Nuevo

El niño en la cima de la montaña (J. Boyne)


Después El niño con el pijama de rayas y Mi padre fue a la guerra, John boyne nos entrega con El chico en la cima de la montaña, una nueva novela aún tan original, conmovedora y muy emotiva sobre la Segunda Guerra Mundial. A través de la visión cándida e ingenua de un niño, le interesa inscribirse en una ideología siniestra: el nazismo por supuesto. El autor irlandés nos presenta así al joven Pierrot, más francés y amable que nunca, convirtiéndose en el cruel y cínico Pieter, orgulloso miembro de las Juventudes Hitlerianas.

Resumen

Pierrot vive en paz en París con sus padres, su perro D'Artagnan y su mejor amigo Anshel. Sin embargo, su padre lo está haciendo mal, un ex soldado alemán casado con una mujer francesa, sufre traumas de la Gran Guerra. Pierrot ve luego derrumbarse su entorno familiar, ante todo por los ataques de violencia de su padre, una violencia que lo lleva al suicidio. Pero el drama no termina ahí: la enfermedad no tarda en llevarse a su madre. Pierrot, huérfano, es finalmente acogido por su tía, de la que no sabe nada, salvo que es institutriz de una gran residencia en Austria. Pero no cualquier casa, porque es Berghof, la residencia de Hitler. Es una nueva vida que comienza para el niño, una vida que lo cambiará profundamente.

Nuestra opinión

John Boyne no está perdiendo el tiempo. Desde el primer capítulo sabemos que estaremos ante una novela emocionalmente intensa y triste. Con una formidable facilidad de redacción que permite el acceso de este libro a un público joven -el libro es publicado por Gallimard Jeunesse-, nos lleva con inteligencia y pedagogía a los daños colaterales de la guerra. No los resultantes de batallas o masacres sino el daño psicológico de los que sabían pero no hicieron nada, o peor aún, que fingían no saber. Nos muestra el cambio despiadado de un niño ciertamente ingenuo pero sin embargo inteligente ante el desarraigo y lo desconocido, un niño que poco a poco se convierte en un monstruo junto al que toma como modelo y protector: Hitler. Este sería el único inconveniente que podríamos aportar a esta novela histórica, la "conversión" de Pierrot en Pieter con una rapidez y sencillez radical. Lo cierto es que John Boyne plantea múltiples e interesantes cuestiones: la inocencia y vulnerabilidad del niño, la pérdida de referencia y matrícula, el peso de la responsabilidad y el sufrimiento incluso en la reconstrucción de 'después de la guerra con el deber de recordar.

En el lado histórico, la historia encaja hábilmente en los eventos de la Segunda Guerra Mundial. La acción que se desarrolla en un entorno rural y tranquilo, alejado de todo bullicio, el autor sabe relacionarnos con la realidad con pequeños detalles, diseminados con esmero a lo largo de las páginas. Evidentemente, estamos pensando en la presencia de personas del entorno directo de Hitler como Himmler o Goebbels pero también en otras menos conocidas como el arquitecto Albert Speer presentando planos para un Berlín de posguerra o el la cineasta Leni Riefenstahl haciendo una película de propaganda. John Boyne nos sumerge así en su historia y nos desafía con mayor eficacia, lo que no deja de provocar fuertes resonancias con nuestra actualidad.

John Boyne, El niño en la cima de la montaña, Éditions Gallimard Jeunesse, París, 2016.


Vídeo: El Niño en la Cima de la Montaña. Reseña #2 (Julio 2021).