Información

Japoneses reconocen la independencia coreana de China - Historia


Japón reconoció la independencia coreana de China. En virtud de un tratado con Corea, el comercio entre Japón y Corea se abrió cuando se abrieron tres ciudades a los comerciantes japoneses. China no se opuso al tratado.

Japoneses reconocen la independencia coreana de China - Historia

Período colonial de Corea

Residente General y Resistencia

El control absoluto por parte de los japoneses comenzó el 1 de febrero de 1906. El General Residente recibió plena autoridad en lo que respecta a la diplomacia, la administración nacional y los asuntos militares de Corea. A través del Consejo para la Mejora de la Administración Coreana, presionó al gobierno coreano para que aceptara la política agresiva de Japón en los campos de las finanzas, la banca, la agricultura, la silvicultura, la minería, el transporte, la educación, la cultura, la jurisprudencia, la seguridad interna, la administración local y la casa real. .

Para encubrir sus acciones coercitivas, el Residente General envió a Stevens, pagado por el gobierno coreano, a los Estados Unidos para promover la propaganda japonesa. A su llegada a San Francisco, Stevens, de quien se dice que recibió varias decenas de miles de dólares de los japoneses, hizo una declaración falsa de que el pueblo coreano en general dio la bienvenida al tratado Corea-Japón. Enfurecidos por este engaño, los emigrantes coreanos Chang In-hwan y Chon Myong-un lo asesinaron en marzo de 1907.

Cuando el emperador Kojong envió un emisario a la Conferencia de Paz en La Haya en junio de 1907 y expuso la política agresiva de Japón en el mundo, la Oficina del Residente General obligó al monarca a abdicar del trono, y se celebró el tercer Acuerdo Corea-Japón de julio. impuesto a Corea, que proporcionó una base legal para la apropiación de Corea por parte de Japón. Un gran número de funcionarios japoneses penetraron en las ramas ejecutiva y judicial del gobierno coreano, acelerando el plan japonés de completa anulación coreana. Las fuerzas armadas coreanas fueron desarmadas y disueltas y el sistema judicial fue reorganizado para servir a la agresión japonesa. Además, en un memorando secreto adjunto al acuerdo entre Corea y Japón, se estipuló que las fuerzas militares coreanas se disolverían y que los tribunales, las cárceles recién construidas y la policía serían entregadas a la dirección japonesa. Esto permitió a los japoneses asumir la autoridad judicial y policial real.

El Imperio Coreano era ahora nominal. Los agresores japoneses ejercieron presión armada sobre el gobierno a través de sus fuerzas militares y policiales. En junio de 1910, Japón instituyó un sistema de policía militar al nombrar al comandante de la policía militar japonesa para el puesto concurrente de superintendente para la administración policial.

Mientras llevaba a cabo la guerra contra Rusia, Japón promovió una sociedad títere, la Ilchinhoe. La gente reaccionó con rabia, y el Daehan Chaganghoe Club, el Hwangsong (Hanyang) YMCA y la Asociación Nacional de Investigación en Educación atacaron el Ilchinhoe vehementemente. Cuando Chang Chi-yon, editor del Hwangsong Shinmun, atacó el tratado de protectorado en un editorial, la policía japonesa lo arrestó y cerró su periódico. Otro periódico, el Daehan Maeil Shinbo, publicado en coreano, chino e inglés, atacó las políticas agresivas y opresivas de Japón y sirvió de guía para la resistencia nacional coreana.

Muchos líderes que representan a todos los ámbitos de la vida se suicidaron en protesta por el tratado forzoso, y se hicieron muchos intentos de asesinar a altos funcionarios del gobierno coreano que habían cooperado para hacer realidad el tratado agresivo.

El emperador Kojong apeló infructuosamente tanto a los Estados Unidos como a la Conferencia de Paz de La Haya de 1907 en busca de apoyo para repudiar el tratado. La resistencia coreana al control japonés se intensificó, pero el ejército japonés la reprimió sin piedad. Levantamientos liderados por destacados eruditos confucianos estallaron en las provincias de Ch'ungch'eong-do, Cholla-do, Kyongsang-do y Kangwon-do.

Aunque los combatientes de la resistencia, principalmente jóvenes campesinos, estaban escasos de armas, lucharon valientemente contra las tropas japonesas. La resistencia asumió proporciones importantes y se convirtió en una guerra total con Japón cuando el ejército regular se unió a la lucha después de su disolución forzosa por parte de los japoneses. La lucha se extendió a todas partes del país, ya que no solo los agricultores y soldados, sino también los cazadores y mineros del norte de Corea se unieron a la resistencia. Los comandantes incluían eruditos confucianos de la yangban clase y una serie de plebeyos.

Se libraron muchas batallas campales entre 1907 y 1909, pero los combatientes de la resistencia fueron más activos en tácticas de guerrilla, rescatando a los coreanos del cautiverio japonés y destruyendo las instalaciones de transporte y comunicaciones japonesas. F.A. McKenzie, el único extranjero que visitó a los soldados voluntarios en sus áreas de batalla y observó personalmente sus actividades, escribió lo siguiente:

“Mientras estaba parado en un paso de montaña, mirando hacia el valle que conduce a Inch 'C on, recordé estas palabras de mi amigo. La `` mano fuerte de Japón '' ciertamente se mostraba aquí. Contemplé frente a mí pueblo tras pueblo reducido a cenizas. La destrucción, completa y completa, había caído sobre él. No quedó una sola casa, ni una sola pared de una casa ''.

La situación del ejército voluntario era extremadamente difícil, ya que tenía que abastecerse lo mejor que podía con armas y otras necesidades para luchar contra Japón, mientras que el ejército y la policía japoneses podían obtener fácilmente suministros de guerra de su país. La resistencia armada coreana se debilitó gradualmente y Japón informó que el ejército de voluntarios coreanos había dejado de existir en noviembre de 1910 o en marzo de 1912 con su última operación en la provincia de Hwanghae-do. McKenzie informó, sin embargo, que la resistencia del ejército voluntario podría haber continuado hasta 1915. En casa, la resistencia tomó la forma de una organización clandestina, mientras que un grupo de patriotas cruzó los ríos Amnokkang y Tuman-gang hacia Manchuria, donde organizaron el Ejército de Independencia de Corea. con su bastión en Kando. Este ejército se convirtió en la fuerza principal en todas las luchas posteriores contra los japoneses. Los soldados voluntarios cumplieron con su deber como vanguardia en la resistencia a la independencia tanto en el país como en el extranjero, demostrando la capacidad de la nación para resistir la política colonial de Japón.

Cuando el ejército de resistencia estableció un bastión en Kando, Manchuria, la población del distrito de Kando en 1909 consistía en 83.000 coreanos y 21.000 chinos. El General Residente, con el fin de destruir el movimiento independentista coreano allí, estableció una sucursal y colocó un ejército y fuerzas de policía civil y militar en Kando. Un cuerpo de luchadores por la independencia de Corea bajo el liderazgo de Hong P C om-do ya se había trasladado a Kando, pero Japón intentó oprimir a los residentes coreanos en el distrito exigiendo que China reconociera a Kando como territorio coreano.

Sin embargo, hubo un cambio de política como resultado de la concesión de China que autorizó a la Compañía de Ferrocarriles del Sur de Manchuria de Japón a establecer ramales y explotar los recursos mineros en Manchuria. A cambio, Japón concluyó un tratado con China el 4 de septiembre de 1909, reconociendo los derechos territoriales chinos sobre Kando.

Sin embargo, el consulado general japonés recién establecido en Kando continuó ejerciendo presión contra las actividades de independencia de Corea. Un joven patriota coreano, An Chung-g C un (1879-1910), asesinó al general residente Ito en la estación de ferrocarril de Harbin el 26 de octubre de 1909.

En virtud del tratado celebrado el 22 de agosto de 1910 y proclamado una semana después, Japón dio el golpe de gracia al Imperio coreano y cambió la Oficina del Residente General por la de Gobierno General. La proclamación del tratado fue precedida de severas medidas de represión, incluida la suspensión de la publicación de periódicos y el arresto de miles de líderes coreanos. La capital en particular estaba fuertemente custodiada por tropas de combate japonesas. El tratado fue producto de una conspiración entre funcionarios coreanos traidores, que habían sido blanco del odio nacional, y funcionarios japoneses de la Oficina del Gobierno General.

Explotación económica

Entre 1905 y 1908, el control japonés sobre la moneda de Corea se aseguró con el volumen de rápido crecimiento de los billetes de Daiichi Bank. Con el apoyo de generosos préstamos de su gobierno local, los comerciantes japoneses podrían expandir fácilmente sus actividades e invadir el mercado coreano. Las empresas japonesas operaban en Corea con un capital combinado superior a los 10 millones de won. El número de residentes japoneses en Corea en 1908 ascendía a 126.000, y en 1911 el número había aumentado a 210.000.

El número de residentes japoneses dedicados a la agricultura también creció rápidamente a medida que la toma de tierras coreanas por parte de Japón cobraba impulso. Los agricultores coreanos controlados por el capital usurero japonés se convirtieron en presa fácil de la expropiación. La Oficina del Gobierno General promulgó una serie de leyes relativas a la propiedad de la tierra en beneficio de los japoneses.

Mientras tanto, durante el período comprendido entre 1905 y 1910, los grandes capitalistas japoneses compraron tierras de forma coercitiva, principalmente en las provincias de Ch C olla-do y Ch'ungch'e C ong-do. conocido como el granero coreano, se estaba convirtiendo rápidamente en una granja japonesa, y tales confiscaciones de tierras se extendieron rápidamente a otras provincias. Intrusos en tierras fértiles y bien irrigadas a escala nacional, los japoneses avanzaron hacia el norte, ocupando primero las áreas de Taegu y Choch'iwon a lo largo del ferrocarril Seúl-Pusan ​​y el área de Hwangju a lo largo del ferrocarril Seúl-Shin C uiju.

Para llevar a cabo la expropiación de tierras a una escala más amplia y sistemática, el Gobierno General comenzó la práctica de distribuir a los agricultores japoneses tierras no reclamadas y granjas militares del gobierno coreano. Habiendo elaborado un plan destinado a reasentar a los agricultores japoneses en Corea, estableció la Compañía de Desarrollo Oriental en 1908 y se apoderó de las tierras coreanas, reduciendo la propiedad real y su presupuesto.

El plan japonés pedía la incautación de tierras no reclamadas de propiedad estatal, granjas militares cultivadas por las tropas y la movilización de trabajadores coreanos para su recuperación. En un año, la empresa se había apoderado de 30.000 hectáreas (75.000 acres) de granjas militares y tierras no reclamadas. Al usurpar el control del gobierno coreano sobre su propia administración financiera, los japoneses también quitaron propiedades de la casa real. Esta política tenía como objetivo evitar que el emperador Kojong recaudara fondos para la resistencia.

La defensa de la reforma moderna por parte del Independence Club despertó la conciencia popular sobre la participación política. Las escuelas fundadas por misioneros cristianos introdujeron el estilo occidental y la educación moderna en Corea. Ante la intensificación de la agresión japonesa, el gobierno trabajó para resolver los problemas educativos. Promulgó reglamentos para la Escuela Normal Hans C ong, los institutos de idiomas extranjeros y la educación primaria en 1895, y los de las facultades de medicina, las escuelas intermedias y las escuelas comerciales y técnicas en 1899, sentando así las bases para la educación moderna. En 1904, las escuelas comerciales y técnicas se ampliaron para incluir escuelas agrícolas. Los institutos de idiomas extranjeros para japonés, inglés y francés se crearon en 1895, para el ruso en 1896 y para el chino y el alemán en 1900.

Se establecieron escuelas especiales para proporcionar trabajadores calificados a varias agencias gubernamentales. Ofrecieron planes de estudios en campos como la minería, el derecho, el servicio postal y la electricidad. Hubo muchas otras escuelas fundadas por ciudadanos privados y misioneros para fomentar la conciencia nacionalista coreana. los Ch'oongnyon Hagwon, fundada en 1904 y dirigida por el pastor Chon Tok-ki, proporcionó educación a los hombres jóvenes en estrecha relación con las actividades de la Shinminhoe, una organización secreta de independencia. Entre sus miembros se encontraban destacados intelectuales y líderes patriotas. Sin embargo, la escuela se vio obligada a cerrar por los japoneses en 1914.

A través de la Oficina del Residente General, Japón asumió el poder real sobre la educación coreana afectando la reorganización del sistema educativo por edicto imperial. Los japoneses intentaron poner todas las escuelas bajo la administración del gobierno, reducir el número de escuelas, subordinar el contenido de la educación a su política colonial y retrasar la educación coreana reduciendo el nivel de contenido académico. A través del decreto para las escuelas privadas promulgado en 1908, los japoneses fortalecieron su control sobre las escuelas privadas y cerraron muchas de ellas.

Sin embargo, se establecieron continuamente escuelas en la provincia marítima y en el distrito de Kando al otro lado del río Tuman-gang. En 1919, el número de escuelas coreanas llegó a 130 solo en Manchuria. Como sus colegas en casa, los líderes patriotas en el exilio en Manchuria pusieron énfasis en la educación como un requisito previo para la lucha por la independencia.

En 1905, Chu Shi-gyong hizo una propuesta al gobierno sobre los estudios del idioma coreano y la compilación de un diccionario. Como resultado de sus esfuerzos y los del Instituto Nacional de Investigación de Idiomas establecido en 1907, se introdujo un nuevo sistema para la escritura nacional. Bajo este sistema, el uso exclusivo de caracteres chinos en documentos oficiales y comunicaciones fue reemplazado por el uso mixto de caracteres chinos y Han-gul.

Los periódicos y los libros utilizaron el nuevo sistema de escritura para difundir más rápidamente el conocimiento de las instituciones europeas entre la población. A través de su trabajo sobre gramática y fonología coreanas publicado en los años 1908-1914, Chu Shi-gyong ejerció un profundo impacto en la investigación científica del idioma coreano. También enseñó que el idioma y la escritura eran la base del espíritu y la cultura nacionales.

Sobre la base de una comprensión moderna del idioma nacional, comenzó un nuevo movimiento literario, destinado a despertar la conciencia nacional entre las masas. Se publicaron poemas, novelas y relatos de viajes de nuevo estilo en Han-gul. Estos logros literarios creativos fueron posibles gracias a la traducción e imitación de la literatura europea y estadounidense, desde la última parte del siglo XIX hasta la década de 1910. Esta primera etapa del movimiento ilustrado proporcionó una base para la literatura moderna de la década de 1920.

Más movimientos contra el dominio japonés

El Gobierno General de Japón fue constantemente sensible a la conciencia pública y la educación de los coreanos. Así, en una búsqueda a nivel nacional realizada en 1910 de libros sobre historia y geografía coreanas, se confiscaron y quemaron entre 200.000 y 300.000. Se incluyeron en la proscripción lectores coreanos, biografías de héroes nacionales de siglos anteriores y traducciones coreanas de libros extranjeros relacionados con la independencia, el nacimiento de la nación, la revolución, etc.

Los japoneses también reinterpretaron la historia coreana para sus propios fines. Se ordenó a los historiadores empleados en el Departamento de Investigación de la Compañía de Ferrocarriles del Sur de Manchuria que distorsionaran la historia de Corea. La geografía histórica de Manchuria, Geografía histórica de Corea, y Informe de Geográfico e investigación histórica en Manchuria son productos de tal historiografía. En el Historia de la península de Corea (1915), los japoneses limitaron el alcance de la historia coreana a la península, separándola de las relaciones con el continente asiático y descartando los juicios falaces de los historiadores coreanos.

Este intento japonés de aniquilar la conciencia nacional coreana fue aún más notorio en la política educativa. La Ley de Educación promulgada en septiembre de 1911 estaba orientada principalmente a asegurar la mano de obra para el funcionamiento del establecimiento colonial. Los japoneses también reforzaron su control de las escuelas tradicionales y privadas. A más del 90 por ciento de los niños en edad escolar se les negó la oportunidad de aprender, lo que los mantuvo analfabetos. Los 12 años entre 1910 y 1922 vieron una disminución espectacular en el número de escuelas privadas, de más de 2000 a alrededor de 600. Tal fue el efecto nefasto de los esfuerzos de los amos coloniales japoneses para extinguir la conciencia nacional de Corea.

A principios de 1907, cuando la resistencia contra la Oficina del General Residente estaba en su apogeo bajo el liderazgo de los ejércitos de los justos, Shinminhoe entró en vigor. El objetivo de esta organización secreta era recuperar la independencia. Dirigida por An Ch'ang-ho, la asociación continuó creciendo y en 1910 tenía una membresía de más de 300, que representaban a todas las provincias.

El 27 de diciembre de 1910, el gobernador general Terauchi iba a asistir a una ceremonia de dedicación del puente ferroviario sobre el río Amnokkang. Por una acusación falsa de que Shinminhoe los miembros habían conspirado para asesinarlo en su camino a la ceremonia, los japoneses arrestaron a más de 600 de los miembros de la sociedad y sus simpatizantes, de los cuales 105 fueron condenados bajo severas torturas. Algunos fueron golpeados hasta la muerte y seis miembros, incluidos Yun Ch'i-ho, Yang Ki-t'ak, An T'ae-guk y Yi Sung-hun, fueron condenados a penas de prisión.

Esta fabricación japonesa fue expuesta por misioneros extranjeros como H. G. Underwood, G.S. McCune y S.A. Moffet. P.L. Gilette, secretaria general de la Asociación Cristiana de Hombres Jóvenes de Corea, fue a China y declaró al mundo que el incidente fue una invención. La misma divulgación se hizo en un folleto titulado El caso de la conspiración coreana por A.J. Brown, Secretario General de las Misiones Presbiterianas en Países Extranjeros, a pedido de la organización misionera en Corea. Brown criticó la política colonial de Japón, calificando a Corea y la cuota como colonia penal bien regulada.

A pesar de las maniobras de Terauchi para disolver el Shinminhoe, los comandantes de los "ejércitos justos" organizaron el Cuartel General del Ejército de la Independencia en 1913 bajo el liderazgo de Im Pyong-ch'an con el objetivo de redirigir la opinión popular hacia la causa de restaurar la soberanía nacional. Los objetivos del Cuerpo de Restauración de la Soberanía Coreana, originalmente organizado en Aniram, un monasterio budista en Taegu en 1915, incluían la agitación por la independencia a través de la acción directa y a través de canales diplomáticos, y el suministro de fondos militares al Gobierno Provisional de Corea en el Exilio en Shanghai. El cuerpo planeó un asalto a las comisarías de la policía militar japonesa en 1919, movilizando a miles de aldeanos.

Agrimensura y otras formas de opresión

En el momento en que se estableció el Gobierno General, los japoneses se embarcaron en la agrimensura para la consolidación de su sistema económico colonial. Concentraron todos sus recursos administrativos en este proyecto, movilizando fuerzas policiales tanto militares como civiles.

Antes de esto, con el fin de reorganizar su administración financiera en 1898, el gobierno coreano había lanzado un estudio de tierras y la Oficina de Estudios de Tierras del Ministerio de Finanzas emitió certificados de tierras en 1901 a las granjas que fueron encuestadas. El proyecto no se completó y en 1905 Japón obligó al Ministerio de Finanzas a realizar un estudio de la tierra para proporcionar un inventario de las fuentes de ingresos del gobierno coreano, allanando el camino para la incautación de tierras.

En 1908, los japoneses obligaron al gobierno coreano a establecer una oficina de agrimensura para determinar la cantidad de bienes raíces que poseía la familia real. Sobre la base de esta encuesta, todos los inmuebles propiedad de la casa, excepto los palacios, el mausoleo real y las tumbas reales, se enumeraron como propiedad del gobierno. En 1912, el Gobierno General promulgó leyes que exigían a los propietarios de bienes raíces que hicieran informes sobre sus tierras dentro de un período de tiempo prescrito, lo que permitió a la oficina financiera japonesa respaldar aún más su propiedad de todas las tierras coreanas.

El estudio de la tierra tomó ocho años, comenzando en 1910, y costó 20,400,000 yenes. Estableció las bases para la expropiación total de la nación.

Aprovechando las nuevas condiciones favorables, Oriental Development Company pudo ampliar su propiedad de la tierra a 154.221 hectáreas. El número de agricultores arrendatarios subordinados a la empresa superó los 300.000. Estos mismos agricultores arrendatarios ya habían sido privados de su derecho a cultivar la tierra como resultado de la agresión japonesa.

El número de disputas relativas a la propiedad de la tierra que surgieron como resultado de la encuesta ascendió a 34.000 casos. La mayoría de estas disputas vinieron de coreanos que fueron privados de sus tierras por la encuesta, o por falsas acusaciones de japoneses en sus intentos de adquisición ilegal de tierras. El Gobierno General resolvió las disputas mediante la aplicación de la "ley de conciliación forzosa".

En 1911, el Gobierno General aplicó medidas para dar libertad a los japoneses para talar árboles y se amplió la autoridad de las empresas madereras japonesas en Corea. En mayo de 1918, los japoneses promulgaron la Ordenanza Forestal de Corea, obligando a los propietarios de bosques a registrarse en la oficina colonial. A través de una encuesta que separó los bosques estatales y privados, los japoneses utilizaron el pretexto de la nacionalización para transferir la propiedad de 1.090.000 hectáreas de bosques de pueblos y 3.090.000 hectáreas de bosques de tumbas a empresas madereras japonesas. La tala excesiva de árboles por parte de los japoneses provocó la devastación de los bosques coreanos, y siguió una erosión extensa en las montañas devastadas.

Para impedir el progreso de las empresas coreanas existentes y evitar la creación de otras nuevas, la Ordenanza de empresas se emitió en diciembre de 1910. Esta ordenanza facultaba al gobierno a otorgar estatutos, lo que obstaculizaba enormemente el desarrollo del capital coreano. Incluso las empresas autorizadas estaban sujetas a suspensión o disolución por parte del Gobierno General a voluntad, y se estipulaban fuertes sanciones para los infractores.

La reducción del capital coreano fue acompañada por un rápido crecimiento de la inversión japonesa en industrias fundamentales.

Las Regulaciones para las Asociaciones Pesqueras de 1912 también permitieron a los japoneses controlar las pesquerías coreanas al hacer cumplir la venta conjunta de todo lo que capturaron los pescadores coreanos. Aproximadamente 30.000 pescadores japoneses que residen en Corea, y otros 90.000 pescadores japoneses, en su mayoría cazadores furtivos, devastaron los caladeros coreanos que habían estado proporcionando un medio de vida a 200.000 pescadores coreanos.

A los agricultores coreanos no les fue mejor, ya que el Gobierno General controlaba las asociaciones financieras mediante préstamos usureros. Además, la Oriental Development Company sirvió como agente del Gobierno General en la implementación de un programa de reasentamiento a gran escala que vio a no menos de 98,000 familias-propietarias japonesas asentadas en Corea antes de 1918.

Información proporcionada por la Embajada de Corea

Si cree que AsianInfo tiene información útil y de calidad y le gustaría ayudar - ¡conviértete en patrocinador!


La revolución china de 1949

El 1 de octubre de 1949, el líder comunista chino Mao Zedong declaró la creación de la República Popular China (PRC). El anuncio puso fin a la costosa guerra civil a gran escala entre el Partido Comunista Chino (PCCh) y el Partido Nacionalista, o Kuomintang (KMT), que estalló inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial y había sido precedida por un conflicto intermitente entre los dos lados. desde la década de 1920. La creación de la República Popular China también completó el largo proceso de agitación gubernamental en China iniciado por la Revolución China de 1911. La "caída" de China continental al comunismo en 1949 llevó a Estados Unidos a suspender las relaciones diplomáticas con la República Popular China durante décadas.

El Partido Comunista Chino, fundado en 1921 en Shanghai, existía originalmente como un grupo de estudio que trabajaba dentro de los límites del Primer Frente Unido con el Partido Nacionalista. Los comunistas chinos se unieron al Ejército Nacionalista en la Expedición al Norte de 1926–27 para librar a la nación de los señores de la guerra que impidieron la formación de un gobierno central fuerte. Esta colaboración duró hasta el “Terror Blanco” de 1927, cuando los nacionalistas se volvieron contra los comunistas, matándolos o purgándolos del partido.

Después de que los japoneses invadieron Manchuria en 1931, el gobierno de la República de China (ROC) enfrentó la triple amenaza de la invasión japonesa, el levantamiento comunista y las insurrecciones de los caudillos. Frustrado por el enfoque del líder nacionalista Chiang Kai-shek en las amenazas internas en lugar del asalto japonés, un grupo de generales secuestró a Chiang en 1937 y lo obligó a reconsiderar la cooperación con el ejército comunista. Al igual que con el primer esfuerzo de cooperación entre el gobierno nacionalista y el PCCh, este Segundo Frente Unido duró poco. Los nacionalistas gastaron los recursos necesarios para contener a los comunistas, en lugar de centrarse por completo en Japón, mientras que los comunistas trabajaron para fortalecer su influencia en la sociedad rural.

Durante la Segunda Guerra Mundial, aumentó el apoyo popular a los comunistas. Los funcionarios estadounidenses en China informaron de una represión dictatorial de la disidencia en áreas controladas por los nacionalistas. Estas políticas antidemocráticas combinadas con la corrupción en tiempos de guerra hicieron que el gobierno de la República de China fuera vulnerable a la amenaza comunista. El PCCh, por su parte, tuvo éxito en sus primeros esfuerzos por la reforma agraria y fue elogiado por los campesinos por sus incansables esfuerzos para luchar contra los invasores japoneses.

La rendición japonesa sentó las bases para el resurgimiento de la guerra civil en China. Aunque solo nominalmente democrático, el gobierno nacionalista de Chiang Kai-shek continuó recibiendo el apoyo de Estados Unidos como su antiguo aliado de guerra y como la única opción para evitar el control comunista de China. Las fuerzas estadounidenses enviaron a decenas de miles de tropas nacionalistas chinas al territorio controlado por los japoneses y les permitieron aceptar la rendición japonesa. Mientras tanto, la Unión Soviética ocupó Manchuria y solo se retiró cuando las fuerzas comunistas chinas estaban en el lugar para reclamar ese territorio.

En 1945, los líderes de los partidos nacionalista y comunista, Chiang Kai-shek y Mao Zedong, se reunieron para una serie de conversaciones sobre la formación de un gobierno de posguerra. Ambos coincidieron en la importancia de la democracia, un ejército unificado y la igualdad para todos los partidos políticos chinos. Sin embargo, la tregua fue tenue y, a pesar de los repetidos esfuerzos del general estadounidense George Marshall para negociar un acuerdo, en 1946 las dos partes estaban librando una guerra civil total. Años de desconfianza entre las dos partes frustraron los esfuerzos por formar un gobierno de coalición.

A medida que la guerra civil cobró fuerza entre 1947 y 1949, la eventual victoria comunista parecía cada vez más probable. Aunque los comunistas no ocuparon ninguna ciudad importante después de la Segunda Guerra Mundial, tenían un fuerte apoyo de base, una organización militar y una moral superiores, y grandes reservas de armas incautadas de los suministros japoneses en Manchuria. Años de corrupción y mala gestión habían erosionado el apoyo popular al gobierno nacionalista. A principios de 1947, el gobierno de la República de China ya estaba considerando la provincia insular de Taiwán, frente a la costa de la provincia de Fujian, como un posible punto de retirada. Aunque los funcionarios de la Administración Truman no estaban convencidos de la importancia estratégica para Estados Unidos de mantener relaciones con la China nacionalista, nadie en el gobierno de Estados Unidos quería ser acusado de facilitar la "pérdida" de China al comunismo. Continuó la ayuda militar y financiera a los nacionalistas que se tambaleaban, aunque no al nivel que le hubiera gustado a Chiang Kai-shek. En octubre de 1949, después de una serie de victorias militares, Mao Zedong proclamó el establecimiento de la República Popular China, Chiang y sus fuerzas huyeron a Taiwán para reagruparse y planificar sus esfuerzos para retomar el continente.

La capacidad de la República Popular China y los Estados Unidos para encontrar un terreno común tras el establecimiento del nuevo Estado chino se vio obstaculizada tanto por la política interna como por las tensiones globales. En agosto de 1949, la administración Truman publicó el "Libro Blanco de China", que explicaba la política anterior de Estados Unidos hacia China basada en el principio de que solo las fuerzas chinas podían determinar el resultado de su guerra civil. Desafortunadamente para Truman, este paso no protegió a su administración de los cargos de haber “perdido” a China. La naturaleza inconclusa de la revolución, que dejó en Taiwán un gobierno y un ejército nacionalistas quebrados y exiliados, pero aún ruidosos, solo aumentó la sensación entre los anticomunistas estadounidenses de que el resultado de la lucha podría revertirse. El estallido de la Guerra de Corea, que enfrentó a la República Popular China y Estados Unidos en lados opuestos de un conflicto internacional, puso fin a cualquier oportunidad de conciliación entre la República Popular China y Estados Unidos. El deseo de Truman de evitar que el conflicto coreano se extendiera hacia el sur llevó a la política estadounidense de proteger al gobierno de Chiang Kai-shek en Taiwán.

Durante más de veinte años después de la revolución china de 1949, hubo pocos contactos, comercio limitado y ninguna relación diplomática entre los dos países. Hasta la década de 1970, Estados Unidos siguió reconociendo a la República de China, ubicada en Taiwán, como el verdadero gobierno de China y apoyó que ese gobierno ocupara el escaño chino en las Naciones Unidas.


Contenido

En Corea del Sur, el período se describe generalmente como la "ocupación forzada japonesa" (en coreano: 일제 강점기 Hanja: 日 帝 强占 期 RR: Ilje Gangjeom-gi). Otros términos, aunque a menudo se consideran obsoletos, incluyen "Período imperial japonés" (en coreano: 일제 시대 Hanja: 日 帝 時代 RR: Ilje Sidae), "El oscuro período imperial japonés" (coreano: 일제 암흑기 Hanja: 日 帝 暗黑 期 RR: Ilje Amheuk-gi), "período de la administración colonial imperial japonesa" (coreano: 일제 식민 통치 시대 Hanja: 日 帝 植 民 統治 時代 RR: Ilje Sikmin Tongchi Sidae) y "Administración de Wae (japonés)" (coreano: 왜정 Hanja: 倭 政 RR: Wae-jeong).

En Japón, el término "Chosen (Corea) del período gobernado por Japón" (日本 統治 時代 の 朝鮮, Nippon Tōchi-jidai no Chōsen) ha sido usado.

Agitación política en Corea Editar

Tratado Japón-Corea de 1876 Editar

El 27 de febrero de 1876, el Tratado Japón-Corea de 1876, también conocido en Japón como el Tratado de Amistad Japón-Corea (日 朝 修好 条規, Nitchō-shūkōjōki, Coreano: 강화도 조약 Hanja: 江華 島 條約 RR: Ganghwado joyak) fue firmada. Fue diseñado para abrir Corea al comercio japonés, y los derechos otorgados a Japón en virtud del tratado eran similares a los otorgados a las potencias occidentales en Japón tras la visita del comodoro Perry en 1854. [18] El tratado puso fin al estatus de Corea como protectorado de China, obligó a abrir tres puertos coreanos al comercio japonés, otorgó derechos extraterritoriales a los ciudadanos japoneses y fue un tratado desigual firmado bajo coacción (diplomacia de cañoneras) del incidente de la isla Ganghwa de 1875. [18]

Como resultado del tratado, los comerciantes japoneses llegaron a Busan, que se convirtió en el centro del comercio exterior y el comercio. Los funcionarios japoneses luego publicaron el primer periódico de Corea, Chōsen Shinpō (朝鮮 新 報), en 1881. Los artículos en chino estaban dirigidos a la élite educada de Corea, que abogaba por un gobierno constitucional, la libertad de expresión, un estado de derecho fuerte y derechos legales, y la industrialización liderada por Corea. Pocos de estos goles se cumplieron. Los artículos en japonés se centraban en noticias relacionadas con los negocios, específicamente "el estancado comercio de Pusan" de arroz y otros productos agrícolas, que fluctuaban enormemente debido a las condiciones climáticas y los caprichos de la élite que recaudaba impuestos. Dejó de publicarse en algún momento después de mayo de 1882. [19]

Incidente de Imo Editar

El Daewongun, que seguía oponiéndose a cualquier concesión a Japón u Occidente, ayudó a organizar el motín de 1882, un brote antijaponés contra la reina Min y sus aliados. [20] Motivado por el resentimiento por el trato preferencial dado a las tropas recién entrenadas, las fuerzas de Daewongun, o "viejos militares", mataron a un cuadro de entrenamiento japonés y atacaron la legación japonesa. [20] Diplomáticos japoneses, [21] policías, [22] estudiantes [23] y algunos miembros del clan Min también murieron durante el incidente. El Daewongun fue restaurado brevemente al poder, solo para ser llevado por la fuerza a China por tropas chinas enviadas a Seúl para evitar más desórdenes. [20]

En agosto de 1882, el Tratado de Jemulpo (Tratado Japón-Corea de 1882) indemnizó a las familias de las víctimas japonesas, pagó reparaciones al gobierno japonés por un monto de 500.000 yenes y permitió que una compañía de guardias japoneses estuviera estacionada en el legación en Seúl. [20]

Golpe de Gapsin Editar

La lucha entre los seguidores de Heungseon Daewongun y los de la reina Min se complicó aún más por la competencia de una facción independentista coreana conocida como el Partido Progresista (Gaehwa-dang), así como la facción conservadora. Mientras que el primero buscó el apoyo de Japón, el segundo buscó el apoyo de China. [20] El 4 de diciembre de 1884, el Partido Progresista, asistido por los japoneses, intentó un golpe (golpe de Gapsin) y estableció un gobierno projaponés bajo el rey reinante, dedicado a la independencia de Corea de la soberanía china. [20] Sin embargo, esto resultó ser de corta duración, ya que los funcionarios conservadores coreanos solicitaron la ayuda de las fuerzas chinas estacionadas en Corea. [20] El golpe fue sofocado por las tropas chinas, y una turba coreana mató tanto a oficiales japoneses como a residentes japoneses en represalia. [20] Algunos líderes del Partido Progresista, incluido Kim Ok-gyun, huyeron a Japón, mientras que otros fueron ejecutados. [20] Durante los siguientes 10 años, la expansión japonesa en la economía coreana se aproximó únicamente a los esfuerzos de la Rusia zarista.

Revolución Donghak y Primera Guerra Sino-Japonesa Editar

El estallido de la revolución campesina de Donghak en 1894 proporcionó un pretexto fundamental para la intervención militar directa de Japón en los asuntos de Corea. En abril de 1894, el gobierno coreano pidió ayuda a China para poner fin a la revuelta campesina de Donghak. En respuesta, los líderes japoneses, citando una violación de la Convención de Tientsin como pretexto, decidieron una intervención militar para desafiar a China. El 3 de mayo de 1894, 1.500 fuerzas Qing aparecieron en Incheon. Japón ganó la Primera Guerra Sino-Japonesa y China firmó el Tratado de Shimonoseki en 1895. Entre sus muchas estipulaciones, el tratado reconoció "la plena y completa independencia y autonomía de Corea", poniendo así fin a la relación tributaria de Corea con la dinastía Qing de China. que llevó a la proclamación de la independencia total de Joseon Corea en 1895. Al mismo tiempo, Japón reprimió la revolución de Donghak con las fuerzas del gobierno coreano. Con la excepción de la Rusia zarista, Japón ahora tenía predominio militar en Corea.

Asesinato de la reina Min Editar

El ministro japonés en Corea, Miura Gorō, orquestó un complot contra la reina Min, de 43 años (que más tarde recibió el título de "Emperatriz Myeongseong"), y el 8 de octubre de 1895 fue asesinada por agentes japoneses. [24] En 2001, se encontraron informes rusos sobre el asesinato en los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia. Los documentos incluían el testimonio del rey Gojong, varios testigos del asesinato y el informe de Karl Ivanovich Weber a Aleksey Lobanov-Rostovsky, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, por Park Jonghyo. Weber fue el encargado de asuntos en la legación rusa en Seúl en ese momento. [24] Según un testigo ruso, Seredin-Sabatin, un empleado del rey, un grupo de agentes japoneses entró en Gyeongbokgung, [25] mató a la reina Min y profanó su cuerpo en el ala norte del palacio.

Cuando escuchó la noticia, Heungseon Daewongun regresó al palacio real el mismo día. [24] El 11 de febrero de 1896, el rey Gojong y el príncipe heredero se trasladaron de Gyeongbokgung a la legación rusa en Jeong-dong, Seúl, desde donde gobernaron durante aproximadamente un año, un evento conocido como el refugio real de Corea en la legación rusa.

Protestas por la democracia y proclamación del Imperio Coreano Editar

Después del Refugio Real, algunos activistas coreanos establecieron el Club de la Independencia (독립 협회 獨立 協會) en 1896. Afirmaron que Corea debería negociar con las potencias occidentales, particularmente Rusia, para contrarrestar la creciente influencia de Japón. En 1897, este club había destruido el Yeongeunmun de 1537, una puerta especial donde los enviados chinos habían sido escoltados y recibidos, y contribuyeron a la construcción de la Puerta de la Independencia y celebraron reuniones periódicas en las calles de Jongno, exigiendo reformas democráticas a medida que Corea se convertía en una monarquía constitucional. y el fin de la influencia japonesa y rusa en los asuntos coreanos.

En octubre de 1897, Gojong decidió regresar a su otro palacio, Deoksugung, y proclamó la fundación del Imperio Coreano. Durante este período, el gobierno coreano llevó a cabo una política de occidentalización. Sin embargo, no fue una reforma duradera y el Club de la Independencia se disolvió el 25 de diciembre de 1898 cuando el nuevo emperador Gojong anunció oficialmente la prohibición de los congresos no oficiales.

Preludio de la anexión Editar

Después de haber establecido el dominio económico y militar en Corea en octubre de 1904, Japón informó que había desarrollado 25 reformas que tenía la intención de introducir en Corea de forma gradual. Entre ellos se encontraba la pretendida aceptación por parte del Departamento Financiero de Corea de un superintendente japonés, el reemplazo de los ministros de Relaciones Exteriores y cónsules coreanos por japoneses y la "unión de armas militares" en la que el ejército de Corea sería el modelo del ejército japonés. [26] Estas reformas fueron impedidas por el enjuiciamiento de la Guerra Ruso-Japonesa desde el 8 de febrero de 1904 hasta el 5 de septiembre de 1905, que ganó Japón, eliminando así al último rival de Japón con influencia en Corea. [27] Bajo el Tratado de Portsmouth, firmado en septiembre de 1905, Rusia reconoció el "interés político, militar y económico supremo" de Japón en Corea. [27]

Dos meses después, Corea se vio obligada a convertirse en un protectorado japonés por el Tratado Japón-Corea de 1905 y se promulgaron las "reformas", incluida la reducción del ejército coreano de 20.000 a 1.000 hombres mediante la disolución de todas las guarniciones en las provincias, reteniendo solo una sola guarnición en el recinto de Seúl. [27] El 6 de enero de 1905, Horace Allen, jefe de la Legación Estadounidense en Seúl informó a su Secretario de Estado, John Hay, que el gobierno japonés había informado al gobierno coreano "que de ahora en adelante los asuntos policiales de Seúl serán controlados por la gendarmería japonesa "y" que un inspector de policía japonés sea colocado en cada prefectura ". [28] Un gran número de coreanos se organizaron en movimientos de reforma y educación, pero el dominio japonés en Corea se había convertido en una realidad. [27]

En junio de 1907, se celebró la Segunda Conferencia de Paz en La Haya. El emperador Gojong envió en secreto a tres representantes para llamar la atención del mundo sobre los problemas de Corea. A los tres enviados se les negó el acceso a los debates públicos por parte de los delegados internacionales que cuestionaron la legalidad de la convención del protectorado. Desesperado, uno de los representantes coreanos, Yi Tjoune, se suicidó en La Haya. [29] En respuesta, el gobierno japonés tomó medidas más estrictas. El 19 de julio de 1907, el emperador Gojong se vio obligado a renunciar a su autoridad imperial y designar al príncipe heredero como regente. Los funcionarios japoneses utilizaron esta concesión para forzar la adhesión del nuevo emperador Sunjong después de la abdicación, que Gojong nunca acordó. Ni Gojong ni Sunjong estuvieron presentes en la ceremonia de 'adhesión'. Sunjong iba a ser el último gobernante de la dinastía Joseon, fundada en 1392. [30]

En mayo de 1910, el Ministro de Guerra de Japón, Terauchi Masatake, recibió la misión de finalizar el control japonés sobre Corea después de que los tratados anteriores (el Tratado Japón-Corea de 1904 y el Tratado Japón-Corea de 1907) hubieran convertido a Corea en un protectorado. de Japón y había establecido la hegemonía japonesa sobre la política interna coreana. El 22 de agosto de 1910, Japón anexó efectivamente Corea con el Tratado Japón-Corea de 1910 firmado por Ye Wanyong, primer ministro de Corea, y Terauchi Masatake, quien se convirtió en el primer gobernador general japonés de Corea.

El tratado entró en vigor el mismo día y se publicó una semana después. El tratado estipulaba:

  • Artículo 1: Su Majestad el Emperador de Corea cede total y definitivamente toda su soberanía sobre todo el territorio coreano a Su Majestad el Emperador de Japón.
  • Artículo 2: Su Majestad el Emperador de Japón acepta la concesión indicada en el artículo anterior y consiente la anexión de Corea al Imperio de Japón.

Tanto el protectorado como los tratados de anexión ya fueron declarados nulos en el Tratado de Relaciones Básicas de 1965 entre Japón y la República de Corea.

Este período también se conoce como Era del Reinado de la Policía Militar (1910-19) en la que la Policía tenía la autoridad para gobernar todo el país. Japón tenía el control de los medios de comunicación, la ley y el gobierno mediante el poder físico y las regulaciones.

En marzo de 2010, 109 intelectuales coreanos y 105 intelectuales japoneses se reunieron en el centenario del Tratado Japón-Corea de 1910 y declararon nulo este tratado de anexión. Declararon estas declaraciones en cada una de sus ciudades capitales (Seúl y Tōkyō) con una conferencia de prensa simultánea. Anunciaron que "el imperio japonés presionó el clamor del Imperio y el pueblo coreanos y fue forzado por el Tratado Japón-Corea de 1910 y el texto completo de un tratado era falso y el texto del acuerdo también era falso". También declararon que el "Proceso y formalidad del" Tratado Japón-Corea de 1910 "tenía grandes deficiencias y, por lo tanto, el tratado era nulo y sin efecto. Esto significaba que el Movimiento del 1 de marzo no era un movimiento ilegal. [31] [32] [33]

Ejército justo Editar

Uno de los ejércitos justos de rebeldes coreanos se formó a principios del siglo XX después de la ocupación japonesa.

El Ejército Justo fue formado por Yu In-seok y otros eruditos confucianos durante las Guerras Campesinas. Sus filas aumentaron después del asesinato de la reina por las tropas japonesas y coreanas. Bajo el liderazgo de Min Jeong-sik, Choe Ik-hyeon y Shin Dol-seok, el Ejército Justo atacó al ejército japonés, comerciantes japoneses y burócratas projaponeses en las provincias de Gangwon, Chungcheong, Jeolla y Gyeongsang.

Shin Dol-seok, un campesino sin educación estaba al mando de más de 3.000 soldados. Entre las tropas se encontraban ex soldados del gobierno, campesinos pobres, pescadores, cazadores de tigres, mineros, comerciantes y trabajadores.

Durante el Tratado Japón-Corea de 1907, el ejército coreano se disolvió el 1 de agosto de 1907. El ejército estaba dirigido por el comandante del 1er Batallón, el mayor Park Seung-hwan, quien más tarde se suicidó, ocurrido después de la disolución, los ex soldados de Corea comienzan una rebelión contra el ejército japonés en la puerta de Namdaemun. El ejército disuelto se unió a los Ejércitos Justos y juntos solidificaron una base para la batalla de los Ejércitos Justos.

En 1907, el Ejército Justo bajo el mando de Yi In-yeong reunió 10,000 tropas para liberar Seúl y derrotar a los japoneses. El ejército llegó a 12 km de Seúl, pero no pudo resistir la contraofensiva japonesa. El Ejército Justo no era rival para dos divisiones de infantería de 20.000 soldados japoneses respaldados por buques de guerra amarrados cerca de Incheon.

El Ejército Justo se retiró de Seúl y la guerra se prolongó durante dos años más. Más de 17.000 soldados del Ejército Justo murieron y más de 37.000 resultaron heridos en combate. La mayoría de los ejércitos de la resistencia fueron perseguidos e incapaces de derrotar al ejército japonés de frente, el Ejército Justo se dividió en pequeñas bandas de partisanos para continuar la Guerra de Liberación en China, Siberia y las Montañas Baekdu en Corea. Las tropas japonesas primero aniquilaron al Ejército Campesino y luego disolvieron el resto del ejército gubernamental. Muchos de los guerrilleros coreanos supervivientes y las tropas del gobierno antijaponés huyeron a Manchuria y Primorsky Krai para continuar su lucha.

Migración japonesa y propiedad de la tierra Editar

Aproximadamente desde la época de la Primera Guerra Sino-Japonesa de 1894-1895, los comerciantes japoneses comenzaron a establecerse en pueblos y ciudades de Corea en busca de oportunidades económicas. En 1910, el número de colonos japoneses en Corea había superado los 170.000, lo que comprendía la comunidad japonesa de ultramar más grande del mundo en ese momento. Los líderes japoneses, convencidos de que su propio país estaba superpoblado, especialmente en las zonas rurales, alentaron a los agricultores a emigrar.

Muchos colonos japoneses mostraron interés en adquirir tierras agrícolas en Corea incluso antes de que se legalizara oficialmente la propiedad de la tierra japonesa en 1906. El gobernador general Terauchi Masatake facilitó los asentamientos mediante la reforma agraria, que inicialmente resultó popular entre la mayoría de la población coreana. El sistema coreano de propiedad de la tierra incluía propietarios ausentes, solo propietarios-inquilinos parciales y cultivadores con propiedad tradicional (pero sin prueba legal). La nueva Oficina de Estudios de Tierras de Terauchi realizó estudios catastrales que establecieron la propiedad sobre la base de pruebas escritas (escrituras, títulos y documentos similares). El sistema negó la propiedad a aquellos que no podían proporcionar dicha documentación escrita, estos resultaron ser en su mayoría propietarios de clase alta e imparciales que solo tenían los derechos tradicionales de cultivador verbal. Los propietarios japoneses incluían tanto a personas físicas como a empresas (como la Oriental Development Company). Debido a estos desarrollos, la propiedad de tierras japonesa se disparó, al igual que la cantidad de tierra ocupada por empresas privadas japonesas. [34] Muchos ex terratenientes coreanos, así como trabajadores agrícolas, se convirtieron en arrendatarios, habiendo perdido sus derechos casi de la noche a la mañana porque no podían pagar la recuperación de tierras y las mejoras de riego que se les impusieron. [35] Para agravar las tensiones económicas impuestas al campesinado coreano, las autoridades obligaron a los campesinos coreanos a realizar largas jornadas de trabajo obligatorio para construir obras de riego. Los funcionarios imperiales japoneses hicieron que los campesinos pagaran por estos proyectos en forma de fuertes impuestos, empobreciendo a muchos de ellos y causando que aún más de ellos pierdan sus tierras. [36] Aunque muchos otros desarrollos posteriores pusieron cada vez más presión sobre los campesinos de Corea, la escasez de arroz de Japón en 1918 fue el mayor catalizador de las dificultades. Durante esa escasez, Japón miró a Corea en busca de un mayor cultivo de arroz a medida que los campesinos coreanos comenzaron a producir más para Japón, sin embargo, la cantidad que tomaron para comer cayó precipitadamente, causando mucho resentimiento entre ellos. [37]

Para 1910, se estima que entre el 7 y el 8% de toda la tierra cultivable en Corea había quedado bajo control japonés. Esta proporción aumentó de manera constante a partir de los años 1916, 1920 y 1932, la proporción de propiedad de la tierra japonesa aumentó de 36,8 a 39,8 a 52,7%. El nivel de tenencia era similar al de los agricultores en el propio Japón, sin embargo, en Corea, los propietarios eran en su mayoría japoneses, mientras que los arrendatarios eran todos coreanos. Como sucedía a menudo en el propio Japón, los arrendatarios tenían que pagar más de la mitad de su cosecha como alquiler, lo que obligaba a muchos a enviar a sus esposas e hijas a las fábricas o a la prostitución para poder pagar impuestos. [38]

En la década de 1930, el crecimiento de la economía urbana y el éxodo de los agricultores a las ciudades habían debilitado gradualmente el control de los terratenientes. Con el crecimiento de la economía en tiempos de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno reconoció el terrateniente como un impedimento para aumentar la productividad agrícola y tomó medidas para aumentar el control sobre el sector rural mediante la formación en Japón en 1943 de la Asociación Agrícola Central (中央 農会, chūō nōkai ), una organización obligatoria bajo la economía dirigida en tiempos de guerra. [ cita necesaria ]

Antropología y patrimonio cultural Editar

En 1925, el gobierno japonés estableció el Comité de Compilación de Historia de Corea, y fue administrado por el Gobernador General de Corea y se dedicó a recopilar materiales históricos coreanos y compilar la historia de Corea. [39] Según el Enciclopedia Doosan, se incorporó algo de mitología. [40] El comité dijo que Corea había albergado una vez una colonia japonesa llamada Mimana, [40] que desde entonces ha sido debatida por académicos. [41]

El gobierno japonés realizó excavaciones de sitios arqueológicos y conservó artefactos encontrados allí. [42] La administración japonesa también reubicó algunos artefactos, por ejemplo, un monumento de piedra (hanja: 棕 蟬 縣 神祠 碑), que originalmente estaba ubicado en la península de Liaodong, fue sacado de su contexto y trasladado a Pyongyang. [43]

El Museo del Palacio Nacional de Corea, originalmente construido como el "Museo Imperial Coreano" en 1908 para preservar los tesoros en el Gyeongbokgung, fue retenido bajo la administración japonesa pero fue rebautizado como "Museo de la Dinastía Yi" en 1938. [44]

El Gobernador General de Corea instituyó una ley en 1933 para preservar los artefactos históricos más importantes de Corea. El sistema establecido por esta ley, conservado como los Tesoros Nacionales de Corea del Sur y los Tesoros Nacionales de Corea del Norte actuales, tenía la intención de contrarrestar los efectos nocivos de la velocidad del desarrollo económico del patrimonio cultural coreano en los artefactos históricos coreanos, incluidos los que no aún desenterrado, porque lo mismo sucedió en Japón después de la Restauración Meiji donde muchas antigüedades fueron destruidas para el desarrollo económico (la primera ley para proteger los bienes culturales en Japón se promulgó el 23 de mayo de 1871, el Edicto para la Conservación de Antigüedades y Artículos Antiguos, pero esta y otras leyes para proteger los patrimonios nacionales en Japón no se podrían aplicar automáticamente a Corea debido a la ley japonesa de 1911 (artículo 30 que requería una ordenanza imperial para aplicar las leyes japonesas en Corea). [14] En Corea, el peligro de destruir bienes culturales aumentó debido a la modernización e industrialización, como el desarrollo de la línea Gyeongbu, la línea Gyeongui, la línea Gyeongwon y otras carreteras y puertos, lo que llevó a la mejora de la infraestructura y una mayor producción y comercio que resultó en una alto crecimiento del PNB con un promedio de 4.2% durante 25 años entre 1912 y 1937 y, por lo tanto, se promulgaron leyes para proteger el patrimonio cultural en Corea basadas en el sistema japonés para proteger el patrimonio nacional. [14]

Gyeongbokgung, ahora llamado Keifukukyū, el palacio real coreano, fue demolido durante la ocupación japonesa. En 1911, poco después de la anexión de Corea por Japón, la propiedad de la tierra en el palacio fue transferida al gobernador general japonés de Corea. En 1915, para celebrar una exposición, se derribaron más del 90% de los edificios.

La restauración de Gyeongbokgung se ha llevado a cabo desde 1990. El edificio del Gobierno General se eliminó en 1996 y Heungnyemun (2001) y Gwanghwamun (2006–10) se reconstruyeron en sus ubicaciones y formas originales.

Disturbios anti-chinos de 1931 Editar

Debido a un permiso de construcción de una vía fluvial, en la pequeña ciudad de Wanpaoshan en Manchuria cerca de Changchun, estallaron "enfrentamientos violentos" entre los inmigrantes locales chinos y coreanos el 2 de julio de 1931. El Chosun Ilbo, un importante periódico coreano, informó erróneamente que muchos coreanos habían murió en los enfrentamientos, lo que provocó un movimiento de exclusión chino en las zonas urbanas de la península de Corea. [45] Lo peor de los disturbios ocurrió en Pyongyang el 5 de julio. Aproximadamente 127 chinos murieron, 393 resultaron heridos y un número considerable de propiedades fueron destruidas por residentes coreanos. [46] La República de China alegó además que las autoridades japonesas en Corea no tomaron las medidas adecuadas para proteger las vidas y propiedades de los residentes chinos, y culpó a las autoridades por permitir la publicación de relatos incendiarios. Como resultado de este motín, el Ministro de Relaciones Exteriores Kijūrō Shidehara, quien insistió en la armonía japonesa, china y coreana, perdió su puesto. [46]

Orden para cambiar nombres Editar

Se intentó introducir el moderno sistema de registro de hogares. Esto provocó la abolición del sistema de castas coreano. En 1911, la proclamación "Asunto relativo al cambio de nombres coreanos" ( 朝鮮 人 ノ 姓名 改称 ニ 関 ス ル 件 ), prohibiendo a los coreanos étnicos tomar nombres japoneses y revertir retroactivamente los nombres de los coreanos que ya se habían registrado con nombres japoneses a los coreanos originales. [47] En 1939, sin embargo, esta posición se invirtió y el enfoque de Japón se había desplazado hacia la asimilación cultural del pueblo coreano. El Decreto Imperial 19 y 20 sobre Asuntos Civiles Coreanos (Sōshi-kaimei) entró en vigor, por el cual los coreanos étnicos se vieron obligados a entregar sus uso tradicional del sistema de apellidos coreanos basado en clanes, a favor de que se utilice un nuevo apellido en el registro familiar. El apellido podría ser de su propia elección, incluido el nombre de su clan nativo, pero en la práctica muchos coreanos recibieron un apellido japonés. Existe controversia sobre si la adopción de un apellido japonés era efectivamente obligatoria o simplemente se recomendaba encarecidamente. [48] ​​[49]

Ley de Movilización Nacional Editar

Deportación de trabajos forzados Editar

La combinación de inmigrantes y trabajadores forzados durante la Segunda Guerra Mundial elevó el total a más de 2 millones al final de la guerra, según estimaciones del Comandante Supremo de las Potencias Aliadas. En 1946, unos 1.340.000 coreanos étnicos fueron repatriados a Corea, y 650.000 eligieron permanecer en Japón, [51] donde ahora forman la comunidad coreana Zainichi. Una encuesta de 1982 realizada por la Asociación de Jóvenes de Corea mostró que los trabajadores reclutados representan el 13 por ciento de los coreanos Zainichi de primera generación.

A partir de 1939, la escasez de mano de obra como resultado del reclutamiento de varones japoneses para los esfuerzos militares de la Segunda Guerra Mundial llevó al reclutamiento oficial organizado de coreanos para trabajar en el Japón continental, inicialmente a través de agentes civiles y luego directamente, a menudo con elementos de coerción. A medida que aumentaba la escasez de mano de obra, en 1942, las autoridades japonesas ampliaron las disposiciones de la Ley de Movilización Nacional para incluir el reclutamiento de trabajadores coreanos para fábricas y minas en la península de Corea, Manchukuo, y la reubicación involuntaria de trabajadores al propio Japón según fuera necesario.

De los 5.400.000 coreanos reclutados, alrededor de 670.000 fueron llevados al Japón continental (incluida la prefectura de Karafuto, la actual Sakhalin, ahora parte de Rusia) para realizar labores civiles. Aquellos que fueron llevados a Japón a menudo se vieron obligados a trabajar en condiciones espantosas y peligrosas. [52] Aparentemente, los coreanos fueron mejor tratados que los trabajadores de otros países, pero aun así sus horas de trabajo, comida y atención médica fueron tales que murieron un gran número. Esto se desprende de los 60.000 trabajadores coreanos que murieron en Japón de los cerca de 670.000 que fueron llevados allí en los años 1939 a 1945 (línea 119a). [53] Se estima que el número total de muertes de trabajadores forzados coreanos en Corea y Manchuria está entre 270.000 y 810.000. [53] A los 43.000 coreanos de origen étnico en Karafuto, que habían sido ocupados por la Unión Soviética justo antes de la rendición de Japón, se les negó la repatriación a Japón continental o la península de Corea, y por lo tanto quedaron atrapados en Sakhalin, apátridas se convirtieron en los antepasados ​​del Coreanos de Sakhalin. [54]

La mayoría de las víctimas de la bomba atómica coreana en Japón habían sido reclutadas para trabajar en fábricas industriales militares en Hiroshima y Nagasaki. [55] En nombre de la asistencia humanitaria, Japón pagó a Corea del Sur cuatro mil millones de yenes (aproximadamente treinta y cinco millones de dólares) y construyó un centro de bienestar para quienes sufrían los efectos de la bomba atómica. [56]

Servicio coreano en el ejército japonés Editar

Participación militar coreana hasta 1943 [57] [58]
Año Solicitantes Solicitantes
aceptado
Aceptación
índice [%]
1938 2,946 406 13.8
1939 12,348 613 5.0
1940 84,443 3,060 3.6
1941 144,743 3,208 2.2
1942 254,273 4,077 1.6
1943 303,294 6,300 [59] 2.1

Japón no reclutó a los coreanos étnicos en su ejército hasta 1944 cuando la marea de la Segunda Guerra Mundial se volvió en su contra. Hasta 1944, el alistamiento en el Ejército Imperial Japonés por parte de coreanos étnicos era voluntario y altamente competitivo. De una tasa de aceptación del 14% en 1938, se redujo a una tasa de aceptación del 2% en 1943, mientras que el número bruto de solicitantes aumentó de 3000 por año a 300,000 en solo cinco años durante la Segunda Guerra Mundial. [ cita necesaria ] [61]

Corea produjo siete generales y numerosos oficiales de campo (Coroneles, Tenientes Coroneles y Mayores) durante 35 años de gobierno colonial de Japón, a pesar de la discriminación institucionalizada. [ cita necesaria ] El primer general y el más conocido fue el teniente general y príncipe heredero Yi Un. Los otros seis eran graduados de la Academia del Ejército Imperial Japonés. [62] Ellos eran: Teniente General Jo Seonggeun [63] Mayor General Wang Yushik [64] Teniente General Vizconde Yi Beyongmu [65] Mayor General Yi Heedu [66] Mayor General Kim Eungseon (también ayudante militar y guardia personal del Príncipe Yi Un ) [67] y el teniente general Hong Sa-ik, que fue ejecutado por crímenes de guerra cometidos mientras comandaba los campos de prisioneros en el sur de Filipinas en 1944-1945.

Otros oficiales del ejército japonés de origen surcoreano se trasladaron a carreras exitosas en el período posterior a la ocupación.Los ejemplos incluyen a Park Chung-hee, quien se convirtió en presidente de Corea del Sur, Chung Il-kwon (정일권, 丁 一 權), primer ministro de 1964 a 1970, y Paik Sun-yup, el general más joven de Corea del Sur, famoso por su defensa durante el Batalla del perímetro de Pusan ​​durante la Guerra de Corea. Los primeros diez de los Jefes del Estado Mayor del Ejército de Corea del Sur se graduaron de la Academia del Ejército Imperial Japonés y ninguno del Ejército de Liberación de Corea. [68] [69]

Los cadetes oficiales se habían unido al ejército japonés desde antes de la anexión asistiendo a la Academia del Ejército Imperial Japonés. El reclutamiento de soldados alistados comenzó ya en 1938, cuando el ejército japonés de Kwantung en Manchuria comenzó a aceptar voluntarios coreanos projaponeses en el ejército de Manchukuo y formó la Fuerza Especial de Gando. Los coreanos de esta unidad se especializaron en operaciones de contrainsurgencia contra las guerrillas comunistas en la región de Jiandao. El tamaño de la unidad creció considerablemente a una tasa anual de 700 hombres, e incluyó a coreanos tan notables como el general Paik Sun-yup, que sirvió en la Guerra de Corea. El historiador Philip Jowett señaló que durante la ocupación japonesa de Manchuria, la Fuerza Especial de Gando "se ganó una reputación de brutalidad y se informó que arrasó grandes áreas que quedaron bajo su dominio". [70]

A partir de 1944, Japón inició el reclutamiento de coreanos en las fuerzas armadas. Todos los varones coreanos fueron reclutados para unirse al Ejército Imperial Japonés, a partir de abril de 1944, o trabajar en el sector industrial militar, a partir de septiembre de 1944. Antes de 1944, 18.000 coreanos aprobaron el examen para ingresar en el ejército. Los coreanos proporcionaron trabajadores a las minas y sitios de construcción en todo Japón. El número de coreanos reclutados alcanzó su punto máximo en 1944 en preparación para la guerra. [71] A partir de 1944, alrededor de 200.000 varones coreanos fueron incorporados al ejército.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses se encontraron con frecuencia con soldados coreanos dentro de las filas del Ejército Imperial Japonés. Lo más notable fue en la Batalla de Tarawa, que se consideró durante ese tiempo como una de las batallas más sangrientas en la historia militar de Estados Unidos. Una quinta parte de la guarnición japonesa durante esta batalla estaba formada por trabajadores coreanos entrenados en funciones de combate. Como sus homólogos japoneses, muchos de ellos murieron. [72] [73]

Los japoneses, sin embargo, no siempre creyeron que podían confiar en los trabajadores coreanos para luchar junto a ellos. En Prisioneros de los japoneses, el autor Gaven Daws escribió, "[E] n Tinian había cinco mil trabajadores coreanos y para no tener hostiles a sus espaldas cuando los estadounidenses invadieron, los japoneses los mataron ". [74]

Después de la guerra, 148 coreanos fueron condenados por crímenes de guerra japoneses de Clase B y C, 23 de los cuales fueron condenados a muerte (en comparación con 920 japoneses que fueron condenados a muerte), incluidos los guardias de prisiones coreanos que fueron particularmente notorios por su brutalidad durante la guerra. . La cifra es relativamente alta considerando que los coreanos étnicos constituían un pequeño porcentaje del ejército japonés. El juez Bert Röling, que representó a los Países Bajos en el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente, señaló que "muchos de los comandantes y guardias en los campos de prisioneros de guerra eran coreanos - los japoneses aparentemente no confiaban en ellos como soldados - y se dice que eran a veces mucho más cruel que los japoneses ". [75] En sus memorias, el coronel Eugene C. Jacobs escribió que durante la Marcha de la Muerte de Bataan, "los guardias coreanos fueron los más abusivos. Los japoneses no confiaban en ellos en la batalla, por lo que los usaron como tropas de servicio que los coreanos estaban ansiosos por manchaban las bayonetas de sangre y luego pensaban que eran veteranos ". [76] [77]

Se enviaron guardias coreanos a las selvas remotas de Birmania, donde el teniente coronel William A. (Bill) Henderson escribió por experiencia propia que algunos de los guardias que supervisaban la construcción del ferrocarril de Birmania "eran estúpidos y, a veces, casi bestiales en su tratamiento de los prisioneros. Esto se aplicó particularmente a los soldados privados coreanos, reclutados sólo para tareas de guardia y centinela en muchas partes del imperio japonés. Lamentablemente, fueron designados como guardias para los prisioneros en los campos de Birmania y Siam ". [78] El coreano de más alto rango procesado después de la guerra fue el teniente general Hong Sa-ik, que estaba al mando de todos los campos de prisioneros de guerra japoneses en Filipinas.

Mujeres de confort Editar

Durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas armadas japonesas obligaron a muchas niñas y mujeres de etnia coreana a prostituirse con el pretexto de ser contratadas para un trabajo como costurera, y las agencias o sus familias contrarias las obligaron a proporcionar servicios sexuales a soldados japoneses. sus deseos. [79] [80] [81] [82] [83] Estas mujeres fueron llamadas eufemísticamente "mujeres de solaz". El Gobernador General de Corea tomó medidas enérgicas contra la acogida de hijas adoptivas de etnia coreana por parte de chinos. [84]

Según un informe de interrogatorio del Ejército de los EE. UU. En 1944, las mujeres de solaz gozaban de buena salud física. Pudieron hacerse un chequeo periódico una vez a la semana y recibir tratamiento en caso de contagiar la enfermedad a los soldados japoneses, pero no por su propia salud. [85] Sin embargo, un informe de las Naciones Unidas de 1996 detallaba que "un gran número de mujeres se vieron obligadas a someterse a una prostitución prolongada en condiciones que con frecuencia eran indescriptiblemente traumáticas". Los documentos que sobrevivieron a la guerra revelaron "sin lugar a dudas hasta qué punto las fuerzas japonesas asumieron la responsabilidad directa de los puestos de confort" y que las prácticas publicadas estaban "en marcado contraste con la brutalidad y crueldad de la práctica. [86] Chizuko Ueno en Kioto La Universidad advierte contra la afirmación de que las mujeres no fueron forzadas, ya que el hecho de que "no existen fuentes positivas que apoyen las afirmaciones de que las mujeres de solaz eran trabajos forzados" debe tratarse con dudas, ya que "es bien sabido que la gran mayoría de los documentos oficiales potencialmente dañinos fueron destruido en previsión de la ocupación aliada ". [87]

El Asian Women's Fund afirmó que durante la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Imperial Japonés reclutó entre decenas de miles y cientos de miles de mujeres de los territorios ocupados para ser utilizadas como esclavas sexuales. [88] Yoshimi Yoshiaki afirmó que posiblemente cientos de miles de niñas y mujeres, principalmente de China y la península de Corea, pero también países del sudeste asiático ocupados por el ejército imperial japonés, así como Australia y los Países Bajos, se vieron obligados a servir como mujeres de consuelo. . Según los testimonios, las mujeres jóvenes fueron secuestradas de sus hogares en países bajo el dominio imperial japonés. En muchos casos, las mujeres fueron atraídas con promesas de trabajo en fábricas o restaurantes. En algunos casos, la propaganda abogaba por la equidad y el patrocinio de la mujer en la educación superior. Otras tentaciones fueron la publicidad engañosa de puestos de trabajo de enfermería en puestos avanzados o bases del ejército japonés. [89] [90]

Desde principios de los noventa en adelante, las ex mujeres de solaz coreanas han seguido protestando contra el gobierno japonés por el aparente negacionismo histórico de los crímenes cometidos por el Ejército Imperial Japonés, y han buscado una compensación por sus sufrimientos durante la guerra. [91] [92] [93] También ha habido apoyo internacional para la compensación, por ejemplo, de la Unión Europea, [94] los Países Bajos, Canadá y Filipinas. [95] Estados Unidos aprobó la Resolución 121 de la Cámara de Representantes el 30 de julio de 2007, pidiendo al gobierno japonés que repare la situación e incorpore a las mujeres de solaz en el plan de estudios escolar. [96] Hirofumi Hayashi, de la Universidad de Manchester, sostiene que la resolución ha ayudado a contrarrestar los "argumentos de los ultraderechistas que inundan los principales medios de comunicación" y advirtió contra la racionalización del sistema de mujeres de solaz. [97]

Religión e ideología Editar

Historiografía nacionalista coreana, centrada en minjok, una nación coreana definida étnica o racialmente, surgió a principios del siglo XX entre los intelectuales coreanos que querían fomentar la conciencia nacional para lograr la independencia coreana de la dominación japonesa. Su primer proponente fue el periodista y activista independentista Shin Chaeho (1880-1936). En su polémica Nueva lectura de la historia (Doksa Sillon), que se publicó en 1908, tres años después de que Corea se convirtiera en un protectorado japonés, Shin proclamó que la historia de Corea era la historia de los coreanos. minjok, una raza distinta descendiente del dios Dangun que una vez controló no solo la península de Corea sino también gran parte de Manchuria. Shin y otros intelectuales coreanos como Park Eun-sik (1859-1925) y Choe Nam-seon (1890-1957) continuaron desarrollando estos temas en las décadas de 1910 y 1920. Rechazaron dos formas anteriores de representar el pasado: la historiografía neoconfuciana de los académicos-burócratas de Joseon Corea, a los que culparon de perpetuar una cosmovisión servil centrada en China, y la historiografía colonial japonesa, que retrató a Corea como históricamente dependiente y culturalmente atrasada. El trabajo de estos historiadores nacionalistas de la preguerra ha dado forma a la historiografía de la posguerra tanto en Corea del Norte como en Corea del Sur.

Los esfuerzos misioneros cristianos protestantes en Asia tuvieron bastante éxito en Corea. Los presbiterianos y metodistas estadounidenses llegaron en la década de 1880 y fueron bien recibidos. Sirvieron como misioneros médicos y educativos, estableciendo escuelas y hospitales en numerosas ciudades. En los años en que Corea estaba bajo control japonés, algunos coreanos adoptaron el cristianismo como una expresión de nacionalismo en oposición a los esfuerzos de Japón por promover el idioma japonés y la religión sintoísta. [98] En 1914, de 16 millones de coreanos, había 86.000 protestantes y 79.000 católicos. En 1934, las cifras eran 168.000 y 147.000, respectivamente. Los misioneros presbiterianos tuvieron especial éxito. La armonización con las prácticas tradicionales se convirtió en un problema. Los protestantes desarrollaron un sustituto de los ritos ancestrales confucianos al fusionar los rituales funerarios y de muerte basados ​​en el confucio y cristianos. [99]

Tras el lanzamiento de bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, la invasión soviética de Manchuria y la inminente invasión de la península de Corea por las fuerzas estadounidenses y soviéticas, Japón se rindió a las fuerzas aliadas el 15 de agosto de 1945, poniendo fin a 35 años de ocupación japonesa.

Las fuerzas estadounidenses al mando del general John R. Hodge llegaron a la parte sur de la península de Corea el 8 de septiembre de 1945, mientras que el ejército soviético y algunos comunistas coreanos se habían apostado en la parte norte de la península de Corea. El coronel estadounidense Dean Rusk propuso a Chischakov, el administrador militar soviético del norte de Corea, que Corea se dividiera en el paralelo 38. Esta propuesta se hizo en una reunión de emergencia para determinar las esferas de influencia de la posguerra, lo que llevó a la división de Corea.

Después de la liberación de Corea del dominio japonés, el 23 de octubre de 1946 el Gobierno Militar del Ejército de los Estados Unidos en Corea al sur del paralelo 38 emitió la "Orden de restauración del nombre", lo que permitió a los coreanos restaurar sus nombres si lo deseaban. Muchos coreanos en Japón optaron por conservar sus nombres japoneses, ya sea para evitar la discriminación, o más tarde, para cumplir con los requisitos para la naturalización como ciudadanos japoneses. [100]

Tras la muerte del emperador Gojong, se llevaron a cabo manifestaciones antijaponesas en todo el país, sobre todo el Movimiento del 1 de marzo de 1919. Se leyó una declaración de independencia en Seúl. Se estima que participaron 2 millones de personas en estas manifestaciones. Los japoneses reprimieron violentamente las protestas: según los registros coreanos, 46.948 fueron arrestados, 7.509 muertos y 15.961 heridos según cifras japonesas, 8.437 fueron arrestados, 553 muertos y 1.409 heridos. [101] Alrededor de 7.000 personas murieron a manos de la policía y los soldados japoneses durante los 12 meses de manifestaciones. [102]

Después de la represión del levantamiento, se eliminaron algunos aspectos del dominio japonés considerados más objetables para los coreanos. La policía militar fue reemplazada por una fuerza civil y la libertad de prensa se permitió en forma limitada. Dos de los tres principales diarios coreanos, el Tōa Nippō y el Chōsen Nippō, se establecieron en 1920.

Continuó la objeción al dominio japonés sobre Corea, y el Movimiento del 1º de marzo fue un catalizador para que los emigrantes coreanos establecieran el Gobierno Provisional de la República de Corea en Shanghai el 13 de abril de 1919. El actual Gobierno de Corea del Sur considera a este Gobierno Provisional de la República de Corea el de jure representación del pueblo coreano durante todo el período del dominio japonés.

La ocupación japonesa de Corea después de la anexión fue en gran parte indiscutida militarmente por el ejército coreano más pequeño, mal armado y mal entrenado. Muchos rebeldes, ex soldados y otros voluntarios salieron de la península de Corea hacia Manchuria y Primorsky Krai en Rusia. Los coreanos en Manchuria formaron grupos de resistencia y guerrilleros conocidos como Dongnipgun (Ejército de la Independencia), que cruzaron la frontera entre Corea y China, utilizando tácticas de guerra de guerrillas contra las fuerzas japonesas. La invasión japonesa de Manchuria en 1932 y la posterior Pacificación de Manchukuo privaron a muchos de estos grupos de sus bases de operaciones y suministros. Muchos se vieron obligados a huir a China oa unirse a las fuerzas respaldadas por el Ejército Rojo en el este de Rusia. Uno de los grupos guerrilleros estaba dirigido por el futuro líder de la Corea del Norte comunista, Kim Il-sung, en la Manchuria controlada por los japoneses. El tiempo de Kim Il-Sung como líder guerrillero fue formativo para su ideología política una vez que llegó al poder. [103]

Dentro de la propia Corea, las manifestaciones antijaponesas continuaron en ocasiones. Más notablemente, el Movimiento Antijaponés de Estudiantes de Kōshū el 3 de noviembre de 1929 condujo al fortalecimiento del gobierno militar japonés en 1931, después de lo cual se restringieron la libertad de prensa y la libertad de expresión. Muchos testigos, incluidos sacerdotes católicos, informaron que las autoridades japonesas se enfrentaron a la insurgencia con severidad. Cuando se sospechaba que los aldeanos escondían a los rebeldes, se dice que poblaciones enteras del pueblo fueron conducidas en manada a edificios públicos (especialmente iglesias) y masacradas cuando los edificios fueron incendiados. [104] En la aldea de Teigan, distrito de Suigen, prefectura de Keiki (ahora Jeam-ri, Hwaseong, provincia de Gyeongggi), por ejemplo, un grupo de 29 personas se reunieron dentro de una iglesia que luego fue incendiada. [105] Tales eventos profundizaron la hostilidad de muchos civiles coreanos hacia el gobierno japonés.

El 10 de diciembre de 1941, el Gobierno Provisional de la República de Corea, bajo la presidencia de Kim Gu, declaró la guerra a Japón y Alemania. Kim Gu organizó muchos de los grupos de resistencia coreanos exiliados, formando el "Ejército de Liberación de Corea". Por otro lado, Kim Il-sung dirigió a decenas de miles de coreanos que se ofrecieron como voluntarios para el Ejército Nacional Revolucionario y el Ejército Popular de Liberación. El Ejército Voluntario Coreano respaldado por los comunistas (KVA, 조선 의용군, 朝鮮 義勇軍) se estableció en Yenan, China, fuera del control del Gobierno Provisional, a partir de un núcleo de 1.000 desertores del Ejército Imperial Japonés. Después de la Operación Ofensiva Estratégica de Manchuria, el KVA entró en Manchuria, donde reclutó a la población de etnia coreana y finalmente se convirtió en el Ejército Popular de Corea de la República Popular Democrática de Corea.

La producción económica en términos de agricultura, pesca, silvicultura e industria se multiplicó por diez entre 1910 y 1945, como se ilustra en el gráfico de la derecha. [106] Atul Kohli de Princeton concluyó que el modelo de desarrollo económico instituido por los japoneses jugó un papel crucial en el desarrollo económico de Corea, un modelo que fue mantenido por los coreanos en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial. [107]

Randall S. Jones escribió que "se puede decir que el desarrollo económico durante el período colonial sentó las bases para el crecimiento futuro en varios aspectos". [108] Según Myung Soo Cha de la Universidad de Yeungnam, "el estado desarrollista de Corea del Sur, como lo simboliza Park Chung Hee, un ex oficial del ejército imperial japonés que sirvió en Manchuria en tiempos de guerra, se inspiró en el sistema colonial de gobierno. En resumen, Corea del Sur creció sobre los hombros del logro colonial, en lugar de emerger de las cenizas dejadas por la Guerra de Corea, como a veces se afirma ". [109]

Un estudio de 2017 encontró que la eliminación gradual de las barreras comerciales (casi completada en 1923) después de la anexión de Corea por parte de Japón "aumentó las tasas de crecimiento de la población más en las regiones cercanas a la antigua frontera entre Japón y Corea que en las otras regiones. Además, después de integración, las regiones cercanas a Corea que se especializaron en la industria de telas, cuyos productos eran los bienes primarios exportados de Japón a Corea, experimentaron un mayor crecimiento de población que otras regiones cercanas a Corea ". [110]

Hubo algunos esfuerzos de modernización a fines del siglo XIX antes de la anexión. Seúl se convirtió en la primera ciudad del este de Asia en tener electricidad, tranvías, agua, teléfono y sistemas de telégrafo al mismo tiempo, [13] pero Corea siguió siendo una economía agrícola en gran parte atrasada a principios del siglo XX. [111] "La política colonial inicial de Japón fue aumentar la producción agrícola en Corea para satisfacer la creciente necesidad de arroz de Japón. Japón también comenzó a construir industrias a gran escala en Corea en la década de 1930 como parte del programa de autosuficiencia económica de todo el imperio y preparación para la guerra ". [112] [113] En términos de exportaciones, "la industria japonesa en su conjunto ganó poco. Y esto es ciertamente cierto para el sector manufacturero más importante, los textiles de algodón. Este comercio de exportación tuvo poco impacto, positivo o negativo, en el bienestar de Consumidor japonés ". [114] Lo mismo ocurre con la rentabilidad de los inversores japoneses: la Corea colonial no tuvo un impacto significativo. [115]

Según el académico Donald S. Macdonald, "durante siglos, la mayoría de los coreanos vivieron como agricultores de subsistencia de arroz y otros granos y satisfacían la mayoría de sus necesidades básicas con su propio trabajo o mediante el trueque. Las manufacturas tradicionales de Corea, principalmente ropa, utensilios de cocina y para comer , muebles, joyas y papel, fueron producidos por artesanos en unos pocos centros de población ". [111]

Durante el período inicial del dominio japonés, el gobierno japonés intentó integrar completamente la economía coreana con Japón, y así introdujo muchas instituciones económicas y sociales modernas e invirtió fuertemente en infraestructura, incluidas escuelas, ferrocarriles y servicios públicos. La mayoría de estas instalaciones físicas permanecieron en Corea después de la Liberación. El gobierno japonés jugó un papel aún más activo en el desarrollo de Corea del que había jugado en el desarrollo de la economía japonesa a finales del siglo XIX. Muchos programas redactados en Corea en las décadas de 1920 y 1930 se originaron en políticas redactadas en Japón durante el período Meiji (1868-1912). El gobierno japonés ayudó a movilizar recursos para el desarrollo y brindó liderazgo empresarial para estas nuevas empresas.El crecimiento económico colonial se inició a través de los poderosos esfuerzos del gobierno para expandir la infraestructura económica, aumentar la inversión en capital humano a través de la salud y la educación y aumentar la productividad. [111]

Sin embargo, bajo el dominio japonés, muchos recursos coreanos solo se utilizaron para Japón. [17] El economista Suh Sang-chul señala que la naturaleza de la industrialización durante el período fue como un "enclave impuesto", por lo que el impacto del colonialismo fue trivial. Otro estudioso, Song Byung-nak, afirma que la condición económica de los coreanos promedio se deterioró durante el período a pesar del crecimiento económico. La mayoría de los coreanos en ese momento solo podían acceder a una educación primaria bajo las restricciones de los japoneses, y esto impidió el crecimiento de una clase empresarial indígena. Una estadística de 1939 muestra que entre el capital total registrado por las fábricas, alrededor del 94 por ciento era de propiedad japonesa. Mientras que los coreanos poseían alrededor del 61 por ciento de las empresas de pequeña escala que tenían entre 5 y 49 empleados, alrededor del 92 por ciento de las empresas de gran escala con más de 200 empleados eran de propiedad japonesa. [116] [117] [118]

Prácticamente todas las industrias eran propiedad de corporaciones con sede en Japón o de corporaciones japonesas en Corea. En 1942, el capital autóctono constituía sólo el 1,5 por ciento del capital total invertido en las industrias coreanas. A los empresarios coreanos se les cobraban tasas de interés un 25 por ciento más altas que a sus homólogos japoneses, por lo que era difícil que surgieran grandes empresas coreanas. Los japoneses se apoderaron de más y más tierras de cultivo, y una proporción cada vez mayor de agricultores coreanos se convirtieron en aparceros o emigraron a Japón o Manchuria como trabajadores. A medida que se exportaron mayores cantidades de arroz coreano a Japón, el consumo per cápita de arroz entre los coreanos disminuyó entre 1932 y 1936, el consumo per cápita de arroz se redujo a la mitad del nivel consumido entre 1912 y 1916. Aunque el gobierno importó cereales secundarios de Manchuria a Para aumentar el suministro de alimentos coreanos, el consumo per cápita de cereales alimentarios en 1944 fue un 35 por ciento inferior al de 1912 a 1916. [112]

El gobierno japonés creó un sistema de mercantilismo colonial, que requería la construcción de una importante infraestructura de transporte en la península de Corea con el fin de extraer y explotar recursos como materias primas (madera), alimentos (principalmente arroz y pescado) y recursos minerales (carbón y pescado). mineral de hierro). Los japoneses desarrollaron instalaciones portuarias y un extenso sistema ferroviario que incluía un ferrocarril troncal principal desde la ciudad portuaria sureña de Pusan ​​a través de la capital de Seúl y al norte hasta la frontera con China. Esta infraestructura estaba destinada no solo a facilitar una economía mercantilista colonial, sino que también se consideraba una necesidad estratégica para que el ejército japonés controlara Corea y trasladara un gran número de tropas y materiales a la frontera china con poca antelación.

Desde finales de la década de 1920 y hasta la de 1930, particularmente durante el mandato del gobernador general japonés Kazushige Ugaki, se realizaron esfuerzos concentrados para construir la base industrial en Corea. Esto fue especialmente cierto en las áreas de la industria pesada, como las plantas químicas y acerías, y la producción de municiones. El ejército japonés sintió que sería beneficioso tener la producción más cerca de la fuente de materias primas y más cerca de las posibles líneas del frente para una futura guerra con China. [119]

Lee Young-hoon, profesor de la Universidad Nacional de Seúl, afirma que menos del 10% de la tierra cultivable quedó bajo control japonés y que el arroz se comerciaba normalmente, no se robaba. También insiste en que el conocimiento de los coreanos sobre la era bajo el dominio japonés está compuesto principalmente por educadores posteriores. [120] [121] [122] [123] Sin embargo, muchos de los argumentos de Lee han sido refutados. [124]

Según Alleyne Ireland, un autor británico, se refirió a la condición de Corea bajo el dominio japonés. A partir de 1926, describió en su libro "La Nueva Corea", "mirando hacia el futuro desde 1910, una cosa estaba clara donde muchas cosas eran oscuras, a saber, que Japón, habiendo decidido hacer de Corea parte de su Imperio, consideraría la permanencia de que su ocupación sea un elemento importante de su política nacional, que se mantenga intacta, a cualquier precio, contra revueltas internas o intrigas extranjeras. [125] Los japoneses se refieren con orgullo a su protección efectiva de la vida y la propiedad en todo un país, pero recientemente invadieron por bandidos, al enorme aumento durante los últimos quince años en todas las ramas de la producción, con su connotación de aumento del empleo para los coreanos, al número constantemente creciente de coreanos nombrados para el servicio gubernamental son hechos que no se pueden contradecir. Los nacionalistas coreanos les atribuyen un significado siniestro ". [126]

Censura de periódicos Editar

En 1907, el gobierno japonés aprobó la Ley de periódicos que impedía efectivamente la publicación de periódicos locales. Solo el periódico en coreano Taikan Mainichi Shinpō (大 韓 毎 日新 報) continuó su publicación, porque estaba dirigida por un extranjero llamado Ernest Bethell. Durante la primera década del dominio colonial, por lo tanto, no hubo ningún periódico de propiedad coreana, aunque los libros se imprimieron constantemente y hubo varias docenas de revistas de propiedad coreana. [127] En 1920 estas leyes se relajaron, y en 1932 Japón eliminó un importante doble rasero que había dificultado significativamente la publicación coreana que la publicación japonesa. Sin embargo, incluso con estas reglas relajadas, el gobierno siguió incautando periódicos sin previo aviso: hay más de mil incautaciones registradas entre 1920 y 1939. La revocación de los derechos de publicación fue relativamente rara, y solo se revocaron los derechos de tres revistas durante todo el período colonial. En 1940, cuando la Guerra del Pacífico aumentó en intensidad, Japón volvió a cerrar todos los periódicos en coreano. [127]


1 de marzo y 4 de mayo de 1919 en Corea, China y Japón: hacia una historia internacional de los movimientos de independencia del este de Asia

El 1 de marzo y el 4 de mayo son fechas importantes en los calendarios de Corea del Sur y China, ya que marcan respectivamente los aniversarios de los levantamientos populares de 1919 contra el imperialismo japonés.


En Corea del Sur, el aniversario se celebra con una ceremonia conmemorativa en la que el presidente pronuncia un discurso.

Este año, el presidente Roh Moo-hyun recriminó a Japón por su "glorificación y justificación erróneas de la historia" y exigió que se dedicara a un examen de conciencia sincero sobre el tema. El año pasado, el primer ministro de Corea del Sur, Lee Hae Chan, fue criticado públicamente por saltarse la ceremonia para jugar golf y se vio obligado a dimitir.

Cuando las manifestaciones antijaponesas estallaron en Shanghái y otras ciudades de China en la primavera de 2005, los funcionarios gubernamentales japoneses y chinos temieron que el 4 de mayo pudiera llegar a ser el polvorín de más disturbios. Los manifestantes portaban pancartas que decían "Boicot de productos japoneses", que también era un eslogan del movimiento chino del 4 de mayo de 1919.

Si bien los surcoreanos y los chinos aún recuerdan lo que ocurrió en sus países en 1919, muchos japoneses parecen considerar los eventos como parte de un pasado lejano. Pero los grandes movimientos populares en Corea del Sur y China fueron provocados por un solo incidente que ocurrió en Tokio en febrero del mismo año. El 8 de febrero, se leyó la declaración de independencia de Japón en una reunión de estudiantes coreanos en la YMCA de Corea en Japón en el distrito de Kanda de Tokio.

Un monumento de piedra blanca de 2 metros de altura se encuentra en el lado derecho de la entrada principal de la YMCA, que ha sido reubicada en el distrito Suidobashi de Tokio. El monumento está grabado con las palabras: "Memorial dedicado a la declaración de independencia de Corea el 8 de febrero de 1919".

Lo siguiente es un relato de lo que sucedió ese día, de acuerdo con los registros mantenidos por la YMCA y otras fuentes.

A las 2 p.m., el auditorio de la YMCA estaba lleno con unos 600 estudiantes coreanos que estaban estudiando en Japón. Estaba nevando. Los participantes se reunieron con el pretexto de una asamblea general de estudiantes para escapar de la atención de la policía, que estaba haciendo guardia en la entrada. Una vez abierta la reunión, los organizadores llevaron a cabo su plan original y realizaron una manifestación por la independencia de Corea.

La declaración de independencia se publicó en el escenario. Cuando un representante estudiantil lo leyó, el auditorio rugió con aplausos y gritos de alegría. Marcó el momento en que los coreanos se rebelaron contra el imperialismo japonés.

El edificio de la YMCA resultó dañado en el Gran Terremoto de Kanto de 1923 y se perdieron muchos documentos relacionados con los eventos de 1919. Además del monumento de piedra blanca, una placa de metal en relieve que copia la declaración cuelga en el pasillo del noveno piso del actual edificio de la YMCA. El documento fue redactado por Lee Kwang Su, quien era estudiante en la Universidad Waseda de Tokio y luego se convirtió en escritor.


Lee Kwang Su

"Comparado con el texto que se leyó (en Corea) en el movimiento independentista 3.1, el contenido es mucho más agresivo", dijo Kim Hong Myong, subdirector de la YMCA. La declaración termina con la siguiente declaración: "Si rechazamos nuestras demandas, libraremos una guerra sangrienta sin fin".

Después de la anexión japonesa de la península de Corea en 1910, el pueblo coreano se vio obligado a asimilarse como japonés. En las escuelas, a los estudiantes se les enseñaron materias con especial énfasis en el idioma japonés.

El dominio japonés que pisoteó la dignidad del pueblo coreano llevó a algunos a iniciar un movimiento clandestino por la independencia. Por ejemplo, Yo Un Hyung (Lyuh Woon Hyung), un activista independentista que huyó a Shanghai, formó el Partido Juvenil de Nueva Corea y estaba tratando de construir una red de simpatizantes que incluía a estudiantes coreanos que residían en Tokio.

Cuando el emperador Gojong de la dinastía Joseon de Corea murió en enero de 1919, circularon rumores de que había sido envenenado por agentes japoneses, lo que provocó una reacción violenta entre los coreanos. El principio de autodeterminación nacional - la idea de que las naciones no deben interferir en los asuntos de otras naciones - agregó impulso a la tendencia.

El concepto fue propuesto en la Conferencia de Paz de París de 1919 para negociar la paz después de la Primera Guerra Mundial.

El funeral del emperador Gojong

Algunos coreanos estaban haciendo planes para tomar medidas para promover la independencia a tiempo para el funeral de Gojong programado para el 3 de marzo. Fue en este contexto que la noticia de la concentración estudiantil en la YMCA en Tokio llegó a Corea. Uno de los participantes viajó de Tokio a Seúl, escondiendo un trozo de tela con una copia de la declaración impresa debajo de su sombrero. Aparentemente, las palabras tuvieron un profundo efecto en la Proclamación de Independencia de Corea del 1 de marzo. Otros estudiantes que participaron en el mitin de Tokio también regresaron a Corea y se prepararon para un movimiento de independencia en toda regla.

El movimiento 3.1 se originó en el Parque Tapgol de Seúl, anteriormente llamado Parque Pagoda y ahora considerado como un oasis para personas mayores. Justo más allá de la puerta, un enorme monumento de piedra grabado con la Proclamación de la Independencia de Corea se encuentra a la derecha. Al final del pregón aparecen los nombres de 33 personas con el título & quot; representantes del pueblo & quot. En realidad, sin embargo, fue un estudiante quien leyó el pregón ante los ciudadanos que se reunieron en el parque.

Bajorrelieves de bronce conmemoran la lectura del pregón el 1 de marzo en el Parque Tapgol

Las 33 personas cuyos nombres figuran en el monumento se entregaron a la policía inmediatamente después de leer la proclamación en un restaurante cercano. Hay varias explicaciones sobre su rendición. Algunas personas dicen que se entregaron para demostrar el principio de no violencia que defendían en la proclamación.

Se llevaron a cabo un total de 1.542 manifestaciones en toda Corea durante un período de tres meses. Se dice que participaron aproximadamente 2 millones de personas, o alrededor del 10 por ciento de toda la población en ese momento. En aquel entonces, los coreanos no tenían libertad de reunión o asociación. Tampoco existían medios para transmitir la voluntad del pueblo.

¿Cómo se extendió el independentismo por todo el país cuando los 'representantes del pueblo' estaban bajo custodia policial? Shin Yong Ha, un profesor distinguido de la Universidad de Mujeres Ewha, dijo que las organizaciones religiosas y las escuelas tomaron la iniciativa porque eran las únicas entidades a las que se les permitía realizar manifestaciones sin notificar a las autoridades con anticipación. Según Shin, los maestros de escuela y los seguidores del chondoísmo, una religión étnica en Corea, el cristianismo y el budismo, habían distribuido copias de la proclamación y las banderas de Taegukgi de Corea en todo el país. Todos los "representantes del pueblo" cuyos nombres aparecen en la proclamación también eran líderes religiosos.

Shin, que se especializa en la historia de los movimientos nacionalistas, dijo que las redes preorganizadas y las asociaciones incidentales produjeron un efecto sinérgico. "En los pueblos rurales, los activistas organizaron el movimiento en los días en que se celebraban los mercados para involucrar a la mayor cantidad de ciudadanos posible", dijo. Shin también señaló que el movimiento 3.1 tuvo un gran impacto en los movimientos nacionalistas fuera del país, particularmente al servir como un & quot; factor externo & quot; al movimiento 5.4 de China. De hecho, el movimiento independentista de Corea provocó repercusiones que llegaron a China.

Los activistas de la independencia de Corea que escaparon de la opresión japonesa huyeron a Shanghai y establecieron el gobierno provisional de la República de Corea, la inspiración del actual gobierno de Corea del Sur. Shanghai se convirtió en una de las bases del movimiento independentista coreano. Yo Un Hyung y Lee Kwang Su, quienes redactaron la declaración de independencia que se leyó en la YMCA coreana en Japón el 8 de febrero de 1919, estuvieron entre los que ayudaron a establecer el gobierno provisional. Un aspecto clave del movimiento independentista coreano en Shanghai es que sirvió de estímulo para los intelectuales chinos.

El movimiento 5.4 de China, que se convirtió en un movimiento patriótico a nivel nacional que involucró a trabajadores y agricultores de todo el país, comenzó en la Universidad de Pekín. El movimiento 3.1 de Corea llamó la atención de Li Dazhao y Chen Duxiu, ambos profesores de la Universidad de Pekín que más tarde fundaron el Partido Comunista Chino, y de Fu Sinian, líder del cuerpo estudiantil de la universidad. Presentaron activamente el movimiento de independencia de Corea en las revistas que editaban.


Un cartel de 1976 del Movimiento del Cuatro de Mayo (colección de Stefan Landsberger)

Si bien Corea no tenía medios propios, las revistas desempeñaron un papel destacado en el avance de los movimientos populares en China. En la Universidad de Pekín, profesores y estudiantes publicaron muchas revistas. En uno, Chen escribió: "Miren a los coreanos. ¿Qué estamos haciendo? & Quot

El Salón Conmemorativo de Beijing del Movimiento de la Nueva Cultura se encuentra en el Honglou (Edificio Rojo), anteriormente propiedad de la Universidad de Pekín, en la calle Wusidajie, una vía principal en el centro de Beijing. Si bien la sala muestra exhibiciones del movimiento 5.4, ninguna de ellas muestra ningún vínculo con el movimiento 3.1 de Corea.

Song Chengyou, profesor de la Universidad de Pekín que se especializa en historia del noreste de Asia, dijo que el archivo de la universidad tampoco incluye documentos que sugieran vínculos entre los dos movimientos. "La historia no se ve desde una perspectiva amplia", dijo. Song dijo que es un "problema" ver el movimiento 5.4 solo desde el punto de vista de la historia china. Dijo que no hay duda de que los movimientos 3.1 y 5.4 están relacionados ideológicamente. "El enemigo común (de Corea y China) era Japón, pero eran más que simples movimientos antijaponeses", dijo Song. "Debemos considerarlos como movimientos patrióticos y democráticos del pueblo contra el imperialismo".

'Democracia Taisho'

En ese momento, también estaban surgiendo movimientos populares en Japón. En julio de 1918, un año antes de los movimientos 3.1 y 5.4, las mujeres de la prefectura de Toyama realizaron una protesta contra el fuerte aumento del precio del arroz. Los disturbios, conocidos como "disturbios de quotrice", se extendieron por todo el país, lo que provocó levantamientos en las minas de carbón y enfrentamientos armados. El gabinete de Masatake Terauchi, que también fue el primer gobernador general japonés de Corea, dimitió, culpando por su incapacidad para controlar la situación.

El movimiento por el sufragio universal también se activó en esa época.

Nombrado en honor a la Era Taisho (1912-1926), este período llegó a ser conocido como la era de la "democracia Taisho" en la historia japonesa. Mientras Japón impulsaba la democracia en casa, estaba ejerciendo el imperialismo en el exterior. Sin embargo, algunos intelectuales japoneses se identificaron claramente con los movimientos 3.1 y 5.4.

Entre ellos se encontraba el destacado pensador y politólogo Yoshino Sakuzo, conocido como el padre de la democracia Taisho. Profesor de la Universidad Imperial de Tokio, ahora la Universidad de Tokio, Yoshino era cristiano y tenía contactos con estudiantes chinos y coreanos como director del YMCA de la universidad.
Incluso brindó asistencia financiera a algunos estudiantes que no podían pagar la matrícula. Inmediatamente después del movimiento 3.1 de Corea, Yoshino escribió en la revista Chuo Koron: “En ninguna parte del pueblo (japonés) hay 'autorreflexión'. Siempre que ocurre un movimiento contra uno mismo, el primer paso para resolverlo fundamentalmente debe ser la autorreflexión.

Con referencia al movimiento 5.4 de China, Yoshino escribió en la revista Toho Jiron: "Aquellos que boicotean a Japón en realidad están boicoteando a Japón como agresor". También escribió: "Debemos reconocer que Japón hoy tiene dos caras, la de un agresor y la de un pacífico. nación. & quot

Li Dazhao, líder del movimiento 5.4, era alumno de Yoshino cuando era profesor en una escuela de formación profesional en Tianjin, China. Los dos se mantuvieron en contacto y continuaron enviándose copias de las revistas que editaban. En 1920, un año después del movimiento 5.4, Yoshino invitó a un grupo de estudiantes de la Universidad de Pekín a través de Li, quien era profesor en la universidad. Además, Yoshino intercambió puntos de vista con Yo Un Hyung, quien lideró el movimiento 3.1 de Corea, en Tokio y lo promocionó como un "hombre que inspira respeto".

Durante los últimos años, Yonetani Masafumi, profesor asociado de la Universidad de Estudios Extranjeros de Tokio, ha estado discutiendo las relaciones de Japón con Asia Oriental en la historia moderna y contemporánea. Algunos de sus alumnos proceden de Asia. Yonetani dijo que muchos estudiantes dicen que su percepción de la historia cambia si la ven desde el punto de vista de "interrelación e interacción". Esto se debe a que solo estudiaron los eventos históricos desde el punto de vista de sus propios países.

Por ejemplo, la mayoría de los estudiantes japoneses ven a Yoshino solo como una figura destacada de la democracia Taisho y el movimiento por el sufragio universal, dijo Yonetani. "Los estudiantes se sorprenden al saber que Yoshino estaba interesado en los movimientos 3.1 y 5.4 y estaba cara a cara con coreanos y chinos", dijo Yonetani, un experto en la historia del pensamiento social japonés.

En Tokio, Seúl y Beijing, que este escritor visitó para investigar esta historia, la historia quedó profundamente grabada en monumentos y memoriales.


Un monumento dedicado al movimiento 5.4 se encuentra cerca
un antiguo edificio de la Universidad de Pekín en Beijing.

Pero, ¿cuántos japoneses saben hoy que el catalizador del movimiento 3.1 de Corea fueron los eventos que tuvieron lugar en Tokio? ¿Conocen los chinos la existencia de los coreanos, que contribuyeron al movimiento 5.4 del país? Una vez que se eliminan las barreras que separan las historias nacionales, se pueden ver aspectos importantes de la historia, como redes de personas y pensamientos que trascienden las fronteras nacionales.

Yoshino Sakuzo

Yoshino Sakuzo (1878-1933) fue una figura destacada en la era de la "democracia taisho" después de que defendiera a Minpon Shugi, o la política del pueblo, mientras se desempeñaba como profesor en la Universidad Imperial de Tokio, ahora la Universidad de Tokio. Nacido en Furukawa, ahora Osaki, prefectura de Miyagi, Yoshino se graduó de la universidad y fue a Tianjin, China, para trabajar como tutor privado del hijo mayor de Yuan Shikai. Posteriormente estudió en Europa.


Sakuzo Yoshino

Yoshino dedicó sus últimos años al estudio de la cultura de la Era Meiji (1868-1912).

Li Dazhao (1889-1927) estudió en la Universidad de Waseda en Tokio antes de ayudar a establecer el Partido Comunista Chino. Como jefe de un nuevo movimiento cultural, Li pasó gran parte de su tiempo editando revistas.


Durante el mandato de Li como bibliotecario jefe en la Universidad de Pekín, uno de sus ayudantes fue Mao Zedong. Li fue ahorcado en 1927 por camarillas militares que reprimieron a los comunistas. Su antigua casa en Beijing se abrió al público como un museo conmemorativo este año, 80 años después de su muerte.

Yo Un Hyung

Yo Un Hyung (1886-1947), un activista por la independencia de Corea con base en China, ayudó a establecer el gobierno provisional de la República de Corea en Shanghai en 1919. Después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, lideró el movimiento para la fundación de la República Popular de Corea, pero fue asesinado en 1947.

Yo Un Hyung

En Corea del Sur, Yo fue etiquetado durante mucho tiempo como izquierdista. Pero ha habido movimientos para reevaluar sus logros en los últimos años. En 2005, fue honrado póstumamente por el gobierno de Corea del Sur bajo la política del presidente Roh Moo-hyun de reexaminar el pasado.

Archivo de hechos: 5.4 movimiento

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial en Europa en julio de 1914, Japón, como aliado de Gran Bretaña, declaró la guerra a Alemania, que había avanzado hacia China. Japón capturó Qingdao en la península de Shandong, donde se basaban las fuerzas alemanas, y obligó al gobierno chino dirigido por Yuan Shikai a aceptar un conjunto de 21 demandas en enero de 1915. Las demandas incluían la entrega de concesiones alemanas en Shandong y la expansión de los intereses japoneses. en el sur de Manchuria.

En la Conferencia de Paz de París en enero de 1919, China exigió la devolución de la península de Shandong y la abolición de las 21 demandas, pero su solicitud fue rechazada. Al enterarse de esto, unos 3.000 chinos, incluidos estudiantes de la Universidad de Pekín, realizaron una manifestación en la Plaza Tiananmen de Beijing y realizaron manifestaciones el 4 de mayo para protestar contra el expansionismo japonés. Más de 30 estudiantes fueron arrestados por actos violentos, que incluyeron incendiar la casa de un funcionario projaponés que negoció las 21 demandas en nombre del gobierno chino.

El incidente provocó más disturbios y se convirtió en movimientos patrióticos en forma de boicot a los productos japoneses y huelgas de trabajadores en Shanghai, Wuhan, Tianjin y otras partes de China. Como resultado, el gobierno chino despidió a tres funcionarios que fueron etiquetados como projaponeses y ordenó a su delegación a la conferencia de paz que no firmara el tratado de paz. Lo que comenzó como un movimiento de resistencia antijaponés se convirtió en uno con objetivos mucho más amplios. Estos incluían la oposición al gobierno feudal de las camarillas militares y las demandas de libertad de pensamiento.

Archivo de datos: 3.1 movimiento independentista

Un movimiento de independencia antijaponés comenzó el 1 de marzo de 1919 y se extendió por Corea, que estaba bajo el dominio colonial japonés. El movimiento también se conoce como el Incidente de Mansei porque los manifestantes marcharon coreando & quotmansei & quot (independencia) y portando la bandera de Taegukgi.
El movimiento fue orquestado por líderes religiosos y estalló en Seúl, Pyongyang y otras ciudades importantes. En Seúl, los manifestantes salieron a las calles después de que se leyera la proclamación de la independencia ante una multitud en el parque Tapgol. El movimiento continuó durante unos tres meses. Tenía un alcance nacional.

En abril, soldados del ejército imperial japonés mataron a unos 30 residentes de Jeam-ri, una aldea agrícola en la provincia de Gyonggi-do, después de encerrarlos en una iglesia y prenderle fuego. Una serie de levantamientos dejó 7.509 muertos y 15.961 heridos, y otras 46.948 personas fueron encarceladas, según la historia del movimiento independentista coreano de Park Eun Sik.

El movimiento independentista 3.1 también sirvió como punto de partida de los movimientos de trabajadores, agricultores y mujeres en toda Corea.

Ésta es una versión ligeramente abreviada de un artículo que apareció en el International Herald Tribune / Asahi Shinbun el 29 de octubre de 2007. Publicado en Japan Focus el 31 de octubre de 2007.


Definiciones cambiantes de soberanía en el este de Asia del siglo XIX: Japón y Corea entre China y Occidente

La llegada de los principios de soberanía de Westfalia al Asia oriental del siglo XIX no fue un “shock” uniformemente transformador como comúnmente se asume. El orden sinocéntrico no desapareció repentinamente, sino que permaneció y evolucionó en un proceso de cambio gradual y controvertido. Sostengo que los entendimientos nacionales duraderos de la autonomía soberana afectaron la forma en que se interpretó la soberanía de Westfalia en Japón y Corea. Incluso cuando la estructura regional pasó de una jerarquía regional bajo China a un sistema estatal internacional liderado por Occidente, la lente de la jerarquía —el sentido de vulnerabilidad y la necesidad de alcanzar un estatus autónomo en un mundo de grandes potencias— permaneció sin cambios. Además, cada régimen gobernante en el este de Asia intentó reconciliar la soberanía de Westfalia con las prácticas diplomáticas existentes para proteger sus propios intereses dentro del orden sinocéntrico, lo que resultó en un nuevo sistema híbrido de relaciones interestatales que abarca las nociones de igualdad y jerarquía civilizatoria. Dentro de cada país, la disputa sobre la soberanía se produjo en múltiples etapas, impulsada por las relaciones de seguridad existentes y las políticas internas cambiantes que debaten los estándares en competencia de la civilización en la región.


Diplomacia disuasoria: Alemania

La conclusión del pacto nazi-soviético en agosto de 1939 fue un gran impacto para los grupos pro-alemanes del gobierno japonés, que consideraban a los rusos como peligrosos. Y después de que las fuerzas alemanas invadieron Francia y el resto de Europa occidental en la primavera y el verano de 1940, los japoneses empezaron a temer que Alemania también buscara el control político de la Indochina francesa y las Indias Orientales Holandesas.

. los japoneses estaban preocupados de que la influencia alemana estuviera afectando así sus intereses en el sudeste asiático.

Estos territorios eran parte de la ruta de suministro vital de Japón para hombres y materiales hacia y desde el continente chino, y los japoneses estaban preocupados de que la influencia alemana estuviera afectando sus intereses en el sudeste asiático. Tampoco se mostraron optimistas sobre las intenciones a largo plazo de Hitler.

El canciller Matsuoka, por lo tanto, abogó por fortalecer los lazos políticos con el Eje, y en septiembre de 1940 se concluyó un 'Pacto Tripartito'.

Al mismo tiempo, Japón se enfrentaba a un "cerco ABCD" de Estados Unidos, Gran Bretaña, China y los Países Bajos, todo lo cual amenazaba los mercados e intereses japoneses en Asia. Los japoneses se sintieron así obligados a fortalecer su propia posición más al sur y se embarcaron en un avance hacia el sur hacia la Indochina francesa. Esto ganó en intensidad el 22 de septiembre de 1940, después de que el gobierno de Vichy de influencia alemana en Francia diera su acuerdo a la política.

Los japoneses también iniciaron negociaciones con las Indias Orientales Holandesas para aumentar la cuota de exportaciones de petróleo a Japón en caso de que cesaran las exportaciones de petróleo de Estados Unidos.


Los coreanos protestan por el control japonés en el `` Movimiento del 1 de marzo '' de 1919

En 1905, Corea fue puesta bajo el dominio militar de Japón y en 1910 fue anexionada oficialmente como parte de la expansión imperialista de treinta y cinco años de Japón. En Corea, el período de dominio japonés (entre 1910 y 1945) se conoce generalmente como una "ocupación forzada japonesa", y hubo un descontento generalizado dentro de Corea por la gestión de Japón y el control estricto de la región.

La energía para un movimiento de independencia coreano creció entre 1910 y 1919, a medida que la población en general se educó cada vez más y estaba dispuesta a enfrentarse a los japoneses. El resentimiento general estalló en una protesta a gran escala el 1 de marzo de 1919, poco más de un mes después de la muerte del emperador Gojong de Corea. Un poco más de un año antes, el presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, había dado su famoso discurso de los Catorce Puntos que aparentemente sirvió como punto de reunión para los estudiantes y líderes comunitarios en sus esfuerzos por formar un fuerte movimiento de independencia. Los eventos que siguieron se conocen como el Movimiento Primero de Marzo, el Movimiento de Independencia de Samil o las Manifestaciones de Manse.

En enero de 1919, los coreanos que vivían en Shanghai formaron la Asociación de Jóvenes de Nueva Corea y enviaron representantes a Francia, Corea, Japón, Manchuria, Siberia y otros para reunirse con líderes y buscar nuevas formas de avanzar hacia la independencia de Corea. Esto provocó la formación de una nueva organización de estudiantes en Tokio, que se llamó a sí misma el Cuerpo de Independencia de la Juventud de Corea. Se reunieron el 8 de febrero en Tokio y pidieron la independencia de Corea.

Estos catalizadores internacionales, tanto el concepto de autodeterminación nacional de Woodrow Wilson como el creciente apoyo de los grupos coreanos internacionales, dieron esperanza a los coreanos que presionan por la independencia de Japón. Se reunieron treinta y tres líderes, compuestos por metodistas (nueve de los treinta y tres), protestantes (siete de los treinta y tres), ch'ondogyo (quince de los treinta y tres) y budistas (dos de los treinta y tres). -tres) líderes religiosos. Este grupo fue dirigido por Son Pyongo-hui, Yi Sung-hun y Han Yong-un. Juntos redactaron una declaración de independencia de Corea y se prepararon para difundirla por todo el país.

La muerte del emperador, un firme partidario de la independencia de Corea, llevó a muchos dolientes a la ciudad capital de Seúl para el funeral, que iba a tener lugar el 3 de marzo. El 1 de marzo, los treinta y tres líderes proclamaron la independencia de Corea y anunciaron una serie de protestas no violentas a punto de comenzar en todo el país. Después de presentar la declaración, los treinta y tres líderes enviaron copias de la declaración a activistas de todo el país, llamaron a la policía para explicar lo que habían hecho y fueron arrestados de inmediato. Después de ese punto, la campaña por la independencia no tuvo un líder primario.

Los activistas realizaron manifestaciones no violentas en Seúl, Ansong, P'yongyang, Chinnamp'o, Uiju y Wonsan el 1 de marzo, y durante los dos días siguientes los grupos organizaron más manifestaciones y marchas en Hwangju, Sangwon, Kaesong, Suan, Anju, Sonchon, y la gran mayoría de las ciudades y pueblos del país. Los manifestantes fueron escolares, amas de casa, agricultores, artesanos, así como políticos, intelectuales y líderes religiosos. Estas protestas estaban diseñadas para atraer la conciencia de los japoneses y estallaron de manera impredecible en todo el país. Sin embargo, la respuesta de los poderosos japoneses fue brutalmente violenta. Para el 10 de abril, más de 300 ciudades habían realizado desfiles no violentos, manifestaciones y redadas no violentas de estaciones de policía, oficinas de correos y otros puestos de avanzada japoneses. Más de 200 de ellos se encontraron con violencia cuando las fuerzas japonesas dispararon contra la multitud.

El 5 de marzo, se esperaba que los estudiantes regresaran a la escuela, pero ninguno llegó. Los estudiantes continuaron protestando junto con el resto de la población, mientras las fuerzas japonesas mataban o torturaban a los manifestantes e incendiaban edificios, incluidas escuelas. Los manifestantes también intentaron boicots intermitentes, que no pudieron sostener. En total, los grupos independentistas realizaron más de 1500 concentraciones de protesta, en las que participaron más de dos millones de civiles. Se estima que el número de muertos ronda los 7.500, junto con 46.000 detenciones.

La gente continuó protestando hasta mediados de abril, pero continuó siendo brutalmente reprimida por los japoneses, quienes, aunque no estaban dispuestos a permitir la independencia de Corea, cambiaron su método de gobierno para ser más aceptable para los coreanos. Algunos de los cambios realizados incluyeron el cambio de la fuerza policial militar por una formada por civiles y permitir un grado limitado de libertad a la prensa coreana. La protesta también provocó la creación del Gobierno Provisional de la República de Corea, un gobierno parcialmente reconocido en el exilio que jugó un papel importante en la historia de Corea durante las próximas décadas.

A pesar de que la campaña no logró su objetivo de independencia, el Primero de Marzo se celebra hoy como fiesta nacional tanto en Corea del Norte como en Corea del Sur. La campaña por la independencia de Corea es recordada como el acto de resistencia más serio contra el poder japonés de su tiempo y como un ejemplo canónico de lucha noviolenta contra un poder extranjero.


Cómo distinguir a los japoneses de los coreanos y chinos

¿Puedes saber si una persona proviene de un país específico con solo mirar su apariencia inicial? Quizás mires su cabello, la forma de su rostro o su ropa, y puedas intentar adivinar su país de origen antes de escucharlos hablar. Antes de venir a Japón, no tenía idea de cómo distinguir a los japoneses, coreanos y chinos entre sí. Mientras estudiaba en la universidad en Japón como estudiante internacional, tuve más de una experiencia de confundir a los chinos y coreanos con los japoneses y hablarles japonés. Por lo general, eran de China o Corea, totalmente nuevos en Japón y tenían que corregirme.

Por supuesto, asumir erróneamente la nacionalidad de alguien no es el crimen del siglo, y la mayoría de la gente entenderá y corregirá cortésmente el error. Pero ser capaz de distinguir rápidamente al notar solo algunos pequeños detalles puede ayudarlo a evitar una situación incómoda.

Este artículo se centrará en algunas diferencias y similitudes de estas tres nacionalidades, y en qué buscar cuando conoces a alguien por primera vez, lo que podría darte una idea de su procedencia. Esto se basa en características culturales y naturales y es de mi propia experiencia personal de tener muchos amigos de Japón, Corea y China. Con suerte, puede evitar la misma vergüenza que yo y poder adivinar correctamente de dónde es alguien & # 8211 o al menos saber si es japonés o no.

Los orígenes de estas tres nacionalidades son muy diferentes, lo que da peso a la afirmación de que, aunque pueden compartir algunos rasgos, en realidad son muy diferentes entre sí.

Quizás podría compararse con los orígenes de los colonos europeos, donde los escandinavos generalmente tienen una mayor proporción de personas con cabello rubio y piel más pálida, por ejemplo, y las personas del Mediterráneo tienden a ser más oscuras y con cabello castaño. Para las personas que viven en Occidente, estas diferencias pueden ser fácilmente perceptibles, pero para las personas en otras partes del mundo, ¡pueden parecer muy similares!

En primer lugar, las raíces japonesas son mixtas, pero se acepta que se han originado en gran medida en el sureste de Asia e Indonesia. En la historia, como el período de embargo autoimpuesto del país & # 8217 & # 8220Sakoku & # 8221 donde no se permitía la entrada de forasteros al país, Japón no ha tenido mucha migración, y por esta razón, son bastante homogéneos con poca influencia genética. de otros lugares.

China es un país enorme con muchas minorías diferentes que mezclan diferentes genéticas. La mayoría, el pueblo Han, tiene sus raíces en el centro-norte de China, pero debe recordarse que China está formada por minorías con influencia de Mongolia, Oriente Medio y Rusia. Por lo tanto, las apariencias también varían según la zona de China.

En cuanto a los coreanos, está ampliamente aceptado que los orígenes coreanos se remontan a los primeros asentamientos en el sur de China y Taiwán. Sin embargo, existe un acuerdo universal de que, en términos relativos, los tres países han estado bastante aislados en la historia reciente, lo que ha resultado en una sociedad bastante homogénea en cada uno. Después de todo, sus idiomas son completamente diferentes, por lo que es fácil aceptar que sus apariencias también tienen diferencias.

1. Piel

Los japoneses, coreanos y chinos son generalmente similares en cuanto a su tipo de piel. Su tono de piel es básicamente el mismo o un color muy similar, aunque esto puede ser muy diverso entre los grupos minoritarios en los tres países. Por ejemplo, las personas del norte de Japón, como Aomori y Hokkaido, donde hace frío, tienden a ser más pálidas, pero en las áreas del sur como Kyushu y la región tropical de Okinawa, las personas pueden ser mucho más oscuras. Las diferentes áreas de China también tienen tonos de piel variados, al igual que las personas en otros continentes.

Según la investigación, su piel es más resistente al envejecimiento que algunos otros tipos de piel. De hecho, mi propia experiencia en Japón es que a menudo subestimo enormemente las edades de muchas personas aquí. Su piel de porcelana tiende a ser clara y suave y permanece así por más tiempo.

Sin embargo, este tipo de piel también puede ser extremadamente sensible al medio ambiente, en particular a los productos químicos y fuertes para la piel. Por esta razón, la publicidad de productos de belleza y cuidado de la piel es un gran negocio en los países asiáticos. Los japoneses, coreanos y chinos tienden a tener más cuidado con los productos y tratamientos que usan en su piel. Esto, a su vez, significa que están utilizando más ingredientes orgánicos en sus productos de belleza, lo que ayuda a las mujeres a mantener una piel sana y sin daños incluso a medida que envejecen.

¡Esta es una similitud definida de las tres nacionalidades y puede conducir fácilmente a casos de identidad errónea! Sin embargo, es importante recordar que las minorías en estos países tienen diferentes tonos y características, así como las personas que son mestizas.

En primer lugar, es importante decir que la forma del cuerpo difiere enormemente entre las personas. Cualquiera puede comer demasiada pizza y tener sobrepeso, o hacer ejercicio todos los días y parecerse a Hulk. Las personas flacas y gordas existen en todo el mundo y, aunque puede afectar su tamaño, la etnia no necesariamente determina cuánto pesará.

Se podría decir que la forma del cuerpo es una mezcla de genes, dieta y estilo de vida. Sin embargo, generalmente se observa que las personas de Corea, China y Japón tienden a ser de estatura baja y complexión delgada similar en comparación con las personas de otras partes del mundo. La estatura media de los hombres en Japón, por ejemplo, es de 171,2 cm (5 & # 8242 7,4 & # 8243) en comparación con 178,2 cm (5 & # 8242 10,2 & # 8243) en los EE. UU. (Los datos son de wecare4eyes.com). La altura media de los hombres chinos y coreanos es de 169,4 cm (5 & # 8242 6,7 & # 8243) y 175,26 cm (5 & # 8242 9 & # 8243), respectivamente.

Curiosamente, sin embargo, esto podría estar cambiando pronto, particularmente en China, donde la comida rápida se está volviendo cada vez más popular.Las tasas de obesidad en China han aumentado significativamente y no está claro si esto tendrá un efecto a largo plazo en el peso promedio e incluso en la altura de la población.

También se puede observar que los surcoreanos se han vuelto gradualmente más altos a lo largo de las décadas a medida que el país se ha vuelto más desarrollado. En un triste contraste, las personas en la subdesarrollada Corea del Norte no parecen haber visto el mismo aumento de altura y el promedio es de 165,6 cm, según disabled-world.com & # 8211. lo que dice mucho sobre las influencias externas sobre el tipo de cuerpo.

Estas tres nacionalidades de personas pueden parecer algo similares, pero si miras de cerca, notarás algunas diferencias reales en los rasgos faciales. La cara japonesa es generalmente más larga y ancha, mientras que la cara coreana tiene una mandíbula más prominente y pómulos más altos. El rostro chino varía, pero se dice que los chinos Han tienen un rostro más redondo.

Cuando se trata de las & # 8220windows del alma & # 8221, los ojos, los ojos japoneses a menudo se describen como más grandes y en ángulo hacia abajo, al contrario de los ojos chinos, que generalmente están en ángulo hacia arriba. Los coreanos suelen tener ojos más pequeños. Pero, de nuevo, esta es una generalización y puede variar enormemente.

2. Estilo de vestir

Mi amigo japonés me dijo que es fácil saber si una persona es japonesa, china o coreana. ¡Mira cómo se visten!

Los japoneses valoran la armonía y la uniformidad, por lo tanto, cuando se visten, buscan mezclarse con la mayoría. Los colores sencillos, sencillos y sutiles son la clave del atuendo típico japonés. Nada debería destacar demasiado. He observado que usar trajes es muy común en Japón. Ya sea para una presentación final en la escuela, una pasantía laboral, una entrevista de trabajo o una graduación, los hombres japoneses suelen llevar traje. También tienden a usar únicamente camisas blancas y corbatas negras. Se espera que se mezcle con la norma.

A diferencia de los japoneses, la mayoría de los coreanos usan atuendos brillantes y más coloridos. Recuerdo que mi amiga coreana dijo durante su presentación de cultura en la escuela que, a diferencia de Japón, pueden usar vestidos bonitos y coloridos cuando hacen sus pasantías y especialmente durante las entrevistas de trabajo. Además, la ropa de moda coreana va con la tendencia, mientras que la ropa de moda japonesa pone más énfasis en pequeños toques personales.

En cuanto a los chinos, según mis propias observaciones, tiende a ser bastante heterogéneo, incorporando influencias de la moda japonesa, la ropa de estilo occidental y las tendencias del sudeste asiático. Los jóvenes chinos están teniendo mucha influencia de la moda japonesa.

3. Maquillaje

Cuando las mujeres japonesas se maquillan, usan tonos neutros & # 8220natural & # 8221 para el estilo & # 8220 sin maquillaje & # 8221. También hay algunas modas extremas como el ganguro que van y vienen. Las chicas chinas prefieren el look ahumado y el lápiz labial rojo, y las mujeres coreanas a veces prefieren el look & # 8220straight brow & # 8221 (ajustando las cejas para que parezcan más horizontales). Por supuesto, cada persona es diferente y tiene su propio estilo personal, así que tómate esto con una pizca de sal.

Otro punto a tener en cuenta es que los japoneses a menudo usan maquillaje blanqueador, y hay un poco de preferencia por lucir una piel más clara que el color natural de su piel. Esto también se está volviendo algo popular en China ahora, donde las prácticas de maquillaje a menudo están influenciadas por Japón. Corea parece estar un poco menos a favor de esto, pero por otro lado, Corea del Sur es grande en cirugía plástica, por lo que esa podría ser otra diferencia a considerar.

Incluso hasta ahora, después de vivir en Japón durante bastante tiempo, sigue siendo un desafío para mí distinguir entre estas tres nacionalidades. Incluso las personas de países geográficamente cercanos pueden tener orígenes muy diferentes y verse totalmente diferentes. Lo más importante que debemos recordar es que todos somos totalmente diferentes en nuestras características y rasgos de personalidad. Como dice la famosa cita, “Recuerda siempre que eres absolutamente único. ¡Cómo todo el mundo!"

Con suerte, con estas cosas a tener en cuenta, podrá hacer una suposición fundamentada de dónde es una persona. ¿Qué tipo de ropa están usando? ¿Cómo es la forma de su cara? ¿Qué tipo de estilo es su maquillaje? La próxima vez que conozca a alguien nuevo, vea si puede adivinar de qué país es. Y si todo lo demás falla, ¡puedes preguntarles!


Estalla una guerra comercial

El año pasado, un tribunal de Corea del Sur dictaminó que los coreanos podían demandar a las empresas japonesas por los daños sufridos durante el período de guerra.

Esas empresas incluyen Nippon Steel y Mitsubishi Heavy Industries, uno de los conglomerados más grandes del mundo.

"El tribunal de Corea del Sur falló a favor de tres demandantes de edad avanzada, y el tribunal otorgó aproximadamente $ 80,000 en compensación", dice el profesor Dudden.

Ella señala que eso & # x27s una gota en el balde - & un fin de semana de cuotas en un torneo de golf & quot - para estas empresas.

"Así que no estamos hablando de romper la industria", dice.

El profesor Brazinsky dice que para la mayoría de los coreanos, no se trata de dinero.

"Quieren algún reconocimiento de su sufrimiento, tanto del gobierno de Corea del Sur como de Japón, y de las empresas japonesas que infligieron esto", dice.

Pero en respuesta al fallo judicial, el gobierno y las empresas japonesas señalaron colectivamente al pasado.

"[Dijeron] & # x27No, 1965 resolvió todo eso & # x27", dice el profesor Dudden.

Luego, los abogados surcoreanos tomaron medidas para incautar los activos de las empresas japonesas afectadas por el fallo.

Japón respondió eliminando a Corea del Sur de su lista blanca de naciones comerciales más favorecidas.

Los ciudadanos surcoreanos respondieron negándose a comprar productos japoneses y protestando.

Escuche el podcast

Rear Vision coloca los eventos contemporáneos en su contexto histórico, respondiendo a la pregunta: "¿Cómo llegó a esto?"

"Japón afirma que su decisión de eliminar a Corea del Sur de la lista blanca de socios económicos más favorecidos está relacionada con preocupaciones de seguridad, pero yo no he visto ninguna evidencia creíble de eso", dice el profesor Brazinsky.

"Creo que el momento de estas decisiones para comenzar a tomar represalias contra Corea del Sur económicamente es, por supuesto, muy sospechoso porque viene inmediatamente después de estas decisiones de los tribunales de Corea del Sur".

El profesor Dudden está de acuerdo en que la guerra comercial actual "no tiene nada que ver con la economía y la seguridad".

"Esto tiene mucho que ver con las diferentes posiciones sobre cómo interpretar la historia de las relaciones entre Japón y Corea antes de 1945, que desafortunadamente en sí mismas se han convertido en amenazas a la seguridad en un entorno ya volátil", dice.

Lo que probará el bálsamo esta vez aún está por verse.

RN en su bandeja de entrada

Obtenga más historias que van más allá del ciclo de noticias con nuestro boletín semanal.


Ver el vídeo: Розовый грех Dtra Barb See Chompoo Клип к сериалу (Enero 2022).