Información

¿Qué pasó con los archivos imperiales almacenados en el Tabularium?


El Tabularium de Roma se utilizó para albergar los archivos del Imperio Romano.

Desafortunadamente, estos archivos ya no existen. ¿Que les pasó a ellos?


Foro Romano

El Foro Romano es el centro de la antigua Roma, también es el área arqueológica del centro de la ciudad más grande del mundo. Ubicado entre las colinas Capitolina y Palatina, durante más de mil años esta área fue el próspero centro cívico, comercial, político y religioso de la ciudad. Al igual que nuestros centros urbanos hoy en día, aquí es donde la mayoría de los romanos pasaban su vida diaria: trabajando, asistiendo a reuniones, votando, comprando y asistiendo a diversas celebraciones y desfiles. Hoy podemos ver los restos de las basílicas (juzgados y lugares de reunión pública), la curia o casa del senado donde votaba la gente y la oficina de registros cívicos el Tabularium. En la calle elevada (via nova) hay varias unidades comerciales y los puestos del mercado habrían aparecido en cualquier esquina. Numerosos templos (o restos de ellos) están esparcidos por el foro, la mayoría de los cuales se convirtieron en iglesias cristianas más tarde. Hoy en día, gran parte del área es un esqueleto de su antigua grandeza, sin grandes edificios, hermosas columnas, arcos y estatuas. Visitando el foro, podemos apreciar el centro de un antiguo imperio que gobernó el Mediterráneo durante más de mil años.


EN VIVO AHORA: ¿De quién es la historia? El & quot; archivo migrado & quot y el pasado colonial de Gran Bretaña

En abril de 2011, el secretario de Relaciones Exteriores William Hague informó al Parlamento británico que una colección de unos 25.000 archivos históricos, que su departamento había mantenido ilegalmente durante más de 50 años, se transferiría rápidamente al Archivo Nacional, en Kew. Esta vasta colección de documentos históricos relacionados con el pasado imperial de Gran Bretaña, y ahora se conoce como la Divulgación de Hanslope.

Estos eran registros que Gran Bretaña había eliminado en secreto de cada una de las 37 colonias en el momento de la descolonización: estos archivos se consideraron demasiado importantes o demasiado dañinos para dejarlos atrás, o potencialmente demasiado útiles para destruirlos. Esta conferencia cuenta la historia de cómo surgió este llamado 'Archivo Migrado', qué le sucedió a lo largo de los años en los que se mantuvo en secreto y cómo llegó a ser 'descubierto' en medio de un juicio de derechos humanos. en la Corte Suprema de Londres en The Strand. Casi una década después de ese "descubrimiento", la controversia todavía gira en torno a la cuestión de quién es el propietario de este "Archivo Migrado" y qué se debe hacer con él. ¿De quién es esta historia y a dónde pertenece ese archivo?

Las respuestas a estas preguntas revelan mucho sobre la inquietud de Gran Bretaña al lidiar con la historia de su imperio pasado y sobre la cultura del secreto que aún infecta a las instituciones públicas británicas, incluso a aquellas que se supone que son las guardianas de nuestra herencia nacional.

David M. Anderson es profesor de Historia Africana en el Centro de Historia y Cultura Global de la Universidad de Warwick. Ha publicado numerosas publicaciones sobre la historia y la política de África oriental, incluidas Historias de los ahorcados (2005), The Khat Controversy (2007), The Routledge Handbook of African Politics (2013, ed) y Politics and Violence in Eastern Africa: The Luchas de los estados emergentes (2015, ed).

David M. Anderson es profesor de Historia Africana en el Centro de Historia y Cultura Global de la Universidad de Warwick.

Tres de sus proyectos se publicarán el próximo año: Allies at the End of Empire (ed), From Resistance to Rebellion y Africa's New Authoritarians. Ahora está trabajando en un volumen de ensayos sobre la contrainsurgencia de Mau Mau en la Kenia de la década de 1950, basándose en documentos coloniales publicados desde 2012 y (con Michael Bollig) en un volumen editado de ensayos sobre la conservación en África.

Anderson es editor de la Serie de Estudios Africanos en Cambridge University Press, sería el Editor-Fundador de la Revista de Estudios de África Oriental y colabora regularmente con los medios impresos y de radiodifusión sobre política africana.

Acerca de la serie de conferencias Out of the Ashes

Esta serie de conferencias de tres años explora el tema de la pérdida y recuperación cultural a lo largo de los siglos, desde la destrucción de la Biblioteca de Alejandría en la antigüedad hasta los actos contemporáneos de pérdida y destrucción cultural. Un panel de expertos líderes en el mundo reflexiona sobre cómo las sociedades afrontan el trauma cultural a través de la reconstrucción y la conmemoración, y sobre cómo la comunidad internacional debe responder a la pérdida cultural. La serie tiene un alcance global, un enfoque panhistórico y multidisciplinario, y presenta a académicos y profesionales internacionales del más alto nivel.

El tercer año (2020-1), recuperación reúne los temas de la serie al explorar cómo nos recuperamos del trauma cultural, como la trágica pérdida del Museo Nacional de Brasil en 2018, literalmente a través de la reconstrucción de archivos y artefactos perdidos, y también socialmente a través de la creación de sitios de memoria cultural, ya sean virtuales o reales. Las conferencias también consideran el debate sobre la restitución y las campañas contemporáneas de repatriación, en particular el caso del "Archivo Migrado", que consta de miles de archivos de antiguas posesiones coloniales británicas cuya existencia se mantuvo ilegalmente en secreto en violación de la Ley de Registros Públicos (Reino Unido). Un evento especial del panel "Recuperando voces perdidas", se centrará en las historias suprimidas y el archivo no escrito, reflexionando sobre cuestiones de poder y género. Vea los detalles de la serie completa aquí.

La serie de conferencias Out of the Ashes cuenta con el generoso apoyo de Sean y Sarah Reynolds.

El Trinity Long Room Hub

El Trinity Long Room Hub es un instituto de investigación de las artes y las humanidades en la principal universidad de Irlanda, el Trinity College Dublin. La serie Trinity Long Room Hub Behind the Headlines cuenta con el apoyo de la Fundación John Pollard.


Archivos antiguos, bibliotecas modernas y Star Wars: Rogue One

A pesar de la afirmación inicial de la película de que fue "hace mucho tiempo", el mundo de Guerra de las Galaxias parecería tener poco que ver con la antigüedad. Y me sorprendió encontrar una superposición significativa entre la película más reciente de la franquicia, Rogue Oney el mundo de las bibliotecas, tanto antiguas como modernas. Advertencia justa: spoilers de Rogue One abundan por delante.

Rogue One cuenta una historia que tiene lugar inmediatamente antes del original Guerra de las Galaxias, detallando cómo la Alianza Rebelde obtuvo los planos de la súper arma del Imperio Galáctico, la Estrella de la Muerte que destruye planetas. El escuadrón epónimo de la película es un ad hoc equipo de comandos que, en la secuencia culminante de la película, se infiltran en la fortaleza imperial del planeta Scarif y se llevan los planes secretos que permitirán a Luke Skywalker destruir el arma definitiva del Imperio.

Vale la pena señalar que Scarif no es solo una base imperial, sino que también es el archivo del gobierno: la batalla final de Rogue One tiene lugar en, alrededor y sobre una biblioteca. La aguja de la estructura central de Scarif es un silo en el que se almacenan cartuchos de información, accesibles a través de un sistema de recuperación robótico. La colección parece estar mal catalogada para una cultura que ha inventado el hiperimpulsor; los rebeldes esencialmente necesitan adivinar el título del archivo que están tratando de localizar. Es posible que el oficial imperial al que el robot rebelde K-2SO deja inconsciente al entrar en la aguja sea un archivero, que presumiblemente tendría acceso a una ayuda para encontrar la colección. (Por supuesto, la catalogación de documentos militares clasificados es un territorio arriesgado, pero si el Centro de Información Técnica de Defensa puede establecer pautas para el Departamento de Defensa de EE. UU., Es difícil imaginar que esto esté más allá de los poderes organizativos del Emperador Palpatine).

Aparte de su pobre interfaz de búsqueda, el sistema de recuperación del archivo Imperial, un brazo robótico que viaja alrededor de la columna de almacenamiento para recuperar cartuchos de información, en realidad no es muy diferente de los sistemas de almacenamiento y recuperación utilizados en muchas bibliotecas. Instalaciones como Columbia y Princeton's ReCAP tienen estantes de 30 pies de alto y usan un montacargas para recuperar contenedores de libros. Algunas bibliotecas utilizan un sistema de recuperación robótico para mostrar los elementos almacenados, como se ve aquí en los videos de la Universidad Macquarie y el Instituto Newcomb College de la Universidad de Tulane.

A menos que seas uno de esos humanos que no saben lo que sucedió en la primera Guerra de las Galaxias película (Episodio IV: Una nueva esperanza), no sorprenderá que los rebeldes finalmente logren recuperar los planos de la Estrella de la Muerte. Mucho más sorprendente es la reacción del comandante de la Estrella de la Muerte, el Gran Moff Tarkin, al ataque al archivo Imperial: dispara el cañón principal de la Estrella de la Muerte en el planeta, destruyendo la biblioteca por completo (y una parte considerable del planeta junto con ella). ). La destrucción del archivo Imperial plantea muchas preguntas interesantes: ¿Tenía el Imperio un plan de respaldo de datos? ¿Qué más se almacenó allí y se hizo una copia de seguridad de esos datos en otro lugar? ¿Tarkin tenía autorización para, a falta de una palabra mejor, cancelar la cesión de todo el archivo? ¿Y algo del archivo de Scarif podría haber sobrevivido a tal deshierbe apocalíptico? ¿Es aquí donde la historia de Star Wars se fusiona con la de Mr.Robot, con el Imperio para sufrir el destino de E Corp?

Muchas bibliotecas históricas se han enfrentado a mayores y menores grados de destrucción. El ejemplo más conocido es sin duda la Biblioteca de Alejandría, que es famosa principalmente por haber sido destruida (aunque no hay un relato histórico inequívoco de su quema). El presunto incendio ha sido atribuido a una serie de culpables, desde Julio César hasta uno de varios emperadores romanos del siglo III, monjes cristianos del siglo IV y el comandante militar del siglo VII 'Amr ibn al-'As, quien dirigió la conquista musulmana de Egipto. En su ensayo "Alexandria, Library of Dreams", el director fundador de ISAW, Roger Bagnall, identifica otro posible culpable: el "fuego lento" del deterioro gradual. Es cierto que la famosa biblioteca de Alejandría no sobrevivió, pero de hecho no los papiros de la antigüedad podrían haber sobrevivido al paso de los siglos en el clima húmedo de Alejandría, incluso si la propia Biblioteca lo hubiera hecho.

Aparte de Alejandría, otras bibliotecas destruidas y archivos abandonados han demostrado ser fuentes de información resistentes. Sobrevive la biblioteca de la Villa de los Papiros en Herculano porque fue destruido: los rollos de papiro, que de otro modo habrían caído presa del "fuego lento" del deterioro y la descomposición, fueron carbonizados por los incendios del Vesubio. Se ha teorizado que las tablillas cuneiformes de arcilla en la biblioteca de Ashurbanipal en Nínive fueron horneadas en una forma más duradera por el fuego que destruyó el palacio real en 612 a. C. Un incendio también pudo haber conservado al menos uno de los archivos hititas en Hattusa, cuyas paredes de arcilla se endurecieron en piedra por el fuego cuando la ciudad cayó alrededor del 1200 a. C., proporcionando una mayor protección para su frágil contenido.

El espectro inmediato suscitado por la destrucción de Scarif en Rogue One es el de la quema de libros. Los regímenes autoritarios se basan en la capacidad de remodelar, reinterpretar y, si es necesario, borrar el registro histórico. Esta afirmación está en el centro de una de las obras más famosas de la ciencia ficción moderna, la obra de George Orwell. 1984, cuyo protagonista es empleado por el Ministerio de la Verdad, una agencia de noticias / propaganda que también sirve como anti-archivo, consignando todos sus documentos a incineradores. Aunque menos espectacular que la destrucción del archivo imperial en Rogue One, el acto diario de los propagandistas depositando los registros de su actividad en destructivos "agujeros de memoria" tiene el mismo propósito: borrar la historia.

Las bibliotecas antiguas también pueden servir como recordatorios de la importancia de preservar la historia. En su ensayo sobre la Biblioteca de Alejandría, el profesor Bagnall concluye que las circunstancias históricas de la desaparición de la biblioteca, ya sean espectaculares o "lentas", en última instancia, carecen de importancia. Lo que importa más es el recordatorio de la Biblioteca de que la preservación de la historia y la cultura debe emprenderse de forma activa y no pasiva:

Debemos desviar nuestra atención del dramático evento único y enfocarnos en las fuerzas y personalidades que crean y sostienen las instituciones culturales, ya que es su ausencia en el período romano, no la presencia de alguna fuerza destructiva, lo que decidió el destino de los libros de Alejandría. ¿Por qué debería alguien desilusionarse al darse cuenta de que los logros creativos sólo sobreviven si fomentamos un medio cultural que los valore?

Para Ashurbanipal, la reunión de la biblioteca real en Nínive fue una expresión de autoridad imperial. Rogue One nos presenta un Imperio autoritario que ve la necesidad de destruir lo que no puede mantener en secreto. Las bibliotecas y otras instituciones académicas de hoy son conscientes de la importancia del acceso libre y abierto a la información. La misión de descubrimiento, preservación y comunicación de la biblioteca moderna es un baluarte contra regímenes autoritarios como el encarnado por el Imperio del Guerra de las Galaxias saga.


Diseñar para hiperlocal: el uso de medios locativos para aumentar las narrativas de lugares

Efstathia Kostopoulou, Ava Fatah gen Schieck, en Shaping Smart for Better Cities, 2021

Memorias locativas y mediación digital

Van Dijck observa que los medios y los recuerdos no son entidades separadas, sino que el primero realza, corrompe y mediatiza a los segundos (van Dijck, 2007). Nuestras memorias vividas parecen estar cada vez más moldeadas por las tecnologías digitales (Huyssen, 2003), y la forma en que creamos y preservamos las memorias locales ha estado estrechamente relacionada con el uso de herramientas mediáticas. Por ejemplo, las fotografías y los videos están todos moldeados por las tecnologías específicas utilizadas para su producción. Los archivos existen en varias formas, físicas o digitales, desde edificios de archivos tradicionales hasta cajas de zapatos y la web.

Sin embargo, los encuentros digitales con el sitio físico pueden considerarse como una categoría diferente, lo que aporta un valor agregado y una contribución a nuestra capacidad para relacionarnos con los lugares. Aquí, la interacción de contenido y forma nos anima a ir más allá de la oposición del encuentro físico y digital con el pasado, buscando la ubicación precisa del valor en el proceso de compromiso digital (King et al., 2016).

Las tecnologías digitales se pueden utilizar como herramientas para comunicar y amplificar la narración social y espacial, proporcionando modos espaciales para interactuar con historias específicas del sitio, de nuevas formas. En particular, las tecnologías locativas como la RA y la gran proyección digital pueden combinar contenido digital generado por computadora con espacios reales (Feiner et al., 1997 Vlahakis et al., 2002 Vande Moere y Wouters, 2012). Lo hacen superponiendo el contenido inmaterial digital en el espacio físico material. Como tal, espacializan el contenido de los medios digitales. En este sentido, el valor del compromiso con el contexto surge de la situación local, en configuraciones definidas de espacio y tiempo junto con la mediación tecnológica (McCullough, 2007). Dicha mediación a través de tecnologías digitales, móviles o fijas, mejora nuestra percepción y experiencia del lugar, permitiéndonos formar nuevas conexiones con el contexto. Sugerimos que esto es aún más relevante cuando se trata de las localidades que habitamos y la preservación de su memoria local (Julier et al., 2016).


¿Qué pasó con los archivos imperiales almacenados en el Tabularium? - Historia


Destacado en Macworld uno de los mejor
sitios de historia en la web

Hogar

Librería

Exhibiciones

¿Sabías?

Creador de historias

Archivos de fuentes primarias

Buscar

Sobre

Más hechos fascinantes de los archivos de HistoryWiz

Opio: la caída de la China imperial

Tendemos a pensar en el "problema de las drogas" como un fenómeno moderno. Pero hace un siglo, las drogas ilegales pusieron fin a un imperio que había durado miles de años.

En 1793, China era el hogar de una cultura sofisticada y una rica historia. Entre otros logros notables, China inventó los tipos móviles, las cometas y la pólvora. Perfeccionaron la producción de porcelana, seda y té. 1793, sin embargo, fue el comienzo del fin de la China imperial.

Gran Bretaña y otras naciones europeas, que deseaban su seda, té y porcelana, deseaban desesperadamente comerciar con China. China, sin embargo, no quería tener nada que ver con Europa e incluso se negó a ver diplomáticos europeos. Finalmente, en 1793, un diplomático británico logró llegar a la corte china. Les habló a los chinos de los maravillosos productos de su país, convencido de que una vez que supieran realmente lo que Europa tenía para ofrecer, rápidamente aceptarían participar en el comercio. China, sin embargo, no se inmutó. En una carta al rey Jorge, el emperador dijo:

. . . Como puede comprobar su Embajador por sí mismo, lo poseemos todas. No valoro los objetos extraños o ingeniosos, y no tengo ningún uso para las manufacturas de su país. . . Nuestro Imperio Celestial posee todas las cosas en abundancia prolífica y no carece de ningún producto dentro de sus propias fronteras. Por tanto, no había necesidad de importar las manufacturas de los bárbaros externos a cambio de nuestros propios productos. Pero como el té, la seda y la porcelana que produce el Imperio Celestial son necesidades absolutas para las naciones europeas y para ustedes mismos, hemos permitido, como una señal de favor, que se establezcan hongs [firmas comerciales] extranjeras en Cantón, de modo que sus deseos pueden ser satisfechos y su país participará así de nuestra beneficencia.

Venderían a Europa su seda, té y porcelana, pero no comprarían nada a cambio.

Debido a que los productos chinos eran tan buscados en Europa, se desarrolló un desequilibrio comercial. El oro y la plata europeos fueron a China para importar bienes, pero ninguno regresó porque no había posibilidad de exportación. Esto era inaceptable para los británicos y buscaban desesperadamente una solución.

La solución al problema de Gran Bretaña fue el opio. Aunque el opio se ha utilizado en China con fines medicinales durante mucho tiempo, no se ha utilizado como droga recreativa. Los británicos introdujeron el opio en China en 1825 y pronto, como era de esperar, los chinos comenzaron a ser adictos a la droga. El emperador prohibió la posesión, el uso y el comercio de opio, pero las ganancias fueron tan inmensasnse, que rápidamente se desarrolló un comercio ilegal. La Compañía de las Indias Orientales en la India suministró todo el opio que querían los chinos y el gobierno chino no pudo detener el contrabando. La balanza comercial se revirtió gradualmente.

En 1839, el emperador ordenó al comisionado Lin Tse-Hsu que pusiera fin al comercio de opio. Lin le escribió a la reina Victoria apelando al sentido británico de justicia y compasión:

Hemos escuchado que en su propio país el opio está prohibido con el mayor rigor y severidad: --- esta es una prueba contundente de que usted sabe muy bien lo dañino que es para la humanidad. Desde entonces no permites que dañe a tu propio país, no debes hacer que la droga nociva se traslade a otro país, y sobre todos los demás, ¡cuánto menos a la Tierra Interior! De los productos que China exporta a sus países extranjeros, no hay ninguno que no sea beneficioso para la humanidad de una forma u otra. Están los que sirven para comer, los que son útiles y los que están calculados para la reventa, pero todos son beneficiosos. ¿Ha enviado China (nos gustaría preguntar)? ¿Sacará un artículo nocivo de su suelo?

No recibió respuesta. Lin, que se quedó solo para resolver el problema, ordenó la destrucción de una gran cantidad de opio almacenado en suelo chino. (Los chinos le habían permitido a los británicos un puerto en el que podían comerciar con China).

Los británicos se indignaron y comenzó la primera Guerra del Opio. Frente al armamento industrial británico, no hubo competencia, y Gran Bretaña derrotó fácilmente a los chinos. Como parte del arreglo de la guerra, China se vio obligada a aceptar abrir nuevos puertos para el comercio y entregar la isla de Hong Kong. Gran Bretaña lanzó una segunda Guerra del Opio en 1856, lo que obligó a los chinos a hacer más concesiones. Entre otras humillaciones, el gobierno chino ya no pudo responsabilizar a los extranjeros bajo la ley china por los crímenes cometidos en China. El orgulloso Reino Central había perdido la capacidad de controlar el comercio y los ciudadanos extranjeros dentro de sus propias fronteras.

Un gobierno chino cada vez más debilitado también perdió el apoyo de su propio pueblo, a quien ya no podía proteger. En 1911, el imperio estaba muerto y nació una república en China.


Contenido

Para el año modelo 1955, el Imperial se lanzó y registró como una marca (marca) separada, aparte de la marca Chrysler. Fue un producto de la nueva División Imperial de Chrysler Corporation, lo que significa que el Imperial sería una marca y una división en sí mismo, y no llevar el nombre de Chrysler. [1] [5] Chrysler Corporation envió avisos a todas las agencias estatales de licencias en los 48 estados de entonces, informándoles que el Imperial, a partir de 1955, ya no estaría registrado como Chrysler, sino como una marca separada. [6] [7] Chrysler introdujo Forward Look Styling de Virgil Exner, quien definiría la apariencia de Imperial (y la apariencia de los autos de las otras cuatro divisiones de Chrysler) desde 1955 hasta 1963. [8] [9] Incluso ya en 1954 , Los anuncios de Chrysler Corporation en ese momento comenzaron a separar visible y conscientemente el Imperial de la línea de automóviles de la División Chrysler a los ojos del público, para prepararse para el gran cambio que se avecinaba en 1955. [10] [11] [12] Una vez que el " Se introdujo la marca Imperial ", Cadillac ya no usaba el nombre" Imperial "para sus limusinas de primer nivel a partir de 1955.

1955 Editar

Se dice que los modelos de 1955 están inspirados en los autos de exhibición Chrysler Imperial Parade Phaeton de 1952 de Exner (que luego se actualizaron para coincidir con los Imperiales de 1955-56). La plataforma y la carrocería se compartieron con los grandes Chrysler de ese año, pero el Imperial tenía una distancia entre ejes 4.0 pulgadas (102 mm) más larga, lo que le proporcionaba más espacio para las piernas en el asiento trasero, tenía una rejilla dividida en forma de caja de huevos de gran espacio, la misma como el usado en el Chrysler 300 "Executive Hot Rod", y tenía luces traseras independientes montadas sobre los cuartos traseros, que eran similares a las del prototipo Chrysler K-310 1951 de Exner. Las luces traseras con mira de pistola también se conocían como luces traseras "colador de gorrión", llamadas así por el dispositivo utilizado para mantener a las aves fuera de los motores a reacción. Tales luces traseras se separaron del guardabarros y se rodearon por un anillo y se convirtieron en un accesorio imperial hasta 1962, aunque solo serían independientes en 1955-56 y nuevamente en 1961-62. Había dos modelos "C-69" disponibles, incluido el de dos puertas. Newport cupé de techo rígido (3418 construidos) y sedán de cuatro puertas con columnas (7,840 construidos), junto con un "C-70" adicional corona modelo limusina (172 construidos). El motor "FirePower" V8 era el Hemi de primera generación de Chrysler con un desplazamiento de 331 pulgadas cúbicas (5,4 L) y desarrollaba 250 caballos de fuerza de frenado (186 kW). Los frenos y la dirección asistida eran estándar, junto con la transmisión automática "PowerFlite" de Chrysler. Una opción importante en los Imperiales de 1955 y 1956 era el aire acondicionado, a un costo de 535 dólares. La producción ascendió a 11.430, más del doble de la cifra de 1954, pero muy por debajo de Lincoln y Cadillac.

1956 Editar

Los modelos de 1956 eran similares, pero tenían aletas traseras pequeñas. El Hemi V8 se amplió a 354 pulgadas cúbicas (5,8 L) con 280 caballos de fuerza de freno (209 kW), y se agregó a la gama un sedán de techo rígido Southampton de cuatro puertas. Se produjeron 10,268. Con una distancia entre ejes de 133.0 pulgadas (3378 mm), más larga que la del año anterior en 3.0 pulgadas (76 mm), tenían la distancia entre ejes más larga para un Imperial. Esto también contribuyó a un aumento en su longitud total a 229,6 pulgadas (5832 mm), convirtiéndolos en los coches estadounidenses no limusinas más largos después de la Segunda Guerra Mundial hasta el advenimiento de los Imperiales de la era "Fuselage Look" en la década de 1970.

1956 fue el año en que Chrysler introdujo la transmisión automática PowerFlite con botón pulsador, con la TorqueFlite de tres velocidades disponible a mediados de año. Packard también introdujo un sistema similar llamado Touchbutton Ultramatic en el competidor de Imperial, el Packard Caribbean y el Patrician.

El 28 de abril de 1955, Chrysler y Philco anunciaron el desarrollo y la producción de la primera radio para automóvil totalmente transistorizada del mundo, [13] el modelo Mopar 914HR. Fue desarrollado y producido por Chrysler y Philco y era una "opción" de $ 150.00 en los modelos de automóvil Imperial de 1956. Philco fabricó el Mopar 914HR a partir del otoño de 1955 en su planta de Sandusky Ohio, para Chrysler. [14] [15] [16]

Para el año modelo 1957, el Imperial recibió su propia plataforma, lo que la distingue de cualquier otra división de Chrysler. Esto duraría hasta el año modelo 1966. Los imperiales durante este período eran sustancialmente más anchos, tanto por dentro como por fuera, que otros Mopars, con espacio para los hombros delante y detrás de 64,0 pulgadas (1,626 mm) y 62,0 pulgadas (1,575 mm) respectivamente. La medida del espacio para los hombros del asiento delantero sigue siendo un récord insuperable para Imperial y seguiría siendo el récord para cualquier automóvil hasta los modelos de tamaño completo de GM de 1971-1976. El ancho exterior alcanzó un máximo de 81,7 pulgadas (2075 mm) para 1961-1963, que sigue siendo el récord para el automóvil estadounidense no limusina más ancho. Después de que Lincoln redujo su tamaño para 1961, esta generación de Imperial no tuvo un competidor real por el título del automóvil más grande durante el resto de su vida útil de una década.

A diferencia del resto de las marcas de Chrysler Corporation (Chrysler, De Soto, Dodge y Plymouth) que comenzaron la construcción monocasco en 1960, la Imperial retuvo marcos de perímetro completo separados por rigidez hasta el año modelo 1966. Estos bastidores sustanciales tenían una sección transversal de caja con travesaños que formaban una "X". El eje de transmisión pasó a través de un orificio en el marco "X". El freno de estacionamiento agarró el eje de transmisión y no estaba conectado a los frenos de tambor traseros antes del año modelo 1963.

El Imperial y todos los autos fabricados por Chrysler incorporaron suspensión "Torsion-Aire" para 1957. Este era un sistema de suspensión delantera de barra de torsión de acción indirecta que reducía el peso no suspendido y cambiaba el centro de gravedad del auto hacia abajo y hacia atrás. La suspensión de barra de torsión en la parte delantera combinada con resortes de hojas múltiples en la parte trasera proporcionó una conducción más suave y un manejo mejorado. Los techos rígidos sin columnas, en configuraciones de dos y cuatro puertas, recibieron el Southampton designacion.

El Hongqi CA770, una limusina estatal china, se basó en el Imperial de segunda generación, sin embargo usó un 340 que no estaba disponible en el Imperial. [18]

1957 Editar

El año modelo 1957 se basó en un grado aún mayor en el estilo "Forward Look" de Virgil Exner (también utilizado en otros Chrysler de tamaño completo de la época). Presentaba un parachoques delantero "biplano", una rejilla tipo caja de huevos de ancho completo y faros cuádruples (donde sea legal). Las aletas traseras más altas ahora abarcaban las luces traseras de las luces de las pistolas de marca registrada y enmarcaban una tapa de la cubierta cónica hacia abajo que se unía con el parachoques trasero. El vidrio lateral curvo se utilizó por primera vez en un automóvil de producción estadounidense. El motor Hemi con una cilindrada ampliada a 392 pulgadas cúbicas (6,4 L) fue estándar para 1957-58. Los asientos eléctricos y el escape doble se incluyeron de serie en toda la línea. Un convertible estuvo disponible por primera vez en un Imperial y solo se ofreció en la serie Crown de rango medio. Las ventas se vieron favorecidas por el estilo de Exner "por delante de la competencia", y 1957 se convirtió en el año modelo Imperial más vendido de todos los tiempos: se produjeron 37.593, pero Cadillac, por el contrario, vendió más de 120.000 automóviles en 1957. El control de calidad también se redujo considerablemente, como consecuencia de la segundo rediseño total en dos años.

A partir del año modelo 1957, los Imperials estaban disponibles en tres niveles de equipamiento: estándar Imperial personalizado, rango medio La corona imperialy el nuevo top-of-the-line Imperial LeBaron [19] (una referencia a LeBaron, Carrossiers). El hecho a medida Limusina Corona Imperial también se ofreció. [19] A finales de la década de 1950 y principios de la de 1960, el estilo continuaría siendo "más largo, más bajo, más ancho", con la adición de algunas de las aletas más salvajes en un automóvil. La "Tapa FliteSweep Deck", una protuberancia de llanta Continental simulada, fue una opción desde 1957 hasta 1961 y nuevamente en 1963 (debido a la demanda). Se compartió con los mopars contemporáneos, incluido el Valiant. El diseño de Exner se extendió a los prototipos de automóviles de principios de los cincuenta, como el Chrysler D'Elegance de 1953.

1958 Editar

Los cambios de estilo para 1958 se limitaron a la parrilla delantera y el parachoques. Los faros cuádruples se convirtieron en estándar. Al Imperial de 1958 se le atribuye la introducción del control de crucero, que se llamó "Auto-Pilot", y estaba disponible en los modelos Imperial, Chrysler New Yorker y Windsor. [20] Las cerraduras eléctricas de las puertas fueron otra nueva opción. Las ventas cayeron a 16.133 en un año de recesión. Los distribuidores se sintieron frustrados con los compradores refiriéndose a los autos como un "Chrysler Imperial", lo que inhibió las ventas ya que no se consideraba que Chrysler tuviera el prestigio de Cadillac o Lincoln. No ayudó que Imperial siguiera vendiéndose en los concesionarios de Chrysler, en lugar de en los concesionarios independientes, aunque tenía un letrero de concesionario "Imperial" por separado.

1959 Editar

La producción se trasladó de la tradicional planta de ensamblaje de Jefferson Avenue en Detroit a una instalación exclusiva en Warren Avenue, al norte de la fábrica de Jefferson Avenue. Aparte de una parrilla nueva con dientes y las revisiones de las molduras laterales, poco cambió en términos de estilo exterior para el año modelo 1959. Una nueva opción fue el techo "Silvercrest" que presentaba un frente de acero inoxidable con un toldo trasero que se podía pedir en cualquiera de los colores básicos del automóvil o en la versión "Landau" que tenía un toldo negro con apariencia de cuero.

Una nueva opción fueron los asientos delanteros giratorios que formaban parte del banco delantero eléctrico de seis posiciones. Activada manualmente por una manija para este año introductorio, en 1960 los asientos giraban automáticamente cuando la puerta delantera se abría o cerraba, activada por un cable y resortes. Chrysler descontinuó esta función automática en unos pocos meses. Muchos asumen que esto fue por razones de seguridad, aunque la razón específica no está claramente documentada. Los asientos giratorios volvieron al funcionamiento manual durante el resto de 1960 y todo 1961.

El Hemi V8 fue reemplazado por el motor V8 de cabeza en forma de cuña de 413 pulgadas cúbicas (6,8 L) menos costoso que, sin embargo, tenía más caballos de fuerza y ​​pesaba 101 libras menos, lo que mejora la relación potencia-peso. Para el año modelo se produjeron 17.710 Imperiales, por delante de Lincoln, cuando la marca de lujo Packard se retiró del mercado. Las pocas limusinas Imperial Crown de 1959 construidas por Ghia continuaron usando el Hemi de 392 pulgadas cúbicas, debido a la baja producción. Estos autos obtuvieron el motor 413 para 1960.

El diseño del período 1960-1963 había suscitado cierta controversia. En ese momento, Exner estaba luchando cada vez más con el presidente y la junta de Chrysler. "Fue durante 1962 que Exner fue destronado como presidente de diseño en Highland Park. Su sucesor fue Elwood Engel, alejado de Ford para llevar a Chrysler Corporation por un camino más convencional. Exner continuó como consultor hasta 1964, después de lo cual no tuvo más intervención." [ cita necesaria ] Esta fuente [ ¿cuales? ] también dice: "Cuando era bueno, era muy bueno (re: estilismo). Cuando era malo, era el epítome del diseño excesivo. Las ventas cayeron y la junta intervino". [ cita necesaria ] El hijo de Exner prosiguió, en una entrevista de 1976, "era hora de un cambio. Su imagen necesitaba cambiar. Papá era un gran diseñador y siempre se adelantó a su tiempo. Ganó más libertad de Chrysler en sus diseños de modern Stutz." [ cita necesaria ] This same source [ ¿cuales? ] gives accounts of how Chrysler Corporation was revived through corporate changes in leadership. "But on the product front, the influence of Tex Colbert (ousted President of Chrysler in 1961) and Virgil Exner was still present, and it wouldn't be entirely washed away until 1965". [21]

Despite the annual styling changes, all 1960-63 models featured a similar space age dashboard. The steering wheel was squared-off at top and bottom, designed for better legroom and view through the windshield in the straight-ahead position. Dashboard lighting was electroluminescent, which used no incandescent lamps: electricity running through a five-layer laminate caused the phosphorescent ceramic layer to glow in the dark. Chrysler called it "Panelescent", and it was shared on some Chrysler models. The effect was eerie and surprisingly modern, with its glowing blue-green face and bright red needles. The 1960-63 models were also united by a distinctive side trim that started above the headlights and that ran at a slight downward angle almost to the end of the rear fender (except in 1963 when it would actually wrap all the way around the rear of the car) that was undercut by a slight indent in the sides from the front until just before the rear wheel housing.

A significant change in the car's proportions had occurred between the 1959 and 1960 model years. Although, at 226.3 inches, the 1960 Imperials were exactly the same length as the previous year, the whole body had been shifted forward, with a 2.1 inch reduction in the rear overhang, and a corresponding increase at the front.

1960 Edit

The 1960 Imperial adopted wildly exaggerated styling, featuring front fascia with a swooping bumper, gaping mesh grille, giant chrome eagle, and hooded quad headlights, and tall rear fins. Soaring fins had bullet-style tail lamps at the peak of the fin, with a chrome ring surrounding it. The grille and bumper on the front of the 1960 used large pieces of heavy chrome, and the 'furrowed brows' of the fenders over the double sets of headlights gave the car a ponderous look. In common with most other 1960 Chrysler products, the Imperial featured the new "High-Tower" seat with the driver-side back individually contoured and raised above of the rest of the front seat for increased driver comfort and shoulder support. This would last through the 1962 model year. Also for 1960, Imperial changed back to 15 inch diameter wheels from the 14 inch diameter wheels that had been standard since the 1957 model. Imperial LeBarons now featured a distinctive smaller "formal rear window" for greater rear-seat privacy. Sales increased to 17,719. Imperial again finished ahead of Lincoln, but never did so again. While the rest of Chrysler's lineup adopted unibody construction, Imperial retained its body on frame construction.


The origins

Finds of ceramics dating back to the Bronze Age (around 1300 BC) and extensive craftsmanship dedicated to metalworking testify that the Capitol was inhabited long before the foundation of Rome.

Two hills, the Arx y el Capitolio , originally characterized the hill, separated by a small valley which the first king Romulus used to welcome the inhabitants of the nearby towns by the name Asylum , (hence the name).

The strategic position of the hill with very steep sides made it a real acropolis of the city, a bulwark for the defense of the inhabitants from external attacks. The first historical notes on the Capitol can be found in some stories and works by Latin poets ( Horace , Tácito , Ovid , Titus Livy ), generally linked to the religious value of the hill.

The Hellenistic origin of the foundation of Rome found an accurate narrator in the biographer Plutarch . Aeneas , the Trojan hero who landed on the Lazio coast after the fall of Troy had a son Ascanio who in turn gave birth to the royal lineage of Alba Longa from which Romolo founder of the city descended . 1

Bloody struggles broke out between the people of the Sabines (1st millennium BC) stationed on the Quirinal hill and that of the Romans (stationed on the Palatine ) to affirm the dominance of the Capitoline hill.

Origin of the name

The name of the hill derives precisely from the temple of Jupiter Capitoline (Capitolium) , or temple of Jupiter Optimum Maximus, whose altar was dedicated to the Capitoline triad (Jupiter, Juno and Minerva).

The Capitoline name derives from the discovery of the head (caput) of an Etruscan warrior Aulo Vipsania during the numerous excavations and restorations of its foundations to erect the temple.

The name of the entire hill is assumed to have been created by: caput Auli from which Capitolium. The dimensions of the temple of Jupiter Capitoline, 53 mx 63, extraordinary at that time, were proof of the prestige and grandeur of the Rome of the Kings in the 6th century BC

Temple of Jupiter

En el Bucoliche di Virgilio , it is said how the Romans had built a “very rich” Temple dedicated to Jupiter:

Tarpeji from here to the seat, and the Capitol leads
Golden now, but wild dumin
For now, they were afraid of the field as well as the ordinance of the men who loved
the dread of the place now as well as to the forest, a rock, were trembling
This leafy wood, which, he said, leafy top of a hill,
Who is God, yet uncertain, there dwells God. The Arcadians
believe they have looked to Jupiter. 1

From the text it is clear “from here it leads to Mount Tarpeo and the Capitol, now golden, once bristling with wild brambles but always a place of divine veneration. The peasants trembled in fear in that fortress with a leafy forest where a god lived. The Arcadians believe they have seen Jupiter himself … “. The temple was consecrated in 509 BC

From 750 BC, the hill has allowed dominion over the control of land traffic and the Tiber river thanks to its height of 48 meters above sea level. Here the Etruscan king Tarquino Prisco built the imposing temple of Jupiter making it rise to a religious center as well as a very political center influential.

Storage area

On the slopes of the Capitol, in 78 BC, by the will of the consul Quinto Lutazio Catulo los Tabularium was built to preserve the Tabule , in bronze to better preserve them, on which the most important public acts were engraved (decrees, laws, peace treaties etc … ).

It was the state archive, huge and organized, testifying to the gigantic Roman organization and wisdom in documenting the real values ​​and culture for their descendants.

The building, with its powerful structures in peperino and tuff and with its arched facade stands on a high base 73.7 m long. It was built as a defense stronghold and raised to the level of the Asylum. It is the same base that today supports today’s Senatorio palace, the seat of the Municipality of Rome.

Its large corridor resting on a colossal substructure, 67 m long overlooking the Roman forum, is still visible. All Roman buildings used the loggia with half columns which was taken as a model for later constructions in the republican era.

The Tabularium is part of the complex of the Capitoline Museums which, through the Lapidary Gallery, connects Palazzo Nuovo to Palazzo dei Conservatori. To date, three arches still persist while only a few traces of the Doric frieze with metopes and triglyphs remain.


Movie Celebrities ‘Find’ Fallbrook

By Edmund Rucker

FALLBROOK, Jan. 9 (Special) — Motion picture celebrities have discovered Fallbrook’s rare combination of climate, deep fertile soil, unsurpassable scenic splendor and its invitation to solitude. Here they escape at grateful intervals from the artificiality and turmoil of the screen environment, and its exhausting social demands. here they may recharge their waning spirits in the silence and bracing air of a rural paradise. But some Hollywood folk have established permanent all-year homes here.

The latest of these is Wayne Morris, Western screen tough guy, who six month ago acquired a 20-acre ranch, half of which is in avocado trees. Mrs. Morris and the two Morris children, one 2 1/2, the other under a year old, now regard themselves as permanent residents of San Diego County Morris spends his week ends and vacations ere.

Then there are Frank Capra, Paramount director and producer of “It Happened One Night,” “You Can’t Take IT With You,” “Mr. Smith Goes to Washington”) Dolores Costello (formerly Mrs. John Barrymore, now Mrs. John Brunick) Douglas Shearer, M-G-M technical adviser and Lee Garmes, a top-flight Paramount camera man.

Ann Harding, stage and screen actress, also had a ranch here until commitments in the east caused her to sell.

First of these to settle in the Fallbrook area was Capra. Eleven years ago he acquired 1200 acres planted to avocadoes, lemons, oranges, limes and olives. although he has an income as a motion picture director not far this side of $100,000 a year, he now has reason to regard his Hollywood activities as a sideline.

Capra and his father-in-law, Myron Warner, as partners have developed an annual production that deserves to be termed big business.

The Capra family was in Hollywood when I called, but Warner was a gracious host. Mrs. Capra is the former Lucille Warner, a graduate of the University of California. She has never been connected with the stage or screen. they have three children, Frank Jr., 16, Lucille, 13, and Tom, 9.

Warner estimates the present investment in te ranch at half a million dollars. With bare land in the Fallbrook area selling at $1200 an acre and up to $5000 an acre for grove land, it can be seen that this appraisal, considering all the improvements, is not overstated. The Capra ranch soon will have 20,000 avocado trees, Warner said. Included in this count are those now in the nursery.

But the biggest source of Capra ranch revenue is from olive oil. A plant for pressing olives has been set up, through which pass from 500 to 1000 tons of olives annually. The olive oil thus produced is shipped all over the United States. Warner emphasizes that it is equal in quality to any imported product.

Organic gardening is practiced on the Capra ranch. No commercial fertilizer is put into the soil. Earthworms are used extensively. Warner said he has dumped truckloads of worms into compost. On one occasion he purchased $1200 worth of earthworms. As for the fertilizers, he spreads only natural materials.

Get Essential San Diego, weekday mornings

Get top headlines from the Union-Tribune in your inbox weekday mornings, including top news, local, sports, business, entertainment and opinion.

You may occasionally receive promotional content from the San Diego Union-Tribune.


What happened to the big Jewish delis in Chicago?

"Why isn't there a good deli in the Gold Coast area where you can get a good corned beef or chicken soup. A big deli like New York has or LA," Susan Wolf wrote into our reader-driven series, "What's the Story?"

First, the easy part. There is, in fact, a good deli where you can get both a good corned beef sandwich and chicken soup in the Gold Coast area of Chicago.

The Goddess and Grocer at 1127 N. State St., near the triangular convergence of State, Rush and Cedar streets, may be the biggest surprise of a deli in a tiny gem of a shop. They will make a corned beef sandwich to order, but there's a so-called Mile High Reuben ($12) on the menu. The sandwich is lovely but relatively petite, compared with the giant deli sandwiches we've come to expect. It has simply a few slices of shaved corned beef or turkey pastrami, plus Swiss cheese, sauerkraut and Thousand Island dressing, all on marble rye. A monthly calendar lists soups of the day, but one notable chicken soup is available every day: matzo ball ($6.50).

"We definitely have the chicken matzo ball soup, and you can take a quart away," said The Goddess and Grocer chef and owner Debbie Sharpe. The quart includes two matzo balls. "As for the big deli corned beef, it's just not our demographic. We tried with the big sandwiches, but people are not willing to pay like they are in New York, because (the big sandwich) seems to be more of a tourist attraction."


Mars Probe Lost Due to Simple Math Error

NASA lost its $125-million Mars Climate Orbiter because spacecraft engineers failed to convert from English to metric measurements when exchanging vital data before the craft was launched, space agency officials said Thursday.

A navigation team at the Jet Propulsion Laboratory used the metric system of millimeters and meters in its calculations, while Lockheed Martin Astronautics in Denver, which designed and built the spacecraft, provided crucial acceleration data in the English system of inches, feet and pounds.

As a result, JPL engineers mistook acceleration readings measured in English units of pound-seconds for a metric measure of force called newton-seconds.

In a sense, the spacecraft was lost in translation.

“That is so dumb,” said John Logsdon, director of George Washington University’s space policy institute. “There seems to have emerged over the past couple of years a systematic problem in the space community of insufficient attention to detail.”

The loss of the Mars probe was the latest in a series of major spaceflight failures this year that destroyed billions of dollars worth of research, military and communications satellites or left them spinning in useless orbits. Earlier this month, an independent national security review concluded that many of those failures stemmed from an overemphasis on cost cutting, mismanagement, and poor quality control at Lockheed Martin, which manufactured several of the malfunctioning rockets.

But NASA officials and Lockheed executives said it was too soon to apportion blame for the most recent mishap. Accident review panels convened by JPL and NASA are still investigating why no one detected the error.

“It was launched that way,” said Noel Hinners, vice president for flight systems at Lockheed Martin’s space systems group. “We were transmitting English units and they were expecting metric units. The normal thing is to use metric and to specify that.”

None of JPL’s rigorous quality control procedures caught the error in the nine months it took the spacecraft to make its 461-million-mile flight to Mars. Over the course of the journey, the miscalculations were enough to throw the spacecraft so far off track that it flew too deeply into the Martian atmosphere and was destroyed when it entered its initial orbit around Mars last week.

John Pike, space policy director at the Federation of American Scientists, said that it was embarrassing to lose a spacecraft to such a simple math error. “It is very difficult for me to imagine how such a fundamental, basic discrepancy could have remained in the system for so long,” he said.

“I can’t think of another example of this kind of large loss due to English-versus-metric confusion,” Pike said. “It is going to be the cautionary tale until the end of time.”

At the Jet Propulsion Lab, which owes its international reputation to the unerring accuracy it has displayed in guiding spacecraft across the shoals of space, officials did not flinch from acknowledging their role in the mistake.

“We know this error is the cause,” said Thomas R. Gavin, deputy director of JPL’s space and earth science directorate, which is responsible for the JPL Mars program. “And our failure to detect it in the mission caused the unfortunate loss of Mars Climate Orbiter.

“When it was introduced and how it was introduced we don’t know yet,” Gavin said.

NASA officials in Washington were reluctant to blame either Lockheed Martin or JPL solely for the problem, saying that the error arose from a broader quality control failure.

“People make mistakes all the time,” said Carl Pilcher, the agency’s science director for solar system exploration. “I think the problem was that our systems designed to recognize and correct human error failed us.

“We don’t see any connection between this failure and anything else going on at Lockheed Martin,” Pilcher said. “This was not a failure of Lockheed Martin. It was systematic failure to recognize and correct an error that should have been caught.”

In any event, scientists are anxious that the conversion error does not affect a second spacecraft, the Mars Polar Lander, now approaching the red planet for a landing Dec. 3. The lost orbiter would have served as a radio relay for the lander before beginning its own two-year survey of the Martian atmosphere and seasonal weather.

Data exchanges for the Global Surveyor, which has been orbiting Mars since 1997, have been conducted exclusively in the metric system, Hinners said. Mission controllers expect to use the Surveyor as a relay station in place of the lost orbiter.

If found formally at fault by an accident review board, Lockheed will face financial penalties. But it was not certain Thursday whether Lockheed’s contract with JPL actually specified the system of measurements to be used, as many aerospace agreements now often do.

Whatever the contractual consequences for the aerospace company, the loss of the Mars orbiter might have a lasting effect on public confidence in NASA, space analysts said.

Earlier this year, for example, NASA faced public concerns about its Cassini probe as it swung within a celestial hairsbreadth of Earth with an on-board cache of plutonium. The agency’s matchless skill in navigating space helped defuse fears of a potentially lethal collision between Earth and the Cassini probe.

Now that skill will be more open to question, analysts said Thursday.

“It is ironic,” Logsdon said, “that we can cooperate in space with the Russians and the Japanese and the French but we have trouble cooperating across parts of the United States. Fundamentally, you have partners in this enterprise speaking different languages.”


Ver el vídeo: Maqueta Partenon (Diciembre 2021).