Información

Jane Seymour


Jane Seymour, la hija mayor de diez hijos de Sir John Seymour y Margery Wentworth, probablemente nació en Wolf Hall, Wiltshire, alrededor de 1509. Su padre había sido nombrado caballero en 1497 por Enrique VII después de la Batalla de Blackheath. En 1513 acompañó a Enrique VIII en la campaña francesa. (1) Dos de sus hermanos, Edward Seymour y Thomas Seymour, ambos se convertirían en importantes figuras políticas.

A través de los Wentworth, Jane reclamó sangre real por descendencia de Eduardo III. No se sabe nada de los primeros años de vida y educación de Jane, pero probablemente el capellán de su padre le enseñó. (2) Jane apareció por primera vez en la corte alrededor de 1529 y sirvió como dama de honor de Catalina de Aragón.

Varios contemporáneos comentaron sobre la inteligencia de Jane. Polydore Vergil la describió como "una mujer del mayor encanto tanto en apariencia como en carácter". El embajador Eustace Chapuys informó al rey Carlos V que ella era "de mediana estatura y sin gran belleza, tan hermosa que uno la llamaría más bien pálida que de otra manera". Hans Holbein le dio "una nariz larga, y una boca firme, con los labios ligeramente comprimidos, aunque su rostro tiene una agradable forma ovalada con la frente alta entonces admirada". Antonia Fraser ha afirmado que "la impresión predominante que da su retrato, de la mano de un maestro del realismo artístico, es el de una mujer de sereno buen sentido". (3)

Enrique VIII se casó con Ana Bolena el 25 de enero de 1533. El 23 de mayo de 1533, el arzobispo Thomas Cranmer declaró nulo el matrimonio de Enrique y Catalina. Cinco días después, declaró que el matrimonio de Enrique y Ana era bueno y válido. Jane Seymour ahora se convirtió en la dama de honor de Anne. Ana dio a luz a Isabel el 7 de septiembre de 1533. Enrique esperaba un hijo y eligió los nombres de Eduardo y Enrique. Mientras Henry estaba furioso por tener otra hija, los partidarios de su primera esposa estaban encantados y afirmaron que demostraba que Dios estaba castigando a Henry por su matrimonio ilegal con Anne. (4)

Retha M. Warnicke, autora de El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) ha señalado: "Como única hija legítima del rey, Isabel era, hasta el nacimiento de un príncipe, su heredera y debía ser tratada con todo el respeto que merecía una mujer de su rango. Independientemente del sexo de su hijo, el parto seguro de la reina aún podría usarse para argumentar que Dios había bendecido el matrimonio. Todo lo que era apropiado se hizo para anunciar la llegada del bebé ". (5)

Mary, de 17 años, fue declarada ilegítima, perdió su rango y condición de princesa y fue exiliada de la corte. La colocaron con Sir John Shelton y su esposa, Lady Anne. Se ha afirmado que "Mary fue intimidada sin piedad por los Shelton, humillada y constantemente temía que la encarcelaran o la ejecutaran". (6) Alison Plowden ha llegado a la conclusión de que el trato que recibió Mary "convirtió a una niña tierna y cariñosa en una mujer intolerante, neurótica y amargamente infeliz". (7)

Enrique VIII siguió intentando engendrar un heredero varón, pero Ana Bolena tuvo dos abortos espontáneos. El 13 de octubre de 1534, el embajador Eustace Chapuys informó al rey Carlos V que Enrique se estaba involucrando sentimentalmente con una joven anónima. Es casi seguro que esta mujer era Jane Seymour. Chapuys agrega que la dama en cuestión había enviado recientemente un mensaje a la princesa María diciéndole que se animara porque sus tribulaciones terminarían muy pronto. (8)

Antonia Fraser, autora de Las seis esposas de Enrique VIII (1992) ha señalado: "Jane Seymour era exactamente el tipo de mujer alabada por los manuales contemporáneos para corregir la conducta; así como Anne Boleyn había sido del tipo contra el que advirtieron. Ciertamente no había una sexualidad amenazante en ella. Tampoco es necesario creer que su virtud fue asumida de alguna manera hipócritamente, para intrigar al Rey. Por el contrario, Jane Seymour simplemente estaba cumpliendo las expectativas para una mujer de su época y clase; era Ana Bolena quien era - o más bien quien había sido - el fascinante forastero ". (9)

Anne Boleyn estaba embarazada de nuevo cuando descubrió a Jane Seymour sentada en el regazo de su marido. Anne "estalló en una furiosa denuncia; la rabia provocó un parto prematuro y dio a luz a un niño muerto". (10) Se ha afirmado que el bebé nació deformado y que el niño no era de Henry. (11) En abril de 1536, un músico flamenco al servicio de Anne llamado Mark Smeaton fue arrestado. Inicialmente negó ser el amante de la reina, pero luego confesó, quizás torturó o prometió libertad. Otro cortesano, Henry Norris, fue arrestado el 1 de mayo. Sir Francis Weston fue arrestado dos días después por el mismo cargo, al igual que William Brereton, un novio de la Cámara Privada del Rey. El hermano de Anne, George Boleyn, también fue arrestado y acusado de incesto. (12)

Anne fue arrestada y llevada a la Torre de Londres el 2 de mayo de 1536. Cuatro de los acusados ​​fueron juzgados en Westminster diez días después. Smeaton se declaró culpable, pero Weston, Brereton y Norris mantuvieron su inocencia. Tres días después, Anne y George Boleyn fueron juzgados por separado en la Torre de Londres. Fue acusada de incitar a cinco hombres a tener relaciones ilícitas con ella. (13) El adulterio cometido por una reina se consideraba un acto de alta traición porque tenía implicaciones para la sucesión al trono. Todos fueron declarados culpables y condenados a muerte. Los hombres fueron ejecutados el 17 de mayo de 1536. Anne fue al cadalso de Tower Green el 19 de mayo.

El arzobispo Thomas Cranmer emitió una dispensa de las prohibiciones de afinidad para que Jane Seymour se casara con Henry el día de la ejecución de Anne, porque eran primos quintos. La pareja se comprometió al día siguiente y se celebró un matrimonio privado el 30 de mayo de 1536. Como sucedió después de la muerte de Catalina de Aragón y la ejecución de Ana Bolena, no cabía duda de la legalidad del matrimonio de Enrique con Jane. . La nueva reina fue presentada a la corte en junio. "No hubo coronación después de la boda, y los planes para una coronación en otoño se dejaron de lado debido a un brote de peste en Westminster; el embarazo de Jane, sin duda, eliminó cualquier posibilidad de una coronación posterior". (14)

Los historiadores han afirmado que Jane Seymour trató a la primera hija de Henry, Mary, con respeto. "Una de las primeras solicitudes de Jane al rey fue que se le permitiera asistir a María, lo que Henry se complació en permitir. María fue elegida para sentarse en la mesa frente al rey y la reina y entregar a Jane su servilleta durante las comidas cuando la lavaba. Para alguien que había sido desterrado para sentarse con los sirvientes en Hatfield, esto era un signo obvio de su restauración a las buenas gracias del Rey. A menudo se veía a Jane caminando de la mano con Mary, asegurándose de que pasaran por el puerta juntos, un reconocimiento público de que Mary estaba de nuevo a favor ". (15) En agosto de 1536, el embajador Eustace Chapuys informó al rey Carlos V que "el trato a la princesa María está mejorando cada día. Nunca disfrutó de tanta libertad como ahora". (dieciséis)

Jane Seymour dio a luz a un niño el 12 de octubre de 1537 después de un parto difícil que duró dos días y tres noches. El niño se llamaba Eduardo, en honor a su bisabuelo y porque era la víspera de la fiesta de San Eduardo. Se dijo que el Rey lloró cuando tomó al bebé en sus brazos. A la edad de cuarenta y seis años, había logrado su sueño. "Dios había hablado y bendecido este matrimonio con un heredero varón, casi treinta años después de haberse embarcado por primera vez en matrimonio". (17)

Edward fue bautizado cuando tenía tres días y sus dos hermanas participaron en esta importante ocasión. En la gran procesión que llevó al niño desde el dormitorio de la madre a la capilla, Isabel llevó el crisol, la tela en la que se recibió al niño después de su inmersión en la pila. Como solo tenía cuatro años, ella misma fue cargada por el hermano de la reina, Edward Seymour, el conde de Hertford. Jane estaba lo suficientemente bien como para recibir invitados después del bautizo. Eduardo fue proclamado príncipe de Gales, duque de Cornualles y conde de Carnarvon.

El 17 de octubre de 1537 Jane se puso muy enferma. La mayoría de los historiadores han asumido que desarrolló fiebre puerperal, algo para lo cual no existía un tratamiento efectivo, aunque en ese momento se culpaba a los asistentes de la reina por permitirle ingerir alimentos inadecuados y resfriarse. Una opinión médica alternativa sugiere que Jane murió debido a la retención de partes de la placenta en su útero. Esa condición podría haber provocado una hemorragia varios días después del parto. Lo cierto es que se desarrolló una septicemia y deliraba. Jane murió poco antes de la medianoche del 24 de octubre, a los veintiocho años. (18)

Parece probable que el encanto de su personaje sobrepasara considerablemente el encanto de su apariencia: Chapuys, por ejemplo, la describió como "de mediana estatura y sin gran belleza". Su aspecto más distintivo era su famosa tez de "blanco puro". Holbein le regala una nariz larga, y una boca firme, con los labios ligeramente comprimidos, aunque su rostro tiene una agradable forma ovalada con la frente alta entonces admirada (realzada a veces por un discreto desplume de la línea del cabello) y realzada por los tocados de la época. . En conjunto, si Anne Boleyn transmite la fascinación de lo nuevo, Jane Seymour tiene una mirada digna pero levemente impasible, que recuerda apropiadamente a las consortes medievales inglesas.

Pero la impresión predominante que da su retrato, de manos de un maestro del realismo artístico, es la de una mujer de sereno buen sentido. Y todos los contemporáneos comentaron sobre la inteligencia de Jane Seymour: en esto claramente se parecía más a su cauteloso hermano Edward que a su apuesto hermano Tom. También era naturalmente dulce (sin palabras de enojo ni rabietas aquí) y virtuosa: su virtud era otro tema en el que había un acuerdo general. Había una historia de que había estado unida al hijo de Sir Robert y Lady Dormer, una vecina del campo, pero se pensaba que era de un rango demasiado modesto para casarse con él (luego se casó con una Sidney), incluso si era cierto, la historia trajo consigo no es un insulto al honor de doncella de Jane. Se contó más como una historia de Cenicienta, donde la niña injustamente despreciada sería criada triunfalmente a alturas mucho mayores. Su supervivencia como dama de honor de dos reinas en la corte de los Tudor, aún con una reputación impecable, puede verse como un testimonio de las características más destacadas de Jane Seymour: la virtud y el buen sentido común. Una Bessie Blount o Madge Shelton podían hacer el tonto, Anne Boleyn podía escuchar o incluso acceder a los seductores cortejos de Lord Percy: pero Jane Seymour era incuestionablemente virginal.

En resumen, Jane Seymour era exactamente el tipo de mujer alabada por los manuales contemporáneos para corregir la conducta; al igual que Ana Bolena había sido de la clase contra la que advirtieron. Tampoco es necesario creer que su "virtud" fue asumida de alguna manera hipócritamente, para intrigar al Rey (los defensores románticos de Ana Bolena han tomado a veces esta línea). Por el contrario, Jane Seymour simplemente estaba cumpliendo las expectativas para una mujer de su época y clase: era Anne Boleyn quien era, o más bien quien había sido, la fascinante forastera.

Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Enrique VII: ¿un gobernante sabio o malvado? (Comentario de respuesta)

Hans Holbein y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

El matrimonio del príncipe Arturo y Catalina de Aragón (Respuesta al comentario)

Enrique VIII y Ana de Cleves (Respuesta al comentario)

¿Fue la reina Catalina Howard culpable de traición? (Comentario de respuesta)

Anne Boleyn - Reformadora religiosa (Respuesta al comentario)

¿Ana Bolena tenía seis dedos en la mano derecha? Un estudio sobre propaganda católica (comentario de respuesta)

¿Por qué las mujeres fueron hostiles al matrimonio de Enrique VIII con Ana Bolena? (Comentario de respuesta)

Catherine Parr y los derechos de la mujer (comentario de respuesta)

Mujeres, política y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Historiadores y novelistas sobre Thomas Cromwell (Respuesta al comentario)

Martin Luther y Thomas Müntzer (Respuesta al comentario)

El antisemitismo de Martín Lutero y Hitler (comentario de respuesta)

Martín Lutero y la reforma (comentario de respuesta)

Mary Tudor y los herejes (comentario de respuesta)

Joan Bocher - Anabautista (Respuesta al comentario)

Anne Askew - Quemada en la hoguera (Respuesta al comentario)

Elizabeth Barton y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Ejecución de Margaret Cheyney (Respuesta al comentario)

Robert Aske (Respuesta al comentario)

Disolución de los monasterios (comentario de respuesta)

Peregrinación de gracia (comentario de respuesta)

Pobreza en la Inglaterra Tudor (Respuesta al comentario)

¿Por qué la reina Isabel no se casó? (Comentario de respuesta)

Francis Walsingham - Códigos y descifrado de códigos (Comentario de respuesta)

Sir Thomas More: ¿Santo o pecador? (Comentario de respuesta)

El arte y la propaganda religiosa de Hans Holbein (Respuesta al comentario)

Revueltas del Primero de Mayo de 1517: ¿Cómo saben los historiadores lo que sucedió? (Comentario de respuesta)

(1) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 234

(2) Barrett L. Beer, Jane Seymour: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(3) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) páginas 235-36

(4) Patrick Collinson, Reina Isabel I: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(5) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 168

(6) Philippa Jones, Isabel: Reina Virgen (2010) página 23

(7) Alison Plowden, La joven Elizabeth (1999) página 45

(8) Barrett L. Beer, Jane Seymour: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(9) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 236

(10) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 191

(11) G. W. Bernard, Anne Boleyn: atracciones fatales (2011) páginas 174-175

(12) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 227

(13) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 254

(14) Barrett L. Beer, Jane Seymour: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(15) Philippa Jones, Isabel: Reina Virgen (2010) página 27

(16) Embajador Eustace Chapuys, informe al rey Carlos V (agosto de 1536)

(17) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 278

(18) Barrett L. Beer, Jane Seymour: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)


Jane Seymour - Historia

Jane Seymour fue, y sigue siendo, una reconocida y exitosa actriz estadounidense holandesa que nació en Inglaterra. Hizo la mayor parte de su actuación en los Estados Unidos y se convirtió en ciudadana estadounidense el 11 de febrero de 2005. Nació como Joyce Penelope Wilhelmina Frankenberg. Sus padres fueron John Frankenberg, médico de origen polaco y alemán. Su madre era Mieke Frankenberg, nacida en Holanda y viviendo en Inglaterra en el momento del nacimiento de Jane Seymour.

Joyce Penelope Wilhelmina Frankenberg tomó el nombre artístico de Jane Seymour a la edad de 17 años, cuando claramente ya tenía los ojos puestos en una carrera como actriz. Jane Seymour también era el nombre de la tercera esposa del rey Enrique VIII, y presumiblemente ahí es donde Joyce, más tarde conocida como Jane, tuvo la idea de adoptar el nombre de Jane Seymour.

En el momento en que se escribió esta biografía, 2009, Jane ya había estado actuando durante 40 años. Su primer papel actoral fue en 1969, con un papel por el que no recibió crédito, en la versión cinematográfica de Richard Attenborough de "Oh! Qué hermosa guerra ”. Durante los 40 años de su carrera como actriz, ha aparecido en casi 90 producciones cinematográficas y televisivas. La más larga de las producciones tuvo lugar durante el período de 1993 a 1998, cuando apareció como la Dra. Quinn en la serie de televisión “Dr. Quinn, curandera ”. Apareció como la Dra. Quinn en 145 episodios de la serie de televisión.

Otras producciones notables en las que participó Jane Seymour fueron, "East of Eden", una miniserie, en 1981, "The Scarlet Pimpernel" en 1982, "El fantasma de la ópera" en 1983, "The Sun Also Rises", en 1984 y “Onassis: El hombre más rico del mundo”, en 1988. En la producción de Onassis interpretó el papel de Maria Callas. En 1988, interpretó un papel en "Jack the Ripper" y en "War and Remembrance", una serie de televisión que consta de 12 episodios. En 1995, interpretó a la Dra. Quinn en la película “Dr. Quinn, Medicine Woman ”, y en 1998 interpretó un papel en“ Quest for Camelot ”. Por favor acepte mis disculpas por las muchas otras actuaciones notables en las que ha estado involucrada y que fueron omitidas de la lista anterior.

Durante su carrera como actriz profesional, Seymour recibió cuatro reconocimientos importantes. En 1998, recibió un premio Emmy por su actuación en "Onassis: El hombre más rico del mundo". En 1996, se le otorgó el Globo de Oro por el papel que interpretó en la serie de televisión “Dr. Quinn, curandera ”. En ese mismo año también recibió el premio Family Film Award por la misma serie de televisión, “Dr. Quinn, curandera ”. Y en el año 2000, la reina Isabel II le otorgó el prestigioso premio nacional británico, el "OBE — Oficial del Imperio Británico".

Jane Seymour ha sido casi tan activa en su vida personal como en su vida profesional como actriz. Se ha casado cinco veces. Su primer matrimonio fue con Michael Attenborough, hijo de Richard Attenborough, de 1971 a 1973. Su segundo matrimonio fue con Geoffrey Planer, que duró de 1977 a 1978. Su tercer matrimonio, con Christopher Demetriou, fue tan breve como su segundo matrimonio . Duró de 1979 a 1980. Su cuarto matrimonio, con David Flynn, fue su primer matrimonio más largo. Duró de 1981 a 1992. Y su quinto y último matrimonio, con James Keach, parece ser el último y duradero. Ha durado desde 1993 hasta la actualidad.

Jane Seymour tuvo cuatro hijos. Con David Flynn tuvo una hija, Katherine, nacida en 1982, y un hijo, Sean, nacido en 1986. Sus dos hijos menores, gemelos, nacieron en 1995 mientras ella estaba casada con su actual esposo David Keach. Los gemelos son niños llamados Johnny y Kris.

Jane Seymour es actualmente una embajadora famosa de la organización sin fines de lucro "Childhelp", una organización para la prevención y el tratamiento del abuso infantil. En 2008, también fue honrada por la fundación Christopher y Dana Reeve por su trabajo con personas con discapacidades.

LIBROS ELECTRÓNICOS DISPONIBLES EN AMAZON GOOGLE: Kindle Store Pegels

HOLANDESES AMERICANOS DESTACADOS, ACTUALES E HISTÓRICOS

OCHO PROMINENTES FAMILIAS AMERICANAS HOLANDESAS: LOS ROOSEVELTS, VANDERBILTS Y OTROS, 2015

QUINCE FAMILIAS HOLANDESES PROMINANTES: THE VAN BURENS, KOCH BROTHERS, VOORHEES Y OTROS, 2015


Vida temprana

Nacida como Joyce Penelope Wilhemina Frankenberg el 15 de febrero de 1951 en Hayes, Hillingdon, Inglaterra, Jane Seymour es mejor conocida por sus actuaciones en dramas hechos para televisión. Seymour obtuvo un considerable reconocimiento popular por su interpretación de la Dra. Michaela Quinn, una médica de Boston que se muda a la frontera de la posguerra civil, en la exitosa serie de CBS. Dr. Quinn: curandera.

Seymour, la mayor de tres hijas, se crió en las afueras de Londres. Su padre, John Frankenberg, era un obstetra polaco y su madre, Mieke, exenfermera de la Cruz Roja. Su primer amor fue el ballet y se entrenó rigurosamente para una carrera en ese campo. Hizo su debut profesional a los 13 años con el London Festival Ballet. Luego ingresó al Arts Educational Trust para recibir instrucción adicional. Tres años más tarde, después de una actuación con el Kirov Ballet, Seymour sufrió lesiones en la rodilla que terminaron efectivamente con su carrera como bailarina.


3. No se suponía que ella fuera la reina

Las cosas podrían haber sido completamente diferentes para Jane Seymour. Cuando era joven, Jane estuvo a punto de enganchar a William Dormer, el hijo de Sir Robert y Lady Dormer. Llegó a un final desgarrador. Irónicamente, la madre de William canceló su compromiso porque pensó que Jane no era lo suficientemente noble. Apuesto a que no lo creía así cuando vio el siguiente movimiento de Jane.

Los Tudor (2007-2010), Showtime Networks

24 de octubre de 1537 & # 8211 Muerte de la reina Jane Seymour

En este día de la historia 24 de octubre de 1537, La reina Jane Seymour murió después de un parto largo y agotador. Ella fue la tercera esposa del rey Enrique VIII, pero estuvieron casados ​​solo por 1 año, 4 meses y 24 días. Pero Jane era la esposa más querida de Henry, porque le dio lo que deseaba desde 1509: un hijo, un heredero varón para sucederlo en el futuro: el príncipe Edward Tudor.

Jane nunca fue descrita como una gran belleza. Chapuys escribió que ella era 'De mediana estatura, y nadie piensa que tiene mucha belleza. Su tez es tan blanquecina que puede que la llamen bastante pálida ". Además, el embajador imperial notó que estaba "No muy inteligente, y se dice que es bastante altivo".[1] Jane tenía entre 27 y 28 años cuando Enrique VIII se interesó por ella, por lo que, según los estándares de su edad, se la consideraba una solterona. Chapuys expresó sus dudas sobre la virginidad de Jane, pero aquí no hay pruebas que confirmen o nieguen que vivió una vida impía antes de convertirse en el nuevo amor del rey. Por algunas razones, Enrique VIII se enamoró de Jane Seymour, descuidando a su esposa Ana Bolena. Anne y Jane eran tan diferentes: Anne era bonita e inteligente, con piel aceitunada y ojos negros dramáticos, mientras que Jane era mansa, "no muy inteligente" como la describía Chapuys y era rubia pálida sin mucha belleza.

Pero Jane Seymour logró mantener el interés del rey en ella y solo 11 días después de la ejecución de Ana Bolena, Jane se puso en su lugar y se convirtió en la tercera esposa y reina de Enrique.

Embarazo y parto

Toda la corte se regocijó con los rumores sobre el embarazo de la reina Jane, aunque no se hizo ningún anuncio oficial. Elizabeth Norton escribe cómo

"A finales de mayo se notó que pronto aparecería con un vestido de encaje abierto, lo que significaba su condición de mujer embarazada" [2]

Solo podemos imaginar cómo se sintió Jane Seymour sobre su embarazo. Sabía exactamente que dos de sus predecesores no le habían dado a Henry un heredero varón. Catalina de Aragón tuvo 6 embarazos y nació una sola niña sana, y Ana Bolena quedó embarazada 4 veces y también dio a luz a una sola niña. Jane sabía que su posición estaba en peligro hasta que le diera a Henry un hijo tan esperado.

Boceto de Jane Seymour por Hans Holbein, se creía que Jane estaba en las primeras etapas del embarazo

El embarazo de Jane no fue un asunto privado - ahora era una persona pública, reina de Inglaterra y esposa de Enrique VIII. los Toda la corte esperaba ansiosamente noticias sobre un príncipeY Jane ciertamente estaba bajo mucha presión. Enrique VIII se convirtió en rey en 1509. Tenía dos esposas y ambas no le dieron un hijo. Su hijo bastardo de Bessie Blout murió en julio de 1536, dejando a Henry sin heredero varón, sin heredero en absoluto ya que sus dos hijas fueron desheredadas. Así que el embarazo de Jane fue muy importante y su éxito o fracaso dependía del sexo del bebé que estaba cuidando en su útero.

A medida que avanzaba su embarazo, Jane descubrió que Henry se mostraba inusualmente solícito con ella. Probablemente fue en el verano de 1537 cuando Henry le hizo a Jane el regalo de una gran cama con un somier dorado.. Henry también relajó su insistencia en que Jane se mantuviera alejada de la política y cuando, en junio, llegó un nuevo embajador imperial para tratar un matrimonio entre María y el hermano del rey de Portugal, A Jane se le permitió reunirse con el embajador y discutir la negociación del partido ".[3]

Henry probablemente tenía una gran confianza en su esposa, porque ella tenía una gran relación con Mary y deseaba que se casara. Quizás Mary le dijo a Jane que quería casarse y tener hijos, y por eso a la reina se le permitió negociar los términos del matrimonio. Jane ciertamente se sentía segura de su papel de reina y pacificadora.

Durante su embarazo, Jane Seymour tenía ansias de codornices, un gran manjar, y Enrique VIII hizo un asunto diplomático con ello. Envió codornices desde Calais para complacer a su esposa embarazada y también Lady Mary le envió algunas en junio. Sin duda, Jane estaba bien cuidada.

El 9 de octubre, Jane Seymour se puso de parto. Durante tres días y tres noches sufrió, pero el 12 de octubre finalmente dio a luz a un niño sano. La gente de Inglaterra se regocijó con la noticia de un Príncipe: a la mañana siguiente se cantaron Te Deum en Londres, hubo música y cañones disparados desde la Torre. Elizabeth Norton describe cómo

“Esa noche se encendieron hogueras en las calles, con música y fiestas improvisadas. Se distribuyeron espigas de vino y se dispararon más armas para celebrar la noticia con el ruido pasando de las 10 p.m. esa noche.' [4]

Jane Seymour logró lo que sus predecesores habían fallado: dio a luz a un hijo, un principito llamado Eduardo que más tarde se convertiría en rey de Inglaterra, aunque su reinado sería muy breve. Por su doloroso y agotador parto, los rumores se extendieron por Inglaterra de que su vientre estaba abierto y el niño fue cortado, o que sus extremidades estaban estiradas para facilitar el parto. En años posteriores Serían rumores de que Jane se sometió a una cesárea, pero no hay evidencia para probar esta teoría. Jane pudo desempeñar un papel público en el bautizo de su hijo, y si se hubiera hecho el corte cesáreo no podría hacerlo.

Aunque Henry y Jane no participaron en el bautizo de su hijo, lo esperaron en una cámara especial. Jane era "Envuelta por sus asistentes en terciopelo y pieles para protegerse del frío y llevada al bautizo en un sofá especial"[5] El principito se llamaba Eduardo porque nació en la víspera de San Eduardo y también para conmemorar a su bisabuelo, el rey Eduardo IV. Lady Mary se puso de pie como madrina e incluso Elizabeth, de 3 años, estuvo presente durante el bautizo.

La familia Seymour triunfó - Jane estaba a salvo y sus hermanos estaban siendo elevados por el rey - Edward Seymour fue nombrado caballero y proclamado conde de Hertford, y Thomas Seymour fue nombrado caballero y se convirtió en miembro de la cámara privada del rey. Pero el más importante era el príncipe Eduardo, que ahora era un heredero oficial masculino y el mayor orgullo de su padre.

Desafortunadamente, dos días después del bautizo, Jane se enfermó.. Su salud se deterioró. El 23 de octubre la reina estaba muy enferma y los que la rodeaban sabían que probablemente era su último día. El duque de Norfolk le escribió a Cromwell rezándole "Estar aquí temprano mañana para consolar a nuestro buen amo, porque en cuanto a nuestra ama no hay semejanza de su vida, más lástima, y ​​me temo que no estará sola en el momento en que lea esto "[6]

Elizabeth Norton escribe cómo

"En la mañana su confesor se acercó a ella y pasó toda la mañana con ella, brindándole un poco de consuelo, si Jane sabía algo"[7]

Jane Seymour estaba muriendo y no había nada que nadie pudiera hacer al respecto. Muy a menudo, las mujeres morían después del parto, aunque Cromwell culpó a los asistentes de Jane de que descuidaron la salud de su ama al proporcionarle la comida incorrecta y dejar que se resfriara. Pero probablemente fue una fiebre puerperal lo que provocó la muerte de Jane. Durante tres días y tres noches luchó y probablemente perdió mucha sangre y estaba exhausta. Ella se quedó con heridas que podrían haber causado una infección. Debido al parto prolongado, es posible que su placenta no haya sido expulsada por completo, lo que provocó una infección.

Retrato póstumo de Jane Seymour, & # 39Family of Henry VIII & # 39, 1545

El duque de Norfolk fue el responsable de los arreglos funerarios. Aunque Enrique VIII se casó dos veces antes, ninguna de sus esposas recibió un funeral adecuado. Catalina de Aragón fue enterrada como princesa viuda de Gales y Ana Bolena fue enterrada en el cofre de flechas. Pero Jane Seymour estaba a punto de celebrar un funeral digno de la reina y madre del futuro rey de Inglaterra.

Elizabeth Norton proporciona detalles sobre el funeral de Jane.

Poco después de su muerte, Jane fue embalsamada y llevada a la cámara de presencia donde yacía en estado, vestida con una túnica de oro y joyas. Una vez en la cámara de presencia, las damas de Jane se quitaron sus lujosas ropas y, en cambio, usaron "hábito de luto y kerchers blancos colgando sobre sus cabezas y hombros". Se escuchó misa y se mantuvo una vigilia alrededor de Jane tanto de día como de noche, con velas encendidas a su alrededor. El Día de Todos los Santos, Jane fue llevada por las galerías de Hampton Court, todas colgadas con tela negra. La llevaron a la capilla y la colocaron en un coche fúnebre decorado con rollos de pancartas que mostraban el origen de Jane y el de su esposo e hijo. La capilla en sí también estaba decorada con tela negra e imágenes apropiadas para Jane. "[8]

Lady Mary era una de las principales dolientes pero no asistió a los servicios religiosos el 1 de noviembre. Quizás estaba demasiado afligida después de la muerte de Jane, recordando la muerte de su madre en enero de 1536. Mary volvió a perder a su madre y se encontró de luto. Jane hizo todo lo posible para promover el interés de Mary, y Mary ciertamente recordaba y apreciaba su amabilidad. Pagó para que se cantaran misas por el alma de la difunta Reina y se hizo cargo de su casa.

El 12 de noviembre se celebró el funeral de Jane. Fue una gran ceremonia "Diseñado para coincidir con el gran cortejo fúnebre de Isabel de York más de treinta años antes".[9]

Jane Seymour fue enterrada en Windsor. Enrique VIII no participó en su funeral, como era costumbre, pero estuvo muy deprimido después de su muerte. Jane fue su amada esposa quien le dio un hijo, esperó 27 años. Pero por muy afligido que estuviera el rey, todavía tenía en mente que sus hijos son solo un niño en una cuna, y en la vida puede pasar cualquier cosa. Así que Henry sabía que probablemente se volvería a casar. Y él hizo. Tres veces.

¿La esposa más amada?

Jane Seymour & # 39s muerte en serie de tv & # 39 The Tudors & # 39

Si Jane hubiera vivido, podría haber sido la esposa más influyente y célebre de Enrique VIII. El rey nunca dejaría de lado a la mujer que le dio un hijo, y tal vez la glorificaría aún más. Solo podemos suponer que Henry intentaría engendrar más herederos de Jane. Algunas personas afirman que Jane Seymour murió demasiado pronto y que Enrique VIII no tuvo tiempo de aburrirse con ella. Quizás haya un poco de verdad en esta declaración, pero ¿es realmente cierto? Henry amaba a Jane Seymour porque era una esposa buena y obediente. Con ella, disfrutó de una vida familiar tranquila y feliz. Su lema era "Obligado a obedecer y servir" y vivió de acuerdo con este lema. Aunque no sabemos si fue la táctica inteligente de Jane interpretar el papel de esposa obediente y mansa, demostró ser una buena esposa para Henry y una buena madrastra para sus dos hijas, aunque estaba más unida a Lady Mary que a ella. pequeña Elizabeth. Pero no es algo extraño: después de todo, Jane fue la dama de honor de Catalina de Aragón y compartió las creencias religiosas (católicas) de sus amantes.

Aunque me gustaría pensar que el único amor verdadero de Henry fue Anne Boleyn, creo que fue Jane Seymour a quien Henry más amaba. Este matrimonio le trajo felicidad, estabilización y paz.

Aunque Henry se volvió a casar tres veces después de la muerte de Jane, ninguno de sus matrimonios resultó ser tan exitoso como su matrimonio con Jane. Elizabeth Norton escribe cómo

“Durante la última década de su vida, Henry solía recordar su matrimonio con Jane con nostalgia y, aunque no siempre la había tratado con amabilidad cuando estaba viva, después de su muerte se convirtió en su único amor verdadero. Es Jane quien aparece como la esposa de Enrique en el gran retrato dinástico pintado en 1545, que muestra al rey con sus tres hijos, y Jane también aparece en otras representaciones de la dinastía Tudor. Fue con Jane con quien Henry pidió ser enterrado mientras yacía en su lecho de muerte y fue con ella con quien deseó pasar la eternidad. Jane murió dándole a Henry exactamente lo que quería y ella falleció en todo su esplendor "

Creo que Jane Seymour tuvo una muerte horrible y sufrió antes de morir finalmente. En este artículo, quería conmemorar a la esposa más querida de Henry. Cuando murió, Henry fue enterrado a su lado.

¿Qué opinas de Jane? ¿Crees que Henry realmente la amaba más que a cualquiera de sus esposas?


Mire dentro de la casa de Jane Seymour en Inglaterra

La pareja ha pasado los ocho años desde que compraron la casa restaurándola y renovándola meticulosamente. "Siempre hemos tenido gente local para ayudar con el trabajo", dice Jane Seymour. & quot; Tienen un amor por la casa; es parte de su paisaje & quot;. Los escalones de piedra del baño y una balaustrada que encierra el jardín delantero conducen hacia la bahía de entrada que se proyecta hacia la casa.

Este artículo apareció originalmente en la edición de enero de 1991 de Architectural Digest.

Jane Seymour vio por primera vez a St. Catherine & # x27s Court en un día de invierno & # x27s en 1982, mientras hacía la película para televisión Jamaica Inn. "Tuvimos un día y # x27 filmando aquí, y por la noche David y yo nos habíamos enamorado del lugar". Su esposo, David Flynn, recuerda sus impresiones: “Fue a fines de octubre, principios de noviembre. La casa estaba oscura y de mal humor por dentro, y las enredaderas sin hojas que trepaban por el exterior la hacían parecer realmente gótica. Pero es un lugar espectacular, y una de las pocas mansiones inglesas que aún conserva su propia iglesia, granero de diezmos y cabañas ".

The house is set on the western slope of a steep valley in Avon, and its woods and pastures would not look unfamiliar to Prior Cantlow and his Benedictine monks, who lived at St. Catherine's in the fifteenth century. After the dissolution of the monasteries by Henry VIII in 1540, St. Catherine's became one of three manors the king gave to his illegitimate daughter Etheldreda. Through her it passed to Sir John Harington, a writer in the reign of another of Henry's daughters—Elizabeth I. The ancient priory forms the core of the present house, whose architecture is mainly late Tudor and early Jacobean after extensive construction in the 1600s by the Blanchard family. A new wing and an orangery were added in the early 1900s.

Although another offer for St. Catherine's had been made and accepted, the owner decided to sell it to the Flynns. Jane Seymour likes to think that their daughter played a part in that decision. “The owner told us there had always been a redhead or a Katherine at St. Catherine's Court, and when she saw our diminutive, redheaded Katie.…” David Flynn says with a smile, “She liked us because, unlike the others, we weren't going to split up the property.” “Well, yes, I know,” replies Jane Seymour, “but Katie was the lucky symbol.”

The work to be done was daunting. “We had about four hundred years of deferred maintenance to catch up with” says David Flynn. “We didn't know what we were letting ourselves in for.” Besides the repairing of the house and the replanting of the gardens, there was the problem of furniture. “The only things left when we took over were the library curtains, a grand piano and one teaspoon,” he adds. “And a house this size, empty, is really frightening.”

Invaluable assistance came from Sir Seton Wills, who had met the English actress some years before when she was filming at his home, Littlecote House. “He had a fine collection of Elizabethan furniture, some of which was for sale,” she says. “We showed him what we liked at Littlecote, and he showed us what he thought we ought to have. Then he put it all in a truck and sent it over, so that we could move it around and see what we wanted. Most of the furniture in the dining room comes from Littlecote, since the front half of the house is Elizabethan. The dining room has no electricity, which our American friends find astounding, but we use it every evening, lit entirely by candles.”

At the top of a spiral staircase that winds around a ship's mast is a short paneled gallery that ends in an oriel window looking onto the church. The gallery, and a guest room known as the Blanchard Room with seven-teenth-century paneling and a plaster frieze, demanded Tudor or Jacobean furniture. But the couple had no intention of forcing the whole house into that period. “The previous owner tried to do so,” says Jane Seymour, “and started ripping out the Victoriana.” That was how the ballroom lost its chimneypiece, though the room still retains an ornate plaster ceiling, hiding an earlier domed ceiling. A grand piano, a few eighteenth-and nineteenth-century portraits and a fine Mortlake tapestry are practically the only objects there. “We keep it purposely empty because it has four-second-return sound, which makes it better than any recording studio,” says Jane Seymour.

The couple planned the decoration together on the principle that every room “should be comfortably itself.” The library, which is their main living room, has walnut furniture offset by dark green walls and paneling that Jane Seymour feels “gives the room something of a traditional English look.” Books share shelf space with photographs, polo trophies and objects bought in the markets and antiques shops around Bath. “I've found everything I want here,” says the actress. “I've never had to go to London for anything.”

The library is in the early-twentieth-century part of the house, as is their bedroom, which looks out onto a hillside that Jane Seymour calls Watership Down. The four-poster bed and windows are hung with a floral fabric that is soft without being overly feminine. “Wandering around Bath one day, we saw this fabric in a shop window and we both said, ‘That's it.’ We didn't look any further,” she says. A Victorian looking glass on the windowsill with some makeup beside it takes the place of a dressing table. “I spend too much of my working life in front of mirrors,” says the actress. “If I put on any makeup here, it takes five minutes, but usually I don't bother.”

The master bedroom and nursery wing were among the first priorities when they moved in. “This house was done from the top down,” says David Flynn. The nursery, now an airy expanse of white walls and toy-bestrewn gray carpet, was once the old staff quarters one of its windows looks out onto a balustrade, on which sits a little stone dog. “We think this is Bungie,” says Jane Seymour. “He was a dog who belonged to Sir John Harington and used to take messages to and from the court.”

Life at St. Catherine's is lived outdoors, and much of it on horseback. David Flynn, who is on the St. Catherine's Court Polo Team and plays three days a week during the season, says, “It's a passion that has almost extended into a vice, but I keep it in perspective. It's a sport that for part of the year I really get involved in.” The polo ponies live near the fields where they work, but in the newly restored barn are the couple's hunter-jumpers and their children's ponies.

Their schedule means that they can be at St. Catherine's for only a few months a year, but Jane Seymour's family uses the house while they are away, and when they are there, the couple entertain on a generous scale. They have two kitchens, and the supply of guest rooms and baths is worthy of a small hotel. Do they use every room? “Every single inch,” is Jane Seymour's emphatic response. “There are times when we've had people sleeping on the floor.”

She admits that the pace at St. Catherine's is slower than when she and her family are in their main house in California. “Sometimes I go for a walk, pick some wildflowers, and then I sit down here with the children and sketch.” She is standing in the family dining room, its fireplace festooned with bunches of flowers she has dried from the garden. “This is one of the cozy, cottagey bits of the house,” she says. “What I love about St. Catherine's is that you can live here and pretend you're a farmer, and you never need to get out of your jeans and boots, which is how we usually live here. Or you can be extremely grand and dress up for dinner in another part of the house.” Houses reflect their owners, and St. Catherine's Court has adapted extremely well to its many roles.


Jane Seymour - History

Who Do You Think You Are: Jane Seymour

Jane Seymour visits the grave of her great uncle Herman Temerson, where she is also introduced to a long lost relative. Eleven series have been broadcast, with the eleventh airing from August to October 2014.

/>Jane Seymour at the 2015 Cannes Festival

Jane Seymour, OBE (born Joyce Penelope Wilhelmina Frankenberg 15 February 1951) is a British-American actress best known for her performances in the James Bond film Live and Let Die (1973), Somewhere In Time (1980), East of Eden (1981), Onassis: The Richest Man in the World (1988), War and Remembrance (1988), the 1989 political thriller La Révolution française as the ill-fated queen Marie Antoinette, Wedding Crashers (2005), and the American television series Dr. Quinn, Medicine Woman (1993–1998). She has earned an Emmy Award, two Golden Globe Awards, and a star on the Hollywood Walk of Fame. She was made an Officer of the Order of the British Empire in 2000.

Joyce Penelope Wilhelmina Frankenberg was born 15 February 1951 in Hayes, Greater London, England, the daughter of John Benjamin Frankenberg, an obstetrician, and Mieke van Trigt, a nurse. Her father was a British citizen of Jewish heritage whose family was from Poland (village of Nowe Trzepowo). Her mother was a Dutch Protestant (with family from Deventer) who was a prisoner of war during World War II, and who had lived in Indonesia. Jane’s paternal grandfather had come to live in the East End of London after escaping the Czarist pogroms when he was 14. He can be found in the 1911 census for Bethnal Green listed as a hairdresser and he eventually went on to have his own company.

Seymour was educated at the Arts Educational School in Tring, Hertfordshire. She took on the stage name “Jane Seymour” after King Henry VIII’s third wife, as it seemed more saleable.

Acting Career

In 1969, Seymour appeared uncredited in her first film, Richard Attenborough’s Oh! What a Lovely War. In 1970, Seymour appeared in her first major film role in the war drama The Only Way. She played Lillian Stein, a Jewish woman seeking shelter from Nazi persecution. In 1973, she gained her first major television role as Emma Callon in the successful 1970s series The Onedin Line. During this time, she appeared as female lead Prima in the two-part television miniseries Frankenstein: The True Story. She also appeared as Winston Churchill’s lover Pamela Plowden in Young Winston, produced by her father-in-law Richard Attenborough.

In 1973, Seymour achieved international fame in her role as Bond girl Solitaire in the James Bond film Live and Let Die. IGN ranked her as 10th in a Top 10 Bond Babes list. In 1975, Seymour was cast as Princess Farah in Sinbad and the Eye of the Tiger, the third part of Ray Harryhausen’s Sinbad trilogy. The film was not released until its stop motion animation sequences had been completed in 1977. In 1978, she appeared as Serina in the Battlestar Galactica film, and in the first five episodes of the television series. Seymour returned to the big screen in the comedy Oh Heavenly Dog opposite Chevy Chase.

Seymour at the Emmy Awards, 1988

In 1980, Seymour was given the role of young theatre actress Elise McKenna in the period romance Somewhere in Time. Though the film was made with a markedly limited budget, the role enticed Seymour with a character she felt she knew. The effort was a decided break from her earlier work, and marked the start of her friendship with co-star Christopher Reeve.

In 1981, she appeared in the television film East of Eden, based on the novel by John Steinbeck. Her portrayal of main antagonist Cathy Ames won her a Golden Globe. In 1982, she appeared in The Scarlet Pimpernel with Anthony Andrews and Ian McKellen. In 1984, Seymour appeared nude in the film Lassiter, co-starring Tom Selleck, but the film was a box office flop. In 1987, Seymour was the subject of a pictorial in Playboy magazine, although she did not pose nude.

In 1988, Seymour got the female lead in the 12-part television miniseries War and Remembrance, the continued story from the miniseries The Winds of War, in which she played Natalie Henry, an American Jewish woman trapped in Europe during World War II. That role had been played by Ali MacGraw in the first series, but Seymour campaigned for the role when the continuation was planned, and made a screen test which convinced the director and producer Dan Curtis that she was better suited for it.

In 1989, on the occasion of the 200th anniversary of the French Revolution, Seymour appeared in the television film La révolution française, filmed in both French and English. Seymour appeared as the doomed French queen, Marie Antoinette the actress’s two children, Katherine and Sean, appeared as the queen’s children.

Seymour at the Emmy Awards, 1994

In the 1990’s, Seymour earned popular and critical praise for her role as Dr. Michaela “Mike” Quinn in the television series Dr. Quinn, Medicine Woman and its television sequels (1993–2001). Her work on the series earned her a second Golden Globe Award. While working on the series Dr. Quinn, Medicine Woman, she met her fourth husband, actor-director James Keach.

In the 2000s, Seymour continued to work primarily in television. In 2004 and 2005, she made six guest appearances in the WB Network series, Smallville, playing Genevieve Teague, the wealthy, scheming mother of Jason Teague (Jensen Ackles). In 2005, Seymour returned to the big screen in the comedy Wedding Crashers, playing Kathleen Cleary, wife of fictional United States Secretary of the Treasury William Cleary, played by Christopher Walken. In spring 2006, she appeared in the short-lived WB series Modern Men. Later that year, Seymour guest-starred as a law-school-professor on an episode of the CBS sitcom How I Met Your Mother, and as a wealthy client on the Fox legal drama, Justice. In 2007, she guest-starred in the ABC sitcom, In Case of Emergency, which starred Lori Loughlin and Jonathan Silverman. She also appeared in ITV’s Marple: Ordeal By Innocence, based on the Agatha Christie novel. She was a contestant on season five of the US reality show, Dancing with the Stars she finished in sixth place, along with her partner, Tony Dovolani. In “One Life to Lose” Jane Seymour guest starred in a soap opera-themed storyline of the ABC crime-dramedy Castle.

Seymour appeared in the Hallmark Channel film Dear Prudence (2008) with Jamey Sheridan and Ryan Cartwright, the romantic comedy Love, Wedding, Marriage (2011) with Mandy Moore, and the Hallmark Movie Channel film Lake Effects (2012) with Scottie Thompson and Madeline Zima.


Jane Seymour

Jane Seymour, the mother of Henry VIII's only surviving legitimate son, King Edward VI, was the daughter of Sir John Seymour and Margery Wentworth, daughter of Sir John Wentworth, of Nettlestead, in Suffolk and was born at Wulf Hall in Savernake Forest, Wiltshire. Her exact date of birth is not known, but it is believed to have occurred between 1507-1508.

Jane was the eldest of a large family of children. The Seymour's were a well-respected gentry family, who rose to prominence at the court of Henry VIII. The surname is thought to derive from a corruption of the St. Maur family of France who originated either at St. Maur des Fossées, near Paris, or St.Maur sur Loire, at least one member of the family came over to England with Wiliam the Conqueror.

Jane Seymour

Jane's father, Sir John Seymour, served in Henry VIII's French campaign of 1513 and accompanied the king to the Field of the Cloth of Gold in 1520. He was made a knight of the body and later a gentleman of the king's bed-chamber.

Through her mother Margaret Wentworth, Jane could claim a royal descent. One of her ancestors was Elizabeth Mortimer, the granddaughter of Lionel of Antwerp, Duke of Clarence, third surviving son of Edward III and Phillipa of Hainault. Elizabeth Mortimer had married the famous Harry 'Hotspur' Percy, who was killed at the Battle of Shrewsbury by King Henry IV. Hotspur and Elizabeth Mortimer were to become the grandparents of Jane's maternal grandfather, Sir Henry Wentworth. Margery Wentworth was also the first cousin of Elizabeth and Edmund Howard, the parents of Anne Boleyn and Catherine Howard.

In her youth, Jane was betrothed to William Dormer, son of the wealthy Sir Robert and Lady Dormer. Lady Dormer, however, felt that Jane's social status was not sufficient for her son and the engagement was broken off.

Marriage to Henry VIII

Jane Seymour had first come to court as a lady-in-waiting to Catherine of Aragon and later fulfilled the same post to Anne Boleyn. She was of fair complexion, had a pointed chin and was of medium height, modest and gentle natured. A contemporary described her as:-

'She is of middle height and nobody thinks she has much beauty. Her complexion is so whitish that she may be called rather pale.'

Never an acknowledged beauty, Perhaps Jane's attraction for Henry VIII grew from the fact that she was the very antithesis of the dark, argumentative and voluble Anne Boleyn.

As Henry VIII tired of heated arguments with the strong-willed Anne he was drawn to the gentle and submissive Jane. Henry stayed at Wulf Hall in the September of 1535, and it may have been there that he first became attracted to Jane. In any event, Henry's growing affection for Jane soon came to the notice of Anne Boleyn, and a rivalry developed between the Queen and her maid. When Anne noticed a jewel that Jane wore, containing a portrait of the King, which had been presented by Henry, she snatched it jealously from her neck. Queen Anne was not of a nature to bear such insults patiently, but Jane's star was in the ascendant, Anne's in decline.

During Henry VIIII's courtship of Jane, she was advised by one of the leaders of the conservative Catholic faction at court, Sir Nicholas Carew, who coached her in the intricacies of religious politics. The recent death of Catherine of Aragon had rendered it possible for Henry to be rid of Anne without anticipating the prospect of again being married to Catherine. Ironically, while Catherine had lived, Anne remained safe in her position, Anne herself had long recognised the fact, declaring "she is my death and I am hers".

Anne was arrested and tried on a trumped-up charge of treason, for adultery with five men including her own brother. It is unlikely that the charges against her had any basis in fact. A court controlled by Henry and presided over by Anne's uncle, the Duke of Norfolk, pronounced her guilty. Anne was sentenced to be burned or beheaded at the King's pleasure. Anne was beheaded at the Tower of London on 19th May, 1536. Henry and Jane were then duly betrothed on 20 May, 1536, and married on 30 May. Jane, who adopted the motto 'bound to obey and serve' was never crowned.

Henry VIII, Jane Seymour and Prince Edward, posthumous portrait of Jane

Once married to Henry, Jane attempted to mend the rift between himself and Catherine of Aragon's daughter, Mary, of whom she grew fond. Jane involved herself in state affairs only once, in 1536, when she asked for clemency for the participants in the Pilgrimage of Grace rebellion, her husband reacted by reminding her of the fate of other queens when they had meddled in his affairs.

Eduardo VI

The birth of an heir

In early 1537, after seven months of marriage, Jane announced herself pregnant. Great care was taken throughout the pregnancy and the king was to prove himself indulgent to her every whim. Throughout the last months of Jane's pregnancy, churches across the country prayed for the queen's safe delivery. After a difficult and protracted labour, Jane fulfilled the first duty of a queen and gave birth to a son, the future Edward VI on 12 October 1537 at Hampton Court Palace.

Edward's christening in the chapel royal at Hampton Court was a long and elaborate ceremony followed by a grand reception for nearly four hundred guests. His arrival on the Vigil of St. Edward the Confessor decided the Prince's name and his elder sister, Mary, stood as the child's godmother, his other sister, Elizabeth also took part. Jane also participated, although she had to be carried into the chapel on a portable bed.

Jane was never to see her son grow up, she contracted puerperal fever (or childbed fever) infection of the uterus following childbirth, and died in her sleep twelve days later, on October 24th. Henry VIII is reported to have mourned the loss of his third wife sincerely, she was accorded a magnificent state funeral at which Princess Mary, Henry's elder daughter who Jane had done much to reconcile with her father, acted as a chief mourner. Queen Jane was interred at St. George's Chapel, Windsor Castle.

When Henry died in 1547, he requested that he be buried at Windsor with Jane, his best-loved wife. He was succeeded by Jane's son King Edward VI, died at the age of fifteen on July 6th, 1553 after reigning for six and a half years.


Birth of Edward VI

Clearly, Henry married Jane Seymour primarily to bear a male heir. He was successful in this when, on October 12, 1537, Jane Seymour gave birth to a prince. Edward was the male heir Henry so desired. Jane Seymour had also worked to reconcile the relationship between Henry and his daughter Elizabeth. Jane invited Elizabeth to the prince's christening.

The baby was christened October 15, and then Jane fell ill with puerperal fever, a complication of childbirth. She died on October 24, 1537. The Lady Mary (future Queen Mary I) served as chief mourner at Jane Seymour's funeral.


Otras lecturas

Fraser, Antonia, The Wives of Henry VIII, Alfred A. Knopf, 1993.

Fraser, Antonia, ed. The Lives of the Kings & Queens of England, University of California Press, 1995.

Hackett, Francis, Henry the VIII: The Personal History of A Dynast and His Wives, Liveright Publishing Corporation, 1945.

Starkey, David, ed. The Lives and Letters of the Great Tudor Dynasties: Rivals in Power, Toucan Books Ltd., 1990.

Jane Seymour-The Six Wives of Henry VIII, (videocassette series) BBC TV, New York: Time-Life Media, 1976.


Ver el vídeo: Celebrities of A Different Era: Jane Seymour (Diciembre 2021).