatos personales en memorias de SAS, como Ratcliffe, Eye of the Storm, págs. 52-71 como muchos miembros de 22 SAS, Ratcliffe Inició su carrera en el Regimiento de Paracaidistas.
[xvi] Mike Calvert, Fighting Mad: One Man’s Guerrilla War (Londres: AirLife 1996), p.205
[xvii] Peter Harclerode, Secret Soldiers: Special Forces in the War against Terrorism (Londres: Cassell 2000), págs. 409-412
[xviii] Frank Kitson, Operaciones de baja intensidad: subversión, insurgencia y mantenimiento de la paz (Londres: Faber y Faber 1971), págs. 139, 191-196
[xix] De la Billière, Looking for Trouble, pp.131-151 Geraghty, Who Dares Wins, pp178-206 Tony Jeapes, SAS Operation Storm: Secret War in the Middle East (Londres: Greenhill 2005), analiza el papel de la Firquats en Omán a lo largo de Peterson, Insurgencias de Omán, especialmente pp.254-264
[xx] Geraghty, Who Dares Wins, páginas 282-322 Mark Urban, Task Force Black: La explosiva historia real del SAS y la guerra secreta en Irak (Londres: Little, Brown 2004), páginas 137-148, 151 -159, 240-243, 253-262
[xxi] Urban, Task Force Black, pág.
[xxii] Gray, "Puñado de héroes"
[xxiii] En "Handfuls of Heroes", argumenta que las Fuerzas Especiales "deben ser temidas".
[xxiv] De la Billière, Looking for Trouble, p. 336, y ver Geraghty, Who Dares Wins, pp.561-563 Urban, Big Boy’s Rules, pp.69-78

Mi agradecimiento al coronel David Benest, el difunto Sir Douglas Dodds-Parker, el profesor Colin Gray, el coronel John Hughes-Wilson, el brigadier David Venn y otras fuentes innombrables por informar mis puntos de vista sobre este tema.


Contenido

Las capacidades de las fuerzas especiales incluyen lo siguiente:

    y vigilancia en entornos hostiles: formación y desarrollo de las fuerzas militares y de seguridad de otros estados
  • Acción ofensiva
  • Apoyo a la contrainsurgencia mediante la participación de la población y operaciones de apoyo y demolición
  • Rescate de rehenes

Otras capacidades pueden incluir operaciones de guardaespaldas en el agua que involucran buceo de combate / natación de combate, abordaje marítimo y misiones anfibias, así como apoyo a operaciones de la fuerza aérea.

Periodo temprano

Las fuerzas especiales han desempeñado un papel importante a lo largo de la historia de la guerra, siempre que el objetivo era lograr la interrupción mediante el "golpe y fuga" y el sabotaje, en lugar del combate convencional más tradicional. Otras funciones importantes residían en el reconocimiento, proporcionando inteligencia esencial de cerca o entre el enemigo y cada vez más en la lucha contra las fuerzas irregulares, su infraestructura y actividades.

El estratega chino Jiang Ziya, en su Seis enseñanzas secretas, describió el reclutamiento de hombres talentosos y motivados en unidades de élite especializadas con funciones tales como dominar alturas y hacer avances rápidos a larga distancia. [7] Amílcar Barca en Sicilia (249 aC) tenía tropas especializadas entrenadas para lanzar varias ofensivas por día. [ cita necesaria ] En el período romano tardío o bizantino temprano, las flotas romanas usaban barcos pequeños, rápidos y camuflados tripulados por hombres seleccionados para misiones de exploración y comando. Las fuerzas musulmanas también tenían unidades navales de operaciones especiales, incluida una que usaba barcos camuflados para recopilar inteligencia y lanzar incursiones y otra de soldados que podían pasar por cruzados que usarían artimañas para abordar barcos enemigos y luego capturarlos y destruirlos. [8] En Japón, los ninjas fueron utilizados para reconocimiento, espionaje y como asesinos, guardaespaldas o guardias de fortalezas, o lucharon junto a soldados convencionales. [9] Durante las guerras napoleónicas, se formaron unidades de fusiles y zapadores que desempeñaban funciones especializadas en reconocimiento y escaramuzas y no estaban comprometidas con las líneas de batalla formales.

Primeras unidades especializadas

El ejército indio británico desplegó dos fuerzas especiales durante sus guerras fronterizas: el Cuerpo de Guías formado en 1846 y los Gurkha Scouts (una fuerza que se formó en la década de 1890 y se utilizó por primera vez como unidad separada durante la campaña de Tirah de 1897-1898). [10]

Durante la Segunda Guerra de los Bóers (1899-1902), el ejército británico sintió que la necesidad de unidades más especializadas se hizo más evidente. Unidades de exploración como los Lovat Scouts, un regimiento de las Tierras Altas escocesas formado por leñadores excepcionales equipados con trajes ghillie y bien entrenados en las artes de la puntería, la artesanía de campo y las tácticas militares, cumplieron este papel. Esta unidad fue formada en 1900 por Lord Lovat y desde el principio informó a un estadounidense, el mayor Frederick Russell Burnham, el Jefe de Scouts de Lord Roberts. Después de la guerra, Lovat's Scouts pasó a convertirse formalmente en la primera unidad de francotiradores del ejército británico. [11] Además, los Bushveldt Carbineers, formados en 1901, pueden verse como una de las primeras unidades de guerra no convencionales.

los Tiradores Luna, también conocido como "Tiradores de la muerte" (Español: Tiradores de la Muerte), era una unidad de élite formada en 1899 por el general Antonio Luna para servir bajo el Ejército Revolucionario de Filipinas. Se hicieron famosos por luchar más ferozmente que los soldados regulares del ejército filipino. La mayoría de los miembros de esta unidad procedían de los antiguos miembros filipinos del Ejército español que combatieron durante la Revolución filipina. [12]

Los francotiradores se hicieron famosos por sus feroces combates y demostraron su valía al ser la unidad de punta habitual en todas las batallas importantes de la guerra entre Filipinas y Estados Unidos. En la batalla de Paye el 19 de diciembre de 1899, Bonifacio Mariano, un francotirador al mando del general Licerio Gerónimo, mató al general Henry Ware Lawton del ejército de los Estados Unidos, convirtiendo a este último en la víctima de mayor rango durante el curso de la guerra. [13]

Primera Guerra Mundial

Los Stormtroopers alemanes y los Arditi italianos fueron las primeras tropas de choque modernas. Ambos eran unidades de asalto de élite entrenadas a un nivel mucho más alto que el de las tropas promedio y tenían la tarea de llevar a cabo ataques audaces y redadas audaces contra las defensas enemigas. A diferencia de los Stormtroopers, los Arditi no eran unidades dentro de las divisiones de infantería, sino que se consideraban un brazo de combate separado. [14]

Segunda Guerra Mundial

Bretaña

Comandos

Las fuerzas especiales modernas surgieron durante la Segunda Guerra Mundial. En 1940, los comandos británicos se formaron siguiendo el llamado de Winston Churchill de "tropas especialmente entrenadas de la clase de cazadores, que pueden desarrollar un reino de terror en la costa enemiga". [15] Un oficial de Estado Mayor, el Teniente Coronel Dudley Clarke, ya había presentado tal propuesta al General Sir John Dill, el Jefe del Estado Mayor General Imperial. Dill, consciente de las intenciones de Churchill, aprobó la propuesta de Clarke [16] y el 23 de junio de 1940 tuvo lugar la primera incursión del Comando. [dieciséis]

Para el otoño de 1940, más de 2.000 hombres se habían ofrecido como voluntarios y en noviembre de 1940 estas nuevas unidades se organizaron en una Brigada de Servicios Especiales que constaba de cuatro batallones bajo el mando del Brigadier J. C. Haydon. [17] La ​​Brigada de Servicio Especial se expandió rápidamente a 12 unidades que se conocieron como Comandos. [16] Cada comando tenía un teniente coronel como oficial al mando y contaba con alrededor de 450 hombres (divididos en 75 tropas que se dividieron en secciones de 15 hombres).

En diciembre de 1940 se formó un depósito de Comando de Oriente Medio con la responsabilidad de entrenar y suministrar refuerzos para las unidades de Comando en ese teatro. [18] En febrero de 1942, el brigadier Charles Haydon estableció el depósito de entrenamiento de comandos en Achnacarry en las Tierras Altas de Escocia. Bajo el mando del teniente coronel Charles Vaughan, el depósito Commando era responsable de entrenar unidades completas y reemplazos individuales. [18] El régimen de entrenamiento fue por el momento innovador y exigente físicamente, y muy por delante del entrenamiento normal del ejército británico. [18] Todo el personal del depósito fue seleccionado a mano, con la capacidad de superar a cualquiera de los voluntarios.

La capacitación y la evaluación comenzaron inmediatamente a su llegada, y los voluntarios tuvieron que completar una marcha de 8 millas (13 km) con todo su equipo desde la estación de tren de Spean Bridge hasta el depósito de comandos. [18] Los ejercicios se realizaron utilizando munición real y explosivos para que el entrenamiento fuera lo más realista posible. La aptitud física era un requisito previo, con carreras de campo traviesa y combates de boxeo para mejorar la condición física. Se llevaron a cabo marchas de velocidad y resistencia arriba y abajo de las cordilleras cercanas y sobre recorridos de asalto que incluían una tirolina sobre el lago Arkaig, todo mientras llevaban armas y equipo completo. El entrenamiento continuó día y noche con cruces de ríos, montañismo, entrenamiento con armas, combate sin armas, lectura de mapas y operaciones en botes pequeños en el plan de estudios.

Alcanzando una fuerza en tiempo de guerra de más de 30 unidades individuales y cuatro brigadas de asalto, los comandos sirvieron en todos los escenarios de guerra desde el Círculo Polar Ártico hasta Europa y desde el Mediterráneo y Medio Oriente hasta el sudeste asiático. Sus operaciones iban desde pequeños grupos de hombres que aterrizaban desde el mar o en paracaídas hasta una brigada de tropas de asalto que encabezaban las invasiones aliadas de Europa y Asia. Las primeras unidades modernas de fuerzas especiales fueron establecidas por hombres que habían servido con los comandos, incluido el Regimiento de Paracaidistas, el Servicio Aéreo Especial y el Servicio de Embarcaciones Especiales. Los comandos también fueron ampliamente imitados en otros lugares: los comandos navales franceses, los Korps Commandotroepen holandeses, la brigada de paracommando belga, los Rangers del ejército de los Estados Unidos y los Marine Raiders de los Estados Unidos fueron influenciados hasta cierto punto por los comandos británicos. [19] [20] [21]

Teniente David Stirling

La primera unidad moderna de fuerzas especiales fue el SAS, formado en julio de 1941 a partir de una idea y un plan poco ortodoxos del teniente David Stirling. [22] En junio de 1940 se ofreció como voluntario para el Comando No. 8 (Guardias) (más tarde llamado "Layforce"). Después de la disolución de Layforce, Stirling permaneció convencido de que, debido a la naturaleza mecanizada de la guerra, un pequeño equipo de soldados altamente entrenados con la ventaja de la sorpresa podría causar un daño mayor a la capacidad del enemigo para luchar que un pelotón completo. Su idea era que pequeños equipos de soldados entrenados en paracaídas operaran detrás de las líneas enemigas para obtener inteligencia, destruir aviones enemigos y atacar sus rutas de suministro y refuerzo. Después de una reunión con el C-in-C Middle East, el general Claude Auchinleck, su plan fue respaldado por el Alto Mando del Ejército.

Inicialmente, la fuerza estaba formada por cinco oficiales y otras 60 filas. [23] Tras un extenso entrenamiento en el campamento de Kabrit, junto al río Nilo, el Destacamento L, la Brigada SAS emprendió sus primeras operaciones en el Desierto Occidental. La visión de Stirling fue finalmente reivindicada después de una serie de operaciones exitosas.En 1942, el SAS atacó a Bouerat. Transportados por el LRDG, causaron graves daños al puerto, los tanques de gasolina y las instalaciones de almacenamiento. [24] Esto fue seguido en marzo por una incursión en el puerto de Bengasi con éxito limitado, pero causaron daños a 15 aviones en Al-Berka. [24] Las incursiones de junio de 1942 en los aeródromos de Creta en Heraklion, Kasteli, Tympaki y Maleme causaron daños significativos, y las incursiones en los aeródromos de Fuka y Mersa Matruh destruyeron 30 aviones. [25]

Chindits

En la Campaña de Birmania, los Chindits, cuyos grupos de penetración de largo alcance fueron entrenados para operar desde bases muy por detrás de las líneas japonesas, contenían comandos (King's Regiment (Liverpool), 142 Commando Company) y Gurkhas. Su experiencia en la jungla, que jugaría un papel importante en muchas operaciones de las fuerzas especiales británicas después de la guerra, se aprendió a un gran costo en vidas en las selvas de Birmania luchando contra los japoneses.

La Compañía de los Inmortales Elegidos

Inmediatamente después de la ocupación alemana de Grecia en abril-mayo de 1941, el gobierno griego huyó a Egipto y comenzó a formar unidades militares en el exilio. El teniente coronel de la Fuerza Aérea G. Alexandris sugirió la creación de una unidad del Ejército siguiendo las líneas del SAS británico. En agosto de 1942 se formó la Compañía de los Inmortales Elegidos (en griego: Λόχος Επιλέκτων Αθανάτων) bajo el mando del Mayor de Caballería Antonios Stefanakis en Palestina, con 200 hombres. En 1942, la unidad pasó a llamarse Sacred Band. En estrecha cooperación con el comandante del regimiento británico SAS, el teniente coronel David Stirling, la compañía se trasladó a la base SAS en Qabrit en Egipto para comenzar su entrenamiento en su nueva función. Operando bajo dirección británica, la unidad de fuerzas especiales luchó junto al SAS en el desierto occidental y el Egeo.

Australia

Siguiendo los consejos de los británicos, Australia comenzó a reclutar fuerzas especiales. [26] Las primeras unidades que se formaron fueron empresas independientes, que comenzaron a entrenar en Wilson's Promontory en Victoria a principios de 1941 bajo la tutela de instructores británicos. Con un establecimiento de 17 oficiales y 256 hombres, las compañías independientes fueron entrenadas como fuerzas de "quedarse atrás", un papel que luego fueron empleadas contra los japoneses en el Área del Pacífico Sudoccidental durante 1942-1943, sobre todo luchando en una campaña de guerrillas. en Timor, así como acciones en Nueva Guinea. [27] En total, se formaron un total de ocho compañías independientes antes de que se reorganizaran a mediados de 1943 en escuadrones de comando y se pusieran bajo el mando de los regimientos de caballería divisionales que fueron redesignados como regimientos de comando de caballería. Como parte de esta estructura, se levantaron un total de 11 escuadrones de comando.

Continuaron actuando de forma independiente y, a menudo, fueron asignados a nivel de brigada durante las últimas etapas de la guerra, participando en los combates en Nueva Guinea, Bougainville y Borneo, donde fueron empleados principalmente en funciones de reconocimiento de largo alcance y protección de flancos. [28] Además de estas unidades, los australianos también crearon la Unidad Especial Z y la Unidad Especial M. La Unidad Especial M se empleó en gran medida en una función de recopilación de inteligencia, mientras que la Fuerza Especial Z llevó a cabo misiones de acción directa. Una de sus acciones más notables se produjo como parte de la Operación Jaywick, en la que varios barcos japoneses fueron hundidos en el puerto de Singapur en 1943. Una segunda incursión en Singapur en 1944, conocida como Operación Rimau, no tuvo éxito. [29]

Estados Unidos

Oficina de Servicios Estratégicos

Estados Unidos formó la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) durante la Segunda Guerra Mundial bajo el galardonado con la Medalla de Honor William J. Donovan. Esta organización fue la predecesora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y fue responsable tanto de las misiones de inteligencia como de las fuerzas especiales. La División de Actividades Especiales de élite de la CIA es descendiente directa de la OSS. [30]

Asaltantes marinos

El 16 de febrero de 1942, el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos activó un batallón de marines con el propósito específico de asegurar cabezas de playa y otras operaciones especiales. El batallón se convirtió en la primera fuerza de operaciones especiales de los EE. UU. El batallón se conoció como Marine Raiders debido a la solicitud del almirante Chester Nimitz de "asaltantes" en el frente pacífico de la guerra.

Rangers del ejército de los Estados Unidos

A mediados de 1942, el general de división Lucian Truscott del ejército de los EE. UU., Un oficial de enlace con el Estado Mayor británico presentó una propuesta al general George Marshall de que se estableciera una unidad estadounidense "siguiendo las líneas de los comandos británicos", lo que resultó en el formación de los Rangers del Ejército de los Estados Unidos.

Primera Fuerza de Servicio Especial

Estados Unidos y Canadá formaron la 1ª Fuerza de Servicio Especial como brigada de esquí de sabotaje para operaciones en Noruega. Más tarde conocida como la "Brigada del Diablo" (y llamada "Los Diablos Negros" por los desconcertados soldados alemanes), la Primera Fuerza de Servicio Especial fue enviada a las Islas Aleutianas ocupadas, Italia y el sur de Francia.

Merodeadores de Merrill

Los Merodeadores de Merrill se inspiraron en los Chindit y participaron en operaciones similares en Birmania. A fines de noviembre de 1943, se formaron los Alamo Scouts (Unidad de Reconocimiento Especial del Sexto Ejército) para realizar trabajos de reconocimiento y asalto en el Teatro del Pacífico Sudoeste bajo el mando personal del entonces Teniente General Walter Krueger, Comandante General del Sexto Ejército de los EE. UU. Krueger imaginó que los Alamo Scouts, que consisten en pequeños equipos de voluntarios altamente capacitados, operarían profundamente detrás de las líneas enemigas para proporcionar inteligencia y reconocimiento táctico antes de las operaciones de desembarco del Sexto Ejército de los EE. UU.

Ficha Fuerzas especiales

En 1983, el Ejército de los EE. UU. Creó la pestaña de Fuerzas Especiales. Más tarde se decidió que el personal con al menos 120 días de servicio en tiempo de guerra antes de 1955 en ciertas unidades, incluida la Brigada del Diablo, los Alamo Scouts y los Grupos Operativos de OSS, recibirían la ficha por sus servicios en la Segunda Guerra Mundial, colocándolos a todos en el linaje de las fuerzas especiales estadounidenses y canadienses de hoy (a través de Devil's Brigade).

Potencias del Eje

Las potencias del Eje no adoptaron el uso de fuerzas especiales en la misma escala que las británicas.

Alemania

El Regimiento de Brandenburgo del ejército alemán se fundó como una unidad de fuerzas especiales utilizada por la Abwehr para la infiltración y el reconocimiento de larga distancia en Fall Weiss de 1939 y las campañas Fall Gelb y Barbarroja de 1940 y 1941.

Más tarde, durante la guerra, el 502 ° batallón SS Jäger, comandado por Otto Skorzeny, sembró el desorden detrás de las líneas aliadas al desviar los convoyes lejos de las líneas del frente. Un puñado de sus hombres fueron capturados por los estadounidenses y difundieron el rumor de que Skorzeny estaba liderando una incursión en París para matar o capturar al general Dwight Eisenhower. Aunque esto no era cierto, Eisenhower estuvo confinado en su cuartel general durante varios días y Skorzeny fue etiquetado como "el hombre más peligroso de Europa".

Italia

En Italia, la Decima Flottiglia MAS fue responsable del hundimiento y daño de un considerable tonelaje británico en el Mediterráneo. También hubo otras fuerzas especiales italianas como A.D.R.A. (Arditi Distruttori Regia Aeronautica). Este regimiento se utilizó en ataques contra bases aéreas y ferrocarriles aliados en el norte de África en 1943. En una misión destruyeron 25 B-17.

Japón

El Ejército Imperial Japonés desplegó por primera vez paracaidistas del ejército en combate durante la Batalla de Palembang, en Sumatra, en las Indias Orientales Neerlandesas, el 14 de febrero de 1942. La operación estaba bien planificada, con 425 hombres del 1er Regimiento de Ataques de Paracaidistas tomando el aeródromo de Palembang, mientras los paracaidistas del 2º Regimiento de Ataques de Paracaidistas tomaron la ciudad y su importante refinería de petróleo. Posteriormente se desplegaron paracaidistas en la campaña de Birmania. La primera tropa de tanques planeadores se formó en 1943, con cuatro tanques ligeros Tipo 95 Ha-Go. Las brigadas de paracaidistas se organizaron en Teishin Shudan como la primera unidad de incursión a nivel de división, en la principal base aerotransportada japonesa, el aeródromo de Karasehara, Kyūshū, Japón.

Sin embargo, al igual que con unidades aerotransportadas similares creadas por los Aliados y otras potencias del Eje, los paracaidistas japoneses sufrieron una tasa de bajas desproporcionadamente alta, y la pérdida de hombres que requerían un entrenamiento tan extenso y costoso limitó sus operaciones a solo las más críticas. Dos regimientos de Teishin Shudan se formaron en el 1er Grupo de Incursión, comandado por el General de División Rikichi Tsukada bajo el control del Grupo de Ejércitos Expedicionarios del Sur, durante la campaña de Filipinas. Aunque estructurada como una división, sus capacidades eran mucho menores, ya que sus seis regimientos tenían una mano de obra equivalente a un batallón de infantería estándar, carecían de cualquier forma de artillería y tenían que depender de otras unidades para el apoyo logístico. Sus hombres ya no estaban entrenados en paracaídas, sino que dependían de los aviones para el transporte.

Unos 750 hombres de la 2.ª Brigada de Incursión, de este grupo, fueron asignados a atacar bases aéreas estadounidenses en Luzón y Leyte en la noche del 6 de diciembre de 1944. Fueron transportados en transportes Ki-57, pero la mayoría de los aviones fueron derribados. Unos 300 comandos lograron aterrizar en el área de Burauen en Leyte. La fuerza destruyó algunos aviones e infligió numerosas bajas antes de que fueran aniquilados.

Finlandia

Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército finlandés y la guardia fronteriza organizaron las fuerzas sissi en una patrulla de reconocimiento de largo alcance (kaukopartio) unidades. Estos estaban abiertos solo a voluntarios y operaban muy detrás de las líneas enemigas en pequeños equipos. Llevaron a cabo misiones de recopilación de inteligencia e incursiones en, por ejemplo, depósitos de suministros enemigos u otros objetivos estratégicos. En general, fueron muy eficaces. Por ejemplo, durante la Batalla de Ilomantsi, las líneas de suministro soviéticas fueron hostigadas hasta el punto de que la artillería soviética no pudo explotar su enorme ventaja numérica sobre la artillería finlandesa. Sus operaciones también se clasificaron como secretas debido a la sensibilidad política de tales operaciones. Solo los historiadores militares autorizados podían publicar sobre sus operaciones a los soldados individuales que debían llevarse los secretos a la tumba. Un famoso comandante del LRRP fue Lauri Törni, quien más tarde se unió al Ejército de los EE. UU. Para capacitar al personal estadounidense en operaciones especiales.

Guerra de liberación de Bangladesh (1971)

los Mukti Bahini fue el movimiento de resistencia guerrillera formado por militares, paramilitares y civiles de Bangladesh durante la Guerra de Liberación que transformó Pakistán Oriental en Bangladesh en 1971. [31] [32]

El 7 de marzo de 1971, el jeque Mujibur Rahman hizo un llamamiento al pueblo de Pakistán Oriental para que se preparara para una lucha sin cuartel. [33] Más tarde, esa noche, comenzaron las manifestaciones de resistencia, [33] y el ejército de Pakistán comenzó una represalia a gran escala con la Operación Searchlight, que continuó hasta mayo de 1971. [33]

En abril de 1971 se estableció una dirección militar formal de la resistencia bajo el Gobierno Provisional de Bangladesh. El consejo militar estaba encabezado por el general M. A. G. Osmani [34] y once comandantes de sector. [35] Las Fuerzas Armadas de Bangladesh se establecieron el 4 de abril de 1971. Además de las unidades regulares, como el Regimiento de Bengala Oriental y los Rifles de Pakistán Oriental, el Mukti Bahini también estaba formado por los civiles Gonobahini (Fuerza del Pueblo). [36] Las divisiones más prominentes de Mukti Bahini fueron la Fuerza Z dirigida por el Mayor Ziaur Rahman, la Fuerza K dirigida por el Mayor Khaled Mosharraf y la Fuerza S dirigida por el Mayor K M Shafiullah. Los líderes estudiantiles de la Liga Awami formaron unidades de milicias, incluidas Mujib Bahini, Kader Bahini y Hemayet Bahini. [35] El Partido Comunista de Bangladesh, dirigido por el camarada Moni Singh, y activistas del Partido Nacional Awami también operaban varios batallones guerrilleros. [37]

Utilizando tácticas de guerra de guerrillas, Mukti Bahini se aseguró el control de gran parte del campo bengalí. Llevó a cabo campañas exitosas de "emboscada y sabotaje", [38] e incluyó a la naciente Fuerza Aérea de Bangladesh y la Armada de Bangladesh. El Mukti Bahini recibió entrenamiento y armas de las tropas regulares. [39] donde la gente en los estados del este y noreste comparten una herencia étnica y lingüística bengalí común con Pakistán Oriental. [40]

Durante la guerra, el Mukti Bahini se convirtió en parte de la Fuerzas Aliadas de Bangladesh. [41] Fue fundamental para asegurar la rendición de Pakistán y la liberación de Dacca y otras ciudades en diciembre de 1971. [41] [42]

Pelotón de crack

En junio de 1971, el Banco Mundial envió una misión para observar la situación en Pakistán Oriental. La célula mediática del gobierno de Pakistán estaba difundiendo la noticia de que la situación en Pakistán Oriental era estable y normal. Khaled Mosharraf, un comandante del sector de Mukti Bahini, planeaba desplegar un equipo de comando especial. La tarea asignada al equipo era realizar operaciones de comando y aterrorizar a Dhaka. El principal objetivo de este equipo era demostrar que la situación no era realmente normal. Además, Pakistán, en ese momento, esperaba ayuda económica del Banco Mundial, que se asumió [ ¿por quién? ] para gastarse en comprar armas. El plan era hacer que la Misión del Banco Mundial entendiera la verdadera situación de Pakistán Oriental y dejar de sancionar la ayuda. [43] Khaled, junto con A.T.M Haider, otro comandante del sector, formaron el Pelotón de Grietas. Inicialmente, el número de comandos en el pelotón era 17. Esos comandos estaban recibiendo entrenamiento en el campamento de Melaghar en ese momento. [44] Desde Melaghar, los comandos de Crack Platoon se dirigieron a Dhaka el 4 de junio de 1971 y lanzaron una operación de guerrilla el 5 de junio. [43] Más tarde, el número de comandos aumentó, el pelotón se dividió y se desplegó en diferentes áreas que rodean la ciudad de Dhaka. [45] Los objetivos básicos del Pelotón Crack eran demostrar la fuerza de Mukti Bahini, aterrorizando al Ejército de Pakistán y sus colaboradores. Otro objetivo importante era demostrar a la comunidad internacional que la situación en Pakistán Oriental no era normal. Ese equipo de comando también tenía como objetivo inspirar a la gente de Dhaka, que con frecuencia era víctima de asesinatos y torturas. The Crack Platoon cumplió con éxito estos objetivos. La misión del Banco Mundial, en su informe, describió claramente la peligrosa situación que prevalecía en Pakistán Oriental. En su informe, la misión del Banco Mundial instó a poner fin al régimen militar en Pakistán Oriental. [46] El Pelotón Crack llevó a cabo varias operaciones importantes y exitosas. El suministro de energía en Dhaka fue devastado [47] [48], lo que provocó graves problemas para el ejército de Pakistán y la administración militar en Dhaka. Los restaurantes chinos en Dhaka se habían vuelto casi prohibidos para los oficiales del ejército paquistaní. [49]

Fuerzas especiales modernas

Después de la Segunda Guerra Mundial

El almirante William H. McRaven, ex noveno oficial al mando del Comando de Operaciones Especiales de EE. UU. (2011-2014), describió dos enfoques de las operaciones de las fuerzas especiales en la declaración de postura de 2012 al Comité de Servicios Armados del Senado de EE. UU.: "El enfoque directo se caracteriza mediante letalidad de precisión de unidades pequeñas habilitada tecnológicamente, inteligencia enfocada y cooperación interinstitucional integrada en un campo de batalla conectado en red digital ", mientras que el" enfoque indirecto incluye empoderar a las fuerzas de la nación anfitriona, brindar asistencia adecuada a las agencias humanitarias e involucrar a las poblaciones clave ". [50] Los elementos del poder nacional deben desplegarse en concierto sin depender demasiado de una sola capacidad, como las fuerzas especiales, que deja a toda la fuerza desprevenida y vacía en todo el espectro de operaciones militares. [51]

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX y en el siglo XXI, las fuerzas especiales han cobrado mayor importancia, ya que los gobiernos han descubierto que los objetivos a veces pueden lograrse mejor con un pequeño equipo de especialistas anónimos que con un despliegue convencional más grande y mucho más polémico desde el punto de vista político. Tanto en Kosovo como en Afganistán, se utilizaron fuerzas especiales para coordinar las actividades entre los guerrilleros locales y el poder aéreo.

Por lo general, los guerrilleros se enfrentaban a soldados y tanques enemigos que los hacían moverse, donde podían ser vistos y atacados desde el aire.

La invasión estadounidense de Afganistán involucró a fuerzas especiales de varias naciones de la coalición, que desempeñaron un papel importante en la eliminación del poder de los talibanes en 2001-2002. Las fuerzas especiales han seguido desempeñando un papel en la lucha contra los talibanes en operaciones posteriores.

A medida que se eliminan las restricciones de género en algunas partes del mundo, las mujeres están solicitando selecciones de unidades de las fuerzas especiales y, en 2014, las Fuerzas de Operaciones Especiales de Noruega establecieron una unidad femenina Jegertroppen (inglés: Hunter Troop).


Contenido

Dunkerque a Dieppe Modificar

A raíz de la evacuación de Dunkerque de la Fuerza Expedicionaria Británica en mayo de 1940, los británicos comenzaron el desarrollo de una fuerza de incursión sustancial bajo el paraguas del Cuartel General de Operaciones Combinadas. Esto fue acompañado por el desarrollo de técnicas y equipos para la guerra anfibia. A finales de 1941, se presentó un plan para el desembarco de 12 divisiones alrededor de Le Havre, asumiendo una retirada de las tropas alemanas para contrarrestar el éxito soviético en el este. De ahí surgió la Operación Rutter para probar la viabilidad de la captura de un puerto mediante un desembarco opuesto, la investigación de los problemas de operación de la flota de invasión y las pruebas de equipos y técnicas del asalto. [7]

Después de su victoria en la Batalla de Gran Bretaña en 1940 y la Luftwaffe Habiendo cambiado al bombardeo nocturno en el otoño de 1940, los cazas diurnos del Royal Air Force Fighter Command eran "una fuerza sin una misión inmediata". [8] Sin nada más que hacer, los combatientes del Comando de Combate de la RAF fueron desplegados en la primavera de 1941 en una serie de misiones de búsqueda y destrucción de sobrevolar Francia para enfrentarse a los Luftwaffe en combate. En la segunda mitad de 1941, la ofensiva aérea sobre Francia se intensificó considerablemente, lo que provocó la pérdida de 411 aviones británicos y canadienses. [8] En la primavera de 1942, el Luftwaffe desplegó el nuevo caza Focke-Wulf Fw 190 en sus aeródromos en Francia. [9]

El Fw 190 fue muy superior a los Supermarine Spitfire Mk V y Hawker Hurricane Mk II utilizados por los pilotos británicos y canadienses y las pérdidas en Francia aumentaron. [9] La RAF estaba convencida de que estaba ganando la guerra aérea, creyendo que la pérdida de 259 Spitfire sobre Francia en los primeros seis meses de 1942 estaba justificada por la destrucción de 197 aviones alemanes en el mismo período. Un problema importante para la RAF fue que el Luftwaffe Los pilotos de combate alemanes se negaron a participar en el combate sobre la costa francesa y en su lugar operaron tierra adentro, lo que obligó a los Spitfires británicos a volar más profundamente en Francia, consumiendo su combustible, colocándolos en desventaja cuando el Luftwaffe comprometido. Gracias a la inteligencia proporcionada por Ultra, los británicos sabían que si alguna fuerza aliada intentaba apoderarse de un puerto en Francia, los alemanes asumirían que era el comienzo de una invasión y, por lo tanto, el Luftwaffe era montar un esfuerzo máximo. Comando de combate presionó a principios de 1942, para una incursión para apoderarse de un puerto francés para provocar la Luftwaffe en acción con la RAF con ventaja. [9]

Dieppe Editar

Dieppe, una ciudad costera en el departamento de Seine-Inférieure de Francia, está construida a lo largo de un largo acantilado que domina el Canal de la Mancha. El río Scie se encuentra en el extremo occidental de la ciudad y el río Arques atraviesa la ciudad y desemboca en un puerto de tamaño mediano.En 1942, los alemanes habían demolido algunos edificios frente al mar para ayudar en la defensa costera y habían instalado dos grandes baterías de artillería en Berneval-le-Grand y Varengeville-sur-Mer. Una consideración importante para los planificadores fue que Dieppe estaba dentro del alcance de los aviones de combate de la RAF. [10]

También hubo una intensa presión por parte del gobierno soviético para abrir un segundo frente en Europa Occidental. A principios de 1942, la Operación Barbarroja de la Wehrmacht claramente no había logrado destruir la Unión Soviética. Sin embargo, los alemanes, en una ofensiva de verano mucho menos ambiciosa lanzada en junio, se adentraron en el territorio soviético del sur, avanzando hacia Stalingrado. El propio Joseph Stalin exigió repetidamente que los Aliados crearan un segundo frente en Francia para obligar a los alemanes a alejarse al menos 40 divisiones del Frente Oriental para eliminar parte de la presión ejercida sobre el Ejército Rojo en la Unión Soviética. [11]

El aterrizaje aliado propuesto en Europa continental en 1943, Operación Roundup, fue considerado poco práctico por los planificadores militares, y la alternativa de aterrizaje en 1942, Operación Sledgehammer, fue aún más difícil. Los británicos habían estado comprometidos con los italianos y los alemanes en la campaña del desierto occidental desde junio de 1940. En la Segunda Conferencia de Washington en junio de 1942, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt y el primer ministro británico Winston Churchill decidieron posponer la invasión a través del Canal de la Mancha. y programar la Operación Antorcha, la invasión angloamericana del norte de África francesa, para ese mismo año. Mientras tanto, una incursión a gran escala dirigida por canadienses en la costa francesa tenía la intención de aliviar parte de la presión de la Unión Soviética. [12]

El objetivo de la redada fue discutido por Winston Churchill en sus memorias de guerra: [13]

Pensé que era muy importante que se llevara a cabo una operación a gran escala este verano, y la opinión militar parecía unánime de que hasta que no se llevara a cabo una operación de esa escala, ningún general responsable asumiría la responsabilidad de planificar la invasión principal. Al conversar con el almirante Mountbatten, quedó claro que el tiempo no permitía montar una nueva operación a gran escala durante el verano. (después de que se cancelara a Rutter), pero que Dieppe podría volver a montarse (con el nuevo nombre en clave "Jubilee") dentro de un mes, siempre que se tomaran medidas extraordinarias para garantizar el secreto. Por esta razón, no se mantuvieron registros pero, después de que las autoridades canadienses y los jefes de estado mayor dieron su aprobación, yo personalmente revisé los planes con el C.I.G.S., el almirante Mountbatten y el comandante de la fuerza naval, el capitán J. Hughes-Hallett.

Operación Rutter Editar

La Operación Rutter fue ideada para satisfacer varios objetivos, como una muestra de apoyo a la Unión Soviética, brindar una oportunidad para que las fuerzas canadienses en Gran Bretaña se involucren con el ejército alemán y como un estímulo moral para el público británico, entre los que se encontraban vociferantes partidarios de un segundo frente para dar un apoyo tangible al Ejército Rojo. Desde un punto de vista militar, cuando comenzara la verdadera invasión de Europa, sería importante capturar rápidamente un puerto antes de que los alemanes pudieran demoler las instalaciones o volver a capturarlo mediante un contraataque. El alcance de la fortificación alemana de los puertos franceses era incierto y también estaba en duda cuán organizado podría ser un ataque anfibio después de un cruce del Canal y cómo podría lograrse un elemento sorpresa. Rutter podría proporcionar la experiencia que se necesitaría más adelante en la guerra. Rutter fue una operación combinada, que involucró a bombarderos pesados ​​del Comando de Bombarderos de la RAF y los barcos pesados ​​de la Royal Navy para bombardear las defensas alemanas con vistas a las playas, las tropas de paracaídas y planeadores silenciarían a la artillería pesada alemana que comandaba los accesos al puerto. La fuerza principal de infantería y tanques aterrizaría y avanzaría a través del puerto hasta las afueras y se atrincheraría para resistir los contraataques hasta que llegara el momento de retirarse y volver a embarcarse en su lancha de desembarco. La 2ª División de Infantería de Canadá fue elegida para la operación y recibió un entrenamiento especializado de tres meses en operaciones anfibias hasta julio. Los canadienses se reunieron en los puertos de embarque y subieron a sus barcos, donde se reveló el objetivo. Los aviones alemanes detectaron y bombardearon los barcos ensamblados [14] y las inclemencias del tiempo obligaron a retrasar la navegación y el 7 de julio, Rutter fue cancelado y las tropas desembarcaron. [15] [16] [17]

Operación Jubileo Editar

Los desembarcos de Dieppe se planearon en seis playas: cuatro frente a la ciudad y dos en los flancos este y oeste, respectivamente. De este a oeste, las playas se denominaron en código Amarillo, Azul, Rojo, Blanco, Verde y Naranja. El Comando No. 3 aterrizaría en Yellow Beach, el Regimiento Real de Canadá en Blue. Los desembarcos principales se llevarían a cabo en las playas Roja y Blanca por la Infantería Ligera Royal Hamilton, el Regimiento Escocés de Essex, Les Fusiliers Mont-Royal, A Commando Royal Marines y la armadura. El Regimiento de South Saskatchewan y los Cameron Highlanders de Canadá de la Reina aterrizarían en Green Beach, [16] y el Comando No. 4 en Orange.

El apoyo blindado fue proporcionado por el 14 ° Regimiento de Tanques del Ejército (Regimiento de Calgary (Tanque)) con 58 de los tanques Churchill recién introducidos en su primer uso en combate, que se entregarán utilizando el nuevo tanque de lancha de desembarco (LCT). [18] Los Churchills, adaptados para operar en aguas poco profundas cerca de la playa, eran una mezcla de tipos, algunos armados con un cañón QF de 2 pdr (40 mm) en la torreta y un obús de apoyo cercano de 3 pulgadas en el casco, algunos tenían el QF 6-pdr (57 mm) y tres Churchill estaban equipados con lanzallamas. Los ingenieros usarían explosivos para eliminar los obstáculos de los tanques.

Apoyo naval Editar

La Royal Navy suministró 237 barcos y lanchas de desembarco. Sin embargo, el apoyo de los disparos navales previos al aterrizaje era limitado, y consistía en seis destructores de la clase Hunt, cada uno con cuatro o seis cañones de 4 pulgadas (102 mm). Esto se debió a la renuencia del Primer Lord del Mar, Sir Dudley Pound, a arriesgar barcos capitales en un área que creía vulnerable a los ataques de aviones alemanes. [19] Mountbatten le pidió a Pound que enviara un acorazado para proporcionar apoyo de fuego para la incursión de Dieppe, pero Pound era consciente de que los aviones japoneses habían hundido el crucero de batalla HMS. Rechazar y el acorazado Principe de Gales frente a Malaya en diciembre de 1941 y no arriesgaría barcos capitales en aguas donde los Aliados no tenían supremacía aérea. [20]

Plan aéreo Editar

Comando de combate Editar

Durante los últimos dieciocho meses de enfrentamientos por desgaste inconclusos, el Comando de Cazas había establecido una medida de superioridad aérea dentro del alcance de sus cazas. Las incursiones diurnas en el espacio aéreo británico se habían reducido a un par ocasional de cazabombarderos alemanes que cruzaban el Canal de la Mancha, arrojaban sus bombas y volvían corriendo. A las 06:15 del 7 de julio, dos barcos en el Solent, con tropas para Rutter a bordo, fueron alcanzados pero las bombas no explotaron y atravesaron sus cascos, causando solo cuatro bajas. El reconocimiento fotográfico alemán fue mucho más difícil, porque los resultados adecuados requerían que la aeronave volara un rumbo y una altura establecidos. Las salidas repetidas una o dos veces por semana eran ideales para el análisis comparativo de fotografías, pero Luftwaffe sólo podía gestionar un conjunto de fotografías al mes. Se obtuvo un reconocimiento parcial del 28 al 31 de julio, después de que Rutter hubiera sido cancelado y no nuevamente hasta el 24 de agosto, cinco días después de Jubilee. [21] El plan aéreo era aprovechar la incursión para forzar al Luftwaffe luchar en términos británicos y sufrir una seria derrota El vice-mariscal del aire Trafford Leigh-Mallory, el comandante del Comando de Combate del Grupo 11 iba a comandar el esfuerzo aéreo, para el cual 56 escuadrones de combate, que comprenden cazas Spitfire, cazabombarderos Hurricane y Typhoon low -interceptores de nivel. [d] Se proporcionaron cuatro escuadrones Mustang Mk I del Comando de Cooperación del Ejército para el reconocimiento de largo alcance y un contingente de cinco escuadrones de bombarderos iba a participar en el lanzamiento de humo y el bombardeo táctico. Se podría esperar que los aterrizajes provoquen un esfuerzo máximo por parte del Luftwaffe en el norte de Francia, Bélgica y los Países Bajos, con unos 250 cazas y 220 bombarderos. [22]

Leigh-Mallory controló la batalla aérea desde el cuartel general del Grupo 11 en la RAF Uxbridge, los comandos que fluían a través del sistema normalmente hasta las salas de control del Sector y desde allí a los aeródromos. [23] Un oficial de la RAF de Hut 3 en Bletchley Park fue enviado a la Sala de Operaciones del Grupo 11 para filtrar material a las estaciones Y en RAF Cheadle y RAF Kingsdown que interceptaron telegrafía inalámbrica (W / T) y radiotelefonía (R / T ) transmisiones y radiogoniometría utilizada para identificar el origen de las señales. La intención era reducir el tiempo para pasar descifrados de material del radar alemán, puestos de observación y control de cazas al Grupo 11 a través del "oficial más experto en Y sobre Defensa de Cazas Alemanes y sus ramificaciones". [24] Los controladores de caza en el barco del cuartel general HMS Calpe y Berkeley podría comunicarse con la cobertura del caza de incursión en una frecuencia compartida. Los cazas de "Apoyo Cercano" se registraron con la nave del cuartel general a medida que se acercaban para que el Controlador de Cazas pudiera dirigirlos hacia objetivos alternativos según fuera necesario. [23]

El movimiento de escuadrones dentro del Grupo 11 y el refuerzo con 15 escuadrones de fuera del Grupo 11 se llevaron a cabo del 14 al 15 de agosto bajo la apariencia de "Ejercicio Veneno". [25]

2 Editar grupo

El 29 de junio, el Grupo 2, Bomber Command, recibió la orden de enviar dieciséis Douglas Bostons cada uno del Escuadrón 88 y el Escuadrón 107 desde sus bases de East Anglian a RAF Ford en West Sussex. El Escuadrón 226, con sus Bostons de largo alcance, debía esperar en su base para la Operación Rutter. A partir del 4 de julio, los aviones se mantendrían a treinta minutos listos para volar las operaciones del Circus contra el transporte por carretera alemán y los tanques que aparecieran. Para la velocidad, las tripulaciones fueron informadas con anticipación y debían tener una sesión informativa final en las dispersiones de su aeródromo justo antes del despegue. La operación fue cancelada después de que dos barcos de asalto fueran bombardeados por el Luftwaffe. El 14 de agosto, se notificó a 2 Group que la redada en Dieppe se había iniciado nuevamente como Operación Jubileo. El movimiento a RAF Ford se mantuvo, pero el Escuadrón 226 debía volar desde RAF Thruxton en Hampshire para colocar cortinas de humo para obstruir a los artilleros alemanes en el terreno elevado alrededor de Dieppe. El Escuadrón No. 226, al que se unieron cuatro tripulaciones de los otros escuadrones, comenzó a entrenar en Thruxton en municiones de humo, bombas de humo de 100 libras (45 kg) e instalaciones de cortina de humo, transportadas en las bahías de bombas de algunos de los Boston, que debían tomar despegar antes del amanecer y operar sin escolta de caza. [26]

Inteligencia Editar

La inteligencia en el área era escasa: había posiciones de armas alemanas excavadas en los acantilados, pero estos no habían sido detectados ni detectados por los fotógrafos de reconocimiento aéreo. Los planificadores habían evaluado la pendiente de la playa y su idoneidad para los tanques solo escaneando instantáneas de las vacaciones, lo que llevó a una subestimación de la fuerza alemana y del terreno. [16] El esquema del plan para la fallida Operación Rutter (que se convirtió en la base de la Operación Jubileo) decía que "los informes de inteligencia indican que Dieppe no está fuertemente defendida y que las playas cercanas son adecuadas para el desembarco de infantería, y vehículos blindados de combate en algunos". [27]

Fuerzas alemanas Editar

Ejército Editar

Las fuerzas alemanas en Dieppe estaban en alerta máxima, habiendo sido advertidas por agentes dobles franceses que los británicos estaban mostrando interés en la zona. También habían detectado un aumento del tráfico de radio y la concentración de lanchas de desembarco en los puertos costeros del sur de Gran Bretaña. [16] Dieppe y los acantilados flanqueantes estaban bien defendidos. La guarnición de 1.500 efectivos de la 302.ª División de Infantería Estática comprendía los Regimientos de Infantería 570, 571 y 572, cada uno de los dos batallones, el 302º Regimiento de Artillería, el 302º Batallón de Reconocimiento, el 302º Anti -Batallón de tanques, 302 ° Batallón de Ingenieros y 302 ° Batallón de Señales. Se desplegaron a lo largo de las playas de Dieppe y las ciudades vecinas, cubriendo todos los posibles lugares de desembarco. La ciudad y el puerto estaban protegidos por artillería pesada en el acceso principal (particularmente en la miríada de cuevas del acantilado) y con una reserva en la parte trasera. Los defensores estaban apostados en las ciudades y en áreas abiertas intermedias y tierras altas que dominaban las playas. Elementos del 571º Regimiento de Infantería defendieron la estación de radar de Dieppe cerca de Pourville y la batería de artillería sobre el río Scie en Varengeville. Al este, el Regimiento de Infantería 570 se desplegó cerca de la batería de artillería en Berneval-le-Grand. [ cita necesaria ]

Luftwaffe Editar

los Luftwaffe fuerza de combate compuesta Jagdgeschwader 2 (JG2) y Jagdgeschwader 26 (JG26), con alrededor de 120 cazas en servicio, en su mayoría Fw 190 para oponerse a los aterrizajes y escoltar alrededor de 100 bombarderos en servicio de Kampfgeschwader 2 y los bombarderos especializados anti-envío de III./Kampfgeschwader 53 (KG 53), II./Kampfgeschwader 40 (KG 40) e I./Kampfgeschwader 77 (KG 77) en su mayoría equipados con Dornier 217. [ cita necesaria ]

En la noche del 18 al 19 de agosto, el Comando Costero de la RAF llevó a cabo patrullas antisuperficie (ASV) de la costa desde Boulogne hasta Cherburgo después del amanecer, las patrullas fueron realizadas por combatientes. La flota aliada partió de la costa sur de Inglaterra durante la noche, precedida por dragaminas de Newhaven que despejaban caminos a través del Canal de la Mancha, seguidos por la flotilla de ocho destructores y lanchas cañoneras a motor acompañantes que escoltaban la lancha de desembarco y los lanchas a motor.

Aterrizajes iniciales Editar

Los primeros aterrizajes comenzaron a las 04:50 del 19 de agosto, con ataques a las baterías de artillería en los flancos de la zona principal de aterrizaje. Estos fueron Varengeville - Sainte-Marguerite-sur-Mer (conocida como Orange Beach) por No. 4 Commando, Pourville (Green Beach) por el Regimiento de Saskatchewan del Sur y los propios Cameron Highlanders de Canadá, Puys (Blue Beach) por el Royal Regimiento de Canadá y Berneval (Yellow Beach) por el Comando No. 3. En su camino hacia adentro, la lancha de desembarco y las escoltas que se dirigían hacia Puys y Berneval chocaron e intercambiaron fuego con un pequeño convoy alemán a las 03:48. [16] Los destructores aliados HMS Brocklesby y ORP Ślązak notaron el compromiso, pero sus comandantes asumieron incorrectamente que la lancha de desembarco había sido atacada por las baterías de la costa y no acudió a su rescate. [2]

Playa amarilla Editar

La misión del Teniente Coronel John Durnford-Slater y el Comando No. 3 era realizar dos aterrizajes a 8 millas (13 km) al este de Dieppe para silenciar la batería costera. Goebbels cerca de Berneval. La batería podría disparar al aterrizar en Dieppe 4 millas (6,4 km) al oeste. Los tres cañones de 170 mm (6,7 pulgadas) y cuatro de 105 mm (4,1 pulgadas) de 2/770 batería tenía que estar fuera de acción cuando la fuerza principal se acercó a la playa principal.

Las embarcaciones que transportaban el Comando No. 3, que se acercaban a la costa hacia el este, no fueron advertidas de la aproximación de un convoy costero alemán que había sido localizado por las estaciones de radar británicas "Chain Home" a las 21:30. Los barcos S alemanes que escoltaban a un petrolero alemán torpedearon algunas de las lanchas de desembarco LCP e inutilizaron el Steam Gun Boat 5. Posteriormente, ML 346 y Landing Craft Flak 1 se combinaron para expulsar a los barcos alemanes, pero el grupo se dispersó, con algunas pérdidas. Los comandos de seis naves que aterrizaron en Yellow I fueron rechazados y, incapaces de retirarse con seguridad o unirse a la fuerza principal, tuvieron que rendirse. Solo 18 comandos desembarcaron en la playa Yellow II. Llegaron al perímetro de la batería a través de Berneval, después de que fuera atacada por los cazabombarderos del huracán, atacando a su objetivo con fuego de armas pequeñas. Aunque no pudieron destruir los cañones, sus disparos lograron distraer a la batería con tan buen efecto que los artilleros dispararon salvajemente y no hubo ningún caso conocido de que esta batería hundiera ninguno de los barcos del convoy de asalto frente a Dieppe. Los comandos finalmente se vieron obligados a retirarse frente a fuerzas enemigas superiores. [16] [28]

Playa naranja Editar

La misión del Teniente Coronel Lord Lovat y el Comando No. 4 (incluidos 50 Rangers del Ejército de los Estados Unidos) era realizar dos aterrizajes a 6 millas (9,7 km) al oeste de Dieppe para neutralizar la batería costera. Hess en Blancmesnil-Sainte-Marguerite cerca de Varengeville. Aterrizando en el flanco derecho en vigor a las 04:50, subieron la empinada pendiente y atacaron y neutralizaron su objetivo, la batería de artillería de seis cañones de 150 mm. Este fue el único éxito de la Operación Jubileo. [16] El comando se retiró a las 07:30 como estaba previsto. [10] La mayor parte del No. 4 regresó a salvo a Inglaterra. Esta parte de la incursión se consideró un modelo para futuros asaltos anfibios del Royal Marine Commando como parte de las principales operaciones de aterrizaje. Lord Lovat recibió la Orden de Servicio Distinguido por su participación en la redada y el Capitán Patrick Porteous No. 4 Commando, recibió la Cruz Victoria. [29] [30] [31] [32]

Playa azul Editar

El enfrentamiento naval entre el pequeño convoy alemán y la embarcación que transportaba el Comando No. 3 había alertado a los defensores alemanes en Blue Beach. El desembarco cerca de Puys por el Regimiento Real de Canadá más tres pelotones de la Guardia Negra de Canadá y un destacamento de artillería se encargaron de neutralizar las baterías de ametralladoras y artillería que protegen esta playa de Dieppe. Se retrasaron 20 minutos y las cortinas de humo que deberían haber ocultado su asalto ya se habían levantado. Las ventajas de la sorpresa y la oscuridad se perdieron así, mientras los alemanes habían ocupado sus posiciones defensivas en preparación para el desembarco. Las bien fortificadas fuerzas alemanas mantuvieron a las fuerzas canadienses que aterrizaron en la playa. Tan pronto como llegaron a la orilla, los canadienses se encontraron atrapados contra el malecón, incapaces de avanzar. Con un búnker alemán colocado para barrer la parte trasera del malecón, el Regimiento Real de Canadá fue aniquilado. De los 556 hombres del regimiento, 200 fueron asesinados y 264 capturados. [10]

Green Beach Editar

En Green Beach, al mismo tiempo que el Comando No. 4 había aterrizado en Orange Beach, el 1.er Batallón del Regimiento de Saskatchewan del Sur se dirigía hacia Pourville. Vararon a las 04:52, sin haber sido detectados. El batallón logró abandonar su lancha de desembarco antes de que los alemanes pudieran abrir fuego. Sin embargo, en el camino hacia adentro, algunas de las lanchas de desembarco se habían desviado del rumbo y la mayor parte del batallón se encontró al oeste del río Scie en lugar de al este. Como habían aterrizado en el lugar equivocado, el batallón, cuyo objetivo eran las colinas al este del pueblo y la artillería de la batería Hindenburg, tuvo que entrar en Pourville para cruzar el río por el único puente. [10] Antes de que los Saskatchewans lograran llegar al puente, los alemanes habían colocado ametralladoras y cañones antitanque allí que detuvieron su avance. Con los muertos y heridos del batallón amontonados en el puente, el teniente coronel Charles Merritt, el oficial al mando, intentó impulsar el ataque cruzando repetida y abiertamente el puente, para demostrar que era factible hacerlo. [33] Sin embargo, a pesar de que el asalto se reanudó, los Saskatchewan del Sur y los Cameron Highlanders de la Reina de Canadá, que habían aterrizado junto a ellos, no pudieron alcanzar su objetivo.[10] Si bien los Cameron lograron penetrar más tierra adentro que cualquier otra tropa ese día, pronto también se vieron obligados a retroceder cuando los refuerzos alemanes se apresuraron a llegar al lugar. [16] Ambos batallones sufrieron más pérdidas ya que se retiraron solo 341 hombres pudieron llegar a la lancha de desembarco y embarcarse, y el resto se rindió. Por su participación en la batalla, el teniente coronel Merritt recibió la Cruz Victoria. [30]

Estación de radar de Pourville Editar

Uno de los objetivos del Dieppe Raid era descubrir la importancia y el rendimiento de una estación de radar alemana en la cima de un acantilado al este de la ciudad de Pourville. Para lograr esto, el Sargento de Vuelo de la RAF Jack Nissenthall, un especialista en radares, fue asignado al Regimiento del Sur de Saskatchewan que aterrizó en Green Beach. Debía intentar ingresar a la estación de radar y conocer sus secretos, acompañado por una pequeña unidad de 11 hombres de Saskatchewan como guardaespaldas. Nissenthall se ofreció como voluntario para la misión plenamente consciente de que, debido a la naturaleza altamente sensible de su conocimiento de la tecnología de radar aliada, su unidad de guardaespaldas de Saskatchewan tenía la orden de matarlo para evitar que lo capturaran. También llevaba una pastilla de cianuro como último recurso. [34]

Después de la guerra, Lord Mountbatten afirmó ser el autor James Leasor, cuando fue entrevistado durante la investigación para el libro. Playa verde, que "Si hubiera tenido conocimiento de las órdenes dadas a la escolta de fusilarlo en lugar de dejarlo capturar, las habría cancelado de inmediato". Nissenthall y sus guardaespaldas no lograron superar las defensas de la estación de radar, pero Nissenthall pudo arrastrarse hasta la parte trasera de la estación bajo el fuego enemigo y cortar todos los cables telefónicos que conducían a ella. Los operadores del interior recurrieron a la radio para hablar con sus comandantes, lo que fue interceptado por puestos de escucha en la costa sur de Inglaterra. Los Aliados pudieron aprender mucho sobre la precisión, ubicación, capacidad y densidad mejoradas de las estaciones de radar alemanas a lo largo de la costa del Canal de la Mancha, lo que ayudó a convencer a los comandantes aliados de la importancia de desarrollar tecnología de interferencia de radar. Sólo Nissenthall y un Saskatchewan del Sur del grupo regresaron a Inglaterra. [14] [35]

Principales desembarcos canadienses Editar

Playas Rojas y Blancas Editar

Preparando el terreno para los aterrizajes principales, cuatro destructores estaban bombardeando la costa cuando se acercaba la lancha de desembarco. A las 05:15, se les unieron cinco escuadrones de la RAF Hurricane que bombardearon las defensas costeras y colocaron una cortina de humo para proteger a las tropas de asalto. Entre las 03:30 y las 03:40, 30 minutos después de los aterrizajes iniciales, comenzó el asalto frontal principal del Essex Scottish y el Royal Hamilton Light Infantry. Su infantería estaba destinada a ser apoyada por los tanques Churchill del 14º Regimiento de Tanques del Ejército que desembarcaron al mismo tiempo, pero los tanques llegaron tarde a la playa. Como resultado, los dos batallones de infantería tuvieron que atacar sin apoyo blindado. Fueron recibidos con un intenso fuego de ametralladora procedente de emplazamientos excavados en los acantilados con vistas. Incapaces de superar los obstáculos y escalar el malecón, sufrieron grandes pérdidas. [16] El capitán Denis Whitaker, de la Royal Hamilton Light Infantry, recordó una escena de absoluta carnicería y confusión, con soldados muertos por el fuego alemán a lo largo del malecón mientras su oficial al mando, el coronel Bob Labatt, intentaba desesperadamente usar una radio rota. ponerse en contacto con el general Roberts ignorando a sus hombres. [36] Cuando finalmente llegaron los tanques, solo desembarcaron 29. Dos de ellos se hundieron en aguas profundas y 12 más se atascaron en la suave playa de guijarros. Solo 15 de los tanques llegaron hasta el malecón y lo cruzaron. Una vez que cruzaron el malecón, se encontraron con una serie de obstáculos de tanques que impedían su entrada al pueblo. Bloqueados para ir más lejos, se vieron obligados a regresar a la playa donde proporcionaron fuego de apoyo a la infantería que ahora se retiraba. Ninguno de los tanques logró regresar a Inglaterra. Todas las tripulaciones que desembarcaron fueron asesinadas o capturadas. [10]

Sin darse cuenta de la situación en las playas debido a una cortina de humo colocada por los destructores de apoyo, el general de división Roberts envió las dos unidades de reserva: los Fusiliers Mont-Royal y los Royal Marines. A las 07:00, los Fusileros al mando del Teniente Coronel Dollard Ménard en 26 lanchas de desembarco navegaron hacia su playa. Fueron fuertemente atacados por los alemanes, quienes los golpearon con ametralladoras pesadas, morteros y granadas, y los destruyeron solo unos pocos hombres lograron llegar a la ciudad. [10] Esos hombres fueron enviados hacia el centro de Dieppe y quedaron atrapados bajo los acantilados y Roberts ordenó a los Royal Marines que desembarcaran para apoyarlos. Al no estar preparados para apoyar a los Fusileros, los Royal Marines tuvieron que trasladarse de sus cañoneras y transportes de lanchas motoras a las lanchas de desembarco. Las lanchas de desembarco de los Royal Marine estaban muy ocupadas en su camino y muchas fueron destruidas o inutilizadas. Los Royal Marines que llegaron a la costa fueron asesinados o capturados. Cuando se dio cuenta de la situación, el oficial al mando de la Marina Real, el Teniente Coronel Phillipps, se paró en la popa de su lancha de desembarco e indicó al resto de sus hombres que se volvieran. Fue asesinado unos momentos después. [dieciséis]

Durante la incursión, un pelotón de morteros de los montañeses de Calgary, comandado por el teniente F. J. Reynolds, se incorporó a la fuerza de desembarco, pero permaneció mar adentro después de que los tanques a bordo (nombre en código Bert y Factura) aterrizó. [37] Los sargentos Lyster y Pittaway fueron mencionados en Despatches por su participación en el derribo de dos aviones alemanes y un oficial del batallón murió mientras estaba en tierra con el cuartel general de una brigada. [38] [39]

A las 09:40, bajo un intenso fuego, comenzó la retirada de las principales playas del desembarco y se completó a las 14:00. [dieciséis]

Operaciones aéreas Editar

A las 04:16, seis Bostons atacaron la artillería costera alemana en el crepúsculo, lo que provocó que no se observaran los resultados. Poco después, 14 Bostons volaron a Dieppe para lanzar bombas de humo alrededor de los cañones alemanes en las alturas orientales, bombardeando el Bismarck baterías entre las 05:09 y las 05:44 con ciento cincuenta bombas de humo de 100 libras (45 kg) a 50-70 pies (15-21 m), volando a través de una tormenta de fuego antiaéreo. Una cortina de humo de 800 a 1000 yd (730 a 910 m) se desplazó a la deriva de 4 a 5 millas (6,4 a 8 km) hacia el mar, espesada por el humo de un campo de trigo en llamas. Seis bombarderos Bristol Blenheim del Escuadrón 13 y uno del Escuadrón 614 lanzaron bombas de fósforo de 45 kg (100 lb) al sur de Alemania. Reproches sitios. Nueve de los doce Bostons resultaron dañados, dos se estrellaron al aterrizar y una capa de humo Blenheim del Escuadrón 614 resultó dañada y el piloto resultó herido, la aeronave se estrelló al aterrizar y estalló en llamas. [40] Justo antes de las 08:00 se ordenó a dos escuadrones de Hurricanes armados con cañones que atacaran E-boats que venían de Boulogne y que iban acompañados por dos escuadrones de cobertura de cazas. [41]

El aeródromo de Abbeville-Drucat fue atacado por 24 Boeing B-17 Flying Fortresses, escoltados por cuatro escuadrones de USAAF Spitfire IX a las 10:30 [42], poniéndolo fuera de servicio durante "dos horas vitales". [43] Después del ataque, un ala de Typhoons hizo una finta hacia Ostende. [42] Los Mustangs hicieron un reconocimiento fuera del área principal en busca de refuerzos en las carreteras a Dieppe y desde Amiens, Rouen, Yvetot y Le Havre. Volando desde la RAF Gatwick, se pusieron en contacto con el barco del cuartel general y luego, después de haber realizado una salida, pasaron información al barco del cuartel general antes de regresar a Gatwick y llamar por teléfono al comandante aéreo. Las salidas de reconocimiento se detuvieron después de las 12:00 [42] Aunque los tomaron por sorpresa, los cazas alemanes pronto comenzaron a atacar el paraguas aéreo. La RAF tuvo un éxito moderado en la protección de las fuerzas terrestres y marítimas de los bombardeos aéreos, pero se vio obstaculizada por operar lejos de sus bases de operaciones. Los Spitfires estaban al límite de su alcance, y algunos solo podían pasar cinco minutos sobre el área de combate. [44]

A medida que aparecieron más aviones alemanes, el número de aviones británicos sobre Dieppe aumentó de tres a seis escuadrones y, en ocasiones, estuvieron presentes hasta nueve escuadrones. [45]

Seis escuadrones (cuatro británicos, dos canadienses) volaron el Spitfire Mk IX, el único caza británico igual al Fw 190, en su debut operativo en Dieppe. [46] Durante la batalla, Fighter Command realizó 2.500 salidas sobre Dieppe y logró una estrecha victoria sobre la Luftwaffe. [46] El plan para centralizar la información obtenida del radar alemán, W / T y R / T y otras transmisiones falló porque el Luftwaffe La operación contra el desembarco abrumado el sistema de informes y la sala de guerra en el cuartel general del Grupo 11 se vio abrumada con informes como el Luftwaffe reacción aumentada. RAF Kingsdown no fue informado sobre los desarrollos y no pudo identificar los refuerzos de combate alemanes que llegaban de toda Francia y los Países Bajos. El nuevo 6IS Fish Party, para descifrar transmisiones de alta velocidad que no son Morse a través del alemán Geheimschreiber, no tuvo tiempo para prepararse y se perdió información importante. [47] A pesar de las fallas de control e inteligencia, el paraguas de aire impidió que Luftwaffe de hacer muchos ataques en el desembarco o la evacuación de la fuerza aliada. [46] [43]

Análisis Editar

Alemán Editar

La captura de una copia del plan Dieppe permitió a los alemanes analizar la operación. Los altos oficiales alemanes no estaban impresionados. El general Konrad Haase consideró "incomprensible" que se esperara que una división invadiera un regimiento alemán apoyado por artillería, "la fuerza de las fuerzas navales y aéreas era totalmente insuficiente para reprimir a los defensores durante los desembarcos". [48] ​​El general Adolf-Friedrich Kuntzen no podía entender por qué los desembarcos de Pourville no fueron reforzados con tanques donde podrían haber logrado salir de la playa. [49] Los alemanes no estaban impresionados por los tanques Churchill que se quedaron atrás; el armamento y el blindaje fueron comparados desfavorablemente con los usados ​​en los tanques alemanes y soviéticos. [48] ​​Los alemanes estaban satisfechos con el éxito de su defensa al tiempo que notaron fallas en sus propias comunicaciones, transporte y ubicación de las fuerzas de apoyo, pero reconocieron que los aliados seguramente aprenderían algunas lecciones de la operación y se dedicaron a mejorar las defensas fijas. [14]

Aliados Editar

Dieppe se convirtió en un ejemplo de libro de texto de "qué no hacer" en operaciones anfibias y sentó las bases para el desembarco de Normandía dos años después. Dieppe mostró la necesidad de

  1. apoyo preliminar de artillería, incluido el bombardeo aéreo [16]
  2. sorpresa
  3. inteligencia adecuada sobre las fortificaciones enemigas
  4. evitar un ataque frontal a un puerto defendido
  5. embarcación adecuada de reembarco. [50]

Si bien el contingente canadiense luchó valientemente frente a un enemigo decidido, fueron en última instancia circunstancias fuera de su control las que sellaron su destino. [50] A pesar de las críticas sobre la inexperiencia de las brigadas canadienses, los estudiosos han notado que incluso los profesionales experimentados se habrían visto en apuros bajo las deplorables condiciones provocadas por sus superiores. Los comandantes que planearon el ataque a Dieppe no habían previsto tales pérdidas. [50] Este fue uno de los primeros intentos de los aliados occidentales en una ciudad portuaria controlada por los alemanes. Como consecuencia, la planificación de los rangos más altos en preparación para la incursión fue mínima. Se cometieron errores estratégicos y tácticos básicos que dieron como resultado una tasa de muerte de los aliados (particularmente canadiense) más alta de lo esperado.

Para ayudar en futuros aterrizajes, los británicos desarrollarían vehículos blindados especializados para que los ingenieros realicen tareas protegidas por blindaje. Debido a que las huellas de la mayoría de los tanques de Churchill quedaron atrapadas en la playa de guijarros, los Aliados comenzaron a estudiar la geología de la playa donde tenían la intención de aterrizar y adaptar los vehículos para ellos. [51] Los aliados cambiaron su opinión de que capturar un puerto importante era necesario para establecer un segundo frente, el daño infligido a un puerto para capturarlo y que los alemanes dispararan cargas de demolición lo volverían inútil después. Se iban a construir puertos prefabricados de Mulberry y remolcarlos a las playas durante la invasión. [52]

Si bien la RAF en general pudo mantener a los aviones alemanes alejados de la batalla terrestre y los barcos, la operación demostró la necesidad de superioridad aérea y mostró "importantes deficiencias en las técnicas de apoyo en tierra de la RAF" y esto llevó a la creación de un sistema aéreo táctico integrado. fuerza para el apoyo del ejército. [53]

Víctimas Editar

Del contingente canadiense de casi 5.000 efectivos, 3.367 resultaron muertos, heridos o hechos prisioneros, una tasa de bajas excepcional del 68 por ciento. [54] Los 1.000 comandos británicos perdieron 247 hombres. La Royal Navy perdió al destructor Berkeley (en el cruce de regreso, fue alcanzado por bombas de un Fw 190 y luego hundido por Albrighton) y 33 lanchas de desembarco, con 550 muertos y heridos. La RAF perdió 106 aviones. RAF Air Sea Rescue Services recogió a unos 20 pilotos con la pérdida de tres de los cinco lanzamientos de alta velocidad de Dover. [55] Entre las pérdidas de la RAF, seis aviones de la RAF habían sido derribados por artilleros de su propio bando, un Typhoon fue derribado por un Spitfire y otros dos se perdieron cuando sus colas se rompieron (un problema estructural con los primeros Typhoons), y dos Spitfires chocaron durante la retirada a través del Canal. [56]

Los alemanes sufrieron 591 bajas, 322 mortales y 280 heridos, 48 ​​aviones y una lancha patrullera. [57] De los 50 Rangers del Ejército de los Estados Unidos que sirven en unidades de Comando, seis murieron, siete resultaron heridos y cuatro fueron capturados.

Se afirmó que las pérdidas en Dieppe eran un mal necesario. [50] Mountbatten más tarde justificó la redada argumentando que las lecciones aprendidas en Dieppe en 1942 se aprovecharon más tarde en la guerra. Más tarde afirmó: "No tengo ninguna duda de que la batalla de Normandía se ganó en las playas de Dieppe. Por cada hombre que murió en Dieppe, al menos diez más deben haberse salvado en Normandía en 1944". [ cita necesaria ] En respuesta directa a la incursión en Dieppe, Churchill comentó que "Mi impresión de 'Jubilee' es que los resultados justificaron plenamente el alto costo" y que "fue una contribución canadiense de la mayor importancia para la victoria final". [58]

Para otros, especialmente para los canadienses, fue un gran desastre. La excepción fue el éxito obtenido por los comandos británicos endurecidos por la batalla contra las baterías de artillería costera cerca de Varengeville. De los casi 5.000 soldados canadienses, más de 900 murieron (alrededor del 18%) y 1.874 fueron hechos prisioneros (37%). [5] [59]

Propaganda alemana Editar

Dieppe fue un golpe de propaganda alemán en el que la incursión de Dieppe se describió como una broma militar, señalando la cantidad de tiempo necesario para planificar tal ataque, combinado con las pérdidas sufridas por los aliados, apuntando solo a la incompetencia. [60] El valor propagandístico de las noticias alemanas sobre la incursión se vio reforzado por el arrastre británico, los medios aliados se vieron obligados a llevar anuncios de fuentes alemanas. [61] Estos intentos se hicieron para levantar la moral del pueblo alemán a pesar de la creciente intensidad de la campaña de bombardeos estratégicos aliados en las ciudades alemanas y las grandes bajas diarias en el frente oriental. [60] El mariscal Philippe Pétain de Francia escribió una carta de felicitación al ejército alemán por "limpiar el suelo francés del invasor" de esta "más reciente agresión británica". Pétain sugirió que se permitiera a las tropas francesas servir en las guarniciones costeras alemanas. Esta sugerencia no fue vista con entusiasmo por el ejército alemán y no salió nada de ella. La carta recibió mucha publicidad en Alemania y Francia como una señal de cómo el pueblo francés supuestamente apreciaba los esfuerzos de Alemania para defenderlos de les anglosajones. La carta de Pétain se utilizó más tarde como prueba para la acusación en su juicio por alta traición en 1945. [62]

La batalla aérea Editar

Fighter Command afirmó haber infligido muchas pérdidas en el Luftwaffe para una pérdida de la RAF de 106 aviones, 88 cazas (incluidos 44 Spitfires), 10 aviones de reconocimiento y ocho bombarderos, 14 otros aviones de la RAF fueron eliminados de la carga por otras causas, como accidentes. [63] Otras fuentes sugieren que se perdieron hasta 28 bombarderos y que la cifra de Spitfires destruidos y dañados fue de 70. [64] El Luftwaffe sufrió 48 pérdidas de aviones, 28 bombarderos, la mitad de ellos Dornier Do 217 de KG 2 JG 2 perdieron 14 Fw 190 y ocho pilotos murieron, JG 26 perdió seis Fw 190 con sus pilotos. [65] La RAF perdió 91 aviones derribados y 64 pilotos 47 murieron y 17 fueron hechos prisioneros, la RCAF perdió 14 aviones y nueve pilotos y el Grupo 2 perdió seis bombarderos. [46] [e] Leigh-Mallory consideró las pérdidas "notablemente leves en vista del número de escuadrones que participaron y la intensidad de la lucha" y señaló que el reconocimiento táctico sufrió más con aproximadamente dos bajas por escuadrón. [67] El Luftwaffe en Francia recuperó toda su fuerza a los pocos días de la incursión. Copp escribió que Dieppe no pudo infligir el golpe de gracia contra el Luftwaffe que buscaba la RAF. Aunque los aliados continuaron perdiendo un promedio de dos aviones por cada avión alemán destruido durante el resto de 1942, la producción de cazas de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá combinada con un mejor entrenamiento de pilotos aliados llevó a la Luftwaffe perdiendo gradualmente la guerra de desgaste en los cielos de Francia. Copp concluyó que: "La batalla por la superioridad aérea se ganó [en] muchos frentes mediante un esfuerzo continuo y el 19 de agosto de 1942 fue parte de ese logro". [46] El controlador aéreo avanzado, el comodoro aéreo Adrian Cole, resultó herido cuando Calpe fue atacado y fue galardonado con el DSO por su valentía. [68]

Prisioneros de guerra editar

El brigadier William Southam trajo a tierra su copia del plan de asalto, clasificado como documento secreto. Southam trató de enterrarlo bajo los guijarros en el momento de su rendición, pero fue descubierto y los alemanes recuperaron el plano. El plan, luego criticado [ ¿por quién? ] por su tamaño y complejidad innecesaria, contenía órdenes de encadenar a los prisioneros. [69] La Brigada del Servicio Especial Británico ató las manos de los prisioneros tomados en redadas y se ordenó la práctica para la Incursión de Dieppe "para evitar la destrucción de sus documentos". Roberts se opuso a esto con el jefe de operaciones combinadas. Después de captar las órdenes para la Operación Jubileo, los alemanes amenazaron el 2 de septiembre con encadenar a los prisioneros tomados en Dieppe. La Oficina de Guerra anunció que si existía una orden sería anulada y los alemanes retiraron la amenaza el 3 de septiembre. El 7 de octubre, los alemanes revivieron la controversia después de que surgiera más información sobre la operación Dieppe y que supuestamente los prisioneros alemanes tomados durante la pequeña incursión del 4 de octubre en Sark on estaban atados. El 8 de octubre, los prisioneros británicos y canadienses fueron atados en represalia, lo que dio lugar a represalias. [70] Las supuestas violaciones de la Convención de Ginebra cometidas por comandos aliados contra prisioneros de guerra alemanes en Dieppe y Sark fue una de las excusas que Hitler dio para la Orden de comando de octubre de 1942 para que todos los prisioneros de comando aliados fueran ejecutados. [71]: 73

Civiles Editar

Los canadienses entregaron panfletos a los civiles en los que se les decía que era solo una redada y que no debían involucrarse, a pesar de esto, un pequeño número de civiles prestó ayuda a los heridos y luego les pasó ropa y comida a los prisioneros canadienses. [14] Los civiles también se ofrecieron como voluntarios para ayudar a recoger y enterrar a los canadienses caídos, incluidos los 475 arrastrados a tierra. [14] Hitler decidió recompensar a la ciudad por no ayudar en la redada liberando a los prisioneros de guerra franceses de Dieppe y la radio de Berlín anunció la liberación de 750 "hijos de Dieppe" encarcelados desde 1940. [62] Por la perfecta disciplina y disciplina de los residentes de la ciudad. calma ", aunque los vecinos no habían tenido mucho tiempo para proporcionar a los invasores una Quinta Columna instantánea, Hitler entregó a la ciudad un obsequio de 10 millones de francos, para reparar los daños causados ​​durante el ataque. [72]

Preparación alemana Editar

El fiasco ha llevado a una discusión sobre si los alemanes sabían de la redada de antemano. [73] Desde junio de 1942, la BBC había estado transmitiendo advertencias a los civiles franceses de una acción "probable", instándoles a evacuar rápidamente los distritos costeros del Atlántico. [74] [75] [76] De hecho, el mismo día del allanamiento, la BBC lo anunció, aunque a las 08:00, después de que se hubieran producido los desembarcos. [77]

Relatos de primera mano y memorias de muchos veteranos canadienses que documentaron sus experiencias en las costas de Dieppe comentan sobre la preparación de las defensas alemanas como si fueran advertidos, al aterrizar en la costa de Dieppe, los barcos de desembarco fueron inmediatamente bombardeados con la mayor cantidad de agua posible. precisión al desembarcar las tropas. [78] El oficial al mando, teniente coronel Labatt, testificó haber visto marcadores en la playa utilizados para prácticas de mortero, que parecían haber sido colocados recientemente. [79]

La creencia de que los alemanes estaban advertidos se ha visto reforzada por los relatos de prisioneros de guerra alemanes y aliados. El mayor C. E. Page, mientras interrogaba a un soldado alemán, descubrió que cuatro batallones de ametralladoras habían sido traídos "específicamente" en previsión de una redada. Hay numerosos relatos de prisioneros alemanes interrogados, captores alemanes y ciudadanos franceses que comunicaron a los canadienses que los alemanes se habían estado preparando para el desembarco durante semanas. [80] [81]

El convoy alemán que chocó con los barcos aliados no pudo enviar mensajes a la costa debido a daños en sus antenas de radio en el combate de incendios, sin embargo, el operador del Freya 28 (Radar) de largo alcance en Pourville identificó correctamente cinco columnas de barcos estacionarios en 03 : 45 a una distancia de 35 km. Se dio una alerta al comando de la Armada que no creyó la advertencia, pero cuando los barcos comenzaron a dirigirse a la costa, se dio una nueva advertencia a las 04:35. Las tropas a lo largo de la costa habían escuchado disparos en el mar y algunas unidades se pusieron en alerta. Eran las 05:05 cuando llegaron las órdenes alemanas de Le Havre de que la artillería abriera fuego. En una hora, el mando alemán comprendía el alcance del ataque y se notificó a las reservas que se prepararan para trasladarse a la costa. [14]

Telegrafo diario controversia del crucigrama Editar

El 17 de agosto de 1942, la pista "puerto francés (6)" apareció en el Telegrafo diario crucigrama (compilado por Leonard Dawe), seguido de la solución, "Dieppe", el asalto a Dieppe tuvo lugar al día siguiente, el 19 de agosto. [74] La Oficina de Guerra sospechaba que el crucigrama se había utilizado para pasar información de inteligencia a los alemanes y pidió a Lord Tweedsmuir, [f] un alto oficial de inteligencia adjunto al ejército canadiense, que investigara. Tweedsmuir dijo más tarde: "Notamos que el crucigrama contenía la palabra 'Dieppe', y hubo una investigación inmediata y exhaustiva que también involucró al MI5. Pero al final, se concluyó que era solo una coincidencia notable, una completa casualidad". . [82] Una coincidencia similar de crucigramas ocurrió en mayo de 1944, antes del Día D. Varios términos asociados con la Operación Overlord (incluida la palabra "Overlord") aparecieron en el Telegrafo diario crucigrama (también escrito por Dawe) y luego de otra investigación del MI5 que concluyó que se trataba de otra coincidencia. Además de esto, un ex alumno identificó que Dawe solicitaba con frecuencia palabras de sus alumnos, muchos de los cuales eran niños que vivían en la misma zona que el personal militar estadounidense. [83]

El pellizco de Enigma Editar

La investigación realizada durante un período de 15 años por el historiador militar David O'Keefe descubrió 100.000 páginas de archivos militares británicos clasificados que documentaban una misión de "pellizco" supervisada por Ian Fleming (más conocido más tarde como autor de las novelas de James Bond), coincidiendo con el Dieppe Raid. O'Keefe afirma que el Comando No. 30 fue enviado a Dieppe para capturar una de las nuevas máquinas de código Enigma de 4 rotores alemanas, además de los libros de códigos asociados y las hojas de configuración de los rotores. La División de Inteligencia Naval (NID) planeó el "pellizco" para pasar tales artículos a los criptoanalistas en Bletchley Park para ayudar con las operaciones de descifrado Ultra. [3] Según O'Keefe, la presencia de otras tropas que desembarcaron en Dieppe fue para brindar apoyo y crear una distracción para las unidades de comando a las que se les ordenó llegar al cuartel general del almirantazgo alemán y capturar la máquina Enigma, eran una cobertura para el objetivo Enigma.

El Comando No. 30 se formó, como Unidad de Inteligencia Especial, en septiembre de 1942 (un mes después de la incursión), compuesto por 33 Tropa (Royal Marines), 34 Tropa (Ejército), 35 Tropa (RAF) y 36 (Royal Navy) Tropa. Más tarde pasó a llamarse 30 RN Commando (Unidad de ingeniería especial). [4] Investigaciones posteriores identificaron a la unidad en la incursión de Dieppe como la Tropa N ° 3 del Comando N ° 10 (Inter-Aliados), conocida como la X-Troop.

En agosto de 2017, el historiador naval Eric Grove describió 'Enigma Pinch' como "más un reflejo de la fascinación contemporánea por la inteligencia secreta en lugar de la realidad de 1942". [84] Obtener inteligencia útil estaba entre los objetivos, incluida la captura de una máquina de cifrado Enigma de cuatro rotores, pero era uno de los muchos objetivos. Grove concluye que la redada de Dieppe no fue, como se afirma, una tapadera para un 'secuestro' y también reconoce que la decisión de formar las Unidades de Asalto de Inteligencia para recopilar material de inteligencia no se tomó hasta después de que se ordenó la Operación Jubileo. [84]

Leah Garret en su libro de 2021 X-Troop: Los comandos judíos secretos de la Segunda Guerra Mundial, [85] encontró nueva evidencia. Se creó una unidad británica compuesta por alemanes antinazis que habían huido de los Sudetes. Un equipo de cinco hombres de X Troop irrumpió en la sala de máquinas Enigma en Dieppe y tomaría la máquina y los libros de códigos. (Se necesitaban hablantes de alemán para identificar los documentos de código pertinentes y, posiblemente, para interrogar a los prisioneros capturados). Garret encontró un informe posterior a la acción anteriormente clasificado escrito por "Maurice Latimer", el nombre en inglés del único alemán de los Sudetes que regresó de la misión. , quien informó que sus órdenes eran "proceder inmediatamente al cuartel general alemán en Dieppe para recoger todos los documentos, etc. de valor, incluido, si es posible, un nuevo respirador alemán" (casi con certeza una palabra en clave que se refiere a la máquina Enigma). La misión fracasó, con un miembro muerto, otro gravemente herido y dos prisioneros. [86]

Localización Fecha Descripción Fabricante Inscripción Ventana
Sir Arthur Currie Hall, Real Colegio Militar de Canadá, Kingston, Ontario 1968 1 luz Dieppe Dawn Robert McCausland Limited * En memoria de Dieppe Dawn el 19 de agosto de 1942 por las clases de 1948-1952

Cementerio de guerra de Dieppe Modificar

Inicialmente, los muertos de los aliados fueron enterrados en una fosa común, pero ante la insistencia de la Comisión de Tumbas del Ejército Alemán, los cuerpos fueron enterrados nuevamente en un sitio utilizado por un hospital británico en 1939 en Vertus Wood, en las afueras de la ciudad. [87] [14] Las lápidas del cementerio de guerra canadiense de Dieppe se han colocado una detrás de la otra en filas dobles, la norma para un cementerio de guerra alemán, pero inusual para los sitios de la Comisión de tumbas de guerra de la Commonwealth. Cuando los aliados liberaron Dieppe como parte de la Operación Fusilade en 1944, los marcadores de las tumbas fueron reemplazados por lápidas estándar de la CWGC, pero el diseño no se modificó para evitar perturbar los restos.

Honores y premios Editar

Se otorgaron tres Cruces Victoria por la operación: una al Capitán Patrick Porteous, Regimiento Real de Artillería adjunto al Comando No. 4, en las fuerzas británicas y dos a los canadienses: el Reverendo John Weir Foote, padre de la Infantería Ligera y Teniente Real de Hamilton. Coronel Charles Merritt del Regimiento de Saskatchewan del Sur.

Porteous resultó gravemente herido en la batalla, pero fue evacuado al final de la batalla, tanto Foote como Merritt fueron capturados y se convirtieron en prisioneros de guerra, aunque en el caso de Foote, abandonó deliberadamente su lancha de desembarco y eligió ser capturado para poder ministrar a sus compañeros canadienses que ahora eran prisioneros de guerra. [88]

Marcel Lambert, del 14º Regimiento de Tanques del Ejército (Regimiento de Calgary (Tanque)), luchó agresivamente en la batalla y fue capturado. Él, junto con todos los participantes en la redada, recibió un "certificado" del Gobierno de Francia. En la década de 1980, el gobierno de Canadá otorgó a todos los veteranos de incursiones una "medalla de servicio voluntario". [89]

A pesar del fracaso de la operación, el Mayor General Roberts recibió la Orden de Servicio Distinguido. Entre el personal alistado, el soldado William A. Haggard [90] del Regimiento de Saskatchewan del Sur recibió la Medalla de Conducta Distinguida y, posteriormente, fue ascendido a teniente por sus acciones durante la redada.

Un señalero canadiense, el sargento David Lloyd Hart, recibió la Medalla Militar por sus esfuerzos durante la redada. Hart mantuvo lo que se convirtió en la única línea de comunicaciones por radio entre los hombres en tierra y los comandantes en el mar. Se le atribuye haber salvado la vida de 100 hombres a través de su trabajo de señales, pudiendo ordenar su retirada. Hart luego se convirtió en el oficial con más años de servicio en las Fuerzas Armadas Canadienses, sirviendo en roles activos y honorarios durante 81 años. Murió en marzo de 2019, a los 101 años [91] [92].


Operación Flavius

Tras los reveses duales de Loughgall y las elecciones, el IRA necesitaba una victoria contra el gobierno británico para demostrar su viabilidad continua y restaurar la confianza de sus partidarios en el país y en el extranjero. La selección de objetivos, por lo tanto, era de suma importancia. La Operación Flavius ​​estaba a punto de comenzar.

IRA & # 8217s operación más importante

Habiendo aprendido de Loughgall, la IRA comenzó a planificar la que sería una de sus operaciones más importantes. Tras un breve período de deliberación, se decidió que la presencia británica en Gibraltar era el mejor de todos los objetivos posibles, por varias razones.

Gibraltar fue considerado un objetivo & # 8216soft & # 8217. Los soldados británicos solían ser rotados a un lugar pacífico después de un exigente deber en Belfast como recompensa no oficial. La seguridad era, aunque no laxa, mucho más liviana que cualquiera que se pueda encontrar en las áreas más tranquilas de Irlanda del Norte. Por lo tanto, mientras todavía estaban en servicio activo y no de licencia, los soldados generalmente podían esperar un largo período de descanso y relajación.

¿Por qué Gibraltar?

Desde una perspectiva de IRA, esta mentalidad era ideal. Además, y de igual importancia, Gibraltar era uno de los pocos lugares que quedaban en el mundo que todavía representaba el poder colonial-imperialista de Gran Bretaña (muy parecido a lo que el IRA sintió que se le había impuesto en Irlanda). Por esta razón, un ataque a la presencia militar allí no solo infligiría un daño directo a los soldados británicos, sino que también apuñalaría el corazón del gobierno en Londres.

Los miembros veteranos del IRA Daniel McCann, Sean Savage y Mairead Farrell fueron seleccionados para llevar a cabo el ataque planeado en la Operación Flavius.

Principio del final

A pesar de las extensas precauciones de seguridad que ha tomado el IRA, Savage y McCann fueron vistos en noviembre de 1997 en España por expertos terroristas de la oficina de Servicios de Información de Madrid. Después de observar sus movimientos y transmitir los hallazgos al MI6 (la agencia de inteligencia extranjera británica) y a la sede del SAS, en general se acordó que el dúo solo podría estar en la región por una de dos razones: & # 8211 para llevar a cabo una operación contra los 250.000 -fuerte presencia británica en la Costa del Sol, o un objetivo del ejército británico en Gibraltar.

Esto se redujo en los meses siguientes a un período concentrado de cooperación entre expertos en inteligencia y contraterrorismo británicos y españoles. Pronto estuvieron de acuerdo: lo más probable es que el objetivo sea el cambio de guardia fuera de la residencia del gobernador de Gibraltar. De hecho, lo era, y aunque no lo sabían en ese momento, toda la planificación secreta del IRA había sido en vano.

Habiendo llegado a esta conclusión en noviembre, se produjo una historia de portada que pospondría el evento programado hasta el 8 de marzo de 1988. La historia que se dio a conocer fue que el cambio de horario se debió a una remodelación planificada de la caseta de vigilancia. De hecho, el evento fue aplazado para que las autoridades tuvieran más tiempo para planificar su curso de acción contra los terroristas.

El 1 de marzo, las autoridades documentaron la llegada de una mujer irlandesa que viajaba con un nombre falso, Mary Parkin. Se la observó observando de cerca la ceremonia del cambio de guardia en numerosas ocasiones durante el mes anterior. Había pocas dudas & # 8211 de que estaba proporcionando un reconocimiento por adelantado para que lo siguiera el equipo de IRA.

SAS: Es hora de actuar

Al día siguiente, el Comité Conjunto de Inteligencia de Londres (en el que el SAS tenía un oficial de enlace) tomó la determinación de que un ataque era inminente y había llegado el momento de actuar. Entonces, el 3 de marzo, un equipo de dieciséis operadores del Equipo de Proyectos Especiales de SAS fue enviado a Gibraltar & # 8211, todos llegando en diferentes vuelos y en diferentes momentos. Su misión, denominada Operación Flavius, era realizar los arrestos de todos los sospechosos antes de que pudieran llevar a cabo el ataque.

Operación Flavius: Operadores SAS británicos en la década de 1980 (Foto: XY)

Una vez confirmado el objetivo, correspondía al SAS descifrar cómo el IRA llevaría a cabo su misión. La inteligencia proporcionada al equipo de SAS indicó que los terroristas estaban fuertemente armados y que el método de ataque sería casi con certeza a través de una bomba detonada remotamente colocada en un automóvil y estacionada junto al cambio de mando.

Fuerza letal autorizada

Por esta razón, las órdenes dadas al Equipo SP involucrado en la Operación Flavius ​​se ampliaron para autorizar el uso de fuerza letal & # 8216 si quienes las usaban tenían motivos razonables o creían que se estaba cometiendo o estaba a punto de cometer un acto que pondría en peligro la vida o vidas y si no hubiera otra forma de prevenir eso que no sea el uso de armas de fuego. & # 8217

Esta fue una distinción importante, ya que los terroristas que planeaban detonar una bomba por control remoto podían hacerlo con solo presionar un interruptor en un detonador miniaturizado. Esto significaba, para un operador experimentado, que cualquier movimiento no deseado & # 8211 una mano moviéndose hacia un bolsillo o bolso & # 8211 podría indicar un intento de activar el control remoto y detonar la bomba.


Historia de Delta Force

Comparado con la historia militar de nuestra nación, Delta es relativamente joven, ya que fue formado en 1977 por su primer comandante, el coronel Charles Beckwith. Con la creciente amenaza del terrorismo en todo el mundo, Beckwith vio la necesidad de una fuerza de ataque de precisión dentro del Ejército después de trabajar con el Servicio Aéreo Especial Británico (SAS) a principios de la década de 1970.

Beckwith recibió la tarea de formar la nueva unidad y se retiró en gran parte de los Grupos de Fuerzas Especiales. El tipo de misiones en las que ha estado involucrado el SFOD-Delta durante las últimas décadas está clasificado, pero algunas han sido desclasificadas y señaladas públicamente en informes de los medios y libros escritos por los operadores delta. A continuación, se muestra una lista de varios de los compromisos desclasificados:

Operación Garra de Águila - En 1980, durante la Crisis de Rehenes de Irán, un intento fallido de rescate debido a un error del operador / equipo de aviación provocó la muerte de ocho estadounidenses, como resultado de lo cual se creó el 160 ° Regimiento de Aviación de Operaciones Especiales.

Operación Furia Urgente - Rescate de un prisionero de Granada de la prisión de Richmond Hill.

Operación Causa Justa - Invasión de Panamá para capturar a Noriega y proteger a unos 35.000 estadounidenses que viven en Panamá.

guerra del Golfo - Irak invade Kuwait y la alianza liderada por Estados Unidos derrota a Saddam Hussein y su ejército, empujándolos de regreso a Irak.

Operación Serpiente Gótica - Parte de la Batalla de Mogadiscio (1993) donde los helicópteros estadounidenses fueron derribados y dos Operadores Delta SFC Randall Shughart y MSG Gary Gordon recibieron la Medalla de Honor del Congreso por sus esfuerzos ese día.

Guerra en Afganistán -Dentro de un mes de los ataques del 11 de septiembre de 2001, los operadores de las Fuerzas Especiales ayudaron a derrotar y desmantelar a los talibanes en Afganistán.

Batalla de Tora Bora - Un compromiso conjunto masivo para matar o capturar a Osama bin Laden.

Operación Red Dawn - Localización y captura de Saddam Hussein.

Operación Escudo de enebro - Durante el ataque de Bengasi de 2012, Delta Force ayudó a evacuar la embajada de Estados Unidos en Trípoli, Libia.

Operación Black Swan - La captura del líder del Cartel de Sinaloa "El Chapo".

Operación Kayla Mueller - La redada en Siria que resultó en la muerte del conocido terrorista Abu Bakr al-Baghdadi.

Innumerables rescates de rehenes en todo el mundo.


¿Deberíamos cambiar el nombre de las bases del ejército con nombres de generales confederados?

Publicado el 09 de julio de 2020 19:05:14

Con las estatuas confederadas cayendo por todo el país, es hora de preguntar: ¿Deberíamos cambiar el nombre de las bases del ejército con nombres de generales confederados?

Creo que es una buena discusión para nosotros como nación y como Ejército. Cuando podamos evaluar el problema y tomar decisiones racionales, confío en que el liderazgo del Ejército tomará la mejor decisión para nuestra fuerza y ​​nuestra nación. Puede que no todos estemos de acuerdo en esa o esas decisiones, pero una de las partes más importantes de Estados Unidos es el discurso civil. No es difícil ver el dolor que estos nombres pueden causar o por qué los nombres actuales no importan.

He estado en países donde derribaron estatuas y cambiaron nombres, borrando la historia sin diálogo. Hubo muchos problemas más importantes, pero ninguno de esos lugares tiene paz y prosperidad. Un cambio de estatua o de nombre por sí solo no cambiará la sociedad ni traerá una tierra de oportunidades. Cuando no se hace correctamente, divide a la gente. Sin embargo, esta es una oportunidad para hacer algo bien por las generaciones actuales y futuras.

Podemos tener discusiones y estudiar nuestra Guerra Civil durante años. Hay algunas conclusiones innegables. Los confederados intentaron triunfar de la Unión y la puntuación fue Unión & # 8211 1, Confederados & # 8211 0. Los confederados respaldaron implícita o tácitamente la esclavitud de personas en función del color de su piel. Podemos aprender de estos tiempos difíciles en la historia de nuestra nación, para no repetirlos. No debemos honrar a estos generales que lucharon contra su país y por lo tanto el derecho a poseer esclavos.

En mi carrera militar de más de 20 años, nunca me preocupé por el nombre de una base, y mucho menos si el nombre de un general me inspiró. Lo que me motivó fueron las unidades que llamaron hogar a esas bases. Las famosas 82a Aerotransportada, 101a Aerotransportada, la 10a División de Montaña y las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos, estas y otras unidades históricas son las que me inspiraron.Nos paramos sobre los hombros de gigantes. Había leído sobre estas unidades en libros y las había visto en películas. El linaje de la unidad es lo que me importaba, y estoy dispuesto a apostar que la mayoría de aquellos con quienes serví estarían de acuerdo.

Tampoco me importaba que tuvieran nombres de generales famosos. No me inspiraron ni me dieron un sentido de orgullo. La verdad es que ningún general, vivo o muerto, me inspiró jamás. Tuve el privilegio de trabajar con algunos de los mejores generales de nuestro tiempo. Tengo un inmenso respeto por estos hombres y lo que aprendí de ellos es invaluable. Sin embargo, no diría que estaba inspirado. ¿Por qué, podrías preguntar? Estos generales están tan alejados de la lucha que me cuesta inspirarme. Los que me inspiraron fueron los líderes más cercanos a nosotros que llevaban a cabo misiones en la tierra, y mis hermanos y hermanas con los que serví.

No perderé el sueño si cambiamos los nombres de nuestras bases a Fort Tomato o Fort Pine Tree. Espero que tomemos estas decisiones con un proceso minucioso. Si el liderazgo del Ejército está considerando un proceso de este tipo, tengo algunas sugerencias excelentes. Ganador de la Medalla de Honor, MSG Roy P. Benavidez, Fort Benavidez. Comandante de los aviadores de Tuskegee, General Benjamin O. Davis, Fort Davis. La lista de soldados estadounidenses dignos es mucho más larga que el número de bases.

La verdad es que estamos sufriendo como país. Si esto puede ayudar a nuestra nación a sanar, estoy totalmente a favor. Es absurdo no tener la discusión. Dejemos que & # 8217s revitalice el patriotismo y el orgullo de nuestro Ejército. Podemos realizar importantes campañas de marketing compartiendo las historias de estos valiosos soldados. Todos podemos estar orgullosos de decir & # 8220I & # 8217m reportando a & # 8221 o & # 8220 servido en & # 8221 Fort (inserte el gran nombre estadounidense).

Los dejo con una sola pregunta: ¿Serás parte de la discusión conmigo?


Maleta Radio utilizado por SOE

Las radios tipo maleta fueron utilizadas ampliamente por el Ejecutivo de Operaciones Especiales (SOE) para organizar la entrega de suministros y el movimiento de personal. Los mensajes se transmitían normalmente en código Morse después de haber sido cifrados. Los primeros modelos eran pesados ​​y voluminosos, pero este ejemplo, diseñado en 1943 por el Mayor John Brown, era más pequeño y ligero que cualquier modelo anterior.

Las comunicaciones por radio seguras y bien organizadas entre la sede de la SOE y los agentes en el campo eran cruciales, ya que vivir y operar en secreto detrás de las líneas enemigas era extremadamente peligroso. Si los descubrían, los agentes corrían el riesgo de ser arrestados, torturados y ejecutados. De los 470 agentes enviados a Francia, 118 no regresaron.

Las operaciones exitosas incluyen la destrucción de la planta hidroeléctrica de Norsk en Noruega en 1943, que estaba fabricando agua pesada para el programa de bombas atómicas de los nazis.

En 1945, SOE era una organización importante con redes de agentes que se extendían por la Europa ocupada y el Lejano Oriente, y contaba con más de 13.000 hombres y mujeres en sus filas.


[CONFLICTO] Fuerzas especiales británicas, el poder aéreo llega para liberar a Sirte de las fuerzas de Haftar

Las conversaciones con el gobierno libio respaldado por la ONU en Trípoli (Gobierno de Acuerdo Nacional - GNA) han conducido a una cooperación en materia de seguridad que verá a las Fuerzas Armadas Británicas ayudar a poner fin al estancamiento que ha dejado a una entidad rebelde en control de la mitad oriental del país. La operación de Sirte se había suspendido durante algún tiempo, ya que Gran Bretaña no estaba satisfecha con el estado de las fuerzas del ejército libio para avanzar para poner fin a la guerra. Un nuevo acuerdo los capacitará y ampliará con el apoyo británico.

Antes de que se encuentre una solución más integral al conflicto, que necesitará que el ejército libio sea reformado y ampliado, se llevará a cabo un asalto a corto plazo contra Sirte para preparar la batalla final por Libia.

Se enviará un escuadrón de fuerzas especiales SAS para respaldar a las fuerzas gubernamentales de la GNA. Su tarea será asesorar a las fuerzas de primera línea, mientras dirigen los ataques aéreos realizados por la Royal Navy Fleet Air Arm, la Fuerza Aérea Italiana y los drones turcos. Los destructores Royal Navy Tipo 45 proporcionarán defensas aéreas sobre el teatro de Sirte, evitando que las fuerzas del Ejército Nacional Libio pro-Haftar tengan apoyo aéreo de sus drones construidos en China y suministrados por los Emiratos Árabes Unidos. Además de los ataques tácticos sobre objetivos de oportunidad o objetivos predefinidos, los helicópteros de ataque Apache AH1 de la cubierta del HMS Queen Elizabeth & # x27 proporcionarán apoyo aéreo cercano, trabajando en estrecha colaboración con el SAS.

El asalto comenzará primero hacia el sur, atacando la base aérea de Ghardabiya en uso por Haftar y sus fuerzas aliadas. Una vez que la base esté asegurada, la ciudad estará rodeada por el oeste y el sur. Entonces comenzarán las operaciones urbanas.

Mientras tanto, como esta campaña a corto plazo está en curso, las fuerzas británicas trabajarán para mejorar las capacidades del ejército libio y # x27s (m: I & # x27ll lo haré por separado).


Ejemplos de misiones de acción directa

Al estudiar la historia de la acción directa, es bueno recordar que ciertas operaciones no lograron su resultado debido a factores externos, como la redada de la Operación COSTA DE MARFIL en el campo de prisioneros de Son Tay en Vietnam del Norte. Los prisioneros de guerra estadounidenses habían sido retirados de las instalaciones, pero, considerando la conducción táctica de la operación, si hubiera habido prisioneros presentes, es casi seguro que habrían sido rescatados con éxito.

Ataques noruegos y estatales a la producción alemana de agua pesada

Una serie de misiones de DA durante la Segunda Guerra Mundial involucraron el sabotaje aliado de la producción de agua pesada alemana en Noruega. Operación Grouse entregado con éxito, en paracaídas, para soldados noruegos entrenados por SOE. Tenían la intención de actuar como un reconocimiento avanzado y un grupo guía para el próximo grupo de personal británico, que en realidad llevaría a cabo las demoliciones en el Rjukan en el área de Telemark de Noruega.

Operación Freshman, la siguiente fase, fue un fracaso desastroso. Dos equipos de Ingenieros Reales, transportados en planeadores Airspeed Horsa remolcados, murieron en accidentes o fueron capturados, torturados y ejecutados bajo la Orden del Comando Alemán. Una continuación, Operation Gunnerside, lanzó con éxito en paracaídas a otros seis soldados noruegos. Los equipos combinados pudieron colocar cargas de demolición en la planta y escapar.

Como no es raro para DA, una misión de bombardeo de seguimiento completó la destrucción de la planta.

Incursiones de rescate de prisioneros de guerra en Filipinas

El comando estadounidense estaba cada vez más preocupado por la intención de los japoneses de matar a todos los prisioneros y ya había sido alertado de varios asesinatos. Ejecutaron múltiples redadas de rescate. Los documentos y el interrogatorio de los presos demostraron posteriormente que la preocupación estaba plenamente justificada.

Una combinación de guerrilleros filipinos, exploradores de Alamo (sexta fuerza de reconocimiento especial del ejército de EE. UU.) Y paracaidistas del sexto batallón de guardabosques de EE. UU. Llevaron a cabo una incursión del DA con éxito en el campo de prisioneros de Cabanatuan, destruyendo la fuerza de guardia japonesa y liberando a los prisioneros. Como se hace con frecuencia en DA, la infiltración fue por fases: la guerrilla ya estaba en el área, pero los Alamo Scouts llegaron temprano y fueron guiados al área objetivo por los combatientes locales. El reconocimiento del campamento proporcionó información para finalizar la incursión final, que se pospuso un día debido a una mayor presencia enemiga.

Los Rangers se lanzaron en paracaídas a una zona de aterrizaje a una distancia del campamento, conscientes de que tendrían que arrastrarse hasta sus puntos finales de salto. Otro método utilizado a menudo en DA era proporcionar una distracción a los defensores, en este caso con un pase de bajo nivel de un avión de combate. Los guardias estaban mirando al cielo cuando los Rangers se apresuraron al campamento.

Después de que los guardias fueron neutralizados, la fuerza de rescate se encontró con otro problema común en los rescates de prisioneros: muchos prisioneros estaban confundidos o tan terriblemente asustados que debían ser sacados a la fuerza. Otros estaban enfermos y no podían caminar. Sin embargo, el rescate fue exitoso.

El Raid en Los Baños también fue un éxito. Antes del ataque, las guerrillas filipinas habían establecido comunicaciones clandestinas con los prisioneros y tenían información precisa sobre el campo. Esta fue una operación considerablemente mayor para un mayor número de prisioneros, con una presencia japonesa mucho más fuerte en el área.

Las operaciones comenzaron, como suele ser habitual, con el reconocimiento. El Pelotón de Reconocimiento Provisional de la 11th Airborne saltó y se unió a las guerrillas. Dos días después, marcaron las Zonas de Desembarque y Aterrizaje, y luego mataron a los guardias de la puerta, mientras un regimiento guerrillero rodeaba el campamento y atacaba a los japoneses que podían ver.

Luego, una compañía de paracaidistas saltó a una zona de lanzamiento marcada, se unió a guerrilleros adicionales, mató a los guardias restantes y aseguró a los prisioneros.

El resto del batallón de paracaidistas se trasladó, por agua utilizando tractores anfibios, hasta un punto a 2 millas del campamento. Aterrizarían y luego se trasladarían al campo y llevarían a los prisioneros a los vehículos.

Una cuarta fase protegió el escape real, desviando a las tropas japonesas restantes con una fuerza fuerte que incluía artillería y cazacarros. Unidades guerrilleras adicionales formaron emboscadas para evitar que los refuerzos japoneses ingresaran al área. 2.147 ex prisioneros de guerra aliados e internos fueron rescatados. Dos guerrilleros y dos paracaidistas murieron y un pequeño número resultó herido.

Posteriormente, los japoneses tomaron represalias matando a 1.500 filipinos, que no participaron en la redada y el rescate. El comandante japonés fue posteriormente condenado por crímenes de guerra y ahorcado.

Redada israelí en el radar soviético utilizado por Egipto

En 1969, Israel se dio cuenta de que Egipto estaba utilizando un radar soviético avanzado. Originalmente, se planeó un ataque aéreo para destruirlo. Sin embargo, el ataque aéreo fue cancelado y la misión se asignó a las tropas de operaciones especiales de Sayeret Matkal, transportadas por helicópteros, que creían que podían capturar el radar y devolver al menos piezas significativas.

En la Operación Gallo 53, los asaltantes rápidamente suprimieron la seguridad local y luego comenzaron a desarmar el radar para devolver los componentes críticos para el análisis de inteligencia técnica (TECHINT). Después de consultas entre los soldados de operaciones especiales terrestres y los pilotos de helicópteros, empaquetaron todo el radar y lo llevaron con éxito como cargas externas en sus helicópteros CH-53, operando al borde de la capacidad de sustentación de los helicópteros [6].

Intento de rescate de un prisionero de guerra en Vietnam del Norte

La Operación COSTA DE MARFIL fue una redada estadounidense de largo alcance, en 1970, para rescatar a los prisioneros de guerra que se cree que están retenidos en el campo de prisioneros de Son Tay. La fuerza de rescate, compuesta por 56 efectivos de las Fuerzas Especiales del Ejército más personal de operaciones especiales de la Fuerza Aérea, voló clandestinamente desde Tailandia a Vietnam del Norte, mientras que aviones navales realizaban actividades de distracción.

Aunque la fuerza terrestre luchó en un fuerte enfrentamiento con los norvietnamitas y una unidad probablemente extranjera nunca identificada, cerca del campamento, no sufrieron bajas (aparte de una fractura de tobillo por un aterrizaje brusco). Desafortunadamente, los prisioneros fueron trasladados a otros campos, pero los asaltantes lograron exfiltrarse.

Aunque la incursión falló en su propósito específico, su ejecución táctica fue casi perfecta. Tuvo un efecto estratégico significativo en los norvietnamitas, que empezaron a preocuparse por otras incursiones detrás de sus líneas y reasignaron importantes recursos a la seguridad interna [7].

Prisionero estadounidense en Panamá rescatado por Delta Force

Durante la invasión de Panamá en 1989, uno de los muchos objetivos era liberar a Kurt Muse, un estadounidense sospechoso, por los panameños, de trabajar para la CIA. La Operación Gambito Ácido fue una de las pocas operaciones reconocidas por la Delta Force estadounidense.

La fuerza de DA aterrizó en la prisión Modelo por la noche, transportada por helicópteros ligeros de operaciones especiales MH-6. Los helicópteros artillados AH-6 suprimieron a los posibles francotiradores en un edificio cercano, mientras que los helicópteros artillados AC-130 dispararon intensamente otros edificios militares del complejo. Los operadores de Delta aseguraron el techo y un equipo luchó hasta la celda de Muse, donde derribaron la puerta y lo rescataron.

Durante la exfiltración, uno de los helicópteros MH-6 se estrelló, hiriendo a todos menos a Muse [8]. Poniéndose a cubierto, señalaron a una de las cañoneras, y pronto fueron recuperados por un vehículo blindado de personal de la 5ª División de Infantería, extrajeron a Muse y al equipo de recuperación.

Destrucción física de instalaciones de propaganda

Se ha utilizado, o planificado y no autorizado, la acción directa contra las instalaciones de radio y televisión utilizadas para la propaganda, o incluso para la coordinación táctica, en varias operaciones. Durante la invasión estadounidense de Panamá en 1989, los equipos de operaciones especiales retiraron componentes críticos de una estación de televisión, lo que provocó un daño mínimo. Lo hicieron, sin embargo, un día después de la operación, una mayor velocidad habría tenido un efecto mayor [9].

En 1994, parte de las solicitudes al cuartel general militar de la ONU por parte del comandante en escena, MG Romeo Dallaire, incluía la incautación de una instalación de transmisión, que él consideraba el principal incitador de la violencia. Le dijeron que tal acción estaba fuera de su autoridad [10].

Otra operación multinacional, la SFOR de la OTAN en Bosnia, estaba operando bajo la imposición de la paz, no bajo reglas de combate para el mantenimiento de la paz. En 1997 se autorizó a neutralizar las instalaciones de radio y televisión serbias. [11]. Cabe señalar que tomar el control de la televisión recae en la misión de operaciones de información al igual que acción directa.

En la sección "Operaciones de destrucción física en la Fuerza de Tarea Eagle: La incautación de torres de radio y televisión de los serbios de Bosnia", un analista del Centro de lecciones aprendidas del ejército (CALL) observó que después de la guerra civil de Bosnia, quedaban pocos medios de difusión, pero eran extremadamente influyente. "En mayo de 1997, el Consejo del Atlántico Norte otorgó autoridad a la SFOR para emprender acciones contra cualquier medio que socave los acuerdos de paz".

"A principios del verano de 1997, estalló una lucha por el poder entre las facciones rivales de los líderes serbios de Bosnia. La lucha provocó una división dentro de la televisión estatal, con periodistas y editores del estudio Banja Luka que decidieron separarse de [una facción]. después de que [su líder] manipulara una transmisión sobre los registros de la SFOR en las comisarías de policía. La SFOR y la OHR intentaron aprovechar estos acontecimientos en su beneficio. acción militar. La propaganda continuó, como acusar a la SFOR de utilizar "armas nucleares de baja intensidad", durante los ataques de 1995 a las posiciones del VRS alrededor de Sarajevo, Gorazde y Majevica en 1995. En otro artículo de propaganda, la Radio Televisión Serbia (SRT) mostró imágenes alternas de El ejército alemán de la Segunda Guerra Mundial y las fuerzas de la OTAN actuales, mientras que el comentarista hizo la comparación, comparando a los soldados de la SFOR con una fuerza de ocupación nazi. Los funcionarios de la OTAN han expresado su preocupación de que tal "propaganda venenosa" amenaza la seguridad de la fuerza de operaciones de paz dirigida por la OTAN ".

Finalmente, "bajo la autoridad de la GFAP y las órdenes del Consejo de la OTAN y la Oficina del Alto Representante, la SFOR se apoderó de cuatro torres de transmisión SRT, lo que redujo considerablemente la huella de SRT. La confiscación de estas torres fue una misión de destrucción física en esa SFOR apuntó a las torres transmisoras de televisión para neutralizarlas, que es una condición lograda por las operaciones de destrucción física. El 1 de octubre de 1997, unidades del TFE ejecutaron la operación de destrucción física, asegurando los complejos de transmisores de radio y televisión bosnio-serbios en la colina 619 en Duga Njiva, colina 562 cerca de Ugljevik, Trebevica (cerca de Sarajevo) y Leotar. En las redadas antes del amanecer, los soldados franceses, polacos, escandinavos y estadounidenses de la SFOR aseguraron los lugares y los fortificaron inmediatamente contra la resistencia anticipada ".

"En la colina 619, los ingenieros estadounidenses que operaban excavadoras de combate blindadas (M-9 ACE) construyeron bermas protectoras para las tropas y despejaron los campos de fuego, mientras que otros ingenieros colocaron una barrera de concertina de triple estándar alrededor del sitio. En la colina 562, 200 bosnios -Los manifestantes serbios protagonizaron un enfrentamiento de 15 horas en el que los manifestantes arrojaron piedras y atacaron con palos, dañando varios vehículos.


Ver el vídeo: Operaciones especiales en Solitario mision Terrestre Modern Warfare (Diciembre 2021).