Información

Restaurando el refugio romano de la playa de Herculano, enterrada por el Vesubio


La playa de Herculano en la antigua ciudad romana de Herculano, enterrada junto con Pompeya por la erupción del Vesubio el 24 de octubre de 79 d.C., será excavada y restaurada. Cuando los arqueólogos terminen, los visitantes podrán pasear por la playa de Herculano, como lo hicieron una vez los romanos de élite, antes de que la letal oleada de la naturaleza destruyera la región.

Playa de Herculano: creada y destruida por un volcán

Como hoy, pero quizás aún más en el mundo antiguo, la gente estaba apegada a sus territorios ancestrales. Durante miles de años, la gente había cultivado en las laderas híper fértiles del Vesubio y nadie en el mundo romano predijo que su sustentador natural de la vida, el Vesubio, también era un dios destructor que lo recuperaría todo.

En su documental de la BBC2 de 2013 La otra Pompeya: vida y muerte en Herculano , Wallace-Hadrill contó la historia del desastre del 79 d. C. y dijo que todos cometemos "el error" de ver la sociedad romana antigua como una entidad de dos partes: gente rica o gente pobre. Sin embargo, el presentador dijo: "Herculano nos devuelve a las personas intermedias, y son extraordinarias".

Impresionantes pinturas encontradas en Herculano dan fe de su reputación de refugio romano de lujo junto al mar. ( milosk50 / Adobe Stock)

Un sitio mal conservado se convierte en un estuche de libros de texto de excelencia

Herculano fue un antiguo asentamiento costero que hoy se encuentra dentro de la comuna de Ercolano, Campania, Italia. Según Strabo's Geografía la ciudad tenía orígenes griegos antiguos y siempre estuvo asociada con el héroe Heracles (Hércules), a quien se adoraba no solo como el fundador espiritual de la ciudad, sino también como el señor supremo del monte Vesubio.

  • Pompeya: la antigua ciudad romana congelada en el tiempo
  • Esconderse del monte Vesubio prolongó la muerte de las víctimas
  • Encerrado en la ceniza volcánica de Pompeya '10 bombas sin detonar 'se apoderan de los titulares italianos

Al igual que la cercana ciudad de Pompeya, Herculano también fue destruida y enterrada bajo una espesa ceniza volcánica negra y piedra pómez en la erupción del Vesubio en el 79 d.C. Y también estaba bien conservado debajo de profundas capas de ceniza.

De acuerdo a Los New York Times en 2013, "Herculano ha pasado de ser uno de los sitios de la UNESCO peor conservados en riesgo de ser incluido en la lista en peligro de extinción a convertirse en un caso de libro de texto de conservación arqueológica exitosa".

Ahora, está a punto de comenzar una nueva etapa de excavaciones arqueológicas planificadas, con el objetivo de restaurar la playa de Herculano en la zona de Antica-Spiaggia.

Cobertizos para botes en la playa de Herculano, donde se encontraron 300 esqueletos. Estas desafortunadas víctimas estaban a punto de ser evacuadas, pero nunca lograron salir. (Matthias Holländer / )

La playa de Herculano era principalmente un refugio de lujo junto al mar

Si bien Pompeya y Herculano estaban ambos cubiertos con material piroclástico de la explosión volcánica, el director del parque arqueológico de Herculano, Francesco Sirano, dijo que en este último se conservaron más artefactos y elementos de madera y orgánicos.

Este hecho fue ejemplificado en un artículo en El Telégrafo que dijo que los restos carbonizados de casi "300 personas fueron descubiertos en una serie de casas de botes en las que los últimos habitantes perecieron en el intenso calor esperando ser rescatados del mar".

los Sociedad de Herculano dicen que la ciudad era más pequeña, pero que era mucho más rica que Pompeya. Y aunque Pompeya era una ciudad próspera y muy industrializada, Herculano servía a la poderosa élite romana "como un refugio de lujo junto al mar", que comprendía grandes y lujosas casas revestidas de mármol.

Sirano dijo a la agencia de noticias italiana ANSA que el Proyecto de Conservación de Herculano ( HCP) comenzó en 2001. Pero ahora, el equipo de arqueólogos tiene una conciencia renovada de la complejidad del sitio y "espera más y más conocimientos sólidos".

Esqueletos de víctimas en Herculano que perecieron a causa de la erupción del Vesubio en el 79 d.C. ( waldorf27 / Adobe Stock)

Desafíos del proyecto de restauración junto a la playa de Herculano

El informe de ANSA dice que se espera que las excavaciones planificadas duren dos años y medio. Los arqueólogos pretenden alcanzar el nivel del lado occidental de la playa, que devolverán a su nivel de arena original, tal como estaba en el momento de la erupción en el 79 d.C.

En última instancia, los futuros visitantes del sitio podrán revivir esos últimos momentos en octubre del 79 d.C. cuando los dioses restablecieron la sociedad romana y los castigaron por sus riquezas y decadencia.

Sin embargo, debido a que la playa objetivo está enterrada a unos cuatro metros por debajo del nivel del mar actual, este proyecto será diferente a cualquier excavación anterior en Herculano. Los excavadores dicen que esperan enfrentar una serie de problemas imprevistos con el drenaje del agua. Pero sus obstáculos esperados no se limitan solo a los peligros de la arqueología de trabajo pesado y al desplazamiento de cientos de toneladas de arena. Todo el proyecto de restauración también debe cumplir con las regulaciones de agua modernas.


Soldado romano de Herculano destruido por un volcán cuenta sus antiguos secretos

Los arqueólogos en Italia están estudiando los restos de un soldado romano que fue arrojado de cara a la arena en Herculano cuando el Vesubio entró en erupción el 24 de octubre de 79 d.C. La presencia de este soldado romano en particular sugiere que cientos de antiguos romanos que huían de la erupción del Vesubio estaban a solo unos minutos de ser rescatados en un bote, pero todos murieron. ¿Quién era este hombre y por qué los arqueólogos lo consideran más importante que los cientos de otros cuerpos descubiertos en la propia playa del infierno en la antigua Herculano hace tanto tiempo?


& # x27Extraordinary & # x27 Villa romana reabierta al público en Herculano

Una antigua casa romana ha reabierto al público en el parque arqueológico de Herculano, la ciudad cercana a Nápoles sepultada por la erupción del Vesubio en el 79 d.C.

Considerada la villa romana más noble del lugar, la Casa del Bicentenario ha estado en restauración durante 35 años. Los 600 metros cuadrados de tres pisos domus, que contiene impresionantes frescos y pisos de mosaico, fue descubierto en 1938, 200 años después de que comenzaran las excavaciones en el sitio, pero se cerró al público en 1983 después de caer en mal estado.

"Este es un resultado importante", dijo Dario Franceschini, el ministro de cultura italiano, durante una ceremonia para inaugurar la casa el miércoles. "Un monumento extraordinario, que había caído en un estado de abandono, vuelve a ser accesible para los visitantes".

Un restaurador trabaja en un fresco dentro de la Casa del Bicentenario. Fotografía: Ciro de Luca / Reuters

Se decía que los frescos que representaban escenas mitológicas, una de Venus y Marte y una de Dédalo y Pasifae, junto con pinturas de temas dionisíacos, eran características comunes en las casas de los ricos de Herculano. El sitio es mucho más pequeño y menos conocido que la vecina Pompeya, pero se dice que la ciudad estuvo habitada por residentes más ricos y, por lo tanto, contenía una mayor proporción de casas lujosas. También fue un centro para los romanos adinerados que se aventuraban allí en verano para disfrutar de su playa.

Herculano fue enterrado bajo unos 15 metros (48 pies) de ceniza volcánica hasta que fue redescubierto durante la excavación de un pozo a principios del siglo XVIII. Se dice que la mayoría de sus residentes escaparon antes de la erupción del Vesubio, aunque en 1980 se encontraron 400 esqueletos bien conservados.

Las excavaciones han sido particularmente desafiantes ya que el sitio se encuentra debajo de la ciudad moderna del mismo nombre. Otros descubrimientos han incluido materia orgánica de frutas y pan, así como muebles de madera y pergaminos antiguos que fueron carbonizados por el calor y las cenizas. Los científicos dijeron a principios de este mes que aún podría haber esperanzas de que los frágiles pergaminos puedan leerse una vez más gracias a un enfoque innovador que involucra rayos X de alta energía e inteligencia artificial.

La Casa del Bicentenario fue descubierta en 1938, pero fue cerrada al público en 1983 tras caer en mal estado. Fotografía: Ciro de Luca / Reuters

Todavía hay una parte significativa de Herculano, que atrae a 500.000 visitantes al año en comparación con los 4 millones de Pompeya, que necesita ser excavada.

Ambos sitios continúan fascinando a los arqueólogos y al público en general. Un fresco bien conservado que representa a gladiadores en lucha fue descubierto en Pompeya a principios de octubre. El descubrimiento se encontró cuando los arqueólogos concluyeron las excavaciones en Regio V, un sitio de 21,8 hectáreas (54 acres) al norte del parque arqueológico que aún no se ha abierto al público. El fresco fue encontrado en una pared debajo de la escalera de lo que probablemente era una taberna frecuentada por gladiadores y que les proporcionaba alojamiento en un piso más alto para que durmieran con trabajadoras sexuales.

Las excavaciones han arrojado docenas de otros descubrimientos desde que comenzaron los trabajos en Regio V el año pasado como parte del Gran Proyecto Pompeya financiado con fondos europeos. Un mostrador de "comida rápida" con frescos, o termopolio, fue encontrado en marzo y otro que representa al cazador mitológico Narciso embelesado por su propio reflejo en un charco de agua fue descubierto en febrero. También se han encontrado restos humanos, incluidos los esqueletos de dos mujeres y tres niños apiñados en una villa, así como los restos de un caballo con arneses y una silla de montar.

Franceschini dijo que se seguiría invirtiendo dinero tanto en Herculano como en Pompeya.

"Se están realizando investigaciones en Herculano, los servicios han mejorado y es un lugar maravillosamente atractivo", agregó. "Lo que ha estado sucediendo en el lugar más brillante, Pompeya, en los últimos años también ha sucedido en Herculano y seguiremos invirtiendo".


Resucitando a Pompeya

Amanecer, 25 de agosto de 79 d.C. Bajo un cielo espeluznante y sulfuroso, una familia de cuatro personas lucha por un callejón lleno de piedras pómez, tratando desesperadamente de escapar de la asediada ciudad de Pompeya. Liderando el camino está un hombre de mediana edad que lleva joyas de oro, un saco de monedas y las llaves de su casa. Corriendo para mantenerse al día están sus dos pequeñas hijas, la menor con el cabello en una trenza. Muy cerca está su madre, trepando frenéticamente a través de los escombros con las faldas levantadas. Agarra una estatuilla de color ámbar de un niño de pelo rizado, quizás Cupido, y la plata de la familia, incluido un medallón de la Fortuna, diosa de la suerte.

Contenido relacionado

Pero ni los amuletos ni las deidades pueden protegerlos. Al igual que miles de personas esta mañana, los cuatro son alcanzados y asesinados por una nube incandescente de gases abrasadores y cenizas del monte Vesubio. En el instante antes de morir, el hombre se esfuerza por levantarse del suelo con un codo. Con la mano libre, se cubre la cara con una esquina de la capa, como si la fina tela lo salvara.

La muerte infernal de esta vibrante ciudad romana se detalla en una nueva exposición, & # 8220Pompeya: Historias de una erupción, & # 8221 en Chicago & # 8217s Field Museum hasta el 26 de marzo. Organizada por la oficina de Pompeya & # 8217s superintendente arqueológico, la exposición incluye cerca de 500 objetos (esculturas, joyas, frescos, objetos domésticos y moldes de yeso de los muertos), muchos de los cuales nunca se han visto fuera de Italia.

La destrucción de Pompeya y la cercana ciudad costera de Herculano es, sin duda, el desastre natural más famoso de la historia. Las antiguas ciudades romanas fueron enterradas bajo capas de roca volcánica y cenizas & # 8212 congeladas en el tiempo & # 8212 hasta su redescubrimiento y exploración en el siglo XVIII. A los primeros excavadores no les importaba mucho dónde se había encontrado una estatua o fragmento de mosaico en particular y qué historias podrían extraerse de ellos. Por el contrario, & # 8220Pompeya: Historias de una erupción & # 8221 emplea técnicas arqueológicas para vincular los artefactos con las vidas de las personas que alguna vez vivieron con ellos.

Para la mayoría de la gente de hoy, el alcance de la calamidad en d.C. 79 & # 8212Fuerzas naturales que transforman áreas bulliciosas de la noche a la mañana en ciudades de los muertos & # 8212 siempre ha parecido inimaginable (si menos después del huracán Katrina y el tsunami del sudeste asiático & # 8217s 2004). Además, el paso del tiempo ha suavizado el horror del Vesubio y el número de víctimas humanas. "Muchos desastres han caído sobre el mundo, pero pocos han traído tanta alegría a la posteridad", escribió el poeta alemán Goethe después de recorrer las ruinas de Pompeya en la década de 1780, unos 40 años después de su redescubrimiento. De hecho, la misma destrucción de Pompeya es lo que la ha mantenido tan notablemente viva. & # 8220Si una ciudad antigua sobrevive para convertirse en una ciudad moderna, como Nápoles, su legibilidad en términos arqueológicos se reduce enormemente & # 8221, dice Andrew Wallace-Hadrill, director de la Escuela Británica en Roma. & # 8220Es & # 8217s una paradoja de la arqueología: se lee mejor el pasado en sus momentos de trauma. & # 8221

En la exposición del Field Museum, algunos de esos momentos cobran vida de manera inquietante por los moldes de yeso de los residentes de Pompeya y Herculano en el momento en que la erupción los alcanzó. La pareja condenada que huía por un callejón con sus dos hijas (si de hecho eran una familia, algunos han sugerido que el hombre era un esclavo) fueron las primeras víctimas del Vesubio en ser reveladas, aunque estos primeros elencos no están en la exhibición. En 1863, un ingenioso arqueólogo italiano llamado Giuseppe Fiorelli notó cuatro cavidades en la capa endurecida de ceniza en polvo que cubría Pompeya a una profundidad de tres metros. Al llenar los agujeros con yeso, creó moldes inquietantemente realistas de esta familia pompeyana desaparecida hace mucho tiempo en sus horribles momentos finales. Fue como si un testigo de la antigüedad se hubiera presentado con fotografías del desastre.

Pompeya en el 79 d.C. era un próspero centro provincial con una población de entre 10,000 y 20,000 personas a unas pocas millas de la Bahía de Nápoles. Sus calles estrechas, cada vez más estrechas por los vendedores ambulantes y las tiendas con toldos de tela salientes, estaban repletas de taberneros, esclavos, veraneantes del norte y más que unas pocas prostitutas. Un nuevo y colosal acueducto suministraba agua corriente desde las montañas del Bajo Apenino, que brotaba de fuentes en toda la ciudad, incluso en casas particulares. Pero la clave de la prosperidad de Pompeya, y la de los asentamientos más pequeños cercanos como Oplontis y Terzigna, fue la rica tierra negra de la región.

& # 8220Una de las ironías de los volcanes es que tienden a producir suelos muy fértiles, y eso tiende a atraer a la gente a vivir alrededor de ellos & # 8221, dice el geólogo del Field Museum, Philip Janney. Los olivares apoyaron a muchos agricultores adinerados en los suburbios de Pompeya, como lo sugiere una exquisita copa de plata decorada con aceitunas en alto relieve. El vino de Pompeya se envió a toda Italia. (El estadista y escritor romano Plinio el Viejo se quejó de que le producía una resaca desagradable).

En la Casa del Centenario, una lujosa residencia convertida en bodega en el siglo I d.C., un pícaro sátiro de bronce, una vez parte de una fuente, exprime vino de un odre. Encontrado en una pared de la misma casa, un gran fresco pintado libremente representa al dios del vino Baco adornado con uvas ante lo que algunos eruditos han identificado como un Monte Vesubio de aspecto inocente, con sus empinadas laderas cubiertas de viñedos.

En las ciudades debajo de él, la mayoría de la gente no habría sabido que el Vesubio era un volcán o que un asentamiento de la Edad del Bronce en el área había sido aniquilado casi 2.000 años antes. Y esa no fue la primera vez. & # 8220El Vesubio está en realidad dentro del esqueleto explotado de un volcán más antiguo & # 8221, dice Janney. & # 8220Si miras una fotografía aérea, puedes ver la cresta restante de un volcán mucho más grande en el lado norte. & # 8221 Probablemente explotó, violentamente, mucho antes del asentamiento humano.

El sur de Italia es un terreno inestable, dice Janney. & # 8220La placa africana, sobre la que descansa la mayor parte del mar Mediterráneo, en realidad se zambulle debajo de la placa europea. & # 8221 Ese tipo de colisión subterránea produce roca fundida, o magma, rica en gases volátiles como el dióxido de azufre. Bajo presión bajo tierra, los gases permanecen disueltos. Pero cuando el magma sube a la superficie, los gases se liberan. & # 8220Cuando esos tipos de volcanes hacen erupción, & # 8221 él dice, & # 8220 tienden a entrar en erupción explosivamente. & # 8221 Hasta el día de hoy, de hecho, el Vesubio sigue siendo uno de los volcanes más peligrosos del mundo en el que viven unos 3,5 millones de italianos. su sombra, y alrededor de 2 millones de turistas visitan las ruinas cada año. Aunque los dispositivos de monitoreo están en su lugar para advertir sobre la inquietud del volcán, & # 8220 si hay una erupción importante con poca advertencia y los vientos soplan hacia Nápoles, & # 8221 dice Janney, & # 8220 usted podría tener una tremenda pérdida de vidas. & # 8221

Si el conocimiento romano en el verano del 79 hubiera sido menos mitológico y más geológico, los pompeyanos podrían haber reconocido las señales de peligro. Un gran terremoto 17 años antes había destruido grandes franjas de la ciudad, gran parte de ella aún se estaba reconstruyendo. A principios de agosto, un pequeño terremoto sacudió la ciudad. Wells se había secado misteriosamente. Finalmente, alrededor de la una de la tarde del 24 de agosto, la montaña explotó.

A quince millas de distancia, Plinio el Viejo presenció la erupción de un promontorio costero. (Moriría durante una misión de rescate a la mañana siguiente, quizás ahogado por las cenizas después de aterrizar en la playa cerca de Pompeya). Lo miraba su sobrino de 17 años, conocido como Plinio el Joven, quien ha dado a la historia su único testigo ocular. cuenta. Sobre una de las montañas al otro lado de la bahía, notó & # 8220 una nube de tamaño y apariencia inusuales & # 8221 Le recordaba a un pino piñonero & # 8220 porque se elevó a una gran altura sobre una especie de tronco y luego se partió en ramas. & # 8221 La nube era en realidad una columna de gas abrasador mezclado con miles de toneladas de roca y ceniza que acababan de salir de la tierra a una velocidad supersónica.

El gran calor de la columna continuó empujándola hacia el cielo hasta que alcanzó una altura de casi 20 millas, dice Janney. & # 8220 A medida que la columna se enfrió, comenzó a extenderse horizontalmente y a la deriva con el viento, por lo que [el más joven] Plinio la comparó con un pino. A medida que se enfrió más, las partículas sólidas comenzaron a llover. Eso es lo que empezó a caer sobre Pompeya. & # 8221

Al principio, la lluvia asfixiante de cenizas y pequeñas piedras pómez no era letal. Se estima que el 80 por ciento de los residentes de Pompeya probablemente huyó a la seguridad de las aldeas vecinas, pero más de 2.000 se quedaron atrás, acurrucados dentro de los edificios. Al anochecer, la lluvia de escombros se había vuelto más densa y mortal. Rocas humeantes bombardearon la ciudad. Los techos comenzaron a derrumbarse. Los reductos aterrorizados emergieron ahora de sus escondites en sótanos y pisos superiores y obstruyeron las calles estrechas y llenas de escombros de Pompeya.

Quizás el objeto más conmovedor de la exposición sea el modelo de yeso de un niño pequeño tendido de espaldas con los dedos de los pies en punta y los ojos cerrados. Podría estar durmiendo, excepto que sus brazos están levemente levantados. Lo encontraron con sus padres y un hermano menor en la Casa del Brazalete de Oro, una vez una lujosa casa de tres pisos decorada con frescos de colores brillantes. La familia se había refugiado debajo de una escalera, que luego se derrumbó y los mató. La ceniza en polvo que pronto los enterró tenía una textura tan fina que el yeso revela incluso los párpados del niño. Monedas y joyas yacían en el suelo de la casa. Entre las mejores galas había un brazalete de oro grueso que pesaba 1.3 libras (la fuente del edificio y el nombre # 8217s) en la forma popular de una serpiente de dos cabezas enroscada de modo que cada boca agarraba un lado de un medallón de retrato. Las serpientes de Pompeya y # 8217 no estaban manchadas por asociaciones bíblicas en la antigua Italia, las serpientes significaban buena suerte.

La deidad patrona de Pompeya era Venus, la diosa romana del amor y la belleza. No es de extrañar que las ruinas de la ciudad estén llenas de arte erótico, frascos de perfume y extravagantes joyas de oro, incluidos aretes con perlas, bolas de oro y esmeraldas sin tallar agrupadas como uvas. & # 8220 Veo que no se detienen en colocar una sola perla grande en cada oreja, & # 8221 el filósofo romano Séneca observó durante el siglo I d.C. & # 8220 La locura femenina no había aplastado a los hombres lo suficiente a menos que dos o tres patrimonios completos colgaran de sus oídos. . & # 8221 Las piezas de joyería más llamativas de la exposición son las catenae: cadenas de oro de hasta seis pies de largo que se envuelven con fuerza alrededor de la cintura de una mujer y luego cruzan su pecho y hombros al estilo bandolera.

Al igual que la familia de cuatro personas encontrada en el callejón con una estatuilla de Cupido y un amuleto de la buena suerte, las víctimas de Pompeya a menudo morían llevando los objetos que más valoraban. Una mujer que huía a través de una de las puertas de la ciudad agarraba una estatuilla de oro y plata de Mercurio de pies ligeros, el dios del paso seguro. Al otro lado de la ciudad en el gimnasio al aire libre con columnas de la ciudad # 8217, donde murieron cerca de 100 personas, se encontró a una víctima sosteniendo una pequeña caja de madera contra su pecho. Dentro había escalpelos, pinzas y otras herramientas quirúrgicas. Un médico, pudo haber tomado su botiquín médico para ayudar a los heridos, esperando que lo peor pronto pasara.

En una pequeña habitación de una posada en las afueras del sur de Pompeya, una mujer de unos 30 años murió con dos brazaletes de oro pesados, un anillo y una cadena de oro. En un bolso había más pulseras y anillos, otra cadena de oro, un collar y una larga catena de oro grueso y trenzado. Las joyas romanas rara vez tenían inscripciones, pero dentro de uno de sus brazaletes, con forma de serpiente enroscada, están las palabras: DOM (I) NUS ANCILLAE SUAE, & # 8220 Del amo a su esclava. & # 8221

& # 8220Desde su excavación en el siglo XVIII, Pompeya ha adquirido la reputación de ser un lugar sibarita y permisivo & # 8221, dice Judith Hallett, profesora de clásicos de la Universidad de Maryland. & # 8220A lo largo del antiguo mundo grecorromano, los esclavos tenían que satisfacer los caprichos de la élite. Creo que todos los esclavos, hombres y mujeres, estaban de servicio como posibles parejas sexuales de sus amos masculinos. Si fueras un esclavo, no podrías decir que no. & # 8221

Abunda la evidencia del sistema de clases de Pompeya. Si bien muchas víctimas de la erupción murieron cargando montones de monedas y joyas, muchas más murieron con las manos vacías. Durante la noche del 24, la lluvia cada vez más intensa de cenizas y piedras bloqueó puertas y ventanas en la planta baja y entró a raudales a través de los tragaluces del atrio de la Casa del Menandro, una de las casas más grandiosas de la ciudad. En la oscuridad, un grupo de diez personas con una sola linterna, probablemente esclavos, intentaron trepar frenéticamente desde el vestíbulo de entrada lleno de piedra pómez hasta el segundo piso. En un pasillo cercano que daba a un patio, tres más lucharon por cavar una ruta de escape con un pico y una azada. Todos murieron. Aparte de sus herramientas, dejaron solo una moneda o dos, algunas joyas de bronce y algunas cuentas de vidrio.

En contraste, el dueño de la casa, Quintus Poppeus, un rico suegro del emperador Nerón que no estaba en casa en ese momento, dejó mucho botín. Escondidos en un pasaje subterráneo, los arqueólogos descubrieron dos cofres del tesoro de madera. En ellos había joyas, más de 50 libras de cubiertos cuidadosamente envueltos y monedas de oro y plata. Su obra de arte, al menos, Quintus la dejó a la vista. Debajo de una columnata había una estatua de mármol de Apolo acariciando a un grifo que saltaba juguetonamente contra su pierna. La estatua está en tan magníficas condiciones que podría haber sido tallada la semana pasada.

Al encerrar objetos casi tan firmemente como un insecto atrapado en ámbar, la ceniza volcánica de grano fino que asfixió a Pompeya resultó ser un conservante notable. Donde solía estar el mercado público, los arqueólogos han desenterrado frascos de vidrio con fruta todavía dentro. Se encontró que un horno en una panadería excavada contenía 81 hogazas de pan carbonizado. También se conservó una sorprendente cantidad de graffiti. Las casas pompeyianas en blanco, en su mayoría sin ventanas, por ejemplo, presentaban lienzos aparentemente irresistibles para que los transeúntes compartieran sus pensamientos. Algunos de los mensajes suenan familiares, solo los nombres han cambiado: Auge Amat Allotenum (Auge ama a Allotenus) C Pumidius Dipilus Heic Fuit (Gaius Pumidius Dipilus estuvo aquí). Media docena de muros alrededor de la ciudad ofrecen comentarios sobre los méritos relativos de rubias y morenas.

Varias inscripciones saludan a los gladiadores locales. El anfiteatro de 22.000 asientos de la ciudad fue uno de los primeros construidos específicamente para los deportes de sangre. Los gladiadores procedían en su mayoría de la región, la subclase # 8217, muchos eran esclavos, criminales o prisioneros políticos, pero los vencedores carismáticos podían alcanzar el estatus de celebridades. Celadus el tracio fue & # 8220la elección de las damas & # 8217, & # 8221 según una inscripción.

La exposición incluye un magnífico casco de bronce decorado con escenas de bárbaros vencidos en alto relieve sobre la visera blindada. (Cuando los perdedores fueron ejecutados, sus cuerpos fueron llevados a una habitación especial donde fueron despojados de sus armaduras). Más de una docena de cascos de este tipo han sido desenterrados en los cuarteles de gladiadores y # 8217, junto con una variedad de armamento. También se descubrieron los restos de una mujer que llevaba muchas joyas caras, lo que inspiró la especulación de que era una matrona adinerada que visitaba en secreto a su amante gladiador en el momento de la erupción del Vesubio y # 8217. Lo más probable es que, considerando los otros 18 esqueletos encontrados en la misma habitación pequeña, simplemente estuviera buscando refugio de la ceniza mortal.

A nueve millas al noroeste de Pompeya, el balneario de Herculano experimentó la furia del Vesubio y # 8217 de una manera diferente. Aquí, el enemigo, cuando llegó, fue lo que los geólogos llaman una oleada piroclástica: ceniza y gas sobrecalentados (1,000 grados Fahrenheit) que viajaban con la fuerza de un huracán.

Herculano era más pequeño y rico que Pompeya. Los senadores romanos construyeron aquí casas adosadas con vistas a la bahía de Nápoles. Los terrenos de la suntuosa Villa de los Papiros, donde pudo haber vivido el suegro de Julio César, incluían una piscina de más de 200 pies de largo. Dentro de la villa, llamada así por su inmensa biblioteca de pergaminos, había frescos, mosaicos y más de 90 estatuas. Los aspectos más destacados de la exposición del tesoro incluyen dos estatuas de mármol recientemente desenterradas: una Hera majestuosa, reina de los dioses, y una cabeza finamente cincelada de una guerrera amazona al estilo de Grecia y el período clásico # 8217s, ambas en exhibición por primera vez.

Poco después del mediodía del 24 de agosto, el cielo sobre Herculano se oscureció ominosamente. Sin embargo, el viento empujó las cenizas del Vesubio hacia el sureste. La gran mayoría de Herculano & # 8217s aproximadamente 5.000 habitantes probablemente huyeron esa misma tarde y esa misma tarde se han encontrado los restos de unas pocas docenas de personas en la propia ciudad. No mucho después de la medianoche, una nube brillante de gases sobrecalentados, cenizas y escombros rugió por el flanco occidental de la montaña hacia el mar. & # 8220 Las oleadas piroclásticas se mueven con bastante rapidez, entre 50 y 100 millas por hora & # 8221, dice el geólogo Janney. & # 8220 No puedes & # 8217 dejarles atrás. Ni siquiera recibes mucha advertencia. En Pompeya, el primero en morir fue aplastado o enterrado vivo. En Herculano, la mayoría de las víctimas fueron incineradas.

El joven Plinio presenció la llegada de la oleada y la llegada desde el otro lado de la bahía. Incluso a la distancia relativamente segura de 15 millas, provocó pánico y confusión. & # 8220Una terrible nube negra fue rasgada por ráfagas de llamas bifurcadas y temblorosas, y se partió para revelar grandes lenguas de fuego, & # 8221, escribió. & # 8220 Se podían escuchar los gritos de las mujeres, los lamentos de los bebés y los gritos de los hombres. Muchos suplicaron la ayuda de los dioses, pero aún más imaginaron que no quedaban dioses y que el universo estaba sumido en la oscuridad eterna. & # 8221

Un gran número de residentes de Herculano & # 8217 huyó hacia el mar con la esperanza de escapar en barco. A lo largo del paseo marítimo, los arqueólogos en la década de 1980 descubrieron los restos de casi 300 víctimas. Con carteras llenas de dinero en efectivo, joyas y amuletos, se apiñaron en los cobertizos para botes en la playa. El repentino torrente de gas abrasador y cenizas debió haberlos tomado por sorpresa. El oleaje fue tan intenso que un alijo de monedas de bronce y plata en una canasta de mimbre se fundió en un sólido bloque de metal. Cuando terminó (hubo 12 oleadas en total), toda la ciudad estaba enterrada bajo 75 pies de rocas y cenizas.

En Pompeya, la ceniza que caía había cesado alrededor de las 6 p.m. el día 24. Pero cuando los supervivientes se aventuraron a salir a las calles en la mañana del día 25, se produjo una oleada piroclástica que mató a todos a su paso. Siguieron dos oleadas más, pero cubrieron una ciudad silenciosa y sin vida.

Después de su redescubrimiento en el siglo XVIII, Pompeya creció a una estatura que nunca disfrutó en la antigüedad, mientras turistas bien educados, algunos con palas en la mano, daban paseos nostálgicos por sus ruinas emergentes. & # 8220Desde la década de 1760 en adelante, la gran gira por Italia fue considerada por la aristocracia europea como una parte necesaria del crecimiento & # 8221, dice el arqueólogo Andrew Wallace-Hadrill.

Los visitantes más serios se inspiraron en las asombrosas obras de arte que salieron a la luz. Los dibujos publicados de los interiores ricamente coloreados de Pompeya ayudaron a desencadenar el renacimiento neoclásico en el arte y la arquitectura europeos. Las casas británicas bien equipadas de principios del siglo XIX a menudo tenían una sala etrusca, cuya decoración era en realidad pompeyana.

La historia de la ciudad pagana aniquilada de la noche a la mañana por el fuego y el azufre también fue un tema irresistible para las pinturas y novelas del siglo XIX, en particular Sir Edward Bulwer-Lytton & # 8217s 1834 potboiler, Los últimos días de Pompeya. & # 8220Novelas como esa y Quo Vadis se basó en la evidencia material de Pompeya para resaltar la idea de la decadencia romana, & # 8221, dice la clasicista Judith Hallett. & # 8220Se presentó exactamente como lo que el cristianismo prometió rescatar a la humanidad. & # 8221

En los meses posteriores a la erupción del Vesubio & # 8217, & # 8220 & # 8220, muchos pompeyanos regresaron para cavar entre las cenizas y ver qué podían recuperar & # 8221, dice el antropólogo Glenn Storey de la Universidad de Iowa, consultor de la exposición. & # 8220El emperador Tito declaró a Pompeya una zona de emergencia y ofreció asistencia financiera para la limpieza y recuperación. & # 8221 Pero las ciudades enterradas estaban más allá de las salvaciones. & # 8220Cuando este páramo recupere su verde & # 8221, escribió el poeta romano Estacio no mucho después de la erupción, & # 8220, ¿creerán los hombres que las ciudades y los pueblos se encuentran debajo? & # 8221 Finalmente, los pueblos fueron eliminados de los mapas locales. En unos pocos siglos, los colonos habían repoblado el terreno vacío, sin preocuparse por lo que había debajo. Plantaron vides y olivos en el fértil suelo negro.


Herculano, la antigua ciudad romana enterrada por la erupción del Vesubio en el 79 d.C., comenzará a excavar su playa escondida por primera vez en 40 años.

Los trabajos de excavación comenzarán en breve en el área de Antica Spiaggia, ya parcialmente excavada en la década de 1980, anunció el director del parque arqueológico de Herculano, Francesco Sirano.

Durante la última excavación a lo largo de la costa antigua, de 1980 a 1982, los arqueólogos descubrieron docenas de esqueletos, incluida la famosa 'Ring Lady', llamada así por los anillos en sus dedos.

Eventualmente descubrirían los restos de casi 300 personas que murieron por el intenso calor mientras esperaban el rescate del mar.

Las excavaciones en Herculano, una ciudad más pequeña y próspera en comparación con la cercana Pompeya, también descubrieron una serie de casas para botes en las que perecieron los últimos habitantes.

La playa se encuentra ahora a unos cuatro metros por debajo del nivel actual del mar, situación que siempre ha planteado problemas para el drenaje y la regulación del agua.

Herculaneum archaeological park

"We are resuming research on the ground with a renewed awareness of the complexity of the site and, thanks to a multidisciplinary approach, we expect further and solid insights," Sirano told Italian news agency ANSA.

Sirano also paid tribute to the work carried out by the Herculaneum Conservation Project (HCP), a pioneering public-private initiative begun in 2001 to protect, enhance and manage the archaeological site and its relationship to the surrounding area.

The new excavations will make it possible to reach the level of the western side of the beach as it was at the time of the eruption, reports ANSA.

The works, which are expected to last two and a half years, will also aim to restore the original levels of the beach, bringing back sand, and allowing visitors to stroll on the ancient coast as it was before that fateful day in 79 AD.


Violent Demolition of Buildings

The second effect of the subsequent surges was to rip off roofs and smash the walls of buildings with such a force that they were depositing some distance from their original location.

The second surge — which followed minutes after the first — was particularly destructive. Archaeologists discovered a whole roof, complete with beams, rafters and roof tiles deposited upside down on the beach below the seaside terrace of Herculaneum.


Contenido

Baiae was said to have been named after Baius (Greek: Βαῖος , Baîos), the helmsman of Odysseus's ship in Homer's Odisea, who was supposedly buried nearby. [2] The adjacent " Baian Gulf " (Latin: Sinus Baianus) was named after the town. It now forms the western part of the Gulf of Pozzuoli. [2]

The settlement was also mentioned in 178 BC under the name Aquae Cumanae ("Cumaean Waters"). [3]

Baiae was built on the Cumaean Peninsula in the Phlegraean Fields, an active volcanic area. It was perhaps originally developed as the port for Cumae.

Baiae was particularly fashionable towards the end of the Roman Republic. Marius, Lucullus, and Pompey all frequented it. [4] Julius Caesar had a villa there, and much of the town became imperial property under Augustus. [ cita necesaria ] Nero had a notable villa constructed in the middle of the 1st century and Hadrian died at his villa in AD 138. [5] It was also a favourite spot of the emperor Septimius Severus. [4] The resorts sometimes capitalised on their imperial associations: Suetonius mentions in his history that the cloak, brooch, and gold bulla given to the young Tiberius by Pompey's daughter Pompeia Magna were still on display around AD 120.

According to Suetonius, in AD 39, Baiae was the location for a stunt by the eccentric emperor Caligula to answer the astrologer Thrasyllus's prediction that he had "no more chance of becoming emperor than of riding a horse across the Gulf of Baiae". Caligula ordered a 3-mile-long pontoon bridge to be built from impounded ships of the area, fastened together and weighted with sand, stretching from Baiae to the neighbouring port of Puteoli. Clad in a gold cloak, he then crossed it upon a horse. [6] Cassius Dio's Historia romana also includes the event, with the detail that the emperor ordered resting places and lodging rooms with potable water erected at intervals along the bridge. [7] As late as the 18th century, scattered fragments were still being shown to tourists as the "Bridge of Caligula". [8] Malloch has argued that Suetonius's account was likely coloured by his bias against Caligula instead, he claims that "the act of bridging the Bay of Naples was an excellent—and safe—means by which to lay the foundation for [Caligula’s] military glory." [9]

Baiae was notorious for the hedonistic lifestyle of its residents and guests. In 56 BC, the prominent socialite Clodia was condemned by the defence at the trial of Marcus Caelius Rufus as living as a harlot in Rome and at the "crowded resort of Baiae", indulging in beach parties and long drinking sessions. An elegy by Sextus Propertius written in the Augustan Age describes it as a "den of licentiousness and vice". In the 1st century, "Baiae and Vice" formed one of the moral epistles written by Seneca the Younger he described it as a "vortex of luxury" and a "harbour of vice" where girls went to play at being girls, old women as girls and some men as girls according to a first century BC wag. [ cita necesaria ]

It never attained municipal status, being administered throughout by nearby Cumae. [4]

From 36BC, Baiae included Portus Julius, the base of the western fleet of the Roman Navy before it was abandoned because of the silting up of Lake Lucrinus (from which a short channel led to Lake Avernus) for the two harbours at Cape Misenum 4 miles (6.4 km) south.

Baiae was sacked during the barbarian invasions [4] and again by Muslim raiders in the 8th century. It was deserted owing to recurrent malaria by 1500, [ cita necesaria ] but Pedro de Toledo erected a castle, the Castello di Baia, in the 16th century. [4]

The site had occasionally revealed Roman sculptures. The Aphrodite of Baiae, a variant of the Venus de Medici, was supposedly excavated there sometime before 1803, when the English antiquary Thomas Hope began displaying it in his gallery on Duchess Street in London. [10]

The important archaeological remains were intensively excavated from 1941, revealing layers of buildings, villas and thermal complexes belonging to periods from the late Republican age, the Augustan, Hadrianic to the late empire.

The lowering of the ground below sea level, due to bradyseism, seems to have occurred in two phases: between the third and fifth centuries, still in the late Imperial era, followed by a more substantial submersion a century later. The lower part of Baiae was largely submerged by the sea by the 8th century. [11]

A cache of plaster casts of Hellenistic sculptures was discovered in the cellar of the Baths of Sosandra at Baiae they are now displayed at the town's archaeological museum. [12] The collection includes parts of several famous sculptures, including Athens's Harmodius and Aristogeiton and the Athena of Velletri. It suggests that the area had a workshop mass-producing marble or bronze copies of Greek art for the Italian market. [13]


Rome breakthrough: 2,000-year-old theatre found 25 metres below Pompeii ruins revealed

Enlace copiado

Pompeii: Historian discovers Ancient Roman theatre

Cuando se suscriba, utilizaremos la información que proporcione para enviarle estos boletines. A veces, incluirán recomendaciones para otros boletines o servicios relacionados que ofrecemos. Nuestro Aviso de privacidad explica más sobre cómo usamos sus datos y sus derechos. Puede darse de baja en cualquier momento.

Herculaneum, like its neighbouring city of Pompeii, was buried under volcanic ash and pumice during the tragic event 2,000 years ago. Now found below the modern-day town of Ercolano, the city was rediscovered by chance in 1709 during the digging of a well. Tunnels were soon added at the site by treasure hunters, and some artefacts were removed but now, 200 years later, TV cameras explored the area during Channel 5&rsquos &ldquoPompeii: The New Revelations&rdquo.

Artículos relacionados

Historian Dan Snow detailed how an incredible discovery was made.

He said earlier this month: &ldquoIn 1709, a well was dug in this town that had grown up on the coast eight miles north of Pompeii.

&ldquoThe workers started to pull up slabs of beautiful marble.

&ldquoA French aristocrat, Emmanuel d&rsquoElbeuf, was building a mansion nearby, so he was in the market for marble.

Dan Snow explored the ancient city (Image: WIKI/C5)

Dan Snow headed down the well (Image: C5)

Quite quickly he realised this must have been a Roman theatre

Dan Snow

&ldquoHe decided to cut out the middleman and bought the well for himself.

&ldquoFirst a worker, and then d&rsquoElbeuf himself were strapped into slings and lowered 15 metres down the well.&rdquo

Mr Snow went on to detail how an ancient Roman theatre was uncovered, in a remarkable breakthrough.

He added: &ldquoAt the bottom, he discovered this cavity and he started crawling around and found broken bits of marble and statues.

&ldquoQuite quickly he realised this must have been a Roman theatre, it could only be a theatre from the lost town of Herculaneum that the Roman authors had talked about.

A series of tunnels have been dug (Image: C5)

Artículos relacionados

&ldquoA group of convicts were sent down here and told to tunnel through and mine it for treasure.

&ldquoThey&rsquove left us with this warren of tunnels that they hacked out.

&ldquoLuckily, they didn&rsquot take all the murals, they left some here, you can still see some of the beautiful Roman paintings.&rdquo

Mr Snow explored the theatre, detailing how key features could still be made out today,

He continued: &ldquoLook at that, it&rsquos been underground ever since that invasion in 79AD, the colours still perfect.

A theatre was uncovered (Image: C5)

Dan Snow said it could have housed 2,500 people (Image: C5)

&ldquoLook up there on the arches, just beautiful, they stripped whatever they could find.

&ldquoSlowly, these convicts hollowed out more and more of this structure, until they&rsquod uncovered pretty large parts of the theatre.

&ldquoThey revealed the stage, the steps to the auditorium and some of the rows of seats &ndash in total would have accommodated up to 2,500 people.

&ldquoThis is where the people of Herculaneum would have sat side-by-side, watching the action on the stage below.


Roman house at Herculaneum reopens after 35 years

The ancient House of the Bicentenary, or Casa del Bicentenario, reopened at the Italian archaeological site of Herculaneum near Naples after more than 35 years.

Less well-known and smaller than its neighbour Pompeii, Herculaneum was buried under about 20 metres of volcanic ash and rock following the devastating eruption of Vesuvius in 79 AD.

Casa del Bicentenario at Herculaneum or Ercolano.

One of Herculaneum's best preserved Roman houses, the three-storey Casa del Bicentenario features stunning frescoes and mosaics which have undergone an extensive restoration process.

The frescoes feature mythological scenes and Dionysian themes which archaeologists say were common to the homes of Herculaneum&rsquos wealthy inhabitants.

Restorers at work in Herculaneum. Photo AFP.

The 600-sqm building was rediscovered in 1938 but was closed to the public in 1983 as it began to fall into disrepair.

Reopening the Casa del Bicentenario, Italy's culture minister Dario Franceschini said that Italy will continue to invest in the excavation and restoration of Ercolano and Pompei.


Herculano

Located in the shadow of Mount Vesuvius, Herculaneum (Italian: Ercolano) was an ancient Roman town destroyed by volcanic pyroclastic flows in 79 AD. Its ruins are located in the commune of Ercolano, Campania, Italy.

As a UNESCO World Heritage Site, it is famous as one of the few ancient cities that can now be seen in much of its original splendour, as well as for having been lost, along with Pompeii, Stabiae, Oplontis and Boscoreale, in the eruption of Mount Vesuvius in AD 79 that buried it. Unlike Pompeii, the deep pyroclastic material which covered it preserved wooden and other organic-based objects such as roofs, beds, doors, food and even some 300 skeletons which were surprisingly discovered in recent years along the seashore as it was thought until then that the town had been evacuated by the inhabitants.

Herculaneum was a wealthier town than Pompeii, possessing an extraordinary density of fine houses with, for example, far more lavish use of coloured marble cladding.

Ancient tradition connected Herculaneum with the name of the Greek hero Herakles (Hercules in Latin and consequently Roman Mythology), an indication that the city was of Greek origin. In fact, it seems that some forefathers of the Samnite tribes of the Italian mainland founded the first civilization on the site of Herculaneum at the end of the 6th century BC. Soon after, the town came under Greek control and was used as a trading post because of its proximity to the Gulf of Naples. The Greeks named the city Ἡράκλειον, Heraklion. In the 4th century BC, Herculaneum again came under the domination of the Samnites. The city remained under Samnite control until it became a Roman municipium in 89 BC, when, having participated in the Social War ("war of the allies" against Rome), it was defeated by Titus Didius, a legate of Sulla.

After the eruption of Mount Vesuvius in 79 AD, the town of Herculaneum was buried under approximately 20 metres (50–60 feet) of ash. It lay hidden and largely intact until discoveries from wells and underground tunnels became gradually more widely known, and notably following the Prince d'Elbeuf's explorations in the early 1700s. Excavations continued sporadically up to the present and today many streets and buildings are visible, although over 75% of the town remains buried. Today, the Italian towns of Ercolano and Portici lie on the approximate site of Herculaneum. Until 1969 the town of Ercolano was called Resina. It changed its name to Ercolano, the Italian modernization of the ancient name in honour of the old city.

The inhabitants worshipped above all Hercules, who was believed to be the founder of both the town and Mount Vesuvius. Other important deities worshipped include Venus and Apollo.

Herculaneum and other cities affected by the eruption of Mount Vesuvius. The black cloud represents the general distribution of ash and cinder. Modern coast lines are shown.

Main article: Eruption of Mount Vesuvius in AD 79

The catastrophic eruption of Mt. Vesuvius occurred on the afternoon of 24 August 79 AD. Because Vesuvius had been dormant for approximately 800 years, it was no longer even recognized as a volcano.

Based on archaeological excavations and on two letters of Pliny the Younger to the Roman historian Tacitus, the course of the eruption can be reconstructed.

At around 1pm on 24 August, Vesuvius began spewing volcanic ash and stone thousands of meters into the sky. When it reached the tropopause (the boundary between the troposphere and the stratosphere), the top of the cloud flattened, prompting Pliny to describe it to Tacitus as a Stone Pine tree. The prevailing winds at the time blew toward the southeast, causing the volcanic material to fall primarily on the city of Pompeii and the surrounding area. Since Herculaneum lay to the west of Vesuvius, it was only mildly affected by the first phase of the eruption. While roofs in Pompeii collapsed under the weight of falling debris, only a few centimetres of ash fell on Herculaneum, causing little damage but nonetheless prompting most inhabitants to flee.

During the following night, the eruptive column which had risen into the stratosphere collapsed onto Vesuvius and its flanks. The first pyroclastic surge, formed by a mixture of ash and hot gases, billowed through the mostly evacuated town of Herculaneum at 160 km/h (100 mph). A succession of six flows and surges buried the city's buildings, causing little damage and preserving structures, objects and victims almost intact.

Recent multidisciplinary research on the lethal effects of the pyroclastic surges in the Vesuvius area showed that in the vicinity of Pompeii and Herculaneum heat was the main cause of death of people, who were heretofore presumed to have died by ash suffocation. This study shows that exposure to at least 250 °C hot surges even at a distance of 10 kilometres from the vent was sufficient to cause the instant death of all residents, even if they were sheltered within buildings.

After earlier clandestine tunnelling, major excavation began at modern Ercolano in 1738 by Spanish engineer Rocque Joaquin de Alcubierre. The elaborate publication of Le Antichità di Ercolano ("The Antiquities of Herculaneum") under the patronage of the King of the Two Sicilies had an effect on incipient European Neoclassicism out of all proportion to its limited circulation in the later 18th century, motifs from Herculaneum began to appear on stylish furnishings, from decorative wall-paintings and tripod tables to perfume burners and teacups. However, excavation ceased once the nearby town of Pompeii was discovered, which was significantly easier to excavate because of the thinner layer of debris covering the site (four meters as opposed to Herculaneum's twenty meters).

In the twentieth century, excavation once again resumed in the town. However, many public and private buildings, including the forum complex, are yet to be excavated.

The buildings at the site are grouped in blocks (insulae), defined by the intersection of the east-west (cardi) and north-south (decumani) streets. Hence we have Insula II – Insula VII running counterclockwise from Insula II. To the east are two additional blocks: Orientalis I (oI) and Orientalis II (oII). To the south of Orientalis I (oI) lies one additional group of buildings known as the "Suburban District" (SD). Individual buildings having their own entrance number. For example, the House of the Deer is labelled (Ins IV, 3).

The House of Aristides (Ins II, 1)

The first building in insula II is the House of Aristides. The entrance opens directly onto the atrium, but the remains of the house are not particularly well preserved due to damage caused by previous excavations. The lower floor was probably used for storage.

The House of Argus (Ins II, 2)

The second house in insula II got its name from a fresco of Argus and Io which once adorned a reception room off the large peristyle. The fresco is now lost, but its name lives on. This building must have been one of the finer villas in Herculaneum. The discovery of the house in the late 1820s was notable because it was the first time a second floor had been unearthed in such detail. The excavation revealed a second floor balcony overlooking Cardo III. Also wooden shelving and cupboards. However, with the passing of time, these elements have now been lost.

The House of the Genius (Ins II, 3)

To the north of the House of Argus lies the House of the Genius. It has been only partially excavated but it appears to have been a spacious building. The house derives its name from the statue of a cupid that formed part of a candlestick. In the centre of the peristyle are the remains of a rectangular basin.

The house of the Alcove is two buildings joined together. As a consequence of this it is a mixture of plain and simple rooms combined with some highly decorated ones.

The atrium is covered, so lacks the usual impluvium. It retains its original flooring of opus tesselatum and opus sectile. Off the atrium is a biclinium richly decorated with frescoes in the fourth style and a large triclinium which originally had a marble floor. A number of other rooms, one of which is the apsed alcove after which the house was named, can be reached via a hall which gets its light from a small courtyard.

The Central Thermae were bath houses built around the first century AD. Bath houses were very common at that time, especially in Pompeii and Herculaneum. Per common practice, there were two different bath areas, one for men and the other for women. These houses were extremely popular, attracting many visitors daily. This cultural hub was also home to several works of art, which can be found in various areas of the Central Thermae site.

The most famous of the luxurious villas at Herculaneum is the "Villa of the Papyri." It was once identified as the magnificent seafront retreat for Lucius Calpurnius Piso Caesoninus, Julius Caesar's father-in-law however, it has emerged that the objects thought to be associated with Lucius Calpurnius Piso Caesonius correspond more closely to a greatly standardized assemblage, and cannot indicate, with certainty, the owner of the villa. The villa stretches down towards the sea in four terraces. Piso, a literate man who patronized poets and philosophers, built a fine library there, the only one to survive intact from antiquity.

Between 1752 and 1754 numerous blackened unreadable papyrus scrolls were serendipitously recovered from the Villa of the Papyri by workmen. These scrolls became known as the Herculaneum papyri or scrolls, the majority of which are today stored at the National Library, Naples. The scrolls are badly carbonized, but a large number have been unrolled, with varying degrees of success. Computer-enhanced multi-spectral imaging, in the infra-red range, helps make the ink legible. There is now a real prospect that it will be possible to read the unopened rolls using X-rays.The same techniques could be applied to the rolls waiting to be discovered in the as-yet unexcavated part of the villa, eliminating the need for potentially damaging the rolls by unrolling them.

A team spent a month in summer 2009, making numerous X-ray scans of two of the rolls that are stored at the French National Academy in Paris. They hoped that computer processing would convert the scans into digital images showing the interiors of the rolls and revealing the ancient writing. The main fear, however, was that the Roman writers might have used carbon-based inks, which would be essentially invisible to the scans. That fear has turned out to be fact. They now hope that re-scanning the rolls with more powerful X-ray equipment will reveal the text.

The skeleton called the "Ring Lady" unearthed in Herculaneum.

In 1981, under Dr. Giuseppe Maggi, excavations initially turned up more than 55 skeletons (30 adult males, 13 adult females and 12 children) on the beach and in the first six boat chambers. Because earlier excavations had revealed only a few skeletons, it was long thought that nearly all of the inhabitants had managed to escape, but this surprising discovery led to a change of view. The last inhabitants waiting for rescue from the sea were killed instantly by the intense heat, despite being sheltered from direct impact. The study of victims' postures and the effects on their skeletons indicate that the first surge caused instant death as a result of fulminant shock due to a temperature of about 500 °C (932 °F). The intense heat caused contraction of hands and feet and possibly fracture of bones and teeth.[8]

Further excavations in the 1990s revealed a total of at least three hundred skeletons huddled close together in twelve arches facing the sea and on the beach, while the town was almost completely evacuated. The group includes the "Ring Lady" (see image), named for the rings on her fingers.

Chemical analysis of the remains has led to greater insight into the health and nutrition of the Herculaneum population. Quantities of lead were found in some of the skeletons, which led to speculation of lead poisoning. Also the presence of scarring on the pelvis, for instance, may give some indication of the number of children a woman had borne.

Casts of skeletons were also produced, to replace the original bones after taphonomic study, scientific documentation and excavation. In contrast to Pompeii, where casts resembling the body features of the victims were produced by filling the body imprints in the ash deposit with plaster, the shape of corpses at Herculaneum could not be preserved, due to the rapid vaporization and replacement of the flesh of the victims by the hot ash (ca. 500 °C). A cast of the skeletons unearthed within chamber 10 is on display at the Museum of Anthropology in Naples.

The volcanic water, ash and debris covering Herculaneum, along with the extreme heat, left it in a remarkable state of preservation for over 1600 years. However, once excavations began, exposure to the elements began the slow process of deterioration. This was not helped by the methods of archaeology used earlier in the town's excavation, which generally centered around recovering valuable artifacts rather than ensuring the survival of all artifacts. In the early 1980s and under the direction of Dr. Sara C. Bisel, preservation of the skeletal remains became a high priority. The carbonised remains of organic materials, when exposed to the air, deteriorated over a matter of days, and destroyed many of the remains until a way of preserving them was formed.

Today, tourism and vandalism have damaged many of the areas open to the public, and water damage coming from the modern Ercolano has undermined many of the foundations of the buildings. Reconstruction efforts have often proved counterproductive. However, in modern times conservation efforts have been more successful. Today excavations have been temporarily discontinued, in order to direct all funding to help save the city.

A large number of artifacts from Herculaneum are preserved in the Naples National Archaeological Museum.

A private-public partnership, the Herculaneum Conservation Project, has taken a lead restoring Herculaneum. In 2012, UNESCO’s director general praised Herculaneum as a model “whose best practices surely can be replicated in other similar vast archaeological areas across the world”


Ver el vídeo: Dios Restaura. Servicio de Adoración y Oración. Octubre 6, 2021 (Noviembre 2021).