Información

Bombas voladoras V-2


En el verano de 1942, Alemania comenzó a trabajar en dos nuevas armas secretas, la Bomba Voladora V-1, un monoplano sin piloto que funcionaba con un motor de chorro de pulso y llevaba una ojiva de una tonelada. Fue lanzado desde una rampa fija y viajó a aproximadamente 350 mph y 4,000 pies e inicialmente tenía un alcance de 150 millas (luego 250 millas).

Alemania disparó 9.521 bombas V-I en el sur de Inglaterra. De estos, 4.621 fueron destruidos por fuego antiaéreo o por cazas de la RAF. Se estima que 6.184 personas murieron a causa de estas bombas voladoras. En agosto, solo el 20 por ciento de estas bombas llegaban a Inglaterra.

La segunda arma secreta, el cohete V-2, fue desarrollada por Wernher von Braun, Walter Dornberger y Hermann Oberth en la estación de investigación de cohetes en Peenemunde.

El V-2 se utilizó por primera vez en septiembre de 1944. Al igual que el V-1 Flying Bomb, llevaba una ojiva de una tonelada. Sin embargo, este cohete de combustible líquido de 14 metros (47 pies) de largo era capaz de alcanzar una velocidad supersónica y podía volar a una altitud de más de 50 millas. Como resultado, no se pudo detener de manera efectiva una vez lanzado.

Más de 5.000 V-2 se dispararon contra Gran Bretaña. Sin embargo, solo 1.100 llegaron a Gran Bretaña. Estos cohetes mataron a 2.724 personas e hirieron gravemente a 6.000. Después de los desembarcos del Día D, las tropas aliadas estaban en Europa continental y pudieron capturar los sitios de lanzamiento y, en marzo de 1945, los ataques llegaron a su fin.

En 1932, la idea de la guerra nos parecía un absurdo. Los nazis ni siquiera estaban en el poder. No sentimos escrúpulos morales sobre el posible abuso futuro de nuestro cerebro. Nos interesaba únicamente explorar el espacio exterior. Para nosotros era simplemente una cuestión de cómo se ordeñaría con más éxito la vaca dorada.

Desde el invierno de 1939, había estado estrechamente asociado con el centro de desarrollo de Peenemunde, aunque al principio lo único que hacía era satisfacer sus necesidades de construcción. Me gustó mezclarme con el círculo de jóvenes científicos e inventores no políticos encabezado por Werner von Braun: veintisiete años, decidido, un hombre realista en casa en el futuro. Era extraordinario que a un equipo tan joven y sin experiencia se le permitiera llevar a cabo un proyecto que costaba cientos de millones de marcos y cuya realización parecía lejana.

Mi condolencia les sirvió de mucho cuando, a finales del otoño de 1939, Hitler tachó el proyecto del cohete de su lista de empresas urgentes y, por lo tanto, cortó automáticamente su mano de obra y sus materiales. Por acuerdo tácito con la Oficina de Artillería del Ejército, continué construyendo las instalaciones de Peenemünde sin su aprobación, una libertad que probablemente nadie más que yo podría haberme tomado.

Esta es la primera de una nueva era en el transporte, la de los viajes espaciales. Mientras dure la guerra, nuestra tarea más urgente sólo puede ser la rápida perfección del cohete como arma. El desarrollo de posibilidades que aún no podemos imaginar será una tarea en tiempos de paz.

Intentaré decir algo sobre el V-2, los cohetes alemanes que han caído en varios puntos muy dispersos en Inglaterra. Los alemanes, como de costumbre, hicieron el primer anuncio y lo utilizaron para ocultar el hecho de que Hitler no pudo hacer su aparición anual en la bodega de cerveza de Munich. El anuncio alemán fue exagerado e inexacto en algunos detalles, pero no en todos. Durante algunas semanas, los que sabíamos lo que estaba sucediendo nos habíamos referido a estas explosiones, claramente audibles a una distancia de quince millas, como "esas explosiones de la red de gas". Es imposible darle un informe confiable sobre la precisión de esta arma porque no sabemos a qué han estado disparando los alemanes. Han logrado algunos éxitos afortunados y trágicos, pero como dijo Churchill a la Cámara de los Comunes, la escala y los efectos del ataque no han sido hasta ahora significativos.

Eso, por supuesto, no es garantía de que no lo sean. Esta arma tiene una carga explosiva de aproximadamente una tonelada. Llega sin previo aviso de ningún tipo. El sonido de la explosión no es como el crujido de una bomba pasada de moda o el chasquido plano de la bomba voladora; el sonido es quizás más pesado y amenazante porque llega sin previo aviso. La mayoría de las personas que han experimentado la guerra se han salvado repetidamente al ver o al oír; ninguno de los sentidos proporciona advertencia o protección contra esta nueva arma.

Estos son días en los que una imaginación vívida es definitivamente un riesgo. No hay nada agradable en contemplar la posibilidad, por remota que sea, de que una tonelada de alto explosivo pueda atravesar el techo sin ninguna advertencia de ningún tipo. La penetración de estos cohetes es considerablemente mayor que la de la bomba voladora, pero el efecto de explosión lateral es menor. Hay buenas razones para creer que los alemanes están desarrollando un cohete que puede contener hasta ocho toneladas de explosivos. Eso sería ocho veces el tamaño del cohete actual y, en opinión de la mayoría de la gente de aquí, definitivamente desagradable. Estos cohetes no han estado llegando en cantidades considerables y no han afectado de manera notable los nervios ni la determinación de los civiles británicos. Pero sería un error tomar a la ligera esta nueva forma de bombardeo. Sus potencialidades son en gran parte desconocidas. La ciencia alemana ha vuelto a demostrar un ingenio maligno que no es probable que se olvide cuando llegue el momento de establecer controles sobre la investigación científica e industrial alemana. Por el momento, aquellos de ustedes que puedan tener familiares o amigos en estos "lugares tan dispersos en Inglaterra" no necesitan alarmarse mucho por los riesgos a los que están expuestos.

Con la estricta censura de prensa impuesta por Hitler, los abusos de su régimen no eran tan visibles para el alemán medio como para un forastero que tenía libre acceso a los medios de comunicación internacionales. Por esta razón, debo decir, más a modo de declaración que de disculpa, que nunca me di cuenta de la profundidad del abismo del régimen de Hitler hasta muy tarde y particularmente después de la guerra, cuando se publicaron por primera vez todos estos terribles abusos. Supongo que hasta aproximadamente un año antes del final de la guerra compartí los sentimientos de la mayoría de los alemanes de que, si bien Hitler era indiscutiblemente un agresor y un conquistador, esto lo colocaba más en una clase con Napoleón que con el diablo encarnado. Si bien desde el principio deploré profundamente la guerra y la miseria y el sufrimiento que se extendió por todo el mundo, me encontré atrapado en una vorágine en la que simplemente sentí que, me guste o no, era mi deber trabajar por mi país. en guerra.

Los V1 eran bastante ruidosos y se podía oír en el refugio antiaéreo. Sonaban como una moto corriendo sin silenciador. Los escucharía para que se detuvieran y si se detenían por encima de su cabeza, sabría que golpearían de cerca.

A veces venían durante el día. Cuando éramos niños teníamos curiosidad por verlos en lugar de correr en busca de un refugio. Eran más cuerpo que alas. Puntiagudo en la parte delantera y cortado en la parte trasera. Tenían alas cuadradas cortas. Era tan grande como un avión. Probablemente más grande que un spitfire. No puedes confundirlos con nada más. Cuando aterrizaran, podrían devastar toda una zona.

Más tarde enviaron V2. Eran bombas propulsadas por cohetes. Volaron mucho más alto y no podías oírlos. Volaron mucho más alto y no podías oírlos venir, pero causaron más daño cuando golpearon el suelo.

Me uní al Servicio de Enfermería Voluntaria trabajando desde el puesto de Chingford la mayoría de las noches y los fines de semana para hacer mi granito de arena, por así decirlo, en la guerra. Cinco días a la semana confeccionaba uniformes de soldados que trabajaban para Rego en Edmonton North London y luego amamantaba en Whipps Cross Hospital en East London viajando allí en autobús. Junto con mis uniformes de "interior y exterior", que me dieron, me entregaron un sombrero de hojalata (que tuve que pagar), pero todo esto me hizo sentir muy bien.

Recuerdo que en una ocasión nuestra fábrica donde trabajaba fue alcanzada por un cohete V2 y mi formación en enfermería fue muy útil. Cuando llegué a casa estaba sucia y despeinada y recuerdo que mi madre me decía "¿por qué llegas temprano a casa?" sin mención del estado en el que me encontraba.

Se entiende que el número total de V2 que cayeron en el sur de Inglaterra fue de 1.050. Los primeros cohetes cayeron la tarde del 8 de septiembre en Epping (Essex) y Chiswick y el último en Orpington (Kent) en la tarde del 27 de marzo. El ataque alcanzó su punto culminante durante febrero, cuando 71 cayeron en una semana sobre el sur de Inglaterra. El primero en caer en Londres fue en Brentford. Ocho casas fueron destruidas y 50 dañadas por la explosión. Dos personas murieron y diez resultaron gravemente heridas, y las tuberías de gas y agua se vieron afectadas. El mayor número de incidentes en cualquier período de 24 horas fue de 17 y el total de víctimas fue de 2.754 muertos y 6.523 heridos graves. Los totales de cincuenta o sesenta rockeros por semana fueron comunes durante enero, febrero y marzo, muchos de ellos en Londres y Essex y algunos en Kent y Hertfordshire.

Vi a escolares asesinados un sábado por la mañana. Sin advertencia. Fue entonces cuando llegaron los V-2. Eran como grandes postes de telégrafo que se disparaban por el aire. Sin piloto, sin nada. Entraron en un edificio y dejaron una calle entera. Esa mañana, los niños estaban comprando en Woolworth's. No podrías comprar mucho. No podrías comprar dulces sin tus cupones. La casa de mi madre estaba a dos cuadras y escuchamos este terrible choque. Todos salimos corriendo a ver. Fueron los cuerpos de este Woolworth y todos estos niños fueron sacados. Dijeron que los enterraron. No saben qué brazos y piernas pertenecen a los brazos y piernas de las personas. Tenían ataúdes de cartón. Hicimos tantos, pero nunca lo suficiente.

Cuando terminó la guerra, pensamos que iba a ser un mundo mejor. Recuerdo que me sentí tan eufórico, de verdad. No creo que haya tenido tan buenos sentimientos desde entonces. Podía ver a todos siendo amables entre sí porque habíamos pasado por cosas tan horribles.

La vivienda era terrible. Cuando los hombres regresaron del servicio y encontraron a sus esposas durmiendo en estos refugios del metro y pasaron las semanas, tomaron el control del Hotel Savoy y se convirtieron en ocupantes ilegales. Fue el mejor hotel de Londres en ese momento. La gente trabajadora se unió a ellos. Fueron a estos grandes hoteles y los militares soltaban cubos con cuerdas y todos poníamos los pedazos de comida que teníamos en ellos. Ocuparon esos hoteles durante siglos. Las autoridades estaban petrificadas. Pensaron que iba a ser bolchevismo o algo así. La sentadilla se prolongó espasmódicamente durante unos seis meses. Luego levantaron casas prefabricadas. Los construyeron en un día. Todos los trabajadores de la construcción disponibles estaban ocupados levantando estas casas.


Distribución de veneno

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

distribución de veneno, en estadística, una función de distribución útil para caracterizar eventos con probabilidades de ocurrencia muy bajas dentro de un tiempo o espacio definido.

El matemático francés Siméon-Denis Poisson desarrolló su función en 1830 para describir el número de veces que un jugador ganaría un juego de azar raramente ganado en un gran número de intentos. Dejando pag representan la probabilidad de una victoria en cualquier intento dado, la media, o promedio, número de victorias (λ) en norte Los intentos estarán dados por λ = nortepag. Usando la distribución binomial del matemático suizo Jakob Bernoulli, Poisson mostró que la probabilidad de obtener k gana es aproximadamente λ k /mi −λ k!, dónde mi es la función exponencial y k! = k(k − 1)(k - 2) ⋯ 2 ∙ 1. Es de destacar el hecho de que λ es igual a la media y la varianza (una medida de la dispersión de los datos fuera de la media) para la distribución de Poisson.

La distribución de Poisson ahora se reconoce como una distribución de vital importancia por derecho propio. Por ejemplo, en 1946 el estadístico británico RD Clarke publicó "Una aplicación de la distribución de Poisson", en la que reveló su análisis de la distribución de impactos de bombas voladoras (misiles V-1 y V-2) en Londres durante la Segunda Guerra Mundial. . Algunas áreas fueron afectadas con más frecuencia que otras. El ejército británico deseaba saber si los alemanes tenían como objetivo estos distritos (los golpes indicaban una gran precisión técnica) o si la distribución se debía al azar. Si los misiles fueran, de hecho, solo apuntados al azar (dentro de un área más general), los británicos podrían simplemente dispersar instalaciones importantes para disminuir la probabilidad de que sean alcanzados.

Clarke comenzó dividiendo un área en miles de parcelas diminutas de igual tamaño. Dentro de cada uno de estos, era poco probable que hubiera un solo golpe, y mucho menos más. Además, bajo el supuesto de que los misiles cayeron al azar, la posibilidad de un impacto en cualquier parcela sería una constante en todas las parcelas. Por lo tanto, el número total de aciertos sería muy parecido al número de victorias en un gran número de repeticiones de un juego de azar con una probabilidad de ganar muy pequeña. Este tipo de razonamiento llevó a Clarke a una derivación formal de la distribución de Poisson como modelo. Las frecuencias de impacto observadas fueron muy cercanas a las frecuencias de Poisson predichas. Por lo tanto, Clarke informó que las variaciones observadas parecían haber sido generadas únicamente por casualidad.


¿Qué tan letales o precisos fueron los cohetes V-1 y V-2 de la Alemania nazi y los # 039?

Punto clave: Los cohetes eran aterradores, pero gran parte de su terror también provenía de la guerra de propaganda de Alemania.

Durante cualquier guerra, los países combatientes emiten informes previsiblemente y crean una publicidad más favorable a su propio bando. A menudo, la diferencia es sutil, pero a veces es profunda. Un ejemplo perfecto ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial cuando Alemania desató su ataque V-1 y V-2 contra Inglaterra. Ambos gobiernos eran muy conscientes de que las armas introducían un aspecto completamente nuevo en una guerra ya violenta. La forma en que lo describieron e informaron fue un marcado contraste.

En Inglaterra, el V-1 puede haber adquirido algunos nombres divertidos, pero no había nada de divertido en su poder mortífero. Su motor a reacción de pulsos emitía un sonido peculiar, ronco y fuerte y llevaba una ojiva de una tonelada que los londinenses aprendieron a temer. Con veinticinco pies de largo, alas rechonchas y un alcance de hasta 150 millas, la bomba robot voló a 400 millas por hora. Solo tardó cinco minutos en cruzar el Canal, lo que dificultó la defensa contra él. Los británicos lo llamaron Buzz Bomb, Doodlebug o Diver. Fue el último intento de Adolf Hitler de sacar a Inglaterra de la guerra. Hitler le dijo a su pionero de los cohetes Wernher von Braun: “Esto será una retribución contra Inglaterra. Con él obligaremos a Inglaterra a ponerse de rodillas ". Las formas en que las declaraciones oficiales, incluidos los medios impresos y de radiodifusión, en Berlín y Londres informaron sobre este nuevo capítulo de hacer la guerra a principios de 1944, revelan las extraordinarias diferencias entre los dos gobiernos de la época.

Oficialmente, la Buzz Bomb era la V-1, o Vergeltungswaffe — Vengeance Weapon, simple de construir pero sofisticada en su motor y sistema de guía de piloto automático. Construido con madera contrachapada y chapa de acero, no requería escaso aluminio. Antes de que los ejércitos aliados finalmente invadieran sus sitios de lanzamiento, mató a más de 6.000 personas en el sureste de Inglaterra. Poco después, los cohetes V-2 aún más revolucionarios de Alemania comenzaron a caer, matando a otras 2.855 personas.

En 1944, a medida que se intensificaba la campaña de bombardeos aliados, las fábricas e instalaciones de transporte alemanas se enfrentaban a una creciente destrucción. Hitler estaba sediento de venganza. Bajo sus crecientes demandas de resultados inmediatos, el programa V-1 tuvo un comienzo temprano e inestable. Irónicamente, podría haber estado listo antes si el propio Hitler no hubiera retrasado su desarrollo. Además, el jefe de la Luftwaffe, Herman Göring, nunca apoyó el programa. El 12 de junio de ese año, Alemania lanzó 19 de las bombas voladoras. De la primera salva, solo nueve abandonaron la plataforma, ninguna de las cuales llegó a Inglaterra. De la segunda salva, cuatro se estrellaron rápidamente de manera alarmante cerca, dos cayeron en el Canal de la Mancha, cuatro llegaron a Inglaterra y solo una a Londres. Lord Cherwell, asesor del primer ministro Winston Churchill, anunció: "La montaña ha gemido y ha dado un ratón". Demasiado pronto, sin embargo, Lord Cherwell lamentaría su noble observación.

El ciudadano John Franklin fue uno de los primeros en ver esta revolucionaria arma. El 17 de junio, el News Chroniclein Croydon citó la descripción de Franklin. “Cuando vi por primera vez el avión (sic), parecía entre 300 y 400 millas por hora a unos 2.000 pies. En tamaño, era la mitad del de un Spitfire. Poco después de que pasara, el motor se apagó y se hundió en picado. Unos segundos más tarde, explotó ". Durante el año siguiente, mientras más Buzz Bombs rugían a través del Canal de la Mancha, los londinenses aprendieron a temer la parada repentina del ruido del motor que precedió a su mortal picado.

El gobierno británico conocía desde hacía mucho tiempo una nueva amenaza potencial, aún no identificada. Ya en 1939, un informe secreto de Oslo, Noruega, advirtió que Alemania estaba comenzando a investigar sobre bombas voladoras y cohetes bombas, pero los asesores de inteligencia británicos le restaron importancia al informe, creyendo que solo podría involucrar cohetes de combustible sólido con alcance limitado. Luego, en octubre de 1943, los espías franceses informaron sobre construcciones inusuales en Peenemmude, cerca de Stettin, a lo largo del Mar Báltico y en la costa de Normandía de Francia desde Cherburgo hasta el Paso de Calais. Los aliados los llamaron "sitios de esquí", pero aún no sabían qué eran. Miles de trabajadores esclavos fueron utilizados en cuevas subterráneas en condiciones físicas espantosas para fabricar la nave. A medida que los trabajadores colapsaron, fueron reemplazados por nueva mano de obra esclava tomada directamente de los campos de concentración. Fue en gran parte debido al papel de Albert Speer como ministro de armamento en el suministro de esa mano de obra que recibió la sentencia de 20 años en los juicios de Nuremberg.

En funcionamiento, se pondría en marcha el motor V-1 y luego la nave se catapultó a vapor desde un riel de lanzamiento elevado de 157 pies de largo que apuntaba directamente a Londres.

Rápidamente, aumentó el número de V-1 y las bajas resultantes. La prensa británica tuvo que informar sobre lo obvio. El 16 de junio de 1944, el Noticias nocturnas de Londres titulado "Aviones de guerra sin piloto asaltan Gran Bretaña". Al día siguiente, el Tiempos de Londres llevó la posición oficial del gobierno: “Militarmente, por lo tanto, esta nueva arma no puede tener el menor efecto en el curso de la guerra. El objetivo de estas redadas es, sin duda, sacudir la moral del público británico ". Por supuesto, tenían toda la razón. Eso era exactamente lo que Hitler tenía en mente. La invasión de Normandía, que desembarcó miles de tropas en la "Fortaleza de Europa", se había producido el 6 de junio. Si ahora podía romper la voluntad británica y obligar a Inglaterra a un acuerdo de algún tipo, podría llegar a un acuerdo sin una rendición incondicional. Aunque eso nunca sucedió, los aliados observaron con aprensión el creciente número de muertos en Londres y sus alrededores. Cada nuevo anuncio en Europa fue seguido de cerca en los Estados Unidos. El plan de Hitler para crear una devastación que rompiera la moral era, quizás, una esperanza poco realista. Pero, si bien eso es obvio ahora, lo era menos en ese entonces.

Y así la guerra de palabras se calentó. El ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, gritó en Radio Berlín: "Los aviones sin piloto han provocado que la guerra entre en una nueva fase: destrucción única, enorme conflagración, interrupción del trabajo en las fábricas y pánico en las oficinas".

Por supuesto, fue una exageración salvaje, pero en Inglaterra, la preocupación oficial subió a un nuevo nivel. Herbert Morrison, ministro de Seguridad Interior, trató de evitar tal pánico. En un discurso a la Cámara de los Comunes el 16 de junio, Morrison anunció: “Si bien he considerado correcto informar a la Cámara sobre la nueva arma utilizada por el enemigo, la información disponible no sugiere que deba atribuirse una importancia exagerada a esta nueva desarrollo. La nación debería continuar con sus actividades normales. Pero debo inculcar al público la importancia de no exponerse al peligro en las calles por curiosidad ”. Fue una advertencia magistral y discreta, pero claramente el gobierno de Churchill estaba cada vez más preocupado.

Para el 19 de junio, más de 500 V-1 habían llegado al sureste de Inglaterra. Gran Bretaña intentó engañar al enemigo informando que las bombas aterrizaban más al norte, cuando no era así. La esperanza era que Alemania luego alteraría la dirección de lanzamiento y dispararía los misiles hacia áreas desocupadas. No engañó a nadie, ya que los informes de noticias honestos revelaron exactamente dónde estaban cayendo las bombas Buzz. El peor número de muertos ocurrió el 25 de noviembre de 1944, cuando 168 personas murieron cuando un V-1 explotó en medio de una tienda llena de Woolworth en New Cross. El coraje y la resistencia del espíritu público británico se estaban poniendo a prueba.

Mientras tanto, Goebbels elevó su nivel de propaganda. Proclamó: "En Londres, la vida prácticamente se ha detenido mientras la lluvia de armas secretas continúa casi sin interrupción". Pronto, Berlin Radio anunció: "El gobierno británico ha dado órdenes para la evacuación inmediata de la población (de Londres)". No es del todo cierto, pero de hecho, a principios de septiembre y con la insistencia del gobierno, más de un millón de residentes, en su mayoría mujeres, niños y ancianos o enfermos, se habían marchado. El 7 de julio, el comentarista de radio de la cadena estadounidense Raymond Gram Swing anunció: “La revelación del primer ministro Churchill sobre la gravedad de las bombas robot sorprendió a este país. No teníamos idea de que el arma secreta alemana fuera tan formidable ". Churchill exigió la mejor defensa posible y, como resultó, esa defensa ya estaba pasando factura a los V-1 entrantes.

Aunque los lugares de fabricación y lanzamiento estaban fuertemente defendidos y parcialmente subterráneos, los bombarderos y cazabombarderos británicos y estadounidenses los atacaron una y otra vez. En el lado inglés del Canal de la Mancha, se lanzó a la batalla una combinación de cañones antiaéreos, globos de bombardeo y veloces aviones de combate. Esos tres elementos, trabajando juntos, se llamaron Operación Ballesta.


El terror de la V1 y V2 en Bélgica

Durante la Segunda Guerra Mundial, se lanzaron bombas voladoras V1 alemanas y cohetes V2 en ciudades de Inglaterra y Bélgica. En su libro Elke dag angustia (El miedo de todos los días) el historiador Pieter Serrien da voz a los testigos del V-terror.

Historia del V-terror en Bélgica

Los primeros V1 & # 8217 cayeron en territorio belga durante la ocupación alemana en el verano de 1944. Se desviaron de los V1 & # 8217, lanzados en el norte de Francia contra Londres. Poco después del comienzo de la ofensiva V2 y la liberación de Bélgica en septiembre de 1944, los primeros V1 & # 8217 y V2 & # 8217 cayeron en territorio belga. El verdadero comienzo del V-terror en Bélgica fue el primer V2 que cayó sobre Amberes el 13 de octubre de 1944. Desde el 21 de octubre también se lanzaron los V1 & # 8217 en la ciudad. En noviembre comenzó una nueva ofensiva en Lieja y Amberes. El bombardeo V más mortífero del primer período ocurrió el 27 de noviembre, cuando un V2 golpeó la concurrida Teniersplaats en Amberes. Murieron 159 personas, de las cuales 29 soldados aliados.

El día más mortífero en la V-historia fue el 16 de diciembre de 1944. Ese día los alemanes relanzaron la V-ofensiva en Amberes y Lieja. Uno de los V2 & # 8217 cayó en el Antwerp Cinema Rex, donde casi 1000 personas estaban viendo una película del oeste. 567 personas murieron en el impacto de bomba más mortífero de la Segunda Guerra Mundial.

El terror en V en Bélgica continuó hasta finales de marzo de 1945. Más de 8000 personas murieron en casi 9000 impactos en V.

Dora-Mittelbau

Desde el bombardeo de Peenemünde en la noche del 17 al 18 de agosto de 1943, los alemanes decidieron llevar la producción de armas V a la clandestinidad. En menos de una semana, la red de túneles del Harz, al norte de Nordhausen, fue seleccionada y transformada en un campo de concentración subterráneo. Durante el resto de la guerra se pusieron a trabajar aproximadamente 64.000 internos, de los cuales murieron 26.500. Entre ellos había más de 2600 belgas, de los cuales murieron entre 1200 y 1400.


Los misiles de crucero modernos pueden enviar cargas explosivas a sus objetivos con una precisión milimétrica, volando a altitudes extremadamente bajas mientras navegan por sí mismos y corrigen su rumbo según sea necesario en ruta. El V-1 fue su antepasado directo, aunque más tosco. Su sistema de guía era primitivo para los estándares modernos, pero bastante efectivo para su época y el propósito previsto: los misiles simplemente se colocaban en rampas inclinadas que apuntaban al área objetivo y la dirección rsquos. El misil no podía despegar por sus propios medios en la corta distancia que proporcionaba la rampa, por lo que se lanzó con una catapulta de vapor, similar a la que se utiliza en los portaaviones.

El rumbo se controlaba con una brújula magnética, la estabilidad se mantenía mediante un giroscopio interno y la altitud se controlaba con un altímetro barométrico. Un dispositivo rotatorio de medición de la velocidad del viento conocido como anemómetro de paletas midió la distancia y accionó un odómetro. Cuando el odómetro alcanzó una marca preestablecida correspondiente a la distancia al objetivo, activó un mecanismo que cortó la energía al motor. Eso hizo que el V-1 se volcara y se sumergiera, y las espoletas de impacto en su ojiva hicieron que explotara cuando golpeó el suelo.

El primero de miles de V-1 se lanzó contra Londres el 13 de junio de 1944. Era tosco y muy inexacto para los estándares de hoy en día. De hecho, el margen de error de V-1 & rsquos era tan grande que era inútil apuntarle a un objetivo específico. En cambio, la Buzz Bomb era un arma terrorista simple, lanzada contra objetivos del área como el Área Metropolitana de Londres en expansión. Los alemanes pensaron que en un área tan poblada y densamente poblada, dondequiera que cayera la bomba, estaba destinada a golpear algo y causar algún daño.

Una instalación de lanzamiento típica de V-1. Yvrenchy

La Buzz Bomb era aterradora para los civiles de abajo, y el zumbido similar a una abeja de su chorro de pulso era angustioso. Aún más aterrador fue cuando el zumbido se detuvo: eso significaba que el motor del misil y rsquos se había apagado y que la bomba había comenzado su inmersión final en lo que fuera que estuviera debajo. Fueron efectivos desde una perspectiva alemana, causando aproximadamente 23.000 bajas en Inglaterra e infligiendo terror y sufrimiento generalizados. Las bombas voladoras causaron casi tanto daño en Gran Bretaña en dos meses y medio en 1944 como el Blitz de 1940-1941 había infligido durante un período de doce meses. Y la campaña V-1 le costó a Alemania solo una fracción de lo que había gastado durante el Blitz.

Se tuvieron que desplegar vastos recursos para derrotar a los V-1. Las medidas defensivas incluyeron anillos de armas antiaéreas, globos de bombardeo que colgaban cables para enganchar las bombas voladoras y alas rsquo, y escuadrones de aviones de combate para derribarlos o volcarlos con sus alas. También se realizaron muchas salidas de bombardeo contra sitios de lanzamiento sospechosos de V-1. La amenaza a Londres finalmente terminó solo después de que los ejércitos aliados en el norte de Francia invadieron los últimos sitios de lanzamiento de V-1 dentro del alcance de 160 millas de armas y rsquos. Los alemanes luego los trasladaron a otros objetivos bajo control aliado, como la vital ciudad portuaria de Amsterdam. Se estima que entre las contramedidas aliadas y la falta de confiabilidad mecánica y los errores de guía del V-1 & rsquos, solo alrededor del 25 por ciento de los misiles lanzados realmente impactaron en sus áreas objetivo.


  • Planta de energía: Motor a reacción de impulsos Argus As 109-014
  • Distancia: 150 millas
  • Máxima velocidad: 393 mph
  • Sistema de orientación: Piloto automático basado en Gyrocompass

La idea de una bomba voladora se propuso por primera vez a la Luftwaffe en 1939. Rechazada, una segunda propuesta también se rechazó en 1941. Con el aumento de las pérdidas alemanas, la Luftwaffe revisó el concepto en junio de 1942 y aprobó el desarrollo de una bomba voladora de bajo costo que poseía un alcance de alrededor de 150 millas. Para proteger el proyecto de los espías aliados, fue designado "Flak Ziel Geraet" (aparato objetivo antiaéreo). El diseño del arma fue supervisado por Robert Lusser de Fieseler y Fritz Gosslau de la fábrica de motores Argus.

Refinando el trabajo anterior de Paul Schmidt, Gosslau diseñó un motor a reacción de pulsos para el arma. Consta de pocas partes móviles, el chorro de pulso operado por aire que ingresa a la entrada donde se mezcla con combustible y se enciende mediante bujías. La combustión de la mezcla obligó a que se cerraran los juegos de persianas de admisión, produciendo un estallido de empuje hacia el escape. Luego, las contraventanas se abrieron nuevamente en el flujo de aire para repetir el proceso. Esto ocurrió alrededor de cincuenta veces por segundo y le dio al motor su distintivo sonido de "zumbido". Otra ventaja del diseño de chorro de pulsos era que podía funcionar con combustible de baja calidad.

El motor de Gosslau estaba montado sobre un fuselaje simple que poseía alas cortas y rechonchas. Diseñado por Lusser, el fuselaje se construyó originalmente en su totalidad de chapa de acero soldada. En la producción, se sustituyó la madera contrachapada para la construcción de las alas. La bomba voladora se dirigió a su objetivo mediante el uso de un sistema de guía simple que dependía de giroscopios para la estabilidad, una brújula magnética para el rumbo y un altímetro barométrico para el control de altitud. Un anemómetro de paletas en la nariz accionaba un contador que determinaba cuándo se alcanzaba el área objetivo y activaba un mecanismo para hacer que la bomba se hundiera.


¿De dónde proceden los aviones?

En 1921, Tulsa tenía dos aeródromos. El más grande de dos, operado por Curtiss-Southwest Airplane Company, contenía dos hangares de acero y 14 aviones. El campo más pequeño albergaba solo un avión. En su relato de escapar de los disturbios, Parrish se refiere a acercarse a los campos & # x201Caviation, & # x201D, que probablemente habría sido Curtiss-Southwest, según el informe de la Comisión. Allí recordó haber visto los aviones & # x201C fuera de sus cobertizos, todos listos para volar, y estos hombres con rifles de alta potencia subiéndose a ellos. & # X201D

En ese momento, el gobierno no exigía el registro de aviones, por lo que es difícil saber a quién pertenecen. Pero el informe de la Comisión sugiere que la mayoría probablemente eran propiedad de Curtiss-Southwest, las compañías petroleras y los particulares.

ESCUCHA: & # x2018Blindspot: Tulsa Burning & # x2019 de The HISTORY & # xAE Channel y WNYC Studios


Bombas voladoras V-2 - Historia

Quad NE del cruce Lordship Lane y Friern Road

El primer V1 en caer en Dulwich 8 casas fueron demolidas, 55 sufrieron daños severos y 71 daños leves. El área actual alrededor de Friern Road y Etherow Street ha sido totalmente remodelada como resultado de esta V1 y la V2 que cayó el 1 de noviembre.

Este V1 fue informado por el cuerpo de bomberos, en algún lugar de East Dulwich Road, se observa que el único daño fue la destrucción de los baños públicos. No se anota la ubicación exacta

Este fue el primero de cuatro V1 que cayeron en los campos deportivos alrededor de Greendale. Éste dañó una casa y un pabellón deportivo. .

Rosendale Road North Side justo antes de que se convierta en Lovelace Road

Este fue el primer V1 en caer en Dulwich SE21. Seis casas fueron demolidas y 20 dañadas por la explosión. Hubo otra V1 en Lovelace Road el 1 de agosto que cayó más arriba en el lado norte pasando Christchurch. Al visitar la carretera hoy en día es difícil encontrar señales de los daños porque las casas demolidas se han reconstruido exactamente con el mismo estilo que antes. Sin embargo, una inspección cuidadosa revela ladrillos al estilo de los años 40 en las paredes laterales de las casas que se han reconstruido en el mismo estilo que sus vecinos de 1920.

Este V1 cayó en la casa club del campo de golf Dulwich y lo destruyó por completo. También hay un registro de que los edificios del Departamento de Guerra fueron dañados, pero no se proporcionaron más detalles. Como había un cañón antiaéreo en lo que todavía se conoce como las asignaciones del sitio del cañón, parece probable que fueran edificios asociados con esta instalación. La casa club ha sido totalmente reconstruida al estilo de la posguerra.

College Road cerca de Huntslip Road

This V1 stuck near Tollgate house demolishing it and causing much damage to surrounding property.

Dulwich Common/Old Alleynian Rugby Ground

This Flying bomb fell on the Old Alleynian Rugby ground, causing damage to surrounding property (presumably in Dulwich Common).

South end Henslow Road junction with Underhill Road

This was the first of 4 V1's that fell in a fairly small area of East Dulwich causing widespread damage. 4 houses were demolished and 15 badly damaged in Underhill Road . 2 were demolished and 6 badly damaged and 87 damaged in Henslowe Road . 20 houses and other buildings damaged in Barry Road . Part of this Flying bomb site remains relatively undeveloped and still has 1940's prefabs erected on it.

The V1 fell in Camberwell old Cemetery. Surrounding property suffered from blast damage

This V1 caused substantial damage to Elmsworth Grove, Carson Road , Rosendale Road and South Croxted Road . There were no casualties recorded. The area has been totally re-developed as the Rosendale Road Estate. This was the first of 5 V1's that were to fall in a fairly small area of West Dulwich causing widespread damage

College Road at Woodhall house

This V1 struck the large Woodhall house which was a Victorian industrialist s house in College Road . It was demolished in the incident. The site today has been re-developed as Woodhall Drive .

The second of 4 V1's that was to fall in the Greendale area. This one fell in the grounds of Bessemer Grange and caused some damage to property.

Junction Park Hall Road and Alleyn Road

This was the second of five V1's that were to fall in this area of West Dulwich causing substantial damage. 8 houses were totally demolished as was the Alleyns Head pub and there was severe damage to 40 others. Today the pub has been re-built on the other side of Park Hall Road and the original pub site re-developed with housing.

West side Woodvale nr jnct with Lordship Lane

Picked up from FB report. This is shown as a separate incident to the one at Woodvale at 06.42 the call number is different to I think it is 2 separate bombs. Date and time from FB report FB report 6 houses demolished and 50 severely damaged. 14 dead and 8 injured Map check LMA bomb damage maps Position : Can only find one Fly in Woodvale on bomb map but extent of damage would seem to confirm 2 x Fly Rechecked the Fb report yet again .the call numbers are different, the damage descriptions are totally different the number of pumps in attendance is different. This is either a re-write if the same report or 2 Fly's I believe it is 2 Flys' Deaths confirmed in ARP record but shown as one incident 14 confirmed CWG some at 1-3 2 at 15 ??/

Junction Lordship lane and Woodvale

Map check LMA Bomb map/General bomb damage in Woodvale not sure if this is all due to the V1/1 totally destroyed/1 Damaged beyond repair/8 Repairable at cost/ Date and time FB report FB report 1-3 Wood Vale 4 houses demolished,7 severely damaged and surrounding property slightly damaged. There now seems to another Fly at 06.41 this would explain the extent of the damage which I thought looked to much for one FLY. Rechecked the Fb report yet again .the call numbers are different, the damage descriptions are totally different the number of pumps in attendance is different. This is either a re-write if the same report or 2 Fly's I believe it is 2 Flys' Dulwich Arp records have 1 fly only at 06:40 11 dead in Woodvale at Whitegables (1-3)and also number 15

The 3rd of 4 V1's that fell in the Sports grounds around Greendale . This one damaged surrounding property.

Junction South Croxted road Park Hall Road East side

This V1 only fell a few hundred feet away from one two days before in Park Hall Road . This one devastated shops and houses around the Park Hall Road/South Croxted Road junction and also caused severe damage to 20 others in South Croxted Road and 14 in Ildersley Grove. No casualties were reported. The results of this can clearly be seen today where shops have been re-built at the junction on both side of South Croxted Road . This was the third V1 of five in the area

The Flying bomb fell on open ground in Dulwich Park causing some damage to property.

Dulwich College/College Road

The whole of the South Wing of Dulwich College was seriously damaged by this V1. The buildings damaged included the Science block and rifle range. There were 3 injuries. This end of the College was re-built in the 1960's

Lordship Lane/Court Lane junction

This incident was at the junction of Lordship lane and Court Lane. It was a direct hit on the Fire station and also caused extensive damage to surrounding areas.

This V1 impacted on the West Side of Dulwich hospital. A boiler house was demolished and a range of hospital buildings suffered severe blast damage.

Between Lordship Lane , Court Lane and Eynella Road

The V1 fell in the area behind Dulwich Library at the junction of Lordship lane and Woodwarde Road . It injured 14 people and demolished part of a church and the priest s house in Lordship Lane . . 9 shops and 40 houses suffered severe damage in Lordship lane and 50 houses badly damaged in Court Lane. The damaged/rebuilt area can clearly be seen.

South Croxted Road Opposite Acacia Grove

This V1 on South Croxted Road was the 4th of 5 within a very small area. It demolished 3 houses in South Croxted Road and seriously damaged 20 others. . The area today has been re-developed with 60's flats and houses.

College Road site of current Frank Dixon Way

The V1 landed in College Road near the entrance of the modern Frank Dixon way. It demolished 4 houses and caused severe damage to 10 others. There were no casualties. The site was cleared post war and now leads to the Frank Dixon way estate.

This V1 fell behind the houses that used to stand in Alleyn Park , around the site of the current Kingswood school. 7 houses suffered severe damage but there were no casualties. The whole of that side of Alleyn Park was demolished post war and replaced with the school and housing.

The V1 very seriously damaged Sloane s Dulwich Picture Gallery. It has been renovated only in the 1930's. Many paintings were lost although the most important ones had been removed to safe storage. Severe damage was also caused to the Old college and to 4 houses. There was no casualties. After the war the gallery was re-built to the original plans but you can still clearly see variances in the brickwork where the building has been extensively rebuilt

Between Barry Road and Hinsman Road

The second of 4 V1's that were to fall in a small area of East Dulwich . It demolished 20 houses and badly damaged 52 others. The area has been re-developed with post war housing.

This V1 fell in Camberwell cemetery near one tree Hill and caused damage to surrounding property but no casualties.

Between Overhill and DunstansRoad

The V1 struck in Overhill Road on the area now developed as the Dawsons Heights estate. Several large houses were demolished.

The second V1 to fall in Dulwich Park , causing damage to surrounding property.

Peckham Rye by Holmstall/Collyton Road :

This was the first of 2 V1's that were to fall in the Peckham Rye , at the junction of Home stall and Colton Road . Surrounding property is recorded as having been damaged.

Peckham Rye by Holmstall/Collyton Road

This V1 fell at more or less the same spot as the one 4 days earlier, in Peckham Rye at the junction of Homestall and Colyton Road . It damaged property .

This was the second V1 to fall in the area the other struck further down just where it become Rosendale on the 23rd June. It demolished 6 houses and badly damaged 40 others. The casualties were at 32 Lovelace Road . All the houses at this site, and the site of the bomb that fell on the 23rd June have been re-built in a very similar style to the originals

Between Crystal Palace Road and Darrell Road

This was the 3rd of the 4 V1's that were to fall in this small area of East Dulwich, It struck at the South end of Crystal Palace and Darrell roads It demolished 14 houses and shops and caused damaged to 100 others. The area has been re-developed with post-war housing.

Lordship lane by Shawbury Road

This was a very serious V1 incident, one of the worst in South London . The V1 hit the co-op store at the corner of Northross Road in Lordship Lane . The Co-op and 6 other shops were demolished and 20 houses damaged in Lordship land and 40 in Shawbury Road . A Salvation army hall was also damaged. It is stated in ARP reports held in the public records office that damage extended across a 700 yard radius, greater than the normal blast area. This is probably due to the fact that later V1's were packed with a heavier, more deadly warhead. It was also reported that Anderson shelters in the area stood up well to the blast. Bulldozers were called in to clear the debris and one tram track was cleared by 20.30 of the same day. The whole block where the Coop stood has been re-developed with post war shops. The opposite side of Lordship Lane also shows significant signs of re-building as do houses up Shawbury Road

Kingswood West Side Sydenham Hill station

The V1 struck in the grounds of Kingswood House, near Sydenham Hill station. There was damage to the station, St Stephens Church and 3 houses in College Road . The area has been re-developed as the Kingswood Estate

Thurlow Park Road by West Dulwich Station

This V1 fell in Near West Dulwich station in Thurlow Park Road . It caused severe damage to one of the platforms at the station and damaged 40 houses in Thurlow Park Road and Alleyn park. . This was the last of five V1's that were to fall in this area.

Underhill/Friern Road Junction NE side

The 4th of 4 V1's to fall in a small area of East Dulwich causing damage across a wide area. 11 houses were demolished and 70 damaged. The area has been re-developed with 1960's housing.

Rosendale Road almost opposite Christ Church

This V1 fell on the East side of Rosendale Road almost opposite Christchurch . This was the 3rd V1 to strike this area, the other two were in nearby Lovelace Road on 23rd June and 1st August. It demolished 4 houses in Rosendale Road and caused damage to 20 others. This side of Rosendale road has been re-developed with the Pymers mead/walker croft mead developments

Between Therapia and Mundania Road

The V1 struck between Therapia and Mundania Road towards the SW end. 8 houses were demolished and a block of flats damaged and 20 houses damaged in Mundania Road . 50 houses were damaged in Therapia Road . In the Forest Hill Road 14 shops/houses were damaged. The gap in the line of Victorian housing in both Therapia and Mundania road is clearly seen today which has been filled with post war flats.

West side Lordship lane South of Townley Road junction

This V1 in Lordship lane fell on the West side just South of the junction with Townley Road . It demolished 20 houses in Lordship lane and damaged 130 others in Lordship Lane , Beauval Road and Heber Road . The impact site is very clear to see particularly on the West side of Lordship lane where the site is still partly populated with pre-fabs. The other side of the road has also been re-developed post-war.

Friern Road , Etherow Street

This was a very serious V2 incident when the Rocket struck at the South East end Of Etherow Street by Friern Road . This Rocket followed a V1 in the area in August 1944 and there is wholesale destruction of housing shown on the bomb maps in this area. It is recorded that 23 houses were totally destroyed with at least another 80 very badly damaged. The area has been extensively re-developed with post war housing demonstrating the extent of damage at this point


Production and a New Name

In the early days of World War II, Hitler was not particularly enthusiastic about the rocket program, believing that the weapon was simply a more expensive artillery shell with a longer range. Eventually, Hitler did warm to the program, and on December 22, 1942, authorized the A4 to be produced as a weapon. Though production was approved, thousands of changes were made to the final design before the first missiles were completed in early 1944. Initially, production of the A4, now re-designated the V-2, was slated for Peenemunde, Friedrichshafen, and Wiener Neustadt, as well as several smaller sites.

This was changed in late 1943 after Allied bombing raids against Peenemunde and other V-2 sites erroneously led the Germans to believe their production plans had been compromised. As a result, production shifted to underground facilities at Nordhausen (Mittelwerk) and Ebensee. The only plant to be fully operational by war's end, the Nordhausen factory utilized labor stolen from enslaved people from the nearby Mittelbau-Dora concentration camps. It is believed that around 20,000 prisoners died while working at the Nordhausen plant, a number that far exceeded the number of casualties inflicted by the weapon in combat. During the war, over 5,700 V-2s were built at various facilities.


Germany conducts first successful V-2 rocket test

On October 3, 1942, German rocket scientist Wernher von Braun’s brainchild, the V-2 missile, is fired successfully from Peenemunde, as island off Germany’s Baltic coast. It traveled 118 miles. It proved extraordinarily deadly in the war and was the precursor to the Intercontinental Ballistic Missiles (ICBMs) of the postwar era.

German scientists, led by von Braun, had been working on the development of these long-range missiles since the 1930s. Three trial launches had already failed the fourth in the series, known as A-4, finally saw the V-2, a 12-ton rocket capable of carrying a one-ton warhead, successfully launched.

The V-2 was unique in several ways. First, it was virtually impossible to intercept. Upon launching, the missile rises six miles vertically it then proceeds on an arced course, cutting off its own fuel according to the range desired. The missile then tips over and falls on its target-at a speed of almost 4,000 mph. It hits with such force that the missile burrows itself into the ground several feet before exploding. It had the potential of flying a distance of 200 miles, and the launch pads were portable, making them impossible to detect before firing.

The first launches as part of an offensive did not occur until September 6, 1944 when two missiles were fired at Paris. On September 8, two more were fired at England, which would be followed by more than 1,100 more during the next six months. More than 2,700 Brits died because of the rocket attacks.

After the war, both the United States and the Soviet Union captured samples of the rockets for reproduction–they also captured the scientists responsible for their creation.


Ver el vídeo: V2: EL COHETE NAZI. Documenta2 (Diciembre 2021).