Diverso

Egipto en una encrucijada (1920-1930)


Egipto en la década de 1920 se encuentra en un punto de inflexión en su historia. Estos últimos aceptan recibir una delegación de opositores, encabezada por Saad Zaghloul: es el Wafd, que se convierte en el núcleo de la protesta. Al mismo tiempo, las ideas reformistas de Abduh y, en menor medida, el wahabismo, están comenzando a infundir los debates del Islam egipcio.

Revuelta e independencia

La actitud británica intensifica la situación, es un verdadero diálogo de sordos con el Wafd. Iniciadas el 13 de noviembre de 1918, las negociaciones terminaron diez días después con el fin de que los británicos se negaran a aceptar las reclamaciones egipcias de independencia, pero en consonancia con la declaración de Wilson sobre el derecho de los pueblos a tenerlas. sí mismos.

Mientras el Wafd pidió ayuda a Francia y Estados Unidos, las autoridades británicas optaron por deportar a Saad Zaghloul y su familia a Malta en marzo de 1919. Esto desencadenó una verdadera insurrección nacionalista en Egipto, liderada principalmente por la burguesía urbana y los pequeños notables rurales, pero donde también notamos una alianza entre coptos y musulmanes. La represión británica dejó alrededor de mil muertos, pero Gran Bretaña finalmente tuvo que ceder en febrero de 1922. Sin embargo, el régimen establecido era monárquico (una monarquía constitucional) y los británicos se concedieron dominios reservados. La tensión no disminuye con la formación del primer gobierno en torno al rey Fouad I, en contra del consejo de Zaghloul y sus seguidores.

Un régimen constitucional y liberal

La escisión dentro de la clase política egipcia se prolongó a lo largo de la década de 1920. Por un lado, los grandes terratenientes, sin ninguna base social real en el país, que en 1922 formaron el partido de los constitucionalistas liberales, se hicieron cargo. origen de la Constitución de 1923; son partidarios de un sistema parlamentario oligárquico, sólo una élite que creen que puede gobernar Egipto. En el otro extremo del espectro político, el Wafd, con una composición heterogénea (notables rurales, clases medias, profesiones liberales, burguesía industrial, ...), y dirigido hasta 1927 por Saad Zaghloul.


La Constitución de 1923 convierte al Islam en la religión del estado, pero garantiza la protección de otros cultos y la libertad de conciencia. También es un sistema parlamentario bicameral, que deja un margen de maniobra real al rey Fouad I.

La estabilidad dista mucho de estar garantizada y los conflictos se concentran durante el período de entreguerras en torno al Alto Comisionado británico, el Palacio (con tentaciones autocráticas) y los sucesivos gobiernos, debilitados ellos mismos por fuerzas opuestas. (los hombres del Palacio; los liberales-constitucionalistas; el Wafd). Paradójicamente, aunque no está en el origen, el Wafd hace de la Constitución un dogma, Saad Zaghloul incluso juró por Alá, en 1925, que haría cualquier cosa para garantizarlo.

Egipto y la cuestión del califato

A nivel del mundo musulmán, el contexto es igualmente fundamental con la abolición del califato en 1924 por Atatürk. Egipto fue el corazón del califato chiíta fatimí desde 969 hasta 1171, y el rey Fuad I, si no reclama oficialmente el título, deja que sus seguidores lo hagan por él. Por tanto, cuenta con el apoyo de los ulemas que piden la apertura de un Congreso Islámico en El Cairo para la restauración del califato. En contraste, tanto el Wafd como los constitucionalistas liberales se oponen a esta idea, mucho más interesados ​​en la afirmación de la nación egipcia y su soberanía.

Es en el mismo contexto donde estalla el caso de Abderraziq (o Ali Abdel Raziq), un 'alim que pretende demostrar que el califato no es islámico en absoluto. Es cercano a los constitucionalistas liberales, y su libro Islam y los cimientos del poder está prohibido por los ulemas de Al-Azhar, probablemente bajo la influencia del rey Fuad.

Un Congreso se reunió en El Cairo en 1926 para decidir que, en última instancia, la restauración del califato estaba en un estado imposible. Al mismo tiempo, Ibn Sa'oud se reúne en La Meca una conferencia islámica donde, si tampoco lo dice explícitamente, se evoca la idea de un califato saudí ... Junto a Sa'oud, un hombre que Tendrá alguna influencia en Egipto, Rachid Rida.

Una escena pública egipcia en crisis

La vida pública de Egipto no solo está agitada por las rivalidades entre el poder real y los partidos políticos, sino también por una intensa vida intelectual y también escisión. La principal diferencia está entre, por un lado, aquellos a quienes Rachid Rida llama los "francizados", es decir, los intelectuales occidentalizados, y por el otro, las personalidades que reclaman una herencia musulmana religiosa, histórica y cultural.

Esta competencia se ilustra concretamente en la rivalidad entre Al-Azhar y la universidad nacional creada por Fouad Ier en 1925. Estalló un “negocio”, como el que afectó al escritor Taha Hussein en 1926, condenado por Al-Azhar para poemas considerados blasfemos.

De manera más amplia, la división se refiere a los referentes con los que Egipto debe identificarse para construir su identidad como nación independiente: si unos quieren volver a la era preislámica, y más aún a la de los faraones, otros por otro lado. Insisten en la naturaleza mediterránea, como Taha Hussein. A finales de la década de 1920, sin embargo, fue el referente islámico el que ganó cada vez más importancia en la sociedad y la política egipcias.

Intentos alternativos en la década de 1930

Las dificultades del liberalismo político se acentuaron a principios de la década, el descrédito cayó gradualmente sobre el régimen, y la prioridad pasó a ser cada vez más la soberanía nacional.

Observamos el regreso de la influencia británica (que nunca terminó realmente) mediante, en el contexto del ascenso del fascismo italiano, la firma con Egipto de un tratado de alianza perpetua, que amplía la soberanía egipcia al tiempo que permite el estacionamiento del ejército británico. El tratado fue firmado en agosto de 1936, Egipto se convirtió en un estado cliente de Gran Bretaña, lo que disgustó mucho a los nacionalistas más radicales.

El otro factor de agitación política en la década de 1930 provino de la influencia en Egipto de los fascismos occidentales, considerados por ciertas élites más capaces de garantizar el orden que los regímenes parlamentarios inestables. Estos fascismos también defienden temas que encuentran cierto eco en Egipto, como la unidad nacional, la supervisión eficaz de la juventud y el culto al líder.

Egipto estaba experimentando en este momento profundas convulsiones sociales con el surgimiento de una clase media y la llegada de las masas a la escena política. Ciertos intelectuales se adaptaron luego a la nueva situación, como Muhammad Hussein Heykal, un liberal-constitucional que publicó en 1935 un Vida del profeta que tiene mucho éxito, impulsado por el creciente gusto de los egipcios por todo lo relacionado con el Islam.

El aumento de las tensiones sectarias

Desde el debate sobre el califato, el Wafd es acusado de ser el "partido de los coptos", opuesto a la restauración del Califa por odio al Islam. Esto no evita tensiones con pretexto religioso entre el propio Wafd y los constitucionalistas liberales. Los estudiantes de Al-Azhar también lo están haciendo, sin dudar en 1937 en manifestarse en contra de la decisión de permitir que los no musulmanes no asistan a las clases del Corán en las escuelas públicas.

El contexto también se ve agravado por el creciente proselitismo de las misiones cristianas, principalmente francesas, juzgadas con dureza por Rachid Rida. Este momento, que combina crisis política, cambios sociales y tensiones religiosas, es propicio para el surgimiento de la Sociedad de los Hermanos Musulmanes, fundada por Hassan al-Banna en 1928, o para la creación del movimiento Joven Egipto (Misr al- fatat) de Ahmad Hussein en 1933; su lema: "Dios, la patria, el rey".

Bibliografía

- H. Laurens, El Oriente árabe (arabismo e islamismo de 1798 a 1945), A. Colin, 2004.

- N. Picaudou, Islam entre religión e ideología (Ensayo sobre la modernidad musulmana), Gallimard, 2010.

- Egipto en el siglo 1901-2000 (colectivo), en Egipto / mundo árabe, Complejo, 2003.

- C. Ayad, Geopolítica de Egipto, Complejo, 2002.


Vídeo: 9 Descubrimientos misteriosos MÁS RECIENTES de Egipto (Junio 2021).